Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Unas palabras sobre el éxito, que te ayudarán a conseguirlo más fácilmente

Publicado en Educación Financiera | 12 de diciembre, 2014

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Cómo lo que decimos, dice mucho sobre cómo vivimos

“Si quieres ver el pasado, presente y futuro de una persona, tan sólo escucha sus palabras.” – Padre rico

A muchas personas les gusta decir, “Necesitas dinero para hacer dinero.” Padre rico creía no había nada más lejos de la verdad.

La idea de que necesitas dinero para hacer dinero es una de las peores ideas de que existen, sobre todo si una persona quiere más dinero”, decía.

En lugar de eso, padre rico creía que lo que se necesitaba para hacer dinero era algo a lo que todo el mundo tenía acceso, algo completamente gratis, pero muy valioso: Padre rico creía que se necesitaban palabras.

Escucha con atención

El poder de las palabras para hacer a uno exitoso es una de las cosas más contra-intuitivas que mi padre rico me enseñó. Al llevarme a casa, él me dio la tarea de ir a cenar con mi padre pobre y escuchar lo que decía, las palabras que usaba, y el mensaje detrás de ellas.

Luego de esa cena, mi padre rico me preguntó qué oí. La premisa básica que escuché de mi pobre padre fue: “Nunca seré rico.” Le expliqué cómo me di cuenta de que le había oído decir eso casi toda mi vida.

Las palabras tienen poder

Otras cosas que mi padre pobre solía decir, eran cosas como:

• “¿Crees que el dinero crece en los árboles?”
• “¿Crees que estoy hecho de dinero?”
• “A los ricos no les importan las personas como yo.”
• “El dinero es difícil de conseguir.”
• “Prefiero morir felices que rico.”

Mi padre pobre hablaba como un maestro de escuela. Usaba palabras como:

• Resultados de los exámenes
• Becas
• Gramática
• Literatura
• Confiscaciones gubernamentales
• Tenencia
• Seguridad
• Libre de riesgo

Por el contrario, mi padre rico hablaba como un hombre de negocios. Usaba palabras como:

• Tasa de Capitalización
• Apalancamiento financiero
• EBITDA
• Índice de precios industriales
• Ganancias
• Flujo de dinero

“No se necesita dinero para hacer dinero”, decía padre rico. “Se necesitan palabras. La diferencia entre los ricos y los pobres es su vocabulario financiero. Y la buena noticia, es que las palabras son gratis.”

Aumenta tu vocabulario

Durante la década de los 80s, pasé un montón de tiempo enseñando sobre como emprender e invertir. Las lecciones de Padre rico sobre el poder de las palabras se hicieron evidentes para mí. Yo era muy consciente del vocabulario de la gente y cómo sus palabras se relacionaban con su bienestar financiero.

Las palabras representan conocimiento. El éxito en una determinada inversión comienza con aumentar tu vocabulario financiero en ese tema.

En la escuela, los abogados aprenden el vocabulario de la ley, los médicos aprenden el vocabulario de la medicina, y los maestros aprenden el vocabulario de la educación.

A la mayoría de la gente, sin embargo, no se les enseña, o no aprenden, el vocabulario financiero de las inversiones, las finanzas, el dinero, la contabilidad, el derecho corporativo, ni el de los impuestos. Teniendo en cuenta que se trata de cosas que, con absoluta certeza, afectarán la vida entera de una persona, eso está al borde de lo criminal.

Comienza tu educación financiera

Kim y yo comenzamos The Rich Dad Company para ayudar a las personas a aumentar su vocabulario financiero a través de la educación financiera.

Una razón por la que creé mi juego de mesa, CASHFLOW, fue que quería que la gente se familiarizara con el vocabulario financiero de forma amigable. Kim y yo sólo podíamos llegar a una cierta cantidad de personas con nuestros seminarios. No es sólo un juego; es un seminario en caja (bueno, ahora nuestra app también).

En todos nuestros juegos y aplicaciones, las personas aprenden rápidamente las relaciones que hay detrás de las palabras de contabilidad, negocios e inversiones. Al jugar repetidamente los juegos y usar las aplicaciones, los jugadores aprenden la verdadera definición de palabras mal usadas como activos y pasivos.

Otras maneras en que puedes aumentar tu educación financiera es a través de libros, seminarios, clases y coaches. Todos los cuales tienen un modesto costo comparado con el valor que te pueden retornar.

A veces, me retan por hablar de mis propios productos y servicios. Eso está bien. Mi objetivo final es difundir la educación financiera. Si una persona asiste a una clase local o va con un entrenador local y no con mis productos y servicios, de todo corazón te animo a intentarlo.

En última instancia, el mundo está mejor servido con gente educada financieramente – no importa de donde hayan recibido su educación.

Cambia tu vocabulario. Cambia tu vida. Te animo a empezar ahora.

Publicado originalmente en RichDad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB