Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Te gustaría ser un emprendedor feliz

Publicado en Educación Financiera | 7 de Septiembre, 2012

Kim KiyosakiTe puede sorprender lo que realmente te hace feliz.

Por Kim Kiyosaki

Siempre pienso en una pregunta extraña cuando la gente pregunta: “¿Quieres ser rico o quieres ser feliz?” ¿Por qué razón tendrías que elegir una o la otra? ¿Por qué no ser ambos, rico y feliz? En lugar de debatir cuál es mejor, echémosle un vistazo a ambos. El foco de esta columna es la felicidad. El próximo mes vamos a concentrarnos en el dinero, específicamente en la historia del dinero y cómo la historia juega en lo que está pasando hoy en día.

“Sé cual es tu meta”

Sin importar si se es el propietario de un negocio o un empleado, creo que está bien asumir que las personas son más productivas cuando están felices vs. cuando no están felices.

Hace años asistí a un seminario en donde el instructor inició el programa con esta declaración: “Apuesto a que les puedo decir la meta de cada persona que se encuentra aquí.” Miré a los que me rodeaban, y todos teníamos una mirada escéptica en la cara. El instructor siguió con: “Apuesto que la meta Nº1 de todos en esta sala es ‘ser feliz’.” Mis compañeros y yo no podíamos discutir con eso. Todos queríamos ser felices.

¿Qué es la felicidad?

La pregunta del millón es: ¿Qué es la felicidad?

Wikipedia dice: “La felicidad es un estado mental o sentimiento caracterizado por la alegría, el amor, la satisfacción, el placer o el disfrute”.

Esto es lo que Deepak Chopra escribe sobre la felicidad:

“La mayoría de las personas tienen la impresión de que la felicidad viene de tener éxito, de acumular riqueza, de estar saludables y tener una buena relación.” Chopra dice que todos estos son productos derivados de la felicidad, no la causa.

¿Alguna vez te dijiste a ti mismo: “Cuando tenga dinero suficiente para hacer lo que quiera, cuando quiera, entonces seré feliz”? O, “Seré feliz una vez que encuentre a mi pareja perfecta.” O, “Cuando pierda 7 kilos, eso me hará feliz”. A eso es a lo que creo que Chopra se refiere.

También sé de personas que han viajado a las estribaciones de la cordillera del Himalaya en la India en busca de la iluminación, buscando felicidad. Tuvieron un viaje fabuloso, sin embargo, su búsqueda continúa.

Yo creo que una cosa tan íntima e individual como la felicidad personal no puede venir de algo fuera de ti, porque entonces tu felicidad no depende de ti, depende de fuerzas externas de las que puedes o no puedes tener ningún control.

Nota al margen:

Esto se parece a la fórmula de inversión que sigo; elige inversiones en las que tengas control y donde puedas tener influencia sobre los ingresos y gastos. Esto incluye empresas tales como tu propio negocio, alquiler de bienes raíces e incluso máquinas expendedoras.

Es obvio que la felicidad puede ser muchas cosas para muchas personas. Es por eso que el instructor del seminario tenía razón cuando dijo: “Apuesto a que su meta es ser feliz.” Definiendo que la felicidad es otra cosa. Así que busqué descubrir qué era la felicidad para mí, y lo que encontré me sorprendió. . . de una manera feliz.

Tres claves para saber que NO es felicidad

Clave No. 1: Cuanto más estudiaba la felicidad y, más significaba para mí, mi felicidad personal, me sentí atraída por artículos, libros y definiciones que hablarán sobre un tema similar. Básicamente, yo diría que soy una persona bastante feliz. Y a partir de mi propia experiencia, encontré que lo que yo pensaba que me traería felicidad, a menudo me trajo todo lo contrario.

Por ejemplo, en 1994 mi marido, Robert, y yo nos “retiramos”. Tenía 37 en ese momento, y teníamos más dinero entrando cada mes de nuestras inversiones de lo que salía para los gastos.

¡Por fin! Ahora seremos felices.

En los primeros meses fue maravilloso no tener los problemas y las preocupaciones de un negocio. Nuestro tiempo era todo nuestro para hacer lo que quisiéramos. Y entonces algo desconocido apareció; el aburrimiento. Estar retirada era aburrido. Uno no puede sentarse en la playa por tanto tiempo, jugar tantas rondas de golf y rebobinar la cinta de éxitos del pasado tantas veces en la cabeza. Esa fue mi primera clave; la felicidad no se trataba de relajarse.

Clave No. 2: La segunda lección que aprendí de esta experiencia es que no existe un “cuándo”. “Cuando haga tal cosa, entonces seré feliz”. Porque cuando llegues allí… ¿y ahora qué?

Me pregunté: “¿Puedes realmente encontrarse la felicidad cuando te detienes?” Como dijo Albert Einstein: “Nada pasa hasta que algo se mueve”. ¿No es el movimiento clave en la vida? No moverse desde luego no puede ser un ingrediente de la felicidad.

Clave No. 3: Mi madre me enseñó una gran lección sobre la felicidad. Mi madre era maestra primaria en New Jersey cuando estaba creciendo. Más tarde nos mudamos a Oregon, y abandonó a la enseñanza. Siempre fue una persona activa (tenis, caridad, eventos sociales) sin embargo, optó por no volver a trabajar a tiempo completo. Noté durante los años que cada vez era menos feliz viviendo en Oregon. Cuando Robert y yo nos mudamos a Oregon en 1988, nuestro negocio a la vez podía operar en cualquier ciudad. Le preguntamos a mi mamá si le gustaría trabajar con nosotros en la oficina. En sólo un par de semanas, noté un cambio inmediato y positivo en ella. Para ponerlo en su forma más simple; era feliz. En un momento dado, le dijo a Robert y a mí: “Gracias por darme un propósito en la vida.” Me di cuenta en ese momento que lo que ella quería, por sobre todo, era contribuir. Y contribuir fue lo que hizo.

Creo que la mayoría de las personas se sienten más vivas cuando están contribuyendo. La tercera clave es que más trabajo, no menos, puede traer mayor felicidad.

Felicidad – un Nuevo Punto de Vista

De los ejemplos anteriores, determinó que:

1. La felicidad no es igual a relajarse o estar cómoda.
2. La felicidad no tiene un punto de parada – uno no llega ahí de repente, y eso es todo.
3. Hacer puede traer más felicidad que no hacer.

He aquí tres definiciones que describen lo que siento que la verdadera felicidad es:

1. John F. Kennedy, el 35 º presidente de los EE.UU. explicó la felicidad tal como la definen los griegos. Él dijo: “La felicidad es el pleno uso de tus poderes a lo largo de las líneas de excelencia”. Traduzco esto como utilizar todos tus talentos, dones y habilidades para hacer lo mejor posible.

2. El Proyecto Felicidad es un nuevo emprendimiento de Gretchen Rubin que identifica las de diferentes estrategias de las personas para alcanzar la felicidad. La estrategia Nº1 que encontró fue esta: buscar la novedad y el desafío incluso si valoras la consistencia y el confort.

Rubin descubrió que “hacer cosas nuevas es uno de los caminos más eficaces para la felicidad” que ha encontrado. Ella escribió, “El cerebro humano es estimulado por la sorpresa y el descubrimiento. Hacerle frente con éxito a lo desconocido puede proporcionar un alto nivel de felicidad. Repetir lo que hemos hecho muchas veces antes puede ser cómodo, pero comodidad no es lo mismo que felicidad.”

3. Un amigo mío, que falleció hace poco, era muy ingenioso respecto la psique humana. La definición de felicidad de Alan es un sentimiento que se experimenta cuando tú y los demás lograr un exitoso resultado que coincide con la visión de lo que querías. Una vez más, la definición de Alan es sobre lograr, sobre usar tus talentos y buscar un desafío.

Mirando atrás en mis “momentos felices” Soy más feliz cuando estoy buscando activamente algo nuevo. En la mayoría de los casos, estoy produciendo. Es interesante como la felicidad parece tener un impacto directo en el nivel de productividad de una persona… ¿O es que cuando la gente está produciendo, esto crea felicidad dentro de ellos?

El fondo de la cuestión

¿La felicidad es alcanzar la olla de oro al final del arco iris, o es la experiencia de lograr cosas nuevas?

A una actriz mayor le preguntaron: “¿Cuándo piensa retirarse?” Ella respondió: “Nunca voy a retirarme. Amo lo que hago. Las únicas personas que se retiran son aquellas que no aman lo que hacen.”

Creo que es por eso que muchas personas pueden confundir la felicidad con el retiro o un destino final o meta, porque ellos no aman lo que hacen. Tal vez ese sea otro ingrediente en la ecuación de la felicidad: el pleno uso de tus poderes a lo largo de las líneas de excelencia, buscando desafío y haciendo cosas nuevas, y logrando resultados exitosos; mientras amas lo que estás haciendo.

Esta también puede ser la ecuación de un emprendedor exitoso.

Fuente: http://Richdad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB