Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Una pregunta sencilla

Por Manny García | Publicado en Negocios | 1 de junio, 2016

preguntaQuiero hacer una pregunta que puede parecer engañosamente simple y básica, sin embargo, le aseguro que es extremadamente intensa y profunda. ¿Cuál es el propósito de su negocio?

Le formulo esta pregunta porque el mundo de los negocios ha cambiado – y, como resultado, ha cambiado también nuestra percepción de los negocios.

Como vimos durante la gran recesión, el modus operandi de esos ejecutivos que trataron de cambiar el sentido y propósito de sus organizaciones, con el simple lema de aumentar la riqueza de los accionistas, no era sostenible. Ese enfoque limitado fomenta una actitud que tolera decisiones en contra de los consumidores con tal de tratar de maximizar las ganancias temporalmente. Eventualmente llega la debacle, que fue lo que pasó.

La percepción social del mundo de los negocios se ha visto afectada negativamente como resultado del éxodo de un sistema sólido, basado en la creación de valor, a un sistema totalmente egocéntrico – y en el proceso hemos sacrificado una verdad fundamental: que los negocios y el éxito que deseamos depende de conexiones interpersonales.

Mientras mejor nos conectemos con nuestro equipo, nuestro equipo mejor llevará a cabo sus tareas. Mientras nos conectemos mejor con nuestros clientes, más de ellos tendremos, y obtendremos más ganancias. Eso es lo esencial.

Nosotros, como propietarios de pequeñas empresas podemos elegir renovar nuestro compromiso con un propósito organizacional significativo a través de nuestro trabajo de forma más eficaz que nos conecta con nuestro equipo y con nuestros clientes. Y podemos optar por hacer esto ahora. En este momento. La oportunidad de efectuar los cambios que su empresa necesita para brindar la mejor calidad de los productos, el mejor servicio al cliente y mejor valor, es posible de alcanzar. Como diría Jim Collins, la habilidad de convertir su empresa en el producto definitivo es suya.

Jim Collins es coautor del libro, “Built To Last: Successful Habits Of Visionary Companies” – el resumen de un proyecto de investigación intensivo de seis años donde él y Jerry Porras estudiaron la fundación, crecimiento y desarrollo de empresas excepcionales que han sobrevivido la prueba del tiempo.

Este libro es imprescindible. Como resultado de sus investigaciones, Collins y Porras descubrieron fundamentos intemporales que permiten a las organizaciones superarse y prosperar. Entre estos fundamentos está la existencia de una ideología de núcleo: un conjunto de valores y un propósito más allá de las ganancias.

Cuando se combina esta ideología con los otros fundamentos intemporales presentes en estas empresas visionarias, los resultados de éstas, en términos de su rendimiento sostenido y la rentabilidad, son superiores al del mercado general. Si empresas como Disney, Wal-Mart, 3 M, y Sony – algunas de las compañías más prosperas del siglo pasado – han podido relacionar sus negocios a un sentido de propósito y de misión, ¿por qué nosotros no?

Las empresas con una misión más allá de las ganancias establecen las tendencias, mientras que las compañías que existen exclusivamente para maximizar la riqueza de los accionistas siguen las tendencias.

¿Qué tipo de empresa tiene usted? La mejor manera de averiguarlo es contestando la pregunta sencilla con la cual empecé: ¿Cuál es el propósito de su negocio?

Fuente: elnuevoherald

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB