Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Por qué el pensamiento lateral es crucial hoy para las empresas

Por Dominic Barton | Publicado en Negocios | 7 de junio, 2016

pensamiento lateralLa pregunta que deberían hacerse los ejecutivos de hoy no es si su negocio sufrirá una disrupción, sino cuándo, quién la provocará y qué tan grave será.

Las disrupciones, por cierto, no son algo nuevo: las primeras hiladoras mecánicas que la Revolución Industrial desplegó en la Inglaterra del siglo XVIII fueron un golpe para los trabajadores textiles. Pero el ritmo actual del cambio tecnológico y su tendencia a afectar áreas tradicionalmente no relacionadas con el área propia no tiene precedentes.

Para gestionar esta incertidumbre, las empresas deben empezar a monitorear las tendencias tecnológicas con mucho más cuidado, y en particular prestar atención a las posibles fuentes de disrupción en áreas ajenas a su negocio y a los potenciales efectos de segundo y tercer orden sobre éste.

Por ejemplo: si usted es un cirujano del corazón, el proyecto de autos autónomos de Google puede llegar a afectar su modelo operativo. A medida que los accidentes mortales desciendan –algo bueno, sin duda— se reducirá una de las principales fuentes de donantes de órganos utilizadas hoy en día en trasplantes. Esto traerá retos fundamentales a la prestación de atención médica a los pacientes.

Al mismo tiempo, este nuevo clima de innovaciones crea una tremenda oportunidad para empresas que se reinventan y se desplazan lateralmente hacia otros sectores. En China, Tencent (conocido sobre todo por WeChat, un servicio de mensajería instantánea con más de 800 millones de usuarios) ofrece a sus clientes la posibilidad de gestionar sus servicios de salud en línea mediante la programación de citas y la comparación de resultados de exámenes médicos en más de 1.200 hospitales. Tencent ha invertido en varias empresas de servicios de salud y podría ser la próxima fuerza disruptiva importante en ese sector de la economía china.

En otros países, las empresas orientadas al consumidor y con conocimientos tecnológicos están invadiendo el terreno tradicionalmente ocupado por minoristas, bancos y aseguradoras. En Brasil, Oi Telecom se unió con Cignifi, una firma de análisis de datos con sede en el Reino Unido, para generar calificaciones de crédito de una persona en función del uso de su teléfono móvil. Esa información se utilizó para expandir servicios de préstamo a quienes no recurren al sistema bancario a través del sistema de tarjeta de crédito virtual de Oi Telecom, que está basado en SMS.

En Kenia, Nation Media Group, una de las compañías de medios más grandes de África Oriental, se está expandiendo a nuevos servicios, incluyendo las finanzas. Su servicio de transferencia internacional de dinero NationHela permite a los kenianos que viven fuera del país enviar dinero en línea a sus familiares, directamente desde sus tarjetas de crédito o débito.

El mensaje para las empresas es claro: pensar lateralmente y desafiar la ortodoxia, especialmente cuando se trata de definir los límites de su industria. Los líderes tendrán que acelerar rápidamente la digitalización de sus empresas y hasta considerar el nombramiento de un “director digital” al frente de ese esfuerzo. Deben además ser más ágiles, lo que puede requerir la contratación y el desarrollo de un conjunto totalmente diferente de empleados de los que tienen hoy en día.

Todo esto se aplica también al sector de consultoría. Gracias a los avances de la automatización, muchos enfoques analíticos que tradicionalmente han dado de comer a los consultores de gestión durante décadas, hoy pueden hacerse de manera mucho más barata y rápida. La expresión “querer ir más allá de lo que dan las piernas” tiene en general una acepción negativa, pero con el desarrollo de una mayor potencia de cálculo y algoritmos más sofisticados, nuestros científicos de datos dirán que eso es exactamente lo que debemos hacer si queremos descubrir las ideas más atrevidas y contra-intuitivas.

Ninguna industria quedará al margen de las disrupciones tecnológicas. Los líderes que inviertan tiempo y recursos en ganarle a la curva de disrupción digital abrirán el camino a una masiva creación de valor. Esas oportunidades pueden estar en el lugar menos previsto.

Dominic Barton es el director gerente mundial de McKinsey & Co.

Fuente: wsj

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB