Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Ve por ello… ¡Ahora!

Por Dave Edwards | Publicado en Desarrollo Personal | 14 de mayo, 2016

ve por ello“Las personas son extrañas: Están constantemente enojados por cosas triviales, pero en una cuestión importante como desperdiciar sus vidas, apenas parecen darse cuenta.” – Charles Bukowski

Sí, la gente es extraña. Tú, yo, y todos los demás; Todos somos culpables de desperdiciar nuestras vidas. Sudamos por las cosas pequeñas, mientras perdemos de vista nuestros sueños. Si tienes suerte, te darás cuenta de esto antes de que sea demasiado tarde y no tendrás que pasar esos momentos finales preguntándote “¿si sólo hubiera…?”

No puedo pensar en nada más que me llene de tal pavor.

¿Yo? Sueño con disfrutar de mis ingresos pasivos, desde una playa tropical; en una mano un gran libro, en la otra un fuerte ron local. Voy a comprar un mono como mascota y sorber fideos picantes de los vendedores de comida callejera para el desayuno antes de montar grandes olas al atardecer.

Pero si no tienes absolutamente idea de qué es lo que realmente quieres hacer con tu vida, te sugiero que te sumerjas por completo en el proceso de algo (cualquier cosa) cuerpo, mente y alma. ¿Y si no encuentras la felicidad que buscas? Sigue adelante e intenta algo más. Y luego repite.

La alternativa es ser absorbidos por trivialidades y mierdas que tienen la mala costumbre de infiltrarse en nuestras vidas; desperdiciando precioso tiempo y energía en asuntos que no importan ni jota.

Pero ¿cómo medir la alegría, la felicidad y el éxito? ¿Cuál es el barómetro para una gran vida? Trata de imaginar por un momento el niño que una vez fuiste…

¿Sonreiría ese niño con orgullosamente y te guiñaría descaradamente el ojo el día que finalmente dejes esta vida? ¿O derramaría lágrimas de arrepentimiento por lo que te has vuelto?

Quiero que realmente pienses en eso por un momento; los sueños, la emoción y el asombro que alguna vez fueron parte vital de tu imagen como un joven ser humano…

Siguen allí, en todos nosotros. Es sólo que de alguna manera lo hemos olvidado en algún lugar a lo largo del camino.

¿Qué te da alegría?

Para realizar cualquier tipo de cambio significativo en tu vida, tienes que aceptar que habrá dolor. Habrá resistencia; de familiares, amigos y de todos los rincones imaginables. Las personas a menudo se sienten aterrorizados y amenazados por el cambio. Llevan las cicatrices de una vida conservadora, la ingeniería social que ahoga los pensamientos creativos y originales.

Sí, todos queremos ser querido.

Ansiamos la aceptación y queremos que nuestros amigos y familia estén orgullosos de nosotros. Queremos que nos noten; por las razones correctas. Y, sin embargo, vivir para complacer y cumplir con las expectativas de los demás es un billete de ida a la mediocridad e infelicidad.

Ellos no quieren que hagas esto. No quieren que cambies. Ello pondría a prueba su limitada comprensión sobre la vida y los obligaría a cuestionar su propia existencia. Puede que tengas que hacer esto completamente por tu cuenta. Y no será fácil.

Pero lo que hace que todo el dolor, el sufrimiento y el trabajo duro valgan la pena, es encontrar tu propósito. Tienes que encontrar lo que amas, y perseguirlo.

El concepto de “coaching de vida” ha explotado de popularidad en los últimos años; sostenida por la necesidad de encontrar respuestas significativas. ¿Por qué tengo tanto, pero conservo tan poco? ¿Por qué teniendo un trabajo tan bien pagado, una hermosa esposa, dos niños sanos, una casa en la playa y vacaciones anuales en familia, sigo sintiéndome como una mierda?

Déjame preguntarte esto:

Si supieras que sólo tienes una cantidad limitada de tiempo de vida (que lo tienes), ¿Cuánto tiempo crees que pasarías sentado en un escritorio haciendo un trabajo que odias? ¿O desplazando las actualizaciones de Facebook de tus amigos?

No deberías pasar nada de tiempo detrás de una maldita mesa. No deberías pasar nada de tiempo haciendo un trabajo que odias, nada de tiempo actualizando tu estado empapado de Gin sobre tu melancólico divorcio.

Vivimos en un mundo en el que todos estamos buscando algún escurridizo y místico significado de nuestras vidas. Quiero decir, vamos a trabajar felizmente para ser un mejor, y más atento padre. Vamos a comernos la cabeza de una lechuga si eso significa que vamos a bajar algunos dígitos nuestro colesterol. Abriremos de buena gana nuestras mentes a la promesa del Lejano Oriente y nos meteremos un poco en eso del yoga. Tal vez incluso meditaremos. Demonios, vamos a medicarnos de verdad con eso (lo que sea que signifique) lo que sea para aliviar el dolor y seguir ignorando el gran elefante en la habitación.

¿Qué es lo que realmente quieres hacer? ¿Qué es lo que realmente amas?

Porque a menos que realmente lo estés haciendo, todas las píldoras, pociones, afirmaciones y retiros espirituales que puedes hacer en tu corta vida, no arañarán ni la superficie de lo que realmente quieres.

Estamos aplastados y congelados por un miedo irracional a las implicaciones del fracaso; imaginario o no. Pero no hay ni logros ni fracaso.

Sólo la maravillosa perspectiva de morir contento. Sin arrepentimientos.

Lo que siga merodeando en lo profundo de tu mente; hazlo. Y al diablo con las consecuencias.

La alternativa es que sigas leyendo artículos como este dentro de diez años… trabajando en un trabajo que odias… para un jefe que desprecias … con una pareja a la que culpas… un teléfono pegado a tu oreja… mientras haces felices a los demás; y orgullosos de ti.

No hay una respuesta única correcta…

Rara vez una llamada o vocación te sigue todo el camino hasta la tumba. Del mismo modo que no hay vuelta equivocada en tu viaje; sólo el camino que no te atreviste a tomar. La respuesta se encuentra en el proceso. Encuentra tus pasiones y persíguelas; a través de los buenos y malos momentos. Trabaja, adapta, modifica, perfecciona y refina.

Si te gusta escribir; entonces debes escribir. Derrama sangre en la página.

Si te sientes atrapado y enjaulado por las expectativas sociales, y asfixiado por los suburbios, toma un vuelo. Viaja; a lo largo y ancho.

¿Amaste pintar alguna vez, pero no armaste un caballete en años… o décadas? Entonces compra uno, mendiga o pide prestado los materiales que necesitas y pinta toda la noche, arroja tus tripas al lienzo. Crea un producto hermoso y único.

Nacimos como un producto hermoso y único de la evolución. Y sabemos a ciencia cierta que la muerte llegará pronto.

Por lo que ¿No sería una tragedia que no seamos capaces de cumplir con lo que todavía nos queda?

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 15/05/2016 - David Martinez:

    Dave Edwards, este ha sido el mejor post inspiracional de todos los que he leído, porque en realidad te motiva a actuar… Solo lo haré. Gracias.

Subir »
FB