Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Si quieres ser rico, NO debes vivir por debajo de tus posibilidades

Publicado en Educación Financiera | 23 de mayo, 2014

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

Por qué ampliar tus posibilidades es la clave para prosperar en la vida

“Vive por debajo de tus posibilidades” asume que la solución es reducir tus gastos. La solución es aumentar y ampliar tus ingresos.

Robert escribió recientemente sobre la importancia de los hechos frente a las opiniones cuando se trata de inteligencia financiera. Hoy quiero hablar sobre una opinión financiera que dista mucho de la realidad: el conocido refrán de “vivir por debajo de tus posibilidades.”

Vivir por debajo de tus posibilidades es común. Es el consejo financiero que los “expertos” dan todos los días. En lugar de simplemente aceptar ciegamente este consejo, debemos preguntarnos: “¿Por qué dicen eso?”

Jean Chatzky, una famosa autora y oradora financiera, usa las palabras, “Vivir modestamente.” Cuando le preguntaron por qué, dijo, “Porque el 41% de las personas en los Estados Unidos se quedará sin dinero durante su jubilación.” De nuevo supone que la gente tiene que ahorrar a su manera para su jubilación.

Otro supuesto que los “expertos” hacen es que no sabemos cómo controlar nuestros gastos. Queremos gratificación instantánea. En otras palabras, estamos gastando más de lo que estamos ganando.

Viviendo por encima de tus posibilidades

Un señor que conozco, Kevin, ha vivido por encima de sus posibilidades durante toda su vida. Cuando era más joven, sus ingresos eran altos. Agasajaba a mujeres hermosas, conducía coches deportivos caros, y vivía cerca del océano en Malibu. Vivió un estilo de vida muy lujoso.

A medida que fue creciendo, tuvo un problema: su estilo de vida continuó, pero sus ingresos no. Todo lo que poseía fue apalancado, o financiado, hasta el máximo. Sus tarjetas de crédito estaban siempre al tope. Llegaba a pedir dinero prestado a sus amigos para pagar su extravagante estilo de vida. “Es sólo un revés temporal,” les decía.

Pero no fue temporal. Cuando se trataba de ganar dinero, siempre tanteaba en la oscuridad, buscaba el gran negocio, apostaba. Vivió muy por encima de sus posibilidades. Simplemente no podía admitirse a sí mismo que estaba en la ruina. Vivió en una ilusión por años. Se negó a conseguir un trabajo. Eso estaba por “debajo de él,” en su mente.

Hoy, su hermosa casa ha sido embargada. Él, su esposa y sus tres hijos son básicamente homeless (personas sin hogar), viviendo en moteles baratos y quedándose con familiares. Él tiene 65 años. Lo que me sorprende es que sigue insistiendo en que “Esto es sólo temporal.” Kevin definitivamente vivía por encima de sus posibilidades.

Otro punto de vista

“Vivir por debajo de tus posibilidades” asume que la solución es reducir tus gastos. “Vivir por encima de tus posibilidades” asume que el dinero está a la vuelta de la esquina.

Sugiero que la solución es aumentar y ampliar tus ingresos. Cualquiera puede cortar gastos. Y todo el mundo puede esperar y rezar para que el dinero llegue. Pero se necesita creatividad, conocimiento y osadía para hacer crecer tus ingresos; para ampliar tus posibilidades a través de la inteligencia financiera.

Robert y yo hemos vivido de esta manera durante décadas. Cuando había algo que queríamos, no decíamos, “No podemos pagarlo.” Tampoco nos decíamos: “Comprémoslo. El dinero ya vendrá.”

Nosotros decíamos: “¿Cómo podemos pagarlo?” Es una mentalidad diferente y muy importante. Esta mentalidad nos ha ayudado a crear riqueza, al comprar activos que ampliaban nuestras posibilidades, a la vez que nos permitían disfrutar de las cosas buenas de la vida.

Vivir para ampliar tus posibilidades

Robert y yo vivimos en una pequeña casa con una hipoteca de $400 por 10 años. La mayoría de nuestros amigos en ese tiempo tenían muy buenos empleos, con altos salarios y conducían los más nuevos Porsches, Mercedes y BMW. Tomaban vacaciones caras en los mejores lugares del planeta. Vivían en las “McMansions.”

Robert y yo no sufríamos. Nuestra casa, pequeña y barata, estaba en un lindo resort con un parque acuático, tiendas y restaurantes. El restaurante ofrecía un servicio a la habitación a nuestra puerta en un carrito de golf. Viajábamos por el mundo. La diferencia entre nuestro viaje y los viajes de nuestros amigos era que las empresas nos pagaban el viaje para reunirnos con ellas. Nuestros amigos pagaban sus pasajes. Tuvimos un gran estilo de vida a pesar de que nuestros gastos eran bajos. Pudimos hacer todo esto porque así lo diseñamos.

El dinero que podríamos haber gastado en una casa grande y coches de lujo fue para comprar nuestras inversiones. Al principio, invertimos principalmente en propiedades para alquilar. Luego ampliamos nuestras inversiones en todas las clases de activos. Fue sin duda un caso de demorar la gratificación. Continuamos comprando inversiones y viviendo donde estábamos hasta que llegó el día en que nuestro cashflow (o ingreso mensual) de nuestras inversiones pudieron pagar nuestra casa grande y los coches de lujo.

En esencia, no vivimos ni por debajo ni por encima de nuestras posibilidades: vivimos para expandir nuestras posibilidades.

Actualmente, todavía nos adherimos a esa estrategia. Continuamos incrementando nuestros ingresos y ampliando nuestras posibilidades para crear el estilo de vida que queremos para nosotros mismos.

Yo no creo en la mentalidad de “vivir por debajo de tus posibilidades”. Para muchas personas, incluyendo los que te ofrecen ese asesoramiento, esta es una mentalidad de pobre. Pero aún más dañino que la mentalidad de pobre es que este consejo mata el espíritu. Te contrae y te hace pequeño. Hace que las personas sean menos de lo que realmente son, no más. Sentencia a las personas a una vida de mediocridad.

Y si alguna vez pensaste que tenías que pasar el resto de tu vida viviendo por debajo de tus posibilidades, ¡Detente! Es hora de crecer más grande, más inteligentes, y ampliar no sólo tus posibilidades, sino también ampliarte a sí mismo como persona.

Publicado originalmente en RichDad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB