Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

tuEs un fenómeno recurrente en nuestra sociedad actual, ser lo que otros esperan que seamos en detrimento de mostrar nuestra verdadera identidad.

Para muchos, el deseo de aprobación externa se ha convertido en una verdadera necesidad, algo que otorga un sentido especial a sus vidas y a su realización. Sin embargo, es muy difícil encontrar una tranquilidad y estabilidad duraderas cuando permanentemente nuestros actos deben ser refrendados y valorados positivamente por otros.

Nos sentimos bien cuando nos acarician mentalmente; De hecho, ¿Quién iba a querer renunciar a todo esto? Realmente no hay ninguna necesidad en hacerlo.

La aprobación no es un mal en sí mismo, el problema se deriva cuando se convierte en una necesidad en vez de un deseo. Si sólo deseas la aprobación simplemente porque te sientes feliz con el apoyo y la aceptación de las demás, no comporta ningún mal; pero si se genera una necesidad, te puedes derrumbar en caso de no conseguir esa aceptación.

Otro problema que surge a raíz de esto, es la incomodidad que mucha gente tiene en provocar una desaprobación o rechazo en los demás. Los seres humanos, por lo general poseen un pánico terrible a ser rechazados, es como si su ser más íntimo fuese ninguneado, no tenido debidamente en cuenta, y por tanto, se genera una duda y una insatisfacción muy grandes.

Sin embargo, todo este problema surge por entender de manera incorrecta la naturaleza de lo que verdaderamente somos. Cedemos el control de los acontecimientos y de nuestra identidad al escrutinio de terceros, que continuamente enjuician y etiquetan nuestras actitudes y maneras de pensar. En este modelo de comportamiento destructivo, no hay salida posible.

La necesidad de aprobación se fundamenta en una sola suposición: “No confíes en ti mismo, confirma todo con otra persona primero”. Nuestro ambiente cultural refuerza este comportamiento como norma de vida. El pensamiento independiente no sólo es visto como algo anticonvencional, sino que constituye además el principal enemigo de las mismas instituciones que constituyen el baluarte de nuestra sociedad.

La sociedad quiere gente fácilmente manipulable y controlable, personas que sin cuestionarse sus verdaderas pretensiones y propósitos sigan los modelos preestablecidos de comportamiento y pensamiento sociales.

Siendo nosotros mismos lograremos llegar a un estado de paz, equilibrio y felicidad desconocidos hasta entonces. Toda presión, expectativa y ansiedad desaparecen, ya que no queremos ni tenemos que contentar a nadie en particular. Simplemente nos mostramos de manera genuina, espontánea y desinteresada a los demás, dejando claro nuestras intenciones.

Otro aspecto que sale fortalecido es la manifestación de la creatividad. Al ser totalmente libres y al estar alejados de cualquier limitación o expectativa, somos capaces de mostrar nuestra mejor versión y nuestras capacidades, sin la presión ni la necesidad de ser valoradas según el baremo de otros.

Es de vital importancia incentivar desde la sociedad y la educación la consecución de mentalidades críticas e independientes. Así es como verdaderamente se puede conseguir un progreso sostenido, real y consecuente en nuestra sociedad que catapulte a las personas a expandir sus mentes y a ayudarse mutuamente.

La educación también debe servir a este cometido, estableciendo programas más flexibles que busquen el desarrollo de las áreas más afines de cada persona. Al forjar personas independientes, creativas y seguras de sí mismas, la necesidad de aprobación queda relegada a un segundo plano; y así las personas pueden manifestar quienes son con total libertad quedando patente su punto de vista y su visión.

“Libérate del miedo, no es más que una fina cortina de humo que oscurece tu verdadera grandeza”

A medida que los baby boomers comienzan a retirarse, los millennials se están convirtiendo rápidamente en la generación más grande que gana dinero en la fuerza de trabajo. Dominique Broadway lo sabe, y ha construido su negocio en torno a eso.

Ayuda que ella sea una milennial ella misma. Broadway es una galardonada planificadora financiera, asesora de finanzas personales, oradora, experta en finanzas, empresaria y fundadora de Finances Demystified, una organización que brinda asesoramiento financiero personal y soluciones de capacidad financiera para ayudar a los jóvenes a crecer y administrar su dinero.

Poco después de lanzar Finances Demystified, Broadway fue nombrada como una de las mejores asesoras financieras en los Estados Unidos para la generación millennial, a la edad de 28 años. También ha recibido varios galardones como los Top 30 Under 30 en Washington DC y el DC Future Business Leader de America Empresario del Año.

Sigue leyendo para descubrir lo mejor que hizo por sus finanzas, lo cual puedes hacer ahora mismo.

¿Cuál es tu mantra monetario?

El dinero es una herramienta para ayudarte a vivir tu mejor vida, como quieras.

Antes de alcanzar el éxito financiero, ¿cuál fue tu mayor obstáculo? ¿Cómo lo superaste?

En mi viaje financiero, pude alcanzar un nivel de éxito desde el principio. Luego me quedé completamente sin dinero comenzando mi negocio y tuve que volver a empezar completamente. Esto fue muy difícil para mí y para superarlo, primero tuve que darme cuenta de dónde había salido mal, revisar el estado de mis finanzas y hacer un plan para retomar el rumbo. Tomó tiempo, pero pude hacerlo.

¿Qué consejo le darías a tu yo más joven sobre el dinero?

Yo le diría a mi yo más joven que no vincule el dinero con el éxito porque el dinero puede ir y venir. También me diría a mí misma que me concentre en ahorrar y hacer crecer mi dinero, y no centrarme en “cosas brillantes” para mantenerme al día con otras personas.

¿Cuál es el mejor consejo que recibiste a lo largo de tu viaje financiero?

Mi abuelo siempre me decía: “Si gastas dinero, alguien más lo está ahorrando”. Esto me hizo querer conservar mi dinero y no desperdiciarlo, ya que odio pensar en que otras personas salven mi dinero.

¿Qué es lo mejor que hiciste para comenzar a construir tus ahorros desde una edad temprana?

Lo mejor que he hecho para comenzar mi viaje de ahorro fue automatizar mis ahorros para la fecha en que me pagaron, y también para automatizar una pequeña cantidad para ahorrar en un día al azar cada semana.

¿Qué es lo mejor que hiciste para reducir tu deuda después de la universidad?

Después de la universidad, no tenía ninguna deuda de préstamo estudiantil, sin embargo, tenía una pequeña cantidad de deuda de tarjeta de crédito. Para eliminarla, dejé de usar mis tarjetas de crédito y establecí un monto de pago para ir hacia mis cuentas de tarjeta de crédito todos los meses. Al hacer eso, pude eliminar esa deuda.

preso de las excusas?Emprender puede ser aterrador y excitante, al mismo tiempo, y precisamente por ello es habitual poner excusas para no hacerlo. Cada persona, por su idiosincrasia, por su situación o por su personalidad tiene su mejor excusa pero estas, al final, suelen ser las mismas:

Excusa nº1. Seguro que no funciona!
“Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde.”
Francis Bacon

Eliminar el miedo inicial no es posible pero para poder reducirlo, en gran parte, debes … Seguir leyendo »

Eric Schmidt, ex director general de Google de 2001 a 2011, y presidente ejecutivo de Google y luego Alphabet hasta el año pasado, lo sabe bien.

Muchas cosas buenas pasaron durante esos años. Pero hay un gran fracaso evidente que se ha hecho especialmente evidente últimamente: la incapacidad de Google para replicar su éxito en las redes sociales.

A Schmidt se le preguntó acerca de ese fracaso recientemente, y su respuesta fue una que sirve para todas las edades: una que mostró un verdadero liderazgo y que, honestamente, me detuvo en seco cuando la leí. Las primeras ocho palabras son probablemente las más importantes.

“Necesito responsabilizarme por ese fracaso”, dijo. “Hubo muchas cosas que no salieron bien, pero creo que en mi primera vez como CEO, probablemente fue el que más grande”.

Aquí está la historia, el contexto y por qué la respuesta de Schmidt es tan crucial.

Una breve historia de las redes sociales en google

Regrese al 2011. Google estaba invirtiendo dinero y tiempo en su última incursión en las redes sociales, Google+, la bala de plata que supuestamente iba a destruir a Facebook.

De hecho, horas después de que se anunció, Mark Zuckerberg convocó a una reunión de todos sus colaboradores para descubrir cómo manejaría Facebook esta “amenaza existencial” (sic). Pero en verdad, Google+ tuvo problemas masivos desde el principio.

Nunca tuvo funciones o UX tan buenas como las de Facebook. Además, Google intentó “forzar la fuerza bruta” en su camino hacia una base de usuarios masiva, básicamente creando cuentas para millones de personas que se habían registrado y estaban usando otros servicios de Google. Resultado: compromiso del usuario extremadamente pobre.

Al mismo tiempo, un equipo de dos personas con una inversión total de $ 500,000 estaban lanzando la compañía que se convertiría en Instagram.

Ya sabes cómo terminó esto. Instagram convirtió a sus fundadores en multimillonarios; Google+ anunció el mes pasado que se cerrará el año próximo.

“El ADN cultural de google”

Con esos antecedentes, no puedo imaginar cómo entrevistarías a Schmidt hoy y no preguntar por este gran fracaso durante su estadía allí.

En su podcast con Schmidt, el economista Tyler Cowen lo expresó de esta manera: “¿Qué era lo que faltaba en el ADN cultural de Google que hacía difícil tener éxito con las redes sociales?”

(Hmmm. ¿El “ADN cultural?”)

Afortunadamente, Schmidt no tomó la salida fácil. Aquí está su respuesta completa:

“Bueno, en primer lugar, necesito responsabilizarme por ese fracaso. Hubo muchas cosas que no me fueron bien, pero creo que en mi nave de CEO, probablemente fue la que más perdí.

Y mi respuesta es porque no lo usamos, que éramos de la época en que nos sentíamos más cómodos con los teléfonos y el correo electrónico y ese tipo de cosas, y esto estaba emergiendo. Y realmente había una generación un poco más joven que realmente estaba manejando. Las cosas se inventaron muy bien cuando estaba en la universidad.

Y como no lo usamos colectivamente, sospecho que no entendimos completamente cómo hacerlo. Creo que hemos remediado esto. Por ejemplo, hoy tenemos una red social bastante poderosa incorporada dentro de YouTube, pero creo que sería justo decir que el aumento de Facebook, etc., ocurrió en mi reloj”.

Desempaquete esto, y creo que es muy poderoso por al menos tres razones.

1. Asume la responsabilidad, en forma completa. Utiliza la primera persona del singular: “la que me perdí“.

2. Hace frente a una explicación poco halagüeña. Fracasó en parte porque era demasiado viejo para entender.

3. Finalmente, elogia a las otras personas que lo rodean, hablando sobre el progreso que Google ha hecho desde entonces, incluso después de que se retiró

Los líderes asumen la responsabilidad

Claro, puedes decir que esta admisión llega demasiado tarde. El liderazgo de Schmidt en Google y Alphabet está en los libros de historia. Ha hecho su dinero y su marca. No tiene nada que perder.

Pero de una manera que casi lo hace más conmovedor.

El trabajo de ser un líder nunca termina realmente, y un verdadero líder hace dos cosas:

Toma acción y se compromete.

Y cuando las cosas no van bien, asume la responsabilidad por el fracaso.

Esta segunda verdad es dura. Es dolorosa. Es una que muchos de los llamados líderes nunca abrazan.

A veces, a corto plazo, funciona bien para ellos. Pero Schmidt no está jugando un juego a corto plazo aquí. Él no tiene ninguna razón para hacerlo.

En cambio, está mostrando un liderazgo a largo plazo. No importa cuál sea su legado final, las palabras y acciones como esta se reflejarán bien en él. Es una excelente lección para que cualquier líder aprenda.

Claves del éxitoPor Josh y Lisa Lannon

En la escuela nos enseñan que cometer errores es malo. Ya sea del profesor, de los adultos o de otros niños que se ríen cuando cometemos un error, muchos niños crecen creyendo que es algo malo y tienden a no aprender de ellos.

Saber que podemos aprender de nuestros errores es una de las principales claves del éxito. Yo cometo errores todo el tiempo y sí, a veces apesta, pero sé que puedo aprender mucho de ellos no sólo para mejorar mi negocio, sino también mi salud, riqueza y felicidad. … Seguir leyendo »

Un profesor belga pidió a sus alumnos que completaran la siguiente frase:

El gato tiene _____ patas, y el pájaro _____ .

La mayoría de los alumnos escribieron la respuesta esperada “4” y “2”. Excepto un alumno que escribió “El gato tiene malas las patas, y el pájaro está triste”. ¿Qué nota debería darle el profesor? ¿Un “0” por no haber encontrado la solución correcta? ¿Dos notas diferentes una por convergencia y otra por divergencia (creatividad)?

El actual sistema de evaluación es nocivo. El desempeño académico es solo una de las múltiples facetas del ser humano y no de las más importantes. Sin embargo, nuestros jóvenes están convencidos de que las calificaciones obtenidas a lo largo de su trayectoria educativa definen su vida, tanto el éxito como el fracaso. Creen que las notas son la única forma que tenemos de demostrar el talento y capacidad de un ser humano. Y cuando no obtienes buenas notas, el mensaje de la sociedad es cruel: no sirves, no serás nada en el futuro.

Formar empleados que obedezcan sin rechistar pudo ser útil durante siglos para sociedades verticales y organizaciones fuertemente jerarquizadas pero ya no sirve. Mientras las empresas eliminan los rankings internos y las evaluaciones de desempeño, el sistema educativo insiste con ellos explotando un negocio deleznable. La comparación puede sonar cruda el colegio funciona igual que el circo desde que abandonamos la noble tarea de educar.

Los niños, como los leones o las focas, son amaestrados por sus profesores para ejecutar un amplio repertorio de piruetas. Los “buenos” col egios amaestran mejor a los niños que los malos colegios, pero siguen enseñando las mismas piruetas sólo que de forma más eficiente y cobrando mucho más caro a los padres.

Algunos profesores son más diestros en enseñar esas piruetas pero la mayoría están aburridos de enseñar siempre las mismas y cabreados al comprobar que a sus alumnos no les interesan lo más mínimo y las olvidan al poco de haberlas aprendido. Algunos niños son más rápidos en aprenderlas y a otros les cuesta más trabajo (los que no lo logran son expulsados).

No importa si esas piruetas que aprendes te serán útiles en el futuro o si te interesan ya que el objetivo es pasar a la siguiente etapa y para eso necesitas complacer a tu profesor ejecutándolas cómo espera que lo hagas (y no como a ti se te ocurra aunque te parezca más divertido o innovador). Se evalúa a los niños por lo bien que son capaces de repetir las piruetas pero, ojo, siempre por escrito y tus padres verifican tu pericia mediante las notas. Ni hablar de imaginación, ni rastro de pensamiento propio, el pescadito solo se gana siendo complaciente y haciendo lo que se te pide.

Hace 1 semana, un diario financiero publicó que el 65% de los niños que ingresa a la educación básica, trabajará en empleos que hoy no existen. Las notas siguen midiendo una parte menor del mundo (asignaturas desfasadas que no tienen nada que ver con la realidad que te espera) y fomentando las habilidades menos valiosas: memorizar sin entender (en la mayoría de los casos) y repetir.

Para obtener una nota, escribes o hablas pero no haces lo que tiene consecuencias funestas. Si las notas son tan poco representativas, si no tienen apenas impacto en tu vida y miden temas menores ¿por qué les seguimos dando tanta importancia?

Cuando se colocan las grandes decisiones sobre educación en manos de economistas e ingenieros, se está reafirmado que el aprendizaje es una cuestión de números. Por eso, todo el aparato educativo público trabaja abocado a aquello que se puede medir, solo se preocupa de las estadísticas (de cuantos niños asisten, de los presupuestos o de las notas).

Cualquiera que sepa de aprendizaje sabe que medirlo con cifras es una falacia. Las notas son un pésimo mecanismo si queremos evaluar el aprendizaje. Necesitamos construir una escala para evaluar el conocimiento mucho más robusta y menos banal que la que venimos padeciendo hace años: desarrollar un procedimiento que reconozca con mayor detalle y de forma objetiva, lo que sabes hacer y lo que te falta, en lugar de cuanta información eres capaz de recordar un día concreto.

La educación que tenemos demuestra que no hemos pensado como será el mundo dentro de 20 ó 30 años, cuando los niños que están empezando el colegio se gradúen de la universidad. Si será distinto y condicionado por la tecnología, entonces debemos prepararlos para ese futuro y no para el pasado. Un mundo diferente requiere de otras personas, otros valores y habilidades, otra educación y otra manera de evaluar.

Tenemos que recuperar el placer por aprender. La decisión de fondo es: ¿educamos para que te vaya bien en el examen o educamos para que te conviertas en una persona creativa que persigue sus propios intereses? ¿Buscamos ciudadanos eficientes, trabajadores productivos que contribuyan a mejorar los resultados de sus empresas (y los bolsillos de sus accionistas) o ciudadanos libres, independientes y exploradores, capaces de entusiasmarse y aprender?

Si la propuesta educativa es débil, los ciudadanos no se cuestionan, no participan ni proponen, no critican ni vigilan. Como acertadamente comentaba un caballero en una sección de cartas al director, hoy estamos ante el triunfo de los borregos. ¿Será eso lo que interesa? Las mentes de los niños son la materia prima más importante del universo. Llegó la hora de aprovecharla.

“Todos nacemos con alas, nuestra tarea es aprender a volar.”

decisionesNo caigas en la trampa de sostener una mentalidad débil, y vivir tu vida sin pasión, propósito y dedicación.

La frase “Si sólo…” es para aquellos que tienen más miedo que fe, y que ponen más peso en las excusas que en los bendiciones presentes. Una decisión puede convertirse en un hábito y los hábitos que formas crean tu realidad.

Aquí hay diez opciones que son significativas. Aprende a ser consciente de las decisiones que tomes para que puedas hacer lo mejor para tu vida:

1. Usar una máscara para impresionar a los demás.

Si la cara que siempre muestras al mundo es una máscara, algún día no habrá nada debajo de ella. Porque, cuando pasas mucho tiempo concentrándote en la percepción que los demás tienen de ti o que todo el mundo quiere que seas, en algún momento olvidarás quién eres en realidad.

Así que no temas a los juicios de los demás, tú sabes en tu corazón quién eres y lo que es verdad para ti. No tienes que ser perfecto para impresionar e inspirar a la gente. Impresiónalos e inspíralos por tu forma de lidiar con tus imperfecciones.

2. Permitir que otra persona decida tus sueños.

El mayor reto en la vida es descubrir quién eres; el segundo más grande es ser feliz con lo que encuentres. Una gran parte de esto es tu decisión de permanecer fiel a tus propias metas y sueños.

¿Tienes personas que no están de acuerdo contigo? Bien. Significa que estás arraigado y caminas tu propio camino. A veces, vas a hacer cosas consideradas una locura por los demás, pero cuando te encuentres perdiendo la noción del tiempo porque estás entusiasmado, es cuando sabrás que está haciendo lo correcto.

3. Mantener compañía negativa.

No dejes que alguien que tiene una mala actitud te afecte. No pueden apretar el gatillo si no les entregas el arma. Al recordar que el mantenimiento de compañía de gente negativa es una opción, en lugar de una obligación, te liberas para sostener la compañía de la compasión en lugar de la ira, la generosidad en lugar de la codicia y la paciencia en lugar de la ansiedad.

4. Ser egoísta y egocéntrico.

Una vida llena de actos de amor y buen carácter es el mejor recuerdo. Aquellos a los que has inspirado y con quienes compartiste tu amor te recordarán cómo los hiciste sentir mucho después de que tu tiempo ha expirado. Así que talla tu nombre en los corazones y no en piedra. Lo que has hecho para ti solo muere contigo, lo que has hecho por otros y el mundo permanece.

5. Evitar el cambio y el crecimiento.

Si quieres conocer tu pasado, mira tus condiciones actuales. Si quieres conocer tu futuro, mira tus acciones actuales. Debes dejar de lado lo viejo para dar paso a lo nuevo, la vieja manera se ha ido para nunca más volver. Si reconoces esto ahora mismo y tomas medidas para hacer frente a él, te posicionarás para el éxito duradero.

6. Renunciar cuando las cosas se ponen difíciles.

No hay fracasos, sólo resultados. Incluso si las cosas no se desarrollan de la manera que esperabas, no te desanimes ni te rindas. Aprende lo que puedas y sigue adelante.

El que sigue avanzando un paso a la vez va a ganar al final. Es un proceso que se produce con pequeños pasos, decisiones y acciones que poco a poco se acumulan unos sobre otros y, finalmente, conducen a ese glorioso momento de triunfo.

7. Tratar de microgestionar cada pequeña cosa.

La vida debería ser tocada, no estrangulada. A veces, tienes que relajarte y dejar que la vida pase sin preocupaciones incesantes y microgestiones. Aprende a dejar ir un poco antes de apretar demasiado.

Respira profundamente. Cuando el polvo se asiente y puedas volver a ver el bosque, da el siguiente paso hacia adelante. No tienes que saber exactamente adónde vas. Todo en la vida está en perfecto orden, tanto si lo entiendes o como si no. Solo se necesita un poco de tiempo para conectar todos los puntos.

8. Conformarte con menos de lo que mereces.

Sé lo suficientemente fuerte como para dejar ir y lo suficientemente sabio como para esperar lo que te mereces. A veces, tienes que ser derribado más bajo que nunca para levantarte más alto de lo que jamás estuviste. A veces, tus ojos deben ser lavados por las lágrimas para que puedas ver las posibilidades en frente con una visión más clara. No te conformes.

9. Infinitamente esperar hasta mañana.

El problema es que siempre piensas que tienes más tiempo de lo que tienes. Pero un día te despertarás y no habrá más tiempo para trabajar en las cosas que siempre has querido hacer. Y en ese momento, o habrás alcanzado los objetivos que has establecido para ti mismo, o tendrás una lista de excusas de porqué no lo has hecho.

10. Ser perezoso y endeble.

El mundo no te debe nada, tú le debes algo al mundo. Así que deja de soñar despierto y empieza a hacer. Toma toda la responsabilidad de tu vida, toma el mando. Eres importante y te necesitan. Es demasiado tarde para sentarte y esperar a que alguien haga algo algún día. Algún día es hoy, el alguien que necesita el mundo eres TÚ.

Tras décadas de investigación sobre los factores que contribuyen al éxito y los logros, y cómo pueden promoverse, la psicóloga de la Universidad de Stanford, Carol Dweck, encontró que la explicación reside en la mentalidad de las personas.Según la psicóloga, existen dos tipos de mentalidad: mentalidad fija y mentalidad de crecimiento.

Las personas con mentalidad fija consideran que la inteligencia y el talento vienen determinados, es decir, se tienen o no.

Por el contrario, las personas con mentalidad de crecimiento piensan que nuestras habilidades e inteligencia pueden ser desarrolladas a través del trabajo duro y la dedicación.

¿Qué implicaciones tiene esto? Cuando las personas con mentalidad fija se enfrentan a algo que les es difícil, lo más probable es que lo abandonen, pues, según su mentalidad, si les es difícil es porque no tienen talento para ello.

A su vez, las personas con mentalidad de crecimiento son más resistentes ante los desafíos que se presentan en todo proceso de aprendizaje. Entienden que los fallos y las dificultades siempre estarán presentes cuando se quiere adquirir una nueva habilidad. Gracias a ello perseveran hasta que alcanzan el éxito.

La mayoría de las personas entendemos que las habilidades físicas, como la música, la pintura o los deportes, requieren un tiempo de aprendizaje. Nadie en su sano juicio espera que un niño domine el violín en un par de semanas.

No obstante, donde la mayoría tenemos mentalidad fija es en cuestiones relacionadas con la personalidad. Damos por hecho que somos como somos, que no hay posibilidad de cambio. Así que si nos consideramos malgeniados, egoístas, perezosos, con poca fuerza de voluntad, nos resignamos a permanecer así.

La realidad es que cambiar es posible, siempre podemos ser mejores. Sin embargo, aunque es posible, mejorar requiere mucho esfuerzo y toma tiempo.

No nos volvemos más calmados, compasivos, responsables… de un día para otro. No basta con desearlo para que suceda; se requiere mucha paciencia, determinación y comprensión hacia nosotros mismos.

Conocí la historia de un empresario que tenía un temperamento explosivo. Desde el momento en que empezó a trabajar para mejorarlo, hasta que por fin uno de sus empleados notó el cambio, transcurrieron tres años.

Aunque el empresario había decidido ser más calmado, el cambio no fue automático. Al principio le seguía siendo muy difícil controlarse y continuaba estallando como volcán. Pero poco a poco, esas explosiones fueron haciéndose cada vez menos frecuentes. Por fin, tres años después, las personas a su alrededor se dieron cuenta del esfuerzo que había hecho.

El Dalai Lama en su libro Con el Corazón Abierto, nos advierte de la dificultad que implica cambiar nuestra mente.

Lo que llamamos «mente» es algo muy peculiar. A veces es muy obstinada y renuente al cambio. No obstante, mediante un esfuerzo continuado y una convicción basada en la razón, nuestras mentes son a veces muy honestas y flexibles. Cuando reconocemos verdaderamente que hay cierta necesidad de cambiar, lo hacemos… Nadie es capaz de transformar su mente de la noche a la mañana; los viejos hábitos, especialmente los mentales, se resisten a soluciones rápidas. Pero con un esfuerzo continuado y una convicción basada en la razón, es posible lograr cambios profundos en las actitudes mentales.

“La verdadera felicidad reside en la virtud”, afirmó el filósofo estoico Séneca, que consideraba que somos felices cuando vamos dejando atrás nuestras actitudes negativas, esforzándonos cada día por ser mejores.No obstante, Séneca era consciente de que cambiar nuestra manera de ser y mejorar es una tarea colosal. También sabía que no siempre es posible erradicar por completo las malas actitudes. Debido a ello, el filósofo admiraba a todos lo que luchaban de manera sincera por ser mejores, incluso, cuando no alcanzaban su objetivo:

Cuando clamo contra los vicios, lo hago en primer lugar contra los míos: cuando pueda, viviré como es debido.

El cultivo de los hábitos saludables, sin importar su resultado, es loable. ¿Es extraño que no lleguen a la cima los que escalan montañas escarpadas? Pero, si eres hombre, admira, aún cuando caigan, a los que se esfuerzan por alcanzar las cosas grandes. Pues es una empresa generosa aspirar a cosas elevadas, intentarlo, sin mirar las propias fuerzas, sino las de su naturaleza, y concebir planes mayores que los que pueden realizar… y aún cuando no lo haya conseguido, ha caído, sin embargo, después de haber osado grandes cosas.

Cambiar toma tiempo y es muy difícil, por eso es necesario que tengamos una actitud compasiva hacia nosotros mismos. Debemos entender (y esperar) que fallaremos muchas veces antes de alcanzar buenos resultados.Lo único que debemos hacer cuando tropecemos es levantarnos y seguir intentándolo. Así, quizá en unos pocos años, alguien notará aquello que con tanta dedicación hemos cultivado.

RicosMagnates como los multimillonarios Richard Branson y Oprah Winfrey comparten ciertos rasgos; se caracterizan por ser emprendedores y tienen una gran confianza en sus proyectos creativos.

Por Jeanne Sahadi

Acumular riquezas sin tener un fideicomiso no es tarea fácil. No existe una receta mágica para ganar millones, pero ciertos ingredientes pueden ayudar.

El trabajo duro, la educación, la inversión inteligente, la frugalidad, la toma de riesgos, y la suerte llana fueron algunos de los principales factores que los inversores de rendimientos netos ultra altos utilizaron para describirse a sí mismos cuando fueron encuestados por Spectrem Group.

CNNMoney decidió cavar un poco más profundo. Le preguntamos a varios expertos en riqueza si advertían cualquier rasgo o actitud similar entre sus clientes con un patrimonio neto de al menos 5 millones de dólares.

Esto es lo que surgió … Seguir leyendo »

ColumnaUno de los mejores hábitos que puedes tener es que transmitas pasión y emoción cuando hablas. Las palabras y la forma en que las dices tienen una poderosa influencia en tu búsqueda del éxito en la vida.

¿Notaste lo apagadas que las palabras de la mayoría de las personas parecen ser? A menudo, aburridas en el mejor caso, y la única vez que parecen tener un énfasis adicional real es cuando alguien está enojado o en un lugar negativo. Piensa en esto por un momento, ¿cuáles son las respuestas más comunes que escuchas cuando le preguntas a alguien, “Cómo estás”?

Éstas son algunas que yo escucho:

“Bien, supongo.”
“No tan mal.”
“No preguntes.”
“Eh…”
“Bien.”
O si alguien realmente muestra una muesca feliz, dice, “Estoy bien”.

¿Te emocionó leer estas respuestas? ¿Cómo puedes tener un lenguaje así y esperar estar totalmente eufórico sobre tu vida? ¿Cómo puedes transmitir pasión y energía si hablas de la vida de esta manera?

Siempre me obligo a usar, como un hábito, pasión y energía en mis palabras.

Hace un par de años, en una de las empresas con las que consulté, desarrollé la reputación y el apodo de “tipo feliz”, cortesía de la recepcionista y un número de otros en la oficina. La chica de recepción hablaba con el personal y los visitantes durante todo el día, y escuchaba estas mismas respuestas que escribí más arriba una y otra vez; pero yo siempre le contestaba con algo tipo “terroríficamente fantástico” o “increíble”, así que me convertí en el “tipo feliz”.

Cuando era entrenador personal desde hace muchos años, era conocido como el hombre ‘sensacional’, porque así era como contestaba a cualquiera de este tipo de preguntas. Esa fue la reputación que desarrollé y me siguió en cada parte de mi vida desde entonces. ¿Por qué la gente lo recuerda? Simplemente porque era muy diferente a las respuestas estándar, o el lenguaje que el 99% de las otras personas usan.

¿Por qué es importante todo esto? El lenguaje, las palabras y el tono que utilizas detrás de esas palabras juegan un papel muy importante en el desarrollo y mantenimiento de la mente y actitud de un campeón. Cuando hablas y piensas de manera apasionada, enérgica y positiva, es muy difícil tener cualquier pensamiento negativo o permitir que la negatividad de cualquier otra persona te derribe. Y admítelo, ser negativo es agotador; y te hace sentir terrible.

¿Alguna vez estuviste cerca de alguien que es simplemente negativo o que se queja por todo, todo el tiempo? Yo los llamo vampiros de energía; ellos chupan la fuerza vital de ti. Yo digo, preséntalos unos a otros y luego huye de ellos, lejos, muy lejos.

Por otra parte, ¿Qué pasa cuando estás cerca de alguien que es positivo todo el tiempo y que dice con pasión sus palabras?, ¿Cómo te hace sentir? ¿Más enérgico? ¿Tiendes a querer pasar más tiempo con ellos? ¿Te sientes enaltecido y motivado? Todos sabemos que la respuesta es “Sí”.

¿Qué pasa si te convirtieras como esas personas? No por alguien más, sino por ti mismo. Cuando usas un lenguaje positivo, apasionado y edificante, te sientes genial, te sientes más enérgico, tiendes a moverte más rápidamente hacia tus metas y sueños, las personas quieren estar cerca de ti, te admiran, y desarrollas la reputación y la identidad de ser una persona positiva, enérgica, motivada, exitosa y feliz. Estás en el camino a convertirte en la mejor versión de ti. Dime, no te gustaría que este tipo de reputación te siga a todas partes!

Mi desafío para ti es empezar a poner más pasión en tus palabras. No tengas miedo de lo que los demás piensen de ti. Las personas se preguntarán en qué andas o qué te pasó. Incluso podrían pensar que te uniste a una secta; pero al mismo tiempo les encantará, si se trata de personas con las que vale la pena pasar tu tiempo y vale la pena mantener en tu círculo íntimo.

Lo que los demás piensen de ti no es tu problema, tu problema es lo que tú piensas sobre ti mismo, y cómo te hablas a ti mismo y sobre tu vida. Nunca subestimes el poder de tu lenguaje. Tus palabras y tu actitud son como imanes que, o atraen negatividad, o atraen éxito a tu vida.

Pearl Strachan dijo, “Manéjate con cuidado, porque las palabras tienen más poder que las bombas atómicas. “Que esto sea de forma positiva o negativa, depende totalmente de ti.

CaminoAl iniciar un negocio debes estar enfocado en perfeccionar tus habilidades de liderazgo y en disfrutar el viaje hacia el éxito.

Por Mark Organ

Esto es un hecho: un alto porcentaje de startups fallan. Se pueden quedar sin dinero y dejar en bancarrota a sus fundadores en el proceso. A pesar de las probabilidades, cada vez más personas están saltando al vagón emprendedor.

He visto a mucha gente exitosa brincar al emprendedurismo con el único objetivo de obtener salud personal. Pierden el corazón cuando se enfrentan a atrasos inevitables.

Los emprendedores más famosos no están motivados por el dinero. Es sobre la experiencia, la forma de vivir, la persecución, la identidad, la prisa. Es un llamado. Es quitarse una espinilla que no se irá sola y saber que no puedes dejar de hacer eso. … Seguir leyendo »

EmprendedorEco. Gloria Ayala Person

México.- Marcelo estaba desesperado, a pesar de que tenía clientes y que sus costos estaban controlados, él no llegaba a ver la supuesta ganancia que obtenía en el pequeño autoservicio que abrió en su casa. De hecho, como lo que diariamente quedaba en la caja no le alcanzaba para vivir, había empezado a comprar menos mercaderías, algunos estantes estaban casi vacíos y le dolía ver que sus clientes tenían que ir a otro lugar a comprar lo que allí no encontraban.

Había iniciado su negocio hace 5 meses pues la empresa en la que trabajaba como encargado de depósito había cerrado. El estuvo un par de meses buscando empleo, pero se estaba quedando sin el dinero que le pagaron como indemnización y entonces decidió abrir el negocio para hacer su propio salario. Parecía buena idea, alguna noción del negocio tenía y, como en varias cuadras a la redonda no había autoservicios, su autoservicio iba a cubrir una necesidad del barrio. Al principio todo iba bien, pero ahora la situación había cambiado, Marcelo considera que lo mejor sería ponerse nuevamente a buscar empleo. … Seguir leyendo »

¿Qué tienen en común el arte expresionista abstracto y la realidad virtual? Ambos fueron creados como proyectos alternos.

Jackson Pollock trabajaba como intendente en una escuela durante el día y pasaba el resto de sus horas pintando. Palmer Luckey, el fundador de Oculus, tenía un trabajo de tiempo completo en la USC, pero dedicaba todas sus tardes en su cochera construyendo el futuro de la realidad virtual.

Y tienen mucha compañía en esto. Google, Twitter, Buffer, Todoist, Space X, Apple, Product Hunt, Trello: éstas compañías son ejemplos de negocios increíblemente exitosos que empezaron como un experimento, moldeadas y pulidas en horas extra de trabajo, mientras que sus fundadores seguían teniendo “trabajos reales” de nueve a seis.

La semilla de la curiosidad puede florecer en algo espectacular si tienes buen acceso a internet, un poco de tiempo y mucha devoción. Los proyectos alternos cambian vidas. ¿Qué te detiene?

Veme como ejemplo.

Yo siempre he sido una persona que arregla cosas. Antes de fundar JotForm en 2006, me entretenía con una serie de proyectos alternos a mi trabajo real. Algunos estaban relacionados con mis habilidades básicas, y para otros me dejé llevar porque me parecían interesantes. Construí prototipos. Aprendí de carpintería. Programé. Empecé a bloguear.

Mi trabajo real no era el lugar ideal para explorar tangentes, ni para aventurarse o experimentar. Así que usé mis proyectos como conejillos de indias para probar hipótesis o para aplicar aprendizajes de los libros que iba devorando.

Algunos proyectos no progresaron. Otros me hicieron ganar algo de dinero y eventualmente me dieron la red de seguridad que necesitaba para renunciar a mi trabajo. Pero todos me enseñaron algo invaluable sobre marketing, ventas, desarrollo de productos y sobre todo, de mi mismo.

Hoy en día mis circunstancias son un poco diferentes. Pero sigo tratando de arreglarlo todo, sólo que ahora lo hago junto a todo el equipo de JotForm. Somos una compañía de empuje. Y sin inversionistas agobiándonos todo el día, tenemos la libertad de tomar todos los riesgos que queramos.

Así que lo hacemos. Y ya libres de riesgos y presión, los proyectos alternos marcan el territorio más fértil para la innovación y la creatividad. Creo que todo el mundo debería tener uno.

Los proyectos alternos te hacen más feliz, más inteligente y más creativo

¿Cuál es la percepción errónea que más personas tienen sobre los proyectos alternos? Que empezar uno te va a distraer de tu trabajo real. O te va a agotar. O te va a complicar las cosas. Pero de hecho, es todo lo contrario. Jugar un poco en nuevos territorios te hará aún mejor en las cosas que ya sabes hacer.

Me encanta platicar con mi staff sobre sus proyectos alternos y sus hobbies. Por un lado, demuestra que tienen suficiente tiempo libre y seguridad para disfrutar otras cosas aparte de su trabajo. Pero por lo general, sus intereses personales terminan formando parte de lo que hacen en JotForum.

Dawn Sharifan, director de Operaciones de Personal de Slack, está de acuerdo conmigo: “Al final, la gente que tiene hobbies o proyectos alternos dicen estar en un camino de mejora continúa, curiosidad intelectual y bienestar integral.”

Otra empresa a favor de los proyectos alternos es Google, que es famosa por incentivar a que sus empleados dediquen 20 por ciento de su tiempo a explorar sus pasiones. Y es gracias a este sistema que Gmail, Googe News y AdSense existen. Spotify hace dinámicas que duran toda una semana para motivar a sus empleados a explorar sus pasiones. Incluso Y Cominator le pregunta a sus candidatos por sus proyectos alternos cuando están en una entrevista.

Y hay muchas investigaciones que respaldan esto. Cuando el Dr. Kevin Eschleman, profesor de psicología, examinó el efecto de contar con un proyecto alterno en más de 400 personas, encontró que aquellos que tenían algo a lo que dedicar su tiempo libre eran estaban más dispuestos a ayudar a otros y eran más colaborativos y creativos.

Esto es porque los proyectos alternos reducen las presiones de los trabajos regulares, de la misma forma que lo haría una noche de copas con tus amigos para relajarte después de un largo día de trabajo.Pero en lugar de salir a beber esa copa de Merlot, estamos perfeccionando nuestras habilidades, incentivando nuestra curiosidad y poniendo a prueba nuestra capacidad intelectual. Esto es muy satisfactorio, y renovador, y mejora nuestro bienestar.

Manejar un negocio o simplemente tener un trabajo real es algo estresante de manera inherente. Necesitas ganarte tu sueldo. La gente debe ganar dinero. Hay una fuerte presión para desempeñarte y ser exitoso. Pero tu proyecto alterno no lleva dinero a la casa, no dependes de él para pagar las cuentas. Así que si no funciona, no pasa nada.

Y esa libertad es el elexir que ha hecho que tantos proyectos alternos pasen de la cochera a las salas de juntas. Empieza a poner las bases de tu propio proyecto.

Encuentra el tiempo

¡Es broma! A menos que estés en una vacación perpetua o que te hayas tomado un años sabático, los periodos largos de tiempo para descifrar cosas no existen. Y está bien. No los necesitas.

Los proyectos alternos florecen en ventanas después del trabajo, antes del desayuno, durante la comida, incluso en el metro. Todo el mundo tiene esos minutos mágicos, incluso la gente más ocupada o el CEO más trabajador del planeta.

Y diluidos entre todo lo que tienes que hacer en el día, no hacen una gran diferencia. Pero a lo largo de las semanas, los meses y los años empiezan a sumar una buena cantidad de tiempo. Probablemente habrás tenido que deducirlos de otro lado, así que empieza a ver menos horas de Netflix, báñate más rápido, sal a correr más temprano.

Porque tal como dice Paul Jarvis, “Hacer algo grandioso requiere sacrificios. Para cambiar tu mentalidad y experimentar con nuevas ideas, necesitas escoger un camino. Tienes que cambiar tu paradigma de consumismo hacia la creación.”

Así que libera esos pequeños momentos libres y protégelos tanto como protegería una comida con un amigo. Haz una cita en tu calendario de Google. Pon tu celular en modo avión. Pon un letrero de “no molestar” en tu puerta. Puede que te pierdas unos capítulos de tu serie favorita, pero ganarás algo mucho mejor.

Sólo recuerda que no se trata de ponerte una agenda estricta. Los tiempos de entrega te ayudan a hacer que las cosas pasen, pero no se trata de vivir doblemente estresado si no alcanzas a terminar algo, siempre y cuando sepas que estás dando tu mejor esfuerzo.

Nada mata más la inspiración que intentar encontrarla rápidamente. Este no es el momento de presionarte por el tiempo. Estás haciendo esto porque te gusta, no porque necesites enviarlo a algún lado lo más pronto posible.

Además, si tú y tu proyecto alterno se están divirtiendo juntos, las cosas fluirán de manera natural, como una cita para jugar con alguien, no como una sesión de tutorías. Espera y ve lo que pasa a continuación.

Está presente

Necesitas justificar el tiempo que inviertes en tu proyecto alterno. Así que tiene que ser algo divertido, sino, encontrarás excusas para no hacerlo, y las excusas siempre van a estar ahí. Y resentirás el tiempo que sí inviertas porque lo sentirás como una carga o una tarea adicional que debes cumplir.

Si ese extra de emoción sería como estar haciendo horas extra en la oficina. Porque la diversión será tu única recompensa al inicio. Me encanta la descripción que usan en Denim Huit Co de un proyecto alterno: una labor de amor sin riesgos y sin presiones.

Y sobre eso, necesitas amar lo que vas a hacer gratis. Así que dedícate a hacer algo que realmente te guste. Algo que realmente te emocione y parte de ahí.

¿Puede estar relacionado con tu carrera? ¡Claro! Si es así, estarás construyendo un portafolio de habilidades que sin duda te ayudarán en el futuro. ¿Y si no hay conexión alguna con lo que haces en tu trabajo? ¡Perfecto! Te vas a convertir en una persona con muchos talentos. O tal vez seas como yo y tu proyecto alterno surja de un problema que lleva años haciéndote ruido.

En mi primer trabajo como Desarrollador Junior, todos los días tenía que diseñar formatos para páginas web. Era muy aburrido y lento, tan lento que me llevó a pensar si podía automatizar el proceso. Me imaginaba un formato en el que la gente que no supiera programar pudiera arrastrar y pegar elementos.

Y el resto es historia. Tal como Paul Graham, fundador de Y Combinator, escribió una vez: “La mejor forma de tener una idea para una startup es preguntarte: ¿qué te gustaría que alguien más hiciera por ti?” ¿Tienes un problema? Resuélvelo. ¿Sientes que algo falta? Constrúyelo. ¿Algo te hace ruido? Investígalo.

Hazlo simple… y luego simplifica lo que hiciste

Si tu trabajo diario es un tren que va en la misma dirección todos los días, tu proyecto alterno debe sentirse como un avión de papel. Debe ser un producto sin equipaje. O, como lo resumió Mikael Cho de Hail Mary Crew, “resuelve un problema de una forma más sencilla que los demás.”

Bryan Helmig de Zapier CTO hace eco a este sentimiento: “Manténlo simple y divertido, no lo ahogues con un proceso. Trata de enfocarte en una pieza pequeña que valga la pena pero que no sea crítica, y que sea paralela al núcleo de tu negocio.” No incluyas aún el plan de negocios ni una estrategia detallada, por lo menos al principio. Este no es el momento de obsesionarte con hacer crecer tu idea.

Una de mis historias favoritas sobre proyectos alternos es la de Sofia Amoruso, fundadora de NastyGal. Esta chica recolectaba ropa vintage como hobby personal y la vendía en eBay desde su pequeñísimo departamento en San Francisco. Pronto se dio cuenta de que la gente estaba dispuesta a pagar grandes cantidades de dinero por su ropa, y la compañía cobró vida. Actualmente, factura millones de dólares.

Pero la compañía millonaria es la feliz consecuencia de su trabajo altero, no fue para nada su punto de inicio. Y estoy seguro de que hubiera continuado vendiendo en línea desde su pequeña habitación, aún si sus elegantes oficinas de Los Ángeles nunca se hubieran materializado.

Abre las puertas al caos

Tú y tu proyecto pasan tiempo juntos de manera regular. Es divertido, pero… ¿sientes que todo es un poco caótico? ¿Confuso? ¿Amateur? ¿Incorrecto? Relájate. La imperfección es perfecta cuando se trata de un trabajo alterno. Tiene que ser desordenado. Y con un proyecto alterno, no hay bien o mal.

Porque simplemente es un experimento, nada más y nada menos. Un proyecto alterno debe sentirse como un lugar de juegos para adultos. Juega, diviértete, camina por avenidas que terminan en callejones sin salida, por el simple gusto de hacerlo. Ábrele las puertas al caos.

Eso es lo bonito de los experimentos: no pueden salir mal. Sólo estás probando una hipótesis. No debe haber presión para triunfar, no hay consecuencias que considerar, no hay fracasos que temer. Y justo dentro de ese triángulo maravilloso de factores, la magia sucede.

Como lo preguntó Sheryl Sandberg alguna vez, “¿Qué harías si no tuvieras miedo?” Absorberías la información de otra forma. Tomarías más riesgos. Harías conexiones más profundas.

Deshazte de los objetivos planeados

Si te pareces un poco a mí, entonces una gran parte de tu vida está trazada con tinta indeleble. Hay objetivos que cumplir, KPIs que llenar y expectativas que satisfacer.

Puedes llegar a dudar sobre si invertir tiempo, energía y dinero en algo que no tiene una estrategia clara. Es complicado soltarte un poco. Así que, ¿por qué no tomar esa pluma de tinta indeleble y empezar a dibujarte un futuro?

Soñar sobre a dónde podría llevarte tu proyecto es emocionante. Pero cuando empiezas a ponerte objetivos y a analizar los resultados, la emoción empieza a diluirse. Suéltate un poco. Obsesionarte por el éxito puede resultar en sentimientos paralizantes y puede decepcionarte si las cosas no salen como las has planeado. Eso no es divertido.

El punto es que los proyectos alternos no deben de seguir un plan, así que planear cosas es una pérdida de tiempo. Despega la vista del camino. Date la oportunidad de ir a cualquier lugar sin la presión de llegar a ningún lado. Disfruta el viaje.

Comparte tu trabajo

No dejes que tu semilla permanezca enterrada demasiado tiempo. El aire fresco, la luz y los ojos de los demás le harán mucho bien.

Yo solía tener un blog en el que escribía sobre mis proyectos alternos y pedía retroalimentación. Ese mismo blog me ayudó a vender mis proyectos y eventualmente a conseguir los fondos para crear JotForm. Independientemente de en qué etapa te encuentres, abrir una conversación de dos vías te ayudará a seguir avanzando.

Para Noah Kagan, la idea de AppSumo apareció mientras hablaba con otros usuarios sobre KickFlip, su otra startup. “Empecé App Sumo porque todas las compañías de juegos seguían mencionando que necesitaban menos herramientas de monetización y más clientes. Queríamos resolver esa parte para el mercado de aplicaciones.” dijo.

Explicar tu idea a otros te ayudará a encontrar huecos en ella y luego a rellenarlos. Haz que la bolita ruede hacia delante y hacia atrás. Pide retroalimentación. Crea nuevas iteraciones, refínalas y hazlas cada vez más claras.

