Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Si quieres ser rico, cuestiona los consejos financieros

Publicado en Educación Financiera | 13 de junio, 2014

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

Toma el control de tu dinero

Recientemente estuve viendo un programa de televisión matutino. El conductor dijo: “Y no se vayan que en nuestro próximo segmento hablaremos sobre qué debe hacer hoy para asegurar su seguridad financiera!” Así que no me fui y esperé, con ganas de escuchar qué nuevo consejo tenía este experto para ofrecer.

Estos son los innovadores y atrevidos consejos.

• “Vive humildemente. Mantenga su vida sencilla.”

Busqué “humilde” en el diccionario. Una definición es “hacer que alguien se sienta menos importante.” ¿Por qué alguien elegiría hacer eso?

• “Tenga un presupuesto.”

¿Esto es nuevo?

• “Póngase al día. Si usted no ha estado ahorrando, entonces será mejor que ahorre, ahorre, ahorre! Si está en sus 40 años de edad o más, entonces ahorre aún más.”

Bueno, eso es original!

• “Trabaje más tiempo. Cuanto más tiempo pueda posponer su retiro o jubilación, mejor.”

Tienes que amar esa. Que inspirador!

Este es el consejo estándar sobre cómo garantizar la seguridad financiera.

¿Es nuevo? No. ¿Te hace pensar? No. ¿Vale la pena? No en mi opinión. Este consejo puede ser bueno para la gente que quiere “salir del paso” o simplemente sobrevivir financieramente. Pero este consejo no te ayudará a conseguir la independencia financiera.

No hace nada para incitarme a tomar acción. ¿Dónde está la motivación, la pasión, el entusiasmo por la vida?

La realidad es que en la vida siempre hay alguien dispuesto a darte consejos, sobre todo cuando se trata de dinero. En un mundo lleno de consejos, ¿cómo saber qué escuchar y qué ignorar? Saber cómo responder a esta pregunta es una de las claves para alcanzar la libertad financiera.

Cómo distinguir los buenos consejos de los malos

Lo primero que tienes que saber es qué consejo o información estás buscando. Esto depende del sueño y la meta a la que aspiras. También depende de tu plan para llegar allí. Tu plan es simplemente lo que tienes que hacer para alcanzar tu sueño. Tu plan no tiene que ser complicado. Por ejemplo, si decides que quieres ser jugador de tenis, ese es tu sueño. Tu plan es comprar una raqueta de tenis, pelotas de tenis, zapatillas de tenis, y ropa de tenis; y tomar clases de tenis tres veces a la semana.

En segundo lugar, tienes que saber de quién quieres tomar el consejo. Tú (y nadie más) eliges qué información pones en tu cerebro y de cuales profesores quieres aprender.

Por último, tienes que saber qué consejo (o información) es relevante y significativo para ti, y cuáles no. Por ejemplo, los consejos del programa de televisión matutino no son relevantes ni significativos para mí, ya que no están alineados con mis metas ni mis valores.

Pregunta: “¿Qué significa eso para mí?”

El mundo del dinero es fascinante. Creo que muchos probablemente perdemos el interés si lo que estamos leyendo o viendo parece no tener relevancia para nosotros. Si escucho un programa de radio y el próximo invitado va a hablar sobre cómo entrenar a un hámster, entonces cambiaré de emisora porque no tengo un hámster. Pero todos tenemos dinero, así que cuando veo un programa de noticias financieras o leo un artículo del periódico sobre economía, la pregunta que me hago es: “¿Qué significa eso para mí?”

Por ejemplo, se habla mucho sobre una posible inflación. Entonces, ¿qué significa eso para mí? Eso significa que todo costará más. También significa que el valor del dólar continuará cayendo. ¿Y qué significa eso para mí? Eso significa que las tasas de interés probablemente aumentarán. ¿Y qué significa eso para mí? Eso significa que puede que quiera fijar la tasa de interés de la hipoteca de mi casa pronto, y así no quedar atrapada en el futuro con una hipoteca con una tasa mucho más alta y que me costará más dinero.

Cuestiónalo todo

Cuestiona, cuestiona, cuestiona… y desafía al mismísimo viejo y tan repetido consejo que escuchas todos los días, semanas, meses y años. Cuestiona todos los consejos que oigas y leas. Cuestiona a los “expertos”. Cuestiona a mi equipo y a mí. Piensa por ti mismo. Pregunta:

• ¿Tiene esto sentido para mí?

• ¿Cuáles son los pros y los contras?

• ¿Esto me acercará a mi meta financiera?

A veces no sabrás qué preguntas hacer. Simplemente sigue preguntando porque cada pregunta que haces, es la pregunta correcta si te hace más inteligente como resultado, y si te lleva a tomar mejores decisiones sobre ti y tu dinero.

Es hora de pensar por ti mismo y cuestionar el tradicional consejo aceptado rutinariamente y que tantas personas siguen ciegamente. Es momento de descubrir cual consejo, información y estrategia funciona mejor para ti.

Publicado originalmente en RichDad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB