Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

¿Por qué el dinero no es la solución para tus problemas? Por Robert Kiyosaki

Publicado en Educación Financiera | 26 de abril, 2013

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Mírate en el espejo

Cuando era niño, mi padre nos dijo que los japoneses eran conscientes de tres poderes: la espada, la joya y el espejo.

La espada simboliza el poder de las armas. Las grandes naciones de la historia han invertido en sus militares para obtener una ventaja sobre otras naciones. Por ejemplo, Estados Unidos ha gastado miles de millones de dólares en armas, y debido a esto, es la presencia militar más poderosa del mundo.

La joya representa el poder del dinero. He observado que hay algo de verdad en el dicho: “Recuerda la regla de oro. Quien tiene el oro hace las reglas”. La historia está llena de ejemplos de los ricos utilizando el poder del dinero para obtener una ventaja.

El espejo simboliza el poder del auto-conocimiento. Y, de acuerdo a la leyenda japonesa, el auto-conocimiento es el más preciado de los tres poderes, ya que guía cómo todos los demás poderes serán utilizados, ya sea que se utilicen para el bien o para el mal.

¿Qué te controla?

Para la clase media, con demasiada frecuencia el poder del dinero es lo que los controla. Cada día, los miembros de la clase media se levantan, trabajan duro y no se preguntan si lo que hacen tiene sentido.

En vez de eso, controlados por el poder del dinero, la clase media sigue a la multitud. Se conforman en lugar de preguntar. Ciegamente repiten los mantras que les dicen los llamados expertos: “Diversifica”. “Tu casa es un activo”. “Consigue un trabajo seguro”. “No cometas errores.” “No tomes riesgos”. “Ahorra tu dinero.”

En última instancia, detrás del poder del dinero está el miedo.

Tenemos miedo de no tener suficiente, y tememos ser condenado al ostracismo. El temor de no tener suficiente nos hace trabajar más y más duro. El miedo a no ser condenado al ostracismo nos lleva a tratar de mantenernos al mismo nivel que nuestros vecinos. Demasiada a menudo, el resultado es el mismo. El sueño americano se convierte en una pesadilla americana. Esta es la historia familiar.

Recientemente casados, una feliz y altamente educada pareja se mudan a un (estrecho) apartamento alquilado. Se dan cuenta de que están ahorrando dinero ya que los dos pueden vivir y gastar tan poco como una sola persona. Por un tiempo son felices.

Entonces, el apartamento comienza a sentirse estrecho. Ven a sus amigos mudándose a casas y teniendo hijos. Deciden ahorrar dinero para comprar la casa de sus sueños y así poder tener niños también. Ahora tienen dos ingresos, y comienzan a enfocarse en sus carreras. Ganan mucho más dinero, pero sus gastos aumentan también.

Como el ingreso de la joven pareja aumenta, aumenta su presión fiscal. Y cuando compran la casa de sus sueños, incurren en impuestos a la propiedad. Además, también compran un coche nuevo, muebles nuevos y electrodomésticos nuevos para que coincidan con la nueva casa. Su columna de pasivos crece y está lleno de deudas de la hipoteca y las tarjetas de crédito.

Estados Financieros

Ahora están atrapados en la carrera de ratas. No tardaron en tener un bebé y trabajar más duro para llegar a fin de mes. Una tarjeta de crédito les llega por correo, y la usan máximo tratando de mantenerse a flote. Una agencia de crédito al consumo llama y les promete ayudarles a consolidar sus deudas en un solo pago y más bajo. Lo hacen, pagan sus tarjetas de crédito y sienten como si hubieran hecho lo más inteligente. Respiran aliviados.

Entonces sus amigos los invitan a un centro comercial por la temporada de liquidación. La joven pareja se prometen que no van a comprar nada, pero llevan la tarjeta de crédito por si acaso.

He oído esta historia miles de veces en todo el mundo. Cada vez, la historia es seguida por la pregunta, “¿Cómo podemos ganar más dinero?”

Yo les digo: “Tu problema no es un problema de dinero”.

Más bien, el problema es un problema de educación financiera. Ellos no saben la diferencia entre un activo y un pasivo.

El dinero rara vez resuelve los problemas de la gente. La inteligencia y la educación financiera solucionan los problemas. Y si quieres ser rico, debes entender ambos, cómo funciona el dinero y cómo funcionas tú. Debes mirarte en el espejo y entender tus motivaciones, deseos y sueños, y permanecer fiel a ellos incluso cuando signifique ir en contra de tus vecinos.

Algunas personas van tras el poder de las armas. Otras van tras el poder del dinero. Pero el verdadero poder viene del espejo.

Te animo a pasar un rato frente a su poder hoy.

Algunas partes de este post han sido adaptadas de Padre Rico Padre Pobre.

¿Ves a alguien con educación financiera cuando te miras en el espejo?

Para ayudar a aumentar tus conocimientos financieros, visita nuestra comunidad sobre educación financiera aquí.

Este artículo fue publicado originalmente en RichDad.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB