Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Por qué las Start-ups deben “jugar en grande”

Por Ross Shelleman | Publicado en Negocios | 1 de febrero, 2016

ColumnaCinco años después de nuestro evento de financiamiento inicial, Target Data está prosperando. Tuvimos nuestros altibajos, éxitos, fracasos y un montón de diversión.

Cuando pienso en lo que pasó, veo que nos mantuvimos fieles a la creencia de “jugar en grande”, de actuar como la empresa que quieres ser, no como la empresa que eres hoy. Creo que muchas empresas jóvenes entienden mal esto. Para descubrir las ventajas de jugar en grande, aquí hay algunas lecciones que los CEOs jóvenes pueden utilizar.

1. Nunca uses la frase “cuando seamos más grandes vamos a…”

Aquí es donde todo empieza, muchas grandes ideas son asesinadas por estas palabras. Es muy fácil que las empresas jóvenes caigan en la trampa de utilizar esta frase, ya sea que se refieran a personas, recursos, tecnología o cualquier otra cosa.

En los primeros días de Target Data, invertimos fuertemente en dos áreas claves: personal y tecnología. Hubiera sido muy sencillo decir “cuando seamos más grandes, vamos a construir una infraestructura de clase mundial” o “cuando seamos más grandes vamos a contratar a una persona así.” En vez de eso, construimos la tecnología y contratamos personas que hicieron que compañías cinco veces más grandes que nosotros tuvieran envidia. ¿Fue más caro y arriesgado? Absolutamente, pero valió la pena cada centavo.

2. Sobre-Contrata todas las posiciones

Las personas que contratas crearán o destruirán tu empresa. La infraestructura tecnológica de Target Data habría sido inútil sin el fabuloso talento que lo respaldaba. Es un punto crucial que diferencia. Las decisiones más importantes que un joven CEO tomará, implicarán personas.

En Target Data utilizamos los datos de los compradores de nuestros clientes para desarrollar campañas de marketing muy concretas. Si bien usamos tecnología de primera para hacerlo, sin grandes personas sería imposible.

El talento es la diferencia entre el éxito y el fracaso. Empezamos la empresa desde una base de gran talento y sobre-contratando todas las posiciones. La mayor parte de nuestro equipo de gestión ocupó cargos de nivel ejecutivo en corporaciones globales. Fue un movimiento audaz contratar algunos de ellos tan pronto como lo hicimos, pero el negocio se adapto a nuestro personal, no al revés.

Muy frecuentemente, las empresas en fase inicial contratan gerentes claves que son demasiado amateurs. Esta estrategia no tiene sentido en los primeros días de una empresa de alto crecimiento. El talento de alto nivel puede lograr un enorme impacto. La cantidad de productividad perdida cuando cambias a los administradores jóvenes es arriesgada y peligrosa.

La experiencia que un equipo de alto nivel trae también te ayudará a esquivar las trampas más comunes. Enfócate en una cosa y sólo una cosa: deleitar a tus clientes. Esto es mucho más fácil con el equipo adecuado en su lugar. Contrata a los mejores profesionales que puedas pagar, y punto.

3. Entrega un servicio de primera calidad y los beneficios te seguirán

Me gustaría poder tomar el crédito por este dicho. Al principio de mi carrera, trabajé para un increíblemente exitoso emprendedor. Muchos de mis puntos de vista sobre los negocios provienen de trabajar estrechamente con él. Su mensaje era simple y fuerte: “entrega un servicio de primera calidad y los beneficios te seguirán”. Esta es parte de nuestra cultura en Target Data y es lo que realmente nos diferencia.

No es raro que las empresas más grandes en nuestra industria le cobren honorarios a las Start-Ups o nunca toquen los datos del cliente sin antes cobrar. Para mí eso no tiene sentido. Nosotros abrazamos a cada nuevo cliente y realmente entregamos valor antes de firmar cualquier contrato. Mi equipo quiere mostrarles a nuestros clientes cómo los datos de sus compradores impulsarán una estrategia de adquisición más inteligente. Muchas empresas jóvenes creen que no pueden asumir el riesgo de invertir en sus clientes sin saber por adelantado cuanto se les pagará. Preocúpate por los beneficios después. Confía en mí, vendrán.

4. Construye una cultura de productividad, no de actividad

No importa lo que leas por ahí, no hay medallas ni premios por trabajar más que todos los demás. No me malinterpretes; trabajamos muy duro en Target Data. Gestionamos millones de dólares en programas de marketing para nuestros clientes. Cuando clientes entregables están en la línea, nada más importa.

Me refiero a la cultura que anima a alardear sobre cuántas horas trabajan las personas, qué tan cortas vacaciones toman, o su falta de tiempo para hacer algo con sus familia o para su comunidad. Esta es la manera equivocada de medir el éxito. Si este pensamiento impregna una organización, es señal de falta de infraestructura y de personas equivocadas. Pon a las personas correctas en los puestos correctos y sal de su camino. Dales las herramientas y los recursos para que puedan tener éxito y anímalos a encontrar un equilibrio entre su vida laboral y personal.

Publicado originalmente en blog.reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB