Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Un Ex-Ejecutivo de Virgin comparte qué es lo que aprendió trabajando para Richard Branson

Publicado en Negocios | 27 de junio, 2013

Richard BransonPor Melissa Stanger

Cuando Alexis Dormandy fue contratado por el grupo Virgin a los 24 años, tuvo que trabajar directamente con Sir Richard Branson.

A los 26, ya estaba dirigiendo Virgin Cola, había lanzado Virgin Mobile y Virgin Active, y a los 28 ya estaba supervisando todos los negocios nuevos de Virgin.

“Yo describiría esta experiencia como, si uno aprende mucho cometiendo errores, entonces probablemente yo haya aprendido muchísimo”, dice Dormandy, quien se aseguró un puesto en la junta a los 29 años. “Pero fue una oportunidad increíble. Me encantó.”

Dormandy también se desempeñó como Director de Marketing de Orange, la compañía de red móvil británica, como Presidente Europeo de RED, la obra de caridad contra el SIDA de Bono, como mentor en Seedcamp y como inversor en varios negocios europeos de tecnología y consumo.

Ahora Dormandy es el fundador de una startup llamada LoveThis, una plataforma de recomendación social.

Le preguntamos a Dormandy cómo era trabajar para Branson, y compartió con nosotros las mejores lecciones que aprendió.

Establece expectativas ridículamente altas.

Dormandy dice que las expectativas de Branson para sí mismo, para su empresa y para sus empleados eran muy altas, y que este era el camino a seguir.

“Tienes que hacerlas ridículamente altas”, dice, “Sobre todo cuando se trata de plazos. Si tu meta son 12 semanas puede que lo lleves a cabo en 20, si tu meta son 30 semanas puede que te tome un año. Esto hace que la gente piense de forma muy racional sobre cuánto tiempo tomará para completar un gran proyecto, y planear para ello”.

Esas expectativas se mantienen para los tipos de proyectos a los que les haces frente. Dormandy nos contó que a Branson le encantaba que alguien le dijera que un proyecto que estaba planeando era imposible.

“No hay nada que lo mantenga más interesado en hacer algo, que decirle que eso no se puede hacer. Si te reunieras con alguien que te dijera: ‘Oh, eso no se puede hacer’, probablemente dirías: ‘Bueno, entonces no lo haré,’” dice Dormandy. “Richard diría que entonces nunca tendrás éxito en los negocios. Si tu naturaleza es tal que si alguien te dice que algo no puede hacerse, y tú dices: ‘Excelente. Si puedo encontrar una manera de hacerlo, entonces haremos un montón de dinero’, entonces tendrás éxito como emprendedor”.

Confía en tus empleados.

Dormandy dice que Branson dirige sus negocios en base a la confianza – confía en la gente que contrató para hacer su trabajo, y hacerlo bien.

“No creo que haya ni una decisión que haya hecho, que Richard me pidiera repensar”, dice Dormandy. A los nuevos empleados se les dan pequeños proyectos para empezar, y si los hacen bien, se les dan proyectos cada vez más grandes, y con ellos, mayor nivel de autonomía creativa. Ese nivel de confianza puede haber contribuido al éxito de Virgin. Los estudios muestran que las empresas que tienen un alto nivel de confianza en sus empleados superan a las empresas con menores niveles de confianza.

“Parece casi totalmente irreal”, señala Dormandy “y entonces, seis años después terminas haciendo unos cinco trabajos al mismo tiempo, pero queriendo su confianza, y ellos de verdad confiando en ti.”

Tus productos deben ser los mejores en el mercado.

“Tienes que tener el mejor producto en el mercado incluso para admitirlo”, dice Dormandy. Y para Branson (nos dice) el producto lo era todo.

“Creo que muchas grandes empresas piensan que los productos son solo una cosa, una cosa de muchas, mientras que en Virgin el producto lo es todo.” Eso hace toda la diferencia en términos del éxito de la compañía.

La reputación lo es todo.

Branson sabía que cuando se está dirigiendo una empresa, la reputación de tu marca es lo más importante, pero también lo es tu reputación personal.

“Cuando tienes 20 y tienes una carrera por delante, tienes que portarte de manera correcta y a largo plazo triunfarás”, dice Dormandy. “Pero qué pasa si, las cosas que hiciste 10 años atrás vuelven ya sea para dañarte o para ayudarte. Una década atrás, si te comportaste de determinada manera, nunca sabrás cuando las cosas saldrán a la luz, pero saldrán. Así que vale la pena comportarse de una manera de la que no te arrepientas en el largo plazo”.

Necesitas tener una actitud estelar.

Una de las cosas que Dormandy notó mientras trabajaba en Virgin fue que la empresa tenía una “actitud increíblemente buena sobre las cosas”, especialmente sobre la forma en la que el cliente debía ser tratado.

“Nos enfocamos en el cliente con un nivel de detalle que no creerías”, dice Dormandy. “[Richard] se preocupa por la experiencia del cliente. Y si él lo hace, entonces todos los demás también.”

La actitud empresarial también fue insuperable, dice Dormandy. La gente estaba enganchada a sus trabajos, y muy emocionados por trabajar en Virgin. Dice que ellos “respiran la cultura” en la que están “tratando de hacer algo que nadie más ha hecho, y ayudando a la gente. Es la actitud de todos allí (y para sentir que eres parte en esta misión para el futuro, para producir algo) lo que es tan motivador.”

Publicado originalmente en BusinessInsider.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB