Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Tips de Robert Kiyosaki para ser rico Parte I

Publicado en Educación Financiera | 17 de diciembre, 2010

Robert Kiyosaki1. Decide. Todos los días, me levanto y elijo quien y qué quiero ser. Me pregunto: “¿Quiero vivir hoy como una persona con un contexto pobre, un contexto de clase media o un contexto rico?”

Recuerda que una persona con un contexto pobre dirá algo como: “Yo nunca seré rico”. Una persona con un contexto de clase media puede decir: “Tener un trabajo seguro es algo importante”. Una persona con un contexto rico puede decir: “Necesito incrementar mi coeficiente intelectual financiero para poder trabajar menos y ganar más dinero”.

2. Encuentra un amigo o ser querido que quiera hacer el viaje contigo. Sé que yo no lo habría hecho sin mi esposa, Kim, y mis amigos como Larry Clark. Asegúrate de tener amigos que exijan más de ti en vez de decirte por qué no puedes hacer lo que quieres hacer.

Elegir los amigos o compañeros de vida adecuados es muy importante para lograr una vida exitosa. Si tienes amigos o familiares que no están comprometidos con mejorar su coeficiente intelectual financiero, la vida puede ser una larga lucha financiera, sin importar cuánto dinero ganes.

3. Busca consejo competente y comienza a construir tu propio equipo de asesores legales y financieros. Siempre recuerda lo que decía mi padre rico: “Tu consejo más costoso es el consejo gratuito que recibes de amigos y familiares que luchan financieramente”. Mi padre rico más adelante expandió su afirmación para incluir a asesores financieros que no ponían en práctica sus palabras o que no compraban los productos de inversión que te vendían. De nuevo, elegir a las personas adecuadas es una habilidad muy importante. Las personas pueden ser activos o bien pasivos.

Un día, mi padre rico me dijo: “Si tu auto está descompuesto lo llevas con un mecánico capacitado para que lo arregle. En el momento en que recoges el auto, sabes si el mecánico fue bueno o no. El problema con esos supuestos asesores financieros profesionales es que hasta años después sabrás si te dieron un buen o un mal consejo. ¿Qué pasa si empiezas a tomar los consejos de un asesor financiero a los 25 años y a los 65 descubres que te estaba dando un mal consejo? No le puedes devolver tu vida financiera arruinada al asesor financiero como puedes devolverle tu coche descompuesto al mecánico.

Yo confío más en los mecánicos automotrices y en los vendedores de coches usados que en la mayoría de los asesores financieros simplemente porque puedo ver más rápido los resultados de su trabajo. La razón por la que la mayoría de las personas terminan en la clase pobre o en la clase media es porque pasan más tiempo seleccionando un coche usado del que pasan buscando un buen consejo financiero“.

El punto es que debes ser muy cuidadoso sobre el consejo que colocas en tu mente. Tómate tu tiempo para encontrar buenos asesores financieros. Están allá afuera y los honorarios que les pagues pueden ser la mejor inversión que hagas.

4. Fija una fecha para retirarte. Siéntate con tus seres queridos, tus asesores, y fija una fecha para retirarte pronto. Esto es como Babe Ruth señalando hacia la lejana pared. Si realmente llevas a cabo este proceso y discutes una fecha real con esas personas, tu contexto presente comenzará a discutir con tu contexto futuro. Es un proceso excelente y divertido por el cual pasar. Definitivamente escucharás muchas realidades diferentes y contextos diferentes.

Ten reuniones trimestrales con este grupo y sigue discutiendo tu fecha de retiro temprano.

Fuente: “Retírate joven y rico” de Robert Kiyosaki

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB