Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Por qué pagar más te hará rico

Publicado en Educación Financiera | 1 de noviembre, 2013

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

El poder de un buen consejo

Dos hombres fueron a cenar juntos. Eran viejos amigos y querían ponerse al día. Uno de los hombres era un exitoso inversionista de bienes raíces. El otro amigo era un gerente de nivel medio en una sociedad anónima. Durante el transcurso de la cena, inevitablemente llegaron al tema de la inversión.

“Nunca podría hacer lo que tú haces”, dijo el gerente de nivel medio a su amigo. “Toma demasiado riesgo. Me alegra que seas exitoso, pero yo nunca podría hacerlo.”

“Seguro que puedes”, dijo su amigo inversionista de bienes raíces. “Todo lo que necesitas es un cambio de mentalidad y un poco de ayuda. Pasé muchos años estudiando el dinero y los bienes raíces, y tengo un gran corredor de bienes raíces que me ayuda a encontrar y hacer buenos negocios.”

“No tengo tiempo para todo ese estudio”, dijo su amigo gerente de nivel medio. “Trabajo mucho. Y la idea de trabajar con un corredor me da escalofríos. ¡Qué sinvergüenzas! ¿Por qué debería pagarles tanto dinero por hacer prácticamente nada?”

“Un buen corredor vale un buen dinero”, dijo el inversionista de bienes raíces. “Me gusta pagarle bien mi corredor… si es bueno en lo que hace. Considero que es parte del costo de la inversión.”

Después de más idas y vueltas, los amigos decidieron acordar en estar en desacuerdo. Cuando llegó la cuenta, los hombres discutieron amistosamente sobre quién iba a pagar. El amigo gerente de nivel medio ganó y tomó el ticket.

Mientras estaba firmando, dijo, “¡Qué gran servicio el de hoy! Voy a dejar una buena propina.”

El amigo inversionista de bienes raíces vio a su amigo escribir la propina y se dio cuenta de que le dio una generosa propina del 22 por ciento. Se despidieron y cada uno volvió a sus vidas.

La historia anterior ilustra una verdad general acerca de un buen consejo: cuando se trata de activos, los pobres y la clase media son tacaños, pero cuando se trata de pasivos, a menudo gastan demasiado.

Me parece gracioso que los pobres y los de clase media insistan en dar buenas propinas en los restaurantes (a veces incluso por un mal servicio) pero se quejan de pagarle a los corredores entre tres y siete por ciento por sus servicios. Los pobres y los de clase media disfrutan dándoles propinas a las personas de la columna de gastos y tacañeándoselos a las personas de la columna de activos. Eso no es inteligente financieramente.

¿Propietario vende?

A veces veo a personas colocando un cartel en frente de sus casas que dice: “Propietario vende”. O veo personas en televisión diciendo ser corredores con descuento. Una de las mayores tendencias de hoy es el comercio electrónico, con bajos costos de transacción fijos. Tú haces todo el trabajo, ellos te cobran una comisión por la transacción. El punto es que hay una gran cantidad de personas que buscan ahorrar dinero en sus inversiones, no pagando por profesionales.

Mi Padre Rico me enseñó el camino contrario. Él creía en pagarles a los profesionales bien, y yo lo creo también. Hoy, tengo contadores, abogados, agentes inmobiliarios y corredores de bolsa caros. ¿Por qué? Porque si (y remarco el si) las personas son profesionales, sus servicios me harán ganar dinero. Y cuanto más dinero ganen, más dinero gano.

El valor de la buena información

Vivimos en la era de la información, y la información es invaluable. Un buen corredor debe ser capaz de proporcionarte la información que te hará rico, así como tomarse el tiempo para educarte. Tengo muchos corredores que hacen eso para mí. Algunos me enseñaron gran información cuando tenía poco o ningún dinero, y todavía estoy con ellos hoy.

Lo que pago a mis corredores es muy poco comparado con el dinero que gano por sus grandes consejos de inversión y la información que me dan. Me encanta cuando mis corredores ganan un montón de dinero, porque usualmente significa que yo lo hago también.

El valor de ahorrar tiempo

Los buenos corredores también me ahorran tiempo. Son mis ojos y oídos en el mercado. Están ahí todos los días, y así me ahorran el tener que estar allí. Prefiero estar jugando golf.

Aquellos a los que les gusta hacer sus propias inversiones sin ayuda de los profesionales no deben valorar su tiempo. ¿Por qué querría ahorrar unos cuantos dólares, cuando podría usar ese tiempo para ganar más dinero en lo que soy bueno haciendo o para pasar un rato con los seres que amo?

No todos los corredores son creados igual

Es importante recordar, sin embargo, que no todos los corredores son iguales. Por desgracia, muchos corredores son sólo vendedores. Ellos venden, pero no poseen. Hay una enorme diferencia entre un corredor que vende casas y un corredor que vende propiedades de inversión y que él mismo invierte. Lo mismo es cierto para las acciones, bonos, fondos de inversión y corredores de seguros; esos que se llaman a sí mismos planificadores financieros.

Cuando busco buenos corredores, busco cuántas propiedades o acciones poseen personalmente y qué porcentaje pagan en impuestos. Eso se aplica a mi abogado fiscal y contador también. Las respuestas me dicen mucho sobre su inteligencia financiera y si realmente me pueden ayudar, y no sólo venderme algo.

Y lo más importante, busca un corredor que tenga tus mejores intereses en el corazón. Muchos corredores gastarán mucho tiempo para educarte, y por eso, ellos podrían llegar a ser uno de tus activos más valiosos. Sé justo con ellos, y la mayoría de ellos serán justos contigo. Si no quieres pagar por buena ayuda, entonces ¿por qué te la darían? Tú no trabajarías gratis, y no lo deberían hacer ellos tampoco.

¿Qué tipo de información estás escuchando: un buen consejo o un mal consejo? Para obtener ayuda, visita nuestra comunidad de educación financiera gratuita aquí.

Publicado originalmente en RichDad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB