Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

“Si no aprendes a gastar, aprenderás a sufrir”

Publicado en Interés General | 23 de septiembre, 2014

GastarPor Cristhian Macías Rojas

No se trata sólo de ahorrar. Se trata también de aprender a gastar, a consumir. Por lo cual es importante también aprender a tener deudas buenas que, garantizará su futuro financiero.

Nunca imagine que la sabiduría financiera de mi abuela fuera a hacerse evidente una década después de su muerte con tanta precisión. Recuerdo que cada domingo antes de ir a misa de 7 am, ella proclamaba “Sí no aprendes a gastar, aprenderás a sufrir”, la verdad nunca lo entendí hasta cuando vi el reporte de estabilidad financiera del Banco de la Republica de 2013, el cual afirma que la deuda de los hogares colombianos supera los 100 billones de pesos.

Muy seguramente usted, al igual que yo, se encuentra dentro de la estadística. De esa manera, la pregunta que deberíamos hacernos es: ¿Son deudas buenas o deudas malas?

La deuda Buena no nos mata, por el contrario, nos revitaliza si se usa de manera adecuada. Siempre es conveniente tener alguna deuda buena, un ejemplo es comprar un apartamento con un crédito hipotecario y que el arriendo del apartamento cubra la cuota del crédito. Este tipo de deudas (buenas) se caracterizan porque con el tiempo generan un incremento de activos, ingresos y bienestar.

Nunca olvide que en cualquier proyecto de inversión es necesario asesorarse por expertos, porque su deuda buena fácilmente se le podría convertir en una deuda mala.

No quisiera asustarlos ni mucho menos ‘aniquilarlos’ financieramente, pero lo más peligroso de la deuda mala es que destruye la auto-confianza; y he conocido en mi carrera miles de personas que nunca volvieron a vivir su vida con pasión porque perdieron la confianza y la esperanza en sí mismos a causa de sus altos niveles de deuda mala.

No es necesario abrir tanto los ojos para reconocer una deuda mala. Es muy fácil de identificar porque su característica principal es que camina por el mundo satisfaciendo deseos y lujos. ¿Qué lujos satisface hoy con sus deudas?

Para concluir, es importante que, ahora mismo, se tome el tiempo suficiente para preguntarse si quiere vivir o morir financieramente, y si su elección es vivir, siga estos consejos:

1. Registre de ahora en adelante todos y cada uno de sus gastos.
2. Lleve un presupuesto por categoría
3. Calcule por separado el valor real de sus deudas buenas y sus deudas malas
4. Liquide cuanto antes sus deudas malas.
5. Repita constantemente el proceso.

Fuente: http://www.finanzaspersonales.com.co/columnistas/articulo/si-no-aprendes-gastar-aprenderas-sufrir/53402

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB