Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Steve JobsCon una vida tan activa, no es ninguna sorpresa que Steve Jobs sea recordado no sólo por tener una empresa exitosa, sino por su manera de hablar.

Parecía tener una opinión de todo y sus pensamientos frecuentemente hacían eco de su compromiso obsesivo a la calidad de Apple, ya sea en su acercamiento a los errores (“A veces cuando logras innovar cometes errores. Es mejor admitirlos rápidamente y continuar mejorando tus otras innovaciones.”) o con su atención al detalle (“El diseño no es cómo se ve o cómo se siente. El diseño es cómo funciona.”)

Tenía mucho que decir en diversas materias. Aquí hay algunas de sus pensamientos recolectados de varias entrevistas y discursos:

1. “La creatividad se trata de conectar cosas. Cuando le preguntas a personas creativas cómo hicieron algo, se sienten un poco culpables porque realmente no lo hicieron, sólo lo vieron. Pareció obvio para ellos después de un tiempo.”

2. “Recordar que vas a morir, es la mejor manera que conozco para no pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay ninguna razón para no seguir a tu corazón.”

3. “Sé un punto de referencia de calidad. Algunas personas no están acostumbradas a un ambiente donde la excelencia es aceptada.”

4. “No puedes conectar los puntos viendo hacia adelante, sólo puedes conectarlos viendo hacia atrás. Así que tienes que confiar que de alguna manera se conectarán en un futuro. Debes confiar en algo, tu instinto, destino, vida, karma, lo que sea.”

5. “Tu trabajo va a llenar gran parte de tu vida, la única manera de estar realmente satisfecho es hacer lo que creas es un gran trabajo y la única manera de hacerlo es amar lo que haces. Si no lo has encontrado aún, sigue buscando. Como con todo lo que tiene que ver con el corazón, sabrás cuando lo hayas encontrado.”

6. “Ser el hombre más rico del cementerio no significa nada para mí. Irme a la cama por las noches sabiendo que hice algo extraordinario es lo que más me importa.”

7. “Estoy tan orgulloso por las cosas que no hemos hecho como por las que sí hicimos. La innovación es decir que no a miles de cosas.”

8. “Pienso que si haces algo y resulta ser una buena idea, entonces debes hacer otras cosas increíbles, no lo pienses mucho tiempo. Sólo descubre qué es lo que sigue.”

9. “Ser despedido por Apple fue la mejor cosa que me pudo haber pasado. La pesadez de ser exitoso fue reemplazada por la ligereza de empezar nuevamente. Me liberó para entrar en uno de los periodos más creativos de mi vida.”

10. “La calidad es más importante que la cantidad. Un “home run” es mejor que dos dobles.”

11. “Cuando tenía 17 años, leí una frase que decía algo así: “Si vives cada día como si fuera el último, algún día sucederá.” Hizo una gran impresión en mí y desde entonces, por los pasados 33 años, me he mirado en el espejo cada mañana y me pregunto: “Si hoy fuera mi último día, ¿me gustaría estar haciendo lo que estoy a punto de hacer?”

12. “Estoy convencido de que por lo menos la mitad de lo que separa a los emprendedores exitosos de los que no lo son es mera perseverancia.”

13. “Quiero dejar mi marca en el universo.”

escogerLa elección de una carrera profesional es un gran desafío, no solo por el tiempo y el esfuerzo que implica sino también para elegir la que realmente te gusta.

Para eso es muy importante tener en cuenta tu personalidad. Ya que de acuerdo a tus características, existen ciertas profesiones que te son más afines que otras. Esto implica que vas a estar más a gusto estudiándola. Y con seguridad, cuando te recibas no te desalentarás ante la primera dificultad, ya que estás haciendo algo que amas.

Es lo que ha dicho Steve Jobs, en esta cita textual:

“Estoy convencido de que la única cosa que me sostuvo era que amaba lo que hacía. Uno tiene que descubrir lo que ama (…) Tu trabajo va a llenar una gran parte de tu vida y la única manera de estar verdaderamente satisfecho es hacer lo que uno cree que es un gran trabajo. Y la única manera de hacer un gran trabajo es amar lo que uno hace (…) Si no lo has encontrado todavía, sigue buscando. No te quedes quieto (…)”.

Para ayudarte es que vamos a guiarte en todo lo que tienes que tener en cuenta para realizar la elección correcta de acuerdo a tus características.

1. Persona artística o creativa

Si eres de los que evita estar en entornos estructurados y con mucha presión y si por el contrario disfrutas de estar en espacios donde puedas manifestar tu creatividad y originalidad, este es tu tipo.

Eres una persona expresiva que se emociona frente a las nuevas ideas y las comparte con los otros.

Sin dudas tu carrera más afín es el arte: música, baile, pintura, teatro, editor, director de marketing, diseñador gráfico, entre otros.

2. Persona convencional u organizadora

Eres de los que disfruta del trabajo técnico y analítico. Puedes trabajar en cualquier sector porque eres de los que se preocupan por hacer las cosas de manera correcta y a través de una planificación.

Si además te gusta hacer presupuestos, números, planes a largo plazo y presentar y sistematizar los procesos, la carrera de contador es la ideal para ti.

Igualmente eres afín a la investigación, carreras relacionadas con datos, desarrollo, edición técnica y toda aquello que requiera una gran atención. 

3. Persona emprendedora

Disfrutar del trabajo en equipo es tu mayor satisfacción, pero a diferencia de los que son ayudantes, te gusta la sensación de influenciar a los demás, así como de asumir riesgos y conseguir metas, este es tu perfil.

Eres audaz, sabes controlar las emociones, y te gusta que los demás te sigan. Este tipo de características es ideal para abogados, políticos y hombres de negocios. Otras carreras cómodas para este tipo de personalidad es gestión empresarial y administración.

4. Persona extrovertida

A la que le gusta sociabilizar, comunicarse, hablar, expresar ideas, emociones y disfrutas de encabezar proyectos y dirigir grupos, las profesiones afines son la comunicación social, la educación, las ciencias políticas o las relaciones internacionales. También puedes inclinarte por la de coach motivacional.

5. Persona hacedora

Es la que disfruta de la interacción dentro del ámbito laboral y de hacer cosas manuales. Las profesiones ideales son atleta, carpintero pero también bailarín, artista, cocinero, emprendedor o ingeniero.

6. Persona pensante

En el caso que te guste el desafío de las ideas abstractas, y de realizar tareas teóricas y lógicas, eres lo que se conoce como un intelectual.

Las carreras más afines para estas características son medicina, psicología, consultoría, aunque también puedes ser científico, investigador o académico.

7. Persona social o ayudante

Si eres comprensivo, y te complacen las relaciones al trabajar en equipo, así como de cooperar, asesorar y enseñar, eres esta clase de personalidad. Es ideal, entonces, que elijas estudiar para: enfermero, masajista, consejero, terapeuta, ventas, o gestión.

8. Persona tímida

Poco sociable y callada o que le es difícil expresar sus ideas y emociones, tienes el perfil para explorar lo que a otros les es difícil. Es por esto que las carreras científicas, son ideales para ti.

Puede ser la nanotecnología, la química aplicada o la física nuclear pero también la medicina o la biología. Otras carreras son bibliotecología o museología.

quién eresCapitulo del libro: No me enseñes a ser pobre

Las preguntas.

Y dígame usted… ¿quién es?

Dicen que el hombre y la mujer de éxito son aquellos que saben hacer las preguntas correctas.

Hacer preguntas es un don, por ejemplo:

MIchelangelo, se pregunto, ¿que pasaría si pinto a la Humanidad y a Dios desnudos?

Edison se pregunto, ¿que pasaría si pongo en un frasco al vacío, un filamento de metal y le doy batería?

Juan Pablo II se pregunto, Occidente quiere tirar el muro de Berlín, ¿Qué pasaría si lo comenzamos a empujar desde adentro?

Jesús de Nazaret, se preguntó ¿Qué pasaría si en vez de enseñar a odiar les enseño a amar? ¿Y si dar es más importante que recibir?

Cada poderosa pregunta obtuvo un poderoso resultado

Las preguntas básicas para la vida e identidad tienen que ser respondidas.

Y el que debe hacerlo es uno mismo.

Ahora le solicito tome una lapicera y vayamos al ejercicio.

Lea correctamente el siguiente formulario y conteste las preguntas básicas para la vida.

Cada vez que hago esto, la gente me mira con frustración, como diciendo, ¿no tenía nada más fácil que preguntar? Le doy una ayuda, las preguntas no deben contestarlas, debe diseñarlas. Si no las sabe, bien!!! Estamos a pocos pasos de realizar un diseño para los próximos años de su vida. Vamos!!!!

En no más de 3 líneas escriba con letra grande y clara:

El nombre por el cual le identifican

¿Quién soy?

¿Cuál es mi porque en la vida?

Vamos a trabajar sobre algunas actitudes de re aprendizaje.

Al ir conociéndoles vera la sencilla fortaleza que las sostienen, así como la rapidez en los resultados.

Todos sabemos que vivimos en un sistema de cosas. ¿Verdad? Bien muchas veces oímos y aun admitimos frases como estas.

¡Estás en el sistema o no estas! ¡No se puede contra el sistema!

Nuestro sistema es biológico y social, y se mueve por las preguntas que se les formula.

La ontología del lenguaje nos enseña el poder de las palabras.

Estamos a las puertas de redescubrir el poder de las mismas.

Todo el mundo se mueve por palabras. Palabras que creemos, palabras que descreemos y palabras que ignoramos.

Nuestro mundo de resultados está diseñado por las palabras que supimos creer” las palabras que no podemos decir, no existen correlativamente en los hechos”

Las que creemos son aquellas palabras que fijan nuestras emociones y nos conectan con nuestros logros o fracasos.

Usted, me dirá aaahhh eso está muy bien pero estamos hartos de palabras que me dicen los político, los empresarios, la publicidad, los bancos… etc… etc. Opresores, de la pobreza de la economía, de las enfermedades…de los sindicatos…. Eh!! espere no se vaya por las ramas.

Conéctese con esta idea, vivimos de las palabras que soltamos. El hablar no es inocente. Las palabras fijan las emociones y las decisiones.

En el habla usted podrá detectar sus zonas de confort, o de expansión, o zonas riesgos o zonas de pánico en su vida. Un dato: cuando escuche hablar en pasado es un síntoma. Cuando escuche frases como:

¿Quizás lo intente, más adelante? no, ahora no, puede ser, mañana, ya se, lo voy hacer un día de estos… Todo en indefinido, todo pasado, ponga atención esto es un dato de los resultados que está manejando la persona en cuestión, del plan que está diseñando, y en definitiva advierte que nada hará, que no pondrá nada en práctica y que se obstaculiza así mismo.

Conocer cómo se llama, decir quién es y decir para que se vive en la vida, es el primer paso para comenzar a cambiar, a autodefinirse y a soltar el diseño que Dios tiene para usted en este mundo.

No tenga miedo, hay gente que al nacer le pusieron de nombre Juan Salvador, pero le dicen CACHO toda la vida. O el nombre de la tía viuda o de la tátara, bis abuela. Esto es un asesinato al pobre inocente.

Hay gente que no ha podido elegir como le gustaría llamarse. Otros que están cómodos. Hoy es el día, si no te gusta cómo te llamas, puedes autodefinirte eligiendo otro nombre. No es tan inverosímil. ¿Hoy acaso no se elige otro sexo? Y se lo digo con conocimiento de causa, el 40% de las personas no les gusta su nombre y de poder elegir se lo cambiarían.

Recuerde que todo tiene un significado, los nombres también, Más vale que busques uno poderoso, o que encuentres que significa el que ya tienes…..toda estructura define la acción y sus resultados.

Raúl es una voz germana que significa: Tan feroz en la batalla como una manada de lobos. Y realmente me identifico así cada vez que tengo que dar batalla en algo en la vida. …

Para el resto de las preguntas, ¿Quién soy? Y ¿Cuál es por qué en mi vida? Ponga su diseño y su visión para lo que le resta de vida. No me cuente que cambiara de casa, o que le gustaría viajar. Ponga algo grande, algo importante, algo que al leerlo usted mismo se sorprenda y con el correr de los días encuentre la significación de su vida.

Piense que Luís Pasteur, habría puesto: el que busca la solución para que miles de niños no sufran de poliomielitis…y la ¡encontró!

Que Winston Churchill habría dicho: diseñado para librar al mundo de las garras del nazismo y su maldad.

Que Beethoven pusiera: fui diseñado para que la humanidad escuchara las más bella música jamás escrita por un sordo.

Y dígame usted… ¿quién es?

éxitoMe habrás leído muchas veces o escuchado en conferencias o eventos decir lo siguiente: la principal causa por la que una persona no consigue lo que quiere es que no sabe lo que quiere.

Y saber lo que se quiere no es decir lo que se quiere sino sentir lo que se quiere. Hoy intentaré explicar un poco más esta frase desde un punto de vista diferente. Cuando uno tiene claro lo que quiere (un deseo ardiente) no hay ningún tipo de limitaciones ni obstáculos que se pongan por el camino que impidan conseguir aquello que se desea.

Si uno se pone en movimiento y actúa, irán apareciendo progresivamente todas las piezas de puzzle necesarias para llegar donde uno quiere llegar. No es casual que la frase que resume el libro El Alquimista de Paulo Coelho sea la siguiente:

«Cuando deseas algo con toda tu alma, el Universo entero conspira para que se haga realidad»

De esta frase hay que destacar un parte esencial: … con toda tu alma

No basta un deseo sin más, es un deseo ardiente (o burning desire). No se trate desear, sino de desear con todo tu ser. Es una OBSESIÓN que te acompaña siempre y no simples destellos que aparecen en tu mente de vez cuando. Es ese deseo que a lo largo del día te hace pensar en él. Es ese deseo que viene a buscarte cuando estás parado en un semáforo en rojo, o duchándote o viendo una película de cine…

¿Y qué significa exactamente “con toda tu alma”?

Te lo explicaré con un ejemplo y lo entenderás rápidamente:

Un joven hindú se bañaba un día en las aguas del Ganges. Estaba allí con su maestro, al cual le había preguntado muchas veces qué había que hacer para conseguir lo que quisiera. El sabio le había explicado que no podría conseguirlo sólo con la voluntad, sino que era necesario hacer intervenir al corazón y al alma.

Como el joven no comprendía muy bien el significado de sus palabras, el maestro tuvo una idea interesante. Hundió la cabeza de su discípulo bajo el agua y la mantuvo así durante un tiempo. Cuando el adolescente comenzó a sofocarse, le liberó.

Mientras el joven se recuperaba, el maestro le preguntó:

– ¿Qué es lo que más deseabas en el mundo cuando estabas con la cabeza bajo el agua?

El pupilo contestó:

– ¡Aire, sólo aire!

El maestro dijo entonces:

– Podrás conseguir lo que deseas si lo anhelas con todas tus fuerzas y sólo deseas conseguir ese objetivo. En resumen, tienes que sentir que lo deseas con una necesidad y una emoción parecidas a las que sentiste cuando, estando bajo el agua, lo único que te importaba del mundo era respirar inmediatamente.

Eso es un deseo ardiente (burning desire), incondicional, con toda tu alma… una OBSESIÓN.

¿Y esto por qué es así?

Porque ‘este’ mundo no está al margen del ‘otro’ mundo. Están conectados. Existe una inteligencia superior (poder supremo, inteligencia divina, dios… o como lo queramos llamar) que ordena el Universo con la que estamos en continua comunicación, pero para comunicarnos debemos estar en la frecuencia adecuada. Es como si sintonizamos una frecuencia de radio en el dial equivocado, suena ruido; el problema no es la radio, sino la mala sintonización (frecuencia).

Lo mismo sucede en nuestra comunicación e interacción con el Universo. Si no estamos en un nivel de vibración (conciencia) alto, no nos estamos aprovechando de la sabiduría infinita del Universo que es nuestro aliado y compañero. Existe ‘algo’ más grande que uno mismo, un poder superior que no tiene ningún límite y del que nosotros formamos parte y es nuestro aliado si conectamos con él. No es casual, que Albert Einstein, una de las personalidades más importantes del siglo XX, dijese en su momento:

«La única pregunta importante que debe hacerse una persona es si considera al Universo su amigo o su enemigo»

La forma de mantener una conversación, comunicación e interacción con el Universo, es a través de la mente (cerebro). El cerebro es una estación emisora y receptora de frecuencias. Envía una señal al Universo (lo que quiere) y recibe otra señal del Universo (cómo conseguirlo):

1. ‘Este’ mundo conecta con el ‘otro’ mundo a través del subconsciente.

Sólo cuando algo se impregna en el subconsciente (se desea con toda el alma), se manda una señal nítida y concreta al Universo que éste recibe y capta perfectamente.

Por eso, Kazuo Inamori, fundador de la empresa de tecnología Kyocerea, afirmaba: «Para tener éxito en algo debemos desearlo de una forma tan intensa que alcance e impregne nuestro subconsciente». Recuerda: el inconsciente no responde a tus palabras, sino a lo que sientes como verdadero.

La plegaria (súplica u oración) no es soltar palabras por la boca sino sentir sin resquicios lo que se anhela. Las palabras sólo ayudan si van acompañadas de emoción, de otro modo, sirven de poco y caen en saco roto.

Napoleon Hill, uno de los personajes incluidos en en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 7ª edición), y autor de Piense y hágase rico dice: «Un deseo débil trae resultados débiles, de igual modo que una pequeña cantidad de fuego crea poco calor».

Si tu deseo no es claro, concreto, preciso, nítido y emocional… el Universo no sabe que es lo que quieres realmente y no te podrá ofrecer su ayuda. No estás enviando una señal (vibración) oportuna y precisa para que te pueda responder y comunicarse contigo.

Por eso, cuando una meta queda grabada en el inconsciente, ésta cobra vida propia. No es casual tampoco que Joseph Murphy escribiese El poder de la mente subconsciente, un libro de referencia para cualquier persona que quiera conseguir cosas grandes.

2. El ‘otro’ mundo conecta con ‘este’ mundo a través de la intuición, sexto sentido o señales.

Una vez que el Universo sabe qué es lo que quieres con precisión, se pone en marcha la sincronicidad, y aparecerán a lo largo del camino las personas y demás circunstancias precisas para que puedas avanzar y continuar hacia tu objetivo. Se empezará a comunicar contigo y verás que las cosas empiezan a marchar, que ocurren cosas, que hay movimiento. Pero tienes que actuar.

El Universo te responde, si te pones a actuar desde donde estás, sin esperar sentado en el sillón a que sucedan las cosas. Deseo y acción van de la mano. El Universo es tu aliado si confías, pero exige acción. Ya lo decía también el propio Albert Einstein:

«Sólo se encuentran respuestas en la acción»

Y algo importante: debes cambiar la duda y el escepticismo por la FE. Lo importante es el ‘qué’ quieres (deseo) y el ‘cómo’ (pasos) irá apareciendo por el camino, a medida que te pongas en marcha.

Debes saber que para el Universo no hay ningún tipo de límites, de condiciones. Es una fuente inagotable e infinita, por eso, cuando tienes un DESEO (Ardiente = Lo que quiero) acompañado de la FE (Convicción = Es posible), el Universo tiene formas misteriosas y no-racionales de ayudarte. Por eso, la definición de Milagro es la manifestación material de la FE. Un milagro ocurre y existe porque alguien tuvo FE (Creyó = Fe es certeza sin evidencia) de que así sucediese.

Repetimos: ningún tipo de límite. Lo más insospechado e irracional, si es la suma de Deseo (ardiente) y Fe (convicción) acabará ocurriendo si no desistes por el camino. La FE elimina todo tipo de límites.

El deseo ardiente te lleva a la acción y a no desistir

Si no tienes un deseo ardiente (burning desire), te van a ocurrir a dos cosas.
1. No te lanzarás. 

Dirás que deseas cosas (un Ferrari, ser millonario, director de cine, conferenciante…), pero no ocurrirá nada mágico en tu vida, porque sin acción no hay resultados. Es esa gente que cree que basta desear para atraer las cosas; que basta pedir (sin sentir) para ver materializados sus deseos.

No, no es eso. Repetimos, no es desear, sino un deseo ardiente (burning desire) intenso, fuerte, que te atrapa y que es el que te impulsa a la acción, y en el momento que te pones en marcha empiezan a ocurrir cosas.
2. No perseverarás. 

Ya sabes, nadie fracasa, sólo hay gente que abandona. Cuando no tienes un deseo ardiente (burning desire) en algún momento del camino vas a cansarte y desistir. La vida siempre nos pone a prueba, y los obstáculos son precisamente la forma que tiene la vida de ponernos a prueba siempre, de ver si queremos aquello que decimos que queremos.

Los obstáculos son la forma que tiene el Universo de distinguir a dos tipos de personas: los que dicen que quieren algo de los que realmente lo quieren. La mayoría desiste y sólo unos pocos insisten. Cada vez que aparece un obstáculo en nuestra vida, el universo nos está diciendo: ¿Quieres esto? Demuéstramelo. ¿Cómo? Luchando por ello. Recuerda también otro de los mensajes claves de El Alquimista:

«Todo sueño comienza con la suerte del principiante, y termina con la prueba del conquistador»

Charles FeeneyLa fortuna que convirtió a Charles Feeney en uno de los hombres más ricos de Estados Unidos acaba de ser repartida a otros, y si le preguntas a él por qué quiso donarla de forma secreta, su respuesta te sorprenderá.

“Porque no tienes que explicar a la gente por qué lo estás haciendo”, contesta Feeney, de 85 años, en una poco común entrevista telefónica que le concedió a BBC Mundo.

El monto total que este irlandés-estadounidense cedió a otros alrededor del mundo suma US$8.000 millones, con fines que van desde la salud pública hasta planes de paz.

Además hubo US$1.000 millones usados en costos operativos de Atlantic Philanthropies, un grupo de entidades que el propio Feeney creó anónimamente en 1982 para canalizar sus donaciones, explica su presidente, Christopher Oechsli.

El último dinero donado por Atlantic fueron US$7 millones, a fin del año pasado, destinados a ayudar a estudiantes de la Universidad Cornell que realizan tareas comunitarias.

Con eso Feeney terminó de distribuir la gran riqueza que amasó como cofundador de una empresa pionera de duty-free, vendiendo desde perfumes hasta licores y cigarros en aeropuertos.

Ahora le queda apenas una migaja de lo que tuvo. Alquila un apartamento modesto en San Francisco. No tiene propiedades. Tampoco bienes lujosos. Ni siquiera un auto, aclara Oechsli.

Todo lo que guardó, asegura, son “unos pocos millones” (menos de 10) para cubrir los costos de vida y atención médica que él y su esposa, Helga, tendrán hasta morir.

Y Feeney, que ha sido señalado como una especie de antítesis del presidente estadounidense Donald Trump, está lejos de mostrar arrepentimientos.

“Vivir y disfrutar la vida de la manera en que ahora vivo está bien”, sostiene. “Estoy feliz con eso, mi esposa está feliz”.

“El James Bond de la filantropía”

Es difícil medir la generosidad de la gente, pero si se trata de contrastar lo que se da con lo que uno tiene, Feeney bien podría estar entre las personas de mayor desprendimiento que existan.

Si bien otros multimillonarios han donado en vida más dinero que él, Feeney es por lejos el filántropo estadounidense que ha cedido la mayor parte de su fortuna estando vivo.

Por ejemplo, George Soros ha dado en vida el 49% (US$12.100 millones) de su actual riqueza y Bill y Melinda Gates han donado 41% (US$32.910 millones) de lo que tienen, indicó la revista Forbes en octubre.

Pero lo que ha cedido Feeney equivale a un 373.000% de lo que posee actualmente, indicó la publicación, que lo puso a la cabeza de una lista de donantes generosos entre estadounidenses que integran —o han integrado, como él— el ranking de 400 más ricos del país.

La misma revista lo definió en un artículo anterior como “el James Bond de la filantropía”, por la forma en que recorrió el mundo durante más de tres décadas con la misión de repartir clandestinamente sus millones.

Feeney sostiene que no hubo un episodio en particular que lo decidiera a deshacerse de su fortuna, sino un proceso personal que incluyó lecturas sobre filantropía y reflexiones personales.

Consideré las alternativas que tenía en mi vida y pensé que lo mejor que puedes hacer es tender la mano, buscar a las personas menos afortunadas”, afirma este exmagnate conocido también por el apodo de “Chuck”.

Un hogar humilde, una idea valiosa

La de Feeney no era riqueza heredada, sino que él mismo ganó tras nacer y crecer en un hogar humilde de Nueva Jersey, con una madre enfermera hospitalaria y un padre asegurador.

A los 10 años vendía tarjetas de Navidad puerta a puerta, de adolescente se alistó en la Fuerza Aérea de EE.UU. y sirvió en la guerra de Corea con inteligencia de señales.

Luego fue el primer miembro de su familia en recibir educación superior, aprovechando un programa gubernamental para veteranos de guerra y graduándose en Cornell —la universidad de Nueva York que ahora recibió la última donación de Atlantic.

La idea de fundar la compañía gigante Duty Free Shoppers (DFS) junto con Robert Miller en 1960 se basó en una experiencia de negocios que Feeney tuvo tras recibirse, vendiendo bienes a tropas de EE.UU. en otros países.

Su fortuna comenzó a multiplicarse, hasta que concluyó que él y sus hijos tenían más de lo que precisaban.

Un reloj de 15 dólares

Desde mucho antes de terminar de donar su dinero, Feeney era conocido por su estilo de vida apartado del aura de lujo que transmitía su empresa.

Prefería comer en bares populares antes que en restaurantes caros de Nueva York, viajar en clase económica antes que en primera. Vestía un reloj de US$15 y llevaba en una bolsa de plástico los periódicos que leía ávidamente.

Ahora niega que extrañe algo de sus tiempos de gran fortuna: “No, porque nunca me he apegado a la riqueza material”, explica.

¿Y qué le da placer luego de cumplir su gran objetivo de deshacerse de su fortuna?

Vivir básicamente como lo hago, sabiendo que a través del trabajo de la fundación hicimos mucho bien a personas que nunca lo esperaban“, sostiene. “Eso fue una especie de recompensa”.

Oechsli dice que Feeney siempre ha sido consciente del valor de las cosas, pero nunca un tacaño: en un momento de trabajo intenso, llegó a ofrecerle a él mismo un viaje en el avión supersónico Concorde, para que visitase a su familia en Londres un fin de semana.

Cuenta además que Feeney volcó gran energía y compromiso en sus actividades, tanto de negocios como de filantropía, viajando constantemente por el mundo.

“El anonimato le ayudó a ser un observador y le permitió estar cerca de la gente y los lugares, para verlos por sí mismo”, dice.

Mantener en reserva su nombre era una de las condiciones que Atlantic solía poner a quienes recibían su dinero, al contrario de otros casos en que los millonarios buscan reconocimiento mediante la filantropía.

Feeney pasó secretamente todos sus activos a Atlantic en 1984, pero eso recién se supo en 1997 cuando una venta de acciones de DFS reveló que ya no le pertenecían a él.

Y con el tiempo, sigue reivindicando el anonimato. “Seguiría haciéndolo como lo hicimos”, asegura.

El destino de las donaciones

Sus donaciones ayudaron a enfermos de VIH/sida a tener acceso a tratamiento antirretroviral en Sudáfrica, a reformar el sistema de salud pública en Vietnam, o a buscar la paz en Irlanda del Norte, donde Feeney se reunió con paramilitares en los años 90 para pedirles que abandonasen las armas.

Aunque Atlantic no realizó proyectos en América Latina, sí invirtió en la mejora de la salud pública de Cuba y en acciones que contribuyeron a normalizar las relaciones entre la isla y EE.UU. recientemente.

Un artículo en el diario The New York Times comparó el mes pasado a Feeney con Trump, pero como modelos opuestos.

“Durante años, Trump presionó fuerte para entrar en las listas de ricos, como la Forbes 400; Feeney ha tratado de estar fuera de ellas. La donación de Atlantic provenía enteramente del dinero de Feeney; gran parte del dinero que entró a la fundación Trump en años recientes era de otros”, indicó el periódico.

Consultado por BBC Mundo sobre ese contraste, Feeney evita explayarse. “Nunca he intentado comparar mi vida con la vida de nadie“, se limita a responder.

Pero Oechsli dice que Feeney “está muy preocupado por lo que ocurre” en EE.UU., la polarización política que vive su propio país.

“Aunque no es político, él tiene valores muy fuertes, y creo que teme por la integridad de este país y la forma en que algunos valores están siendo socavados”, señala.

Ahora que la fortuna de Feeney ha acabado de repartirse, Atlantic tiene sus días contados: se disolverá en 2020, después que termine de desembolsar donaciones ya prometidas y de desarrollar programas de becas previstos.

Feeney sabe que ha hecho algo diferente, pero mantiene el tono modesto.

“No lo hice para probar nada, excepto que el mundo es con suerte un lugar mejor ahora porque he tomado mi dinero y lo he propagado a mucha gente”, sostiene. “Es todo lo que puedo decir sobre eso”.

resolver problemas“Los problemas significativos que enfrentamos no pueden resolverse en el mismo nivel de pensamiento que teníamos cuando los creamos.” – Albert Einstein

¿Alguna vez has pensado en ti mismo como un solucionador de problemas? Supongo que no. Pero en realidad estamos constantemente resolviendo problemas. Y cuando mejor seamos en eso más fácil será nuestra vida.

Los problemas se presentan de muchas maneras y formas. Pueden ser problemas mundanos de la vida diaria:

• ¿Qué voy a hacer de cenar esta noche?
• ¿Qué ruta tomo para ir al trabajo?

O pueden ser problemas más complejos;

• ¿Cómo arreglo un proyecto que está atrasado?
• ¿Cómo cambio de un trabajo aburrido a algo que realmente me apasione?

Cada día tendrás que enfrentarte con al menos un problema a resolver. Pero esto se volverá cada vez más fácil cuando te des cuenta de que los problemas son simplemente opciones. No tienes que tener nada de “aprensión” sobre ellos aparte de tener simplemente que tomar una decisión.

No importa cuál sea tu trabajo, ni en dónde vivas, ni quién sea tu socio, ni cuántos amigos tengas, tú serás juzgado por tu capacidad para resolver problemas. Esto es motivado a que los problemas molestan a todas las personas por igual. Y a la gente no les gusta ser molestadas. Así que cuantos más problemas puedas resolver, menos molestia habrá alrededor y las personas estarán más felices contigo. Todo el mundo gana.

Entonces ¿Qué puedes hacer para mejorar tu capacidad de resolver problemas?

1. Concéntrate en la solución y no en el problema

Los neurocientíficos han demostrado que el cerebro no puede encontrar soluciones si está concentrado en el problema. Esto es porque cuando te centras en el problema estás efectivamente alimentando “negatividad” que a su vez activa las emociones negativas en el cerebro. Estas emociones bloquean todas las posibles soluciones.

No estoy diciendo en ningún momento que debes “pasar por alto el problema” en su lugar trata de mantener la calma. Esto ayudara a que entiendas primero el problema y luego a mover tu foco a una mentalidad orientada a las soluciones donde encontraras las “respuestas” de lo que buscas en lugar de quedarte pensando en “lo que salió mal” y en “de quién es la culpa”.

2. Ten una mente abierta

Trata de considerar “todas las posibles soluciones” aunque parezcan ridículas al principio. Es importante que mantengas una mente abierta para así impulsar el pensamiento creativo con el cual podrás desencadenar posibles soluciones.

Cualquier persona que venga de la industria de la publicidad corporativa te dirá que “Ninguna idea es una mala idea” y ese pensamiento creativo realmente te ayudara a tener una lluvia de ideas (Brainstorms en inglés) y te permitirá aplicar otras técnicas de resolución de problemas.

Hagas lo que hagas – no te ridiculices a ti mismo – por dar con “soluciones estúpidas”, ya que a menudo las ideas locas desencadenan otras soluciones más viables.

3. Ve los problemas de forma neutral

No tengas “miedo” a los problemas. Si lo piensas bien ¿Qué es un problema? Eso es sólo un asunto determinado sobre tu situación actual.

Todo lo que el problema te está diciendo es que algo no está funcionando y que es necesario que encuentres una forma de arreglarlo. Así que trata de abordar los problemas de forma neutral – sin ningún juicio.

Si te quedas atrapado en la etiqueta “problema” esto puede desencadenar una serie de pensamientos negativos y un bloqueo de las posibles soluciones que puedas conseguir.

4. Piensa de forma horizontal

Cambia la “dirección” de tus pensamientos pensando lateralmente. Presta atención al siguiente acertijo:

Una persona yace muerta en un campo, a su lado hay un paquete sin abrir y no hay nadie más en el campo. Conforme se acercaba la persona al lugar donde se le encontró muerta, sabía que irremediablemente moriría. ¿Cómo murió?

Trata de conseguir la respuesta cambiando tu enfoque y mirando las cosas de una nueva manera. Trata de moverte alrededor de tu objetivo y busca una solución desde el polo opuesto. Incluso aunque te sientas tonto, un enfoque fresco y único suele estimular una solución nueva.

5. Usa el lenguaje para crear la posibilidad

Lleva a tu pensamiento frases como “y si…” o “imagina si…” Estos términos abren nuestros cerebros para pensar de forma creativa y fomentar soluciones. Evita el lenguaje cerrado y negativo tal como “yo no creo que…” o “Esto no está bien pero…”.

6. Simplifica las cosas

Como seres humanos tenemos una tendencia a hacer las cosas más complicadas de lo que necesitan ser.

Trata de simplificar el problema generalizando la misma. Retira todos los detalles y vuelve a lo básico. Trata de buscar un proceso más sencillo, la solución obvia – ¡tú puedes sorprenderte por los resultados! Y todos sabemos que a menudo las cosas simples son las más productivas.

renunciarCuando tu trabajo deja de satisfacerte, lo mejor es buscar otro empleo. Hay diversos factores que contribuyen a que una persona se sienta desapegado, pero el más común es el nivel de satisfacción.

Antes de decir adiós a tu trabajo actual y renunciar, aquí hay algunas cosas que debes considerar:

1. Encuentra tu propósito

Descubrir cuál es la razón por la que quieres el cambio es muy importante. ¿Por qué quieres ser emprendedor en un sector que no está conectado con tu empleo actual? (Si es el caso).

Muchas personas empiezan a buscar otras oportunidades en cuanto su empleo actual empieza a sentirse inadecuado. Encontrar qué quieres de un trabajo puede ayudarte a enfocarte en tu carrera y evitar caer en las mismas situaciones de tu ocupación actual.

2. El dinero te de dará felicidad temporal

Si eres un buen empleado, decirle a tu jefe que te vas puede no ser la mejor de las noticias. Tus empleadores tratarán diversas tácticas para que te quedes en la compañía el mayor tiempo posible, y una de estas estrategias será un aumento de sueldo. ¿Ya te han ofrecido más dinero? Si es así, ¿está haciendo que cambies de parecer?

Debes recordar que el dinero solo te dará felicidad momentánea, pero no elevará tu satisfacción con tu trabajo. Si tu mayor razón para cambiar de puesto es tener un mayor salario, ¿haz considerado tener un negocio de medio tiempo? ¿hacer freelance los fines de semana?

3. Importa cómo renuncies

Muchas personas sueñan con renunciar de sus trabajos de manera dramática. Aunque esto puede sentirse increíble de momento, es la peor manera de dejar un empleo.

Seguramente tu jefe actual tendrá alguna influencia en tus oportunidades laborales futuras. Atrás quedaron los días en que las referencias eran solo números de teléfono en los currículums viate. Ahora, los head hunters buscarán toda la información existente sobre ti.

4. ¿Ya le informaste a tus colegas?

Tus colegas interactúan contigo todo el día todos los días. Algunos de ellos necesitarán saber de tu decisión de cambiar de trabajos, mientras que otros requerirán escucharlo primero de ti.

Tu jefe puede sentir que es su responsabilidad informar de tu salida al resto del equipo, pero algunos de tus compañeros deberán escucharlo de tu voz. Es una forma de fortalecer tu relación con ellos y mantener una amistad fuera de la oficina.

5. Debes seguir siendo profesional

Mantener una conducta profesional en tu lugar de trabajo actual es muy importante. Eso significa que las cosas que no tengan que ver con la operación diaria – como hablar con las personas de Recursos Humanos de tu nuevo empleo – de la oficina deben ser evitadas en horarios de trabajo.

Hasta entregar tu carta de renuncia, cómo actúes en tu trabajo actual determinará cómo hable de ti tu jefe actual con otros posibles empleadores.

6. Necesitas las “bendiciones” de tu jefe actual

Quedar en buenos términos con tu empleador actual es muy importante para tu carrera. Un mánager sénior en una compañía grande obtuvo una oportunidad de dirigir una startup recientemente fundada. Varios años después, la empresa que había dejado compró la startup en la que trabajaba y su antiguo jefe volvió a ser su supervisor. Suerte que no habían terminado peleados.

Aunque la historia anterior – que es completamente real – es rara, tu jefe actual puede ser instrumental en tu carrera. A menos que estés dejando tu empleo por una conducta impropia de parte de tu jefe, seguir siendo amigos puede ser muy beneficioso.

7. Busca satisfacciones fuera del trabajo

La satisfacción con el trabajo es un factor determinante de la estabilidad emocional y social. Aunque cambiar de empleo puede impulsar la generación de nuevas experiencias de vida al conocer nuevas personas y enfrentar nuevos retos, muchos otros factores pueden ayudar a generar esta satisfacción. Una de las maneras de ser feliz es durmiendo lo suficiente.

8. ¿Qué tanto conoces a tu nuevo empleador?

Es importante que te armes de la información adecuada sobre tu nuevo jefe antes de “dejar el barco”. Antes de finalmente decidirte a cambiar de trabajo, investiga cómo es el ambiente laboral en donde irías.

En un mundo donde estamos condicionados para creer que solo necesitamos ganarnos la confianza de los empleadores, también es importante colaborar con personas que te hagan sentir bien.

9. ¿Tienes la experiencia correcta para esta nueva oferta de trabajo?

Muchas personas se apresuran a aceptar ofertas de trabajo para las que no están calificadas por su desesperación por cambiar de aires. Esto los lleva a ser malos en su nuevo empleo y a sentir depresión y baja autoestima.

10. Entrega los pendientes a alguien en quien confíes

Si estás en medio de un proyecto, asegúrate que el trabajo pendiente no sufra por tu partida. Si debes irte antes de completar la tarea, recomienda a alguien que pueda tomar las riendas en tu lugar y asegurarse de que el trabajo sea completado cuando te vayas.

Esto asegurará que los proyectos que comenzaste no se queden sin terminar y dejen una mala impresión de ti con los clientes.

Trabajar poco y ganar mucho dinero es uno de los sueños que la mayoría de personas tienen, y, en la actualidad, no es tan difícil de cumplir.

En el mundo de las finanzas existe el término ingresos pasivos. Este básicamente lo que significa es generar ingresos sin necesidad de dedicar mucho tiempo y esfuerzo.

“Los ingresos pasivos son entradas de caja que se generan sin dedicación de tiempo para este efecto. Son rentas que percibimos sin tener una actividad ‘activa’, es decir, sin que debamos tener un esfuerzo permanente para su generación”, señala Santiago Rodríguez, profesor de la Universidad de los Andes.

Estos se diferencian de los ingresos activos –en los que se intercambia el tiempo y conocimiento por dinero– en la medida que se estructuran una vez y de ahí en adelante se recibirá, cada periodo de tiempo, cierta cantidad de dinero.

“No significa que el dinero ‘cae del cielo’ sino que, si logramos estructurar un flujo de ingresos, este puede llegar a nuestras cuentas bancarias o billeteras sin que hagamos grandes esfuerzos por conseguirlo”, explica Cristina Cervantes, gerente de ‘Resuelve tu Deuda’.

Algunas de las características de estos ingresos son la escalabilidad, puesto que este crece constantemente hasta donde la persona elija, y la generación de valor, cualquiera de las actividades que elija para obtener dinero deberá tener un diferencial para que exista un mayor consumo.

Las actividades que los generan

Santiago Rodríguez, docente de la Universidad de Los Andes, asegura que el ejemplo más típico de ingresos pasivos es el arrendamiento de un inmueble, una vivienda, un local o una oficina.

“El ingreso pasivo no necesariamente depende del tipo de activo, por ejemplo invertir en acciones. Acá, se podría ser activo o pasivo. Activo si la persona se dedica a seguir de manera diaria los mercados, pasiva si compra acciones y las deja por años mientras generan dividendos”, explica.

Ahora bien, además de estas opciones, en la actualidad la tecnología ofrece otras alternativas para generar este tipo de ingresos. ‘Resuelve tu deuda’ menciona las siguientes:

• Creaciones artísticas:si tiene talento para pintar o realizar alguna pieza artística puede aprovecharlo y cobrar por sus productos o por el uso de estos. Asimismo, puede crear un e-book o podcasts con temas de interés o académicos para venderlos.

• La fotografía:existen muchos portales web que reciben piezas gráficas y fotografías para que otras personas las utilicen, pagando por ellas. Así podrá cobrar una pequeña cantidad cada vez que alguien compre su foto.

• Formación online: los contenidos académicos en internet son cada vez más solicitados, por lo que puede brindar clases en un portal web o dictar cursos en Youtube y cobrar por las visualizaciones y reproducciones que tengan.

• Tienda online: las redes sociales son una manera de vender sus productos por internet. Esto no quitará mayor tiempo, teniendo en cuenta que se utilizan permanentemente estos canales.

Algunas ventajas

De acuerdo con lo señalado por ‘Resuelve tu deuda’, los ingresos pasivos dan la oportunidad de continuar con las actividades diarias sin gastar tiempo adicional o retirarse de su trabajo actual.

Adicional a esto, este tipo de ingresos tienen la gran ventaja de permitir el desarrollo de la libertad financiera e independizarlo poco a poco del salario del trabajo.

Cada vez que aumentamos nuestro ingreso pasivo, vamos logrando nuestra independencia financiera. Además, todas estas rentas permanentes en el largo plazo, nos mejorarán los ingresos que vamos a recibir de la pensión”, afirma Santiago Rodríguez.

Finalmente existen estas otras ventajas que debe tener en cuenta si quiere tomar la decisión de iniciar una actividad que le genere dinero extra:

• La inversión en tiempo y la dedicación que le debes imprimir a tu nuevo proyecto es mínima.
• El dinero recibido puede utilizarlo como quiera e invertirlo en las cosas que más le gusten.
• Dado que es una actividad en la cual usted es el único involucrado, no deberá preocuparse por nada más que por sus propios compromisos y responsabilidades.

startupUna pregunta obligatoria para cualquier emprendedor a punto de arrancar es: “¿Cuánto dinero necesita mi startup para operar?”, y la verdad es que no hay una respuesta única para esta pregunta.

El presupuesto operativo dependerá del giro del negocio, la infraestructura necesaria, el equipo de operaciones, entre muchos otros factores.

A diferencia de otro tipo de negocios, las startups se encuentran en una situación de ventaja, pues los proyectos de base tecnológica no necesitan tanto dinero como los de corte tradicional. Sin embargo, no deja de ser un tema delicado para los emprendedores.

Según cifras de la Secretaría de Economía, el financiamiento es la principal causa de mortandad en las empresas nuevas, con un 80% de negocios que mueren durante sus primeros dos años debido a la falta de presupuesto.

La falta de dinero no es un problema en sí mismo, sino que viene de errores en la ejecución, que se reflejan en problemas de ventas y flujo de efectivo. Establecer procesos, políticas de toma de decisiones y objetivos financieros concretos para la organización, pueden ayudar a paliar estas deficiencias.

Aunque las ventas son la mejor forma de financiar una compañía, en ocasiones no es una opción disponible en primera instancia.

Antes de comenzar a buscar financiamiento, puedes seguir estos consejos que te ayudarán a definir cuánto dinero realmente necesitas para iniciar una startup:

1. Empieza desde abajo con un MVP

Una forma de saber si tus clientes necesitan tu producto, conocer cómo se relacionan con él y, de paso, descubrir cuánto estarían dispuestos a pagar, es construyendo un MVP o producto mínimo viable.

Un MVP debe tener las características más básicas de tu producto, las necesarias para llegar a una primera oleada de usuarios. A partir de su retroalimentación, deberás mejorar tu producto hasta alcanzar un punto óptimo que te permita venderlo.

Además de familiarizarte con la operación, este proceso te permitirá conocer de primera mano los costos de producción y distribución de tu producto o servicio. También será útil para calcular tus ingresos, con lo que podrás empezar a planear tu negocio.

2. Estima tus costos y flujo de efectivo

Lo ideal es que tengas una cantidad que te permita operar seis meses sin problemas, esto te mantendrá seguro.

Trata siempre de tener en tus proyecciones los estimados de los mejores y los peores escenarios posibles, así no estarás desprevenido si llega a ocurrir lo peor y tu negocio no despega tan bien como lo tenías planeado.

3. Busca financiamiento

Aunque conseguir financiamiento implica un largo proceso, hay diversas opciones que te ayudarán a conseguir el financiamiento necesario.

Friends, fools and family:

La gente a tu alrededor es una potencial fuente de inversión. Ya sea que te den un préstamo cómodo o inviertan dinero en tu idea, por ser la ruta más pragmática ellos deberían ser tu primera opción a considerar.

Aceleradoras:

En México hay diversas incubadoras de empresas y aceleradoras de negocios que te darán asesoría en todo un abanico de temas que nutrirán a tu startup. Por si esto fuera poco, muchas también invertirán en tu empresa a cambio de un porcentaje de la misma.

Asegúrate de leer las letras pequeñas del contrato para que la oferta realmente valga la pena y haga sentido con tu estrategia.

Inversionistas:

Ya sea en fondos de inversión o con inversionistas ángeles, acercarte a inversionistas le puede dar una inyección de capital a tu startup, además de la experiencia conjunta de los inversionistas y sus aliados. Aunque no será un camino sencillo y deberás entregar un porcentaje de tu empresa, es también uno de los caminos más importantes para validar un proyecto.

Crowdfunding:

Una campaña de fondeo colectivo te permitirá obtener la cantidad exacta que necesitas para que tu startup pueda dar el siguiente paso.

Ten en cuenta que esta es una ruta difícil y que seguro te hará vivir unos meses como político en campaña: Tendrás que convencer a un ejército de personas de apoyar tu proyecto con dinero. La ventaja de esta ruta es que ya tendrás compradores asegurados y, si todo sale bien, tu producto será conocido para cuando te lances al mercado.

Fondos de Gobierno:

El Instituto Nacional del Emprendedor, a través del Fondo Nacional Emprendedor, tiene 14 convocatorias para apoyar con recursos económicos los sectores más estratégicos del emprendimiento en México. Otros organismos como Conacyt, Sedesol y algunos fondos de gobiernos locales, también pueden ofrecer recursos para tu empresa.

4. Prepárate para responder las preguntas difíciles

Sea cual sea la ruta que elijas, hay información que debes tener preparada para llevar tu startup a buen puerto.

Lo más esencial es que tengas una presentación de tu startup. Se le conoce como pitch deck e incluye todo lo que necesita tu inversionista para saber si le conviene o no invertir en ti como proyecciones financieras, valuación de la compañía, estados financieros, proyección, además de la presentación del pitch.

Por último, recuerda que no tienes que hacerlo todo tú solo. Es imposible que un emprendedor, por muy completa que sea su formación, pueda hacerse cargo de toda la operación de principio a fin. Parte de crecer como emprendedor implica aprender a delegar y eso a veces incluye el aspecto financiero de tu operación. Mientras más dinero requiera tu proyecto, mejor ayuda necesitarás.

nichoDesde luego que buscar un nicho de mercado rentable si eres emprendedor se puede parecer mucho a la búsqueda del santo grial o de la piedra filosofal.

Dejando de lado las similitudes con las leyendas Artúricas, encontrar un nicho de mercado rentable es tu obligación si quieres ser empresario y vivir cómodamente sirviendo a tus clientes. Al contrario que en las leyendas, los activos empresariales se pueden crear, expandir y desarrollar hasta convertirse en una realidad.

Es cuestión no solo de suerte, como se asegura muchas veces, sino de preparación, constancia e intentarlo una y otra vez.

Es mi objetivo en la entrada de hoy contarte lo que he aprendido al tratar de identificar un nicho de mercado rentable. Por favor no te lo tomes como un decálogo sino más bien como una guía de la que tú también puedas sacar alguna conclusión.

Lección nº 1: Rara vez acertarás a la primera

Desgraciadamente así es. No importa lo bien que hagas tu estudio de mercado o lo claras que tengas tus ideas. La realidad del mercado las cambiara por completo.

Aún recuerdo como en el año 2000 lanzamos un proyecto B2B pensado en vender información previamente extraída en Internet a empresas. Creamos un repositorio donde se iba clasificando y almacenando información y donde un suscriptor podía acceder a la información de su industria a cambio de una cuota mensual. Aquello fracaso estrepitosamente y tuvimos que dar un giro importante al planteamiento inicial.

Fallamos. Era lo lógico.

La cuestión no es que vayas a fallar, todo lo que crees que sabes o conoces no se cumplirá al 90%, si no hacerlo de forma que no te mate. Falla rápido, falla barato y vuelve a por más.

Un estudio de mercado es útil para encontrar o identificar un nicho de mercado rentable. Sí, por supuesto. Pero eso no quiere decir que tú seas capaz de explotarlo. Necesitas aportar una oferta que llegue y aporte valor a ese nicho de mercado. Y eso es muy complicado.

Lección nº 2: Haz un benchmarking de las empresas establecidas

Si el nicho de mercado que has identificado no tiene competidores… ¡¡¡cuidado!!! Lo más probable es que no haya un mercado y mucho menos un nicho de mercado rentable.

Así que asegúrate de que eliges un nicho de mercado con competidores e investiga todo lo que puedas sobre ellos:

• Facturación
• Productos
• Logística
• Sistemas productivos
• Modelos de negocio

Todo lo que puedas averiguar, investígalo y documéntalo apropiadamente. Esto te dará pistas para dar mejor el paso siguiente. No hay empresa o negocio que no copie y mejore lo que ha visto en un mercado. Incluso copiar ideas innovadoras puede ayudarnos.

Lección nº 3: Conoce bien qué es lo que puedes hacer mejor

Si conoces bien que oferta hay en un mercado y que relaciones se establecen entre productores y clientes, estarás a un paso de averiguar que puedes mejorar y aportar de nuevo a ese mercado.

Se trata de aportar algo nuevo y diferente que de valor al mercado. Pero que este en tu mano.

De esta forma te verás obligado a presentar una oferta innovadora. Algo diferente que puedes ofrecer tú y nadie más en el mercado donde esperas introducirte.

Esta es la base de toda Start Up que escala en un mercado. No digo que estés preparado para hacer esto nada más aterrizar en un nicho de mercado pero en algún momento, sí quieres hacerlo rentable para ti necesitarás alcanzar ese estado de desarrollo. De otra forma acabarás siendo uno más.

Así que prepárate porque necesitarás invertir tiempo y recursos en desarrollar un prototipo o una oferta realmente irresistible para tus clientes. Es lo que nos ha pasado a nosotros con Intelligent Watcher nuestra nueva plataforma de inteligencia competitiva. Plataforma que hemos tardado en desarrollar 2 años. Y que seguimos perfeccionando.

Si conoces bien que puedes mejorar y lo haces, estarás en disposición de ganar un nicho de mercado rentable para ti. Y para ello crear un prototipo sobre una idea nueva para el mercado y probarlo es la mejor forma de asegurarte para desarrollar una oferta que te permita alcanzar un nicho de mercado rentable.

Lección nº 4: Consigue visibilidad para tu proyecto

Tan importante o más que crear una oferta innovadora para conseguir explotar un nicho de mercado rentable o cualquier mercado, es tener la visibilidad suficiente como para dar a conocer tu oferta y poder escalar en un mercado. Esto es algo que le falta a la mayoría de los proyectos de emprendimiento. ¡Visibilidad!

Y por regla general es uno de los aspectos que menos se trabajan y que por desgracia es más determinante para facilitar el éxito para hacerse con un nicho de mercado rentable. No importa si estas creando una Start up y cuentas con el apoyo de inversores importantes o si eres un modesto emprendedor que empieza a vender horas y servicios.

En cualquier versión del emprendimiento se necesita visibilidad. Y está, es una cualidad sin la cual he visto muchos proyectos interesantes fallar.

Mi consejo es que empieces a construir desde el principio de tu aventura, incluso antes de tener un prototipo de tu producto, tu propia plataforma digital. Donde te des a conocer y donde puedes empezar a construir un listado de clientes.

Para ello, necesitarás crear una página web donde des contenidos de valor e instales un formulario para captar emails.

Te aseguro que por lo menos tardarás 24 meses en activar una plataforma digital que genere el tráfico suficiente para alimentar tu negocio. Te lo digo a sabiendas de nuestra propia experiencia con Papeles de Inteligencia donde llevamos casi 5 años trabajando para generar visibilidad para nuestra oferta.

Pero este tiempo es perfecto para ir desarrollando tu oferta. Mientras, deberás pensar de donde pueden venir tus ingresos:

• Venta de servicios
• Inversores
• Trabajando como empleado para otras empresas

Por eso debes empezar cuanto antes a desarrollar tu plataforma digital. Hasta hace poco el mercado digital estaba cerrado para los emprendedores que no tenían un presupuesto de marketing importante.

Ahora gracias a WordPress, las redes sociales y el marketing digital esa ventana está abierta para todos.

Lección nº 5: El cliente ideal para ti es el que define el nicho de mercado rentable

Esto es algo que debemos tener muy claro cuando emprendemos. Debemos definir un cliente ideal para nosotros.

El objetivo es mantener en mente a quien queremos servir. Durante la etapa de emprendimiento este cliente cambiará y probablemente tengas que aceptar pedidos de clientes que no te convengan nada solo porque necesitas el dinero como el comer.

Aun así, si estás buscando un nicho de mercado rentable procura que tus clientes:

Tengan un poder adquisitivo alto:

Ten en cuenta que crear un negocio que compita por costes es algo difícil de conseguir y que solo los proyectos más eficientes lo consiguen. Por eso si tu proyecto no va a explotar el concepto Low Cost, tu mejor estrategia es buscar clientes que puedan pagar por lo que haces.

Apelar al dolor es mejor que hacerlo al deseo: 

Lo que quiero decir es que trates de resolver un problema que realmente duela a un grupo de clientes. Y que lo resuelvas con solvencia. Esto es clave para ganar un nicho de mercado y hacerlo rentable

Transforma el gasto en inversión:

Si tu oferta es percibida como un gasto es más probable que sea rechazada. Por eso trata de darle la vuelta al concepto y venderla siempre como una inversión. Sobre todo si estás trabajando en un nicho de mercado B2B

Si puedes, especialízate en solucionar un problema doloroso para clientes con un poder adquisitivo elevado y además que ellos perciban que con tu oferta están invirtiendo en ellos, entonces habrás conseguido hacerte con un mercado a prueba de crisis y muy estable.

No es fácil pero si lo consigues es un seguro de vida para tu negocio y tu familia.

Lección nº 6: Descubre cuando tirar la toalla

Esto es muy importante. 9 de cada 10 emprendedores no triunfan con sus ideas en el mercado. Es importante saber cuándo hay que decir basta. Tu salud, no sólo financiera, y la de tu familia dependen de ello.

No lo sacrifiques todo a una carta. Trata de evitar la fiebre del emprendedor y no arriesgues más de lo que debes.

Compaginar otras fuentes de ingresos con tu sueño de crear tu empresa es algo que recomiendo. No quieres entrar al casino a jugártelo todo al rojo o al negro. La búsqueda de un nicho de mercado rentable nunca debe parecerse a un juego de azar.

Espero que hayas disfrutado de esta entrado sobre las lecciones que he aprendido tratando de identificar un nicho de mercado rentable. Si es así te invito a que compartas este artículo con tus amigos en las redes sociales.

Vivir Mejor¿Hiciste clic en este artículo justo ahora para tomar un descanso de tu trabajo? ¿Tienes problemas para concentrarte hoy?

No te culpes a ti mismo. Culpa de la oficina moderna, que en muchos casos nos hace sentir que estamos sufriendo de algún tipo de trastorno de déficit de atención.

Sin embargo, la mayoría de nosotros no lo tenemos. Más bien, las cosas que más nos distraen no son bioquímicas ni psicológicas: son ambientales. Y eso significa que muchos (si no todos) de nosotros podemos cambiarlos nosotros mismos, sin la ayuda de una píldora. Así es cómo.

Culpa a tu oficina primero

Entre notificaciones, alertas, invitaciones agendadas, y un sin fin de emails, el entorno digital está incesantemente pidiendo más de nuestro tiempo.

Lo analógico no es mucho mejor. Muchas personas también trabajan en oficinas y granjas de cubículos llenos de gente, rodeados por los sonidos de llamadas telefónicas vecinas, charlas de compañeros, y breves y disruptivas charlas sin importancia.

No ayuda a las cosas que en este momento una generación de estudiantes universitarios haya entrado en la fuerza de trabajo que hayan realizado trabajos y exámenes con la ayuda de medicamentos que no necesitan técnicamente. Intentar deshacerse de una dependencia de estimulantes (especialmente en un ambiente de trabajo como éste) suena bastante desesperante (que para muchos, tristemente lo es).

Para la mayoría de las personas, sin embargo, Adderall y sus primos (todas las variantes de la anfetamina) no son generalmente buenas soluciones para los desafíos de enfocarse en el lugar de trabajo moderno. Por un lado, los impactos a muy largo plazo de estas sustancias químicas aún no se comprenden bien. Por otro lado, si bien los estimulantes pueden mejorar tu enfoque, también aumentan tu tendencia a bloquear soluciones particulares a los problemas.

Muchos trabajos exigen de una creativa resolución de problemas, en la que es necesario considerar una variedad de opciones, y este tipo de medicamento puede bloquearte si no tienes Déficit de Atención.

Y la mayoría de la gente, después de todo, no la tiene. En lugar de eso, responderán muy bien a los métodos no químicos para mejorar sus enfoques.

Éstos son algunos ajustes que puedes hacer en tu entorno de trabajo antes de llamar a tu médico y pedirle una nueva receta.

1. Tratar tu cerebro como una parte de tu cuerpo

Primero, recuerda que la función primaria del cerebro es controlar el cuerpo. Tu cerebro no es una computadora dentro de un robot diseñado para servirle. Los cerebros evolucionaron para ayudar a los cuerpos a navegar el mundo con éxito. Si pasas el día sentado, eventualmente te va a ser difícil mantenerte enfocado en la tarea a mano.

Así que usa más tu cuerpo durante la jornada laboral. Ponte de pie si puedes, o encuentra un lugar al que puedas ir mientras estás pensando o hablando por teléfono.

Toma paseos durante el día o considera hacer ejercicio durante el almuerzo. Básicamente, sólo tienes que añadir más ejercicio y movimiento en tu día en general. Y considera la posibilidad de tomar un hobby como la pintura o tocar un instrumento en lugar de sentarte frente a la TV o jugar con tu computadora portátil en las noches. Todo esto mantiene la conexión entre tu cerebro y tu cuerpo funcionando eficazmente.

2. Apártate

Si eres esclavo de tu smartphone y lo compruebas varias veces por hora, apágalo o muévelo fuera de tu alcance cuando intentes lograr algo significativo. Lo sé, es más fácil decirlo que hacerlo. Pero debido a esa conexión cerebro-cuerpo antes mencionada, la gente es extremadamente sensible a los objetos en su entorno inmediato. Cambiar el ambiente cambia lo que tu cerebro cree que es posible. Elimina las fuentes más grandes de distracción, y te resultará más fácil prestarle atención al trabajo que necesitas hacer.

3. Haz que el trabajo sea más social

Socializar puede no sonar como una gran estrategia para enfocarte en algo que exige tu atención ininterrumpida, por lo general eso significa hacer lo contrario y cerrarte a la gente. Pero el cerebro humano está optimizado para cooperar con otras personas (incluso si tu estado de ánimo actual no). La gente sigue tendiendo a involucrarse profundamente en las conversaciones, incluso cuando tienen problemas para fijarse en las pantallas de sus computadoras durante largos períodos.

Así que si descubres que tu atención se va a la deriva cuando estás trabajando en un gran proyecto, no sólo trates de morder la bala y aislarte aún más. Averigua si hay maneras de involucrar a otras personas, incluso si eso sólo significa buscar algún feedback rápido.

4. Convierte el enfoque en un esfuerzo de equipo

Por último, si tu entorno de trabajo es agitado, coordina con tus colegas y el administrador domesticar lo peor de ello; y otra vez, trata de involucrar a otros en la solución. Crea unas cuantas señales para que tus colegas sepan cuándo estás disponible para charlar y cuándo necesitas que te dejen solo. Ve si puedes establecer un espacio en la oficina donde personas y pequeños grupos puedan reunirse cuando necesiten alejarse del bullicio.

En última instancia, mantenerse enfocado suele ser una combinación de biología, medio ambiente y hábitos. No hay mucho que puedas hacer para cambiar la forma en que tu cerebro está estructurado, pero puedes manejar tus comportamientos y las circunstancias en las que los realizas. Simplemente no estamos construidos para permanecer quietos y mantener nuestra atención por largos períodos de tiempo. Así que incluso si eres bastante bueno en eso, levántate y muévete de vez en cuando. Tu cerebro te lo agradecerá.

felizSalud, dinero y amor, que se dice. Pero para conseguir el combo necesitamos tener un trabajo, llevar una vida lo más saludable posible y cuidar de la gente que nos rodea –sean o no nuestra pareja–.

Sin embargo, muchas veces no somos capaces de hacer frente al día a día y nos sentimos desbordados. Si cae uno de los pilares, los otros dos tienden a desmoronarse.

Madrugar, ir al trabajo, trabajar, comer, seguir trabajando, regresar a casa, preparar el tupper, dormir, madrugar, ir al trabajo… Y así un día tras otro. Esta vida en loop puede acabar con nuestra moral y desmotivarnos por completo afectando a nuestra vida laboral, sentimental y a nuestra salud (mental y física). En síntesis, puede hacernos infelices.

Son pocas las personas que disfrutan de una rutina satisfactoria –según la última encuesta internacional de Gallup sólo el 13% de las personas son felices en el trabajo– pero esto afecta a sus relaciones sociales y, en definitiva, a su estado de ánimo.

La gente súper exitosa pone pasión en lo que hace, un factor más importante que tener una cuenta bancaria gigantesca

¿Existe el camino para encontrar la felicidad en todos los ámbitos de nuestra vida? Y, en tal caso ¿quién ha escondido el cartel que lo indica?

Chris Deaver, cansado de sentirse infravalorado en el trabajo y notando cómo su inspiración desaparecía gracias a un jefe más interesado en despedir a gente que en motivar a la plantilla, se planteó estas cuestiones y decidió acudir directamente a quienes parecían tener las respuestas: las personas exitosas.

Tras analizar los éxitos y fracasos de diferentes líderes de grandes compañías y reconocidos creativos, Deaver plantea en Huffington Postlas ocho cosas que te ayudarán a sentirte más feliz en todos los aspectos de la vida. Porque no todo va a ser trabajo.

1. Sonríe.

Tan sencillo como enfocar la vida con una sonrisa.

En opinión de Barbara Corcoran, multimillonaria gurú inmobiliaria, “la clave para el éxito en una empresa es la regla de que uno tiene que divertirse”. Además de conseguir una actitud positiva y constructiva, reír ayuda a reducir el estrés, refuerza nuestras capacidades cognitivas, reduce el dolor y mejora estado de ánimo. Disfrutar de unas risas es todo beneficio.

2. Pon pasión en lo que haces.

“La gente súper exitosa da más importancia a sentir pasión por lo que hace, por encima de tener una cuenta bancaria gigantesca” dice Deaver.

Disfrutar de tu vida valorando las pequeñas cosas que tu trabajo, familia o amigos aportan a tu vida, es una de las claves más sencillas para ser feliz. No seas conformista ni te ates al negativismo poco resolutivo de ‘esto es lo que hay’. Puedes y debes tener metas mayores, pero ¿y si lo que ya tienes vale la pena más de lo que crees?

3. Haz ejercicio todos los días.

Olvídate de la excusa del ‘no tengo tiempo’ porque es mentira. Existen multitud de tablas de ejercicios que apenas te llevan 5 minutos al día y que incluso puedes practicar en tu propia casa.

Hacer un poco de deporte –más allá de adelgazar y estar en plena forma, que también es interesante– te reportará la energía necesaria para enfrentarte al día a día y sentirte más a gusto contigo mismo. ¿No crees que te sentirías más feliz si eres capaz de cuidarte un poco?

4. Sé solidario.

Deaver ahora tiene claro que “ayudar a los demás aumenta tu felicidad”.

Según una investigación se recomienda al menos dedicar 100 horas al año (dos horas a la semana) a tareas solidarias que ayuden a mejorar la sociedad. “Las personas exitosas lo hacen” asegura el especialista en innovación y negocios.

5. Duerme más.

Los beneficios de dormir para tu salud son numerosos, pero el autor se refiere en concreto a que el sueño nos hace más productivos. Cuantas más cosas somos capaces de hacer, más plenos y satisfechos nos sentimos y, por ende, más felices.

6. Todas las ideas pueden funcionar.

Deaver pone como ejemplo cuando Jimmy Wales, creador de Wikipedia, puso en marcha este innovador proyecto y todo el mundo le dijo que estaba loco.

¿Cómo iba a conseguir hacer contenido educativo relevante y mantenerlo permanentemente actualizado? Haciéndolo. Y sus más de 470 millones de visitantes únicos al mes demuestran que es posible sacar adelante hasta el proyecto más arriesgado.

7. Hacer un montón de amigos.

A nivel laboral cada vez más escuchamos hablar de la importancia del after work o del networking.

Para ascender en el trabajo es fundamental relacionarnos con la mayor cantidad de personas posible: contactos que se traducen en oportunidades e intercambio de ideas y conocimientos. ¿Y si además de relaciones laborales surgen enriquecedoras amistades?

Uno de los denominadores comunes para encontrar la felicidad es haberse esforzado en conseguir sus metas

Según los resultados de una encuesta sobre el bienestar en la que se contó con 1.600 estudiantes de la Universidad de Harvard, el apoyo social es el mayor impulsor de la felicidad. Deaver tiene claro cuál es el camino más efectivo para hacer para hacer amigos: “Mostrando interés por los demás, haciendo preguntas interesantes y escuchando mucho”.

8. Lucha por tus sueños.

Suena algo idílico, pero Deaver explica que uno de los denominadores comunes de las personas exitosas para encontrar la felicidad es haberse esforzado en conseguir sus metas.

Incluso aunque al final no resulte exactamente tal y cómo lo soñabas, el camino puede estar lleno de enriquecedoras experiencias y aprendizajes que, quién sabe, quizás puedas aplicar a otros aspectos de tu vida.

Reibox BlogValidación de ideas. Las tres palabras que se encuentran justo en medio de tener una idea y construirla realmente.

¿Tienes una idea para una startup? Arma rápidamente una versión mínima viable que muestre cómo se vería, el MVP de 20 minutos como Ryan de Product Hunt lo llama.

¿Tienes ese MVP? Estupendo. Ahora, deja tu oficina (OK, tu asiento en esa cafetería) y sal a la calle para conseguir algunos feedbacks y validar si realmente tiene algún potencial.

Sin embargo, hay un pequeño problema con la obtención de feedbacks de validación.

Los emprendedores emocionados a menudo estropean las entrevistas de descubrimiento de clientes al bombardear a los potenciales clientes con demasiadas preguntas no estructuradas y utilizar técnicas de entrevista que inevitablemente darán lugar a prejuicios del experimentador.

Por otra parte, esas entrevistas rara vez ponen en claro qué hay para el entrevistado y toda la entrevista termina siendo una situación en donde los emprendedores se sienten como si estuvieran rogándole a los potenciales clientes para quedarse un poco más para que les den un poco más de feedbacks.

En Appster, hacemos docenas de entrevistas de descubrimiento de clientes cada semana. Y no es raro ver a nuestros clientes salir a la calle para hablarle a los consumidores acerca de sus ideas de apps y volver con no siempre recuerdos fáciles.

En los últimos años, descubrimos una interesante frase que hacía que los entrevistados se abrieran mágicamente y empezaran a preocuparse por dar valiosos feedbacks a nuestros clientes:

“Me gustaría tu consejo para que no construyamos la cosa equivocada.”

Me encanta esta frase.

Antes de tener un producto, necesitas validar el concepto. Necesitas entender si va a ser algo que tu mercado necesita o quiere. Hasta este punto, sólo estuvo flotando dentro de tu cabeza.

Con simplemente agregar “para que no construyamos la cosa equivocada” la entrevista se da vuelta. De repente, el entrevistado comienza a sentirse parte de tu viaje y menos explotado. Comienza a ser impulsado por esta necesidad natural de ayudar.

Dale a esta frase una oportunidad la próxima vez que entreviste a tus potenciales clientes antes de construir tu producto.

exitoso“La pregunta no es quién va a dejarme; sino quién va a pararme”, Ayn Rand, autora de La Rebelión de Atlas.

Seas o no fanático de Ayn Rand, estas palabras hablan del corazón de todo emprendedor: una persona que crea algo donde antes no había nada. Se trata de tomar el control y hacer que las cosas sucedan. Se trata de ser increíble.

El mundo de los negocios entrega varios ejemplos de lo que significa ser un emprendedor increíble. Se trata de crear algo que la gente necesita, de reunir a un equipo talentoso y de ganar dinero; todo ello mientras eres tú mismo.

Toma nota de las lecciones de 10 empresarios exitosos sobre cómo ser ‘increíble’:

1. Sé tú mismo:

– Tony Hawk, emprendedor e ícono del skateboarding

El momento más ‘humilde’ en los negocios para Tony Hawk ocurrió en una tarea de su hijo en la que le preguntaban en qué trabajaba su padre. Su respuesta: “Nunca he visto trabajar a mi papá”.

Para Hawk, esto se debe a que su trabajo es algo que ama. “Encontré esta forma de expresarme en algo que es creativo y atlético”, dice. No me importaba que el skateboarding no fuera algo popular. Me daba una identidad que me diferenciaba de los demás”.

2. No sólo persigas el dinero:

– Dennis Crowley, fundador de Foursquare

Si quieres iniciar una empresa increíble, no la bases en un producto o servicio que crees que es bueno sólo porque te hará ganar dinero. La clave es crear algo que la gente aprenda a no poder vivir sin ello. El dinero sencillamente llegará.

“Construimos Foursquare para nosotros y un grupo de 10 amigos. Y resulta que cuando creas cosas que le gustan a 10 de tus amigos, a sus amigos también les gustará y a los amigos de ellos también. Y de pronto tendrás millones de usuarios”, dice Crowley.

3. Trabaja duro:

– Mark Cuban, millonario tecnológico

Una cosa es tener una buena idea de negocios; y otra tener el compromiso y el empuje para venderla exitosamente.

Mark Cuban, emprendedor tecnológico multimillonario y dueño del equipo de basquetbol Dallas Mavericks, dice que los dueños de negocios deben estar listos para trabajar y moverse rápidamente. “No se trata del dinero o de las conexiones, sino de la voluntad de esforzarse y adelantarse a los demás cuando se trata de tu negocio”, dice Cuban.

4. Contrata a un equipo excepcional:

– Bill Gates, fundador de Microsoft

Sí, Bill Gates es un genio tecnológico. Pero cuando arrancó Microsoft, una de sus prioridades fue crear un equipo de gente talentosa.

Trabajar con gente inteligente y apasionada que funciona bien junta puede ayudarte a alcanzar tus metas más rápido. “Ser capaz de reunir a personas diferentes con las que era divertido trabajar y pensar cómo conseguir que esas personas, con esas habilidades, trabajaran bien juntas fue uno de los retos más grandes”, dijo Gates en una entrevista en 2005.

5. Encuentra al ‘editor’ de tu idea:

– David Karp, fundador de Tumblr

Incluso los emprendedores increíbles a veces necesitan rebotar sus grandes ideas a alguien en quien confían. Para David Karp, el popular sitio de blogging Tumblr era su visión.

En los comienzos contrató a Marco Arment como jefe de desarrollo para que le ayudara con la programación y codificación, pero Karp muchas veces lo usó como un pizarrón parlante. “Seguido funcionaba como un editor de ideas”, dice Arment. “David llegaba con una gran idea para una nueva funcionalidad y yo le decía qué partes eran inviables o imposibles, qué condiciones había que tener en mente o qué otros detalles agregar”.

6. Encuentra el ‘factor X’ en tu cultura empresarial:

– Cher Wang, co-fundadora de HTC

Una vez que tienes un equipo talentoso, debes trabajar por mantener la cultura empresarial. “Suele haber un ‘factor X’ que es difícil de definir”, dice Cher Wang.

“Para HTC creo que es nuestra cultura. Tomamos lo mejor de nuestras raíces orientales y las combinamos con lo mejor de las culturas occidentales donde tenemos líderes y oficinas. Esto hace a nuestra cultura colorida, enérgica y creativa”.

7. Aprende cómo y cuándo escuchar:

– Steve Case, co-fundador de AOL

Un emprendedor increíble no siempre dicta. Necesita tener la habilidad de escuchar sobre todos los aspectos relacionados a su negocio. “Tienes que asegurarte de que tu gente está enfocada en la dirección correcta. Debes prestar atención a lo que te dice el mercado, a lo que te dicen tus clientes y a lo que dice tu competencia”, afirma Stave Case.

8. Acepta ayuda cuando la necesites:

– Gurbaksh Chahal, emprendedor serial

Chahal emigró de India a California con su familia cuando tenía cuatro años y siempre batalló con bullies en la escuela.

A los 16 dejó la secundaria e inició su primer negocio, una startup de publicidad llamada ClickAgents, la cual vendió dos años después por 40 millones de dólares. Ése fue sólo el inicio. Vendió su segunda empresa BlueLithium por 300 millones y recientemente inició la tercera, RadiumOne.

9. No le temas al rechazo:

– Barbara Corcoran, emprendedora en bienes raíces

Los aspirantes a emprendedores, incluso los increíbles, escuchan muchos ‘no’ antes de escuchar un ‘sí’.

Al momento de buscar una inversión, la magnate de las bienes raíces y estrella del show Shark Tank, quiere encontrar emprendedores que no se detengan con un ‘no’. “La gente insistente siempre cumple”, ha aprendido Corcoran de su experiencia. “Lo quieren, lo quieren, lo quieren”.

10. Debes estar dispuesto a fracasar:

– Steve Jobs, co-fundador de Apple

Mientras lideraba Apple, Jobs aprendió una o dos cosas sobre el fracaso. Las pésimas ventas de la Apple III y su seguidora (una computadora impulsada por Jobs llamada Lisa) causaron que Apple perdiera cerca de su mercado a su rival IBM en 1980.

“Algunas veces el mercado, las personas y las ideas no son las correctas pero debes seguir adelante e intentar de nuevo”, dice el fundador de Atari, Nolan Bushnell, sobre Jobs de quien fuera mentor. “Si pierdes un juego de ajedrez, puedes poner el tablero y jugar de nuevo”, dice.

Elizabeth MoreraLa vida es tan simple y fácil que a veces olvidamos su verdadera realidad… ser personas, tratarnos como amigos, guardar una amistad… conceptos reales y fáciles de olvidar por las personas… y el olvido de estos conceptos y realidades es lo que nos hace dejar de ser buena gente.

¿De qué sirven tantas toneladas de conocimientos, tanto almacenaje de temas estudiados, acumulación de saber… si uno no sabe amarse a sí mismo y consecuentemente al resto de la humanidad?

¿De qué sirve todo eso si se carece de nobleza, de honradez, de honestidad, de virtudes, de mesurada generosidad, de confianza y seguridad en uno mismo, de cierta y moderada inocencia…?

¿De qué diantre sirve todo ese cúmulo de temas aprendidos, de palabras, frases y argumentos memorizados si no se sabe amar ni se es amado…?

Yo os diré de qué sirve toda esa vana palabrería, esa pretenciosa intelectualidad, ese engreído saber y pedante elocuencia… de nada, pues sin amor uno se encierra en un hermético caparazón que lo esteriliza de la vida circundante, convirtiéndose todo ese frívolo saber y trivial andamiaje de conocimientos en una cárcel.

Todo lo sabido no hace más que tejer una tupida e impermeable madeja alrededor de la persona rebozada de banal cultura, produciéndole una inhóspita y estéril soledad destructora e infructífera.

Todo ese saber no hará más que convertir a la persona poseída por conocimientos en un androide, en un monstruo insensible y abusivo, por el hecho mismo de ser incapaz de dar y recibir amor. Las palabras no hacen más que encarcelar la verdad, aquello que somos en realidad.

A este mundo hemos venido a ser felices y para ello hay que aprender a amar y a ser amados, esto es, a saber dar y saber recibir, no a saber de conocimientos que nos impidan querer a los demás y a edificar tanques que prohíban la penetración del amor y la amistad en nuestras vidas.

A las personas no se las debe valorar por lo que saben, por los diplomas o títulos adquiridos o por los estudios realizados, sino por su simpatía, su bondad, su sensibilidad, su honestidad y su capacidad y calidad de amor.

Sólo el amor nos acerca a nuestra alma, sólo él nos guía al auto-conocimiento, y es éste el objetivo de todo ser humano… puesto que al final de toda vida  todo termina en “polvus erit et in polvus converterit”. El hombre “vanita, vanitas et omnia vanitas”, eso es él para mí, parafraseando el Eclesiastés.

He allí la causa que motiva tanta ansia de saber y posesión incrédula de conocimientos, que en cualquier momento pueden desaparecer si todos los libros se quemaran o desaparecieran, es la inestabilidad de todo lo material, su carácter efímero.

Lo único realmente importante, crucial, fundamental e imprescindible es conocer nuestra alma, vivir la vida con ella, despertar a ella, sinónimo de despertar a lo que verdaderamente somos, siento ésta la única vía al auto-conocimiento, que viene a ser lo mismo que amarse, y sólo si uno se ama será capaz de amar todo aquello que lo envuelve y rodea.

Los conocimientos que podamos adquirir deben formar parte del camino que desemboque al despertar de nuestra alma, deben formar parte del proceso del cual resulte el auto-conocimiento, éste, repito e insisto, auténtico y único objetivo del por qué del ser humano en este planeta azul, el verdadero sentido de nuestras vidas y la respuesta a todas las preguntas.

La solución de toda incógnita, el remedio a todo problema, la respuesta a toda pregunta… todo ello anida en nuestro interior, el misterio lo alberga el alma; descubre la tuya y despejarás el misterio, lo resolverás y conocerás el secreto de la vida.

– Elizabeth Morera

jack maEl maestro de inglés y emprendedor Jack Ma fundó Alibaba hace 15 años en su pequeño departamento en Hanzhou, China.

El viernes pasado, Ma se convirtió en el hombre más rico de China. Con una capitalización de mercado de 231 mil millones de dólares, el minorista online es casi tan valioso como Wal-mart y más grande que Amazon y eBay combinados.

Esto es sólo el comienzo, ya que Alibaba planea expandirse en América y Europa invirtiendo casi mil millones de dólares en varias startups de Estados Unidos incluyendo Uber, Lyft, ShopRunner, Fanatics, Tango y Kabam.

Todo emprendedor aspirante y actual debería aprender cómo fue que un maestro de inglés chino convirtió una visión, un grupo de amigos y 60 mil dólares en grandes riquezas y en la empresa más valiosa de comercio electrónico. Sin duda, este caso será estudiado en las escuelas de negocios durante generaciones.

1. Comienza aquí, ve a donde sea.

Reconociendo la importancia del inglés, cuando Ma era joven llevaba su bicicleta a un hotel cercano y guiaba a los extranjeros alrededor de la ciudad sólo para aprender y practicar el lenguaje.

Su pasión por el emprendedurismo en muchas formas se parece a Masayoshi Son, quien creció siendo pobre y siguió su sueño a Silicon Valley graduándose de U.C. Berkeley antes de fundar Softbank. Como presidente de Softbank y Sprint, Son es ahora el hombre más rico de Japón.

2. Ten una visión….y ayuda de los demás.

Ma vio en internet un gran potencial para conectar negocios a través de todos los habitantes de China. So y su esposa juntaron a 17 amigos y reunieron 60 mil dólares para fundar la empresa. Eso creó una base para la estructura dinámica en cuanto a los socios de la empresa y una cultura organizacional única diseñada para crear la colaboración, disminuir la burocracia y promover la rendición de cuentas para un crecimiento a largo plazo.

3. Ve por lo grande o vete a casa.

Aunque el crowdfunding hubiera existido cuando Alibaba fue fundada, dudo que Ma hubiera tomado esa ruta. En lugar de eso, él y sus amigos apostaron todo logrando tener una inversión ángel de cinco millones de dólares, 20 millones de Softbank en el 2000, mil millones de Yahoo cinco años después y 1.6 mil millones de Silver Lake Partners y DST Global en 2011. Así es como logras cosas grandes.

4. Los grandes problemas llevan a grandes oportunidades.

La falta de materiales para la infraestructura en China siempre ha sido un obstáculo insuperable para la gran cantidad de comerciantes de pequeños negocios. Alibaba resolvió eso y ahora representa el 80 por ciento del comercio electrónico del país asiático.

5. La innovación viene de individuos únicos que piensan y actúan diferente.

Todos hablan sobre cambiar el mundo y ganar miles de dólares, pero aquellos que realmente lo logran es gente excepcional con grandes ideas, una visión poco común y gran pasión para hacer el trabajo. La innovación disruptiva viene de las personas que no siguen el mismo estatus quo y que buscan formar su propio camino.

6. Párate en los hombros de los gigantes….pero aprende de sus errores.

Como Amazon y eBay, Alibaba es una empresa de e-commerce, pero ahí es donde la similitud termina. Alibaba realmente no tiene un inventario o vende cosas. Es un intermediario que colecta las tarifas anuales y comisiones de comerciantes más grandes y tarifas de publicidad de los más pequeños. El resultado es uno de los negocios más escalables y rentables del mundo.

7. ¿Qué hay en el nombre? Menos de lo que crees.

Apple, Facebook, Google, Microsoft, Uber, Starbucks. ¿Qué tienen en común todos estos nombres y empresas? Nada. Algunas son uniones o nombres inventados. Lo que tu negocio hace por los clientes es lo que cuenta, no tu nombre o marca personal.

Jack Ma estaba sentado en una cafetería de San Francisco cuando pensó en cómo Ali Baba escuchó por casualidad la contraseña secreta de Los 40 Ladrones: “ábrete sésamo” y obtuvo grandes riquezas. Tenía mucho que ver con su visión de liberar el gran potencial de los pequeños y medianos comerciantes de China. Ahora ya sabes el secreto de cómo logró su sueño.

fenixVarios emprendedores han conseguido el éxito tras haber apostado por un proyecto fallido. Desarrollar un producto sin encaje en el mercado y la falta de recursos económicos son las principales razones por las que los negocios se ven abocados al fracaso.

El emprendimiento es como una partida de póker. Marcos Alves, fundador de El Tenedor, hizo un all in al inicio de su carrera profesional y perdió, mientras que Gerard Olivé, cofundador del fondo Antai Venture Builder, se sacó un as de la manga para pivotar su negocio y salvarlo.

Son varios los casos de emprendedores que consiguieron crear empresas rentables, pero que anteriormente tuvieron algún fracaso. Se trata de las aves fénix del emprendimiento: resurgieron de las cenizas de start ups fallidas, que no calaron en un determinado mercado y que no cuajaron en una mesa en la que jugaban players más poderosos.

El emprendimiento no resulta sencillo cuando los datos no avalan su viabilidad. El 70% de las start ups tecnológicas terminan fracasando en un plazo de veinte meses desde que reciben su primera ronda de financiación, de acuerdo con el estudio The Top 20 Reasons Startups Fail de CB Insights. La razón principal por la que estos proyectos cesan su actividad es que el mercado no tiene necesidad de ese producto o servicio.

“No todo el mundo vale para emprender”, asegura Alberto Jiménez, cofundador y consejero delegado de la marca de alimentos orgánicos Smileat, a Kippel01. “Son palabras duras, pero realmente hay que tener una serie de cualidades que no se pueden forzar –explica-; por lo que incentivar a emprender a todo el mundo no es bueno”.

Gerard Olivé (Antai Venture): “Cuando te ves en la necesidad de pivotar es porque ese negocio no está bien”

El directivo, que durante su carrera ha estado vinculado al mercado digital y a la inversión, cofundó el ecommerce Bukingo en 2011, un proyecto de liveshopping que no cuajó. “El mercado estaba preparado para dos o tres players máximo, por lo que nos caímos los que teníamos menos recursos”, explica Jiménez.

La falta de fondos es la segunda razón por la que las start ups se ven abocadas al fracaso. En el caso de Bukingo, las dos empresas que se llevaron el gato al agua fueron Groupon y Offerum. “Ellos también ofrecían descuentos y contaban con una mayor financiación -señala el directivo-; no supimos pivotar a tiempo y especializarnos en algo concreto”.

Pivotar es lo que hizo Gerard Olivé, cofundador del fondo de capital de riesgo Antai Venture Builder, cuando su proyecto Fancybox, una plataforma de compra de cajas de belleza que lanzó en 2012, “no caló” en el mercado latinoamericano. “Pivotamos mediante una fusión con Bepretty y pasamos a un modelo de marketplace que nos permitió reaprovechar toda la base de datos y al equipo”, explica el directivo a este medio.

De este modo, Olivé, cofundador de Glovo y Wallapop, consiguió dar un golpe de timón que evitase que Fancybox fracasara. “Cuando estás luchando en un negocio y te ves en la obligación de pivotar es porque ese negocio no está bien –expresa el directivo-; lo primero que aprendes es a levantarte tú, luego a motivar a un equipo hacia un nuevo proyecto, y a volver a ganar la credibilidad con los socios y conseguir entusiasmarles”.

Carlos Jiménez (Valeet): “Actualmente hay tanta inversión y tanta oferta que es más complicado destacar”

¿Es necesario disponer de un buen colchón económico para intentarlo de nuevo?

Para Jiménez resulta primordial “tener recursos para invertir y disponer de un track recordantes de hablar con inversores”, mientras que Olivé considera que “depende del tipo de negocio y de la personalidad y visión del riesgo del emprendedor”.

Por su parte, Carlos Jiménez, fundador y consejero delegado de Valeet, una aplicación dedicada a la búsqueda de aparcacoches, cree que “el hambre agudiza el ingenio y cuando lo pasas mal es cuando te esfuerzas en dar con ideas”, porque el fracaso sirve “para aprender y para no cometer un mismo error”.

Jiménez aprendió de sus errores con Infomultas, una plataforma que permitía a los usuarios saber si tenían alguna multa realizando una búsqueda a partir de su documento de identidad o la matrícula de su vehículo. “El proyecto nos explotó en las manos –relata-; no medimos muchas cosas y no estuvimos preparados legalmente”. El negocio no funcionó, pero eso no detuvo a Jiménez para seguir levantando empresas.

Y es que cuanto más fracasa un emprendedor, más probabilidades tiene que le vaya mejor en sus próximos proyectos. Así lo señala el Mapa del Emprendimiento 2017 de Spain Startup South Summit, el cual remarca que mientras que una persona que ha lanzado una start up tiene una probabilidad de fracasar del 33%, la cifra se reduce al 20% cuando dicho individuo lleva cuatro lanzamientos de start ups a sus espaldas.

“El bagaje personal y profesional contribuyó a que me lanzase en el proyecto de El Tenedor con nuevos conocimientos que ayudaron al éxito”, asegura Marcos Alves, fundador y consejero delegado de El Tenedor. El directivo fracasó en su primer proyecto por “falta de experiencia y conocimientos en algunas áreas como recursos humanos o temas legales”.

Lo que llevó a Alves a emprender de nuevo fue el llevarlo “en el ADN”. Según el directivo, “no es algo que decidas de un día para otro, se precisa convicción y también una buena dosis de sacrificio –explica-; en mi caso, un proyecto me llevó a otro ya que tanto la empresa con la que emprendí la primera vez como El Tenedor eran del mismo sector, por lo que ni me lo pensé”. Porque pensárselo demasiado puede ser contraproducente. “Nunca hay que esperar mucho para lanzar un producto”, asegura el fundador y consejero delegado de Valeet, quien considera que en el mercado actual “es más complicado competir”.

Según Jiménez, “ahora hay más inversión, está todo más profesionalizado y hay tanta oferta que es más complejo destacar”. Por su parte, el cofundador del fondo de capital de riesgo Antai Venture Builder considera que el mercado actual es más grande que hace una década y resulta más sencillo atraer talento altamente cualificado a una empresa de nueva creación digital. “Es una buena noticia para el sector y para el emprendimiento”, apunta Olivé.

En ese aspecto, los nuevos empresarios pierden cada vez más el miedo a que su proyecto no funcione. El 38,9% de los emprendedores españoles considera el miedo al fracaso un escollo para iniciar un negocio, según el informe Global Entrepreneurship Monitorde 2017, una cifra que se ha visto reducida un 6,1% respecto al año anterior.

ser tú mismoTal vez te preguntas a menudo por qué no llegas a tus metas. Por qué siempre que ya estás tocando el cielo, parece que se cierran las compuertas y alguien cuelga el letrero de “aforo completo”. Y tú nunca entras en él…

Examinas todo lo que haces, cada día. Cada paso, cada uno de los puntos de la lista de listas que te has confeccionado para poder seguir, para no perder de vista tus objetivos.

He notado eso que sientes. Esa sensación de tenerlo vetado. De quedarse a un suspiro de tu sueño y sentir como huele mientras otros lo degustan. He sentido esa rabia contenida que tan sólo sirve para contracturarse la espalda y notar un dolor de estómago terrible…Para amargarse y culparse a uno mismo y a otros de tus fracasos.

He dormido con la sensación de ser invisible y me he despertado sin encontrarme la risa. He sentido que el mundo giraba al revés mientras yo corría hacia la meta y parecía que estaba quieta… Que era un eterno segundón. Con la sensación de tener el deseo y el talento suficientes pero quedarme al otro lado de la línea. De ponerme a volar y, de repente, tocar techo y no descubrir por qué. Esa certeza de creer que tu vida no es tuya y hagas lo que hagas eso nunca cambiará… Que el éxito te esquiva y la fortuna se ríe de ti.

Sí, yo también he buscado en mil libros. Me han resucitado las ganas entre sus palabras… He aprendido mucho de ellos mientras me buscaba a mí misma. He escuchado a mil sabios… Algunos de ellos me han regalado una parte del mapa que me faltaba para llegar a ese tesoro que es mi esencia, mi coherencia…

Y he andado mil caminos. Algunos de ellos ni tan sólo sé cómo he osado pisarlos, de dónde he sacado el valor para sondearlos, cómo he soportado la soledad inmensa que me han impregnado… Aunque me han llevado a mil respuestas y han cambiado mis preguntas por otras preguntas nuevas…

Y el final del camino, siempre eres tú mismo. La meta lleva tu cara. La respuesta a la pregunta es tú… El por qué tiene tu nombre.

Siempre. Lo que hoy no logramos entender es lo que ayer decidimos no conocer o no preguntar. Lo que ahora no logramos es lo que ayer pensamos que no nos pertenecía. Lo que no vivimos es aquella experiencia que un día, sin casi darnos cuenta, decidimos que no nos merecíamos.

Somos el resultado de lo que hicimos y dejamos por hacer…

Cada uno de nosotros lleva ocultas dentro las claves para despejar las incógnitas de su camino. Somos el fruto de nuestras decisiones pasadas, de las presentes… Y llevamos en la cara dibujadas las decisiones futuras que ya sabemos que vamos a tomar y que nos recortan la esencia, la felicidad, la vida.

Somos un amasijo de normas auto-adjudicadas que cada día nos coagulan las acciones. Llevamos en los huesos nuestras emociones comprimidas… Nuestros lamentos y quejas circulan por nuestras arterias y definen nuestros gestos, nuestros actos, nuestras ilusiones…

Cuando soñamos, nos achican los sueños porque intentan convertirlos en asequibles, en probables, en realidades que no nos decepcionen… Nos protegemos de nosotros mismos hasta el extremo de anularnos, de traicionarnos.

Cuando caminamos, esos pensamientos prefabricados nos cansan, nos paralizan.

Cuando razonamos, nos limitan, nos dibujan un círculo para que no salgamos de él y tengamos pensamientos viciados, corrompidos… Los pensamientos cortos de un niño que piensa que no podrá y no puede.

Cuando llegamos a la esquina de nuestro sueño y vamos tocarlo, lo apartan, lo envían lejos y nos agarrotan los dedos…

Y ni siquiera nos damos cuenta de cuánto nos reprimimos y recortamos. De esos esquemas que repetimos siempre, esas conductas reiteradas… Y cuando nos preguntamos por qué, la lista de razones del fracaso viene dictada por nuestros miedos, por nuestros pensamientos rancios, por unos parámetros de conciencia que nos reprimen y hacen menguar.

Y un día, descubres que eres siempre el segundo porque en tu mundo, en tus pensamientos, siempre has imaginado que no mereces más… Porque no confías en ti.

Porque te visualizas siempre a un metro de la meta.

Porque no te sueñas llegando al final ni te emocionas al pensar que podrás…

Porque te crees que no eres la persona que consigue lo que tú deseas y cada día te alejas más de ti.

Porque no aceptas lo bueno que te da la vida, porque no lo ves.

Porque creaste una imagen de ti demasiado pequeña para el tamaño de tus sueños y no te la has cuestionado nunca.

Porque hace mucho tiempo te programaste para resistir, para sobrevivir y dejaste que tus temores e inseguridades escribieran tus normas secretas, que quedaron marcadas a fuego en ti… Y sigues obedeciendo a ese programa, aunque eso te supone perder alegría, soltar vida, amarrarte a una versión de ti mismo que no te representa.

La respuesta está dentro de ti. Y no sabes cómo sacarla, cómo encontrar la manera de empezar otra vez, de pensar distinto, de construir nuevos esquemas y empezar a soñar de verdad…

¡Cuánto trabajo por hacer!

¡Cuántos límites por borrar!

Sacar tu esencia de entre la maraña de normas absurdas… Re-escribirte, re-autentificarte, re-dibujarte… Desaprender y empezar a vivir.

¡Qué complicado y qué apasionante!

No hay nada malo en el ser el segundo, ni el último… Lo importante es no resignarse a una vida que no te llena y no renunciar a ser tú.

valor–Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?

El maestro, sin mirarlo, le dijo:

–Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizás después, y haciendo una pausa agregó: Si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar.

–Encantado, maestro -titubeó el joven quién sintió que otra vez era desvalorizado y sus necesidades, postergadas.

–Bien- asintió el maestro.

Se quitó un anillo que llevaba y dándoselo al muchacho, dijo- toma el caballo que está allí afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro. Vete ya y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas.

El joven tomó el anillo y partió.

Apenas llegó empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes. Estos lo miraban con algún interés, hasta que el joven decía lo que pretendía por el anillo. Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara y sólo un viejito fue tan amable como para tomarse la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio de un anillo.

En afán de ayudar, alguien le ofreció una moneda de plata y un cacharro de cobre, pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro, y rechazó la oferta. Después de ofrecer su joya a toda persona que se cruzaba en el mercado -más de cien personas- y abatido por su fracaso, monto su caballo y regresó. Cuánto hubiera deseado el joven tener él mismo esa moneda de oro. Podría entonces habérsela entregado al maestro para liberarlo de su preocupación y recibir entonces su consejo y ayuda.

Entró en la habitación.

–Maestro -dijo- lo siento, no es posible conseguir lo que me pediste. Quizás pudiera conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pueda engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo.

–Qué importante lo que dijiste, joven amigo -contestó sonriente el maestro-. Debemos saber primero el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar y vete al joyero. ¿Quién mejor que él, para saberlo? Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuanto te da por él. Pero no importa lo que te ofrezca, no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo.

El joven volvió a cabalgar. El joyero examinó el anillo a la luz del candil, lo miró con su lupa, lo pesó y luego le dijo:

-Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya, no puedo darle más que 58 monedas de oro por su anillo.

–¡¿58 monedas?!-exclamó el joven.

–Sí -replicó el joyero- Yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de 70 monedas, pero no sé si la venta es urgente…

El Joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido.

–Siéntate -dijo el maestro después de escucharlo-. Tú eres como este anillo: una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte verdaderamente un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?

Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo pequeño de su mano izquierda.

Claramente podamos advertir la enseñanza de este hermoso cuento: Nadie mejor que nosotros mismos puede hacer la valuación, puede fijar el “precio”, puede hacer la tasación del valor personal.

Quizás coincidamos en que hacerse a uno mismo la pregunta de ¿cuánto valgo? no sea una pregunta habitual. Entonces: ¿Por qué es tan importante conocer la respuesta a esa pregunta? Porque, de la respuesta a esa pregunta, ¡depende nuestro futuro! ¿Y cómo es eso posible? Bien, acompañame en la exploración y lo veremos juntos…

Haciendo un poco de memoria, todos encontraremos recuerdos de algunos episodios en que personas significativas en nuestra vida nos hayan señalado las cosas que hacíamos bien y aquellas cosas que hacíamos mal. Probablemente, con la muy buena intención de enseñarnos a evitar lo que no nos lleva por el “buen camino” y aprender lo que realmente “vale la pena”.

Esto fue formando en nosotros una idea de lo que somos, de cuáles eran nuestras “fortalezas” y nuestros “puntos débiles”. Y esta creencia –por la repetición de nuestros actos– se fue haciendo cada vez más cercana a la certeza de que éramos “así”, de que valemos para algunas cosas, pero no para otras, de que nuestro valor tiene que ver con lo que somos capaces de hacer.

Lo que otros vieron o ven en nosotros, tiene más que ver con ellos que con nosotros, dado que lo que observan lo observan desde su forma particular de observar, con sus propios “filtros” y limitaciones, desde su propio “mapa mental” de “cómo deberían ser las cosas para que sean valiosas”. Y ocurre lo mismo cuando nosotros somos los observadores de nosotros mismos. Nos comparamos con lo que “debería ser” y a partir de ahí, sacamos conclusiones de cuánto valemos…

Un diamante no pierde su valor por el hecho de estar cubierto de lodo… sigue siendo una valiosa joya. Lo mismo ocurre con nosotros. Nuestro valor es incalculable, solo que a veces hay “lodo” cubriendo nuestra superficie, en forma de juicios con los cuales nos desvalorizamos, o mediante juicios de otros, a los cuales les damos valor, y que juzgamos como desvalorizantes…

Y esto tiene un efecto devastador en nuestra autoestima, dado que lo que pensemos de nosotros (ya sea porque es un juicio propio, o porque nos lo ha dicho alguien importante en nuestra vida) influye directamente en cómo nos evaluamos, en cómo nos valoramos.

“Tienes que ser consciente de los juicios que tú hagas acerca de ti mismo, porque incluso éstos se basan, por lo general, en los sistemas de valores de las personas que te rodean. Si juzgas, condenas o apruebas” – Anthony De Mello

Y nuestra autovaloración personal influye a su vez en nuestros resultados. Todo lo que obtenemos en nuestra vida tiene relación directa con cuánto valor entregamos a cambio. Si entrego poco valor, recibo poco valor. Si entrego mucho valor, recibo en la misma medida. Por lo tanto, si creo que valgo poco, es poco el valor que puedo ofrecer, y por lo tanto, mis resultados tendrán una medida proporcional.

En definitiva, todo en la vida se resume en una cuestión de valores. Nuestro valor no tiene que ver con nuestros comportamientos o nuestros sentimientos, sino con cuánto valor puedo crear para mí y para otros…

Me surge compartir algunas preguntas que te regalo, con el fin de encontrarte con la respuesta a la pregunta inicial… cuál es tu verdadero valor, cuánto vales:

¿De qué sientes satisfacción en tu vida?
¿Qué fue/está siendo motivo de plenitud en tu vida?
¿Cuándo te has sentido digno de ser/hacer algo valioso en tu vida?
¿Quiénes se han visto beneficiados por alguna aptitud o actitud de tu parte puesta a su servicio?
¿Cuántas vidas/destinos se han transformado a partir alguna palabra o silencio que ofreciste, en el momento oportuno?
¿Con cuántas personas has compartido experiencias que hayan resultado valiosas, para ambos?
¿En cuántas formas o de cuántas maneras crees que honras tu vida, tu existencia?
¿Qué necesitas para ser aún más valiosa/o? ¿Qué te hace falta para crear aún más valor en vos y en otros o para otros?

“Calcule primero el costo. No pague un precio demasiado alto por ir tras valores secundarios. El valor principal de la vida no está en lo que conseguimos. El valor principal de la vida está en lo que logramos ser.” – Jim Rohn

Espero de corazón que este artículo haya sido de alguna manera útil para tu vida. Si en algún momento consideras que necesitas asistencia para revisar o re-significar tu AUTOESTIMA, y quieres dar tu primer paso hacia una más profunda autoconciencia, para lograr un mayor bien-estar, estoy disponible para que me consultes y conversemos de qué manera puedo asistirte.

Recibe mi total agradecimiento por permitirme compartir contigo estas reflexiones y te agradeceré las reenvíes a quienes consideres les pueda ser de utilidad.

calaCada persona involucrada en un emprendimiento debe trabajar el tema del liderazgo, pues éste no es un don exclusivo.

“Todos nacemos con ciertas habilidades y cada uno es responsable de potenciarlas, con esfuerzo, educación y constancia” aseguró el periodista de CNN en Español, Ismael Cala. “La clave está en la perseverancia. Actualmente hay más posibilidades tecnológicas para influir, pero la esencia del líder es transversal a todas las épocas. No se decide en la cantidad de vías para comunicar, sino en la actitud y aptitud del líder“.

Cala estará en el país para compartir su experiencia al desarrollar su nueva empresa y hablar de liderazgo con los participantes de ECHO, un encuentro que reunirá a emprendedores y líderes de negocios.

Después de cinco años y medio al frente del programa de entrevistas Cala, y de 15 de afiliación a esta cadena, el comunicador se centrará en su carrera como conferencista, autor inspiracional y presidente de su empresa Cala Enterprises, fundada para impactar la vida de las personas a través de la auto-superación, el liderazgo, la meditación, la conciencia del bienestar y el mindfulness.

A la hora de desarrollar un nuevo modelo de negocio, los emprendedores requieren ciertas habilidades para potenciar su liderazgo, considerando el proceso que denomina como “Creer, Crear, Crecer”, que indudablemente parte de las creencias que se tienen y de la propia creatividad.

“No hablo de creencias religiosas, sino de las ideas que nos acompañan toda la vida, de cómo seremos capaces de utilizar eficientemente todo lo que hemos aprendido en la familia, la escuela, con los amigos. Un líder debe ser soñador, pero también realista. Todo en las dosis adecuadas”, explicó Cala.

En el desarrollo del liderazgo personal, suma que cada quien identifique sus habilidades para enfocarse en ellas y pulirlas a través de diversos mecanismos como estudiar con libros, con historias inspiradoras de otros emprendedores, en cursos, en conferencias, etc.

“Vivimos en un mundo muy competitivo. La intuición es importante, pero necesitamos formación, asesoría, contraste. No hay que poner nuestra fe en la suerte. La suerte la construimos día a día, con educación, trabajo e inversión en nosotros mismos. Ir a los eventos y compartir experiencias y emociones con otras personas exitosas es fundamental. De eso hablo cuando me refiero a invertir en nosotros mismos”.

La educación para los emprendedores es otro de los temas que considera fundamentales para consolidar el liderazgo. Recientemente anunció una alianza con Next University, fundada por Andrés Moreno, el exitoso creador de Open English.

“Pienso que cualquier curso debe tener presentes la ética, el éxito, la abundancia y la planificación como sus ejes temáticos”.

Finalmente, Cala hizo énfasis en la importancia de tener ejemplos para salir adelante y que sean, además, un recordatorio constante de lo que una persona con una idea, por más pequeña que parezca, puede alcanzar.

“Siempre pongo el ejemplo de Franklin Chang-Díaz, el único astronauta de Costa Rica”, dijo Cala. “La NASA está en Estados Unidos, muy lejos de Costa Rica. Sin embargo, Chang-Díaz consiguió su objetivo. Si a él le hubieran dicho de niño: ‘Aquí no hay instituciones espaciales, tú nunca vas a llegar al espacio”, posiblemente jamás hubiera logrado tales hazañas”.

Cala reiteró que Chang es un ejemplo de esfuerzo.

“Chang-Díaz se las ingenió para llegar al espacio habiendo nacido en Costa Rica. Ese es el mejor ejemplo de emprendimiento, contra todas las circunstancias”, concluyó.

 

 

 

Subir »
FB