En cuanto compartas tu idea, ya sea en Medium, YouTube, en un podcast o simplemente en una conversación, la haces real. Se la has compartido al mundo. Y empiezas a construir tu audiencia. Y así es como construyes una comunidad, y luego una startup.

Mastícalo

Si le dedicas tiempo a algo que realmente capte tu curiosidad, no hay malos resultados. No le restará a otras partes de tu vida, sino que las hará crecer. Tal como lo puso Gumroad, fundador de Sahil Lavingia, “No tengas miedo de morder lo que no sabes si puedes masticar. Aprenderás a masticarlo.”

En el mejor de los casos, tu proyecto alterno florecerá para convertirse en una startup. En el peor de los casos, habrás aprendido una valiosa lección y te habrás preparado para tu siguiente experimento.

Recuerda que el éxito no solo tiene que ver con la riqueza y los logros profesionales. Hay otro tipo de éxito, mucho más callado, que viene de aprender cosas nuevas, de perseguir lo que amas y de sentirte satisfecho a nivel personal.

Así que pon a trabajar tus músculos creativos. Explora la tangente. Construye algo. Y compártelo con el mundo cuando esté listo. Pero hagas lo que hagas, no te presiones demasiado. Es sólo un proyecto alterno.

La mayoría de las personas parecen como si estuvieran viviendo sus vidas en trance – sonámbulos insensibles que hacen las mismas cosas día a día -, mientras que están estancados en varias rutinas que se han acumulado durante los años. Rutinas que les dan la sensación de estabilidad en un mundo inestable y cambiante.

No hay otra variedad que no sea simplemente cambiar de programas de televisión, comprar un ordenador nuevo y juegos de consola, o estar pendiente de los últimos escándalos de celebridades y políticos.

La gente ya no tiene tiempo para llamar a sus amigos y pasar tiempo con ellos pero malgastan horas de su valioso tiempo en internet, con Facebook (revisando los mensajes de estado), jugando juegos adictivos, chateando con extraños al azar o viendo vídeos en YouTube. Tú seguro que puedes escuchar a la gente murmurar, “estoy en un apuro” o “no tengo tiempo”, mientras que salen disparados desde sus lugares de trabajo a sus lugares de entretenimiento (es decir a sus casas).

La gente ha dominado la habilidad de realizar múltiples tareas y pueden realizar varias actividades al mismo tiempo pero carecen de la capacidad de concentrarse en una sola cosa a la vez y se preguntan por qué no finalizan nada o por qué no están satisfechos con el resultado de su trabajo.

Sin embargo, el estado de ser un sonámbulo insensible puede ser muy prometedor – después de todo, lo único que tienen que hacer es echarse sobre el sillón y empezar a disfrutar de la vida, que puede ser un emocionante viaje lleno de aventuras en horas frente al televisor o la consola de vídeo .

Esta es una posible forma de vida, pero siempre tendrás un vacío dentro de ti mismo que no vas a ser capaz de llenar – no con el entretenimiento, no por la acumulación de riquezas, la recopilación de elementos tangibles o continuamente cambiando de pareja. Esa es la carga de ser un sonámbulo – no llegarás a la verdadera plenitud y conciencia, para ponerlo simple: tú no serás capaz de llenar el vacío dentro de ti mismo.

Primera Parte: La mente activa

Comienza a vivir tu vida ¡AHORA!

Los sonámbulos de los cuales estaba hablando anteriormente sin duda cumplen con sus necesidades específicas para la nutrición, la seguridad, el amor, la felicidad y el entretenimiento pero ¿Realmente viven sus vidas – de forma activa y consciente – o están soñando y actuando en piloto automático?

Vamos a verlo de esta manera… estoy seguro que has oído o visto en algún documental de gente que ha tenido una experiencia cercana a la muerte y han hablado sobre el fenómeno de ver toda su vida destellar ante sus ojos interiores, al igual que una película. La película que se estaba proyectando delante de sus ojos contenía todos los momentos emocionantes y excitantes que habían vivido toda su vida.

La única pregunta es: ¿Te gustaría realmente verte a ti mismo sentado delante de un televisor o un ordenador cuando “estés viendo la película de tu vida”?¿Mirarte observar cualquier cosa, cuando el “director” te muestra los mejores momentos de toda tu vida? ¡Yo ciertamente, no! Prefiero verme realmente viviendo mi vida – no observando una vida de ficción en la pantalla del televisor o jugando un juego de rol en una consola.

El valor de vivir tu vida al máximo

Todo lo que necesitas para vivir tu vida al máximo es valor – nada más y nada menos. Esto suena bastante minimalista y sencillo a lo cual hacerle frente pero la falta de valor es un factor clave que impide que la mayoría de las personas vivan su vida al máximo.

Estas personas no son necesariamente cobardes – no en todos – ya que están simplemente atrapados en sus confortables rutinas diarias. Para decirlo metafóricamente: Hay algunos sueños de los cuales no quieres que terminen. El valor es un factor crucial, no podrás vivir tu vida al máximo si no te atreves a hacerlo o te sientes tímido con los riesgos que puedan venir de ello.

Escucha a tu corazón

Esto que describo a continuación es así desde el principio de la historia de la humanidad, por lo que no es sólo una tendencia reciente: los jóvenes eligen – influenciado por el consejo de sus padres (o amigos) – a recorrer un camino predeterminado que fue seleccionado para sus vidas – un camino que podría haber sido elegido por sus padres o dictados por la sociedad en que viven – a menudo antes de que nacieran.

Algunos otros persiguen el olor de los billetes y siguen el deseo de acumular tanto dinero y bienes materiales como sea posible tener. Hay muchos otros ejemplos donde las personas toman decisiones importantes para su vida basada exclusivamente en factores externos – algunos se ganan la vida en trabajos a los cuales no les gustan absolutamente y odian, trabajos que incluso podría interferir con sus creencias, otros se convierten en abogados porque toda su familia constaba de abogados por décadas.

El error que cometemos es que ponemos demasiado énfasis en la importancia de los factores externos – como la tradición de la familia el dinero y el honor, etc. – en lugar de escuchar a nuestros corazones y ver después a dónde nos lleva.

No tienes necesariamente que romper con la tradición de tu familia cuando sigues a tu corazón, ¡absolutamente no! Pero hay una gran diferencia entre la opción de convertirte en un bombero “porque mi papá, mi abuelo y mi bisabuelo eran bomberos” o optar por convertirte en un bombero ya que tu verdadero deseo desde que eras un niño pequeño es querer ayudar a otros cuando están en peligro.

Escucha a tu corazón cuando tomes decisiones importantes y trata de desatender los factores externos prometedores (dinero, etc.) solo por un momento. ¡Ten el coraje de seguir a donde tu corazón te lleva! Toma conciencia de las cosas que tu corazón desea y preguntante a ti mimo si realmente crees que tu corazón pueda desear algo tan superficial y material como dinero, coches de lujo y joyas.

Cuando miras desde otra perspectiva podrías descubrir que no es lo tangibles lo que tu corazón realmente desea, pero si desea cosas más valiosas como la verdadera amistad, la felicidad, el amor, así como también la satisfacción y la paz interior con uno mismo.

Segunda Parte: La importancia de la responsabilidad

Reconciliando y aceptando el pasado

Casi todos nuestros pensamientos, preguntas y preocupaciones giran en torno a hechos y situaciones con el pasado o con el futuro próximo. Cuanto más de cerca se mira, más te das cuenta de que sólo un porcentaje pequeño de nuestros pensamientos giran en torno a la actualidad. Por lo tanto, casi todos los seres humanos están muy centrados en el futuro y en los cambios que vienen junto con él, o claramente viven en el pasado lleno de pesar por los cambios ocurridos hasta ese momento.

Sin embargo, preocuparse por el futuro o luchar con el pasado – no importa lo que haya pasado – puede ser un gran obstáculo cuando se trata de la ambición de vivir tu vida en este momento al máximo, que podría incluso impedir que lo hicieras. Acepta el pasado como lo que es, algo que pasó y no puede ser cambiado. Gastar un solo segundo con el pesar de tu pasado te quitara la posibilidad de disfrutar de este momento al máximo, dentro del próximo minuto y así sucesivamente.

Preocuparte por el pasado puede ser visto como un círculo vicioso, que no sólo se corre el riesgo en este mismo momento de no poder cambiar lo que no te gusta, sino que también te proporcionara otra buena razón para no luchar por un potencial futuro, “¿Por qué no puedo hacer nada al respecto, cuando iba a hacerlo?”, etc.

Como puedes ver – preocuparse por el pasado y el futuro puede ser un círculo vicioso que ocupa tu mente con pensamientos y situaciones que no están relacionados a la situación actual, lo que finalmente te impide vivir la vida al máximo. La clave del éxito radica en la aceptación de lo que pasó y la reconciliación con el pasado, con las oportunidades que te has perdido y con lo que te arrepientes.

La comprensión de que la única manera de cambiar cualquier cosa en la vida es tomar medidas ahora, en este mismo momento, esto además te ayudará a reconciliarte con tu pasado. Vivir tu vida al máximo, no se puede lograr cuando estás viviendo mentalmente en el pasado y visualizando continuamente todas las oportunidades de oro que te has perdido toda tu vida.

No pases la pelota

La segunda parte de este artículo se llama “la importancia de la responsabilidad”, ya que creo que no solo necesitas mucho coraje, también debes tener la voluntad de asumir la responsabilidad de aceptar lo que sucedió en el pasado y reconciliarte con él. Después de todo, es mucho más fácil culpar a otros por tus propios errores y a influencias externas responsables del desarrollo de tu vida, en lugar de reconocer que podría haber sido tu propia culpa y buscar las razones de ello dentro de ti mismo.

Si lo haces, liberaras una gran cantidad de presión de tus hombros, incluso podrías tener una muy buena sensación al saber que eres culpable de alguna evolución negativa en tu vida y como siempre no culpar a otros por ella y además esto no te permitirá convertirte en una víctima indefensa. Ser víctima no sólo te hace vulnerable, sino que esto también se llevaría la última oportunidad de cambiar algo de tu situación actual.

Las acusaciones pueden redirigir tu enfoque (de hacer algo al respecto o hacer lo mejor de ello) con respecto al problema que pudieras tener desde hace muchos años atrás y que no se puede cambiar ni deshacer.

Asumir la responsabilidad de tu pasado y reconciliarte con él, te permitirá recuperar el poder sobre tu vida, te ayudara a aceptar el pasado, a perdonar a los demás y a hacer borrón y cuenta nueva, pero lo más importante de todo: comenzarás a centrarte en el presente y vivir en este momento. Has evidente que el que vive en el pasado y el que se lamenta pierde la oportunidad – en este momento – para hacer lo mejor posible para cambiar o empezar de nuevo.

Acepta el pasado, deja que el pasado sea pasado y saca el mejor provecho de tu situación. Al final, depende solo de ti; tú decides seguir lloriqueando sobre el pasado o hacer lo mejor de ello ahora, para que puedas mirar hacia atrás un día con una sonrisa en la cara y reconocer que todo ha venido a un buen fin.

Tercera parte: la mente reflexiva

¡Atrévete a ser consciente!

Vivir tu vida al máximo consiste de tres elementos que se complementan mutuamente – la parte activa (= tomar medidas), la parte de responsabilidad (= tomar responsabilidad por el pasado) y por último, la parte reflexiva – el ying y el yang de vivir tu vida al máximo.

Vivir tu vida al máximo no sólo consiste en la adopción de medidas o aceptar el pasado, sino además debes vivir tu vida en un estado consciente de la mente, en el que inviertes algo de tiempo en ti mismo para reflexionar y pensar sobre tu vida en general. No necesariamente tiene que ser una restricción, no necesitas dejar de ver televisión o reducir drásticamente tu uso de Internet, tan solo incluye tu deseo de pasar algún tiempo contigo mismo (sin distracciones) todos los días.

Ten pura honestidad hacia ti mismo y tu vida

Cada vez que hayas tomado algún tiempo para reflexionar sobre tu vida, es esencial que seas completamente honesto contigo mismo. Hazte la pregunta, si estás viviendo – en este momento – la vida que siempre has soñado, la vida que concebiste cuando eras un niño pequeño, el sueño que has desarrollado a lo largo de toda tu vida y que se ha hecho más y más detallado con cada día que pasa.

Pregúntese si estás contento con tu personalidad, tu trabajo y tu forma de vida en general. ¿Eres tú el creador de tu vida y tomas el control de la misa, eres responsables de tus acciones o has cambiado a tu papel de víctima y sólo reaccionas a las acciones de otras personas? ¿Estás viviendo tu vida con entusiasmo y asombro, tienes curiosidad por descubrir lo más profundo de la vida, o dependes de la televisión para estimularte y entretener por un período determinado? ¿Es tu vida una rutina o una aventura diferente cada día?

Durante todo el día, estamos con prisas ante todas las cosas que creemos que son importantes para nosotros. Pero seamos realistas… no hay nada realmente importante que no sea este mismo momento, siempre y cuando hagamos uso de él y lo disfrutemos o no.

EquipoPor Rita Tonelli

El Coaching Ontológico aporta una mirada diferente sobre la competencia de coordinar equipos.

El origen de esa coordinación se asienta en la posibilidad de la comunicación efectiva. Por ende, dependerá de la calidad que puedan alcanzar las conversaciones de cada uno de los miembros consigo mismos, y todos entre sí, el éxito o el fracaso del trabajo del equipo.

Gran parte de los problemas de efectividad y sufrimiento que enfrentamos en el mundo actual (de las organizaciones y en la vida personal) está relacionado con incompetencias que presentamos en la forma de conversar y relacionarnos con otros… Muchas personas sufren por su incapacidad de ser escuchados, por su dificultad para reclamar o su dificultad para reconocer el trabajo de otros.
Julio Olalla

A partir de allí, podremos distinguir entre trabajar juntos y trabajar en equipo. … Seguir leyendo »

Convertirse en multimillonario puede parecer un sueño imposible, pero a partir de hoy, hay cientos de miles de ellos en todo el mundo (según Forbes). Por supuesto, es un monte financiero. Everest, pero también puedes convertirte en uno si sigues los hábitos correctos.

Estos son algunos de los hábitos de los multimillonarios para comenzar a usar hoy:

Vive bien por debajo de tus medios

Ser multimillonario no significa necesariamente que tenga que gastar como un multimillonario estereotipado. De hecho, la mayoría de los multimillonarios viven un estilo de vida más bien frugal, y evitan los gastos generosos por utilizar su riqueza para hacer crecer su negocio y aumentar su éxito aún más. Para comenzar, usa el plan 20-30-50 para acumular riqueza sin dejar de mantener las luces encendidas y divirtiéndote.

Céntrate en la calidad por encima de todo

Steve Jobs dijo una vez: “La calidad es más importante que la cantidad. Un jonrón es mucho mejor que dos dobles“.

Tu declaración fue acertada, y no solo sobre las computadoras. He visto una y otra vez cómo las personas que se apresuran por un producto descuidado con frecuencia serán reemplazadas por un competidor disciplinado y eventualmente más exitoso. Nadie dice que tu trabajo tiene que ser 100% perfecto (generalmente no lo será), pero siempre debes tratar de entregar lo mejor y lo último si quieres alcanzar el estado de multimillonario.

Constantemente busca personas más inteligentes que tú.

En el mundo empresarial hipercompetitivo de hoy, uno podría pensar que los multimillonarios ni siquiera se darían la hora del día. Lo opuesto suele ser cierto, como con el CEO de Starbucks, Howard Schultz, quien dijo: “No te dejes amenazar por personas más inteligentes que tu“.

Ya sea reunirse con un competidor para intercambiar información o buscar un mentor, el camino hacia el estatus de multimillonario implica buscar constantemente personas más brillantes y con más talento, en lugar de tratar de aplastarlos.

ZildjianPor Kim Gittleson, BBC

Hace casi 400 años, en 1623, Avedis Zildjian fundó una fábrica de platillos en Estambul.

Administrada en la actualidad por una integrante de la decimocuarta generación de la familia, Craigie Zildjian -junto con su hermana Debbie- la compañía ha durado más tiempo que imperios, sobrevivió una mudanza a Estados Unidos y floreció durante las turbulencias económicas de la Gran Depresión y las dos guerras mundiales.

Hoy en día, la compañía controla el 65% del mercado global de platillos y obtuvo más de US$50 millones en ingresos el año pasado.

Pero para las Zildjian, es más que sólo un negocio. … Seguir leyendo »

Un tercio de las startups fundadas hoy en día no sobrevive más de 10 años, por lo que cuando una empresa cumple un siglo de vida debe de ser estudiada.

La firma japonesa de electrónica Panasonic comenzó a fabricar piezas independientes para luego expandirse hasta producir electrodomésticos completos. La compañía sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial, se benefició del período de abundancia de la posguerra y a la vez luchó para navegar las consecuencias políticas del conflicto.

Capeó varias crisis económica que la obligaron a pivotear su modelo de negocio varias veces; ha expandido a nivel mundial y hoy sigue mirando hacia el futuro de la tecnología, ahora a través de una colaboración con Tesla. Aquí hay una breve historia del primer siglo de esta compañía.

Panasonic fue fundada el 7 de marzo de 1918 por Konosuke Matsushita, un joven de 23 años aficionado a la electrónica. Anteriormente, había estado viviendo en una casa de dos habitaciones con su esposa, Mumeno Iue, y su hermano adolescente, Toshio. Después de trabajar como aprendiz de hibachi – cocina tradicional japonesa – y de fabricante de bicicletas, Matsushita entró a trabajar a la Compañía de Luz Eléctrica de Osaka. Por las noches trabaja en su casa para diseñar nuevos aparatos hasta que un día desarrolló un nuevo tipo de toma de luz.

A pesar del desaliento de su supervisor quien no creyó en la importancia del producto, Matsushita y su familia empezaron a comercializar los dispositivos fuera de su casa. Fueron días tan difíciles que incluso tuvieron que vender algunas de sus posesiones más valiosas para poder llegar a fin de mes. Matsushita no se desalentó y aunque pasaba por problemas económicos, diversificó sus ofertas de productos hasta desarrollar placas de aislamiento para ventiladores eléctricos y un faro para biciletas que resultó un éxito comercial.

Matsushita y su familia se mudaron a una pequeña casa donde fundaron la empresa Matsushita Electric Housewares Manufacturing Works.

El joven emprendedor expandió rápidamente la línea de productos de la compañía para incluir enchufes de dos vías y varios productos unitarios más. A fines de 1918, la compañía había crecido hasta tener 20 empleados.

Matsushita estaba adelantado a su tiempo en cuanto a su enfoque de gestión. Cuando la compañía tenía dos años y 28 empleados, formó lo que llamó el “Hoichi Kai”, que se traduce como “sociedad de un solo paso”. A través de ella reunía a sus empleados para practicar deportes y participar en otras actividades recreativas.

Otra táctica de liderazgo no convencional que encabezó Matsushita fue la transparencia. A principios de la década de 1920, los despidos masivos de trabajadores eran un problema importante en Japón, primero debido a la competencia entre las empresas, luego a causa de la recesión económica. La filosofía de Matsushita era la de tener fe en su equipo por lo que compartía secretos comerciales incluso con nuevos empleados para generar confianza en todos los niveles de la organización. Para 1922, Panasonic tenía 50 empleados y una nueva fábrica.

Sin embargo, a finales de los años 20 el inventario comenzó a acumularse. Para despejar el atasco de material, Matsushita anunció su decisión de “reducir la producción a la mitad sin despedir ni a un solo empleado”.

Dijo: “Recortaremos a la mitad la producción no despidiendo a los trabajadores, sino haciendo que trabajen solo medio día. Continuaremos pagando el mismo salario que reciben ahora, pero no habrá vacaciones. Todos los empleados deben hacer todo lo posible para mover y vender el inventario”. El plan funcionó y generó empleados ferozmente leales a la empresa.

MaSiempre visionario a largo plazo, Matsushita propuso un plan de 250 años para la compañía, dividido en 10 períodos de 25 años que a su vez se constituirían en una fase de construcción de 10 años, una fase activa de 10 años y una fase de cumplimiento de cinco años

Esto podría hacer parecer a Matsushita como un micromanager neurótico, pero en realidad era un líder bastante igualitario. “La misión de un fabricante es crear abundancia de materiales mediante la provisión de productos tan accesibles como el agua del grifo”, declaró famosamente en medio de la Gran Depresión.

A medida que pasaron las décadas, Panasonic produjo más y más productos nuevos. Matsushita identificó el potencial de los motores eléctricos para incorporarse a nuevos tipos de electrodomésticos y la empresa produjo su primer modelo en 1934. La compañía se incorporó como Matsushita Electric Industrial Co. en 1935 a medida que comenzaba a establecer negocios en torno a sus diversos productos. Empleaba aproximadamente 3,500 personas en ese momento y producía alrededor de 600 productos diferentes.

Panasonic también abrió instalaciones de capacitación para empleados en la década de los años 30. En 1936 amplió los días de descanso mensuales de dos a cuatro. Dos días fueron para el ocio, mientras que el resto podía ser utilizado para el “autoaprendizaje”.

Hoy en día compañías como Amazon y Apple están invirtiendo en la atención médica de sus empleados, pero desde 1937 Matsushita estableció una Asociación de Seguros de Salud para sus trabajadores, seguido por el Hospital Matsushita en 1940.

La Segunda Guerra Mundial eventualmente alteró las operaciones de la firma y la empujó a producir equipo militar. Específicamente, fabricó 56 barcos y tres aviones de madera. Como resultado de la guerra, la compañía perdió 32 fábricas y oficinas en Japón, así como en el extranjero. Cuando el gobierno no pudo pagar a sus proveedores, Panasonic luchó produciendo ruedas de carretas y casas de madera prefabricadas para mantenerse a flote.

El auge de la posguerra finalmente ayudó a Panasonic a recuperar su equilibrio. De 1945 a 1959, la empresa comenzó a producir lavadoras de tambor, televisores monocromos, refrigeradores, radios, ollas arroceras, grabadoras y acondicionadores de aire para el hogar. La compañía también comenzó a expandirse globalmente en la década de los años 50.

Konosuke Matsushita se retiró en 1961, y su yerno, Masaharu Matsushita, se convirtió en presidente. En la década de 1960, la empresa instituyó una semana de trabajo de cinco días, así como una nueva estructura salarial que determinaba los salarios por posición en lugar de antigüedad.

Panasonic superó las dificultades económicas, como las relacionadas con la crisis del petróleo de principios de los 70, y amplió su oferta de productos electrónicos personales a lo largo de los 80. Konosuke Matsushita murió el 27 de abril de 1989 a la edad de 94 años.

El avance rápido de era digital empujó a Panasonic a pivotar aún más para dejar de producir sus icónicos televisores analógicos en 2006. Dos años después la compañía finalmente cambió su nombre oficial de Matsushita Electric Industrial Co., Ltd. a Panasonic Corporation – hasta entonces Panasonic había sido solo una de sus muchas marcas-.

Para el 2013, la firma se dividió en cuatro empresas basadas en sus principales divisiones comerciales: electrodomésticos, soluciones ecológicas, redes AVC y sistemas automotrices e industriales.

En julio de 2014, Panasonic anunció que invertiría millonariamente en la planta de Gigafactory para suministrar baterías para los Modelos S, X y 3 de Tesla Motors. La compañía también se asoció con Denver para implementar tecnologías de ciudades inteligentes relacionadas con la eficiencia energética, la conectividad a Internet, el transporte y más.

En marzo de 2017, la firma japonesa empleaba a 257,533 personas. Su visión actual a 10 años incluye varias tecnologías emergentes, desde el Internet de las cosas y la robótica hasta la energía sustentable.

Aiko MoritaAkio Morita, el legendario fundador de Sony, fue un empresario de sabiduría oriental: “No tema equivocarse. Pero no cometa el mismo error dos veces”

Nacido en 1921 en la ciudad japonesa de Nagoya en el hogar de un fabricante de sake, la inagotable creatividad de Akio Morita le tenía reservado un pedestal destacado entre los hombres de negocios del siglo XX.

Entre los edificios derruidos del Japón de posguerra, en 1946, este ex oficial de marina fundó con un amigo la Tokio Telecommunications Engineering (rebautizada como Sony en 1960) con un capital de apenas 190.000 yenes. … Seguir leyendo »

A veces no sé cómo se ama… Sólo sé cómo se quiere, cómo se necesita. Cómo se topa con esa pared mil veces esperando que un día se derrumbe y me deje ver qué hay al otro lado y vivir sin estar sujeta, sin sentirme provisional… Sólo sé de deseos incumplidos y hechizos fallidos…

Sé cómo se desea algo tanto hasta que pierde el sentido porque empieza a ser una necesidad y no una meta, porque suplanta tu vida hasta el punto en que te levantas y respiras para conseguirlo. Hasta que no hay en ti nada más que no sea ese deseo y pierdas de vista el mundo mientras esperas una respuesta, mientras suplicas que otra persona te de permiso para seguir con tu vida…

Queremos desde la necesidad y eso hace que ese amor nazca roto, mutilado de cualquier posibilidad de crecer por sí mismo y ayudarnos a crecer a nosotros. Amamos a medias porque nos sentimos seres a medias, desgajados y estropeados por tanto intento loco de parecer dignos de amor, por convertirnos a en material deseable y asegurarnos así nuestra NO soledad eterna…

Para levantarnos cada día y poder decirle al mundo que alguien nos quiere y nos tiene en cuenta y que eso forzosamente significa que somos dignos y merecemos amor…

Creemos buscar amor pero en realidad buscamos permiso, oxígeno para continuar respirando sin sentirnos ajenos a la vida ni tener que seguir pidiendo perdón por no ser perfectos… Sin volver a avergonzarnos de nuevo de nosotros mismos y de nuestras rarezas.

El problema es que este mecanismo no funciona, es más… Se convierte en la fórmula más eficaz para acabar siendo el juguete roto, el corazón desgarrado, el apéndice de alguien que tampoco se ama suficiente como para no necesitar sucedáneos pero que ha decidido llevar el mando en la relación.

En realidad, esto de amar va al revés. Primero te amas y luego dejas de buscar porque ya tienes, porque ya te notas digno sin aparentar ni demostrar ni tener la necesidad de ser aceptado por nadie… Porque descubres que ya está en ti lo que llevas mil años buscando y todo lo que has encontrado hasta ahora no era más que el espejo de tu dolor y tu incapacidad de darte cuenta de que ya eres un ser entero que merece lo mejor…

Que te guiabas por el mapa que lleva a la cárcel segura de la dependencia, de la soledad interior más absoluta que no es más que la soledad de sentirse separado de uno mismo estando rodeado de personas que te hacen sentir invisible, irrelevante, insignificante…

A veces no he sabido cómo se ama porque me enseñaron a vivir amores a medias esperando que una sonrisa me corroborara que merecía sonrisas, que un beso me confirmara que merecía besos, que una mirada me transmitiera que era digna de miradas… 

No es fácil amarse a uno mismo en un mundo de ruido constante donde todos los mensajes que podemos escuchar hablan de subir a podios, demostrar lo que somos y ser más joven cada día para que los que te rodean que también luchan contra el tiempo te acepten y no te rechacen.

Vivimos en un mundo de seres rechazados por ellos mismos que juegan a fingir que no lloran cuando están solos porque temen demostrar que a veces no soportan su vida, porque suplican no sentir nada y se alienan de ellos mimos, porque huyen de sus fantasmas en lugar de abrirles la puerta y cerrar heridas.

Vivimos pendientes del marcador cuando los que realmente viven en paz son aquellos que han decidido dejar de jugar a parecer y han aprendido a merecerse, a sentir, a notar lo que la vida les cuenta y a mirarse al espejo para descubrir que ahí afuera no hay nada a lo que agarrarse.

No sabemos amar porque no nos amamos y a veces, sé que es duro reconocerlo, no buscamos compañeros de viaje sino muletas, barandillas, puntos de apoyo para poder recordar lo que somos sin salir corriendo… Y no es que sea perverso sujetarse a otro en algunos tramos del camino, lo que realmente es perverso es olvidar que nosotros somos nuestro gran sustento…

Es maravilloso amar sin medida, siempre que ese amor intenso e incondicional empiece por uno mismo.

A veces cuando amas, cuando te amas de verdad, sencillamente lo que te rodea da un vuelco. Entonces, descubres la pasión por todo lo que te llega y se cruza en tu camino, por cada brizna de vida que encuentras a tu paso.

No sabemos amar porque no sabemos amarnos. Porque nadie nos explicó que esto no va de encontrar la luz en otros esperando que eso nos ayude a escoger el camino correcto, sino de encender la propia luz y compartirla. Porque lo único que hay al otro lado de esa pared eres tú mismo… Tú eres la pared. Tú siempre has sido la pared.

 

 

 

Subir »
FB