Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Mi startup fracasó; pero igual tuve éxito. Este es el por qué.

Por Khalid Boukdid | Publicado en Historias | 4 de diciembre, 2017

Reibox BlogPermíteme comenzar aclarando que este no es el tipo de historia “estaba-quebrado-y-a-punto-de-perderlo-todo-cuando-saque-el-premio-gordo-y-salvé-mi-startup.” Por el contrario, esta historia es sobre el 99% que luchan por comenzar y hacer crecer un negocio e igual fracasan.

Yo soy uno de ellos. Y desafortunadamente, no escuchamos de ellos tanto como deberíamos hacerlo.

Quebrado en Bangkok

Cuando estaba en la universidad en 2010, nunca tuve problemas de dinero. Estaba trabajando alrededor de 30 horas a la semana, vivía con mis padres, tenía un coche y siempre tenía dinero en mis bolsillos. Yo estaba “cómodo” para mi edad. Pero siempre me cuidaba de no tener problemas de dinero. Siempre que tenía la más mínima incertidumbre o riesgo por aparecer, entraba en pánico, enloquecía y pasaba por una tonelada de estrés. Yo tenía mucha, mucha, mucha aversión al riesgo.

Un avance rápido de 3 años hasta 2013.

Estoy en Bangkok, sentado en mi estudio, contando mi último dinero. Eran exactamente $ 3,50 y esto fue después de haber almorzado (algo con arroz y verduras). Mi tarjeta de crédito estaba agotada, mi cuenta bancaria estaba en números color rojo oscuro y no tenía ni idea de por dónde iba a venir mi próximo dinero, y mucho menos poder comprar un boleto de avión a casa.

En ese momento, yo estaba trabajando con dos socios en un negocio minorista manejando la distribución de una marca de ojotas existente. Era mi primera vez comenzando un negocio y había pasado por todas las fases de la decepción, escuchando los constantes NOs y todos los niveles de estrés imaginables. Y adivina qué, no nos estaba yendo muy bien después de seis meses.

Pero en ese momento de “estar súper quebrado,” desesperación y fracaso, había logrado de hecho el éxito. Simplemente no me había dado cuenta todavía.

Esculpiendo la personalidad de mi startup

Permíteme explicarme. Si bien “financieramente” era un total perdedor al fracasar mi startup, en términos de “personalidad y carácter” era súper exitoso.

El niño temeroso de tomar riesgos se fue. Temeroso de no tener ningún tipo de ingreso seguro. El chico que no podía manejar los NOs. El niño que lloraba y se preocupaba por cada pequeña falla que experimentaba. El niño ingenuo que no tenía idea de lo que quería en la vida o cómo conseguirlo.

En cambio, me convertí en un hombre. Un hombre adecuado para la vida de las startups. Alguien que acepta los riesgos financieros, de estar quebrado más a menudo que no, alguien que perseverará y lo intentará una y otra vez. Es como si hubieras tomado una pieza de piedra cruda y con el tiempo esculpieras una hermosa estatua de ella.

Así que en ese sentido tuve mucho éxito. Aprendí una tonelada. Cometí error tras error y aprendí de ellos. Fui más maduro. Más capaz de tener conversaciones de ventas. Y la lista sigue y sigue.

Lo que debes aprender de esto

Ser emprendedor es un viaje. Y al igual que un piloto necesita una licencia para volar, tú necesitas una licencia para dirigir una startup y hacer que sea un éxito. ¿Y adivina qué? Esa licencia toma años de aprendizaje, de fracasos, de cometer errores tras errores. De esculpir ese pedazo de piedra cruda en algo magnífico. Y cada vez que aprendes algo nuevo, desarrollas una nueva habilidad o rasgo de personalidad, alcanzas el éxito.

Nunca olvides eso.

Porque en el espectro del éxito, el dinero sólo llega en la etapa final, no en la primera etapa. Si no puedes aceptar esto, no te molestes en arriesgar algo.

Actualmente estoy en mi tercer startup. La primera fracasó. La segunda fue vendida por una pequeña cantidad, así que gané cierto éxito financiero. Pero ahora estoy en la tercera y estoy más seguro que nunca de que tendrá éxito. Porque hay un hombre detrás de las ruedas y no un niño ingenuo.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB