Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Todos la valoran, pero cuesta aplicarla

Por Germán Antelo Solozábal | Publicado en Interés General | 25 de octubre, 2017

aplicarlaLa sociedad en que vivimos y el sistema del que estamos inmersos, se ha preocupado durante décadas que este valor tan apreciado por la gran mayoría de las personas, cueste mucho practicarlo tanto de manera interior como exterior.

Y ¿de qué valor estoy haciendo referencia?

De la sinceridad.

Las dos herramientas muy potentes que se han utilizado para neutralizar la práctica de este valor, son más “el quedar bien” y “comportarte de manera políticamente correcta”, estas dos armas suelen herir bastante a nuestra sinceridad, porque nos hace tener dos caras y esto produce una enorme disidencia entre pensamiento, palabra y acción.

Cuando una persona dice cosas que no siente o actúa de manera diferente a lo que piensa, está actuando bajo una máscara, porque su verdadero interior le esta diciendo otra cosa, pero por ciertas circunstancias o presión del entorno, prefiere adoptar actitudes falsas para quedar bien delante de una situación o ciertas personas.

El problema de que cuando actuamos así perdemos el elevado hándicap que nos aporta la pasión y motivación, ya que en cualquier cosa que hagamos cuando estamos en sintonía con nuestros valores y visión de vida, aparecen estos dos actores que nos ayudan a superar obstáculos y a superarnos.

Actuar con sinceridad tanto con nosotros mismos como el entorno que nos rodea, en la mayoría de las situaciones duele, porque muchas personas y uno mismo trata de aferrarse a bonitas mentiras, y esto nos lleva al desastre. Este destino llegará tarde o temprano, quieras o no quieras y cuanto más alargues el desenlace, peores consecuencias sufrirás.

La sinceridad es una enorme amenaza para los saboteadores, tanto para los tuyos como los del entorno que te rodea. Porque a éstos les encanta vivir en la zona de confort y tratarán de seducirte con cualquier mensaje con tal que no avances.

La mayoría de las consultas que recibo por parte de mis clientes o personas conocidas es: ¿por qué cuando estamos haciendo cambios positivos para nuestra vida, el entorno que nos rodea pone muchas trabas?

Y ésta pregunta surge porque nos duele que ciertas personas nos ataquen cuando buscamos cambios positivos. Pues esto sucede porque el saboteador de ellos ven en tu cambio de actitud una enorme amenaza y cuanto más sincero seas con la otra persona y contigo mismo, más te atacarán.

Cuando alguien ha cambiado y actúa con sinceridad, ciertas personas ven en éstos reflejadas a todas sus vulnerabilidades o aspectos a mejorar, tales como las frustraciones, inseguridades, sus creencias limitantes, sueños rotos, su falta de actitud y heridas del pasado. Por esto es que te atacan y tratan de bombardearte para que no cambies o bien no hables de estos temas con sinceridad.

Los saboteadores buscarán siempre que no actúes desde tu autenticidad y sinceridad, ya que si te acostumbras a vivir desde esta perspectiva, estarás constantemente superando límites, obstáculos, barreras internas, vivirás con muchísimas menos cargas emocionales y además podrás inspirar a otras personas a que mejoren como seres humanos desde tu actitud.

Para terminar quiero aclararte que ser sincero no es sinónimo de faltar el respeto a los demás sino todo lo contrario, porque esto es un truco que se utiliza para manipular a que no seamos sinceros y sigamos siendo robots que actúen bajo el programa de ser políticamente correctos.

Mientras digas y opines desde tus conocimientos, experiencias y sensaciones sin desmerecer, ni manipular, ofender o calumniar a otras personas, puedes ser altamente sincero con los demás pero primero debes serlo contigo mismo.

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB