Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Seis cosas que nunca deben estar en tu lista de tareas pendientes

Por Stephanie Vozza | Publicado en Interés General | 6 de junio, 2017

Reibox BlogEscribir una lista de tareas pendientes parece ser una manera ordenada de hacer un seguimiento de lo que necesitas lograr, pero puede quedarse corto o incluso descarrilar tu éxito.

Las listas de tareas pendientes no proporcionan contexto sobre las tareas, no proporcionan una línea de tiempo y son fáciles de ignorar. Es más, las listas de tareas que priorizan sistemas pueden ser complicadas y difícil de navegar.

Entonces, ¿Deberías tirar tu lista de tareas pendientes a la basura? Absolutamente no, dice Paula Rizzo, autora de Listful Thinking: Using Lists to be More Productive, Highly Successful and Less Stressed.

Las listas pueden cambiar tu vida si las usas correctamente,” dice Rizzo, fundadora de ListProducer.com, un sitio web que ofrece consejos y cursos para hacer listas. “Parece tan simple escribir una lista, pero en realidad hay una manera correcta y una manera incorrecta de hacerlo si quieres lograr el éxito. A menudo nuestros malos hábitos en hacer listas son los que nos están reteniendo.”

El contenido de tu lista es clave para su utilidad.

Aquí tienes seis elementos que debes quitar o nunca poner en una lista de tareas pendientes:

1. Una tarea que sea una rutina o habitual

El primer conjunto de elementos para sacar de tu lista de tareas es lo que haces cada día en el trabajo, como revisar tu email o asistir a una reunión diaria por la mañana, dice Ari Banayan, cofundador del blog de desarrollo personal Habit Nest.

“El punto es quitar cualquier cosa de tu lista que harás sin importar si está ahí o no,” dice.

2. Una tarea que sigues poniendo (pero nunca completas)

Si una tarea sigue reapareciendo porque sigues poniéndola, es probable que nunca la vayas a hacer, y eso está bien, dice Rizzo.

“Date el permiso para sacar esas cosas para siempre y sigue adelante,” dice. “Está bien si no aprendes a hablar italiano.”

3. Una tarea que alguien más puede hacer

Sólo porque puedas hacer algo no siempre significa que debas hacerlo, dice Rizzo.

“Mira tu lista y averigua qué cosas podrías dársela a otra persona para que se encargue por ti,” dice. “Ser capaz de delegar cosas te liberará para hacer las tareas que te hagan ganar dinero o te traigan alegría.”

4. Una tarea que toma cinco minutos

Si puedes realizar la tarea en unos minutos, entonces hazla, no la anotes, dice Grainne Logue, gerente de marketing de la aplicación Buckets.

“Cualquier elemento de tu lista que tomaría menos de 5 minutos para hacerla, no debería estar en tu lista de tareas pendientes, debería hacerse,” dice. En lugar de eso, utiliza tu lista de tareas para tareas que requieran más tiempo y poder cerebral.

5. Un proyecto de largo plazo

Los proyectos a largo plazo por lo general terminan en la parte inferior de la lista hasta que el plazo se ponga tan cercano que se conviertan en emergencias de último minuto, dice Jamie Novak, autor de Keep This Toss That: Unclutter Your Life to Save Time, Money, Space, and Sanity.

“Darle la vuelta a tu lista de tareas pendientes una vez a la semana puede ayudarte a terminar las cosas,” dice. En lugar de anotar un proyecto grande, el cual puede hacerte sentir abrumado, divídelo en pasos manejables. Esto te ayudará a progresar en partes de tus metas.

6. El fregadero de la cocina

Escribir una lista de tareas puede y debe sentirse como un liberador de cerebro, pero también puede convertirse en una cantidad interminable de trabajo. Las listas largas pueden ser paralizantes, y la clave es hacer una lista corta de tareas diaria con ítems de tu lista maestra.

“Si eres honesto acerca de tus capacidades, tendrás que admitir que probablemente sólo tendrás la oportunidad de cumplir de tres a cinco tareas en un día,” dice Maura Thomas, autora de Personal Productivity Secrets: Do What You Never Thought Possible With Your Time and Attention … and Regain Control of Your Life.

Tener una lista más pequeña te preparará para pequeñas victorias que aumentarán tu confianza y te mantendrán en movimiento de una tarea a otra, dice Rizzo.

“Determina qué tareas debes tratar primero y ponlas en una lista separada que usarás para el día,” dice. “Asegúrate de poner en tu lista sólo cosas para las que tengas tiempo y recursos para lograr ese día”.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB