Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cómo puedes construir tu riqueza desde tu barrio

Por Kim Kiyosaki | Publicado en Educación Financiera | 27 de enero, 2017

Kim KiyosakiUno de mis tipos de inversión favoritos son los bienes raíces.

De hecho, mi primera inversión fue una pequeña casa de dos dormitorios en Portland, Oregón. Logré hacer $25 al mes en flujo de dinero, pero fueron los $25 más dulces que jamás había ganado. Encontrar esa pequeña casa me inculcó el amor por la caza.

Hoy en día, soy dueña de miles de unidades de apartamentos que ganan millones de dólares cada año; pero, honestamente, los fundamentos que usé para invertir en esas unidades no son diferentes a los fundamentos que usé para encontrar y comprar esa pequeña casa en Portland.

Busco propiedades que se puedan comprar por debajo del mercado, que tengan la oportunidad de ser mejoradas, y a través de esas mejoras, hacer crecer su flujo de dinero y valor. Es una fórmula bastante simple.

Y en la mayoría, todas estas unidades están cerca de casa. Las siguientes son tres razones de por qué.

1. Un conocimiento más profundo

Tú quieres estar al tanto de la zona en la que estás invirtiendo. Quieres saber si las rentas están subiendo o están bajando, si empresas o tiendas se están mudando al área, cómo se están moviendo los valores de las propiedades, y si las tendencias generales de la zona están subiendo o bajando.

Estos son sólo algunos de los factores de los que deseas estar al tanto, para que cuando una propiedad salga a la venta, seas el experto en esa área. Sabrás rápidamente si se trata de una propiedad y un área que valga la pena. Esto te ahorrará un montón de tiempo y dinero, así como también un montón de dolores de cabeza!

Algunas personas creen que pueden confiar en los corredores para este tipo de información, y en alguna medida puedes, si conoces y confías en el corredor, y no tienes los medios para ir y echarle un vistazo a una zona y propiedad por ti mismo. Recuerda, el trabajo de un corredor es vender la propiedad, por lo que necesitas ver todo lo que te dice con un ojo crítico. Para eso necesitas experiencia.

Pero hasta que hayas hecho muchas inversiones y construido muchas relaciones en la comunidad de bienes raíces, tienes un montón de propiedades justo en tu patio trasero. Conviértete en un experto en tu barrio antes de pensar en ir al siguiente “mercado caliente.”

2. Mantenimiento más sencillo

Si surge algún problema en tu propiedad (¡y surgirá!), No quieres tener que tomar un avión, alquilar un coche, solucionar el problema, conducir de regreso al aeropuerto y tomar un avión a casa. Sería una tortura, y te costaría mucho tiempo y dinero.

A medida que tus inversiones se hagan más sofisticadas, y las propiedades se hagan más grandes, puedes contratar un administrador de propiedades para hacer esa parte del trabajo por ti, pero los viajes siguen siendo un factor. Y hasta que alcances cierto nivel de inversión, te será muy difícil poder encontrar un administrador de propiedades dedicado y útil. En verdad, manejar reparaciones desde lejos es más problemas de lo que vale la pena.

3. Búsqueda más enfocada

Por último, si crees que las mejores ofertas siempre están en otras ciudades, gastarás todo tu tiempo persiguiendo cientos de potenciales propiedades por todo el mundo. Y al mismo tiempo, te perderás de las ofertas que se encuentran a unos pocos kilómetros de ti.

¿Hay buenas ofertas en otros lugares? Ciertamente, pero si te enfocas en unas pocas áreas claves cerca de tu casa y te conviertes en un experto en él, te sorprenderás de la cantidad de buenas ofertas que están justo en tu puerta.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB