Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

abundanciaEl británico Stephen Hawking en su libro A Brief History of Time (Breve historia del tiempo), trata de responder a todas las preguntas más difíciles en la vida, tales como la naturaleza del tiempo y el universo.

Y termina diciendo: “… si descubrimos una teoría completa… todos podremos tomar parte en la discusión de porqué existimos nosotros y el universo. Si encontramos la respuesta a eso, sería el triunfo definitivo de la razón humana, porque entonces conoceríamos la mente de Dios”

Pero lo que realmente interesante, es que Hawking, es un hombre que tiene ELS (es tetrapléjico), y ha escrito todos sus libros con el guiño de un ojo en la pantalla de su computador.

Pese a sus limitaciones, no vive en la escasez, sino en la abundancia. Hawking ha escrito más libros y ensayos en una silla de ruedas que cualquier ser humano saludable.

Debemos recordar que nuestros cerebros se desarrollaron en tiempos prehistóricos, cuando la escasez era la norma. En aquel entonces la mayor parte del mundo estaba desnutrida.

Stephen Hawking es parte del mundo en el que tú y yo crecimos, en un mundo de abundancia. La medicina moderna, lo mantiene con vida. Si Stephen hubiese nacido hace 1000 años habría muerto a temprana edad.

La pregunta es: ¿cómo podemos dar vuelta al interruptor y despertar nuestro cerebro en el mundo abundante en el que vivimos?

La abundancia de Superman

Christopher Reeve (el actor que interpretó a Superman en los años 70 y 80) se fracturó dos vértebras cervicales al caerse de un caballo y se convirtió en un tetrapléjico. Sin embargo, esto no fue suficiente para detener las ganas de vivir de Christopher.

Al punto de que algunos de sus trabajos más importantes y destacados se produjeron después del accidente.

El problema real es que nos centramos en las recesiones, el los obstáculos y en cualquier contratiempo que se nos presenta en nuestras vidas.

Doble o nada

Mucho de los aspectos de nuestras vidas se mejorarían si tan solo dobláramos nuestros esfuerzo, energía, y dinero. Inténtalo.

En la felicidad. Sé amable como tus colaboradores, con tus compañeros y con las personas en la calle. Servir a alguien más te convierte en un imán de personas que van a querer relacionarse contigo.

En crecer el negocio. Prepárate académicamente, estudia las nuevas tendencias que giran en torno al negocio que te desenvuelves. Lee libros acerca de finanzas y economía.

En el producto. Impúlsalo con una mejor estrategia de marketing. Invierte más en ello.

Esto es un acto de equilibrio, si quieres más, tienes que doblar. Sé abundante, no te detengas, dobla tu esfuerzo y sé testigo de lo que pasa.

Warren BuffettEn el mundo de los negocios, Warren Buffett es una leyenda.

A los seis años comenzó revendiendo botellas de Coca-Cola con una ganancia del cinco por ciento; a los 14, compró un terreno de 16 hectáreas para poner en renta; a los 20, se graduó de la universidad con $10,000 dólares provenientes de los negocios de su niñez.

Sin duda alguna, Buffett es un hombre que nació con visión y de cuyas experiencias podemos aprender varias lecciones sobre liderazgo, emprendimiento e innovación.

A continuación, te compartimos cinco consejos de este exitoso empresario para explotar el potencial de líder que llevas dentro:

1. Aprende a comunicarte efectivamente

“Tienes que saber comunicarte y, en la vida, esto es crucial. Las escuelas, a su modo, tienden a restarle en énfasis que merece. Si no te puedes comunicar para hablar con otras personas y expresar tus ideas, estás desperdiciando tu potencial”.

Cualquier carta o correo de accionistas o colaboradores de Berkshire Hathaway Inc. (empresa de Warren) es sumamente clara, poco técnica, y con el mínimo de texto.

2. Planea a futuro

“El trabajo principal de una junta directiva es asegurarse de que las personas correctas están llevando las riendas del negocio, así como cerciorarse de que la siguiente generación de líderes está lista para el mundo de mañana”.

Buffett ya sabe que su trabajo se dividirá en tres cuando decida retirarse. La junta directiva ya ha elegido a un candidato para CEO, a un presidente no-ejecutivo y a un director de inversión. Los líderes necesitan pensar en sus sucesores, y en cómo los prepararán para el éxito. Las compañías más exitosas se enfocan en el desarrollo educacional y en las habilidades de su equipo.

3. La paciencia es una virtud

“No importa qué tan grandes sean tus talentos o esfuerzos, algunas cosas simplemente llevan tiempo. No puedes producir un bebé en un mes embarazando a nueve mujeres”.

No hay duda de que Buffett ha demostrado tener paciencia a lo largo de su carrera. Esta cualidad va de la mano con tener cierto valor y perseverancia. Los grandes líderes necesitan resistir la presión y tener la necesidad de ver su proyecto avanzando. Siempre.

4. Administra tu tiempo sabiamente

Tienes que tener control sobre tu tiempo, y no puedes hacerlo a menos que digas “no”. No puedes dejar a las personas establecer tu agenda”.

Buffett mantiene espacios vacíos dentro de su agenda. El millonario se justifica diciendo que le gusta tener tiempo para aventurarse, así como para dedicarse a todo aquello que él ve como prioridad. Aprender a organizar espacios, correos y tiempo en línea son excelentes formas para administrar el día a día con mayor efectividad.

5. Trata a todos por igual

“Personalmente, espero tratar a todos de la misma manera. Creo que he hecho un buen trabajo hasta el momento, pero sé que puedo hacerlo mejor”.

Nadie se queda atrás. Tratar a todos por igual y evitar los favoritismos son la marca de un verdadero líder. La regla de oro de Buffett es llegar a todos, en especial a los trabajadores silenciosos pero competentes que pocas veces se hacen notar.

Para saber quiénes queremos ser, qué queremos lograr y hasta dónde queremos llegar, lo mejor es tener un ejemplo a seguir que sirva como punto de referencia.

¿Qué tal tomar a Buffett?

A sus 84 años y con más de 40 mil millones de dólares en el bolsillo, sigue ideando estrategias para optimizar el mercado y además, apoyar al desarrollo social (es un filántropo reconocido).

Independientemente de si los emprendedores nacen o se hacen, en definitiva es cuestión de actitud, e incorporando estos consejos a nuestra conducta diaria, podemos estar seguros de que vamos en la dirección correcta.

éxitoSiempre se busca establecer una excelente empresa desde el inicio. El emprendedor visualiza sus sueños con base a lo que aspira al conseguir el éxito de un producto o servicio. Voy a mantenerme al margen de las famosas 4 P del marketing (producto, precio, publicidad y plaza), que siempre se mencionan para desarrollar una estrategia exitosa de comercialización, y me enfocaré en otras ideas.

En este mundo acelerado, que lleva una inercia especialmente voraz en la competencia por destacar, los humanos se han convertido rápidamente en consumidores que comparan más, cada vez más insaciables y que constantemente buscan establecerse en un nicho de mercado al cual aspiran y del cual no quieren salir.

Es decir, quieren mejores productos, más duraderos, más accesibles de adquirir y que excedan sus expectativas. En pocas palabras, cosas que los vuelvan referencia ante los demás y ante sí mismos, en una estupenda posición de estabilidad económica.

Sin lugar a dudas, las empresas siempre buscan tener un rol preponderante en el reto de ser las mejores; sin embargo, algunas dejan de lado aspectos clave para alcanzar el éxito. ¿Qué factores funcionan para que se comercialice eficientemente un producto o servicio, para que sea aceptado y se recomiende viralmente en el mercado?

Calidad

Debe ser sublime, superior a lo que existe.

Atención

Hay que dar un especial seguimiento al cliente desde que se lanza el producto hasta que lo tiene en sus manos. La atención está relacionada con la generosidad como valor principal de la organización. Nunca se debe dejar solo al comprador, el cual exige garantías y desea que su adquisición cumpla con sus expectativas.

Disponibilidad

No se puede vender lo que no se tiene. La disponibilidad se refiere a la capacidad de responder a las demandas del mercado de forma óptima.

Carisma

Este factor es uno de los más difíciles de mantener en las organizaciones. Todos los colaboradores deben expresar su orgullo por pertenecer a una compañía ejemplar; pero especialmente deben entender para qué se les contrata. Uno sabe en dónde está trabajando, porque el propietario atiende todos los detalles, gestos de generosidad y atención al cliente… Los trabajadores imitan lo que ven del dueño.

Investigación

Conocer lo que el competidor ofrece y las oportunidades que tiene el mercado de adquirir productos, dejó de ser proyecto finito y se convirtió en un deber ser.

Evaluar el mercado implica explorar qué existe en él, qué tan competente es la empresa ante las otras, en qué es vulnerable y en qué es líder. Enfocarse en identificar las últimas tendencias es anticiparse a ser siempre elegido.

Repetición

Asegurarse de que el consumidor regrese y recomiende. Hacer clientes de por vida es el objetivo esencial de los negocios. No se trata de vender una sola vez o a una misma persona.

Vigencia

Las organizaciones envejecen en la medida que no cubren las necesidades del comprador. Por eso, la innovación se vuelve un valor imponderable.

Pregonar

“Santo que no es visto, no es adorado”, una de las frases célebres de los mercadólogos. Saber comunicar no implica emplear grandes cantidades de dinero en los medios; por el contrario, significa encontrar los lugares adecuados para transmitir las fortalezas y el valor del producto. En este aspecto, muchos empresarios no se han dado cuenta de la oportunidad que brinda la era digital y cómo complementa a la tradicional.

Casa Madero pone de manifiesto los retos de una empresa que no la ha tenido nada fácil. Quien no fracasa en el intento, no puede asumir la oportunidad de ser mejor, porque el éxito se persigue.

disfrutarParece fácil de llevar a cabo, pero para algunos de nosotros no lo es.

Las responsabilidades ocupan la mayor parte del día. Y, si algo se queda fuera, ¿adivinas qué es?

Hay días en los que el tiempo no alcanza. Las tareas “serias” se llevan más cuota de la prevista y quedamos atrapados en ellas.

Ante la oportunidad de salir a dar una vuelta o de sentarnos a leer tranquilamente por un buen rato, el remordimiento nos asalta: ¿Cómo me voy de paseo con el desorden que tengo en casa?

Es un ejemplo. Allá donde miremos hay cosas por hacer. Nos consta que el trabajo nunca acaba. Sólo termina cuando nosotros decidimos que ya está bien por hoy.

Y hoy es un día para cumplir con nuestras responsabilidades o acercarnos un poco más a nuestros objetivos. Pero también es un día para disfrutar de lo que nos hace felices, si problemas mayores no lo impiden.

Es un día para dar un paseo, para cantar con la cigarra o para cualquier otra cosa “poco útil” que nos alegre el corazón.

Si es una actividad sana y nos brinda un momento de disfrute, no merece quedarse fuera en pro de adecentar un poco más la casa o de avanzar otro trabajo.

Porque esas actividades “poco útiles” en apariencia son las que nos servirán para desconectar de las tensiones, para reponer energías y para sentirnos contentos hoy.

Entonces, ¿por qué nos cuesta darnos permiso para hacer ese tipo de cosas? ¿Por qué tiende a quedarse fuera el paseo, en lugar de trabajar un poco más?

Cada uno tendrá sus razones, aunque no las haya descubierto. Ya te digo que yo quedo atrapada en la necesidad de terminar “lo más importante” con más frecuencia de la que quisiera.

Es cuando llega la noche y pienso en lo que he hecho durante el día, cuando me doy cuenta de si he cometido el error de dejarlo pasar sin dedicarle un tiempo a esas actividades que me encantan y no son tan útiles. ¿Acaso no eran ésas importantes?

Es entonces cuando pienso en qué puedo hacer al día siguiente para no repetir el mismo error. Es entonces cuando decido que, si mañana tengo la oportunidad, la aprovecharé. Me doy permiso para hacerlo.

¿Y tú? ¿Para disfrutar de qué actividad te has dado permiso hoy?

uberA Travis Kalanick le costó dos caídas para llegar a crear Uber. Creó su primer emprendimiento tecnológico antes de acabar la carrera de Ingeniería Informática en la Universidad de Los Ángeles, un motor de búsqueda al que bautizó con el nombre de Scour, pero tuvo que declararse en bancarrota después de ser demandado por 250 millones de dólares por derechos de autor.

Creó la empresa Red Swoosh para lanzar otro motor de búsqueda, pero uno de sus antiguos socios reclamó su parte en el negocio, por lo que tuvo que vender la empresa por 23 millones de dólares, nada mal para un joven de 31 años.

En su primer año como millonario, Kalanick se dedicó a viajar por el mundo. En París, donde no pudo tomar un taxi, imaginó UberCap, una empresa que le permitiría a cualquier vecino de San Francisco pedir un taxi desde su smartphone.

La aplicación se lanzó por primera vez en el 2010. Al siguiente año, Kalanick dio el salto a la ciudad de la Gran Manzana (New York, USA). En tres años, expandió el negocio a 67 ciudades en 24 países. Hoy, según su página web, está presente en 470 ciudades, en muchas de ellas en forma ilegal. Cada día, a través de esta plataforma, se concretan tres millones de viajes al día en 66 países.

Kalanick, a sus 40 años, es el millonario Nº 188 del mundo, con una fortuna estimada por Forbes de 6.2 billones de dólares.

La revista Time lo consideró el año pasado como la sexta persona más importante del año. Su empresa, según la compañía Bloomberg, está valorizada en 62.5 billones de dólares –más que Delta Airlines o Kraft Group–, lo que la convierte en la firma de mayor crecimiento de la historia, por lograr en menos de cinco años lo que le costó más de 10 a compañías como Apple, Amazon o Microsoft.

El objetivo de Kalanick es crecer a partir de todo lo que se mueva, desde taxis, — UberX, Uber Black o Uber Celeb (exclusivo para celebridades) — hasta Uber Chopper, para trasladar pasajeros en helicópteros.

Para el CEO de Uber, existen 10 reglas de oro para desarrollar una startup de forma exitosa:

1. Busca una necesidad o una carencia de las personas.

La idea de Uber llegó a la mente de Kalanick cuando él se enfrentó al simple pero difícil problema de encontrar un taxi en las calles de París.

Ya se trate de Amazon o Google, cada gran empresa nació primero como una necesidad que una persona quiso resolver. Cuando un negocio se basa en resolver un problema específico, este agrega valor a la vida de las personas. “Uber no comenzó con grandes ambiciones, sino que comenzó como la respuesta a esa simple pregunta”.

2. Sé analítico y creativo.

Uber tiene datos para analizar la demanda y la disponibilidad de taxis con el fin de proporcionar un auto en cinco minutos en cualquier parte del mundo.

Al mismo tiempo, ha utilizado innovadoras herramientas de marketing para sumar no solo más consumidores sino más choferes. Un día en el año, en algunas partes del mundo, Uber lanza la campaña Uber Ice Cream, en la que uno marca dentro de la plataforma una figura con un helado y este es entregado al consumidor.

3. Trabaja para dar a las personas una mejor opción.

Una de las mayores razones del éxito de Uber es que los consumidores son impulsados por la conveniencia y el precio.

Pasar de un lugar a otro es tan fácil como tocar el teléfono. Uber también ha desarrollado algoritmos para asegurarse de que haya suficientes taxis cerca. Aunque el aumento de los precios no satisface a los clientes, se asegura de que haya suficientes taxis disponibles cuando la demanda es alta, beneficiando tanto al chofer como al cliente.

4. Puedes cometer errores, pero vas a aprender y seguir adelante.

Kalanick es conocido por ser impetuoso y confrontacional. Cuando se trata de defender sus prácticas empresariales, se ha enfrentado a la industria de taxis, a las compañías rivales de taxis, a los reguladores locales y a veces, incluso, a sus propios clientes.

Kalanick está impulsado por lo que hace y no tiene miedo de mostrarlo. Pero ha habido momentos en los que admite que probablemente no adopta el enfoque correcto. Pero siempre, dice, se aprende de los errores.

5. ¿Qué tan difícil es el problema?

Esta es la pregunta que Kalanick les recomienda a todos hacerse antes de lanzar un desarrollo digital. Cuanto más difícil es el problema, no solo será más eficaz la solución, sino que mientras más compleja sea la respuesta, mayor alcance tendrá en términos de escala.

Travis se considera a sí mismo dentro de Uber un solucionador de problemas a cargo. No obstante, este enfoque, según algunos críticos, no es suficiente para ser CEO.

6. Los obstáculos pueden demorarte pero jamás detenerte.

Uber ha tenido algunas dificultades y sigue luchando contra las trabas y regulaciones que les ponen en el camino.

La empresa incluso tuvo que luchar contra las leyes existentes para ampliar su negocio en nuevos mercados. De los sindicatos de taxis a los reguladores de la ciudad, Uber trata de seguir operando sin afectar a sus clientes ni sus choferes. Según Kalanick la respuesta es mantener lo que él llama una confrontación basada en principios.

7. No tengas miedo de empezar desde abajo

Hace solo ocho años Uber era un equipo de cuatro personas en San Francisco. Al igual que en cualquier nueva empresa, fue un momento difícil porque no se tenía grandes y la mayor parte del esfuerzo entró en mantener el negocio a flote.

8. Sorprende siempre a las personas

Kalanick enfatiza que la clave está en dejar que la gente disfrute de la alegría de ser parte del emprendimiento, ya sea dándoles dinero, ayudándoles a ahorrar dinero, o dándoles valor por dinero.

Kalanick incluso menciona el caso de Steve Jobs y dice: “Contratar a la gente adecuada, ver el futuro y conseguir un equipo emocionado. Steve Jobs tenía una patente para el iPhone y vio el futuro de los smartphones antes que nadie”.

9. Desarrolla y transmite una buena historia

Kalanick cree que la mejor manera de crear una conexión con los clientes es aprender a desarrollar y narrar una buena historia, y hacer a los clientes parte de esta.

Para explicar este punto, el fundador de Uber, a través de diversas estrategias, invita a todos, tanto choferes como clientes, a subir un video de sus viajes. Muchas celebridades aparecen en estos videos y muchos ciudadanos también se han sumado a la acción.

10. Hacer lo imposible es la base de todo

El equipo de Uber pasó cuatro semanas en la playa de Varkala (India), al sur de Kerala, para descubrir la forma de entrar a ese país. Kalanick cree firmemente que hacer lo imposible es parte del perfil del emprendedor moderno.

Hablando de la búsqueda de la aventura, añade que Uber decidió hacer lo imposible intentando entrar en China, pero no lo logró. No obstante, no dejó de intentarlo hasta el último minuto. Para él, una batalla no acaba hasta que suene la campana.

La solución al problema

Para el profesor Percy Agustín de Loayza, Jefe de la Unidad de Iniciativa Empresarial de la UPC, algo importante es que el emprendedor debe enfocarse en la solución del problema y resulta más fácil, como a Kalanick, cuando el problema le ocurre al emprendedor, porque este se sentirá identificado. Por otro lado, no se trata de buscar solucionar los problemas de todo el mundo, sino la de resolver la necesidad de un gran número de personas.

Para él, hasta allí, existe una base excelente para poder empezar a imaginar una startup. El éxito, explica, dependerá en gran medida de las habilidades del emprendedor para armar un equipo potente, diverso, y saber conducirlo y liderarlo hasta la cima del éxito.

hijaEs difícil saber cómo será la vida y el mundo real adulto cuando somos unos niños o adolescentes, y ojalá alguien pudiera advertirnos para prepararnos adecuadamente para sobrevivir a la “jungla”.

Hemos recopilado 26 lecciones que creemos un niño o adolescente debería conocer.

Si tienes hijos, imprime este artículo y encárgate de que llegado el momento pueda tenerlo a mano, ya que la vida puede ser dura o no ser como nos imaginamos, pero sabiendo lo que nos vamos a encontrar, la verdad es que merece la pena vivirla con intensidad.

1. En la escuela primero aprendes la lección y después tienes el examen. En la vida real, te examinas constantemente, con la diferencia de que primero te enfrentas a las pruebas de la vida y después aprendes la lección.

2. Sé amable con los “Nerds” (los empollones de la clase), ya que existe una alta probabilidad de que en el futuro acabes trabajando para ellos. Esto lo dijo el propio Bill Gates.

3. No todo el mundo va a quererte. Es duro decir esto, pero probablemente sufras muchos rechazos, por lo que no pierdas ni un minuto más del necesario con una persona que no está dispuesta a perder ese tiempo contigo.

4. La televisión no refleja la vida real, ya que en la vida real, las personas no pasan tanto tiempo en una cafetería, pues tienen que irse a trabajar.

5. Cuando eres niño se consiguen muchas cosas llorando, pero en la vida real, si quieres algo, no lo conseguirás con el llanto. Deberás esforzarte duramente para lograrlo.

6. Puede que tus padres sean pobres, que no tengan estudios y tengan unos trabajos muy mal pagados, hasta el punto de que pienses que ellos no pueden enseñarte nada. Con el tiempo descubrirás que los mejores consejos que una persona recibe, por regla general son de sus propios padres, ya que son las últimas personas en el mundo que querrían lastimarte.

7. La vida no siempre es justa.Deberás acostumbrarte a las injusticias, pero nunca venirte abajo cuando se de una injusticia. Todo lo contrario. Lucha por lograr lo justo.

8. No podrás ganar todas las batallas que se te presenten en la vida, así que elige muy bien las que estás dispuesto a pelear.

9. Cometerás muchos errores y probablemente tendrás algún que otro fracaso. Cuando eso ocurra, no culpes ni a la suerte, ni a tus padres. Asume que la culpa es tuya y aprende la lección para la próxima vez.

10. Nunca podrás contentar a todo el mundo. En la vida deberás tomar decisiones que probablemente no contenten a algunas personas y a otras sí. Recuerda siempre que en la toma de decisiones, debes hacer lo que te diga el corazón.

11. Aprende a ser goma y acero. El acero es duro y resistente. Hay que ser como el acero cuando se trata de los comentarios, ataques y críticas destructivas cuyo único fin es intentar hundirte. La goma es flexible, por lo que intenta ser como la goma cuando trates con personas que puede que piensen de forma diferente o tengan opiniones distintas a las tuyas.

12. Sé una persona honesta e íntegra. La honestidad y la integridad son dos pilares fundamentales de una persona digna. Haz siempre lo que creas que es correcto y recuerda que puedes tardar años en ganarte la confianza de los demás, y únicamente en unos minutos puedes destruirla por completo.

13. Nunca dejes de aprender. Como dijo Warren Buffett, hay dos tipos de personas que fracasan en la vida: las que no saben nada y las que creen saberlo todo. Sé humilde para continuar aprendiendo de las personas. Se aprende de quien menos te lo esperas.

14. No busques la felicidad. Si te empeñas en buscarla, jamás la encontrarás. Haz aquello que te gusta, rodéate de personas válidas y sanas, sé una persona honesta, íntegra y humilde, consciente de que en esta vida hay que trabajar duro y esforzarse, y sólo así, la felicidad te encontrará a ti.

15. La vida es una competición constante, donde suele ganar aquella persona que no se rinde ante las adversidades. Recuerda que una carrera no la gana el más rápido, sino aquella persona que continúa corriendo cuando el resto ha aminorado el ritmo.

16. El 90% de los problemas que sufrirás en la vida adulta será debido al dichoso dinero. Te dirán que el dinero no es importante, pero aún así, intenta tener una economía saneada para no tener que comprobar que es falso eso de que el dinero no ayuda a que seas más feliz. En la escuela, instituto y Universidad no te enseñarán nada de Educación Financiera, así que aprende cuanto antes cómo funciona el dinero.

17. Ten cuidado con el dinero, ya que por conseguirlo, en ocasiones te verás tentado u obligado a hacer cosas que realmente no quieres hacer. Intenta siempre tener un código ético.

18. Nunca pierdas el buen humor. Los problemas y preocupaciones no suelen desaparecer porque nos enfademos o nos deprimamos. Te encontrarás con personas que tienen algunos días buenos y otros días malos. No te parezcas a ellos y ten siempre un buen día, ya que de lo contrario, cada vez tendrás más días malos.

19. Por regla general nos gusta lo fácil y huimos de lo difícil. Con el tiempo descubrirás, que las cosas que más valen la pena, no suelen estar en lo fácil.

20. Aún habiendo excepciones, las estadísticas nos dicen que tu primer gran amor, probablemente no sea el definitivo, así que ten cuidado con tomar decisiones únicamente por el corazón que puedan afectar al resto de tu vida. Puede que ahora no lo entiendas, pero quizás algún día debas decirles esto a tus propios hijos.

21. En la vida encontrarás 3 tipos de personas: Las que están para lo bueno, las que no se quedan para lo malo y las que te acompañan en cualquier situación y circunstancia. Manda al carajo a las del grupo uno y dos.

22. Nunca intentes aparentar que eres otra persona para ganarte a un grupo de personas. En este mundo de locos y borregos, ser el raro, no es un defecto, será tu mayor virtud. Probablemente tardes tiempo en entender esto.

23. Si tienes un sueño, lucha por ello con todas tus fuerzas. No dejes que nadie te diga que no puedes conseguir algo por el simple hecho de que esa persona no ha sido capaz de conseguirlo.

24. En la vida te aparecerán dos tipos de problemas: 1.Aquellos que no tienen solución, y por tanto no son un problema, sino algo con lo que hay que convivir. 2. Aquellos que tienen solución, y por tanto, tampoco son problemas. Enfoca tu energía en la solución, no en el problema.

25. Viktor Frankl dijo: A veces no podemos evitar que lleguen a nuestra vida situaciones que nos causan dolor, pero en nuestras manos está elegir la actitud con la que vamos a afrontar esas situaciones.

26. Como dijo Rocky Balboa a su hijo: El mundo no es todo alegría y color. Es un lugar terrible, y por muy duro que seas, es capaz de arrodillarte a golpes si no se lo impides. No importa lo fuerte que eres ni lo fuerte que puedes golpear, sino la fuerza con la que pueden golpearte. La vida golpea y golpea, pero hay que soportar esos golpes sin dejar de avanzar. Así es como se gana. Si sabes lo que vales, ve a buscar lo que mereces, pero deberás soportar esos golpes.

pasiónTodos soñamos desde niños con dedicar nuestro tiempo y trabajar en algo que realmente nos apasione.

Sin embargo, es muy común encontrar a personas que, evidentemente, trabajan en algo que no los mueve ni emociona, lo que los lleva a experimentar frustración y hasta a cuestionar su propósito en la vida.

Espero fervientemente que este no sea tu caso. Pero si llevas varias semanas, meses o incluso años cuestionándote sobre las razones para continuar en tu trabajo actual, o si sientes que esa actividad no te llena completamente y quieres darle un giro a tu vida para dedicarte a algo que realmente te emocione pero aún no has identificado claramente qué es, las siguientes preguntas podrán ayudarte un poco para elegir un nuevo rumbo con el que te sientas más cómodo e inspirado:

• ¿A quiénes admiras y por qué?
• ¿Qué te encantaba hacer por horas y horas cuando eras tan solo un niño?
• ¿Si no importara el dinero, qué cosa te gustaría hacer por el resto de tu vida?
• ¿Qué actividad estarías dispuesto a realizar todos los días sin cobrar nada a cambio?

La verdad es que no existe una receta perfecta para encontrar aquello que te apasiona.

Para algunos puede ser algo muy espontáneo y sencillo que se haya manifestado desde corta edad, mientras que para otras personas puede ser un proceso algo tardado e incluso algo frustrante de encontrar.

Si este último es tu caso, mi principal sugerencia es darte la oportunidad de experimentar y tomarte tu tiempo para encontrar aquello que realmente te apasione.

Intenta continuar con tu trabajo en lo que pruebas algunas de tus opciones y déjate llevar por lo que más te emociona.

Dale oportunidad a tu pasión de mostrarse y sumérgete en esta actividad poco a poco hasta que, con la experiencia, puedas moldearla para darle un giro comercial y convertirla en una forma de generar los ingresos suficientes para convertirse en tu principal pilar financiero.

Transformar lo que más te apasiona en un negocio exitoso te permitirá ganar dinero mientras haces algo que te gusta, pero también te permitirá preparar el terreno para mantener un éxito duradero con el tiempo.

Esta pasión será el mejor combustible que podrás tener para inspirarte a ser mejor cada día y motivarte frente a los obstáculos profesionales y personales que puedan llegar a presentarse en tu vida.

Como ya lo mencioné, este proceso de búsqueda puede ser tardado y complejo, pero vale la pena sacrificar nuestro tiempo y esfuerzo para encontrar aquello que nos permitirá disfrutar de nuestro trabajo en cada momento, tanto de los éxitos como de los fracasos.

resilienteGran parte de las investigaciones científicas sobre la resiliencia —nuestra capacidad de recuperarnos de la adversidad— se ha enfocado en cómo desarrollar esta en los niños. Sin embargo, ¿qué hay de los adultos?

Si bien la resiliencia es una habilidad fundamental para un desarrollo saludable en la niñez, la ciencia demuestra que los adultos también pueden tomar acciones para impulsarla; a menudo es cuando más la necesitamos.

La adultez puede traer consigo todo tipo de factores que causan estrés, incluyendo un divorcio, la muerte de alguno de los padres, reveses profesionales y preocupación ante la jubilación, pero muchos de nosotros no cultivamos las habilidades para enfrentar tales adversidades, como se requiere para superar estos retos.

La buena noticia es que algunas de las cualidades de una edad más avanzada, como una mejor capacidad para regular las emociones, la perspectiva obtenida a partir de las experiencias de vida y la preocupación por las generaciones futuras, pueden darles a las personas mayores una ventaja sobre las más jóvenes en cuanto al desarrollo de la resiliencia, dijo Adam Grant, profesor de Administración y Psicología de la Facultad Wharton de la Universidad de Pensilvania.

“Hay un conjunto de comportamientos que se pueden aprender de manera natural y que contribuyen a la resiliencia”, dijo Grant, quien escribió junto con Sheryl Sandberg, la directora de operaciones para Facebook, el libro Option B: Facing Adversity, Building Resilience and Finding Joy. “Esas son las conductas hacia las que gravitamos cada vez más conforme vamos creciendo”.

El año pasado, Dennis Charney, un investigador de la resiliencia y decano de la Facultad de Medicina Icahn del Hospital Monte Sinaí, en la ciudad de Nueva York, salía de una tienda de alimentos cuando recibió un balazo de un exempleado insatisfecho.

Charney pasó cinco días en terapia intensiva y tuvo una recuperación difícil. “Después de 25 años de estudiar la resiliencia, yo mismo tuve que ser resiliente”, dijo Charney, coautor del libro Resilience: The Science of Mastering Life’s Greatest Challenges. “Es bueno estar preparado de antemano, pero una vez impactado por un trauma no es demasiado tarde para cultivar la capacidad de salir adelante de manera resiliente”.

Los científicos que estudian el estrés y la resiliencia dicen que es importante pensar en esta última como si fuera un músculo emocional, el cual puede fortalecerse en cualquier momento. Aunque es útil desarrollar la resiliencia antes de que se presente una crisis pequeña o grande, también hay pasos activos que podemos tomar durante y después de las crisis para acelerar la recuperación emocional.

Estas son algunas de las formas en las que puedes cultivar la resiliencia en la adultez:

1. Practica el optimismo

El optimismo es en parte heredado y en parte aprendido. Así que, si naciste en una familia de pesimistas, de cualquier forma puedes encontrar a tu optimista interior.

Ser optimista no significa ignorar la realidad de una situación difícil. Después de la pérdida de un empleo, por ejemplo, mucha gente se siente derrotada y piensa: “Nunca me recuperaré de esto”. Un optimista reconocerá el reto, pero con más esperanza, y dirá: “Esto será difícil, pero es una oportunidad de replantearme mis objetivos de vida y conseguir un trabajo que realmente me haga feliz”.

Aun cuando suene trivial, tener pensamientos positivos y rodearte de gente positiva en verdad ayuda. Steven Southwick, profesor de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de Yale y coautor del libro de Charney, señala que el optimismo, al igual que el pesimismo, puede ser contagioso. Así que su consejo es: “Júntate con personas optimistas”.

2. Reescribe tu historia

Cuando Charney estaba recuperándose del balazo, sabía que su vida había cambiado para siempre, pero reestructuró la situación, enfocándose en la oportunidad que le presentaba ese duro golpe. “Una vez que eres víctima de un trauma, eso se queda contigo”, dijo. “Pero yo sabía que podía ser un modelo. Tengo a miles de estudiantes que observan mi recuperación. Esto me da la oportunidad de usar lo que he aprendido”.

Ha sido demostrado en un estudio tras otro que podemos beneficiarnos de cambiar el discurso personal que moldea nuestra forma de ver el mundo y a nosotros mismos. En estudios sobre escritura expresiva, obtuvieron mejores calificaciones los estudiantes universitarios a los que se les enseñó a reformular sus conflictos como una oportunidad de crecimiento, y fue menos probable que abandonaran sus estudios.

Una investigación realizada en Harvard encontró que las personas que consideraban el estrés como un combustible para un mejor desempeño obtenían mejores resultados en sus exámenes y manejaban mejor el estrés –desde el punto de vista fisiológico– que aquellos a quienes se les había enseñado a ignorarlo.

“Se trata de aprender a reconocer la historia explicativa que tiendes a usar para tu vida”, dijo Southwick. “Observa lo que te dices a ti mismo y cuestiónalo. No es fácil. Requiere práctica”.

3. No te lo tomes personal

Tenemos la tendencia de culparnos por las adversidades de la vida y rumiar acerca de lo que podríamos haber hecho diferente. En su momento, una situación difícil parece no tener fin. Para fortalecer tu resiliencia, recuerda que incluso si cometiste un error, con toda seguridad hubo varios factores que contribuyeron al problema; cambia tu enfoque hacia los próximos pasos a seguir.

“Decirte a ti mismo que una situación no es personal, que no lo abarca todo ni es permanente, puede ser extremadamente útil”, dijo Grant. “Casi no hay fracasos que sean completamente personales”.

4. Recuerda tus recuperaciones

En tiempos difíciles, a menudo recordamos que otras personas —como los refugiados de guerras o un amigo con cáncer— la han pasado peor. Aunque esto pueda ser cierto, obtendrás un mayor impulso resiliente si te recuerdas a ti mismo los retos que tú ya has superado personalmente.

“Es más fácil identificarte con quien eras antes que con alguien de otro país”, dijo Grant. “Recuerda y di: ‘Ya pasé por algo peor en el pasado. Esto no es lo más horrible que he enfrentado o enfrentaré. Sé que puedo lidiar con esto’”.

Sallie Krawcheck, antigua ejecutiva de Wall Street, dijo que después de un despido bastante público, se recordó a sí misma lo afortunada que era de tener una familia sana y un colchón financiero. Aunque nunca ha estudiado la resiliencia, cree que algunos retos que enfrentó a temprana edad —como el que la molestaran en la secundaria (“Fue brutal”, dijo) o pasar por un divorcio doloroso— la ayudaron a recuperarse también en el ámbito profesional.

Simplemente creo en los resurgimientos”, dijo Krawcheck, quien recientemente fundó Ellevest, una plataforma de inversión en línea para mujeres. “Considero estos reveses como parte de un viaje y no un fracaso que pueda terminar con mi carrera. No había nada que pudieran hacerme en Wall Street que fuera tan malo como la secundaria”.

5. Apoya a otros

Los estudios sobre resiliencia muestran que las personas son más resilientes cuando cuentan con redes sólidas de apoyo de amigos y familiares que les puedan ayudar a enfrentar las crisis. Sin embargo, puedes obtener un impulso resiliente aún mayor cuando tú das el apoyo.

En un estudio sobre resiliencia psicológica realizado en 2017 entre veteranos del Ejército de Estados Unidos, quienes tenían niveles más altos de gratitud, altruismo y sentido de propósito también presentaban mayores habilidades de resiliencia.

Cualquier manera en la que puedas acercarte a otros y ayudarlos es una forma de salir de ti mismo, lo que constituye una forma importante de aumentar tu propia fuerza”, dijo Southwick.

“Una parte de la resiliencia es asumir la responsabilidad de tu vida y de crear una vida que consideres significativa y con propósito. No tiene que ser una misión elevada: puede ser tu familia. Mientras aquello en lo que participes tenga sentido para ti, eso puede impulsarte a superar todo tipo de adversidades”.

6. Descansa del estrés

Los tiempos de estrés manejable representan una oportunidad de cultivar tu resiliencia.

“Debes cambiar la manera en que piensas el estrés”, dijo Jack Groppel, cofundador del Johnson & Johnson Performance Institute, que hace poco comenzó a ofrecer un curso de resiliencia. “Debes invitar al estrés a tu vida. Un ser humano necesita estrés; el cuerpo y la mente quieren estrés”.

La clave, dijo Groppel, es reconocer que nunca eliminarás el estrés de tu vida. Por lo tanto, hay que crear oportunidades frecuentes para que el cuerpo se recupere de este, al igual que harías para dejar descansar a tus músculos entre repeticiones de levantamiento de pesas. Tomar una caminata a modo de descanso, dedicarle cinco minutos a meditar o ir a almorzar con alguna amistad son maneras de darles a tu cuerpo y a tu mente un descanso del estrés.

“El estrés es el estímulo para el crecimiento, y la recuperación es cuando el crecimiento ocurre”, dijo Groppel. “Así es como desarrollamos el músculo de la resiliencia”.

7. Sal de tu zona de confort

La resiliencia no solo proviene de las experiencias negativas. Puedes cultivar tu resiliencia poniéndote en situaciones desafiantes. Groppel está planeando escalar el monte Kilimanjaro con su hijo, por ejemplo. Así que toma unas vacaciones intrépidas o corre un triatlón. Comparte tus habilidades poéticas secretas con extraños en un evento de lectura de poesía.

“Hay algo biológico en ello”, dijo Charney. “Tus sistemas para regular la hormona del estrés se harán menos reactivos al estrés para que puedas manejarlo mejor. Vive tu vida de manera que adquieras las habilidades que te permitan manejarlo”.

startupsPara nadie es sorpresa el inminente potencial que representan las startups en la economía del país, según el INEGI actualmente representan el 99.8% del total de las empresas instaladas en el país y generan 7 de cada 10 empleos. Desgraciadamente, según cifras del movimiento de emprendimiento “Fuck Up Nights” el 75% de ellas cierran operaciones luego del segundo año de existencia.

A pesar de este escenario poco alentador, no debemos olvidar que el talento y las ganas de emprender existen y que este sector es de gran importancia para la economía nacional. Por lo que es mucho más importante preguntarnos ¿Qué es lo que hicieron diferente ese otro 25% que aún se mantiene activo?

Usualmente se atribuye el fracaso de la mayoría de los emprendimientos al factor económico; sin embargo, a lo largo de mi experiencia apoyando a las Pymes a crecer y a integrase a la era digital, he visto que existen otros muchos factores que influyen a que éstas no lleguen a la etapa de madurez, que no tiene que ver con el dinero, sino con la creatividad que imprimen en su planeación o el enfoque que dan a su marca.

A continuación, les explico cinco problemáticas comunes que duelen a las startups y cómo pueden ser solucionadas de la mano de la experiencia de usuario, el diseño y la tecnología.

1. El producto no contempla al cliente

Muchas veces una gran idea de negocio no termina de ser adoptada por su público objetivo, no porque sea mala, sino porque la aproximación no ha sido la adecuada.

Pensar en el consumidor o usuario desde el principio es fundamental; las startups deben integrar metodologías de experiencia de usuario o UX en el desarrollo de sus productos o servicios, crear prototipos y realizar iteraciones hasta estar seguros de que lo que se está desarrollando está orientado a las necesidades reales del mercado.

2. La imagen de marca no es buena

Efectivamente si no estás en la web, no existes; pero más importante aún es, que lo que estés proyectando en ella esté alineado al tipo de empresa que quieres ser.

Muchas de las startups con las que me ha tocado trabajar, dejan al último la imagen de su marca, careciendo de un buen logotipo, página web, o diseño visual de su producto.

Una presencia consistente, agradable y alineada a la personalidad de la empresa es vital para el buen posicionamiento y aceptación en el mercado objetivo. Además, un buen diseño visual genera confianza en los usuarios ayudando a acelerar las ventas.

3. El equipo no es multidiciplinario

El activo más importante de cualquier negocio es siempre su personal.

Al inicio muchas startups cometen el error de estar conformadas sólo por determinado perfil, todos ingenieros o todos abogados, lo que vicia la perspectiva y cierra el espacio al debate y la innovación. Aquellos que conforman una startup deben ser objeto de mejora constante y poseer un amplio abanico de habilidades y personalidades que enriquezcan al proyecto.

Para mantener a un equipo de trabajo activo y a la vanguardia, es posible apoyarse en el uso de herramientas digitales que permitan la capacitación constante y que incentiven la colaboración entre la diversidad de perfiles, esto detonará la creatividad que da como resultado mejores productos y servicios en el mercado.

4. Carecen de herramientas para la gestión

Algunas startups se preocupan únicamente por vender su producto sin contemplar la operación, lo que eventualmente les traerá deficiencias en la entrega de su propuesta de valor. Una de las grandes ventajas que la tecnología ofrece a los pequeños negocios es la capacidad de democratizar el uso de plataformas para mejorar y hacer más eficiente la gestión de sus procesos.

Existen en el mercado un sin número de herramientas tecnológicas de bajo costo que pueden apoyar a la administración y comunicación, tanto para el equipo como para los clientes, no dejes de aprovecharlas y sumarte a la era digital.

5. Su alcance es corto

Muchas startups no explotan todo el potencial de su producto o servicio debido a que no expanden su rango de alcance.

Las distancias que antes podían limitar a una pequeña empresa, hoy en día han quedado atrás; lo que se vende localmente puede distribuirse también en otras ciudades e incluso países. De la mano de la tecnología y gracias a internet, el mundo se ha hecho más chico y las pequeñas empresas tienen la posibilidad de ser globales.

Es importante considerar esto desde el planteamiento del modelo de negocio y su visión. ¿Qué tanto puedo crecer? ¿Qué plataformas digitales podrían ayudarme? El uso correcto de las redes sociales o la puesta en marcha de una tienda en línea, pueden hacer una gran diferencia.

En mi experiencia como fundadora de una startup y al apoyar a algunas otras a crecer en la era digital, he comprobado que muchos de los factores que contribuyen a que estas no sólo sobrevivan a los primeros años, sino que perduren en el tiempo, están relacionados con saber aplicar inteligentemente el diseño y la tecnología. Estas herramientas aceleran el crecimiento de los negocios, mejoran su productividad y borran toda barrera geográfica o limitación.

Si queremos ser parte del crecimiento de ese porcentaje de startups que destacan en México es necesario ver más allá de lo económico y ser más propositivos creando servicios y productos innovadores, no sólo en su estructura sino en su ejecución respondiendo a un mercado potencial que se encuentra en búsqueda de mejores servicios y productos.

cambio4. “Con la Web 2.0 y, en particular, la red 2.0, ahora los clientes tienen el poder”

Uno de los ejemplos del poder que el mundo 2.0 da a los usuarios que más me gusta es el caso de Jeff Jarvis contra Dell.

Es un caso apasionante en el que todo empieza cuando Jeff, harto de ser ignorado por la marca en el servicio post-venta, decide publicar su descontento en un blog obteniendo un gran apoyo y seguimiento de la comunidad que se refleja en cientos de comentarios.

A partir de ahí se forma una bola de nieve que te recomiendo que no te pierdas y que acabó por llevar a Dell al extremo de sufrir millones de dólares de pérdidas y una severa caída en la bolsa. Jeff lo cuenta en detalle en su libro “Y Google, ¿Cómo lo haría?”.

Todo un ejemplo de lo caro que te puede salir hoy en día ignorar a tus clientes, especialmente si tu cliente sabe moverse con habilidad en el mundo 2.0…

5. “Casi todos los problemas se pueden convertir en oportunidades de negocio”

Cuando surge una grave crisis o un problema (y no me refiero a una simple incidencia, sino un problema estructural o sistémico), no debería enfocarse con una actitud derrotista de “cómo solucionar el marrón”, sino con la actitud de encontrar la(s) oportunidad(es) que casi siempre esconden ese tipo de problemas.

Es decir, una empresa o un profesional ante la crisis, no debería pensar solamente en opciones cómo comparar más barato a proveedores o despedir gente. Obviamente estas posibilidades hay que analizarlas y muchas veces ejecutarlas, pero uno no debería limitarse a ellas.

La oportunidad de esta situación puede estar en el hecho de que precisamente el ritmo frenético que impone el éxito muchas veces impide ir más allá de la actividad habitual, pero eso mismo hace que el desarrollo y potencial del negocio se limite.

Quizás no te habías planteado en serio la posibilidad de exportar tu producto y cuando lo haces, porque no te queda otra, resulta que descubres que en realidad tu producto tiene un potencial enorme en mercados extranjeros.

Quizás no te habías planteado ampliar tu gama de productos con otros afines y cuando lo haces descubres que van como un tiro, que incluso se parecían sinergias en la venta que hacen que la venta de unos impulsa la venta de otros.

Y quizás tampoco te habías dado cuenta que el nivel de productividad de tu organización y personal es bajo y que con ciertos cambios organizativos y con formación específica orientada a mejorar la productividad eres capaz de aumentar tu capacidad operativa en un 30% con la plantilla y costes.

Un ejemplo sencillo aplicado a nivel personal y que me gusta especialmente (ya lo he citado alguna vez) es el caso de Isabel Llano, también conocida como Isasaweis. Esta chica hace unos años se quedó en paro, pero lejos de resignarse a enviar CVs, se le ocurrió crear un videoblog sobre cocina y belleza que no deja de ser crearte tu propio canal de televisión en “pequeñito”.

Ahora, apenas 3 años después, cuenta con casi 50 millones de reproducciones de sus vídeos (con los correspondientes ingresos por publicidad…) e incluso a le han creado su propio programa en televisión.

Eso es lo que personalmente llamo aprovechar una adversidad para encontrar tu oportunidad. Posiblemente, si no se hubiese quedado en paro en ese momento, jamás habría aprovechado esta oportunidad que la ha llevado a un éxito profesional que juega en otra liga.

Concluyendo

Las tecnologías 2.0 han acelerado sensiblemente el ritmo al que cambian las cosas y eso implica oportunidades y amenazas.

Es más fácil que nunca quedarte obsoleto y sufrir consecuencias graves de ello como la de quedarse fuera del mercado laboral, pero también es más fácil que nunca aprovechar el cambio para tu propio beneficio. Estar en un extremo u otro no es tanto una cuestión de inteligencia o de formación previa (aunque obviamente hay que partir de unos mínimos) como una cuestión de mentalidad y actitud.

6. La fórmula secreta del éxito ante el cambio: MEC (Mueve El Culo)

Cómo cuenta More en el vídeo, después de entrevistar a unos 100 empresarios pudo comprobar que la principal excusa del empresario medio para no innovar es la de “La tecnología no va conmigo”.

Es triste comprobar una vez más cuál es la mentalidad de este país. Resulta además especialmente triste cuando las nuevas tecnologías te lo ponen más fácil que nunca y tienes un gran amigo que se llama Google y que te va a ayudar muchísimo a conseguir lo que necesitas.

Mover el culo significa ponerse a pensar, explorar nuevas posibilidades, buscar nuevas ideas, adquirir nuevos conocimientos que puedas necesitar para poder hacer lo anterior, analizar cómo otros han aplicado estas ideas…

Por suerte, en la red ya está (casi) todo inventado y gracias a Google puedes hacer estas cosas en un tiempo record.

Así que, como también decía More, tú eliges si te quedas en el “esto no va conmigo” o te mantienes al filo de los cambios para encontrar tu oportunidad.

2018Feliz Año Nuevo a [email protected]

Les deseamos un 2018 lleno de éxitos.

Un abrazo enorme,
El equipo de Escuela Para Ricos

PD.: Ah, y no olviden pasarla genial esta noche 😉

depende de tiHay esperanza. Cuesta notarlo, a veces, porque el cansancio apremia y la rutina se come la poesía. Porque la ansiedad desdibuja el perfil de todo lo que nos rodea y lo convierte en desesperación. Porque cuando te sientes hundido vas dando tumbos y te golpeas con el perímetro de todo lo que llena tu vida y no distingues a los héroes de los villanos y algunas veces crees que son lo mismo aunque no sea cierto…

Porque intentas sujetarte a algo que creías sólido y resulta que es líquido.

Hay esperanza, pero parece que los lunes se toma un respiro y se escurre entre las estaciones de tren y las caras amargas de los pasajeros. Como si la desesperación la empujara calle abajo y ocupara su lugar para dejarnos los corazones deshilachados, los caminos a oscuras, los bolsillos vacíos.

Hay esperanza, pero queda diluida por los gritos y las ausencias. Cuesta percibirla porque parece que estés dando pasos hacia atrás, aunque en realidad vas hacia adelante, pero pasas por un valle profundo. El camino está repleto de valles, algunos son muy hondos y casi te pierdes mientras los atraviesas y el lodo te llega a las rodillas. Aunque también a veces te permiten coger impulso para continuar.

Encontrar un valle profundo puede ser la mejor manera de remontar aunque no lo parezca. Como topar con una pared y rebotar, como tener que parar para hacer recuento de daños y descubrir que has pasado la línea. ¿Eres de los que jamás superan sus límites o de los que ya no creen que no los tienen? ¿Sobrevives o sueñas? Y si sueñas… ¿Actúas o sigues soñando sin atreverte a arriesgar?

Hay esperanza porque mientras algunos fabrican excusas otros inventan razones. Porque mientras algunos esconden las pistas, otros levantan alfombras para que ninguna historia se quede sin el final que merece… Porque siempre hay quien vence la tristeza y sale a la calle a plantar cara a la vida y le sonríe a otro que necesitaba un gesto para poder continuar…

¿A qué grupo perteneces tú? ¿Eres la solución o el problema? ¿Tejes complicidades o levantas muros? ¿Dices que no puedes o te pones en marcha aunque te duela el alma y se te cierren los ojos?

Hay esperanza. A veces, se disipa porque cuando estás a punto de ver algo en el horizonte, el sol se pone y te dicen que esperes a mañana. Y ya no crees que puedas esperar más. Porque hay desengaños que parecen el definitivo y luego, pasados los días, descubres que te quedaban aún más y que no te puedes permitir quedarte sentado esperando una señal para levantarte.

¿Eres de los que esperan o eres de los que caminan? ¿Suplicas o reclamas lo que es tuyo? ¿Dejas que el tiempo se te escape de las manos o apuras los segundos?

Hay esperanza porque mientras muchos meten la mano en bolsillo ajeno, otros pasan horas ayudando a personas que no conocen a tener una vida digna. Porque mientras algunas personas a las que les cogemos cariño nos parten el alma y nos decepcionan, otros a las que apenas conocemos, son capaces de sorprendernos y estar a la altura. ¿Eres de los que dan la talla o te escurres en las esquinas y disimulas?

Mientras unos arrasan, otros construyen.

Por cada uno que golpea, hay dos que tienden la mano.

Por cada dos que engendran odio, hay uno que descubre la vacuna. Porque mientras unos fabrican balas, otros edifican puentes.

Hay esperanza porque muchos se sacuden las responsabilidades, pero otros asumen las responsabilidades ajenas sacudidas.

Porque al otro lado de la puerta de un indiferente, hay un implicado. Porque en una esquina espera un déspota y en la otra un empático.

Porque una persona te hace llorar y más tarde otro te consuela.

Porque los que crean oportunidades nunca descansan…

Hay esperanza, pero a veces hay miedo a verla. Hay miedo a abrazarla y luego no poder vivir sin ella. Hay esperanza porque hay muchas ganas, a pesar de que también hay mucha apatía que podría vencerse con palabras. ¿Eres de los que vencen sus miedos o de los que dejan que sus miedos lleven el timón?

Caminando entre cien mediocres, hay algunos genios que buscan respuestas y muchas personas especiales que se hacen preguntas.

Porque el esfuerzo se abre paso entre la incompetencia y la envidia y llega al final del camino.

Porque el “sí quiero” es hermano del “sí puedo” y el “ahora no” y el “más tarde” se borran a cada paso que damos hacia lo arriesgado y lo desconocido.

Hay esperanza porque a veces la desidia no sale de casa y la sana competencia inunda la calle. ¿Te convence la osadía o la ciega obediencia?

Hay esperanza porque cada vez hay más personas que hacen estandarte de sus diferencias. Porque suben listones que ayer eran inamovibles. Porque trazan caminos que ayer no existían. Porque escriben historias imposibles y superan límites inimaginables…

Porque muchas comparten sus miedos y sus conocimientos… Porque han decidido que ya no se esconden y que van a cambiar las reglas para que ya nada sea no apto o incómodo… Para que se midan sueños y empeño y no sólo ganancias. Para que se reconozca el talento y el esfuerzo por encima de la falsa adulación y la rabia contenida.

Hay esperanza porque algunos la buscan como locos cada día y otros la dibujan. Porque si no encuentran puertas, las pintan y si no encuentran palabras, las inventan. Hay esperanza mientras no hay indiferencia… Mientras no hay resignación ni desidia, mientras alguien habla y alguien escucha. ¿Tú eres de los que escuchan a otros o de los que sólo son capaces de oír su propia voz?

Hay esperanza porque muchos se levantan cada día con la necesidad de ser extraordinarios… Y ya lo son, aunque todavía no lo sepan, porque la fuerza con que lo desean les convierte superhéroes. Aunque sea durante un minuto, el tiempo que dura la emoción de creer que es posible.

Hay esperanza, pero no vale con sentarse y esperar a verla o encontrarla, hay que fabricarla. ¿Eres de los que se dan por vencidos o de los que la crean? ¿De los que se quedan sentados a esperar a que otros se la traigan o de los que se ponen en primera fila?

Hay esperanza, pero a veces tiene cara de problema sin solución o de niño dormido. A veces, hay que rascar la superficie de una pintura mediocre para descubrir que debajo hay una obra de arte… Hay esperanza, pero para conseguirla a menudo hay que tragar mucho camino, ensuciarse los zapatos, superar barreras mentales e implicarse hasta las cejas incluso cuando no ves la solución…

Hay esperanza, pero depende de ti… Siempre.

saltoAunque no hay que esperar a año nuevo para hacernos nuevos propósitos y mejorar nuestra vida, que por cierto, dichos propósitos suelen fallar, si no hemos hecho los deberes a lo largo del año, aún no es tarde.

No obstante, siempre debemos estar en constante crecimiento y convertir en un hábito el hacer un repaso de nuestra evolución, de nuestra vida, de nuestra felicidad, de nuestro crecimiento.

Estas son algunas cosas que puedes hacer por ti, y únicamente por ti:

1. Deja ir todo aquello que no te haga feliz ni te ayude a crecer.

No importa lo que sea. Si no está sumando en tu vida, está restando, tanto si hablamos de relaciones personales, amistades, trabajo, etc… cambia todo eso que sabes que debes cambiar y que probablemente aún no has sacado valor para provocar cambios.

Recuerda: la vida está para disfrutarla, no para sufrirla.

2. Deja atrás el pasado.

Suelta el peso de esa mochila del pasado.

Aléjate de los traumas del pasado, de las personas que forman parte de un pasado doloroso. Camina mirando hacia adelante, y no hacia atrás. No importa quién fuiste o lo que fuiste. Hoy puedes ser algo totalmente distinto.

Una persona de 95 años es normal que viva, recuerde y se alimente de las historias del pasado, pero tú lo que debes hacer es continuar escribiendo tu historia, no recordándola. Intenta adquirir la mentalidad de que los mejores días no están detrás de ti, sino que están por llegar, y para ello, tienes que ir ligero de peso.

3. Deja de lado tu miedo a asumir riesgos.

Es difícil provocar cambios sin salir de tu zona de confort. Vas a tener que asumir riesgos para cambiar tu situación, sea cual sea. Sólo aquellos que se arriesgan, llegan a saber lo lejos que pueden llegar.

4. No evites tus actuales problemas.

No puedes cambiar lo que te niegas a afrontar. No hay que enfocarse en los problemas, salvo para solucionar aquéllos que podemos solucionar. Los que no tengan solución, los dejamos ir.

5. Deja de lado las excusas.

A lo largo de los años, uno escucha excusas de todo tipo en todos los ámbitos de la vida de las personas, tanto a nivel personal como a nivel profesional. Y tanta excusa, en ocasiones cansa. Reconócelo: sabes que pones excusas para no hacer todo aquello que sabes que deberías hacer. Punto y final.

¿Quieres hacer algo? Hazlo. ¿No sabes cómo hacerlo? Aprende. ¿No tienes tiempo? No pierdas tanto tiempo. ¿No ves el momento ideal de ponerte a hacerlo? Eso es porque no estás buscando el momento.

Las ganas aparecen cuando tomamos una decisión consciente de hacer algo, el camino se abre cuando comenzamos a caminar, y los medios que no tenemos, cuando vamos alcanzando hitos, nos damos cuenta de que con creatividad, muchos de esos medios no los necesitábamos. Deja las excusas.

6. Deja de lado la idea de que es demasiado tarde para empezar de nuevo.

Nunca es tarde para hacer aquello que no haces porque piensas que es demasiado tarde. Es siempre mejor estar en la parte baja de la escalera que quieres subir, a estar en la parte alta de la escalera en la que no quieres estar.

En la parte baja encuentras un objetivo, una meta, un propósito en la vida. En la parte alta de donde no quieres estar, encuentras…. probablemente una caída tarde o temprano.

7. Deja las quejas.

Quejarse es un hábito que parece inofensivo, pero no lo es. T. Harv Eker consideraba que ese inofensivo hábito era uno de los que te conducirían a una vida pobre en todos los sentidos. Y es que desde un punto de vista práctico, quejarse no te lleva a ningún sitio. Únicamente sirve para recordar lo malo (aquello por lo que nos quejamos), pero no aporta soluciones. Es tirar energía a la basura.

8. Deja de lado la idea de que tienes mucho que perder si intentas algo.

La diferencia entre la persona que triunfa y la persona que fracasa, es que los que fracasan, ante una oportunidad, analizan todo aquello que pueden perder si sale mal.

Los triunfadores piensan en todo lo que pueden ganar. Cada uno se enfoca en una cosa, y aquello en lo que te enfocas, por regla general, es lo que acabas obteniendo. Además, algún día, como reza el dicho, acabarás más arrepentido de todo aquello que no hiciste que de lo que hiciste. Los famosos “¿y si…?” duelen mucho cuando echamos la vista hacia atrás.

9. Deja de preocuparte por el qué dirán.

Mírate al espejo. Eso eres; lo que tú ves, no lo que ven los demás.

Mira tu futuro; eso serás. Lo que estés dispuesto a lograr, y no lo que los demás esperan que logres. Eres el protagonista de tu vida, así que escribe tu propia historia y no dejes que otro la escriba.

10. Deja de pensar que tenemos un destino preestablecido.

Respeto a las personas que creen en el destino, pero me niego a creer que una persona nace predestinada a ser un porrero, un borracho, una persona objeto, una persona pobre o una persona amargada.

A todo ello has llegado con tus acciones, y en cuanto cambies las acciones y los actos que te han llevado hasta ahí, cambiarás el resultado, y por lo tanto, habrás cambiado tu destino. Tú eres el responsable de tu destino.

11. Deja de desear, y comienza a trabajar.

El deseo sin acción es una ilusión. En esta vida no obtienes lo que deseas, sino lo que trabajas. Por eso la ley de la atracción no funciona. Pero sí funciona la ley de la acción. Y es que por mucho que desees algo, pienses en cuánto lo deseas, y lo desees lo suficiente, siento decirte que el universo no te lo va a poner en las manos.

Vas a tener que elaborar un plan y trabajar duro para lograrlo. Nunca subestimes a una persona que trabaja muy duro, pues le puede faltar el talento que tú tienes, pero con trabajando duro, te aplastará.

12. Deja de pensar que tu caso es único.

La mayoría de la gente que me ha intentado hacer creer que lo están pasando mal y que no sé por lo que están pasando porque no puedo entenderles al tener un caso muy particular, me cuentan la misma historia que le he escuchado a un montón de personas, y que la gran mayoría superaron de forma estoica.

Tus problemas no son únicos, y tu caso particular es exactamente el mismo que han superado miles de personas en el planeta. Siento a veces romper esos minutos de protagonismo, pero no son excusa. Sea lo que sea, tu caso no es único, o de lo contrario, te habrían entrevistado en televisión.

Puede que tu divorcio sea más doloroso que el hambre en el tercer mundo, y que tu despido sea más doloroso que el ataque a las Torres Gemelas, pero tú y yo sabemos (porque en el fondo lo sabes) que estás teniendo un problema de gestión emocional o un problema de enfoque: centrarte en el pasado, en un problema que ya no puedes solucionar, o quejarte en lugar de dedicar esa energía a buscar una solución. En cualquier caso, no hay casos únicos. Haz lo mismo que hicieron aquéllas personas que lo superaron.

Y por estas pequeñas cosas podemos comenzar. Sin duda, convirtiendo estos cambios en un hábito no sólo de fin de año, nuestras vidas tenderán a no torcerse y/o mejorar.

Reibox BlogParece que tenemos dos opciones en la vida: Tener éxito o fracasar.

Consigue aquello por lo que trabajaste y eres exitoso. No lo consigas, y eres un fracaso. Pensamos en estos dos resultados como si fueran binarios.

Pero tal vez sea hora de repensar el fracaso. Es decir, cómo podemos utilizar el fracaso para proporcionarnos ventajas que no podríamos ganar de otro modo.

Aquí tienes cuatro de las maneras más importantes.

1. Usa las emociones del fracaso para hacerte más fuerte

El fracaso parece implicar que no ganaste nada. Horas de trabajo y energía puestos en un esfuerzo, pero el resultado es cero. Al menos, eso es lo que parece desde fuera.

Mirar dentro de nosotros mismos, sin embargo, podría darnos una nueva perspectiva sobre el fracaso. A través de nuestras vidas, aprendemos sobre los ingredientes para tener éxito: diligencia, estrategia y confianza en uno mismo, entre otras cosas. ¿Y las cualidades obtenidas al lidiar con el fracaso?

El autor David Brooks escribe en su libro The Road to Character:

“Vivimos en una cultura que nos enseña a promover y vendernos y dominar las habilidades requeridas para el éxito, pero queda poco estímulo para la humildad, la simpatía, y la honesta auto-confrontación, las cuales son necesarias para construir el carácter.”

Brooks señala cómo los líderes notables necesitaron hacerle frente a los problemas internos para poder “subir a las cimas del carácter.” Sólo las duras lecciones del fracaso les ayudaron a entender sus limitaciones y a hacerse más fuertes por ella. Por ejemplo, la activista laboral Frances Perkins aprendió la importancia de la auto-contención para poder promover una causa más grande.

Si tomamos el tiempo para reflexionar sobre cómo nos sentimos durante los tiempos difíciles, podríamos encontrar que nos comprenderemos mejor a nosotros mismos y a las personas que nos rodean.

2. Reencuadra el fracaso para motivarte a ti mismo

En psicología, hay un término llamado re-examinación cognitiva, que es una forma de cambiar nuestras emociones durante una situación estresante. Cuando regulamos las emociones negativas, estamos más capacitados para enfrentar los eventos difíciles y reducir los sentimientos de depresión.

Por ejemplo, después de ser rechazado de una entrevista o propuesta de cliente, la primera respuesta probablemente sería la tristeza o la confusión. Tu vida podría sentirse como si estuviera parada. Pero si empiezas a pensar en la situación como una prueba o experimento, te harías más positivo y pensarías para adelante.

Como Winston Churchill dijo: “El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatal: es el coraje de continuar lo que cuenta.” En lugar de ver el fracaso como el final del camino, trata de verlo como una parte inevitable del viaje hacia la mejora de ti mismo. Tal vez lo que querías no era lo que mejor encajaba para ti, por lo que el fracaso es una forma de abrirte a mejores oportunidades.

3. Considera el fracaso como una lección

Muchas personas tienen una tendencia a evitar el fracaso. Lo barren bajo la alfombra o lo evitan por completo. Pero si no les prestas atención, los pequeños fracasos pueden convertirse en grandes fracasos.

Por ejemplo, descartar las ideas de otra persona una vez puede conducir a un resultado mediocre. Ignorar constantemente los feedbacks de los demás una y otra vez puede crear una cultura de desconfianza y falta de comunicación, lo que conduce a un ambiente tóxico. Entonces, ¿cómo podemos detener los comportamientos no saludables en curso?

Los investigadores Mark Cannon y Amy Edmondson encontraron que en una organización, los fracasos cotidianos pueden servir como “señales de alerta temprana.” Si se detectan y se abordan tempranamente, se pueden evitar fallas catastróficas.

En un ejemplo, el CEO de una compañía sacó un “error” de $450 del contenedor de basura, lo montó en una placa, y organizó una ceremonia de presentación. El ganador, inicialmente avergonzado, finalmente se sintió orgulloso de cómo su error ayudó a evitar errores futuros similares.

Desde una perspectiva personal, esto significa abrirse al fracaso. En lugar de cambiar la culpa y fingir que nada sucedió, reconocer que se produjo un error y verlo como una oportunidad de aprendizaje. Pregúntate: “¿Qué puedo sacar de esta experiencia? ¿Cómo puedo mejorar para la próxima vez?” Si ves los fracasos positivamente, puedes comenzar a moverte en la dirección correcta.

4. Aplica las habilidades de tu anterior fracaso

Llegar temprano, ponerte en el trabajo, y ser el último en salir no garantiza los resultados que deseas. Tan duro como suena, a veces querer algo mucho no significa que lo conseguirás.

Alguien que conocía (llamémoslo John) quería jugar hockey profesionalmente. Desde temprana edad, se despertaba cada mañana en la fría y oscuridad del invierno para la práctica de hockey. Cuando llegó a la universidad, se unió a la mayor liga de hockey junior.

El hockey consumió su vida. Todos sus amigos eran del equipo de hockey. Sus días las pasaba en gran parte en las prácticas, o en la carretera compitiendo contra otros equipos. Pero cuando llegó a su último año, renunció. John se dio cuenta de que no era lo suficientemente bueno para ser profesional. Por mucho que le doliera, decidió dirigirse a la escuela de negocios.

El fracaso pica. Cuando pones años de tu vida en algo solo para chocar contra una pared, sientes como que perdiste el tiempo. Pero si lo canaliza sabiamente, esas habilidades que aprendiste en el fracaso puedes aplicarlas a algo más.

En el caso de John, no pudo poner lo que aprendió para convertirse en un jugador de hockey. Pero pudo aplicar esos mismos principios de disciplina, trabajo en equipo y administración del tiempo para crecer personal y profesionalmente en la escuela de negocios. John finalmente encontró un puesto de trabajo como consultor en una empresa global, donde utilizó las habilidades obtenidas de su vida anterior como jugador de hockey.

En el proceso de trabajar hacia una meta, nos entrenamos para pensar y actuar de cierta manera. Independientemente de si alcanzas el éxito o el fracaso, te quedas con esas habilidades; y es ese proceso de aprendizaje lo que le da forma a la persona en la que te conviertes.

libertad financieraEn 1976 Richard Dawkins publicó el que sería su primer gran best seller, un libro titulado El Gen Egoísta. La base teórica de su obra era que la evolución en nuestra especie se basaba en los genes y no en los humanos, quienes, desde su perspectiva, no eran más que “máquinas de supervivencia” para los primeros.

El texto, que catapultó a la fama internacional a su autor, contraía también un neologismo que con el tiempo habría de hacer carrera: El Meme.

Para Dawkins, según su libro, un meme es, en términos científicos, una unidad teórica de formación cultural heredable de un individuo a otro. Complementando su trabajo, en 1999 la doctora de la Universidad de Oxford, Susan Blackmore, dictaminó en “La Máquina De Los Memes”, que éstos (los memes) son hábitos, habilidades, canciones, historias o cualquier otro tipo de información que se copian y traspasan de una persona a otra.

Ana Cortés, la couch mexicana que el año pasado nos dio “Cinco Consejos Para Alcanzar La Libertad Financiera”, complementa el mismo concepto, ahora establecido como un elemento importante para la enseñanza que imparte a sus alumnos, a quienes les da herramientas para obtener un más brillante futuro económico.

En sus palabras, “de lo que estamos hablando es de una herencia transgeneracional. Es decir: así como recibimos una herencia física, recibimos también una emocional”. Y una cultural, nos arriesgamos a complementar en este espacio. Acorde a su conocimiento, “nuestra memoria celular alcanza a llegar hasta siete generaciones anteriores, llenando nuestra existencia de emociones que la mayoría de veces desconocemos”.

No parece equivocado decir que, acorde a los autores, nuestro futuro está determinado por nuestro pasado.

En muchos países de América Latina es bien conocida la sentencia aquella que dice que “los hijos repiten los errores de los padres”. “Estamos programados –nos dice Ana-, para replicar los comportamientos que nuestros antepasados tuvieron, buscando ponernos a cada uno frente a las mismas situaciones a las que ellos se enfrentaron”.

Traslapar las palabras de nuestra entrevistada a la realidad no es difícil: Steve Jobs fue un hijo abandonado para luego convertirse en un padre que abandonó a su hija; Peaches Geldof murió de una sobredosis de heroína, tal y como le había sucedido a su madre, la también escritora Paula Yates; y, de mencionar en este espacio, las innumerables tragedias sufridas por la familia Kennedy en Estados Unidos, llegando conocerse el conjunto de éstas como la “Maldición Kennedy”.

“Todo eso, en nuestra vida laboral o empresarial, es de la mayor importancia”. El BBVA parece compartir el pensamiento de Cortés, lo que postulamos después de leer el folleto hecho por el banco titulado “Guía Para Que Los Hijos No Cometan Los Mismos Errores Financieros Que Sus Padres”.

“En muchos casos -continúa Ana-, lo que hacemos es duplicar los desaciertos del pasado, incluso buscando en personas cercanas a nosotros unos dobles de aquellos que han afectado nuestra ascendencia, con tal de ponernos en la misma situación y poder superar un dolor con el que cargamos”.

Los ejemplos, generalmente, son más dicientes que los conceptos. “Una de mis alumnas -recuerda la empresaria- era una arquitecta infeliz en su trabajo y obsesionada con los hogares de interés social. Nuestro trabajo nos llevó a escarbar en su pasado y encontrar que su abuela había quedado desahuciada, permitiéndonos concluir que lo que ella buscaba era superar ese dolor”.

Con una metáfora Ana explica mejor su nuevo enfoque. “Es como si todos nosotros fuéramos un computador lleno de virus, los que nos han llegado por nuestros padres. La idea es formatearnos para liberar ese espacio y llenarlo con nuevos programas, más positivos para nuestra vida. Por culpa de esos virus, muchas veces tomamos decisiones con dobles intenciones y radica allí, generalmente, las causas de nuestros males”.

Ana, en esta parte, habla desde su experiencia personal:

“Mi abuela solía decirnos que uno vale mientras tenga dinero. Al nosotros ser una familia de recursos limitados, eso nos afectó completamente y lo que yo hacía en mi vida era buscar dinero de manera desenfrenada, de forma que pudiera darme valor. Pero, una vez lo obtuve, exactamente igual a lo sucedido con mis antepasados, lo perdí todo por malas decisiones ligadas a establecer malas asociaciones, con personas que fueran a traicionarme, buscando dobles de personajes de mi pasado. Lo que buscaba era enfrentarme a esa situación con tal poder actuar diferente frente a ella”.

Ese acto de búsqueda de algo material con tal de obtener algún tipo de reconocimiento, tiene sustento en lo dicho por Alain de Botton en su famosa charla en TED. Explicó él, en ella, que muchas veces no obtenemos las cosas por sus cualidades, sino por las emociones ofrecidas al conseguirlas. En una parte de su conversatorio recomendó esto: “la próxima vez que vean una persona en un Ferrari no piensen hay va una persona ambiciosa, piensen más bien hay va una persona necesitada de afecto y emoción”.

Pero, como decimos los hispanos, algunas personas nacen con estrella y otros nacen estrellados. “La programación en nuestro ADN puede ser también -cuenta Ana Cortés- un activo, un elemento que nos catapulte hacia el éxito en la vida”. Pero la realidad nos enfrenta la mayoría de las veces a una situación contraria.

“A nivel subconsciente tomamos decisiones opuestas a lo que queremos hacer en la vida. Por decirte algo, deseamos ser emprendedores y nos capacitamos para serlo; pero hacemos todo lo posible para usar todo nuestro tiempo en el empleo que ya tenemos. Y actuamos de esa manera por un miedo inconsciente a nuestro interior, una programación con la que venimos que nos impide dar el paso.

Seguramente alguien en nuestra familia ya había tomado ese rumbo y fracasó y, por lo tanto, nosotros actuamos a nuestro interior de manera contraria a lo que exteriormente quisiéramos ser. Es, en ese caso, nuestra herencia la nos lo está impidiendo”.

Ana, después de haber superado una crisis que la ha traído por estas áreas, nos concluye con un mensaje. “Lo importante es entender que no somos malos, o perdedores o un fracaso; sino que estamos programados para actuar de maneras que no son las mejores para nuestra vida y, por lo tanto, el objetivo es reprogramarnos.

Nos asociamos con personas que sabemos no son las ideales, generamos relaciones personales que sabemos van a ser dañinas, alejamos a buenas personas de nuestro entorno; pero lo hacemos porque así lo dictamina nuestra herencia transgeneracional. Hoy tenemos herramientas que nos ayudan a superar esas cargas y alcanzar nuestros objetivos a través de una reprogramación. Una vez hayamos sacado eso de nosotros, se nos abre un mundo de oportunidades.

Hoy nuestra misión está enfocada en dar las herramientas para alcanzar el éxito y la libertad financiera; pero para llegar a él de una forma libre que nos permita gozarlo y mantenernos estables”. Una lección que llega a los más de 250.000 seguidores que tiene ella en su Facebook.

En términos generales, de lo que habla la autora es de la mimética, una ciencia en estado de desarrollo que ha recibido fuertes críticas; pero que como dijo ella en una entrevista con Televisa “las mismas críticas se le hacían a la inteligencia emocional y a Daniel Goleman cuando se comenzó a hablar de ella”. Ya sabemos en qué terminó esa historia; estaremos atentos a ver en qué termina esta.

ser tú mismoEl emprendedurismo es un campo muy amplio. A pesar de que mucha gente clama el título de emprendedor, la realidad es que es una descripción de trabajo única que requiere tus propios parámetros para el éxito.

Si es tu vida, ¿Por qué serías alguien diferente a ti mismo?

La respuesta es: debido a las presiones externas. La familia, sociedad, éxito y dinero, todos estos factores pueden quitarte tu individualidad y comenzar a empujarte cada vez más lejos de tu personalidad.

Si sientes presión de alterar tu individualidad, aquí hay tres razones para seguir siendo quien eres.

“No debes permitir que te asuste lo que los otros esperan de ti.” Sue Patton Thoele

1. Te hace valiente.

Se requiere de coraje tomar las riendas y hacer tus cosas.

El coraje no significa que no tienes miedo o dudas, sino que a pesar de tenerlos sigues adelante. Como Erica Jong elocuentemente dijo: “He seguido adelante a pesar de las corazonadas que me dicen: date la vuelta”.

Tú decides qué tan lejos vas a dejar que las expectativas y deseos de tu vida moldeen lo que haces y dónde detienes esas presiones o al menos dejas de ponerles atención y te enfocas en tus propios deseos.

“Ser tú mismo en un mundo que está tratando constantemente de hacerte otra persona es el mayor logro.” Ralph Waldo Emerson

2. Aumenta tu confianza.

Mientras vivas de forma auténtica y dejes que tu enfoque y personalidad únicos salgan cada vez más, observarás que algo interesante sucede: tu confianza crecerá. Enfrentar retos y tener el coraje de superarlos construye tu autosuficiencia y resistencia e inevitablemente puede darte más confianza.

Entre más te permitas ser auténtico, mas creerás en ti mismo. Es un efecto de bola de nieve que te lleva a una versión más grande de lo que eras.

“Algunas personas piensan sólo en cosas intelectuales: saber resolver problemas, aguantar, identificar una ventaja y aprovecharla. Pero las funciones del intelecto son insuficientes sin coraje, amor, amistad, compasión y empatía.” Dean Koontz

3. Construye tu compasión.

Si quieres ser tú mismo, debes dejar que los otros sean auténticos también. Es fácil querer la libertad e individualidad para ti mismo y además criticar y juzgar a personas que no tienen nada que ver con tu estilo y forma de vivir.

¿Qué tanto estás presionando a los otros para hacer que encajen con tus necesidades y deseos? Querer algo para ti significa quererlo para todos. Ser tú mismo puede ayudarte a tener compasión por los otros para que puedas aprender a celebrar y apreciar su singularidad.

emprendedorasComo emprendedoras y líderes de negocios, somos vistas como intrépidas. Hemos alejado los antiguos estereotipos y superado obstáculos que descarrilarían a muchos sin esforzarse.

Aun así, bajo esa intrepidez, nos enfrentamos a una serie de retos y decisiones difíciles como cualquier otro emprendedor.

Como CEO y emprendedora, confío en estas cinco lecciones clave para que me ayuden a superar los retos y me quiten el miedo.

1. Sumérgete

Realmente admiro el mantra de Sheryl Sandberg “Inclínate” (Lean In), pues creo que la premisa detrás de éste es válida en muchas situaciones, especialmente cuando eres una mujer en un mundo dominado por hombres de negocios.

Sin embargo, muchos emprendedores estarían mejor si siguieran este mantra. Cuando iniciamos algo nuevo, tendemos a ser más cuidadosos y analíticos, lo cual nos lleva a pensar en cada detalle para llegar a la perfección. Como emprendedora, debes aceptar que el momento nunca será perfecto, siempre habrá algo más que investigar y probar. A veces sólo necesitas respirar profundamente y sumergirte.

2. Sal de tu zona de confort

El miedo al fracaso puede tener un efecto debilitante en un emprendedor o líder de negocios. En mi experiencia, la mejor forma de combatir ese miedo es forzándote a salir de tu zona de confort.

Después de iniciar mi carrera profesional, Brad Keywell (ahora cofundador de la firma Lightbank y Groupon) me convenció de dar el salto al escenario tecnológico. Estaba a más de mil kilómetros de la comodidad, pero también mi elección tenía poder y eso me ayudó a tener éxito. Ya sea que quieras cambiar de carrera o forzarte a hacer varias llamadas, sal de tu zona de confort para aumentar tu confianza.

3. Aprende a escuchar

Puede sonar como cliché, pero escuchar a tus empleados, clientes, mentores e inversionistas es crucial para el éxito de cualquier startup. También necesitas ser paciente y practicar mucho.

Las personas de ventas más exitosas son las que hacen que su cliente potencial hable. Para algunos esto puede ser difícil ya que nos emocionamos mucho sobre nuestra empresa y producto. Aprende a realmente escuchar la retroalimentación, eso puede ayudarte a obtener lealtad y éxito.

4. Pide lo que quieras

Al crecer con cinco hermanos aprendí a dar mi opinión desde muy pequeña. Mi mama siempre decía “Una boca cerrada no es alimentada” y esa lección se quedó grabada en mi mente.

A principios de mi carrera, siempre trataba de ser la primera en preguntar “¿Qué otra cosa puedo hacer?” y “¿Cómo puedo contribuir con el equipo?”. Aprendí esta lección cuando me convertí en gerente mientras que los demás pedían ese puesto, ya sea por más responsabilidades o dinero.

5. Encuentra un mentor (o dos)

Para comenzar un negocio debes tomar varias decisiones estresantes y superar diversos obstáculos. Un mentor te puede dar otra perspectiva, consejos y ayudarte con algún problema de ego.

La belleza de esta relación es que no tienes que ser exclusivo. Yo tengo diferentes mentores (una mezcla de hombres y mujeres), cada uno con diferentes antecedentes y experiencia en quienes me apoyo dependiendo de la situación.

Aunque haya muchos libros sobre el tema, no hay un manual de instrucciones para las emprendedoras. Estas lecciones nacen de mi experiencia y me han sostenido durante mi carrera, pero cada viaje es diferente. Identifica tus miedos, encuentra lo que funcione para ti y sumérgete.

crecerExisten 3 maneras de crecer tu negocio:

1) Conseguir nuevos clientes,
2) Que tus clientes actuales te compren algo adicional y
3) Que tus clientes actuales te compren más seguido.

He aquí las estrategias:

1. Enfócate en la actividad diaria que te trae nuevos clientes.

Todo emprendedor necesita hacer una actividad para atraer nuevos clientes: los vendedores necesitan hacer llamadas a prospectos, los profesionales del multinivel necesitan presentar su plan de negocios, las grandes corporaciones necesitan hacer comerciales para atraer nuevos clientes a su producto o servicio.

De forma diaria (o mínimo semanal), necesitas comprometerte en una actividad que mantenga el flujo constante de nuevos clientes en tu negocio: ¿Haces pasteles en casa y los vendes? Sal y habla con nuevas tiendas para que ofrezcan tu producto. ¿Tienes un negocio de jardinería? Toca la puerta de los vecinos de tus clientes actuales y ofréceles tu servicio.

Define cuál es la actividad que necesitas hacer para atraer nuevos clientes y comprométete con ella de manera constante.

2. Crea un nuevo producto o servicio para que tus clientes actuales te compren más.

Una de las claves para crecer tu negocio es ofrecer a tus clientes actuales un producto o servicio adicional, que esté conectado con el que normalmente te compran, de esa manera les ofreces una experiencia más completa, y a la vez, vende más.

Por ejemplo, si vendes productos de maquillaje, ¿qué tal si ofreces una clase de maquillaje para tus clientes? De esa manera te compran los productos que normalmente compran de ti, pero ahora adicionalmente están pagando por una clase.

¿Eres dueño de un lugar que ofrece cambios de aceite para vehículos? Ofrece adicionalmente un servicio de car-wash para el interior y el exterior del vehículo para que el cliente salga con su carro renovado, por dentro y por fuera… y al final, vendiste más.

3. Crea un plan para que te compren más seguido.

Imagina que tienes un restaurante donde tu cliente promedio te visita una vez al mes. Puedes crear un programa de lealtad donde en la segunda visita del mes, la comida te salga con un 25% de descuento.

Lo importante en este punto es analizar cuál es la frecuencia promedio de compra de tus clientes, para luego crear un programa para mejorarla.

4. Conecta tu producto o servicio con un propósito superior y más emocional.

Las personas conectan más con un propósito que con una marca o producto. Por ello, debes conectar tu producto o servicio con un propósito superior.

Tú no eres un dentista, tú eres una persona que está trayendo salud, progreso y belleza.

Tú no eres un jardinero, tú eres el responsable de crear el jardín de los sueños para tus clientes.

Tú no vendes vitaminas y suplementos alimenticios, tú vendes salud, bienestar y progreso.

5. Desarrolla paciencia como estrategia.

Estamos acostumbrados a ver los éxitos de la noche a la mañana.

La realidad es que el mundo de los negocios no es así para el 99.9% de las personas. Los ganadores en el mundo de los negocios son las personas pacientes. Los perdedores son los impacientes.

6. Trae personas a tu equipo con habilidades que tú no tienes.

Primero necesitamos entender que nosotros no tenemos todas las habilidades necesarias para crecer un negocio con éxito. Una empresa necesita finanzas, ventas, mercadeo, tecnología, etc.

A medida que tu negocio crece, necesitas contratar personas que tienen habilidades que tú no tienes para lograr dos cosas:

1. Que las nuevas habilidades lleven la empresa al siguiente nivel, y
2. Que tú te puedas enfocar en lo que realmente eres bueno.

7. Disfruta el camino al máximo.

Nosotros comenzamos un negocio por una visión, por un sueño. Con el tiempo, los problemas, los fracasos y las barreras pueden transformar tu sueño inicial en una pesadilla.

Recuerda tu sueño inicial, la razón de por qué lo comenzaste. Respira hondo cada día y decide disfrutar el camino. La felicidad y el sentirse vivo es algo que se descubre en el camino, no en el destino.

Disfruta al máximo construir tu negocio.

caminoEscojas el camino que escojas es el correcto, el que necesitas.

Te lleve a tu destino o no. Eso casi no importa. Si no te conduce a donde deseas, seguro que es porque hay en él algo que debes aprender antes o tal vez, quién sabe, el camino erróneo te lleva al lugar adecuado.

A veces, las cosas que pasan y lo ponen todo patas arriba son las que hacen que todo siga su curso, que todo sea como esperabas…

En ese camino, lleve a donde lleve, hay tal vez una enseñanza que conocer, una persona a quien encontrar, una lección que interiorizar. Pase lo que pase, sabes que no te equivocas o mejor aún, que si te equivocas es porque lo necesitabas y que sabrás sacarle rendimiento a tu error. Los caminos equivocados están llenos de grandes descubrimientos…

A la hora de decidir sólo te queda saber que lo que haces es a conciencia, que usas la cabeza pero que te dejas llevar por la intuición, que vas por donde notas que debes ir, aunque no sepas qué te espera al final. Porque, en el fondo, la luz la llevas tú. Si te hace falta, sabrás cómo y cuándo sacarla de dentro. Sólo importa decidir con las ganas, siendo consciente de las consecuencias y respetándote a ti mismo y a los demás…

Seguramente, porque a la primera persona que no puedes permitirte engañar es a ti mismo. Como si al meterte en el agua supieras que te lleve donde te lleve es porque allí hay algo para ti… Un tesoro, un salvavidas, alguien con quien compartir la travesía, un pequeño bote desde el que empezar un viaje.

Lo principal es aprender a conocerse y no mentirse, y saber que lo que decides es porque lo deseas, porque te ha vibrar. La pasión con la que hacemos lo que nos conmueve y motiva no es sólo fruto del deseo o la emoción, viene de miles de pensamientos almacenados y experiencias que nos recuerdan que aquello nos ayuda a sacar ese yo verdadero y auténtico que, a veces, tenemos olvidado.

Nuestro verdadero yo se pasa la vida (nuestra vida) intentando salir del rincón en el cual le hemos dejado tirado. Nunca se resigna, nunca se apaga. No tiene tanto miedo como nosotros y si lo tiene, se lo traga, lo encaja, lo escucha y lo tira por la ventana. Es ese yo (tú) que se atreve a levantar la mano para hacer preguntas y que te ha permitido confiar en ti mismo en ocasiones especiales. Es él el que gana algunas de tus carreras y dibuja algunos de tus sueños.

Cuando eras niño, una vez, te salvó la vida porque en el último momento te susurró al oído “tú puedes, venga”. Es ese yo que cuando todo pinta mal y el peso del mundo te cae encima, toma posesión de tu conciencia y se levanta para seguir… Es el que sabe perfectamente que escojas el camino que escojas, vas a ganar porque al final del trayecto hay algo bueno para ti. Y que ese algo es, sobre todo, un nuevo tú más sabio y mejor.

Es el que te pide que decidas y que no te dejes influir por aquellos que tienen miedo o no saben entender tus pequeñas locuras…

Casi mejor estar en un camino elegido por mí, aunque me lleve a un fracaso, que seguir el camino de otro que me conduzca a una meta que no anhelo. Porque el fracaso será mío, pero la meta no. Y seguro que me aporta más ese fracaso que el aprendizaje que la meta soñada en otra cabeza.

Y si nos aporta algo bueno, ¿lo podemos considerar un fracaso? Si de ahora en adelante, cuando lo recuerdes y repases, eres capaz de darte cuenta de la lección que llevaba y todo lo bueno que trajo consigo ese fracaso… ¿Qué más da?

Si buscando un tesoro encontraste un amigo ¿no te parece que saliste ganado? ¿No encontraste de hecho algo aún de más valor?

A menudo, aquellos que quieren arañarnos, sin saberlo, acaban siendo nuestra puerta de salida a nuevos mundos, nuevos retos, nuevas metas. Nos dan la opción, nos dibujan la puerta y nosotros podemos salir por ella a nuestro futuro.

Para hacerlo, es necesario ver cada situación como lo que realmente es, una oportunidad. Porque si nos precipitamos y dejamos llevar por el dolor y sólo vemos su gesto, estaremos obviando la maravillosa consecuencia de sus actos.

El tiempo que pasamos recordando nuestra tragedia nos mantiene atados a ella. El tiempo que usamos detestando y odiando a quién nos ha hecho daño nos sujeta a esa persona. Es mejor pasar pantalla y analizar lo ocurrido con calma, serenidad y mirando de frente. Como si finalmente, nuestro captor nos liberara después de días y días privados de movimiento, y en lugar de salir corriendo a explorar nuestra libertad, prefiriéramos quedarnos a reprocharle su actitud.

No solamente nos causamos más daño recordando la situación y repasándola, sino que cuando nos fijamos en él para odiarle, dejamos de mirar el camino que se abre ante nosotros. Mejor emprenderlo y poco a poco, empezar a trabajar en lo que suscitan en nosotros las emociones sentidas durante el cautiverio… Y hacerlo sin negarse a afrontar el dolor pero sin permitir que te invada y limite.

Nuestros captores son, a veces, la mecha que hace que todo salte por los aires. Otras veces, la chispa para darnos energía…

Al final, el que te despide, te da la libertad.

El que te deja, te permite encontrar otros compañeros de viaje.

El que insulta pone a prueba tu paciencia y autoestima.

El que te araña, deja en ti una valiosa cicatriz con la que podrás ganar mil batallas.

Podemos tardar un siglo o un día, pero al final, la única forma de verlo para salir victoriosos de la experiencia, es darles un papel de impulsores, de acompañantes necesarios e involuntarios, de actores secundarios en nuestras vidas que, sin pedirlo, han venido a darte el empujón. Porque sin saberlo, han conseguido poner en marcha el ese yo que actúa, que toma las riendas, el que nunca se resigna y siempre está tirando piedras a tu tejado para que le hagas caso cuando te olvidas de quién eres y qué buscas en la vida…

No importa el destino. No importa el camino. Sólo importa la forma en que te mueves por él y la ilusión con que lo haces

No existe un camino correcto… Hay caminos que notas que merecen la pena y otros que no.

Tal vez, no hay caminos. Hay experiencias, hay momentos acumulados por vivir y mundos por explorar… Y están todos dentro de ti…

Lo que cuenta es que te sientas bien con lo que haces y no traiciones tu esencia, que ames cada instante, que vivas sin regatearte a ti mismo, sin hacerte trampas…

El camino es sólo la excusa para que salgan de dentro, te miren a los ojos y tengas que asumir vivirlos.

El camino eres tú.

elon muskElon Musk es un Empresario totalmente exitoso, pero muchos de nosotros no tenemos la más mínima idea de quién es. Hemos oído de sus productos y compañías repetidamente pero dado que es una persona que no posee Facebook y no maneja personalmente su Twitter, tiende a pasar por desapercibido a pesar de ser uno de los mayores genios empresariales de nuestra era.

Elon Musk es un Físico. Esta Profesión no está ligada a la alta producción de dinero, por lo tanto Elon Musk es un verdadero caso especial. Nacido en Sudáfrica, Musk con tan solo 10 años mostró su primer atisbo de astucia y capacidad mental. Adquirió habilidades para programar y creo un pequeño juego espacial programado por un precio de 500 dólares, algo bastante notorio para tan solo ser, como ya dijimos un niño de 10 años.

Seguido a eso podemos nombrar varias de las Inversiones de Musk. Es el creador de la empresa X.com actualmente conocida como PayPal, empresa que fue adquirida por EBay y con ello dio a Musk 150 millones de dólares en acciones de EBay.

También es Fundador de Tesla Motors siendo los primeros en producir un coche eléctrico, a su vez es el principal colaborador en un plan donde buscan generar una batería que tenga la capacidad de producir energía para una vivienda durante el periodo de una semana, cosa que podría cambiar la percepción de producción de energía generando un fuerte debate contra las compañías eléctricas.

Finalmente Musk es el principal responsable de un proyecto que busca fundar una colonia en Marte y mantenerla Comunicada con la tierra por medio de Internet gracias a un sistema de satélites perfectamente diseñados y conectados unos con otros.

Como ya vimos Musk Posee una fortuna monetaria equivalente a 12.000 millones de dólares, por lo tanto es obvio hablar de su gran éxito en los negocios, sin embargo sus secretos eran desconocidos hasta hace poco.

Elon Musk fue entrevistado y en dicha entrevista resumió su éxito en 6 pasos que se deben seguir al pie de la letra para poder alcanzar la satisfacción personal, dichos pasos dados por el en palabras textuales son:

1- ” Ser riguroso”

Elon Musk puede ser dictaminado como un experimentado hombre de negocios, pero la diferencia de otros está en su valentía a la hora de tomar riesgos en el mercado.

Es un hombre sumamente innovador y combina eso con su valentía para lograr favorecimiento en el mercado. Siempre es meticuloso hasta el más mínimo detalle para su éxito

2-“Debes innovar”

Primero hay que denotar y aclarar que no todos los mercados están conquistados.

El ser humano sobrevive por su capacidad de adaptarse a nuevas situaciones y siempre hay alguien dispuesto a facilitar de cierta manera una situación en especial. Musk invita a no limitarse y buscar crear, desarrollar e inventar cosas nuevas con el fin de introducirlas en el mercado. Siempre hay cosas nuevas que enseñar al mundo.

3- “No renunciar”

Esta claro que el camino al éxito debe ser llevado con una constante perseverancia.

A pesar de que el mundo no está preparado para toda situación y tienden a tratar cualquier cosa nueva con un “NO” un verdadero individuo exitoso esta al claro de las negativas pero jamás las toma como su respuesta final. En algún momento lograra su cometido.

4- “Todo es posible”

Muchas causas pueden hacerte desistir pero ya hablamos que hay que ser persistente. Sin embargo sin haber establecido nada sobre lo cual ser persistente todo flaquea. Se debe establecer los planes a realizar y poco a poco ir realizándolos con ahínco.

Si se mantiene la confianza en uno mismo y se cree en el proyecto establecido, todo se unirá infaliblemente para llevar el proyecto a un 100% de cumplimiento sin que siquiera se den cuenta quienes lo llevan en brazos. Con Trabajo duro todo se logra.

5- “Se determinado”

Musk cree fielmente que luego de establecido el negocio, hay que tratar que este crezca y los requisitos para él están claros:

Primero el producto a ofrecer debe poseer todos los resguardos y la máxima calidad para que al ser infalible sea totalmente atractivo y no se dude el hecho de adquirirlo.

Segundo y no menos importante se debe hablar sobre la gente la cual esta inmiscuida en la empresa. Dicha gente debe ser innovadora al igual que el propietario para buscar el desarrollo propio de la empresa, debe ser unida pues está claro que en la unión esta la fuerza y a su vez debe ser determinada para terminar los proyectos que se han establecido como una ganancia para el negocio. Con estos 3 pasos en el personal que envuelve al negocio, este fácilmente empezara a crecer y escalar de rangos

6- “Fuera negatividad”

Hay varias cosas que generan de cierta manera críticas negativas o errores no corregidos. Esta retroalimentación es perfectamente aceptable siempre y cuando este un basamento real tras esta.

Sabiendo donde esta lo que se encuentra de cierta manera mal, podemos aplicar el primer paso de los que estamos nombrando y terminar arreglando lo que está mal funcionando en nuestro servicio, producto, empresa o personal.

En caso de no poseer una crítica fácil de obtener, pídela a tus amigos; ellos no tienen el menor interés en estancarte pero su crítica que normalmente busca tu mejora servirá como un perfecto estudio de lo que se está realizando mal y como corregirlo, y con ello lograr la máxima satisfacción del cliente.

 

 

 

Subir »
FB