Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Algunos pensamientos sobre por qué invertir en Activos de Papel puede (o no) ser mejor para ti

Por Kim Kiyosaki | Publicado en Educación Financiera | 9 de Diciembre, 2016

Kim KiyosakiDurante las últimas semanas que he estado hablando sobre las clases de inversiones (“¿Consideraste los negocios?” Y “¿Consideraste los bienes raíces?”) Y te di los prós y los contras de cada una.

Esta semana quiero hablar sobre los activos de papel.

¿Qué es un activo de papel?

Empezar a invertir en activos de papel es muy fácil. Cualquier persona hoy en día puede meterse en Internet y comprar o vender acciones. Decidir qué y cuándo comprar y vender es donde la cosa se pone difícil.

Las acciones son sólo una de las cientos de formas de activos de papel que hay disponible en la actualidad. Hay un término sobre el que puede que hayas oído hablar: Derivados. Es una palabra elegante que se usa a menudo. ¿Qué significa?

La raíz de la palabra derivados es derivar, es decir, “Que viene de algo.” Piensa en el jugo de naranja:

1. Cortas una naranja.
2. Exprimes su jugo dentro de un vaso.
3. El jugo es un derivado de la naranja.

Las acciones son un derivado de la empresa que lo emite. Una opción sobre acciones, tales como un PUT o un CALL, son derivados de una acción.

Una palabra rápida sobre los corredores

Es obvio que soy una gran defensora de que las mujeres estén financieramente educadas, yo incluida. Cuando por primera vez profundice en los activos de papel hace unos años, no sabía nada sobre el mercado de valores.

Por lo que hice lo que en ese momento parecía lo más inteligente que podía hacer. Busqué un corredor de bolsa. Su nombre era Mark. Le dije a Mark, “Tengo un poco de dinero para invertir en acciones. ¿Qué me recomiendas?”

Él dijo: “No puedo equivocarme con Coca-Cola. Ha estado en alza durante los últimos tres meses.”

Sin saber nada sobre Coca-Cola, con la excepción de que me encantaba cuando era niña, le dije: “Está bien, Compraré $400 en ellas.”

Casi un año después, estaba escuchando algunos rumores sobre la acción. Desde que la había comprado, el precio había subido modestamente, y estaba contenta con mi ganancia. Llamé a Mark y le dije, “quiero vender mis acciones de Coca-Cola.”

“Este no es el momento para vender. Estás saliendo demasiado pronto. Mantenlas.” Me aconsejó.

“No, estoy feliz con el dinero que gané. Quiero vender.”

Él continuó su argumento, cada vez más convincente mientras más hablaba. Para resumir, no vendí. Semanas más tarde, el precio de las acciones cayó por debajo de donde las había comprado.

Yo estaba enojada. Estaba enojada con Mark por que las cosas no salieron como decía, pero aún más enojada conmigo misma por no confiar en mi instinto. Llamé a Mark y le dije, con actitud, “¡Vende!”

Vendí sin emociones y tomé una pérdida. ¿Qué otra razón podría haber para vender? No sabía nada, para empezar, y ahora entendía que él tampoco.

Mi experiencia con Mark ilustra la vieja broma, “Hay una razón por la que la palabra ‘broke’ (quebrado) está en broker (corredor de bolsa).” Pero la realidad es que mis pérdidas fueron culpa mía tanto como de mis corredores. Yo no sabía nada sobre los activos de papel y mucho menos sobre cómo elegir un buen asesor para ellos… y hay buenos asesores.

Cómo son los buenos corredores de bolsa

Mi corredor de bolsa, Tom, también se convirtió en un querido amigo. ¿Por qué es mi corredor de bolsa? Por tres razones:

1. Nunca me llama por un consejo caliente.
2. Investiga a fondo todas las recomendaciones que me da.
3. Tom ya invirtió en cada inversión que me sugiere. Él practica lo que predica.

Las dos reglas de Tom para invertir en acciones son:

1. Si no entiendes cómo la compañía hace dinero, entonces no inviertas en esa empresa.
2. Si parece demasiado bueno para ser verdad, entonces probablemente lo sea.

Tom es un educador, aunque no se haya dado cuenta, y mis conocimientos crecen cada vez que trabajo con él.

Los pros de los activos de papel

• Muy líquido
Los activos de papel son rápidos para entrar, y rápidos para salir.

• Fácil entrar
No necesitas mucho tiempo ni esfuerzo para comenzar a invertir en acciones, bonos, etc. (Sin embargo, igual tienes que hacer tu tarea.)

• Cash flow
Las acciones que pagan dividendos pueden proporcionarte un flujo de efectivo durante un largo plazo. Hay otros vehículos de papel más que te brindarán flujo de efectivo si aprendes la estrategia.

• Ventajas fiscales
Las ganancias, o beneficios, por los activos de papel que mantuviste durante más de un año se gravan a las tasas de ganancias de capital más bajas. Los dividendos son gravados a las tasas de ganancias de capital más bajas también.

• Negocio desde casa
Incluye a tus hijos en lo que estés invirtiendo. Ellos pueden aprender junto contigo!

Las contras de los activos de papel

• Sin control
No tienes control sobre cómo la compañía hace su dinero, gasta su dinero, o gestiona sus deudas y pasivos. (A menos que, por supuesto, sea tu empresa la que esté ofreciendo acciones al público.)

• Volatilidad
Los precios de las acciones pueden subir y bajar drásticamente, sobre todo en tiempos de incertidumbre económica.

• No hay apalancamiento
El inversor promedio, debe pagar el 100% a la propiedad del activo. No puede pedir préstamos para comprar un fondo mutuo ni acciones.

• Altos costos y comisiones
Las elevadas comisiones son cargadas en la mayoría de las operaciones, no importa si estás comprando o vendiendo.

Invertir en papeles no es para todo el mundo. La mejor manera de decidir si es para ti es haciendo tu tarea y estudiando. Esa es una de las razones por las que empezamos The Rich Dad Company, para proveer educación financiera a aquellos que buscan descubrir qué clase de inversión es adecuada para ellos.

Te animo a iniciar tu camino para descubrir tus pasiones financieras hoy!

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB