Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Si realmente quieres ser rico, debes entender que gastar tu dinero no tiene nada de malo

Publicado en Interés General | 10 de marzo, 2015

GastarLas personas no debemos hacer esfuerzos sobrehumanos para ahorrar, ni privarnos de cualquier tipo de gozo en la vida que deseamos tener.

Por Joan Lanzagorta

Muchas personas se sorprenden de sobremanera cuando les digo que sí se vale gastar nuestro dinero.

Quizá es algo que no esperan, por el contrario, piensan que un especialista en finanzas personales siempre estaría hablando sólo de ahorro o de inversión, y de lo malo que es tener deudas.

Particularmente pienso que las personas no debemos hacer esfuerzos sobrehumanos para ahorrar, ni privarnos de cualquier tipo de gozo en la vida que deseamos tener con tal de acumular una mayor cantidad de capital.

Lo anterior, considero, porque el dinero no es y nunca debe ser un fin en sí mismo, sino simplemente es un medio por el cual podemos conseguir vivir mejor y lograr aquello que más nos importa.

En ese sentido, digo y siempre he dicho que las finanzas personales son y deben ser siempre sólo una parte de nuestro plan de vida. Por ello es que, si no sabemos qué es lo que realmente queremos lograr, o nos pasamos la vida postergando lo que de verdad es importante, no podremos ser felices ni con todo el oro del mundo.

¿Cuáles son tus prioridades?

Parece mentira, pero existe mucha gente que no tiene bien claro qué es lo que en realidad le importa lograr en la vida; no tiene claras sus prioridades cuando se trata de poner en perspectiva su futuro.

En ocasiones, cuando les pido a las personas que me den una lista con sus cinco valores o cosas más importantes que consideran que tienen en su vida, me doy cuenta de que muchos en realidad no lo saben.

Algunos se defienden con respuestas de libro de texto, es decir, con aquellas respuestas que se aprendieron y que incluso consideran que a los demás les gusta escuchar.

Existen otros más que dicen que la seguridad es importante, pero no compran seguros para proteger a sus hijos, ni a sus pocas o muchas posesiones.

Hay quienes dicen que la libertad, pero en realidad viven atados a deudas enormes que tardarán mucho tiempo en pagar. Eso sí, cuando sale un nuevo teléfono inteligente corren a comprarlo para estar a la vanguardia, adquiriendo así otra deuda más.

Cada quien elige su camino

Siempre he dicho que las finanzas personales son eso, personales, ya que no existe una verdad absoluta ni una solución única para todos los casos.

Cada persona es diferente y, por lo mismo, lo que conviene a cada una de ellas depende de su situación personal y de lo que para esa persona sea más importante. En ese sentido, cada quien elige su propio camino.

Las finanzas personales sin duda nos dan las herramientas para tomar una decisión más adecuada que cumpla con nuestras necesidades, pero también nos acompañan para sortear los obstáculos inesperados que podemos encontrarnos en el camino.

No olvidemos nuestras metas

Pase lo que pase, siempre debemos tener nuestras metas en la mente. ¿Me compro esa nueva televisión? Depende de tu situación personal. ¿Comprarla te aleja de tus metas o no te afectará en absoluto? Recuerda que aun si la pagas a meses sin intereses, las mensualidades te restarán dinero disponible para otras cosas.

Toma siempre una decisión informada, conociendo su alcance y las consecuencias de lo que vas a hacer. Es igual que cualquier otra decisión importante que tomes en la vida.

Por último, recuerda siempre que se vale disfrutar el dinero, para eso es, pero no si eso significa sacrificar lo que de verdad es importante para ti y los tuyos.

Te invito a visitar mi página: http://www.PlaneaTusFinanzas.com, el lugar para hablar y reflexionar sobre finanzas personales.

Sígueme en Twitter: @planea_finanzas

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB