Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Vence el miedo y atrévete a dar el salto

Por Tatiana Gutiérrez | Publicado en Interés General | 16 de diciembre, 2015

saltarLos problemas profesionales, la familia, el tiempo, las responsabilidades en la empresa, la economía; todos estos factores podrían influir de manera negativa en nuestros planes de vida, sin embargo, para el consultor Mario Borghino, y autor de distintos libros sobre liderazgo y negocios, todas son excusas que se esconden detrás de un factor: el miedo.

“El temor ha sido el factor más determinante en ganarle la vida a las personas, estos miedos provocan que las personas no arriesguen y no asuman la responsabilidad de querer alcanzar lo que tanto anhelas. Por desgracia siempre está el temor por arriba de los objetivos”, comenta el autor en entrevista para AltoNivel.com.mx

¿Cómo afecta el miedo a nuestro desarrollo profesional? Pocos son los que se dicen exitosos, aunque hay muchos con grandes ideas. Por ejemplo: ¿La idea de crear un teléfono inteligente que fuera amigable con el usuario, era exclusiva de Steve Jobs? Decenas de intelectuales y compañías trabajaban tras ese objetivo, la realidad es que sólo uno se atrevió a desafiar los estándares de lo conocido.

Otro claro ejemplo de que aquellos que arriesgan obtienen mayor ganancia y reconocimiento es el caso de Facebook, la idea de crear una red social donde la gente interactuara no era exclusiva de Mark Zuckerberg, antes de esta red social existieron ideas como Hi5, MySpace, FriendSter o Tuenti. La diferencia entre éstas y Facebook fue la capacidad de hacer negocios.

Entonces, ¿qué es lo que nos prohíbe a dar el paso determinante para concluir nuestras ideas? En su libro “El Gran Salto de su Vida; Preguntas y respuestas para liberarse de las limitaciones y descubrir su enorme potencial”; Borghino describe dos factores importantes en los que debemos trabajar para transformarnos y exterminar nuestras propias limitaciones:

En busca de la felicidad

“La ciencia de la felicidad nos permite entender que los factores externos no son los únicos que determinan el que seas o no exitoso. La realidad es que estos factores nos dan felicidad de manera momentánea, no sabemos por dónde buscar, por dónde ir y eso nos prohíbe encontrar el sentido de la vida. Estamos buscando afuera lo que ya tenemos adentro”, indica el autor.

Para ello, Borghino asegura que lo primero que debes hacer es ‘cambiar el guión de tu vida’ preguntándote: ¿Qué quiero que suceda con mi vida? ¿A dónde quiero ir? y ¿Qué rumbo debo tomar? Sí, sabemos que se escucha fácil, pero puede ser más complicado de lo que parece. De esta manera, el autor nos brinda algunos consejos que pueden ayudarte a definir el guión de tu vida:

1. Define prioridades. Es muy común que ‘todo’ parezca importante, pero la realidad es que pocas cosas son prioridad. Asegúrate de realizar una lista que te permita analizar, de manera objetiva, las prioridades de cada componente de tu vida. Pon en la lista: el trabajo, dinero, felicidad, familia, ejercicio, educación, espiritualidad y salud; al lado de ellos los objetivos y prioridades de cada uno. ¡Esto seguro te ayudará a delimitar!

2. Define los problemas subyacentes. Sí, estamos hablando de los pretextos. Es importante que definas cuáles son las cosas que te limitan a atender cada componente de tu vida, desde la parte económica, hasta la emocional y de las capacidades. Sé objetivo y realista.

3. Ten la voluntad de ser feliz. Sabemos que existen factores externos que pueden evitar el cumplir tus sueños, sin embargo, entiende que éste es el menor de tus males, cuando alguien está convencido de lo que desea, sabe cómo y por dónde empezar. ¡Date la oportunidad de ser feliz!

Caminando hacia el éxito y la importancia de creer

“El enemigo del éxito es el temor, porque lo intentas y abandonas. Las personas que verdaderamente quieren el éxito, son personas con mucha energía que están dispuestas a fracasar hasta encontrarlo. Es decir: hay que aprender a fracasar; la gente ve el fracaso como una connotación emocional y no lo ve como un evento aislado, un propulsor”, comenta Borghino.

Lo primero que hay que entender que el fracaso no es un problema particular del sujeto, sino del rol que desempeña. Es decir, no es que tengas algo que te imposibilite hacer las cosas ‘bien’, sino es una falla en el desempeño de ese rol; tiene solución y tú puedes modificarlo.

Para hacerlo, tienes que creértelo. ¿Cuántas veces te has dicho que no puedes hacerlo o que no sirves para ello? Ahora piensa, ¿cómo me perjudica el hablar mal de mí? Para ser exitoso debes creer en que puedes serlo, esta es la primera regla para ser candidato al éxito personal y profesional. Quítate la idea de que no lo lograrás y siembra pensamientos positivos, verás que las cosas serán mucho más sencillas.

Ante la importancia de creer, el autor nos brinda algunas ‘creencias positivas’ que debemos poner en práctica:

– Cuando fracaso, no soy yo quien falla, sino la situación que elegí: por lo tanto no tengo que sentirme frustrado y debo elegir de nuevo.

– Siempre hay una forma diferente de hacer las cosas. Debo seguir buscándola.

– Esa persona, igual que yo, está buscando ser feliz y resolver sus problemas. Por lo tanto mis problemas no son mayores que los de los demás.

– La vida es una oportunidad para ser mejor cada día, lo que significa que cometeré errores en el camino.

– Mi pasado y mi futuro son insignificantes comparados con todo lo que todavía debo hacer.

– Si tengo consideración con los demás, la gente con la que me relacione me tratará mejor.

Fuente: altonivel

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB