Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Por qué estoy invirtiendo?

Publicado en Educación Financiera | 5 de Agosto, 2011

Kim KiyosakiDefine tus objetivos de inversión antes de elegir entre ganancias capital o cashflow.

Por Kim Kiyosaki

Antes de entregar el pago inicial de una inversión inmobiliaria o “escribir” un cheque por 2.000 dólares en acciones, es una buena idea saber por qué exactamente estás invirtiendo. Me sorprende cómo muchas personas, muchas de las cuales ya han adquirido las inversiones, no entienden este concepto básico sobre las inversiones. Si aprendes este simple principio, estarás muy adelantado en este juego.

Dos cosas cuentan

Con una inversión, generalmente hay dos cosas por las cual invertir: ganancias capitales o Cash flow (Flujo de dinero)

Las ganancias de capital son las ganancias que obtienes por la venta de una inversión. Por ejemplo, compras una casa por $ 100.000. Pones un poco de dinero para arreglar la propiedad. Y entonces vendes la propiedad por $ 150,000. Tus ganancias por esa venta se llaman ganancias de capital. Lo mismo se aplica a las acciones. Compras acciones a $ 25 por acción. El precio de la acción sube a $ 35 por acción. Tus ganancias cuando las vendes son tus ganancias de capital. Una ganancia de capital sólo se realiza cuando vendes la inversión. Por supuesto, si vendes la inversión y pierdes dinero, tienes una pérdida de capital.

Cash Flow (Flujo de dinero) es dinero que entra de manera regular a partir de una inversión que tienes. Volvamos a la casa de 100.000 dólares. En vez de arreglarlo y venderlo, lo arreglas y lo alquilas por $ 1.000 mensuales. Cada mes recoges el alquiler y pagas los gastos, tales como reparaciones, impuestos, seguro, y la hipoteca. Si has manejado bien la propiedad, al final de cada mes tendrás un beneficio – o cashflow positivo – que entrará en tus bolsillo. Algunas acciones te darán un cashflow en forma de dividendos. O tal vez hayas invertido en el negocio de un amigo y ella se comprometió pagarte el 12 por ciento anual por el dinero que invertiste en ella. Eso también es cashflow.

Una forma sencilla de recordar los dos conceptos y la diferencia entre ellos, es que una ganancia es un evento que se da una sola vez (la venta); y el cashflow es continuo, o fluye.

¿Cuál es la mejor estrategia?

¿Por qué es importante conocer la diferencia? Depende de cuales sean tus objetivos de inversión e intereses. Una estrategia no es mejor que la otra, sólo diferente.

En 1989, cuando compré mi primera propiedad de alquiler, mi marido, Robert, y yo teníamos una meta: ser financieramente libres. Nuestra definición de libertad financiera era tener más dinero entrando a nuestros bolsillos cada mes, proveniente de nuestras inversiones, que saliendo para nuestros gastos de manutención. No es ciencia de cohetes. Sin embargo, definiéndonos ese objetivo, nuestro enfoque se dirigió inmediatamente al cash flow.

Para tener un cash flow mensual, nuestro plan fue comprar, poseer y alquilar nuestras propiedades. Logramos nuestra meta de la libertad financiera en 1994. Teníamos 10.000 dólares mensuales procedente de nuestros edificios de apartamentos y unas cuantas casas unifamiliares. La belleza de esta fórmula es que nuestros gastos de vida eran de sólo $ 3.000 por mes. En ese momento, éramos libres. Ya no teníamos que trabajar por dinero ya que el dinero estaba trabajando para nosotros. Eso, para mí, es la belleza del cash flow: No se trata de la cantidad de dinero que acumules, se trata de la libertad que te trae.

Eso no significa que las inversiones por ganancias de capital no tengan su mérito. Simplemente no son mi principal estrategia. Idealmente, busco las inversiones que tengan cash flow y futuras ganancias de capital, también conocido como “apreciación”. Quiero que cada inversión que tenga se aprecie con el paso del tiempo. La diferencia es que yo no invierto con una sola estrategia, esperando y rezando para que la propiedad se aprecie rápidamente, para que la pueda vender y así obtener una ganancia.

“La mujer rica en ti” trata de lograr la independencia financiera. Sólo tú puedes decidir la mejor manera de hacerlo. Si la bolsa de valores es lo tuyo, entonces ve a por ello a toda velocidad. Si te gusta comprar y vender propiedades, entonces hazlo. Sólo ten claro cuál es tu meta financiera.

Una diferencia a tener en cuenta

La principal diferencia para mí entre las dos estrategias es la siguiente: Si sólo me centro en comprar y vender inversiones, lo cual se enfoca en las inversiones de ganancias de capital, entonces tengo que seguir haciéndolo una y otra vez hasta acumular millones de dólares que cubran mi estilo de vida si mi meta es ser económicamente libre e independiente. No tengo dinero que entra mensualmente y constante. Una vez que venda una inversión, necesito comprar y vender otra para acumular más dinero. Para mí, es un proceso mucho más largo y lento.

Una regla del dinero para toda la Vida

Y ese pensamiento nos lleva a una regla importante que yo sigo fielmente. Todo dólar que entre en mi inversión o en mi columna de activos se queda en esa columna. En otras palabras, digamos que puse 100.000 dólares como pago inicial de una propiedad de $ 1 millón. Cada mes esa propiedad me da un cash flow de $ 1,000, o 10 por ciento. Puedo usar ese cashflow de mi propiedad como yo quiera, pero si vendo esa propiedad, los $ 100,000 originales son para otra inversión. No los gasto ya que quiero que mi cartera de inversiones siga creciendo.

Del mismo modo, si compro 100 onzas de plata (y yo compro una buena cantidad de monedas de plata de 1 onza y barras largas) que me costaría cerca de $ 1.500 en la actualidad. Entonces, si vendo esa plata en una fecha posterior, muevo los $ 1,500 originales hacia una nueva inversión. Mis beneficios o ganancia de capital son míos para hacer lo que yo quiera.

Lo que vi pasar muchas veces es que una persona compra $ 1.500 de plata y cuando un gasto inesperado aparece, como la necesidad de comprar nuevos neumáticos para su carro, ellas venden su plata y compran los neumáticos nuevos. Ahora ella está de nuevo en el principio sin ningún tipo de inversión.

Una vez que asignes un dólar para una inversión, ese dólar nunca deben ir hacia algo más que no sea una inversión. Si esa inversión es el primer lugar al que recurres cuando surge una emergencia financiera, tu cartera de inversiones nunca crecerá, y te encontrarás de nuevo en el principio una y otra vez.

¿Es Uno o el Otro?

¿Alguna vez invertí por ganancias de capital? Por supuesto. No es mi principal objetivo, pero tengo inversiones de ganancias de capital. En el próximo artículo, voy a decirte cómo utilice tanto las ganancias de capital y como el cashflow en un negocio de bienes raíces para lograr mi meta. También hablaré de algunas otras propiedades que compré y por qué las compré.

Fuente: http://www.richwoman.com/Resources/Articles/What-Am-I-Investing-For-

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 5/08/2011 - Maria:

    Excelente, me encanta la capacidad de Kim Kiyosaki para enseñar.

Subir »
FB