Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

afterthoughtsHoy recordé un poema de Christian D. Larson que mi abuela solía colgar en la nevera cuando era niño.

En el momento que tuve la edad suficiente para entenderlo, mi abuela hizo una fotocopia del mismo para mí, y, casi 30 años después, todavía tengo esa misma fotocopia laminada y colgando en el tablón de anuncios de mi oficina…

“Prométete

Ser tan fuerte que nada
pueda perturbar tu tranquilidad.
Hablar sobre salud, felicidad y prosperidad
con cada persona que conozcas.

Hacer que todos tus amigos sientan
que hay algo en ellos
Mirar el lado brillante de todo
y hacer que tu optimismo se haga realidad.

Pensar sólo lo mejor, trabajar sólo para lo mejor,
y esperar sólo lo mejor.
Ser tan entusiasta por el éxito de los demás
como por el tuyo.

Olvidar los errores del pasado
y presionar los mayores logros del futuro.
Vestir una expresión alegre todo el tiempo
y darle a cada criatura viviente que conozcas una sonrisa.

Darle tanto tiempo a la mejora personal
que no tengas tiempo para criticar a los demás.
Ser demasiado grande para las preocupaciones, demasiado noble para la ira, demasiado fuerte para el miedo,
y demasiado feliz para permitir la presencia de problemas.

Pensar bien de ti mismo y proclamarle este hecho al mundo,
no con palabras ruidosas, sino con grandes acciones.
Vivir con la fe de que todo el mundo está de tu lado
siempre y cuando seas fiel a lo mejor que hay en ti.”

Vivir Mejor¿Cómo sabes si estás aprovechando tus 20 años al máximo, tomando todas las decisiones correctas en tu vida personal y profesional?

Bueno, no lo sabes. La vida es tomar riesgos y hacer lo mejor posible.

Pero aquellos que ya han pasado por esta crítica década ciertamente pueden ayudarnos a señalar las minas terrestres. Nos dirigimos a los hilos de Quora y Reddit, donde los usuarios pensaron en sus mayores arrepentimientos de sus 20s.

Aquí hay algunas cosas que puede que desees evitar:

1. No hacer ejercicio

Carl Logan lamenta nunca haber ejercitado en sus 20s.

“Si hubiera ido al gimnasio, probablemente habría sido mucho más feliz y hubiera tenido más éxito con el sexo opuesto”, escribe.

Incluso más allá de la felicidad y la capacidad de atraer compañeras con sus abdominales, el ejercicio regular en los 20 años puede ayudarte a prevenir problemas de salud en el momento.

Un estudio reciente encontró que tu nivel de condición física en tus 20s puede tener un impacto importante en tus riesgos de enfermedad cardiaca y muerte a medida que avanzas hacia la mediana edad.

2. Preocuparte por lo que piensan los demás

“Perdí mucho tiempo preocupándome por lo que otros pensaban – aprendí que rara vez importa,” dice Logan.

De hecho, las investigaciones sugieren que las personas generalmente sobrestiman la cantidad de atención que otros les prestan. Se llama el efecto proyector, porque la gente cree equivocadamente que son el centro de atención en una habitación.

Si aceptas esta idea en tus 20 años en vez de más adelante, tendrás más tiempo para actuar libremente, sin temer parecer un idiota.

3. Dejar que las opiniones de tus padres determinen tus opciones de vida

Riina Rinkineva dice que se arrepiente de “no oponerme a mis padres por lo que quería y no quería para mí en mi vida “.

Es increíblemente importante establecer algunas fronteras entre tú y tu gente, para así tener espacio para averiguar lo que quieres personal y profesionalmente.

Al mismo tiempo, no debes cortar completamente el apoyo de tus padres. Como el psicólogo Jeffrey Arnett le dijo a Business Insider, los padres “a menudo tienen experiencia de vida y sabiduría que aún no has adquirido.”

4. Acumular deudas con la tarjeta de crédito

Yash Mishra dice que se arrepiente de haber obtenido una tarjeta de crédito y “cargarla como loco” en sus 20s.

Si te encuentras en una situación similar, considera la posibilidad de tomar el consejo de un ex reportero de Business Insider e hacer una dieta de sólo-en-efectivo, durante el cual dejas de usar las tarjetas de crédito y débito por completo.

5. Casarse demasiado rápido

Antes de casarte, Diane O’Neil dice: “Debería haber descubierto primero quién era yo y qué era capaz de lograr como individuo, me convertí en esposa de alguien mucho antes de descubrir lo que quería hacer personalmente”.

Obviamente, todo el mundo es diferente y, para algunas personas, engancharte antes de los 30s es la elección perfecta. De hecho, algunas investigaciones sugieren que las personas que se casan entre mediados y finales de sus 20s tienen matrimonios más felices que los que se casan más tarde.

Pero si sientes que necesitas más tiempo para explorar – viajar, probar diferentes carreras y aprender lo que quieres en una relación romántica – puede que no quieras correr hacia el altar.

6. No tomar las citas y las relaciones seriamente

En Reddit, zazzlekdazzle dice, “desearía haber sido más serio con las citas y el sexo. En mis 20s, sentía como que era más sabio tratar las citas/sexo como algo casual por defecto, no buscando el amor, si el amor tenía que aparecer, aparecería.”

Una vez más, no hay un enfoque sobre las relaciones que funcione para todos. Pero vale la pena señalar que la psicóloga Meg Jay, autora de “The Defining Decade”, dice que ve a muchas personas de 20 años cometer el mismo error.

Como dijo Jay en su charla TED de 2013, “Escoger una familia consiste en elegir conscientemente a quién y qué quieres en lugar de simplemente hacer que funcione, o matar el tiempo con quienquiera que te estés eligiendo”. Ella le dijo a un cliente de 20-algo: “El momento de comenzar a escoger tu familia es ahora.”

lamborghini y ferrariEl mundo de los negocios está lleno de historias interesantes y una de ellas es la crónica de dos marcas italianas que lucharon por tener los mejores automóviles deportivos: Ferrari y Lamborghini.

El toro y el caballo, ambas marcas sinónimo de riqueza y velocidad, han sido rivales desde que dos hombres de la región italiana Emilia-Romagna tuvieron un enfrentamiento.

Ferruccio Lamborghini era el joven hijo de una familia de granjeros de uvas que siempre tuvo una inclinación por la mecánica. Luego de servir en la Real Fuerza Aérea italiana en la Segunda Guerra Mundial, aprovechó el ambiente de la post guerra para transformar camiones y otras máquinas bélicas en tractores para granjas.

Su inventiva le generó tanta riqueza que pudo comprar automóviles de lujo como Alfa Romeos, Lancias, Maseratis, Mercedes-Benz y en 1958 su primer Ferrari, un 250GT. Ferruccio amaba su auto y pronto aumentó su colección e incluso trató de participar en carreras profesionales. Sin embargo, como tenía buen ojo para la mecánica, pronto notó algunos detalles de su auto que podrían mejorar. Decía que los automóviles Ferrari eran demasiado ruidosos y toscos para maniobrar en el camino.

Del otro lado de la historia tenemos a Enzo Ferrari, un hombre que después de la Primera Guerra Mundial trató de conseguir, sin éxito, trabajo en la firma automotriz Fiat. Un día compró un Alfa Romeo usado que modificó para competir en carreras profesionales. Años después, el hombre abriría la Scuderia Ferrari.

Sin embargo durante la guerra con los Aliados, Ferrari se vio obligado a trabajar con el gobierno fascista de Benito Mussolini. Tiempo después, sus autos serían de los más reconocidos en los circuitos de carrera profesional de Italia.

Enzo Ferrari y Ferruccio Lamborghini

Fue en esa época en que uno de los Ferrari de Ferruccio Lamborghini se descompuso. Al tratar de arreglar el auto, el granjero notó que el clutch era el mismo que utilizaba para sus tractores. Impresionado, Lamborghini fue directamente con Enzo Ferrari para pedirle que mejorara la pieza para que fuera más resistente. Ferrari se ofendió y le respondió diciendo que no era más que un constructor de tractores “que no sabía nada de autos deportivos”.

Lamborghini se sintió humillado y decidió transformar su afición en una herramienta para demostrarle a Ferrari que se equivocaba. Desde entonces surgió una fuerte rivalidad entre ambos hombres ya que el constructor de tractores prometió que construiría el mejor automóvil deportivo del mundo.

De inmediato instaló una fábrica en Sant’Agata Bolognese y tan sólo cuatro meses después de la confrontación con Ferrari, develó el Lamborghini 350 GTV en el Motor Show de Turín de 1963. Para finales de 1964, Lamborghini había vendido sus primeros 13 autos.

Desde entonces, ambas compañías lucharon por destacarse en el mercado. En 1966, Lamborghini presentó el Miura, un modelo que implementaba el motor central V12 que en un principio fue despreciado por Ferrari. No obstante, se vio obligado a implementarlo cuando las demás marcas deportivas empezaron a obtener resultados positivos en las carreras.

Por otro lado, Lamborghini jamás pudo superar la huella dejada en las competencias por Ferrari ya que desde un principio Ferrucio destacó que las carreras no le eran rentables y que prefería “competir en la calle”.

Hoy en día la rivalidad parece haberse diluido. La marca Ferrari pertenece a FIAT y Lamborghini a Audi, pero sin duda la historia de estos dos italianos deja buenas lecciones sobre el trato que se les debe dar a los clientes insatisfechos. Nunca sabes quién puede convertirse en tu competencia.

Robert KiyosakiA una edad temprana, sabía que quería ser rico. Vi a mis padres luchar financieramente y el estrés que eso trajo consigo, y sabía que eso no era para mí. Quería comprar cosas lindas, ser generoso, y disfrutar de una vida libre de preocupaciones.

Cuando le dije a mi padre rico, el padre de mi mejor amigo que era un hombre de negocios exitoso, que quería ser rico, él me preguntó: “¿Cómo crees que te vuelves rico?”

“Ganando un montón de dinero,” le dije con confianza.

“Eso es parcialmente correcto”, dijo mi padre rico. “Pero puedes ganar mucho dinero y no ser rico.”

Continuó explicando cómo algunos empleados y auto-empleados ganaban mucho dinero, pero no eran ricos porque tenían poca inteligencia financiera. Perdieron la mayor parte de sus riquezas pagando altos impuestos y comprando pasivos.

Eso era demasiado para que mi joven cerebro comprendiera. Sabía que quería ganar mucho dinero. Pero ahora que soy mayor y, espero, más sabio, entiendo lo que quería decir mi padre rico. El dinero no te hace rico. Tu inteligencia financiera sí.

Por qué tener mucho dinero no te hace rico

Por ejemplo, muchos profesionales con altos ingresos, como médicos y abogados que ganan de $ 250.000 a $ 500.000, no son realmente ricos en absoluto.

¿Por qué?

Porque pierden mucho de su dinero en impuestos, sus ingresos se basan en servicios que proporcionan en lugar de ingresos pasivos de inversiones, y gastan su dinero en pasivos como sus casas en lugar de en activos que produzcan flujo de dinero.

Las cuatro fuerzas que se roban tu riqueza

Hay cuatro cosas que se roban tu riqueza: Impuestos, Deudas, Inflación y Jubilación.

Las personas que ganan mucho dinero no son necesariamente ricas porque pierden mucho de él en esas cuatro fuerzas. Los profesionales con altos ingresos son de las personas que más impuestos pagan en los EE.UU. (y en el mundo), no tienen ninguna inversión que les proporcionen flujo de dinero y protección contra la inflación, están excesivamente endeudados y no están listas para la jubilación; lo que significa que necesitan de sus salarios o estarán quebrados.

Es completamente posible, por ejemplo, que dos personas diferentes, cada una ganando 100.000 dólares, puedan tener vidas financieras completamente diferentes. Una podría ser pobre y la otra rica.

He aquí un ejemplo. De las dos personas que ganan 100.000 dólares, una paga 20 por ciento en impuestos, tiene una hipoteca asfixiante, y una cuenta de ahorro para su retiro que apenas se mantiene con la inflación. La otra no paga nada en impuestos, posee propiedades de alquiler que le proporcionan ingresos pasivos que se ajustan con la inflación, y tiene un plan para usar esos ingresos pasivos para comprar más inversiones con ingresos pasivos. ¿Quién es más rico?

Es posible ganar mucho dinero y utilizar las fuerzas de los impuestos, la deuda, la inflación y la jubilación para tu beneficio, pero necesitas tener una alta inteligencia financiera.

Este es el problema fundamental de los “ricos”, o empleados de altos ingresos: Tienen la mayor carga impositiva, el menor control sobre su jubilación, y sólo pueden vender su tiempo.

Muévete del cuadrante izquierdo al derecho

Mi Cuadrante de flujo de dinero explica esto simplemente.

Cuadrante del flujo del dinero

Hay cuatro tipos de personas: Empleados (E), Auto-empleados (A), Dueños de grandes negocios (D) e Inversores (I). Los E y A están en el lado izquierdo del Cuadrante del flujo de dinero y los D e I están en el lado derecho del cuadrante.

Los del lado izquierdo pagan más impuestos, tienen el menor control y nunca serán realmente ricos. Se trata de personas como empleados de cuello azul, pero también personas como médicos y abogados que son auto-empleados, pero realmente no son propietarios de una empresa, sólo poseen un trabajo. Ellos son víctimas de las cuatro fuerzas robadoras de riqueza.

Los que están en el lado derecho, sin embargo, tienen todas las ventajas fiscales; tienen control sobre su dinero, negocios e inversiones; Y tienen la posibilidad de rendimientos infinitos porque saben cómo crear dinero de la nada a través de los ingresos pasivos. Y saben cómo usar los impuestos, la deuda, la inflación y la jubilación para hacerlos aún más ricos, no más pobres.

Para estar en el lado derecho del Cuadrante del Flujo de Dinero, necesitas una alta inteligencia financiera. Eso significa que necesitas aumentar continuamente tu educación financiera. Leer libros, asistir a seminarios, conectarte con personas con ideas afines, y cambiar tu forma de pensar.

No te conformes con la trampa de simplemente ganar mucho dinero. Aumenta tu IQ financiero y hazte realmente rico.

éxitoMás allá de los planes, el modelo de negocios y la idea innovadora, la clave para que una startup o cualquier tipo de emprendimiento tenga éxito es Usted, su capacidad para innovar y para ajustar la idea de negocio.

“Nos interesa el emprendimiento en sí, pero lo fundamental es la persona que está detrás de la idea,” dijo Marcelo Lebendiker, presidente de ParqueTec la semana anterior en la actividad realizada en el auditorio de Grupo Nación (GN), ubicado en Llorente de Tibás, durante la segunda convocatoria de proyectos innovadores realizada junto con la aceleradora GN Plus.

Además, los fundadores de las startups Kiboo, Wow y Quantik hablaron sobre su experiencia y cuáles son las claves para todo emprendimiento:

1. La persona es central.

Tanto para el proceso de incubación como para el emprendimiento mismo, el primer eslabón de la cadena de valor es la persona emprendedora, la clave para la innovación y para aceptar un proceso de acompañamiento, en el cual se agrega valor y se reduce el riesgo y las posibilidades de fracaso.

2. Madure la idea.

Hay que estar dispuesto a escuchar y acompañarse con otras personas (desde potenciales clientes hasta coach en negocios), responder preguntas sobre el modelo de ingresos y otros detalles, e iniciar un proceso de transformación y maduración de la idea de negocios. No solo es esfuerzo, entusiasmo y empuje.

3. Pierda el miedo.

Echar adelante el emprendimiento no es una tarea sencilla. Es un proceso arduo y en el que hay que perder el miedo a cambiar un empleo por su propio negocio, a echar a perder, a hacer modificaciones y a mejorar la idea original.

4. Ejecute.

La idea sin ejecución es solo eso, una idea. Lo más importante es la capacidad de ejecutar, de poder realizar lo que se ha planeado y acordado, y darse cuenta de que “se puede tener capacidad de atleta de alto rendimiento”.

5. Sea agente de cambio.

Un emprendimiento puede estar en diferentes momentos de su desarrollo: inicio, intermedio (con ventas y en proceso de maduración) o avanzado (con inversión y ventas). Pero no puede estancarse. El emprendedor tiene que ser un agente de cambio y de transformación de su propio negocio.

6. Toque puertas.

Valide el modelo de negocios tocando puertas para darse cuenta si el producto o servicio gusta y es aceptado. Esté alerta ante la respuesta que puede obtener del mercado.

7. Esté dispuesto a salir magullado.

¿Qué tan traumático ha sido empezar un emprendimiento? Es como entrenar y salir magullado. Requiere humildad para escuchar y obtener retroalimentación. Puede que por el grado de avance y maduración de la idea, el modelo y el negocio las modificaciones que deba realizar no sean muchas.

8. ¿Debe temer al robo de su idea?

Nadie podrá implementar y llevar adelante la idea de negocio como Usted. Competidores y copiadores aparecerán. No es la idea el centro del negocio. El corazón del emprendimiento es Usted. Quien le da valor agregado a su negocio es también Usted. Simplemente no se deje vencer.

9. Cambie la idea si es necesario.

Tanto en un proceso de incubación y de coaching de negocios como en el encuentro con el mercado, es factible que la idea con la que llegue cambie. Al final, su negocio puede ser distinto a lo que pensó inicialmente. El modelo de negocios debe ajustarse y adaptarse si así se requiere.

10. Sea humilde.

Involucre a la familia en el sueño del negocio y a otras personas que puedan ayudarle. Para que en esto pueda contar con los demás se requiere mucha humildad y ser flexible con la idea del producto y el negocio.

Vivir MejorSi bien la escuela significa más ayuda para guiar a sus hijos hacia el éxito, los niños realmente sólo pasan la mitad de sus horas despiertos en la escuela durante el año académico, lo que significa que gran parte de su crecimiento todavía se hace en casa.

De hecho, las investigaciones de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, la Universidad Brigham Young y la Universidad de California, Irvine, descubrieron que la participación de los padres es un factor más significativo en el rendimiento académico del niño que las cualidades de la propia escuela.

Para averiguar lo que los padres pueden hacer en casa para ayudar a sus hijos a superarse, les pedimos a los profesores de todas partes que lo sopesen.

Más de 40 maestros compartieron algunas buenas sugerencias e incluimos algunas de nuestras favoritas aquí:

Lee

Léeles, lee con ellos y haz que te lean.

-Katie Westfield, maestra de historia de noveno y décimo grado en Boston

* Nota del editor: Fomentar buenos hábitos de lectura fue la respuesta más popular entre los profesores encuestados.

Cenar juntos

Creo que las comidas familiares son un tiempo para ponerse al día de la vida del otro. Cuando los niños y los padres pueden conversar sobre lo que les sucedió durante el día, lo bueno y lo malo, creo que los padres son capaces de obtener la mejor visión de la vida de sus hijos. La comunicación constante es una de las muchas claves para el éxito a lo largo de la vida.

-Un maestro de segundo grado en la ciudad de Nueva York

Sé un buen modelo a seguir

Si quieres que lean, sé un lector primero. Si quieres que mejoren sus habilidades de escritura, empieza a escribir cartas a tus hijos. ¿Quieres que les vaya bien en Matemáticas? ¡Deja de decirles que odias las matemáticas!

– Un profesor de quinto grado

Deja que los niños experimenten la vida

No se trata solo de libros.

-Anónimo

Ten grandes expectativas para tus hijos

Sé que muchos padres trabajan duro, y no puedo pedirles que pasen más tiempo con sus hijos porque a veces no pueden. Sé que algunos de ellos no pueden sentarse y ayudarles con la tarea porque o no tienen el tiempo o tampoco lo consiguen.

Lo mejor que pueden hacer es esperar la excelencia de sus hijos, porque si no obtienen un 10, es probable que se acerque a él. Si las expectativas se fijan en un 5, entonces no intentarán obtener algo mejor que eso. Se trata de establecer esas expectativas para que tu hijo esté intrínsecamente motivado a hacer lo mejor que puede, incluso cuando no estés cerca. Y para algunos, un 5 es lo mejor que pueden y eso está bien, también.

-Jennifer, maestra de quinto grado en North Brunswick, Nueva Jersey

Oblígalos a apagar las pantallas

Me gustaría que más padres le leyeran a sus hijos y los animen a leer. También creo que los padres deberían animar a sus hijos a caminar, a mirar las nubes y a jugar afuera. Los adolescentes de hoy pasan casi 11 horas en frente de las pantallas. Me asusta. Es como si no supieran cómo estar solos, y me preocupa lo que eso le hará al pensamiento independiente.

-Un profesor de inglés en una escuela privada en Nueva York

No dejes que sean perezosos

Asegúrate de que hayan hecho su tarea!

-Un maestro de estudios sociales de séptimo grado en la ciudad de Nueva York

Involúcrate

Inevitablemente, los padres que vienen a las conferencias son los padres de los niños a los que les está yendo bien. Algunos padres ni siquiera se dan cuenta de que sus hijos están fallando. No responden a los mensajes de voz, no comprueban su correo electrónico, no vienen a las conferencias. No le preguntes a tu hijo cómo le va en la escuela, porque él te va a decir que está bien y no tiene tarea. Pregúntale al profesor.

-Rebecca Rosen, maestra de inglés de noveno grado en la ciudad de Nueva York

Trabajar con los maestros, no contra ellos

Asegúrate de que tu hijo sepa que tú y el maestro están en la misma página en términos de disciplina, éxito académico, salud social y emocional. El niño no debe pensar que los padres los salvarán del maestro cuando no tomen decisiones sabias.

-Amanda Brooks, directora educativa de una escuela preescolar de la ciudad de Nueva York

futuroLa pregunta del millón: ¿De qué depende el éxito de una empresa?

La respuesta puede tener un buen número de soluciones, desde tener productos y servicios novedosos, hasta precios competitivos o buenos líderes. Sin embargo, en la actualidad, la evolución y planeación del futuro de la compañía puede ser el aspecto más relevante.

Llevar a una empresa hacia la transformación es una meta crucial que podría parecer sencilla; pero la realidad es que no todas las compañías pueden jactarse de tener lo necesario para dar pasos sólidos en este sentido.

Esta cualidad está impresa en el ADN de firmas como Google, Amazon, Apple, Samsung o P&G, quienes todo el tiempo están analizando cómo evolucionar no sólo sus productos, sino también sus capacidades internas y externas.

En contraparte, otras muchas organizaciones han sufrido por su nula planeación a futuro. Ejemplos no faltan: como Kodak, que no pudo superar la transformación digital de su industria, o Blackberry, quien pasó de éxito al subsuelo en apenas unos años y está al borde de la muerte.

Miedo al futuro

La razón por la que muchas empresas no logran planear sus movimientos es fácil de acotar: Tienen miedo al futuro. Así lo asegura Elena Espinal, Master Coach y Directora de TeamPower, quien sostiene que la clave es adquirir la habilidad de pensar por adelantado para superar las expectativas.

“Solemos tener miedo al futuro. Los mayas pudieron planificar miles de años; pero hoy vas a cualquier tipo de empresa y nadie te sabe decir qué sucederá en los próximos cinco años”, menciona en entrevista con Alto Nivel la también autora del libro Ecología del Porvenir.

De acuerdo con la especialista, pensar a futuro y realizar una planeación sustancial de cada una de sus actividades es una obligación que va mucho más allá de los dirigentes.

“Las empresas están hechas para trascender en el tiempo, no viven de acuerdo a una sola persona. Es por eso que su planeación necesita ir mucho más allá que cualquier gestión”, comenta.

Las claves de la evolución

¿Qué tenemos que hacer para conseguir que nuestra empresa dé pasos en este sentido? Elena Espinal sugiere trabajar en cinco ejes:

1. Escenarios futuros

Primero, realiza un análisis acerca de los distintos futuros posibles de la compañía, dependiendo de las decisiones que se pretendan tomar. La idea es armar un panorama amplio sobre las tendencias que irán apareciendo y la manera en que se pueden aprovechar para cumplir con las metas de la empresa. Cada escenario contará con sus pros y contras, y es básico anotar detalladamente cada uno de ellos.

2. Involucramiento del equipo

Es muy importante que una vez definida la visión del futuro que se tiene para la compañía se comunique a los trabajadores el planteamiento. Aquí es clave escuchar su voz y opinión. Mientras más partícipes logremos que sean en este cambio, mejores serán los resultados. Además, sus ideas pueden servirnos para hacer cambios fructíferos a los planes establecidos. Recuerda: su colaboración es esencial

3. Adiós al miedo

Muchos trabajadores se sentirán satisfechos con el plan a futuro; sin embargo, otros podrían sentir temores por el cambio que tendrán que realizar en su labor diaria para cumplir con esas expectativas. La especialista sostiene que el miedo al cambio es una resistencia natural del ser humano que es posible atacar fortaleciendo la confianza y evitando la frustración en caso de equivocarse. No lo olvides: fallar es aprendizaje.

4. Líderes en la incertidumbre

Los líderes de las empresas trabajan con datos y resultados a la mano, pero al afrontar un proceso de transformación y planeación a futuro éstos podrían no llegar de la manera en que están acostumbrados. El reto para los ejecutivos será aprender a valorar el trabajo de las personas cualitativamente, hasta que queden amarrados todos los cabos sueltos del proceso y se comiencen a ver resultados. Ojo: no hay un tiempo exacto para esto.

5. Rompiendo barreras

Finalmente, la especialista pide a los ejecutivos y trabajadores terminar con el pensamiento de “si las cosas no se hacen a mi manera, entonces estarán mal hechas”. Cuando se enfrenta un procedimiento de planeación a futuro se deben considerar nuevas técnicas de trabajo, con el objetivo de cambiar personalmente. Espinal señala que tenemos que empezar modificando nuestro interior.

jefeEs un hecho que los cambios generacionales, el ritmo acelerado de la vida moderna, la competitividad que ahora es global y el acceso a mejores oportunidades de educación, han permitido que cada vez personas muy jóvenes asuman cargos de responsabilidad en el entorno laboral.

Es posible que usted sea una de esas personas o esté a punto de serlo al asumir un nuevo reto profesional en su corta carrera que implique tener gente a cargo y ser jefe por primera vez en su vida.

Sin embargo, si bien ha llegado hasta este momento por sus méritos, seguramente le habrán surgido una serie de interrogantes, dudas y hasta temores normales cuando estamos ad portas de afrontar lo desconocido. Ser jefe suena fácil a primera vista, algunos dirán qué tan difícil puede ser mandar a un grupo de personas y exigirles resultados.

Resulta mi querido amigo jefe primerizo, que la cosa es más compleja y como diría el hombre araña, tener un gran poder, conlleva una gran responsabilidad.

Ser jefe puede tener sin duda muchas satisfacciones y beneficios, pero hay que ganárselos a pulso. Lo primero que hay que entender es que ser jefe no es mandar. Hoy día se trata de convertirse en un líder respetado, admirado y que sea fuente de inspiración para las personas que se tienen a cargo. Ahora sí suena un poco más difícil, ¿cierto?

Es verdad: es difícil pero no imposible, pues los jefes no nacen, se hacen y precisamente respondiendo a la pregunta que ahora debe estar rondando su mente, respecto de cómo hacerlo y cómo lograrlo, le cuento que el camino es largo ya que nunca debemos dejar de aprender.

Para ser más concretos y ayudarlos a convertirse en ese jefe que todos esperan, a continuación les presentamos siete claves que debe tener en cuenta:

1. Sea consciente del su capacidad de impacto e influencia

Usted como referente y jefe de un grupo de personas, tiene que conocer y administrar su capacidad de influir e impactar de manera positiva o negativa el entorno, no solo laboral sino personal de sus colaboradores.

Usted decide cómo quiere que sea ese impacto, por ejemplo, usted puede entrar a la oficina donde están sus colaboradores pateando la puerta o simplemente haciendo mala cara o no saludando: esto que puede ser insignificante para usted, puede afectar gravemente el clima entre su gente, su nivel de motivación y compromiso, en pocas palabras con una simple acción suya se le puede tirar el día a una persona o lo puede motivar al máximo.

2. Desarrolle su capacidad de empatía

Siempre, en cada situación en la que deba interactuar con sus colaboradores, ya sea para formar una decisión, dirimir un conflicto o dar retroalimentación; póngase en el lugar del otro, piense en cómo es la otra persona, en lo que posiblemente le importe o no, trate de entender su realidad y sus motivaciones.

Recuerde que antes de ser jefe usted también estuvo en el lugar de la otra persona.

3. Comunicación asertiva

Una de las principales causas de los problemas organizacionales de las empresas se origina en la deficiente comunicación que, en el caso de las relaciones interpersonales, tiene mayores efectos. En este sentido, si quiere ser buen jefe, ‘párele bolas’ a la comunicación, especialmente en aspectos relacionados con la comunicación asertiva, la escucha activa, la comunicación no verbal, la claridad y la oportunidad de la misma.

Recuerde la importancia de ponerse siempre en el lugar de la otra persona.

4. Motivación permanente

Respecto a este tema lo más importante es que tenga en cuenta que no todo es plata. Las personas en efecto se mueven por dinero, pero no es la única variable que motiva a una persona. Está comprobado que las personas valoran mucho más otras cosas como el reconocimiento, el reto profesional, que se les trate con respeto y consideración.

Recuerde que una de las principales causas de desmotivación de las personas en el trabajo es el jefe.

5. Dar ejemplo

No hay nada que influya más la credibilidad y el liderazgo de un jefe que trabajar hombro a hombro con el equipo de trabajo dando ejemplo, aplicando y no solo predicando o dando órdenes, no hay nada que inspire más a un colaborador que el ejemplo.

6. Inteligencia emocional

El pensamiento racional y objetivo es el que normalmente siempre utilizamos en el día a día.

Sin embargo, no siempre funciona o no es suficiente para afrontar todas las situaciones de la mejor manera. Es allí cuando surge la importancia aplicar otros esquemas de pensamiento como la inteligencia emocional, con la cual se abre la posibilidad de contemplar otras alternativas de solución, otras formas de responder frente a las situaciones desde la óptica del ser con un enfoque basado en las emociones y las motivaciones personales.

7. Empodere a su gente:

Haga que su gente se sienta capaz de hacer y llevar a buen término sus tareas y los proyectos que usted le encargue. Las personas necesitan sentir que usted cree y confía en ellas. Al principio puede ser difícil soltar, pues el temor al error de sus subalternos no lo dejará que decidan por sí mismos.

Para lo anterior le recomendamos algo llamado delegación inteligente, es decir, usted nunca podrá delegar la responsabilidad, pero sí las tareas y proyectos, dejando que su equipo de trabajo actúe y decida autónomamente dentro de un marco de acción que usted debe darles, con objetivos, plazos e indicadores claros, sistemas de seguimiento y coaching permanente, los cuales conforman su esquema de delegación inteligente.

llenarse de polvo¿Alguna vez ha construido una casa?

Si su respuesta es no, seguramente habrá visto hacerlo.

Al principio, parece que nada estuviera pasando… La preparación del sitio, la excavación y los cimientos parecen llevar largo tiempo y el progreso es apenas notable. Luego, empiezan a aparecer las paredes y entonces las cosas parecen asumir un ritmo más rápido.

Es verdad que la levantamiento de las paredes y el techo suceden rápidamente. La forma de la nueva estructura parece más familiar y uno encuentra más “consistencia” en el proyecto. El progreso es más remarcable… pero las apariencias podrían estar engañándonos.

El trabajo requerido para los cimientos puede que no sea demasiado “sexy”, o puede no mostrar un rápido progreso como lo hacen las paredes; pero todos sabemos que es necesario. Simplemente imagine qué sucedería, si empezáramos a levantar paredes y vigas apoyándonos en la tierra Sería algo tonto ¿no es cierto? Ninguno de nosotros pensaría en construir su casa, sin construir primero un firme cimiento.

Sin embargo todavía, vemos las vidas de personas -e incluso de enormes compañías- construidas con pequeños (o ningún) cimiento. En la prisa de hacer que las cosas sucedan rápidamente, o de crear productos y transformarlos inmediatamente en ganancias, construyen cimientos débiles.

En los últimos años hemos visto las miles de punto.com que se desvanecieron, sin importar el lugar del mundo donde se hallaban. Se pusieron de pie rápidamente (como una casa, con techo y paredes). Las cosas sucedieron tan rápido en el final de los noventa, que nadie parecía preocuparse por ver si había algún tipo de cimiento sustentando estas estructuras. Aún hoy, casos como el de Enron -o más recientemente el de Worldcom- nos muestran cómo, empresas que parecen sumamente grandes y bien establecidas pueden desplomarse por tener cimientos débiles… fundaciones débiles.

Las fundaciones de las que hablo, tanto para las personas como para las compañías, son sus valores y propósitos.

Quienes hemos redactado nuestro “Enunciado de Misión Personal” no hemos encontrado la tarea fácil. Nadie nos prometió que lo sería… Pero “llenarnos de polvo” para sumergirnos en la construcción personal y asegurarnos así que las fundaciones son sólidas, tampoco es dramático. Simplemente vale la pena… Y la palabra “vale” cobra aquí todo su sentido.

Clarificando nuestros valores, sabiendo quiénes somos, qué nos importa realmente y lo que deseamos hacer, podemos tener algo que se ponga de pie firmemente. Podemos construir el fruto de nuestro esfuerzo sobre una base sólida.

Este proceso nos hace más fácil el tomar decisiones, porque tenemos una estructura para poder evaluar nuestras decisiones. También ahorramos tiempo, porque podemos enfocarnos en aquello que realmente importa; sin perderlo persiguiendo cosas que no sirven a nuestro propósito. Tenemos una claridad y un poder que son “tangibles”, podemos sentirlos. Y, en el proceso, podemos “atraer” el éxito en lugar de perseguirlo.

No solamente nos conocemos mejor, sino que posibilitamos que otros nos conozcan. Nos hacemos conocidos por nuestros valores y nuestro propósito. Es parte de nuestra identidad. En el caso de una compañía, se transforma en el ADN corporativo: en su razón de ser.

Sí, a veces puede parecer lento y no siempre podemos ver un rápido progreso… pero construir una fundación firme de valores y propósito nos proveerá el apoyo que necesitamos, para lograr el éxito real y duradero.

Richard BransonSegún la web Business Insider, Richard Branson es el único empresario que sin conocimientos sobre dirección de empresas y ningún título en negocios ha creado ocho multimillonarias compañías, en ocho industrias diferentes.

 “Si hubiese continuado con mi educación el tiempo suficiente para aprender la lista convencional de lo que se debe hacer y lo que no a la hora de empezar un negocio, me pregunto a menudo que tan diferente sería mi vida y mi carrera.”

De su libro, “The Virgin Way: Everything I Know About Leadership” Estos son los mejores 23 consejos para el éxito:

23. No lo hagas si no lo disfrutas

Manejar un negocio toma sudor, sangre y lágrimas (y cafeína jaja!!). Pero al final del día, estarás construyendo algo de lo que estarás muy orgulloso.

22. Se VISIBLE

Asegúrate de aparecer en las páginas del frente y no en las páginas traseras. Vas a tener que salir y venderte a ti mismo. Haz el ridículo, haz lo que sea. De otra manera no sobrevivirás.

21. Escoge el nombre de tu MARCA inteligentemente

El nombre único y la marca que su compañía “Virgin Group” emplea es una de las cosas que ha hecho de este conglomerado multinacional todo un éxito. Branson se asegura que el nombre “Virgin” represente el valor, servicio mejorado y un enfoque atractivo con toques frescos.

20. Escucha MÁS. Habla MENOS

“Escucha”, y “cállate”, señala Branson. La única manera de escuchar a otra persona es estando en silencio, sin interrumpirlos o sin planear lo que vas a decir una vez que ellos terminen.

Branson nunca va a ningún sitio sin un cuaderno para escribir las cosas que otras personas te dicen y poder recordarlas. Es su arma de negocios secreta, él dice, ya que te lleva a nuevas ideas de negocios.

19. No podrás manejar un negocio sin tomar riesgos

Uno de los dichos favoritos de Branson cuando aconseja a las personas a tomar riesgos:

“Los valientes a lo mejor no vivirán para siempre – pero los cuidadosos no vivirán del todo.”

Cada negocio conlleva a riesgos. Prepárate para caer, dice Branson, pero el éxito rara vez viene por jugar a lo seguro. Puedes que caigas, pero Branson también señala que: “no hay tal cosa como el fracaso total.”

18. La primera impresión es TODO. Y la segunda TAMBIÉN

La primera impresión que causes en los clientes será posiblemente cuando los adquieras. La primera impresión es extremadamente importante dice Branson, pero la segunda es igualmente de importante.

La segunda vez que un cliente contacta Virgin, es usualmente porque están teniendo problemas con el producto o servicio. La forma como te presentes a ti mismo y cómo representes la marca en estas situaciones dice mucho sobre la forma en que la compañía mantiene buenas relaciones con los clientes y cómo maneja los obstáculos.

17. La perfección es inalcanzable

“Hay un peligro inherente en permitirle a la gente pensar que han perfeccionado algo,” – dice Branson.

“Cuando creen que lo ‘han logrado’, la mayoría de las personas tienden a relajarse y sentarse en sus laureles, mientras muchos otros trabajarán fuertemente para mejorar su trabajo.”

Por esta razón Branson nunca le da a nadie una evaluación 100% perfecta de su trabajo. Él cree que no importa que “tan brillantemente concebido” algo sea, siempre hay una forma de mejorarlo.

16. No puedes hacerlo TODO tú mismo

El arte de delegar es una de las destrezas más importantes de cualquier empresario. Es imposible hacerlo todo tú mismo, y es imposible ser bueno en todo lo que haces.

Por eso es que Branson recomienda “contratar a personas que sean fuertes en tus debilidades” – personas que pueden rellenar los vacíos y tomar las tareas de tu plato que no son tu fuerte, o que no puedes hacer porque no tienes el tiempo.

15. El cliente siempre tiene la razón… la mayor parte del tiempo

El cliente siempre tiene la razón… a menos que estén equivocados. Las opiniones de los clientes son importantes, pero “no debes construir tú sistema de servicio al cliente sobre la base que tu organización nunca cuestionará los caprichos de tus clientes,” dice Branson.

Se prudente en no dañar las relaciones con clientes o con el personal, con tus políticas de servicio al cliente.

14. Define tu MARCA

En lo que se refiere a definir tu marca, Branson te aconseja a enfocarte en sólo una cosa: “encontrar nuevas formas de ayudarle a las personas a pasarla bien.”

Aférrate a lo que ya conoces. Promete poco y entrega más. Porque si no defines tu compañía, tus competidores si lo harán.

13. Explora terrenos desconocidos

Traducción en los negocios: Todavía hay muchas cosas que no se han descubierto, inventado o logrado. Explorar áreas desconocidas podría promover nuevas ideas y fomentar la innovación.

12. Tú haces tu propia suerte

No es que Branson no crea en la suerte. Él simplemente cree que es algo que puedes cambiar y manipular simplemente al no tener miedo de fracasar.

“Quien quiera hacer un esfuerzo de trabajar en su suerte puede, y la mejorará grandemente.”

11. Ten cuidado del ambiente “Nosotros vs Ellos”

Un lugar de trabajo debe ser uno en el que el jefe y sus empleados se comuniquen bien y trabajen juntos para alcanzar la misma meta.

Si piensas que podría haber discrepancias o tensión entre los empleados y la gerencia, Branson aconseja chequear con la gerencia intermedia primero para tratar de descubrir la raíz del problema y cómo afrontarla directamente.

10. Construye una zona de confort corporativa

Los empleados deben sentirse libres y alentados a expresarse abiertamente sin confines rigurosos para que puedan hacer mejor su trabajo y puedan tomar mejores decisiones de alto impacto.

“Se necesita un equipo de trabajo comprometido y motivado para entregar un producto o servicio de primera clase y construir una empresa exitosa y sostenible.”

9. No todas las personas están capacitadas para ser directores ejecutivos (ceo)

Un gerente necesita ser alguien quien “saque lo mejor de cada persona”, alguien que se comunique bien con otros y ayude a un empleado a aprender de un error en vez de criticarlo por el error. No todas las personas pueden hacer este tipo de liderazgo bien, y eso está bien.

8. Obtén un MENTOR

Un buen mentor entenderá cómo trabajar contigo y guiarte. De joven, Branson encontró un mentor en David Beevers, un contador y amigo de sus padres que le enseñó lo básico de contabilidad y le ofreció un enfoque sabio y paciente hacia los negocios, que Branson todavía usa en su propia vida.

Tomar el mundo por sí sólo es un enfoque admirable pero insensato y lleno de errores.”

7. Busca una segunda opinión y luego una tercera

Debes aprender a escuchar bien para poder tener éxito, y eso significa compartir:

“cada idea que tienes, compártela con un número de personas antes de finalmente decir, ’No vamos a llevarla a cabo’, ó ‘Hagámoslo’.”

Se minucioso e intencional antes de llevar a cabo cualquier decisión. En los negocios, buscar una variedad de opiniones “podría ahorrarte mucho tiempo y dinero,” dice Branson.

6. Rompe vínculos sin romper con todo

Los proyectos empresariales con otra persona, ya sea un amigo o una pareja, no siempre funcionan. Si este es el caso, los exitosos empresarios saben cuando separarse. Pero solo porque decides tomar otra dirección, no significa que las cosas tengan que terminar mal, especialmente con un amigo, dice Branson.

“Maneja cualquier problema rápidamente y directamente, y termina la relación tan amigablemente como sea posible.”

5. Levanta el teléfono

Es maravilloso saber de tecnología, pero no mandes un mensaje de texto o un correo electrónico cuando deberías llamar.

“La calidad de las comunicaciones en los negocios ha empeorado en los últimos años debido a que las personas evitan llamadas telefónicas y reuniones en persona, sólo puedo suponer, en algunos búsqueda, buscar erróneamente la eficiencia,” dice Branson.

4. Siempre escoge ‘Personalidad’ sobre experiencia

Algunas personas tienen facilidad para ciertas tareas, pero las destrezas casi siempre se pueden enseñar. Branson dice que cuando se trata de contratar a alguien, “la clave es enfocarse en la personalidad en vez de cualquier otra cosa que puedas ver en su currículum vitae.”

3. No se debe temer a los cambios, pero debe manejarse bien

“Las compañías no son a prueba de futuro,” dice Branson, y nada dura para siempre. Un empresario debe estar preparado para adaptarse y evitar sentir nostalgia sobre la misma compañía.

2. Cuando cometas errores ¡LEVÁNTATE! – NO te dejes caer

Tu decisión no siempre será la mejor decisión. Todos cometemos errores, pero lo mejor que puedes hacer en cara de un error es afrontarlo. Cuando se comete un error, no dejes que te consuma. Descubre el problema y trabaja en arreglarlo.

1. Tienes que ser un líder, no un jefe

La imagen clásica de “el jefe” es un anacronismo. Un jefe ordena, mientras que un líder organiza. Un buen líder es alguien que no solamente ejecuta sus propias ideas, pero también inspira a otros a presentar las de ellos.

Reibox BlogDurante su discurso de apertura en Virginia Tech el viernes, la COO de Facebook Sheryl Sandberg habló con la clase 2017 de la universidad sobre algo que muchos en la comunidad universitaria conocen muy bien: la resiliencia colectiva.

Como Virginia Tech había pasado por el duelo y la superación, juntos, a través de uno de los más mortíferos tiroteos en la historia reciente de los EE.UU., Sandberg dijo que otros que experimentan la pérdida puede perseverar construyendo resiliencia como comunidad.

“Eso se llama ‘resiliencia colectiva’, y es una fuerza increíblemente poderosa – una que nuestro país y nuestro mundo necesitan tanto ahora,” dice Sandberg. “Es en nuestras relaciones entre nosotros que encontramos nuestra voluntad de vivir, nuestra capacidad de amar y el poder para hacer cambios duraderos en el mundo.”

Sandberg, que perdió a su marido, Dave Goldberg, repentinamente hace dos años y que desde entonces ha co-escrito un libro, “Opción B”, sobre su experiencia, dice que construir resiliencia colectiva (o “construir tu propia pandilla”, como lo pone) no simplemente pasa. Estas comunidades están formadas por personas que se juntan de maneras muy específicas.

“Todos necesitamos nuestras pandillas; especialmente cuando la vida pone obstáculos en nuestro camino,” dice. Para construir esta pandilla, se requiere dar y recibir.

Por parte de la persona que está experimentando una pérdida, tienes que pedir ayuda, lo que no es fácil, reconoce Sandberg. Ella le dice a los graduados:

“Antes de que Dave muriera, intentaba molestar a la gente lo menos posible; y ‘molestar a la gente’ es cómo pensaba de ello. Entonces perdí a Dave, y de repente necesitaba a mi familia y a mis amigos más que nunca. Mi mamá (que está con mi papá aquí conmigo hoy) se quedó conmigo durante el primer mes, literalmente sosteniéndome hasta que me ponía a llorar y dormir cada noche. Nunca me había sentido tan débil. Pero aprendí que se necesita de fuerza para confiar en los demás. Hay momentos para apoyar y hay momentos para apoyarse.”

En el otro lado, si alguien en tu pandilla está experimentando la pérdida, necesitas estar allí para ellos; a menudo, y vocalmente, dice Sandberg. Ella explica:

“Antes de perder a Dave, si un amigo se enfrentaba a algo difícil, le decía cuanto lo lamentaba; una vez. Entonces normalmente no lo decía de nuevo porque no quería recordarles su dolor. Perder a Dave me enseño lo absurdo que era eso; tú no puedes “recordarme” que perdí a Dave. Pero como yo había hecho con otros, la gente a menudo evitaba el tema conmigo, era como si un elefante gigante me siguiera por todas partes.

Si estás en la pandilla de alguien, Sandberg advierte contra ofrecer ayuda de una manera genérica. En lugar de preguntar, “¿Hay algo que pueda hacer?” lo que traslada la carga a la persona que la necesita, simplemente aparece.

“Cuando el hijo de mi amigo Dan Levy estaba enfermo en el hospital, un amigo le envió un mensaje de texto, ‘¿No quieres en una hamburguesa?’ Otra amiga le dijo que iba a estar abajo en el vestíbulo del hospital durante la siguiente hora para un abrazo si bajaba o no,” recuerda Sandberg.

Y continúa:

No tienes que hacer algo enorme. No tienes que esperar hasta que alguien te diga exactamente lo que necesita. Y no tienes que ser el mejor amigo de alguien desde primer grado para aparecer. Si estás ahí para tus amigos, y los dejas estar ahí para ti (si ríen juntos hasta que sus estómagos duelan, se abrazan mientras gritas, y quizás incluso traerles una hamburguesa antes de que la pidan) eso no sólo te hará más resiliente. También te ayudará a vivir una vida más profunda y significativa.”

La resiliencia colectiva también puede nacer de la esperanza colectiva, dice Sandberg.

“Normalmente pensamos en la esperanza como algo que las personas individuales tienen en sus cabezas y en sus corazones, pero la esperanza (como la resiliencia) es algo que cultivamos y fomentamos juntos,” dice.

Durante algunos de los momentos más difíciles y recientes en el mundo, como después del tiroteo en la iglesia de la Madre Emanuel en Charleston, Carolina del Sur, o el ataque terrorista del 2015 en París, Sandberg dice que vio como las comunidades se unieron para enfrentar al odio y a la violencia de maneras poderosas.

“Fortaleza como esa hace a los que la ven más fuertes. Esperanza como esa nos hacen más esperanzados. Así es como la resiliencia colectiva funciona; nos levantamos unos a otros,” dice Sandberg.

emprendedoraEl emprendimiento trae consigo libertad y flexibilidad de horarios, pero también conlleva mucha responsabilidad y disciplina.

¿Quieres saber si tienes lo que se necesita para ser dueño de tu propio negocio?

 Aquí van siete señales de poseer potencial emprendedor.

1. Tomas la iniciativa

Ser capaz de dar el “primer paso” es fundamental para un emprendedor. Nadie está a tus espaldas diciéndote cuándo tienes que hacer las cosas. No necesitas pedir permiso para irte de vacaciones y no hay reloj que esté midiendo cuánto tiempo pasas en la oficina. Por eso sin un fuerte autocontrol, tu trabajo puede pasar a segundo plano.

¿Cómo saber si tienes esa capacidad de iniciativa? Observa si has participado en causas que no tengan compensación monetaria como caridades, grupos universitarios o iniciativas de cambio. Este tipo de actividades son indicativas de una personalidad decisiva.

2. Tienes pasión

Una actitud apática difícilmente genera éxito emprendedor. No podrás superar los obstáculos que se te presenten si no amas genuinamente lo que haces. Es muy raro que los negocios primerizos triunfen de la noche a la mañana. Sin una pasión innegable por la industria en la que estás entrando, será difícil que te mantengas a flote entre las decepciones y los tiempos difíciles.

3. Te gusta la gente

Ser alguien que prefiera la soledad no descarta el potencial emprendedor, pero no tener sentido social sí. Saber relacionarse con las personas es indispensable para poner un negocio ya que la comunicación es un elemento fundamental para hacer relaciones. Sin esta habilidad se te dificultará conocer socios, cerrar tratos y hasta atraer clientes.

4. No te rindes

Los emprendedores de verdad no “tiran la toalla” ante la primera dificultad. Lograr el éxito requiere perseverancia y la capacidad de pensar fuera de los estándares comunes. No todo va a salir exactamente como lo planeaste y personas, leyes, trámites y demás pueden convertirse rápidamente en obstáculos para que tu negocio crezca. Debes poseer la capacidad de seguir intentando o probar nuevos caminos para superar estas dificultades.

5. Eres un pensador creativo

La creatividad no es una característica exclusiva de escritores y artistas, también es un componente común entre los emprendedores. Una investigación encontró que 75% de las personas con negocios propios suelen tener patrones de pensamiento innovadores. ¿Por qué? Tener una buena oferta de negocio requiere ser capaz de encontrar nuevas soluciones a problemas comunes.

6. Eres competitivo

Hay una razón por la que las personas deportistas suelen ser emprendedoras: el deseo de actuar conforme a una estrategia y ganar se traduce bien en los negocios. Si eres el tipo de persona que se anima al enfrentar un poco de rivalidad, puede que tengas lo necesario para emprender. Ser un poco competitivo te forzará a no solo ser bueno, sino a ser el mejor.

7. Trabaja duro

Si eres el tipo de individuo que le gusta ir por la vida haciendo solo lo absolutamente necesario, el emprendimiento no es para ti. Los dueños de negocios propios no tienen miedo del trabajo y están dispuestos a sacrificar parte de su tiempo personal para forjar un patrimonio.

No olvides, como emprendedor (como en muchas otras instancias de la vida) lo que das es lo que recibes.

metasLas metas son los peldaños de la escalera que te lleva al logro de esos sueños que tienes ahí dentro, y que mantienen tu vida encendida y en evolución permanente.

Con base en esas metas, te propones objetivos, pensando en lo deseas, en tus gustos y habilidades, y comienzas a caminar con paso firme hacia lo que te propongas.

Al considerar el logro de metas, te darás cuenta que no puedes centrarte en una sola, porque tu vida se mueve en varios campos.

Así mismo las metas son diferentes. Veamos:

Clasificación de las metas

Las metas, según la dimensión o área las podemos agrupar en cuatro categorías:

1. Personales: Son las que te propones cumplir para darle sentido a tu existencia y te van a dar el valor como persona única e irrepetible.

2. Familiares: Pueden ser a corto plazo, por ejemplo: Mantener contacto frecuente con tu familia lejana, visitándolos 1 vez al mes. A mediano plazo, ahorrar dinero para llevar de viaje en navidad a mis padres. A largo plazo, en 5 años, comprar una casa para los abuelos.

3. Profesionales: En el trabajo que estés desempeñando debes proponerte metas que te lleven a crecer como profesional y que sean de beneficio para la empresa o entidad donde laboras.

4. Financieras: Son de suma importancia para ti y los tuyos. Alcanzar tus metas de dinero en un derecho. Una razón por la cual las personas no obtienen dinero abundante en porque no se proponen metas financieras. Como no planean a futuro, en cualquier evento o emergencia, el presupuesto se ve afectado y llega el desequilibrio económico.

Aspectos a tener en cuenta al establecer metas

Dado que las metas son tan importantes para tus logros, en el momento de establecerlas, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

• Que sean concretas.
• Que sean tuyas.
• Que estén enunciadas en forma positiva.
• Que sean alcanzables, así signifiquen un reto.

Otros aspectos que requieren atención para el establecimiento de las metas correctas, son:

• Cristaliza tus pensamientos.
• Ten un plan escrito.
• Fija plazos de ejecución.
• Mantén un deseo ardiente por lo que deseas alcanzar.
• Confía en ti y en tus habilidades.
• Desarrolla una fuerte determinación de seguir adelante.
• Céntrate en la realidad.

Si tienes claridad sobre los diferentes tipos de metas y asimilas los aspectos relevantes para establecerlas, podrás plantearlas con la certeza que lograrás el éxito en lo que te propongas. De ahí la importancia de establecer metas en cada una de las áreas de tu vida para lograr el éxito.

Algo bien importante es que necesitas conocerte a fondo y ser capaz de describir la imagen que tienes de ti mismo, sin aumentar ni disminuir tus cualidades y aspectos por mejorar. Esto te ayuda a ser consciente del camino que debes recorrer y de las facilidades o dificultades que tienes para llegar hasta el final.

Reibox BlogContratar es una de las cosas más importantes que enfrentamos cada día.

Las cambiantes prioridades y los hábitos de trabajo de la fuerza laboral seguirán cambiando drásticamente en el futuro.

Para asegurar que el proceso de contratación esté estrechamente relacionado con la cultura que buscamos en nuestra organización, contratamos según cuatro factores críticos:

1. Pasión

Si las personas no están apasionadas por lo que hacen, serán menos eficaces para la organización y la cultura.

Cuando hablo de pasión, me refiero a cómo el candidato describe, “por qué este trabajo y por qué ahora.” Debes tener algunas preguntas a mano para averiguar si tu candidato representará la empresa y a ti como el líder.

La gente puede estar apasionada por cualquier cosa. Si estoy buscando a alguien en finanzas o contabilidad, quiero que ese alguien sea una apasionada por los números, ya que eso garantizará que la organización funcione de manera eficiente. Alguien que no está apasionado por su campo ralentiza a todo el equipo y se lo describe a menudo como “perder el tiempo”.

2. Habilidades

Cada uno de nosotros tenemos alrededor de tres o cuatro habilidades y rasgos en los que somos buenos y que a menudo nos referimos a ellas como nuestras fortalezas. La pasión y las habilidades van de la mano. En la entrevista, determina las habilidades que cada candidato afirma poseer. Haz una profunda inmersión en esas habilidades y cómo se relacionan con sus pasiones. Habilidad sin pasión es ese trabajo que todo el mundo odia.

Como líderes, no queremos que nadie en nuestro equipo vea su posición como un trabajo más! Nunca me enfoco en las debilidades, por lo que al enfocarme en las fortalezas, las habilidades del individuo mejoran con el tiempo.

3. Relaciones

Enfrentémoslo, todos hemos llegado a los niveles alcanzados a través de nuestras relaciones y saber cómo desarrollarlas.

Las relaciones no son sólo externas sino internas. Tampoco las obtienes por accidente. Se basan en trabajo duro y compromiso. Todos queremos trabajar y tratar con clientes o vendedores en los que confiamos, por lo que las relaciones positivas son fundamentales para que esto funcione. Los candidatos para oportunidades en nuestro equipo deben mostrar y demostrar su capacidad para crear relaciones. Las relaciones son el fuego que enciende la organización a nuevos niveles. El punto es que “todo se trata de relaciones.”

4. Compromiso

Todo el mundo quiere empleados, socios, vendedores y clientes comprometidos con nuestra empresa. Nadie puede sentirse cómodo con su compromiso con la visión si las empresas no están comprometidas con los miembros de su equipo. Las personas comprometidas saben que no siempre se trata del sueldo o los beneficios, sino de trabajar en un ambiente libre de miedo. Los miembros de nuestro equipo deben estar comprometidos con los demás y con la organización. Invertir en los miembros del equipo y el deseo continuo de ser desafiados y reconocidos recae sobre el líder de la organización.

Este sistema generalmente funciona para muchas empresas, pero es una inversión inicial. Se trata de conocer realmente a las personas que permites trabajar en tu equipo o, lo que es más importante, en tu círculo interior de personas.

inteligencia conversacionalJudith E. Glaser, en su libro “Convencional intelligence”, plantea que la clave para el éxito en la vida personal y profesional se encuentra en ser un maestro en inteligencia conversacional.

Las conversaciones no son lo que creemos que son.

Hemos crecido con una visión estrecha de las conversaciones pensando que, fundamentalmente, se ocupan de hablar, de compartir información, de decir a otros lo que pensamos. Ahora estamos aprendiendo, a través de investigaciones sobre el funcionamiento del cerebro, que una “conversación” va más allá de compartir información.

Conversar es más que informar

Las conversaciones son dinámicas, interactivas e inclusivas e impactan en la forma en que nos relacionamos, cautivamos, interactuamos e influimos sobre los demás, permitiendo moldear la realidad y los hechos de forma colaborativa.

Las conversaciones nos permiten que vayamos más allá del “poder sobre” otros al “poder con” otros, facilitando que experimentemos la misma realidad al acortar la distancia entre cómo ven las cosas los demás y cómo las vemos nosotros.

Las palabras no son cosas, son representaciones y símbolos que utilizamos para ver, pensar y procesar nuestras percepciones de la realidad y son el medio para compartir estas percepciones con otros. Desgraciadamente pocos líderes son conscientes de la importancia que tienen las conversaciones para la salud y la productividad de la organización.

Las conversaciones insanas están en la raíz de la desconfianza, del engaño, de la traición y de la evitación, que van a conducir a una disminución de la productividad y de la innovación, lo que originará peores resultados.

Frases tales como “no puedes hacer eso” o “si supieses cómo hacerlo” se pueden decir en pocos segundos pero pueden tener repercusiones serias. Existe poca relación entre el tiempo que lleva decir unas palabras y el impacto duradero que pueden tener en una persona, una relación o una organización.

El poder de la inteligencia conversacional

Al ser nuestras palabras tan poderosas debemos ser capaces de entender y desarrollar nuestra inteligencia conversacional, que es el marco y la perspectiva que nos permite ver cómo las conversaciones crean uniones poderosas entre las relaciones y la cultura. Las conversaciones son la forma en la que conectamos, enganchamos, navegamos y transformamos el mundo con los demás.

La premisa de la inteligencia conversacional es que acceder a un nivel superior de progreso va a depender de la calidad de nuestra cultura, lo que depende de la calidad de nuestras relaciones, que a su vez dependen de la calidad de nuestras conversaciones. Todo ocurre a través de conversaciones.

La inteligencia conversacional nos va a dar poder para:

1. Influir en nuestra química cerebral

Influir en nuestra química cerebral ya que toda conversación que mantenemos con una persona tiene un componente químico. Las conversaciones tienen el poder de cambiar nuestro cerebro: Estimulan la producción de hormonas y neurotransmisores y estimulan las conexiones nerviosas.

2. Fortalecer las relaciones

Expresar nuestros pensamientos y sentimientos íntimos a los demás de forma que pueden fortalecer las relaciones. Al comunicar transmitimos contenido y emociones a los demás y vemos el contenido y emociones que nos muestran éstos. Una conversación va más allá de la información que compartimos y las palabras que decimos. Ofrece la posibilidad de empaquetar y presentar nuestros sentimientos sobre nuestro mundo. Como líderes comunicamos si estamos alegres o tristes, por ejemplo, con cada conversación.

3. Interpretar la realidad

Influir en la forma en la que interpretamos la realidad. Las conversaciones impactan en distintas partes de nuestro cerebro porque diversas partes del mismo están escuchando a cosas diferentes. Al entender la manera en la que las conversaciones influyen en nuestra escucha podemos determinar cómo lo estamos haciendo, ya que va a determinar cómo interpretamos el mundo.

Los tres niveles de conversación

La inteligencia conversacional es esencial para lograr que la organización tenga la capacidad de crear significados compartidos sobre qué necesidades se tienen que cubrir y por qué, para que los profesionales tengan ideas claras del futuro que tienen que contribuir a crear entre todos.

Va a permitir, también, discernir qué tipo de conversación es adecuada para cada situación. La autora distingue distintos niveles:

Nivel I. Transaccional

Conversaciones que nos permiten hacer transacciones y compartir información.

Nivel II. Posicional

Conversaciones en las que manifestamos nuestra posición. En ellas tenemos un punto de vista fuerte e intentamos influir en los demás para que lo entiendan o acepten.

Nivel III. Transformacional

Conversaciones mediante las que nos comunicamos con los demás para poder transformar y moldear la realidad junto a ellos: co-crear conversaciones. Los investigadores en neurociencia están demostrando que la capacidad de operar en el nivel III se encuentra en la corteza prefrontal. Ésta se activa cuando sentimos que podemos confiar en los demás y se desactiva cuando experimentamos niveles elevados de miedo o desconfianza. Todos los seres humanos estamos creados para llegar a este nivel pero muchos entornos no estimulan el desarrollo de esta capacidad e incluso la desaconsejan.

Conocer y entender estos tres niveles y cómo activarlos es vital para alcanzar el éxito. Para empezar es importante saber que la inteligencia conversacional es una competencia que se puede cultivar. Nos permite conectar con los demás y se expande con la práctica.

Mientras el resto de las inteligencias son más individualistas ya que se desarrollan en solitario, tales como la matemática o lingüística, ésta existe como resultado de un esfuerzo colaborativo y al practicarla junto a los demás aumentamos la “inteligencia” de las relaciones y de los grupos y organizaciones.

Cómo generar inteligencia conversacional

En 1931 el científico y filósofo Alfred Korzybski acuñó la frase “el mapa no es el territorio” para distinguir entre las palabras que utilizamos para describir la realidad misma.

Planteaba que con frecuencia confundimos el mapa (la forma en la que nuestras mentes representan la realidad), con el territorio (la realidad física) y no somos conscientes de que estamos mezclando ambos. Nos comunicamos con los demás como si todos compartiésemos el mismo mapa (el mismo mundo) lo que ocasiona conflictos.

Por medio de la inteligencia conversacional se crea un diálogo mantenido con los demás, para explorar nuestros mapas (a los que la autora llama nuestras películas) y mantenernos en contacto con la evolución del pensamiento de cada uno mientras se trabaja en conjunto para alcanzar metas compartidas.

Glaser como ejemplo de desarrollo de la inteligencia colectiva menciona el programa que desarrollo para Boehringer Ingelheim dirigido a sus representantes de ventas para enseñarles habilidades “estrella” que obtienen resultados. Éstas consisten en tener la capacidad de:

1. Establecer empatía

Establecer empatía para estar en la misma longitud de onda que la persona con la que hablamos.

2. Escuchar sin juzgar

Escuchar sin juzgar que implica prestar atención plena a la otra persona mientras habla, procurando apartar conscientemente la tendencia que tenemos a juzgar a los demás.

3. Hacer preguntas para descubrir nuevas cosas.

De esta forma abrimos nuestras mentes a la curiosidad y a la posibilidad de cambiar nuestros puntos de vista mientras escuchamos y aprendemos.

4. Reforzar el éxito.

Se centra en ver y validar cómo será el éxito para todas las partes eliminando la incertidumbre y movilizando a las personas a la acción con mayor conectividad y coherencia.

5. Dramatizar el mensaje.

Nos va a recordar que necesitamos estar alertas para comprobar que nuestros mensajes son claros y comprensibles para todos. Cuando no conseguimos conectar con la audiencia al comunicarnos podemos intentar transmitir el mensaje de otra manera, por ejemplo contando una historia o mostrando una imagen de lo que estamos intentando decir. Estas dramatizaciones ayudan a un mayor entendimiento, elevan la confianza y refuerzan las relaciones.

La química cerebral

Estas habilidades “estrella” sirven como guía y anclaje de nuestro proceso de compromiso y están diseñadas para originar cambios positivos en la química cerebral: la oxitocina que se libera durante este tipo de conversaciones incrementa nuestros sentimientos de unión con los demás y la dopamina y serotonina contribuyen a aumentar nuestros sentimientos de bienestar.

Estos neurotransmisores mitigan el rol defensivo de la amígdala liberando a la corteza prefrontal para que puedan emerger nuevas ideas y sabiduría. Esta parte del cerebro contiene también las neuronas espejo que nos permiten sentir empatía por los demás.

Las conversaciones tienen un propósito en nuestras vidas. Todos los niveles, el I (transaccional: intercambio de datos e información), II (posicional: trabajar el poder y la influencia) y III (transformacional: co-crear el futuro para el éxito mutuo), son importantes.

Podemos atascarnos en uno de ellos y encontrar que nuestras conversaciones no sólo no son sanas sino que conducen a la desconfianza o podemos destacar en todos y lograr resultados que van a conseguir resultados transformacionales. Las conversaciones sanas se sustentan en altos niveles de confianza.

Generar confianzas

Las investigaciones de Angelika Dimoka y otros neurocientíficos han comprobado que la confianza se encuentra situada en la corteza prefrontal y la desconfianza está instalada en la amígdala y en áreas límbicas del cerebro.

El hecho de que el cerebro procese estas dos respuestas en lugares separados ofrece claves para poder desarrollar la inteligencia conversacional. No podemos conectar con otras personas si nuestra amígdala está muy activada. El miedo y la desconfianza en este caso cierran nuestro cerebro.

La autora recomienda no olvidar.

1. El contexto emocional

La necesidad de ser considerados en nuestras conversaciones y en el contexto emocional que creamos con las mismas. Por ejemplo si estamos mandando el mensaje de que pueden confiar en nosotros o de que queremos que no discrepen de nuestras opiniones.

Si somos conscientes de estos meta-mensajes podremos crear una cultura segura que permita a todas las partes interactuar al nivel más elevado, compartiendo perspectivas, sentimientos y aspiraciones e incrementando la sabiduría de todos.

2. Las reacciones emocionales

La habilidad que tienen las conversaciones para desencadenar reacciones emocionales. Las conversaciones llevan consigo un significado que puede conducir a una mayor unión y confianza y hacer que sintamos que los demás son amigos o colegas o pueden ocasionar una ruptura de la empatía y que contemplemos a nuestros interlocutores como enemigos.

3. Las palabras no son neutrales

Las palabras que utilizamos en nuestras conversaciones raramente son neutrales. Las palabras tienen historia y cada vez que una nueva experiencia crea un nuevo significado de una palabra la información se recoge en nuestros cerebros para ser activada durante las conversaciones. Conociendo como proyectamos significados en nuestras conversaciones podremos conectar con otros más fácilmente.

Entendiendo cómo las conversaciones activan distintas partes de nuestro cerebro y estimulan determinados hábitos y comportamientos podremos desarrollar nuestra inteligencia conversacional para construir organizaciones más sanas y resilientes.

elección“Todos tenemos luz y oscuridad dentro de nosotros. Lo que importa es con qué parte elegimos actuar. Eso es lo que realmente somos.
– J. K. Rowling

Un momento decisivo en mi vida llegó cuando el amor se convirtió en mi elección por defecto durante veintiún días consecutivos.

Me preguntaba qué oportunidades podrían abrirse. Me preguntaba qué conexiones podrían ser reparadas. Me preguntaba qué momentos podría capturar que hubiera perdido de otra manera. Me preguntaba quién podría llegar a ser.

Por veintiún días seguidos, me presenté al amor, y como era de esperar, no siempre fue bonito.

A veces me presentaba a amar sin una sonrisa.

A veces me presentaba a amar sintiéndome fea, inútil e inadecuada.

A veces me presentaba a amar sola y asustada.

A veces me presentaba a amar cuando no sabía lo que estaba haciendo.

A veces me presentaba a amar cuando era lo último que quería hacer.

A veces me presentaba a amar incluso cuando tenía mucho en mi plato.

A veces me presentaba a amar cuando mi paciencia se había ido.

A veces me presentaba a amar cuando no tenía amor para dar.

A pesar de los obstáculos… a pesar de las excusas que pude haber dado… a pesar de las presiones y distracciones del mundo exterior… a pesar de la malvada voz de mi crítico interior, continuamente me presenté al amor.

¿Por qué?

Porque nunca salí de la misma manera en que llegué.

Siempre me iba un poco más ligera… un poco más en paz… un poco más esperanzada… un poco más agradecida… un poco más alegre. Descubrí que el amor era siempre la opción correcta. Nunca ni una vez me arrepentí de elegir el amor por encima de todo lo demás.

Así que me presenté a amar de nuevo

Y otra vez

Y otra vez.

Esa repetida acción me cambió.

En lugar de…

La que siempre está ocupada
La que sobre-reacciona todo el tiempo
La que rara vez se relaja
La que se pierde toda la diversión

Me convertí en La que siempre viene para una niña cuya opinión importaba más que el mundo.

Hacer del elegir el amor una práctica habitual cambió mi fibra interior, el cableado de mi cerebro, y toda mi perspectiva sobre la vida con respecto a lo que era importante. Así, llegué a creer que hay una sola acción que tiene el poder de transformar nuestras vidas: ELIGIR EL AMOR; elegir el amor tanto como sea humanamente posible.

A pesar de los progresos que logré a lo largo de los años, mi viaje para vivir mi mejor vida está lejos de terminar. Soy un trabajo en progreso, buscando consistentemente convertirme en una versión más amorosa, más presente y más agradecida de mí misma.

Últimamente, he estado sintiendo que hay más alegría, conexión, pasión, creatividad, conversación y curación esperando ser captadas. Dada la negatividad y la división que atraviesa nuestro país en este momento, no puedo pensar en un mejor momento para tomar el hábito de elegir el amor. Por lo tanto, me estoy comprometiendo al desafío de Elegir El Amor Por 21 Días.

Echa un vistazo. Quizás quieras unirte a mí…

¿Por qué elegir el amor?

Hay tantas razones…

¿Tener una hora extra de papeleo o el amor?
Elijo el amor.
Seré más productivo después de tomar un muy necesario descanso.

¿Gritarle al conductor que acaba de pasarme o el amor?
Elijo el amor.
Será mejor para mi presión arterial.

¿Leer un mensaje de texto en el semáforo o el amor?
Elijo el amor.
Podría salvar mi vida, la vida de mis seres queridos, o evitar que tome una vida.

¿Guardar rencor o el amor?
Elijo el amor.
Deja que el resentimiento sea el compañero de vida de otra persona.

¿Decir “No puedo jugar contigo” o el amor?
Elijo el amor.
Ver su sonrisa mientras prepara el juego me llena de una sensación de paz que no puedo encontrar en ningún otro lugar.

¿Tener la última palabra o el amor?
Elijo el amor.
Nuestras palabras se escucharán mejor cuando nos calmemos.

¿Llorar por la leche derramada o el amor?
Elijo el amor.
Los derrames se pueden limpiar; los corazones rotos son más difíciles de arreglar.

¿Publicar una imagen del momento presente en las redes sociales o el amor?
Elijo el amor.
Lo recordaré más vívidamente si capto este momento únicamente con mis ojos.

¿Quejarse por la forma en que está vestida o el amor?
Elijo el amor.
Al amarla “como es”, la animaré a que haga brillar su luz y sea ella misma.

¿Recriminarme por estropearlo o el amor?
Elijo el amor.
Aceptar mi humanidad le ofrece a mis seres queridos la libertad de ser humanos también.

Hoy elegiré el amor.

Mañana elegiré el amor.

Y el día siguiente, elegiré el amor.

Si por error elijo la distracción, la perfección, o la negatividad por sobre el amor, no me revolcaré en el arrepentimiento. Voy a volver a elegir el amor.

Voy a elegir el amor hasta que se convierta en mi primera respuesta… mi instintivo… mi reacción natural.

Elegiré el amor hasta que se convierta en quien soy.

Mis amigos, consideren las posibilidades por un momento: ¿Qué podría resultar si el amor se convierte en tu elección por defecto durante 21 días consecutivos? ¿Qué oportunidades podrían abrirse? ¿Qué conexiones podrían ser reparadas? ¿Qué momentos podrías capturar que de otra manera podrían perderse? ¿Quién podrías ser?

En lugar de…

El que siempre está ocupado
El que sobre-reacciona
El que nunca escucha
El que rara vez se relaja
El que siempre es molesto
El que está pegado al teléfono
El que se pierde toda la diversión
El que se da por vencido

Podrías convertirte en el que siempre quisiste ser…

Un buen oyente
Un observador pensativo
Un generoso perdonador
Un Toma-tu-tiempo
Una risa en el ombligo
Un tomador de riesgos
Un buscador de aventuras
Un tonto sonreidor
Un captador de momentos
Un disfrutador de la vida

¿Por qué? Porque las cosas buenas empiezan con el amor.

Muestra amor hoy.

No te preocupes por como te veas o como era ayer.

Solo muestra amor.

Algo me dice que saldrás un poco mejor de como llegaste.

Y entonces hazlo de nuevo.

Vivir MejorAunque estaba destinado exclusivamente a su autor, Meditaciones conserva una honestidad y filosofía de la que podemos aprender incluso hoy.

Qué podemos aprender de Marco Aurelio:

Se agradecido por la crítica

El emperador profesa una actitud de bienvenida la crítica, e insiste en que la verdad no es tan mala como la alternativa: “Es la verdad que busco, y la verdad nunca daña a nadie. Lo que nos perjudica es persistir en el autoengaño y la ignorancia.”

Está bien estar decepcionado con la trayectoria de tu vida

Aurelio recibió la mejor educación disponible de su tiempo, y sus clases le causaron una impresión significativa.

Tal vez en otra vida hubiera sido un erudito. Pero no podemos vivir dos vidas, un hecho que Aurelio aborda. “Sólo porque hayas abandonado tus esperanzas de convertirte en un gran pensador o científico,” escribe, “no renuncies a alcanzar la libertad, alcanzar la humildad, servir a los demás, obedecer a los dioses.”

Esto es un chasquido procedente del hombre más poderoso de Roma, quien insiste en que tal vez habría preferido otro llamado. Todo el mundo tiene sus decepciones, pero incluso en nuestras decepciones, todavía hay mucho buen trabajo que podemos hacer alrededor nuestro.

Se paciente con las faltas de los demás

Un desafío recurrente para la paz estoica (y la vida en general) es la frustración con otros. “En cierto sentido,” escribe, “la gente es nuestra apropiada ocupación. Es nuestro trabajo hacerles bien y soportarlos.” Mucho más fácil decirlo que hacerlo.

Otras personas son angustiantes e ilógicas. Puede ser muy frustrante simplemente mirarlos, pero debemos resistir nuestros primeros impulsos: Qué cruel es prohibirle a la gente querer lo que piensan que es bueno para ellos.

-Pero no es bueno para ellos.

Entonces muéstraselos. Demuéstraselos. En lugar de perder la paciencia.

Aún peor, las personas desconsideradas a veces nos lastiman. Preservarnos en estos casos requiere una paciencia suprema. “Cuando la gente te hiere, pregúntate qué bien o daño pensaron que saldría de ello. Si entiendes eso, sentirás simpatía más que indignación o ira.”

Si no entiendes sus motivaciones, entonces están en diferentes planos, que en sí estás en el camino a la comprensión. En tal caso, notarás que están equivocados, y como resultado que merecen tu compasión. Una de las principales preocupaciones de Marco Aurelio es permanecer racional, para evitar que su temperamento o pasiones tomen el control de él.

En momentos como estos, vale la pena entender a la gente, no tomar represalias contra ellos. Y para eso debemos mantener su filosofía a mano.

Levántate temprano

El siguiente pasaje es probablemente la sección más citada de Meditaciones, y con razón. Proporciona una respuesta persuasiva a una de las partes más difíciles del día, y comienza en la fuente: al desacreditar las creencias mismas que nos mantienen envueltos en mantas en el primer lugar.

Al amanecer, cuando tengas problemas para levantarte de la cama, dite: “Tengo que ir a trabajar, como ser humano. ¿De qué me tengo que quejar si voy a hacer lo que nací para hacer; las cosas por las que me trajeron al mundo para hacer? ¿O es esto para lo que fui creado? ¿Acurrucarme bajo las mantas y mantenerme caliente?

-Pero es más cómodo aquí…

¿Así que naciste para sentirte “cómodo”? ¿En lugar de hacer cosas y experimentarlas? ¿No ves las plantas, los pájaros, las hormigas, las arañas y las abejas haciendo sus tareas individuales, poniendo el mundo en orden, lo mejor que pueden? ¿Y no estás dispuesto a hacer tu trabajo como ser humano? ¿Por qué no estás corriendo a hacer lo que tu naturaleza exige?

-Pero tenemos que dormir alguna vez…

Estoy de acuerdo. Pero la naturaleza estableció un límite a eso; como lo hizo con el comer y beber. Y estás por encima del límite. Ya has tenido más que suficiente de eso. Pero no de trabajar. Aún estás por debajo de tu cuota.

No te amas lo suficiente. O amarías tu naturaleza también, y lo que exige de ti. Las personas que aman lo que hacen se desgastan haciéndolo, incluso se olvidan de lavarse o comer.

¿Tienes menos respeto por tu propia naturaleza que el grabador por grabar, el bailarín por el baile, el avaro por el dinero o el escalador social por el estatus? Cuando están realmente poseídos por lo que hacen, prefieren dejar de comer y dormir que abandonar la práctica de sus artes. ¿Ayudar a otros es menos valioso para ti? ¿No vale la pena tu esfuerzo?

Es un esfuerzo considerable, y ayuda tener un poco de filosofía a lo largo del camino.

ser felizOctave Parango es un arrogante y afamado publicista francés que rodeado de lujos, mujeres y “amigos”, ya no espera nada de la vida salvo el momento de esnifar cocaína para seguir con su rutina.

Octave es víctima de sí mismo y de todo lo que critica, “Soy publicista: eso es, contamino el universo. Soy el tío que les vende mierda. Que les hace soñar con esas cosas que nunca tendrán. Cielo eternamente azul, mujeres que nunca son feas, una felicidad perfecta, retocada con Photoshop.”

Este personaje literario está inspirado en la vida de su propio autor. Además de plasmar el desarrollo de la industria publicitaria, este libro nos muestra que el éxito y la felicidad están más allá de un gran departamento, un auto último modelo y vacaciones a playas exóticas. El escritor Frédérich Beigbeder nos habla en 13,99 euros, a través de un personaje que lo posee todo, pero que no se siente exitoso y mucho menos feliz.

Cada ser humano se forma un concepto distinto de lo que significa el éxito, pero muchas veces está forzado por la presión social. Si buscamos encajar en lo que el mundo nos dice que debemos obtener y vivir, lo único que realmente lograremos será sentirnos frustrados.

Sin importar lo que quieres hacer de tu vida, lo que buscas alcanzar. Estos hábitos que tienen las personas exitosas, te ayudarán a cumplir con tus objetivos pronto y a eliminar lo que no te deja avanzar.

50. Evita la cafeína

49. Intenta leer un libro por semana

48. Reduce tu consumo de azúcar

47. Toma por lo menos un momento de meditación, lo ideal serían tres (mañana, tarde y noche)

46. Ayuna un día a la semana

45. Enfrenta un miedo todos los días

44. Ten al menos 7 horas de sueño

43. Duerme y despierta temprano

42. Báñate con agua fría

41. Aprende a decir “no”

40. Haz algo bueno por alguien todos los días

39. Ten un diario y disciplínate para escribir todos los días

38. Desconéctate de Internet 24 horas por semana

37. Siempre da las gracias

36. Di “te amo” mínimo tres veces al día a las personas que amas

35. Que tu pareja se convierta en tu mejor amigo(a)

34. Consume 30 gramos de proteína en los primeros 30 minutos de tu día

33. Ten una meta a cinco años, pero cúmplela en dos

32. Consume una cucharada de aceite de coco o de semilla de uva al día

31. Ten una lista de las cosas que quieres hacer y comienza ya

30. Toma un jugo de frutas naturales varias veces por semana

29. No te obsesiones con los resultados, sino en tu rendimiento

28. Ten una hora al día de relajación sin sentirte culpable

27. Lee las noticias y el periódico

26. Pide disculpas cuando tu comportamiento lo amerite

25. Ahorra siempre el 10% o más de tus ingresos

24. Dona el 10% de tu salario a la causa que elijas

23. Escucha un podcast o un audiolibro aumentando su velocidad de reproducción.

22. Toma agua, mucho agua

21. En lugar de rentar por siempre, compra un lugar pequeño para vivir

20. Mira tus mails y redes sociales una hora después de despertar

19. Vive únicamente con lo esencial

18. Cambia algo de tu vida cada año

17. Define lo que la riqueza y el éxito significan para ti

16. Cambia tu forma de pensar sobre el dinero.

15. Ten fe en algo más grande que tú

14. Crea una fuente de ingresos automatizada y segura

13. Ten fuentes de ingresos múltiples

12. No inviertas si desconoces el negocio

11. Que tus amigos sean siempre personas que te inspiran

10. Haz tu cama a la primera hora

9. Que tu lista de tareas diaria no rebase tres puntos

8. Evalúa tu rendimiento con la finalidad de mejorarlo

7. Pregunta y solicita sin miedo a las respuestas, te sorprenderá la cantidad de cosas que puedes obtener de esta forma

6. Sé generoso de forma espontánea al menos una vez al mes

5. Escribe una nota reflexiva cada día, y déjala en un sitio en donde alguien pueda encontrarla

4. Que tus padres se conviertan en tus amigos

3. Utiliza hilo dental

2. Come con tu familia al menos una vez al día

1. Aprende a conocerte

Muchas cosas pueden resultar difíciles, modificar nuestros hábitos lleva tiempo pero no es imposible.

Probablemente al principio no puedas realizar todas las actividades de la lista, inténtalo paulatinamente y te darás cuenta de cómo mejora tu productividad, tu salud e incluso tu estado de ánimo.

No es importante que los demás crean que eres exitoso, lo que de verdad cuenta es que tú te sientas bien con lo que haces y con las cosas que tienes. No tengas miedo de comenzar a trabajar por lo que quieres, hay miles de formas en que puedes hacerlas realidad, así que arriésgate, emprende, trabaja, esfuérzate sin que te interese si te alejas de lo que los demás piensen que es una vida perfecta.

Kim KiyosakiDurante muchos años hemos predicado el Cuadrante de Flujo de Dinero en Rich Dad.

El cuadrante CASHFLOW se divide en cuatro tipos de personas.

• E es para empleados
• A es para auto-empleados o especialista
• D es para dueños de grandes empresas
• I es para inversores

En el lado izquierdo del cuadrante están los Es y As. Ellos pagan la mayoría en impuestos y negocian su tiempo por dinero.

En el lado derecho del cuadrante están los Ds e Is. Ellos pagan los menores impuestos y crean o invierten en activos que producen flujo de dinero para ellos incluso cuando están durmiendo.

El cuadrante D es donde la gente va a crear los grandes negocios. Durante muchos años, para crear un gran negocio, necesitabas crear una gran fuerza de trabajo también. No era raro que las empresas que ganaban millones tuvieran cientos de personas trabajando para ellos.

Esto es porque un gran negocio exitoso es un negocio a escala, donde los sistemas y procesos se llevan a cabo, ganan dinero para el propietario, incluso cuando el propietario no está trabajando.

¿Cuál es la diferencia entre los auto-empleados y los grandes negocios?

Muchas personas se confunden inicialmente por la diferencia entre una persona A (Auto-empleado) y una D (Dueño de grandes negocios). La diferencia entre un negocio A y un negocio D es que tú trabaja para tu negocio A, pero tu negocio D trabaja para ti. Esto significa que tu negocio D está automatizado. Tus empleados siguen tus sistemas y saben qué hacer sin que les digas nada.

Hoy en día, sin embargo, ya no necesitas de una gran fuerza de trabajo (o incluso cualquier fuerza de trabajo en absoluto) para poder construir un negocio grande y rentable. Los empleados, si bien siguen siendo valiosos, no son la única opción.

Gracias a la tecnología, la mayoría de los sistemas y procesos empresariales pueden automatizarse utilizando sistemas de tu computadora y software, permitiendo que tu negocio funcione sin ti.

El poder del contratista

Pero la tecnología no es la única herramienta en tu cinturón de herramientas. Muchas empresas exitosas ahora están aprovechando el poder de la economía contratista. Como Inc. informa:

Cerca del 90 por ciento [de las pequeñas empresas] dijeron ser optimistas sobre las perspectivas de sus empresas para el primer trimestre de 2016. El setenta por ciento dijo que obtendrá ganancias, y sólo el seis por ciento dijeron que tendrán pérdidas. Todo esto es a pesar de que la economía, mientras crece, se está expandiendo a una tibia tasa de alrededor del 2,5 por ciento.

Pero las encuestas no toman en cuenta un cambio no tan sutil que está teniendo lugar en torno a la contrataciones desde la última recesión. Como Uber y Task Rabbit y Instacart dan testimonio, las empresas ya no necesitan tener empleados a tiempo completo. Pueden confiar en un suministro aparentemente interminable de trabajadores subcontratados, de los cuales hay unos 3 millones en los EE.UU.

El autor del artículo, Jeremy Quittner, comparte la historia de Jacob Wood, un minorista online que vende camisetas para hombres a través de su tienda woodiesclo.com.

De acuerdo con Quittner, Woodies se sostiene únicamente con contratistas para mantener este negocio, el cual gana cientos de miles de dólares, corriendo.

Wood, por otra parte, dirige una empresa global totalmente basada en trabajadores contratados. La empresa se basa en cinco diseñadores y desarrolladores web en Europa del Este, una fábrica en Tailandia que crea cada pedido, y la empresa de logística que envía las camisas. Los contratistas de desarrollo obtienen casi $ 70 la hora.

La ventaja es clara. Usando el trabajo de contratistas, Woods ahorra significativos gastos generales tales como seguros de salud y los impuestos de nómina, por no mencionar el espacio de oficinas, y es capaz de invertir ese dinero en su negocio. Hace mucho dinero, está creciendo y opera internacionalmente, todo sin un solo empleado.

Él construyó un sistema que trabaja para él, no al revés.

¿Qué puedes construir tú?

millonarioLograr ser millonario a los 30 es un desafío.

Pocos consiguen el objetivo y no porque no tengan las herramientas adecuadas, sino porque no persiguen el dinero, no se evitan las deudas, no se ahorra, entre otros motivos.

Para lograrlo, el millonario autor de varios libros, fundador de tres compañías y experto internacional en ventas, Grant Cardone, considera que estos diez consejos son los que se deben perseguir para conseguirlo.

1. Perseguir el dinero.

Lo primero que se tiene que hacer es perseguir al dinero. Hay que incrementar los ingresos.

En el caso de este autor, sus primeros ingresos mensuales fueron de 3.000 dólares y nueve años después llegó a los 20.000 dólares. Perseguir al dinero fuerza a tomar el control de los ingresos y hace ver más oportunidades, según recoge el portal América Economía.

2. No aparentar por las cosas que se poseen.

Cardone explica que no compró su primer reloj o su primer coche lujoso hasta que sus negocios e inversiones produjeron varios ingresos fijos. Él continuó conduciendo su vehículo antiguo cuando se convirtió en millonario.

El experto considera que hay que ser conocido por la ética de trabajo, no por las cosas que uno puede comprar.

3. Ahorrar dinero para invertirlo.

El objetivo de ahorrar dinero es invertirlo. Depositar el dinero en una cuenta segura y no usarlo ni para emergencias, esta es la única razón para el experto por la cual se debe guardar el dinero.

4. No endeudarse.

Si se quiere tener dinero la principal regla es no tener nunca deudas. El autor solo pidió dinero prestado para comprar su coche y lo hizo porque él sabía sus ingresos iban a aumentar. Desde su punto de vista, la gente con menos recursos se endeuda para comprar cosas y esto hace que los millonarios se hagan más ricos aún.

5. Al dinero se le debe tratar como si fuera un amante celoso.

Muchas personas quieren libertad financiera, lo que quiere decir que desean disponer de dinero para poder optar a todo lo que deseen comprar. Pero solo la gente que considera que esto es una prioridad consigue millones.

6. El dinero no descansa.

No sabe sobre relojes, calendarios, compromisos, vacaciones, y las personas que quieren ser millonarias no deberían saberlo tampoco. El dinero valora a aquellas personas que tienen una buena ética de trabajo.

7. Ser una persona con menos recursos no es una excusa.

Cardone subraya que hay que eliminar todas las ideas que llevan a pensar que ser pobre está bien. El cofundador de la empresa de software Microsoft, Bill Gates, dijo que “si naciste pobre, no es tu error. Pero si mueres pobre, es tu culpa”.

8. Un modelo a seguir.

Es importante fijarse en personas que hayan logrado este objetivo. Coger ideas para saber qué camino se debe seguir. Muchos millonarios son extremadamente generosos y comparten con el resto de personas los conocimientos y recursos que han seguido para lograr ser millonarios.

9. Las inversiones deben hacer el ‘trabajo pesado’.

En este sentido, el experto considera que lo que debe dar dinero son las inversiones que se hagan. Por el contrario, considera que el trabajo no tiene que dar el mismo dinero que las inversiones que se hagan con él.

10. Hay que actuar como si se quisieran lograr 10 millones de dólares, no un millón de dólares.

El único y gran error financiero que Cardone considera que tuvo fue no pensar lo suficientemente grande. Por ello, anima a ir a por más. No hay ninguna escasez de dinero en este planeta, sólo una escasez de personas pensando lo suficientemente grande.

 

 

 

Subir »
FB