Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Uno de los mejores consejos que aprendí para ser un buen jefe es el que los gerentes tienden a omitir

Por Alex Cavoulacos | Publicado en Negocios | 2 de noviembre, 2018

Zugoi BlogHay mucho que aprender y dominar cuando administras un equipo: Cómo dar feedbacks efectivos, cómo ejecutar un 1:1 efectivo, cómo delegar, cómo desarrollar tu equipo, y más.

Uno de los secretos que encontré sobre la gestión efectiva también es uno de los pasos que los gerentes omiten con más frecuencia. Es asegurarse de que siempre estés hablando sobre el ‘por qué’.

¿Compartiendo una decisión con tu equipo? Diles por qué lo hiciste.

¿Elegir no tomar sus recomendaciones para los próximos pasos? Diles por qué vas en otra dirección.

¿Priorizando un proyecto sobre otro? Diles por qué tiene sentido para el negocio.

Es fácil omitir este paso y centrarse en comunicar una decisión. Entonces, ¿Por qué tomarse el tiempo?

1. Tu equipo aprenderá más acerca de sus prioridades

Una de las cosas más frecuentes que sucederá cuando empieces a explicar por qué tomaste decisiones es que comenzarás a compartir más contexto con tu equipo. La razón por la que decidiste ir con A versus B es que a menudo pasaba algo más que ellos no podían ver, lo cual era relevante para tus prioridades.

Al compartir eso, los ayuda a conectar los puntos, aprender más sobre cómo funciona la empresa y comprender qué es más o menos importante para ti, tu jefe y la empresa.

2. Tu equipo aprenderá cómo tomar mejores decisiones por sí mismos

Una vez que tu equipo tiene más contexto y entiende tus prioridades y por qué tomas tus decisiones, ¡Has creado un bucle de retroalimentación!

Por elegir un ejemplo tonto, si te ofrecieron dos opciones de refrigerios y elegiste frutas por sobre galletas, podrían ofrecerte una serie de opciones diferentes la próxima vez. Si explicaste que la decisión está vinculada a que varias personas del equipo no consumen gluten, te brindarán opciones que se ajustarán a ese criterio y comenzarán a pensar en las necesidades del equipo como parte de la decisión. Si tomaste la decisión según el presupuesto, bueno, puedes obtener una cantidad de opciones de galletas más baratas la próxima vez.

Entiendes la idea. Estás empoderando a tu equipo para aprender y hacerlo mejor la próxima vez, que es de lo que se trata la gerencia.

3. Tu equipo estará más comprometido

Cuando compartes lo que sucede, tu equipo está informado. Cuando también compartes por qué está sucediendo, están comprometidos. Cuando se hace mejor, hablar sobre el por qué vincula tu trabajo y el de ellos a un objetivo, propósito o misión más grande, no solo a la tarea en cuestión.

Esto es lo que crea la motivación interna y el deseo de hacer el trabajo a mano, lo que encontré que conduce a más creatividad, consideración y sentimiento de propiedad.

No sé ustedes, pero me encantaría un equipo que esté constantemente aprendiendo, tomando mejores decisiones y sintiéndose más comprometidos.

Entonces, gerentes, los desafío a ustedes la próxima semana a que se tomen unos minutos extra y les expliquen por qué están haciendo, decidiendo y priorizando las cosas en sus platos.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB