Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Qué necesitas para convertirte en un inversionista sofisticado y hacerte rico

Por Robert Kiyosaki | Publicado en Educación Financiera | 23 de septiembre, 2016

Robert KiyosakiPadre rico a menudo hablaba sobre los inversores sofisticados.

“Un inversionista sofisticado es un inversor que entiende cada uno de los diez controles de los inversores”, dijo. Estos diez controles fueron la clave para hacer grandes sumas de dinero en los mercados.

Esta semana voy a compartir los primeros cinco controles que mi padre rico me enseñó, y voy a terminar con los siguientes cinco en el post de la próxima semana.

Control del Inversor #1: Control sobre tú mismo

“El control más importante que debes tener como inversor es el control sobre tú mismo,” dijo padre rico.

A la mayoría de nosotros nos enseñaron en la escuela a convertirnos en empleados. Sólo había una respuesta correcta, y cometer errores era horrible. No nos enseñaron educación financiera en la escuela. Una vez que sales de la escuela, necesitas de mucho trabajo y tiempo para poder cambiar tu forma de pensar y llegar a estar financieramente educado.

Un inversor sofisticado sabe que hay varias respuestas correctas para cualquier situación dada, que el mejor aprendizaje llega a través de cometer errores, y que la educación financiera es esencial para tener éxito.

Ellos no se ponen nerviosos cuando cometen un error. Más bien, tienen control sobre sí mismos para aprender y hacerse mejores por los errores. Ellos conocen sus propios estados financieros, y entienden cómo cada decisión financiera que hacen eventualmente afectará sus estados financieros.

Control del Inversor #2: Control sobre las proporciones ingresos/gastos y activos/pasivos

Este control se desarrolla a través de la educación financiera. Mi padre rico me enseñó los tres patrones de flujo de dinero, el de las clases pobres, medias y los ricos.

Los pobres gastan cada centavo que ganan y no poseen activos. Simplemente es: dinero que entra, dinero que sale.

La clase media acumulan más deudas a medida que se hacen más exitosos. Un aumento de sueldo los califica para pedir más dinero prestado al banco para poder así comprar cosas como coches, barcos, vacaciones, y mucho más. A medida que sus ingresos aumentan, también lo hace su deuda personal. Eso es lo que llamamos la carrera de ratas.

Los ricos tienen activos que trabajan para ellos. Ellos lograron el control de sus gastos y se centran en adquirir o construir activos. Sus negocios pagar la mayor parte de sus gastos, y tienen sólo unos cuantos, o ningún, pasivos personales.

Los inversores sofisticados enfocan su tiempo y energía en comprar activos que pongan dinero en sus bolsillos, no pasivos que saquen dinero de sus bolsillos. Es así de sencillo.

Control del Inversor #3: Control sobre la administración de una inversión

Un inversor que posee suficiente porción de una inversión como para poder controlar las decisiones de la administración, tiene este tipo de control del inversor. Este inversor puede ser un único propietario o poseer las suficientes acciones como para poder involucrarse en el proceso de la toma de decisiones.

Las habilidades que se aprenden al construir un negocio exitoso con el Triángulo DI son esenciales para este inversor.

Una vez que el inversionista sofisticado posee estas habilidades, él o ella estarán en mejores condiciones para analizar la eficacia de la administración en otras potenciales inversiones. Si la dirección parece competente y exitosa, el inversor estará más cómodo poniendo dinero en ella.

Control del Inversor #4: Control sobre los impuestos

El inversor sofisticado aprendió sobre las leyes fiscales, ya sea a través del estudio formal o haciendo preguntas y escuchando a buenos asesores. El lado derecho del Cuadrante del Flujo de Dinero ofrece ciertas ventajas fiscales que el inversor sofisticado utiliza cuidadosamente para minimizar los impuestos que debe pagar y aumentar los impuestos diferidos siempre que sea posible.

Por ejemplo, en los Estados Unidos, las personas en el lado D (Dueños) e I (Inversores) del cuadrante gozan de muchas ventajas fiscales que los del lado E (Empleado) y A (Auto-empleados) no tienen.

Gran parte de los ingresos del inversor sofisticado es en forma de ingresos pasivos y de cartera, por lo que no tienen que pagar impuestos para el seguro social, como la seguridad social y Medicare por ese dinero.

Ellos pueden usar las leyes fiscales de diferir el pago de impuestos, a veces indefinidamente.

Ellos pueden pagar los gastos con dinero antes-de-impuestos y ser gravados sólo por los ingresos netos.

Estas y muchas otras ventajas le dan al inversor sofisticado una enorme ventaja por sobre los que invierten en los cuadrantes E y A.

Control del Inversor #5: Control sobre cuando compras y cuando vendes

El inversor sofisticado sabe cómo hacer dinero en un mercado al alza, así como en uno a la baja. Al construir un negocio, él o ella tiene una gran paciencia. A veces me refiero a esta paciencia como “gratificación retrasada.” Un inversionista sofisticado entiende que la verdadera recompensa económica se logra después de que la inversión o negocio es rentable, y se puede vender o hacerla pública.

La próxima semana, voy a cubrir los últimos cinco controles de los inversores que un inversor sofisticado hace. Así que asegúrate de no perderte ese post.

Publicado originalmente en blog.reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB