Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cómo se sintieron algunos emprendedores exitosos al incio de sus negocios

Publicado en Interés General | 30 de noviembre, 2016

emprendedoresA veces la idea de convertirse en empresario parece una locura, ya que las probabilidades de éxito son muy pequeñas y el fracaso es casi seguro.

Para dar el salto, siempre hay miedo, pero todo depende de cómo nos comportemos frente a él.

Adam Grant, autor del libro ‘Originals’, buscó a los empresarios más originales de nuestro tiempo y entrevistó a íconos de la tecnología que van desde Larry Page y Elon Musk a Jack Dorsey y Mark Cuban, y les pidió que le contaran sus primeros días como emprendedores.

Todos sintieron el mismo miedo al fracaso que el resto de nosotros. Solo que ellos respondieron de una manera diferente.

Cuando la mayoría de nosotros tenemos miedo al fracaso, nos alejamos de nuestras ideas más audaces. En lugar de ser original, preferimos jugar a lo seguro, en la venta de productos y servicios convencionales y conocidos. Pero los grandes empresarios tienen una respuesta diferente al miedo al fracaso. Sí, tienen miedo de fracasar, pero tienen aún más miedo de no intentarlo.

Cuando las personas reflexionan sobre sus mayores pesares, en general se arrepienten de las inacciones, de no haber hecho algo. Lo que la mentamos no es el fracaso, sino que la falta de acción.

Los empresarios que conoció Grant constantemente le dijeron que no tenían miedo de fallar, sino de no dejar marca. Y eso significaba que tenían que hacer un esfuerzo para tener una oportunidad de llevar a sus nuevas ideas en el mundo.

Estas personas aprendieron a ver el fracaso no como una señal de que sus ideas están condenadas, sino como un paso necesario para el éxito. De hecho, aprendemos más de los fracasos que del éxito. Sin fallo, la complacencia puede colarse.

Con ideas originales, el fracaso es inevitable, porque es imposible predecir cómo evolucionarán las tecnologías y los gustos cambian. En los primeros días de Google, Larry Page y Sergey Brin trataron de vender su motor de búsqueda por menos de US$ 2 millones, pero su potencial comprador los rechazó.

A lo largo de la historia, las personas originales han sido quienes más han fallado, porque vuelven a intentarlo cada vez que caen, hasta que finalmente logran surgir y sus ideas son apreciadas por todo el mundo.

Si al principio no tienes éxito, quiere decir que estás apuntando alto. Solo no te rindas.

Fuente: businessinsider

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB