Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Por qué la ambición te puede llevar más lejos que la experiencia

Por Richard Branson | Publicado en Negocios | 10 de marzo, 2016

Richard BransonUsted ha aconsejado a emprendedores que realicen contrataciones para compensar sus debilidades. Soy un tipo de ideas, y me encanta estar al frente de un público. No soy un tipo de ventas ni un gurú de la mercadotecnia ni un genio de las finanzas, así que necesito contratar a gente para cubrir esas debilidades.

Una vez que la gente correcta esté en funciones, ¿cómo delego responsabilidades mientras retengo la propiedad general de la empresa y mi idea? No tengo problema con dejar que la gente tenga éxito y consiga reconocimiento; me preocupa más entrar en conflicto con alguien que piense que puede hacer las cosas mejor que yo.

Además, ¿cómo inicio el negocio mientras lo protejo de competidores que tienen el dinero y los conocimientos – digamos, alguien que ha estado en el negocio 50 años y ha hecho crecer cientos de compañías – para aplastarme como un insecto y reclamar mis ideas como propias?

– Bill Hagen

Mientras trabajas en el lanzamiento de tu negocio, ten en mente dos cosas: la parte más fácil de ser emprendedor es proponer ideas; la parte más difícil es hacer que esas ideas se vuelvan realidad.

¿Por qué? Lo segundo regularmente involucra hacer algo en lo que no necesariamente eres bueno; como crear un sitio web, por ejemplo, o producir una aplicación, o elaborar una estrategia de mercadotecnia fuerte.

Yo soy un inútil con las hojas de cálculo y los números, y no comprendí por completo la diferencia entre neto y bruto ¡hasta que tuve al menos 50 años de edad!

Dicho esto, Bill, debes estar preguntándote cómo se las ingenió Virgin para crecer y convertirse en una marca mundial que abarca los sectores de telecomunicaciones, salud, acondicionamiento físico, hotelería y aviación.

El secreto de nuestro equipo es sencillo: siempre hemos contratado a personas inteligentes. Y hemos descubierto que la clave para encontrar a la gente correcta a la que hay que contratar es buscando a quienes son impulsados por su pasión, quieren aportar a tus ideas y no tienen miedo de sugerir maneras de mejorarlas.

Como soy disléxico, aprendí muy pronto cómo sacarle la vuelta a mis limitaciones. Como estudiante, tenía que depender de los compañeros de clase para que me ayudaran a estudiar para exámenes difíciles; cuando empecé mi propio negocio, me apresuré a delegar. Desde entonces, personas grandiosas se han unido a nuestra organización.

Dicho esto, aunque pudieras sentirte receloso del conflicto, contratar a personas que refuten tus ideas será bueno para el negocio. No puedes tener razón todo el tiempo, así que empleados y colegas que tengan el valor y el buen juicio de expresar sus opiniones honestas serán un activo valioso.

Hemos cometido algunos errores en Virgin, pero habríamos cometido muchos más si me hubiera rodeado de personas que me dijeran “sí” a todo.

Cuando inicies y esté en marcha tu negocio, es probable que algunas personas que supervisen partes de tu empresa sientan que pueden hacer las cosas mejor. Pero eso está muy bien; necesitas personas que tengan ideas. Escúchalas, delégales, y confía en ellas, de otro modo no se sentirán valoradas.

Algunos de tus empleados eventualmente podrían partir para iniciar sus propias compañías, pero esto solo significa que hiciste buenas contrataciones.

Ha sucedido algunas veces en Virgin: Adam Balon, que trabajó en Virgin Cola, luego cofundó Innocent Drinks; Rowan Gormley trabajó para varias compañías Virgin antes de establecer su propio negocio, Orgasmic Wines, el cual posteriormente compramos cuando estábamos creando Virgin Wines. Sus éxitos recuerdan a nuestros competidores que por cada persona grandiosa que deja Virgin, tenemos muchas más como parte del personal.

Es cierto que si tu empresa está basada en una idea grandiosa y termina amenazando con alterar a la industria, es probable que un actor establecido trate de copiarte o sacarte del negocio. Esto le ha sucedido a Virgin varias veces.

Cuando lanzamos Virgin Atlantic, por ejemplo, British Airways nos sometió a años de intimidación, lo cual incluyó que la compañía tratara de robarnos a nuestros pasajeros y filtrara a la prensa historias contra Virgin. Esta llamada ‘campaña de trucos sucios’ terminó en una demanda judicial que costó a British Airways tres millones de libras esterlinas.

¿Cómo sobrevivimos? Usamos nuestro tamaño pequeño en nuestro beneficio. Éramos ágiles y aprovechamos las oportunidades improvisadas para hacer publicidad. También sacamos la mayor ventaja de las nuevas tecnologías; Virgin Atlantic fue la primera aerolínea en introducir el entretenimiento en la parte posterior de los asientos y fuimos los primeros en tener un bar en el aire. En estos días, casi todas las aerolíneas tienen estas comodidades, y nosotros seguimos esforzándonos por encontrar nuevas maneras de innovar.

Es importante que tengas en mente que tus competidores establecidos quizá tengan dinero, pero es poco probable que puedan ajustar rápidamente su rumbo. Un emprendedor con algunos empleados expertos y mucha ambición puede alterar a cualquier industria.

Fuente: portafolio

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB