Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Una de las mejores habilidades que puedes tener para logra el éxito

Publicado en Negocios | 25 de noviembre, 2014

HabilidadPor Sandra Mateus

¿Por qué el ser humano está dotado de dos orejas y una boca? Dicen algunos eruditos que para escuchar más y hablar menos. Esa sería la programación inicial, de fábrica, pero en algún punto del camino muchas personas decidieron modificar los porcentajes y asignarle un mayor valor al hablar y un menor al escuchar. Y de sobremesa, hablar solo sobre sí mismos.

Esto último solo es efectivo cuando se está en consulta con el psicólogo, médico, coach o cualquier otro profesional cuya labor es esa: escuchar, pero no así en la construcción de relaciones.

La comunicación es el eje fundamental de la evolución humana y permite la conexión entre unos y otros. Pero una efectiva comunicación no es posible en una sola vía, debe ser de ida y vuelta. Siempre lo reitero ¿Quieres saber la profundidad y calidad de tus relaciones?, fíjate en las conversaciones.

Ejemplo simple: con quién quisieras reunirte hoy a tomar un café, con esa persona que puede durar horas hablando de ella y su mundo, o con quién además de compartir sus propias experiencias permite que le compartas las tuyas y te escucha naturalmente.

A menudo las personas que hablan mucho tienden a pensar en lo que van a decir cuando los demás están hablando, y se están perdiendo del aprendizaje de escuchar al otro por quedarse encerrados escuchando su propia voz y pensamientos una y otra vez. Las palabras presentes en cada oración de estas personas son “como cuando yo…”, “yo pienso que…”, “en cambio yo…”, “si… claro… lo que a mi me pasa es que…”, entre otras.

Si has identificado estas oraciones en alguien que conoces, ármate de valor, paciencia y afecto para el próximo encuentro, es la única forma de sobrellevarlo sin querer ahorcarl@. Y si identificas estas frases en ti… cuidado! Estas auto-saboteándote tus propias posibilidades de éxito y de construir relaciones sinceras y profundas.

Cuando hablas menos y escuchas más, esto es lo que transmites:

• Valoras a las otras personas y sus opiniones.
• Valoras el tiempo de otros.
Puedes escuchar y considerar múltiples puntos de vista.

Ten en cuenta entonces lo siguiente si quieres desafiarte a adquirir habilidades para una escucha efectiva:

  • Pon tu mente en blanco cuando la otra persona está hablando. No pienses qué vas a responder o a cual experiencia tuya se asemeja. Solo deja que la conversación fluya
  • Mira a los ojos de tu interlocutor
  • No quieras llenar cada vacío que aparece en la conversación. Tal vez esa persona necesita ese silencio
  • Haz preguntas que le demuestren a quién te está hablando que realmente estás escuchando y estás interesado. En lugar de “Si, yo también me enojaría, como esa vez en la que…”, pregunta cosas como ¿cómo te sentiste con eso? ¿Qué piensas hacer?
  • En caso que te pidan un consejo específico, dalo desde tu experiencia pero chequea siempre con la otra persona si eso que le estás diciendo le viene bien, o que duda tiene.

Y si se trata de negocios ni se diga, se requiere escuchar más y hablar menos. Clientes, consejeros, inversionistas y miembros de tu equipo lo valorarán. Cuando hables, concéntrate en hacerlo con efectividad.

A ello se suma que cuando desarrollas la habilidad de la escucha adquieres una ventaja competitiva pues puedes llegar a comprender los por qué y las motivaciones que sustentan exigencias o posturas concretas frente a cierto asunto, más allá de las exigencias mismas.

Escuchar para entender.. esa es la clave para lograr mejores resultados en lo que te propongas y eso incluye escucharte de forma efectiva a ti mismo..

Sígueme en Twitter @liderazgoarriba

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB