Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

¿Para qué un asesor financiero?

Por Manuel Felipe García Ospina | Publicado en Interés General | 5 de julio, 2016

asesor financieroMuchas personas creen que no necesitan un asesor financiero para manejar sus finanzas personales, lo cual no es cierto.

Esta argumentación es similar a decidir que no necesita un médico, pues usted puede recetarse la medicina sin ningún tipo de contraindicación.

Pensándolo en estos términos, el asesor financiero se convierte en el médico de sus finanzas, el que le debe solucionar enfermedades pequeñas y enfermedades mayores, cuando lleguen a suceder.

Al igual que el médico, su asesor financiero es la persona que le da la receta, pero que necesita que usted mismo la implemente, pues de otra forma no funcionará. Al igual que el médico, el dolor financiero es suyo y el que se tiene que tomar las medicinas es usted. No existe otra forma, de las que conozco, que funcione de forma diferente. El médico no se pone la inyección para que usted quede vacunado, eso no sucede.

La percepción de que no necesitamos a nuestro asesor financiero es porque tendemos a pensar que es la persona que nos va a decir qué activo va a rentar más durante un período de tiempo, lo cual es como preguntarle al médico qué virus será el más letal durante este año.

Ambos pueden responder basados en algunos elementos de juicio, pero eso no significa que vayan a estar 100 por ciento correctos. Las cosas pueden cambiar en ambos mundos.

Lo que sí me dice el médico es qué probabilidad tengo de enfermarme de algo, basado en mi régimen alimenticio, mis hábitos deportivos, mis vicios, entre otras cosas.

El asesor financiero también le dirá lo que le puede pasar al evaluar su situación de inversión, sus ahorros, sus gastos, también, entre otras cosas.

Y lo más probable es que le dirá, basado en esta situación, si se puede llegar a morir si se presenta el “virus” financiero que pronosticó. Obviamente, el asesor financiero necesita, al igual que el médico, desarrollar una experiencia y un conocimiento para llevar a cabo su función.

Nadie va a un médico cuya respuesta sea: “voy a darte una aspirina”, sea cual sea el tipo de dolencia que tenga. Tampoco irá donde el médico que le responda que va a consultar al dependiente de la farmacia qué le puede servir. Para eso, va usted mismo.

De esta forma, el asesor financiero es indispensable, le puede dar una vida saludable, hasta donde trabajen juntos y confíe, así como confía en su médico, en él o en ella.

Fuente: elnuevodia

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB