Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Super ExitososNo es difícil de encontrar clichés sobre el fracaso en los negocios:

• El único fracaso es no tener el coraje de intentarlo.
• El fracaso es un desperdicio sólo si no aprendes una lección de él.
• El fracaso es la mejor manera de averiguar lo que no funciona antes de descubrir lo que sí lo hará.

Ciertamente, Thomas Edison suscribió este último. Afirmó que cada una de las miles de veces que fracasó tratando de inventar la bombilla lo llevó más cerca de lograrlo finalmente. Sin embargo, a diferencia de otros clichés, este realmente parece tener un considerable grado de verdad en ello. ¿Por qué?

Fallar como un camino a seguir

Al adoptar el punto de vista del fracaso de la manera que él lo hizo, Edison se encuentra en excelente compañía. Algunas de las personas más exitosas están de acuerdo con que el fracaso es fundamentalmente una fuente de información práctica. Sir Edmund Hillary vio sus primeros dos intentos fallidos al intentar escalar el Monte Everest como un proceso de eliminación, lo que lo ayudó a tachar las rutas que no funcionaban, llevándolo a la que sí lo haría.

Para aquellos que eventualmente tienen éxito, el fracaso es un ritual por el que deben pasar, una especie de pago. Como resultado, es un indicador de fortaleza, de haber tenido la persistencia de seguir adelante mucho después de que otros han abandonado la carrera. Eso podría explicar por qué los ganadores de la lotería no siempre eran vistos con buenos ojos por los que sentían que habían trabajado duro para lograr lo que ganaron. El éxito, muchos creen, primero requiere de trabajo, y el fracaso es una parte importante de hacer ese trabajo.

Recontando rechazos

Las personas altamente exitosas tienden a no tener ningún problema con hablar públicamente de sus fracasos pasados. Lo hacen no sólo como una forma de mostrar sus credenciales (como un ticket de admisión a un club exclusivo compuesto por los que mantuvieron la fe y lucharon por seguir su propio camino) sino también como una forma de celebración. Puede que encuentres esto jactancioso, pero pregúntate: ¿No sentimos el impulso de pasear, al menos un poco, ante los que dudaron alguna vez de que finalmente lo lograríamos?

Muchos de los autores más exitosos fueron inicialmente rechazados por los editores, algunos de ellos en innumerables ocasiones. La serie Chicken Soup for the Soul  fue rechazada por más de 140 editores. Stephen King tiró el manuscrito de Carrie a la basura después de haber sido rechazado por 30 editoriales. Afortunadamente, su mujer lo cogió y lo convenció de seguir intentándolo. «Una fantasía absurda y poco interesante que era bazofia y aburrida», es como un editor respondió a William Golding por el Señor de las Moscas, antes de que llegara a vender 15 millones de copias.

Del mismo modo, hombres de negocios que alcanzaron el estatus de leyenda tienen sus propias historias de rechazo. Walt Disney fue despedido de Kansas City Star porque, según su editor, «carecía de imaginación y no tenía buenas ideas«.

La mística del fracaso

Por supuesto, los que fracasan y no van tras el éxito consiguen poco reconocimiento. Nosotros sólo oímos hablar de los que lo logran.

Pero el hecho de que el fracaso a veces no nos lleva a ningún lado no mantuvo la idea de que sí puede de la creencia profundamente arraigada en la psique de las personas. El famoso pasaje de Theodore Roosevelt de su discurso de 1910 «The Man in the Arena», lo dice mejor que nadie; y convirtió ese mito en una llamada a las armas:

No es el crítico quien cuenta; ni aquellos que señalan como el hombre fuerte se tambalea, o en qué ocasiones el autor de los hechos podría haberlo hecho mejor. El reconocimiento pertenece realmente al hombre que está en la arena, con el rostro desfigurado por el polvo, sudor y sangre; al que se esfuerza valientemente, el que se equivoca y falla el golpe una y otra vez pues no hay esfuerzo sin error o fallo; a aquel que realmente se empeña en lograr su cometido; quien conoce grandes entusiasmos, grandes devociones; quien se consagra a una causa digna; quien en el mejor de los casos encuentra al final el triunfo inherente al logro grandioso; y que en el peor de los casos, si fracasa, al menos caerá con la frente bien en alto, de manera que su lugar jamás estará entre aquellas almas frías y tímidas que no conocen ni la victoria ni el fracaso.

Pero ahí está la paradoja de esa idea: Es más fácil enamorarse de los éxitos de aquellos que lo lograron, que apreciar lo largo y arduo que fueron sus viajes anteriores. Como resultado, somos propensos a ver los grandes avances como, al menos en parte, consecuencias de la buena suerte (la cual casi siempre juega un papel importante) pero en algún grado, eso pasa por alto el trabajo duro y los problemas que los precedieron.

Tal vez por eso las personas más exitosas sienten la necesidad de hacernos saber que fue sólo después de innumerables intentos y frustraciones que fueron capaces de lograr algo transformacional. En ese sentido, no sólo se están jactando; están estableciendo las cosas como son, y advirtiéndonos de algo que el resto de nosotros escuchamos sólo en parte: El fracaso es realmente una fuente crucial de información, pero es difícil saber cuan duramente ganado (y por lo tanto valioso) es hasta que realmente lo ganes.

finanzas personalesEstablecer metas y objetivos

Dicen que lo que le da sentido a nuestra vida es saber de dónde venimos y hacia dónde vamos.

Eso no puede ser más cierto. Para empezar cualquier plan financiero personal, es indispensable saber cuál es nuestro punto de partida, en dónde estamos parados y también hacia dónde queremos ir.

En este sentido debemos tener muy claras cuáles son nuestras prioridades en la vida, saber qué es lo que verdaderamente nos importa. De lo contrario habrá muchos distractores en el camino y los veo todos los días: muchas personas que posponen el ahorro para el retiro porque salió la nueva pantalla curva con mejor resolución y está en oferta.

En realidad, para que una persona sienta la necesidad de ahorrar y de cuidar su dinero, es necesario que tenga un motivo para hacerlo: metas y objetivos claros y que queramos alcanzar. Hacerlo debe convertirse en lo más importante, antes de cualquier otro gasto está el ahorro, sí o sí, para esto que es lo más importante.

Ahora bien, ¿cómo encontramos aquellas cosas que verdaderamente nos importan? ¿Cómo saber cuáles son nuestras prioridades en la vida? No es sencillo, sin duda. Debemos pensar en nuestros valores, en lo que nos mueve. Debemos reflexionar en cuáles son las cosas que nos llenan. Adentrarnos en nuestro interior es sin duda una de las cosas más difíciles que hay en este mundo.

Cuando uno se sienta a hacerlo, a determinar cuáles son nuestras prioridades y nuestros objetivos, es importante recordar que debemos vivir de tal forma que, al momento de morir, sintamos que lo que hicimos valió realmente la pena. Esto implica vivir intensamente cada instante, pero no a la ligera. Vivir el presente es también planear el futuro para que, si llegásemos a faltar, nuestra familia pueda salir adelante, nuestros hijos puedan continuar estudiando manteniendo su nivel de vida.

Para plantear nuestros objetivos, es importante pensar ampliamente en lo que significa la libertad para nosotros y la responsabilidad que va ligada a ella.

Debemos imaginar qué tipo de familia deseamos, qué oportunidades queremos darles a nuestros hijos, qué estilo de vida queremos llevar (ahora y en nuestro retiro), etcétera. Pero también debemos prepararnos para mantener esos objetivos (y protegerlos) en un entorno cada vez más cambiante.

¿Qué metas son las que primero debemos plantear? Sin duda las de más largo plazo, que suelen ser también las más importantes. Entre éstas, destacan dos que no se pueden postergar: el retiro y la educación de nuestros hijos.

Muchas personas dejan de lado estos objetivos de largo plazo para cumplir otros en menor tiempo: un auto nuevo, el enganche de una casa, una recámara, entre muchas otras cosas. Esto es un grave error y una pérdida de enfoque en lo que es más importante. ¿Por qué? Estamos sacrificando calidad de vida futura.

Por lo general, implica que no podremos alcanzar el monto necesario para vivir nuestros años dorados con tranquilidad, estabilidad e independencia. Nunca, ni en la situación más adversa, debemos descuidar nuestras metas financieras más importantes.

Entonces, lo que le da sentido a nuestra vida (las finanzas personales son herramientas para lograr eso) son nuestros objetivos. Por ello, es importante que los visualicemos constantemente, hacerlos nuestros, tocarlos. Pero, sobre todo, que trabajemos duro para hacerlos una realidad.

Ahora bien, es importante definirlos de manera correcta. No sirve de nada decir: Mi meta es tener un retiro cómodo , sino calcular cuánto cuesta y cuánto necesitaremos ahorrar para alcanzarla.

No es tan difícil: ¿cuánto es nuestro ingreso anual hoy? ¿Qué porcentaje de ese ingreso necesitaremos en el retiro? Muchas personas dicen que entre 70 y 80% de nuestro último ingreso es un número razonable.

Ahora bien, ¿durante cuántos años estaremos retirados? Si la edad de retiro son 65 años y la esperanza de vida es de 85 años, debemos pensar en que viviremos durante 20 años sin más ingresos que nuestro ahorro (y, de repente, alguna pensión que podamos alcanzar). Conociendo nuestro número podemos, ahora sí, determinar cuánto tenemos que ahorrar para lograr esa meta.

No debemos nunca darnos por vencidos, ni confiarnos. Por más lejanas que parezcan nuestras metas, debemos ser constantes y perseverantes. Si nos esforzamos por hacer del ahorro un buen hábito, pronto veremos nuestra recompensa.

Cosas asombrosasPor Marc Chernoff

«Sólo hay dos formas de vivir tu vida. Una es pensando que nada es un milagro. La otra es pensar que todo es un milagro.» – Albert Einstein

«Hoy estoy celebrando mis 90 cumpleaños. He visto al mundo cambiar muchas veces. Es increíble el progreso que hemos tenido. Cuando era niña no había televisión, y ahora estoy online, escribiendo esto en una tablet con pantalla táctil que mi nieto me regaló por mi cumpleaños. Este paseo que llamamos ‘vida’ es increíble!«

Esas son las primeras líneas de un email que recibí esta mañana de una lectora llamada Mary Ann. El resto de su email habla de los altibajos que tuvo en su viaje de 90 años, y cómo ella percibe la vida como si fuera un «rompecabezas que estamos armando» pero que nunca podremos completar. «Es loco cómo algunas piezas al azar se pierden, y entonces otras piezas que ni siquiera sabías que existían encajan tan perfectamente en los espacios vacíos,» dice.

Las sabias palabras de Mary Ann me recuerdan que siempre habrá altibajos en la vida, pero a fin de cuentas, al finalizar el día, eso es lo que hace que cada uno de nosotros sea lo que somos. Es por eso que tienes que aprender a aceptar lo bueno y lo malo que caiga en tu plato con gracia. Porque todo en la vida pasa por ti, no para ti. Todo pasa exactamente cuando tiene que pasar, ni demasiado pronto ni demasiado tarde. Por cada cosa que pierdas, ganarás otra; y por cada cosa que ganes, perderás algo más. No te tiene que gustar, pero es más fácil si lo hace.

Así que presta atención a cómo ves la vida. Cada día podrás, o lamentarlo o gozarlo; es tu elección. Cuando eliges la última, la vida te abre las puertas a experiencias increíbles que probablemente recordarás por siempre.

Aquí tienes 20 de estas experiencias … Seguir leyendo »

carta abiertaA menudo la parte más difícil del viaje es simplemente creer que eres digno del viaje.

Este breve artículo se inspiró en un correo electrónico que recibimos anoche de un estudiante nuevo del curso:

Estimado Marc y Angel,

La vida no ha sido la más fácil para mí durante esta última década.

No voy a entrar en todos los detalles ahora, pero estos tiempos difíciles me han dejado con muchas grietas. Y aunque sigo arreglándomelas para ser una persona razonablemente exitosa, a menudo lucho desesperadamente con mi auto-confianza.

No me siento lo suficientemente bueno la mayoría del tiempo. Me siento defectuoso. Siento que mis grietas me hacen indeseable.

Todo está en mi cabeza – sé que es así! Pero realmente necesito ayuda para cambiar mi mentalidad. Necesito una nueva perspectiva. ¿Tienen alguna idea que me pueda ayudar?

Sinceramente,
Un estudiante tímido

Nuestra respuesta (una respuesta abierta para todos aquellos que no se sienten «lo suficientemente bueno»):

Estimado estudiante tímido,

Es hora de una breve historia sobre la vida…

Había una vez una anciana que tenía que caminar hasta el río cada mañana en busca de agua para beber, cocinar y limpiar. Ella llevaba dos cubos con ella, los llenaba en la orilla del río, y regresaba con ellos a su casa, esta casa rural.

Uno de los cubos era más nuevo, perfectamente sellado, y llevaba su agua sin problemas. Pero el segundo cubo era mayor y contenía algunas grietas finas por las que se fugaba el agua al suelo mientras la anciana caminaba. Para el momento en que llegaba a su casa, por lo general alrededor de un tercio del agua en el segundo cubo se había filtrado a través de sus grietas.

Un día, en la caminata hacia el río, el cubo agrietado (que siempre había sentido como que no era tan bueno como el otro balde) le dijo a la mujer mayor, «Quiero que sepas que he estado filtrando el agua todas las mañanas durante los últimos años. Perdón por estar agrietado y hacer tu vida más difícil. Entiendo que si necesitas reemplazarme por un mejor cubo.»

La anciana sonrió. «¿De verdad crees que no sabía de tus grietas todo este tiempo?», preguntó. «Mira todas las hermosas flores que crecen en el camino de mi casa hacia el río. Yo planté sus semillas, pero eres tú quien las riega cada mañana

RECUERDA:

Sentirse lo suficientemente bueno en la vida, en el trabajo, en los negocios, y en nuestras relaciones tiene mucho que ver con la forma en que personalmente juzgamos las grietas de nuestro propio cubo. Porque todos tenemos algunas grietas!

Pero, ¿las grietas nos restan, nos manchan, y arruinan nuestras experiencias y conveniencia?

¿O nuestras grietas están regando un camino de flores que ni siquiera nos detuvimos a apreciar?

Elige ver las flores a través de las grietas en tu propio cubo (elige ver cómo esas grietas hacen que seas lo suficientemente bueno) y todo tu universo cambiará!

Sinceramente,
Marc y Angel

Robert KiyosakiEl otro día una amiga mía, se me acercó entusiasmada, diciendo: «He encontrado la casa de mis sueños. Está en ejecución de una hipoteca y el banco me lo venderá a un gran precio».

«¿Qué tan bueno es el precio?» , Le pregunté.

«Justo antes de que el mercado inmobiliario se estrellara, el vendedor estaba pidiendo 780.000 dólares para la propiedad. Hoy en día, puedo comprarla desde el banco por $ 215.000. ¿Qué te parece?» -preguntó ella.

«¿Cómo voy a saberlo?» Le contesté. «Todo lo que me has dado es el precio.»

«¡Sí!» -chilló ella. «Ahora mi esposo y yo podemos pagarlo.»

«Sólo la gente tacaña compra por el precio», le contesté. «Sólo porque algo es barato no significa que vale … Seguir leyendo »

miedosEn su libro Master Your Fears: How to Triumph Over Your Worries and Get On With Your Life (Domina tus miedos: Cómo triunfar ante las preocupaciones y seguir con tu vida), la psicóloga Linda Sapadin ofrece un plan de acción para enfrentarse a los miedos, incluyendo los puntos clave que pueden aplicarse para los emprendedores en el mundo de los negocios.

Para superar los miedos que están evitando que inicies tu empresa o que tomes riesgos que podrían beneficiar tu organización, toma nota de estos cuatro pasos:

Cambia la forma en que piensas

Emprende una acción que has estado pensando desde hace tiempo realizar, sin pensar en los resultados o las consecuencias que podría conllevar hacerlo.

“Para los emprendedores, esto podría ser, por ejemplo, que quieras llamar a alguien que te podría ayudar. ¿Qué pasaría si te rechaza? No importa. La meta debe estar en tomar acción, sin considerar qué resultados tenga”, dice Sapadin.

Cambia la forma en que hablas

Usa lenguaje positivo y evita usar frases o palabras con alguna connotación negativa.

“Suelo decirle a la gente que lo digan aunque no lo crean: ¡Yo puedo hacerlo! y que nunca digan: Yo no puedo. Decir que no puedes hacer algo motiva el miedo en lugar de tranquilizarte. Intenta desarrollar el hábito de usar palabras confortantes, incluso cuando tu primera reacción sea hablar con miedo”, aconseja la experta.

Cambia la forma en que actúas

Cuando no estás seguro de algo, finge.

“No necesitas sentirte confiado por dentro para verte confiado por fuera”, señala Sapadin. “Muchas personas que han conseguido grandes logros tiemblan y se sienten aterrados por dentro pero lo superan y hacen lo que tienen que hacer para alcanzar sus metas.

Cambia la forma en que usas tu cuerpo

Sapadin compara el cuerpo con un interruptor; por lo tanto, no lo debes de sobrecargar.

“Si te sientes temeroso, tu cuerpo se pone tieso y las personas lo notan”, afirma la psicóloga.

Sapadin recomienda hacer ejercicios de relajación y de respiración como yoga o meditación. Aún mejor, dice que es bueno tomarte unos días fuera del trabajo o unas vacaciones.

pensar en grandeSiempre he sido partidario de pensar en grande, en grandes gestas, grandes aventuras personales y profesionales, y poco a poco, me voy dando cuenta que, ese pensamiento, estaba incompleto aunque fuera acertado, según mi modo de ver.

Cuando oímos esa expresión de pensar en grande, podemos pensar en convertirnos en astronauta, ser futbolistas del Barça o del Real Madrid, hacer un viaje a Nueva Zelanda o exportar nuestro producto a todo el mundo, pero me doy cuenta de que pensar en grande es más que eso, Mucho más que eso, porque pensar así, es quedarse en las migajas de lo que puede ser y que, con empeño, será.

Hoy veo que pensar en grande es saber perdonar aquella ofensa que tanto nos duele todavía, tener aquella charla que venimos postergando día tras día, promocionar a la persona adecuada en lugar de aquella que es políticamente correcta, aceptar el error, confiar en este o aquel compañero, pedir perdón a aquella persona a la que tanto daño hicimos, atrevernos a cambiar nuestra forma de pensar… Todo eso es pensar en grande, mucho más que ir en cohete a la luna o convertirse en una réplica de Apple.

Pensar en grande es hoy, para mi, aprender a lanzar por los aires mis barreras, situarme en posiciones que me puedan quitar la respiración, que me produzcan vértigo, que cuestionen mis actuaciones hasta el momento, que supongan verdaderamente hacer honor a mis principios y valores, a no renunciar jamás a ellos.

Pensar en grande es atreverse a cuestionarlo todo, a no pensar que lo mío es lo importante y lo de los demás accesorio, es ponernos al límite, es eliminar esas creencias que nos están limitando y permitirnos cruzar la frontera de nuestros pudores con la valentía de los inventores, es adoptar el coraje de los enfermos terminales, quizás con miedo y prevención, pero decididos a tomar el camino que haya que tomar.

No es ninguna broma, pensar en grande es situarnos en otro plano, de humildad, de coraje, de tenacidad, abandonando la tranquilidad de lo cómodo para abrazar lo que puedo ser.

Es un reto, ¿te animas a intentarlo y a compartirlo?

Solía ​​pensar que para ser millonario todo lo que tenías que hacer era ganar mucho dinero. Entonces me di cuenta de que muchas personas que ganan seis cifras no tienen dos monedas de cinco centavos para frotar juntas.

Cuál es el secreto, entonces? Vivir por debajo de tus posibilidades para poder ahorrar, y luego invertir esos ahorros.

Me llevó mucho tiempo darme cuenta de que solo hay tantos gastos que puedes reducir, así que, por qué no concentrarte en ganar más? Lo que puedes hacer es casi ilimitado. El éxito no se trata solo de invertir en cosas como acciones o bienes inmuebles, se trata de invertir en ti mismo.

Nunca creí que debías “gastar dinero para ganar dinero” porque, mirando hacia atrás, me di cuenta de que hice cinco inversiones que me ayudaron a convertirme en millonario a los 35, lo que costaba poco o nada.

Inversión No. 1: Obtén un mentor

El mayor error de carrera que cometí fue no tener un mentor. Ingenuamente pensé que mientras más duro trabajas, más rápido escalas. En realidad, la clave para salir adelante es mostrar tu valor. Un mentor te ayuda a hacer eso.

Deseas buscar a alguien que está cinco años por delante de ti en su carrera. Alguien que tiene un gran desempeño y tiene la posición o el talento que deseas. Pregúntales si quieren tomar un café o si puedes conocerlos en su oficina. Sorprendentemente, la mayoría de la gente dice que sí.

Y cuando los conozcas, asegúrate de traer una lista de preguntas, problemas o temas que desees cubrir. Díles brevemente qué lograste recientemente, qué retrocesos o desafíos enfrentas y qué enfoques puedes tomar para resolverlos.

No estarías donde estoy hoy sin acercarme a las personas que admiro y pedirles ayuda.

Inversión No. 2: Rodéate de las personas adecuadas

Eres el promedio de las cinco personas con las que pasas más tiempo. Si no te rodeas de gente inteligente y ambiciosa, es hora de cambiar eso.

Escuché por primera vez el término “mente maestra” en “Piensa y hazte rico”. Napoleón Hill lo define de esta manera: “Coordinación de conocimiento y esfuerzo, en un espíritu de armonía, entre dos o más personas, para el logro de un propósito definido”.

Para decirlo de otra manera, estás buscando un grupo de personas con mentalidad de crecimiento que se reúnan regularmente para apoyarse mutuamente. Para intercambiar ideas y compartir conocimientos.

Después de encontrar solo autores intelectuales que cobraban miles de dólares, intenté comenzar mi propio grupo. El primero falló, al igual que el segundo. Luego, mientras asistía a una conferencia en Portland, estaba hablando con un chico que mencionó que su mente maestra estaba buscando otro miembro.

Desde 2015, los cuatro nos hemos estado reuniendo cada semana durante una hora, y estoy constantemente sorprendido de lo mucho que he crecido a través de los consejos y el conocimiento del grupo.

Inversión No. 3: Apilar talentos en talentos

Le preguntaron a Warren Buffett cuál creía que era la mejor inversión que cualquiera podía hacer.

Él dijo: “Invertir en ti mismo es lo mejor que puedes hacer. Cualquier cosa que mejore tus propios talentos; nadie puede gravarlo o quitártelo. Pueden acumular enormes déficits y el dólar puede valer mucho menos. Puedes hacer que sucedan todo tipo de cosas. Pero si tienes talento tú mismo y has maximizado tu talento, tienes un gran activo que puedes multiplicar por diez”.

Ese podría ser el mejor consejo de inversión que haya dado Buffett.

Lo que está diciendo es seguir sumando a tus talentos. Mejora en habilidades como hablar en público, escribir, diseñar, persuadir, tecnología, un segundo idioma. Esto puede convertirte en el arquitecto que es un gran orador y escritor, o el entrenador personal con un dominio de la psicología y la persuasión.

Así es como te vuelves más valioso, y cuando eres más valioso, la gente te paga más por lo que haces.

Inversión No. 4: simplifica las decisiones

Solía ​​comer fuera para el almuerzo, y mi proceso de pensamiento sería algo como esto: “¿Me siento como la comida mexicana? ¿India? ¿Mediterránea? De acuerdo, ¿qué hay de mexicano. Está ese camión de tacos, el lugar en el hoyo en la pared, tal vez algo nuevo”.

¿Cuántas horas de mi vida desperdicié pensando en el almuerzo? Mucho. Así que decidí probar comer el mismo almuerzo simple todos los días: un sándwich y yogur.

Suena loco, pero esto cambió mi vida. Ya no necesitaba pensar en el almuerzo porque la decisión ya se había tomado para mí.

Al igual que Scott Adams, dice: “Los perdedores tienen metas, los ganadores tienen sistemas”. Y los sistemas se pueden aplicar a lo largo de tu vida. Por ejemplo, puedes tener un monto en dólares determinado, digamos $100, desviado automáticamente a algunas inversiones simples antes de que tu cheque de pago llegue a tu cuenta bancaria.

De esta forma, gastarás lo que te queda después de invertir, en lugar de invertir lo que te queda después de gastar.

Inversión No. 5: comprometete a ser un aprendiz de por vida

Alguien en Quora una vez preguntó cómo ser tan bueno como personas como Steve Jobs, Elon Musk, Richard Branson.

Justine Musk, la ex esposa de Elon, escribió una respuesta increíble: “Es más probable que vayan directamente a un libro, tal vez una biografía de Alejandro Magno o Catalina la Grande o alguien más que consideren genial. Navegar por la red es un golpe mortal, y dado lo que saben que vale su tiempo, incluso en el pasado cuando técnicamente no valía la pena, no pueden pagarlo”.

Me imagino que mi tiempo vale $350 por hora y me pregunto: ¿Cuánto vale $350? ¿Consumo de medios? No. ¿Viendo la televisión? No. ¿Leer, aprender, estudiar? Sí.

Cuando recoges un libro, actualizas tus conocimientos. Y esa es la inversión de tu vida.

Reibox BlogLa mayoría de las personas tienen maravillosas intenciones de mejorar sus finanzas, pero no toman las medidas necesarias para que realmente suceda.

Están atascados en las mismas viejas maneras de pensar sobre el dinero, y por lo tanto obtienen el mismo viejo resultado de la escasez financiera, estrés y problemas.

Aquí tienes cinco cosas que puedes hacer ahora mismo para establecer mejor tus metas financieras y mejorar tu potencial de hacer dinero.

1. Averigua tu «por qué»

Hay muchas grandes estrategias para mejorar tus finanzas. Si bien es importante enfocarte en cómo vas a hacerlo, el primer paso es enfocarte en tu «por qué». Sin un motivador o una razón, el cómo no importa.

Pregúntate: ¿Por qué quiero que esta meta se haga realidad? ¿Por qué quiero ganar más dinero? ¿Es para mis hijos y mi familia? ¿Quiero hacer ese viaje alrededor del mundo? ¿Quiero finalmente ser libre financieramente? Enfocarte en tu «por qué», te empuja a tomar acción para lograr esas metas financieras.

2. Crea múltiples flujos de ingresos

Si ves a las personas más ricas del mundo, todas tienen múltiples flujos de ingresos.

La mayoría de las personas van a trabajar, cobran su sueldo semanal o quincenal, y lo llaman día. Comienza a mirar alrededor y encontrar maneras en las que puedes ganar más dinero. Comienza con tus talentos y habilidades naturales y ve cómo puedes servir a la gente y resolver problemas.

¿Puedes iniciar tu propio negocio, aunque sea pequeño y a tiempo parcial al principio? ¿Puedes ser freelance en tu tiempo libre? ¿El mercado de valores y otras inversiones son una opción viable? ¿Puedes comprar productos usados y revenderlos por más dinero en línea? Las oportunidades para ganar dinero están en todas partes.

3. Deja de retenerte

Mientras viajo y hablo por todo el mundo, una de las quejas más comunes que oigo de la gente es: simplemente no puedo hacerlo. Sí, algunas personas son naturalmente mejores que otras para ganar dinero y simplemente es fácil para ellos. Pero la verdad es que, más veces que no, la única persona que te detiene eres tú.

A la gente le encanta jugar el juego de la culpa. Es culpa del gobierno. No tengo tiempo para iniciar un negocio. Podría fallar.

Si la gente iniciara su propio camino, tendríamos muchos más millonarios de los que tenemos en este momento. Otra verdad: Muchas personas ricas no son más inteligentes que tú. Sólo tomaron sus talentos naturales y se enfocaron en las actividades que hacen dinero. Tú puedes hacer lo mismo.

4. Sé responsable

Ya sea que se trate de una meta financiera o cualquier otra meta, si no hay una manera de rendir cuentas, es menos probable que logres lo que buscas.

¿Tienes algún cónyuge o pareja que pueda mantenerte responsable para hacer lo que dices que vas a hacer? ¿Tienes algún amigo con alguna meta similar de ganar dinero con el que puedas compartir los altos y bajos del viaje?

O la mejor estrategia, y una que ha creado más millonarios que cualquier otra cosa: Encontrar a algún millonario y pedirle que sea tu mentor. Tener a alguien allí para entrenarte que ya haya logrado lo que estás persiguiendo y mantenerte responsable es una gran ventaja.

5. Establece metas muy definidas y plazos urgentes

Mientras que las masas dispersan su energía mental y genio creativo en múltiples metas, proyectos y aficiones, y medio-cálidamente quieren muchas cosas, los millonarios hechos a si mismos hacen lo contrario. Se enfocan sinceramente en una meta importante a la vez y se fijan un plazo para lograrlo.

Si realmente quieres mejorar tus finanzas, anote la cantidad de dinero que quieres ganar y los pasos específicos que vas a dar para que suceda. Revisa la meta todos los días siempre sabiendo que el reloj está marcando. Tener este tipo de compromiso hacer-o-morir para construir un imperio financiero prácticamente te garantiza el éxito.

Por encima de todo, ¿Dónde quieres estar para estas fechas el próximo año? ¿Quieres estar averiguando cómo vas a cambiar tu situación financiera, una vez más; o vas a estar mirando hacia atrás y ser capaz de darte una palmadita en la espalda por un trabajo bien hecho?

Si vas en serio en esto de alcanzar tus metas financieras, puedes hacer que suceda. Comienza con las creencias y las filosofías que tienes sobre el dinero, y luego toma acciones masivas.

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

Pon dinero en tus bolsillos en lugar de sacarlos

Hace un tiempo, hablé con una mujer que me insistía: «Mi brazalete de diamantes es un activo.»

«¿Vas a venderlo?», Le pregunté.

«¡Por supuesto que no!», Respondió ella, indignada.

«Bueno… entonces… ¿está poniendo dinero en tus bolsillos actualmente?»

«No», admitió.

«Bueno… entonces no es un activo.»

La definición de un activo

El Padre rico de Robert tenía la habilidad de poner las cosas en términos muy simples. Su definición de activo es uno que uso hasta el día de hoy:

«Un activo, sin importar si estás trabajando o no, es algo que pone dinero en tus bolsillos.»

Punto. Sencillo.

¿Por qué es importante entender esto? … Seguir leyendo »

Padre Rico Padre PobreEl siguiente es un ejercicio opcional que puedes hacer, si tienes el valor suficiente. Estas preguntas las debes hacer en la próxima cena a la que acudas o durante el almuerzo con tus compañeros de trabajo o con amigos y familiares.

La razón por la que digo que es opcional es porque las siguientes preguntas sacarán a la luz diferentes realidades sobre el dinero de las personas a quienes preguntes.

Si das tiempo a la persona para responder completamente cada pregunta, escucharás muchas realidades, razones, excusas, mentiras, suposiciones y otros procesos psicológicos diferentes que la gente tiene sobre el dinero y sobre su vida. Es probable que escuches respuestas como: «Qué pregunta tan estúpida». «¿Y este tipo quién se cree que es?», «No puedes hacer eso», «Eso es imposible». «Me encanta mi trabajo. Nunca dejaré de trabajar». … Seguir leyendo »

vivir mejorSi quieres tener éxito en el trabajo y en la vida, no puedes quedarte quieto por mucho tiempo.

Entonces, ¿cómo puedes asegurarte de que estás mejorando todos los días?

Recogimos algunas respuestas de Quora a la pregunta: «¿Qué puedo hacer para mejorarme a mí mismo cada día?,» e hicimos un poco de investigación por nuestra cuenta también.

Estas son algunas de nuestras sugerencias favoritas.

Elije una palabra del día

Cada mañana, elige una palabra que guíe el resto de tu día, Rachel Rofé escribió. «Esto te ayuda a entrenar tu cerebro para hacer que las situaciones sean lo que quieras que sean.»

Trata de mejorar un 1% al día

«Elije una cosa. Empieza poco a poco», escribe Shannon Anderson. «Trata de mejora un 1% cada día o cada semana o cualquier intervalo de tiempo que quieras.» Por ejemplo, si tu objetivo es perder peso, empieza por enfocarte en el primer kilo y entonces avanza desde allí, escribe ella.

Piensa en 10 nuevas ideas

Gal Sivan comparte un consejo que aprendió de la guía para convertirse en una máquina de ideas de James Altucher: Anota 10 nuevas ideas todos los días. Hacerlo, «literalmente cambió mi vida para siempre», escribe Sivan.

Escribe en un diario

Escribir un diario puede ser una gran manera de dar rienda suelta a tus pensamientos y emociones. Nikhil Jarotia recomienda escribir todos los días cómo te sientes, lo que has aprendido, de lo que estás orgulloso, y lo que te gustaría mejorar.

Medita diariamente

Los beneficios de la meditación son enormes, que van desde un mejor manejo del estrés a un menor riesgo de depresión. Zoë Buchanan sugiere pasar de cinco a 10 minutos por día meditando o simplemente pensando en los buenos recuerdos, como una vacación o una Navidad pasada. «Incluso si estás teniendo un gran día, escapar siempre te ayuda, y la práctica se convertirá en una segunda naturaleza», escribe Buchanan.

Ejercita

Múltiples usuarios Quora sugirieron ejercitarse como una forma de mejorar diariamente. Se demostró que el ejercicio aumenta tu estado de ánimo, reduce el estrés, aumenta la confianza y te ayuda a dormir mejor.

Juega juegos para «inteligentes»

Algunos juegos pueden expandir y estimular tu mente, y también pueden ser divertidos. Considera jugar regularmente juegos como Scrabble o ajedrez, o empieza a jugar juegos para resolver rompecabezas tales como el Sudoku.

Comienza una lista de “cosas que tienes que dejar de hacer»

Toma nota de las cosas improductivas en las que gastas tu tiempo y enfócate en romper esos hábitos, dice Shane Parrish. Una vez que rompas esos viejos hábitos, dedica tu energía en empezar nuevos y más saludables hábitos que te conduzcan a la superación personal.

Aparta un poco de tiempo para no hacer nada

A veces, lo mejor que puedes hacer es no hacer nada en absoluto. Sentarte en silencio puede ayudarte a obtener inspiración y reflexionar sobre tu día, escribe Claudia Azula Altucher. Las personas mentalmente fuertes le sacan el máximo provecho a su soledad, ya que los ayuda a calmar sus mentes.

ser tú mismoTal vez te preguntas a menudo por qué no llegas a tus metas. Por qué siempre que ya estás tocando el cielo, parece que se cierran las compuertas y alguien cuelga el letrero de “aforo completo”. Y tú nunca entras en él…

Examinas todo lo que haces, cada día. Cada paso, cada uno de los puntos de la lista de listas que te has confeccionado para poder seguir, para no perder de vista tus objetivos.

He notado eso que sientes. Esa sensación de tenerlo vetado. De quedarse a un suspiro de tu sueño y sentir como huele mientras otros lo degustan. He sentido esa rabia contenida que tan sólo sirve para contracturarse la espalda y notar un dolor de estómago terrible…Para amargarse y culparse a uno mismo y a otros de tus fracasos.

He dormido con la sensación de ser invisible y me he despertado sin encontrarme la risa. He sentido que el mundo giraba al revés mientras yo corría hacia la meta y parecía que estaba quieta… Que era un eterno segundón. Con la sensación de tener el deseo y el talento suficientes pero quedarme al otro lado de la línea. De ponerme a volar y, de repente, tocar techo y no descubrir por qué. Esa certeza de creer que tu vida no es tuya y hagas lo que hagas eso nunca cambiará… Que el éxito te esquiva y la fortuna se ríe de ti.

Sí, yo también he buscado en mil libros. Me han resucitado las ganas entre sus palabras… He aprendido mucho de ellos mientras me buscaba a mí misma. He escuchado a mil sabios… Algunos de ellos me han regalado una parte del mapa que me faltaba para llegar a ese tesoro que es mi esencia, mi coherencia…

Y he andado mil caminos. Algunos de ellos ni tan sólo sé cómo he osado pisarlos, de dónde he sacado el valor para sondearlos, cómo he soportado la soledad inmensa que me han impregnado… Aunque me han llevado a mil respuestas y han cambiado mis preguntas por otras preguntas nuevas…

Y el final del camino, siempre eres tú mismo. La meta lleva tu cara. La respuesta a la pregunta es tú… El por qué tiene tu nombre.

Siempre. Lo que hoy no logramos entender es lo que ayer decidimos no conocer o no preguntar. Lo que ahora no logramos es lo que ayer pensamos que no nos pertenecía. Lo que no vivimos es aquella experiencia que un día, sin casi darnos cuenta, decidimos que no nos merecíamos.

Somos el resultado de lo que hicimos y dejamos por hacer…

Cada uno de nosotros lleva ocultas dentro las claves para despejar las incógnitas de su camino. Somos el fruto de nuestras decisiones pasadas, de las presentes… Y llevamos en la cara dibujadas las decisiones futuras que ya sabemos que vamos a tomar y que nos recortan la esencia, la felicidad, la vida.

Somos un amasijo de normas auto-adjudicadas que cada día nos coagulan las acciones. Llevamos en los huesos nuestras emociones comprimidas… Nuestros lamentos y quejas circulan por nuestras arterias y definen nuestros gestos, nuestros actos, nuestras ilusiones…

Cuando soñamos, nos achican los sueños porque intentan convertirlos en asequibles, en probables, en realidades que no nos decepcionen… Nos protegemos de nosotros mismos hasta el extremo de anularnos, de traicionarnos.

Cuando caminamos, esos pensamientos prefabricados nos cansan, nos paralizan.

Cuando razonamos, nos limitan, nos dibujan un círculo para que no salgamos de él y tengamos pensamientos viciados, corrompidos… Los pensamientos cortos de un niño que piensa que no podrá y no puede.

Cuando llegamos a la esquina de nuestro sueño y vamos tocarlo, lo apartan, lo envían lejos y nos agarrotan los dedos…

Y ni siquiera nos damos cuenta de cuánto nos reprimimos y recortamos. De esos esquemas que repetimos siempre, esas conductas reiteradas… Y cuando nos preguntamos por qué, la lista de razones del fracaso viene dictada por nuestros miedos, por nuestros pensamientos rancios, por unos parámetros de conciencia que nos reprimen y hacen menguar.

Y un día, descubres que eres siempre el segundo porque en tu mundo, en tus pensamientos, siempre has imaginado que no mereces más… Porque no confías en ti.

Porque te visualizas siempre a un metro de la meta.

Porque no te sueñas llegando al final ni te emocionas al pensar que podrás…

Porque te crees que no eres la persona que consigue lo que tú deseas y cada día te alejas más de ti.

Porque no aceptas lo bueno que te da la vida, porque no lo ves.

Porque creaste una imagen de ti demasiado pequeña para el tamaño de tus sueños y no te la has cuestionado nunca.

Porque hace mucho tiempo te programaste para resistir, para sobrevivir y dejaste que tus temores e inseguridades escribieran tus normas secretas, que quedaron marcadas a fuego en ti… Y sigues obedeciendo a ese programa, aunque eso te supone perder alegría, soltar vida, amarrarte a una versión de ti mismo que no te representa.

La respuesta está dentro de ti. Y no sabes cómo sacarla, cómo encontrar la manera de empezar otra vez, de pensar distinto, de construir nuevos esquemas y empezar a soñar de verdad…

¡Cuánto trabajo por hacer!

¡Cuántos límites por borrar!

Sacar tu esencia de entre la maraña de normas absurdas… Re-escribirte, re-autentificarte, re-dibujarte… Desaprender y empezar a vivir.

¡Qué complicado y qué apasionante!

No hay nada malo en el ser el segundo, ni el último… Lo importante es no resignarse a una vida que no te llena y no renunciar a ser tú.

Kim Kiyosaki¿Qué significa ser rico? La riqueza es a veces un tema delicado. Mucha gente tiene interiorizado asociaciones negativas con la palabra «rico». A menudo escuchará a la gente decir: «El dinero es la raíz de todo mal», cuando en realidad la cita correcta es «El amor al dinero es la raíz de todo mal.»

La diferencia entre estas dos citas es el amor. Poner demasiada importancia a las posesiones materiales – que ciertamente no te devuelven el amor – lleva a la clase de corrupción que muchas personas han llegado a asociar con «la gente rica.» Pero usted no tiene que tomar ese camino. Usted puede desear cosas materiales, siempre y cuando esté en control de sus deseos.

La clave para llegar a ser rico, en todos los sentidos de la palabra, es el control. Lograr y mantener la autoconfianza sólo le es posible a aquellos que toman el control de sus emociones, sus acciones y sus circunstancias. Una “mujer rica” sabe que el dinero es un medio, no un fin, y utiliza el dinero como un instrumento para lograr metas significativas. … Seguir leyendo »

ser felizDecir sí a la felicidad significa aprender a decirle no a los deseos que te drenan.

Dicen que una persona necesita sólo tres cosas para ser realmente feliz en este mundo: alguien a quien amar, algo que hacer y algo que esperar.

No creo que haya nada más cerca de la verdad, y sin embargo, con demasiada frecuencia encontramos formas de complicar las cosas. Buscamos la felicidad donde no existe; en metas y deseos poco profundas; en posesiones, emociones rápidas e impresionar a las personas equivocadas.

Angel y yo recordamos recientemente esto cuando conocimos a una familia de seis personas en un hotel en Miami donde estábamos de vacaciones. Los vimos pasar el rato en el vestíbulo, compartiendo historias y riendo histéricamente. Así que de camino, Angel y yo les dijimos hola y les preguntamos de dónde eran. «Oh, somos de aquí,» dijo la madre. «Nuestra casa se incendió ayer, pero milagrosamente, todos salimos de ahí a salvo. Y eso hace que hoy sea un día en el que valga la pena sonreír.»

Hablando sobre una llamada de atención.

Algunas personas podrían decir que lo habían perdido todo, y sin embargo, esta familia lo entendió mejor, entendieron que salvaron todo.

Porque realmente no hay nada como las lágrimas de alegría y respiraciones profundas después de una larga y fuerte risa con las personas que amas, nada en el mundo como el dolor en el estómago por las razones correctas y un corazón agradecido que lo respalde. Esa es una situación en la que sin dudas se encuentra la verdadera felicidad.

Y hay otras muchas fuentes de la verdadera felicidad también. Pero como dije, también hay un montón de trampas comunes, metas y deseos que pensamos que nos traerán la felicidad, pero en realidad hacen exactamente lo contrario.

Reconocer estas trampas es clave. De hecho, creo que una de las mejores sensaciones aparece cuando te das cuenta de que puedes ser perfectamente feliz sin las cosas que alguna vez creíste que necesitabas.

Con eso en mente, considera las siguientes diez metas y deseos (trampas) y cómo pueden estar deteniéndote. Cada una de ellas es popular en nuestra cultura, y por lo tanto común en nuestras vidas, pero en lugar de contribuir a nuestra felicidad, nos la roban.

Así que dilo en voz alta conmigo:

«Para ser más feliz, no necesito…»

1. Complacer a todo el mundo

Ten cuidado de no dar tanto de ti mismo a los demás y acabar perdiéndote por completo a ti mismo.

Cuando vas por ahí complaciendo a todo el mundo menos a ti, eres el único que sale lastimado al final. El gran Herbert Bayard Swope lo dijo así: «No sé la clave del éxito, pero se la clave del fracaso, es tratar de complacer a todo el mundo.»

Este es un gran consejo si me lo preguntas. Porque es verdad, nunca vas a satisfacer a todos de todos modos. En algún momento vas a tener una opinión impopular, una que te importe y te haga sentir vivo. Y cuando la des, tienes que mantener tu posición, defender lo tuyo, y hacer que cuente.

2. Que todo sea fácil

Tienes que hacer las cosas difíciles para ser feliz en la vida. Las cosas que nadie más está haciendo. Las cosas que te asusten. Las cosas que otros no pueden hacer por ti. Las cosas que te hagan preguntar cuánto tiempo más vas a poder aguantar y seguir adelante.

Porque esas son las cosas que te definen. Esas son las cosas que marcan la diferencia entre existir y vivir; entre conocer el camino y caminar el camino; entre una vida mediocre y una vida llena de felicidad y éxito.

3. Certezas ni garantías

Algunas personas construyen demasiados muros en sus vidas y no suficientes puentes.

Parece una locura, pero prefieren estar seguros de que son miserables, a arriesgarse a ser felices. No seas uno de ellos. Ábrete. Aprovecha las oportunidades. Corre libre. Para lograr cosas increíbles, debemos no sólo actuar, sino también soñar, no sólo planear, sino también creer.

Sé un soñador, un creyente, y un pensador valiente y alegre. Sé un motivador positivo, un hacedor productivo, y un buscavidas que mantenga su cabeza en las nubes y los pies en el suelo. Deja que el espíritu de la pasión y las posibilidades enciendan un fuego en tu interior para hacer algo que valga la pena hoy y todos los días, y no olvides difundir tu entusiasmo a los que te rodean.

4. Ser mejor que otros

El tamaño de nuestro universo se reduce dramáticamente cuando nos situamos en el centro (cuando pensamos que todos los demás son nuestra competencia) cuando pensamos que tenemos que ser más ricos, más inteligentes y más atractivos que la persona que está sentada al lado nuestro. Tal objetivo sólo mantiene a una persona alienada y corriendo sin descanso en el mismo lugar.

Ahora, por el otro lado, toma a una persona que no desee competir, que no esté tratando de ser más rico, o más inteligente, o más atractivo, que no tenga el menor interés en ser incluso mejor que nadie: Esa persona es libre. En pocas palabras: Compite sólo consigo mismo.

5. Más control sobre todo y todos

A veces ponemos demasiado interés en tratar de controlar todos los pequeños aspectos de nuestras vidas.

Aprende a relajarte y tomar el camino por el que la vida te manda de vez en cuando. Increíbles cambios sucederán en tu vida cuando decidas tomar el control sobre lo que sí tienes control en lugar de desesperarte por que no controlas.

Liberarte de tratar de controlar las cosas insignificantes e incontrolables te permite experimentar la bondad que te rodea. De hecho, las alegrías más grandes son a menudo sorpresas inesperadas que llegan cuando eres flexible y estás abierto a los giros y vueltas de la vida.

Desperdiciar tu tiempoPor Marc Chernoff

«¿Amas la vida? Entonces no desperdicies el tiempo, por que de eso es de lo que está hecho la vida.» Benjamin Franklin

Esta mañana recibí un e-mail de agradecimiento de una lectora llamada Hope. Ella nos dijo que nuestro blog y libro la ayudaron a motivarse en medio de un arduo proceso de recuperación luego de un grave accidente automovilístico ocurrido el año pasado. Aunque toda su historia es, ambas, desgarradora e inspiradora a la vez, esta línea me hizo detener y pensar:

«El momento más feliz de mi vida sigue siendo esa fracción de segundo hace un año cuando, mientras estaba aplastada bajo un auto de 900Kg, y me di cuenta de que mi marido y mi niño de 9 años, estaban fuera del vehículo y absolutamente bien

Momentos horribles como este nos obligan a reconocer qué es lo realmente importante para nosotros. En el caso de Hope, era su marido y su hijo. Y en el resto de su e-mail, habló sobre cómo su familia pasan ahora mucho más tiempo juntos, simplemente compartiendo historias, contando chistes, y apreciando la compañía del otro. «El accidente nos hizo dar cuenta de la cantidad de tiempo que habíamos desperdiciado todos los días en cosas que no eran importantes, los cuales nos impidieron pasar tiempo de calidad juntos», dijo.

Es difícil pensar en una historia como la de Hope y no preguntarse: «¿En qué necesito dejar de desperdiciar mi tiempo?»

Aquí tienes algunas cosas a tener en cuenta, y que he estado examinando en mi propia vida … Seguir leyendo »

Si estás pensando en invertir, debes tener claro a qué nivel de inversión quieres pertenecer, por lo que hemos preparado estos 7 niveles de inversionistas para que puedas identificar en qué nivel te encuentras a la hora de invertir.

1. Aquellos que no tienen nada que invertir
Gastan todo lo que ganan o más de lo que ganan. Aunque parezca increíble, hay muchos «Ricos» que se encuentran en éste nivel.

2. Deudores
Resuelven sus problemas financieros pidiendo dinero prestado. Entran en el mundo de la inversión con dinero prestado. No hay diferencia entre un inversionista de este tipo y un apostador. Invertir para él, es lo más parecido a un juego de azar. En caso de tener suerte, paga lo que debe. Si no tiene suerte, pide a José para pagarle a David. … Seguir leyendo »

Cuando Warren Buffett tenía 15 años, encontró una copia de “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” de Dale Carnegie en la estantería de su abuelo.

Como Alice Schroeder escribe en su biografía del inversionista multimillonario, “The Snowball“, Buffett tenía dificultades para encajar en la escuela secundaria, por lo que el título era demasiado para resistirse.

Él comenzó a experimentar con las técnicas de Carnegie, y aunque Buffett ciertamente no se deshizo de su incomodidad social de la noche a la mañana, descubrió que todos los consejos del libro le funcionaban y lo arraigaban dentro de él.

Varios años más tarde, al comienzo de su carrera, tomaría un curso de Dale Carnegie que lo entrenó para superar su miedo a hablar en público y convertirse en un mejor comunicador utilizando los principios de Carnegie. Hasta el día de hoy, el diploma de la clase Carnegie es el único de Buffett en su oficina. Dijo en el documental de HBO “Becoming Warren Buffett”, que acredita las enseñanzas de Carnegie con la transformación de su vida.

“Cómo ganar amigos e influenciar a las personas” se publicó en 1937 y contiene algunos idiomas y referencias de fecha. Aunque nada en él es radical, sus ideas fundamentales son tan aplicables hoy como lo fueron durante la Gran Depresión o cuando un joven e inseguro Buffett recogió una copia.

Hemos resumido algunas de sus principales lecciones sobre cómo ser un líder agradable, persuasivo e influyente.

1. Evita criticar, condenar o quejarte

“Cualquier tonto puede criticar, condenar y quejarse, y la mayoría de los tontos lo hace”, escribió Carnegie. “Pero el carácter y el autocontrol requieren comprensión y perdón”.

Carnegie explicó que aquellos en posiciones de liderazgo deben reconocer cuando un subordinado no está cumpliendo con las expectativas o cuando el enfoque de un competidor es inferior al suyo, pero hágalo de una manera que reconozca lo que funciona, evita el resentimiento y fomenta la mejora.

2. Elogia los logros de los demás

“Las habilidades se debilitan bajo la crítica, florecen bajo el estímulo”, escribió Carnegie. Sé generoso con los elogios, pero solo de una manera genuina, aconsejó.

“Recuerda, todos deseamos aprecio y reconocimiento, y haremos casi cualquier cosa para obtenerlo”, dijo. “Pero nadie quiere falta de sinceridad. Nadie quiere adulación”.

3. Se empático

Carnegie escribió que “la única manera de influenciar a otras personas en la tierra es hablar sobre lo que quieren y mostrarles cómo obtenerlo”.

Se refirió a una cita del fundador de Ford Motor Company, Henry Ford: “Si hay algún secreto de éxito, se trata de la capacidad de obtener el punto de vista de la otra persona y ver las cosas desde el ángulo de esa persona y desde el suyo.”

4. Conoce el valor del encanto

El magnate del acero Charles Schwab afirmó que su sonrisa valía un millón de dólares, literalmente.

“Y probablemente estaba subestimando la verdad”, escribió Carnegie. “Para la personalidad de Schwab, su encanto, su capacidad para hacer que la gente le gustara, fueron casi totalmente responsables de su extraordinario éxito, y uno de los factores más deliciosos en su personalidad fue su sonrisa cautivadora”.

5. Anima a las personas a hablar de sí mismas

Carnegie dijo que la mayoría de las personas se relajan incluso en situaciones tensas si comienzan a hablar sobre lo que saben. A saber, ellos mismos.

Escuchar atentamente a alguien “es uno de los cumplidos más altos que podemos hacerle a alguien”, escribió Carnegie.

6. Sepa cuándo usar las sugerencias en lugar de las órdenes directas

Carnegie se enteró de que el industrial Owen D. Young, en lugar de ladrar órdenes a sus subordinados, los guiaría junto con sugerencias (“Podrías considerar esto…”) o preguntas (“¿Crees que esto funcionaría?”).

“Siempre le dio a la gente la oportunidad de hacer las cosas por sí mismo, nunca les dijo a sus asistentes que hicieran cosas, les permitió que lo hicieran, les permitió aprender de sus errores”, escribió Carnegie.

7. Reconoce tus propios errores

Los mejores líderes, dijo Carnegie, no se autodenominan, aparentando ser perfectos.

“Admitir los propios errores, incluso cuando uno no los has corregido, puede ayudar a convencer a alguien de cambiar su comportamiento”, escribió Carnegie.

8. Respeta la dignidad de los demás

Ya sea que los líderes les estén dando a los empleados una baja de categoría o los dejen ir, deben reconocer la dignidad de esa persona y no humillarla, dijo Carnegie.

E incluso desde un punto de vista práctico, continuó, es un favor del líder mantenerse en buenos términos con un empleado que no funcionó, ya que es posible que se crucen, e incluso pueden trabajar juntos, nuevamente.

9. No intentes “ganar” un argumento

Incluso si logras romper la discusión de otra persona, en realidad no logras nada. Carnegie citó un viejo refrán: “Un hombre convencido en contra de su voluntad / Aún tiene la misma opinión”.

Si estás buscando realmente persuadir a alguien, evita una discusión en primer lugar, dijo.

10. Se amigable, no importa cuán enojado pueda estar la otra persona

Es la naturaleza humana enfrentar la agresión con la agresión. Pero, dijo Carnegie, te sorprenderá lo que normalmente puedes lograr cuando tomas el camino correcto y mantienes la compostura mientras continúas tratando de persuadirlos, expresando aprecio por su punto de vista.

Por lo menos, el otro lado se avergonzará a sí mismo mientras te mantienes tranquilo y recogido.

11. Llega a un terreno común lo antes posible

“Comienza enfatizando, y sigue enfatizando, las cosas en las que estás de acuerdo”, escribió Carnegie. “Continúen enfatizando, si es posible, que ambos luchan por el mismo fin y que su única diferencia es de método y no de propósito”.

12. Haz que los demás piensen que tu conclusión es la suya

Nadie puede ser forzado a creer realmente en algo, escribió Carnegie, y es por eso que las personas más persuasivas conocen el poder de las sugerencias sobre las demandas.

Carnegie dijo que debes plantar una semilla, y cuando eso haya florecido, evita la tentación de atribuirte el mérito.

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

Cómo convertirse en un capitalista

Dentro de unas semanas, en todo el país, la escuela comenzará para los jóvenes. El comienzo de clases es un momento agitado y emocionante para los padres, y uno de orgullo. Todos los buenos padres quieren darles a sus hijos una ventaja en la vida, y la sabiduría convencional dice que si les va bien en la escuela, es una de las mejores ventajas que le puedes dar a un niño.

Rara vez, sin embargo, nos detenemos y preguntamos: «¿Por qué?»

¿Qué les están enseñando a nuestros hijos las escuelas? ¿Es realmente la información que necesitan para tener éxito en la vida? ¿Están siendo enseñados a pensar por sí mismos y a resolver problemas? ¿O les están enseñando a cumplir órdenes y seguir las reglas? ¿Tendrán realmente una ventaja en la vida? … Seguir leyendo »

manejar emocionesCuando se trata de lidiar con emociones tóxicas y ataques de ira, pocos tienen más historias que Ken Lindner. Como agente de medios de personalidades como Matt Lauer de Today Show y Mario Lopez de Salvados por la campana, ha sido en repetidas ocasiones testigo de temperamentos exaltados.

De hecho, escribió un libro del tema Your Killer Emotions, en el cual ofrece consejos sobre cómo manejar las emociones y evitar tomar decisiones erróneas a partir de éstas –habilidades clave, tanto para fundadores de startups como para CEOs.

Te compartimos los mejores consejos de Linder para impedir que estas emociones tóxicas inunden el ambiente laboral en tu empresa:

Siempre ten una meta en mente

Antes de reaccionar pregúntate qué es lo que necesitas conseguir con toda interacción que realizas. Teniendo una misión es menos probable que las emociones nublen tu juicio.

No tomes decisiones cuando estés enojado

Nunca tomes una decisión de negocio importante cuando estés abrumado por las emociones. Aléjate, tómate un relajante tiempo fuera y piensa en lo que debes alcanzar. Después identifica los pasos que necesitas seguir.

Piensa en las consecuencias antes de actuar

Si haces algo impropio, las consecuencias pueden ser terribles. “Cuando piensas cómo podría afectarte (cómo podría dañar tu carrera, qué impacto tendrá para tu familia, tu estilo de vida y tu reputación), podrías detenerte y no hacerlo”, dice Lindner. Por eso, enfócate en las consecuencias positivas de las cosas y haz que ésas te impulsen a tomar buenas decisiones.

Retrasa los regaños

Muchas veces optamos por arreglar rápidamente las cosas para sentirnos mejor en el momento, como gritar, pero reaccionar de esta manera no es lo mejor en el largo plazo. Mantente disciplinado y realiza un plan de ataque.

Comunícate calmada y frecuentemente

Es importante que cuando haya un problema con alguien te sientes a resolverlo. Ver la actitud de la otra persona podría ayudarte a disipar tu enojo y permitirte entablar una conversación más productiva con ella. Además, cuando tú, como joven emprendedor, te tomas el tiempo para entender el punto de tu empleado o colega es más probable que te respeten.

Si eres tú, cambia

Si continuamente pierdes la razón o un comportamiento en particular te está generando malos resultados, podrías necesitar modificar tu actitud o eliminar ese comportamiento. Aunque es más fácil decirlo que hacerlo, podrías tener que admitir que el problema eres tú y que necesitas tomar ciertos pasos para corregirlo.

Conoce tus detonadores de personalidad

Por lo general, cuando las personas escuchan la palabra “detonador” la ven con una connotación negativa. Aunque esto puede ser cierto, estos detonadores también pueden tener consecuencias positivas. Como dice Lindner, estos detonadores “son cosas que te impulsan a tomar decisiones positivas”.

Una vez que las identifiques, guárdalas en tu cabeza para cuando te confrontes a ambientes de trabajo tensos.

Si te equivocas, aprende de tus errores

“El fracaso es un regalo”, dice Lindner. “Te enseña qué es en lo que debes seguir trabajando”. Si te equivocaste o estás actuando impropiamente, debes reconocer que cometiste un error y no ponerte a la defensiva.

mentePaz no significa estar en un lugar donde no hay ruidos, sin problemas ni trabajo duro. Paz significa estar en medio de todas esas cosas e igual mantener la calma dentro de nuestro corazón.

¿Recuerdas cuando bajas el volumen de la radio cuando necesitas pensar con claridad sobre algo complicado o confuso?

Lo mismo es cierto para tu vida en general. ¿Y el ruido que necesitas cortar para concentrarte? Ese es el ruido en tu cabeza; tus pensamientos de preocupación gritando más fuerte que tu mejor juicio.

Apagar la radio vuelve a enfocar tu mente y te ofrece una claridad cuando más la necesitas. Realmente no sabes cómo o por qué esto hace una gran diferencia, sólo sabes que lo hace.

Ahora es momento de aplicar esta misma estrategia para todos los otros ruidos en tu vida, empezando por el ruido en tu cabeza. Y si bien no es tan fácil como bajar el volumen de la radio, la buena noticia es que puedes relajar tu mente y entrenarla para pensar más racionalmente con simplemente recordarte a ti mismo hacerlo todos los días. Algunas personas lo llaman afirmaciones, o mantras, o convicciones, pero en cualquier caso estos recordatorios diarios te mantienen en el rumbo, al mantener los pensamientos pacíficos y productivos en tu mente, incluso cuando la vida se vuelve ruidosa.

Aquí tienes 40 citas que puedes usar como recordatorios para calmas tus pensamientos y tu mente:

1. Todo se crea dos veces, primero en la mente y luego en la realidad. Así que presta mucha atención a los pensamientos que tienes. Estos abrirán su camino para hacerse realidad.

2. No hay absolutamente nada en tu situación actual que te impida avanzar, un paso a la vez.

3. Preocúpate, y obtendrás lo que te preocupa. Trabaja, y obtendrás aquello por lo que trabajas. A menudo es así de simple.

4. No puedes dejar que un mal momento eche a perder un montón de buenos. No dejes que los pequeños y tontos dramas de cada día te tiren para abajo.

5. La felicidad es permitirte estar perfectamente bien con «lo que es,» en lugar de desear y preocuparte por «lo que no es.» “Lo que es” es lo que debe ser, sino no lo sería. El resto eres sólo tú discutiendo con la vida.

6. La frustración y el estrés provienen de la manera en que reaccionas, no de cómo son las cosas. Ajusta tu actitud de hoy, y la frustración y el estrés desaparecerán.

7. Sé positivo y sonríe ahora mismo, no porque todo este bien, sino porque puedes ver el lado bueno de todas las cosas.

8. Las mentiras sólo existen si crees en ellas. La verdad te hará libre al final. Siempre que la negatividad se apodere de tu mente, pregúntate: ¿Es verdad? ¿Puedo estar 100% seguro de que es verdad? (Y entonces deja que las mentiras desaparezcan!)

9. Ningún libro es sólo un capítulo. Ningún capítulo cuenta toda la historia. Ningún error define quienes somos. Sigue pasando las páginas que necesitas pasar.

10. Recuerda, dejar ir no se trata de tener el valor de liberar el pasado; se trata de tener la sabiduría y la fuerza para abrazar el presente.

11. El pasado no tiene absolutamente ningún poder por sobre el presente.

12. Ninguna cantidad de arrepentimiento puede cambiar el pasado. Ninguna cantidad de ansiedad puede cambiar el futuro. Sin embargo, cualquier cantidad de gratitud puede cambiar tu presente.

13. Reemplaza la frase «Tengo que» por «Voy a» cada vez que te sorprendas quejándote. Muchas de las actividades por las que nos quejamos son cosas que otros desearían tener la oportunidad de hacer.

14. Cuanta más belleza encuentres en viaje de otra persona, menos vas a querer compararlo con el tuyo.

15. Sentirte atascado es un sentimiento, no un hecho. Así que nunca asumas que estás atascado con las cosas como son. La vida cambia cada segundo, y tú también puedes.

16. En casi todas las situaciones, un poco más de voluntad para reconocer que puede haber algo que no sapas podría cambiarlo todo. Ve a un lugar nuevo, y un sinnúmero de oportunidades aparecerán de repente. Haz algo diferente, y todo tipo de nuevas grandes posibilidades surgirán. Mantén tu mente tranquila y en paz, manteniéndola abierta.

17. Ten cuidado de a quién le das el micrófono y el escenario en tu vida. No te limites a escuchar la voz más ruidosa. Escucha la más sincera.

18. Las personas más infelices en este mundo son las personas que más se preocupan por lo que piensan los demás.

19. Decirle sí a la felicidad y a la paz mental significa aprender a decirle no a las personas y las cosas que te hacen daño. Sé lo suficientemente inteligente como para ignorar la innecesaria negatividad que te rodea.

20. Cuando las personas subestiman tus sueños, predicen tu destino, o te critican, recuerda que te están contando su historia, no la tuya.

Día a día Antonio Silio, Omar “Guri” Martinez, Ana Galle, y muchos deportista reconocidos a nivel nacional que han nacido en nuestra ciudad realizan una intensa práctica, o lo que se denomina seguir un “Plan de Entrenamiento” para que su cuerpo rinda de acuerdo a las exigencias de cada una de las disciplinas que practican. Hoy estimado emprendedor lo invito a que se sume al éxito que ellos han logrado a través de una fórmula eficaz de administrar su tiempo. Como para ellos, para Ud. no será una tarea fácil, pero con entrenamiento observará semana a semana como mejora el uso del tiempo y cuantas cosas más puede logra.

“Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de Stephen R. Covey

(…) La administración efectiva consiste en empezar por lo primero. Mientras que el liderazgo decide qué es «lo primero», la administración le va asignando el primer lugar día tras día, momento a momento. La administración es disciplina, puesta en práctica (…) (Fragmento del libro). … Seguir leyendo »

dejar irTodas las personas buscamos lo mejor para nuestras vidas, de una u otra manera vivimos con la idea de que lo que estamos haciendo es lo que necesitamos para estar bien

Queremos disfrutar de todas las cosas, estar bien con nuestros amigos, parejas, compañeros de trabajo; además queremos poder acceder a lo que nos gusta, sin nos gusta salir, viajar, comer o ir de compras, queremos poder hacerlo sin estar pensando en si nos lo podemos permitir o no.

Esto esta bien, pero que ocurre cuando no nos sentimos a gusto con lo que tenemos, con lo que estamos viviendo, en estos momentos más que nuca debemos ser conscientes de que solo existe una manera de cambiar esto y es decidiendo actuar.

Trabajar por un cambio, estar conscientes de que el cambio para nuestra vida no es algo que ocurrirá desde afuera, si cambian mis compañeros, mi jefe, si el país esta mejor, si mi pareja es de otra forma, no, el cambio que buscamos tiene que nacer de nosotros, desde dentro hacia afuera.

En este post quiero hablarte de los procesos de cambio, de la necesidad de ellos, ya que no existe personas en este mundo que no tenga que lidiar con los cambios

La vida es cambio constante, nada permanece como esta, lo que hoy es correcto, mañana puede ser que no lo sea, lo que hoy nos gusta puede que mañana ya no; ahora bien esto solo es motivo de angustia si pensamos que los cambios no nos permiten ser felices, la realidad es todo lo contrario, solo si abrazas los cambios podrás ver la felicidad que nace en tu vida, la alegría, la abundancia en todos los sentidos.

Renovarse es vivir, lo que no cambia, muere; estoy seguro que has escuchado alguna vez en tu vida alguna de estas frases, sin embargo la parte más difícil e importante del cambio es que un cambio implica dejar ir lo viejo para dar espacio a lo nuevo.

Si no nos sentimos a gusto con lo que hacemos, en nuestros trabajos, con nuestras parejas, con nuestros amigos o con lo que estamos consiguiendo en la vida, quiere decir que necesitamos un cambio, pero este cambio implica dejar de hacer ciertas cosas, las cuales son las que te están colocando en el estado actual en el que estás.

Si quieres un cambio debes dejar lo que haces que produce tu sensación de incomodidad y empezar a moverte hacia nuevos lugares, nuevas acciones que te lleven a donde ahora has decidido que quieres estar en el futuro.

¿Por qué en el futuro?

Si bien el tiempo es una ilusión, solo el presente existe, donde estás hoy es fruto de lo que hiciste en el pasado, de lo que pensaste, de las decisiones que tomaste, de lo que no hiciste también frenada por miedos o dudas, etc.

El lugar a donde quieres dirigir tu vida es creado por lo que estés haciendo ahora mismo, ya que en el presente es el único momento donde tu tienes el poder y la responsabilidad para actuar y la única manera de saber lo que tienes que hacer es primero determinar lo que quieres para tu vida, y luego de definida la dirección comenzar a trabajar por ello.

Tanto si quieres ser un músico, un pintor, saber idiomas, es hoy cuando debes empezar a trabajar por eso que ya viste en tu mente, la imaginación juega un papel fundamental en tu vida, pues es en tu imaginación donde veras el lugar al que te diriges, puedo asegurarte que el lugar o el estado en el que hoy estas ya lo has visto antes en tu mente en el pasado y es por ello también que hoy estas así.

Ahora bien, volvemos a la parte mas importante del post y es que tienes que aprender a soltar lo viejo, de otra manera no podrás agarrar lo nuevo, no tendrás espacio en tu vida por mas que lo intentes, creo que como seres humanos tenemos la obligación de buscar lo que queremos, lo que necesitamos. Y más importante aun, creo también y estoy seguro de que cada persona tiene en si el potencial para hacer de su vida aquello que imagine.

Imagina a donde quieres ir primero y comienza a trabajar luego para llegar allí, estamos en un mundo material, nada se logra sin movimiento, la imaginación es una excelente herramienta para poder ver hacia donde nos dirigimos, pero la acción es el vehículo que nos llevara hasta ese lugar.

Recuerda siempre esto, soltar las cosas es salud, las ideas, las aparente ofensas, las cosas materiales que muchas veces nos perjudican y no nos dejan avanzar, etc. No quiero decir que algo no sea necesario, todo es necesario en su debido tiempo o momento, la vida evoluciona junto con nosotros, no de forma separada, por lo tanto si te aferras a lo viejo estas yendo en contra de tu propia naturaleza, y esto no puede terminar bien, lo sabes.

Como siempre te comento existe infinidad de información que pueden ayudarte a vivir mejor, a tomar mejores decisiones, la vida es posibilidad, y dentro de esto está todo lo que imagines y más, puedo recomendarte material para ello.

Cuando debamos dejar este mundo solo tendrán valor los momentos que realmente disfrutamos, el tiempo es limitado, no lo perdamos en tonterías ya que podemos trabajar en nosotros y elegir la vida que queremos llevar, jamás te voy a decir que es fácil, si te voy a decir que vale la pena por un lado y por otro estarás viviendo la vida que te mereces.

Espero que te resulte útil este post, te invito a dejar tus comentarios si quieres hacerlo, o compartir este post con otras personas a las que les pueda ser útil.

Un cordial saludo y lo mejor para tu vida.

Reibox BlogAunque tener un millón de dólares no es tan impresionante como lo era antes, todavía no es nada despreciable.

De hecho, la CNBC informa que en 2013 había 13,2 millones de millonarios sólo en los Estados Unidos.

Heck, uno de ellos, podría ser incluso tu vecino. De hecho, las probabilidades de que sea realmente tu vecino son altas.

– Pero, Len, no conoces a mi vecino. Ese tipo no se ve como un millonario.

Bueno, ¿Adivina que? Un millonario que es verdaderamente inteligente financieramente no es fácilmente reconocible.

1. Él siempre gasta menos de lo que gana

De hecho, su lema es: A la larga, es mejor ser anónimamente rico que engañosamente pobre.

2. Sabe que la paciencia es una virtud

Las probabilidades dicen que no te volverás millonario de la noche a la mañana. Si eres como él, tu riqueza se irá acumulando gradualmente si administras diligentemente tu dinero durante varias décadas.

3. Cuando vayas a su modesta casa de tres habitaciones y dos baños…

…Vas a terminar bebiendo café instantáneo en lugar de Starbucks

Y si necesitas un aventón, bueno, conseguirás un paseo en su sedán económico de diez años de antigüedad. Y si crees que eso lo hace avaro, pregúntale si eso le preocupa. (Pues no.)

4. Se dio cuenta rápido que el dinero no compra la felicidad

Si estás buscando el nirvana, necesitas enfocarte en lograr la libertad financiera.

5. Entiende que el dinero es como un niño pequeño; incapaz de manejarse a si mismo

Después de todo, no puedes esperar que tu dinero crezca y madure como debería sin que lo administres correctamente.

6. Es un gran creyente de pagarse a si mismo primero

Pagarte a ti mismo primero es un principio esencial de las finanzas personales y una gran manera de construir tus ahorros e inculcar disciplina financiera.

7. Si bien es posible hacerse rico gastando tu vida haciendo algo que no disfrutas, se pregunta ¿por qué haría eso?

La vida es demasiado corta.

8. Sabe que no planear es lo mismo que planear para fracasar

También sabe que los pocos millonarios que llegaron a ese hito sin un plan, llegaron allí por pura suerte. No es suficiente declarar simplemente que quieres ser financieramente libre.

9. Cuando llegó el momento de establecer sus metas de ahorro, no tuvo miedo de pensar en grande

El éxito financiero exige que tengas una visión que sea significativamente más grande de lo que puedes ofrecer actualmente.

10. Con el tiempo, se dio cuenta de que el trabajo duro a menudo puede ayudar a compensar un montón de errores financieros

– Y cometerás errores financieros.

11. Se dio cuenta de que las cosas pasan, es por eso que eres un tonto si no te aseguras contra el riesgo

Recuerda que la probabilidad de quebrar está siempre a la vuelta de la esquina y puede ser disparado desde múltiples fuentes: la muerte del sostén de la familia, un divorcio o una discapacidad que lleve a la pérdida del trabajo.

12. A pesar de que tiene un trabajo que le gusta, no tienen que trabajar más porque todo lo que tiene ya está pagado

– Y lo tiene pagado desde hace años.

13. No se impresiona…

…por que conduzcas un auto de lujo caro y vivas en una Mansión dos veces más grande de lo que tu familia necesita.

14. Después de estar seis meses pidiéndotelo, por fin dejo de esperar que le devuelvas sus tijeras para podar

Él se rindió y se compró unas nuevas el mes pasado. Sin embargo, no hay resentimientos; él se lo puede permitir.

Eso es todo. Ahora sabes lo que tu vecino millonario no te dirá.

 

 

 

Subir »
FB