Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Si quieres ser rico, debes entender cómo funcionan las empresas

Publicado en Educación Financiera | 14 de noviembre, 2014

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Invertir mejor gracias a las empresas

Cuando tenía alrededor de doce años, me di cuenta del poder de la inversión. Estaba caminando por la playa con mi padre rico y su hijo, Mike, y nos estaba mostrando el pedazo de tierra que acababa de comprar.

Aunque sólo tenía 12 años, sabía que era muy caro comprar una propiedad frente a la playa. Me di cuenta de que mi padre rico acababa de comprar una de las piezas más valiosas de tierra de nuestra ciudad.

Lo primero que pensé fue: “¿Cómo puede el padre de Mike pagar esto?”

Mientras estaba en esa propiedad frente a la playa, y las olas lavaban mis pies, quedé impresionado de que el padre de mi amigo, un hombre de la misma edad que mi padre, pudiera comprar algo así; algo que mi padre nunca podría comprar.

Fue ese día en el que aprendí el poder de la palabra “inversión”.

Las preguntas siguen siendo las mismas

Hoy, décadas más tarde, tengo a muchas personas preguntándome las mismas preguntas que empecé a preguntar ese día.

En las clases de inversión donde enseño, la gente me pregunta cosas como:

• “¿Cómo puedo invertir cuando no tengo nada de dinero?”
• “Tengo $10.000 para invertir. ¿En qué me recomendarías invertir?”
• “¿Me recomiendas invertir en bienes raíces, fondos mutuos o en acciones?”
• “¿Puedo comprar bienes raíces o acciones sin dinero?”
• “¿No necesitas dinero para hacer dinero?”
• “¿Invertir no es arriesgado?”
• “¿Cómo consigues beneficio tan altos con bajo riesgo?”
• “¿Puedo invertir contigo?”

El poder de la inversión

La gente entiende el poder que se encuentra en la palabra inversión, y muchos quieren disfrutar de ese poder para sí mismos. Sin embargo, muchas personas también le tienen miedo de ese poder y se mantienen alejados de él, y muchos incluso son víctimas de él.

En lugar de huir de este poder, o condenarlo diciendo cosas como, “Los ricos explotan a los pobres”, o “Invertir es arriesgado”, o “No me interesa hacerme ser rico”, me entró la curiosidad.

Fue mi curiosidad y mi deseo por adquirir el poder que se encuentra en la inversión lo que me puso en el camino de investigar y aprender sobre las inversiones.

“¿Cómo puedes pagarlo?”

Parado en la playa con mi padre rico muchas décadas atrás, finalmente me atreví a preguntarle: “¿Cómo puedes pagar esto?” Padre rico me dio una respuesta que nunca olvidé. Poniendo su brazo alrededor mío, comenzamos a caminar a lo largo de la orilla, y dijo, “Yo no puedo pagar y comprar esta tierra, pero mi negocio si puede.” Mis lecciones sobre inversor habían comenzado.

El negocio de invertir

Hace muchos años, enseñé en una clase de tres días sobre las inversiones en Sydney, Australia. Durante el primer día y medio hablamos sobre los secretos de construir un negocio. Finalmente, frustrado, un participante levantó su mano y preguntó: “¡Vine a aprender sobre inversiones! ¿Por qué te enfocas tanto tiempo en los negocios?”

Le di al hombre dos razones en respuesta.

1. En última instancia invertimos en negocios. Si inviertes en acciones, estás invirtiendo en un negocio. Si compras un pedazo de bienes raíces, como un edificio de apartamentos, eso es un negocio. Si compras un bono, estás invirtiendo en un negocio.

Lógicamente, se deduce que si quieres ser un buen inversionista, primero tienes que ser bueno en los negocios y entenderlos bien.

2. La mejor manera de invertir es hacer que tus negocios compren tus inversiones. La peor manera de invertir es como individuo. Los inversores más exitosos del mundo compran sus inversiones a través de sus negocios, y los realmente exitosos crean inversiones a través de sus negocios, inversiones que los demás quieran comprar.

Esto, por supuesto, es una manera muy diferente de pensar las inversiones, y es la razón por la que al hombre en Australia le costó entenderlo inicialmente. Pero es el tipo de pensamiento que separa a los inversores increíblemente exitosos de los inversores simplemente promedios.

Publicado originalmente en RichDad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB