Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Una carta abierta para aquellos que están abrumados (y sin saber qué hacer a continuación)

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 9 de octubre, 2016

abrumada“No arruines tu hoy con el duelo de mañana.” – Catherynne M. Valente

Este breve artículo se inspiró en un correo electrónico que recibimos esta mañana de un nuevo estudiante de nuestro curso:

Estimados Marc y Angel,

Tengo un gran problema. Soy inteligente, altamente educado en mi campo de estudio, y conseguí numerosos reconocimientos profesionales mientras trabajaba para grandes corporaciones lo largo de los años, pero ahora que me lance por mi propia cuenta como emprendedor, estoy atascado en un bache.

Tengo docenas de buenas ideas que puedo ejecutar fácilmente, pero cada vez que me levanto y empiezo a tomar acción masiva, termino abrumado y asustado. Empiezo a dudar de mis decisiones y de mí mismo. O me empiezo a preocupar y obsesionarme con todas las posibilidades de éxito y fracaso, hasta que todo llega a su fin y quedo totalmente agotado. Hay tanto que quiero lograr, y sé que soy capaz si tan sólo pudiera ir más allá de esto. ¿Que recomiendas?

Sinceramente,

Un Estudiante Abrumado

Nuestra respuesta (una respuesta abierta a todos los que se sientan abrumados):

Estimado Estudiante Abrumado,

Es hora de una breve historia sobre la vida…

Hubo un tiempo en el que había una mujer que se había perdido en el desierto durante tres días enteros sin agua. Justo cuando estaba a punto de colapsar, vio lo que parecía ser un lago a unos cientos de yardas en frente de ella. “¿Podría ser? ¿O es sólo un espejismo?” Pensó para sí misma.

Con la última gota de fuerza que pudo reunir, se tambaleó hacia el lago y rápidamente supo que sus oraciones habían sido escuchadas: no era un espejismo, era de hecho un gran lago, alimentado por un manantial lleno de agua fresca; el agua más dulce que jamás había probado en su vida. Sin embargo, si bien estaba literalmente muriéndose de sed, no podía beber el agua. Ella simplemente se quedó en la orilla del agua y se quedó mirándola.

Hubo un transeúnte de un pueblo desierto cercano montado en un camello que estaba observando el extraño comportamiento de la mujer. Se bajó de su camello, se acercó a la sedienta mujer y le preguntó: “¿Por qué no toma un poco de agua, señora?”

Ella alzó la vista hacia el hombre con una expresión agotada y angustiada en su rostro, y con lágrimas en los ojos. “Me estoy muriendo de sed,” dijo, “Pero hay demasiada agua aquí en este lago para beber. No importa lo que haga, no hay manera de que me la termine toda.”

El transeúnte sonrió, se inclinó, recogió un poco de agua con las manos, lo acercó a la boca de la mujer y le dijo: “Señora, su oportunidad es ahora, y a medida que avance a lo largo del resto de su vida, debe entender que no tiene que beber todo el lago para calmar su sed. Puede simplemente tomar un sorbo. Sólo un sorbo pequeño y luego otro… si lo desea. Enfóquese sólo en el bocado que hay delante de usted, y toda su ansiedad, su miedo y su agobio por el resto, se desvanecerán poco a poco.”

Sinceramente,
Marc y Angel

Desafíate hoy a enfocarte sólo en el sorbo (tarea, paso, etc.) que estás tomando.

De verdad, de eso se trata la vida; pequeñas acciones positivas que tomas momento a momento, y entonces, un día cuando mires atrás, todas ellas se sumarán en algo que valió la pena; algo que a menudo es mucho mejor, y diferente, de lo que habías imaginado cuando empezaste.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB