Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Robert KiyosakiPor Robert Kiyosaki

La importancia de la formación, el control y el conocimiento

Muchas personas piensan que invertir es arriesgado. Cuando era niño, mi padre pobre creía eso. Debido a que él valoraba la comodidad y la seguridad, sentía que las personas inteligentes conseguían buenos trabajos y ahorraban su dinero.

Mi padre rico, por otra parte, consideraba que el plan de mi padre pobre era arriesgado. Él aspiraba a poseer sus propios negocios e invertir su dinero en lugar de ahorrarlo.

Siendo joven, tuve que decidir por mí mismo quién estaba en lo correcto, mi padre pobre o mi padre rico. No fue una decisión fácil. Ambos hombres estaban seguros de sus opiniones, pero después de mucho preguntar y estudiar (tanto como para tener una comprensión de lo que quería en la vida) estaba claro que el camino de mi padre rico era el camino para mí.

A lo largo del camino, aprendí tres razones claves de por que mi padre pobre realmente creía que invertir era arriesgado, y por qué era verdad para él, y para otros como él … Seguir leyendo »

julio cesarJulio Cesar fue uno de los más grandes comandantes militares de toda la historia. Con el poder para dirigir legiones y personas del pueblo llevó a la República Roma a convertirse en el Imperio Romano.

En la trayectoria del gran Julio Cesar quedaron 7 grandes lecciones de liderazgo que hasta el día de hoy deben ser tomados en cuenta en el aspecto laboral.

1. La presentación importa

Los mejores líderes no solo hacen cosas maravillosas, si no también saben presentar una historia concisa y directa. Los líderes saben que dar vuelta a un asunto importante solo es perder tiempo y dinero. Es preferible ser honesto y directos como Julio Cesar y su famosa frase para explicar el porqué de su conquista: “Vine, miré, conquisté”.

2. Toma Riesgos

Los líderes siempre deben tener en cuenta que habrá oportunidades en las que uno debe tomar riesgos. Además de seguir su corazonada por el bien de la empresa. Son oportunidades que se presentan pocas veces en el tiempo. Si no tienes nada o poco que perder, arriésgate con una decisión que puede ser la oportunidad que estabas esperando.

Para Julio Cesar, cruzar el río Rubicon a pesar que estaba prohibido con su famosa frase “la suerte está echada”, le dio beneficios a corto plazo (al menos).

3. No Hay Nada De Malo Empezar Pequeño

En la vida a veces debemos empezar desde abajo para poder llegar alto, pero siempre con la mentalidad de ser más grande cada día. En el ámbito empresarial, una de las lecciones de liderazgo es buscar el camino a la cima a base de esfuerzo. Además del trabajo constante.

Julio Cesar en una aldea pequeña de los Alpes dijo: Prefiero ser el primer hombre aquí que el segundo en Roma.

4. Nada Dura Para Siempre

En el entorno empresarial, debes tener en mente todo el tiempo que nada dura para siempre. Quizás estás pasando un momento de tranquilidad pero esto puede cambiar rápidamente a lo peor.

Para Julio Cesar los eventos de importancia son resultados de causas comunes y uno nunca debe dormirse en sus laureles porque las cosas pueden voltearse a lo peor. Estar enfocado en todo momento es una de las lecciones de liderazgo más importante.

5. No Te Engañes A Ti Mismo

Aunque seas un líder exitoso, no debes de llegar al punto tonto de crear tu propia realidad. Siempre tienes que ver lo que realmente está pasando, si las cosas están mal es porque están mal y tienes que buscar la solución porque mucha gente depende de tu liderazgo.

Para Julio Cesar es un error táctico crear una fantasía y tomarla como realidad. Para Julio Cesar un buen líder es racional y no se deja llevar por sentimientos que dominen sus decisiones.

6. No Te Acomodes

No importa cuan bien se vean las cosas, los mejores lideres nunca fallan en anticipar lo peor.

La preparación y la planeación de estrategias para esos problemas que se presentan en los momentos menos esperados. Julio Cesar creía que los dioses otorgaban prosperidad y salud a personas para que luego sufran más severamente de un revés de circunstancias.

Para Julio Cesar, el momento en dónde más tienes que estar alerta es en las buenas rachas.

7. Nunca Te Vendas Barato

Los líderes exitosos saben cuanto valen y así se presenten ante los demás. Para ser un líder tienes que dar una imagen de grandeza para ti mismo. Así las personas percibirán esas cualidades que tú debes resaltar. Si eres bueno en algo, demuéstralo ante los demás.

Julio Cesar fue secuestrado por unos piratas que le pedían 20 talentos (dinero en aquella época) para su liberación. El gran Julio Cesar riéndose y diciéndoles que no sabían con quien se estaban metiendo. Les pagó 50 talentos y les prometió que los mataría uno por uno el mismo. Luego de su liberación, toma una flota y los cazo uno por uno como él lo había prometido.

carta abiertaEsa rareza en ti que crees que es un defecto, es la razón por la que alguien se está enamorando de ti.

Este artículo fue inspirado por un breve correo electrónico que recibimos hoy de una nueva alumna:

Estimado Marc y Angel,

Mis defectos me están frenando y estoy harta de eso!

Durante los últimos años he trabajado para subir por la escalera corporativa en una creciente compañía incluida en la Fortune 500, pero en los últimos diez meses se me negaron tres veces tres oportunidades de gestión diferentes. La razón siempre es endulzada por la vicepresidente de la empresa, pero básicamente ella me dice que si bien soy «un activo para la empresa,» Simplemente soy «demasiado sensible y solidaria» para los degolladores deberes de los puestos de dirección que he solicitado. Y lo peor es que, en palabras similares pero diferentes, me han dicho esto mismo toda mi vida.

¿Que puedo hacer? Me siento totalmente defectuosa y estancada en este momento. Cualquier orientación en absoluto será muy apreciada.

Sinceramente,
Una Estudiante Defectuosa

Nuestra respuesta (una respuesta abierta para todos aquellos que luchan con sus «defectos»):

Estimada Estudiante Defectuosa,

Es hora para una breve historia sobre la vida y el éxito…

A principios de 1976, después de trabajar duro para ganarse la posición de co-presentadora del telediario nocturno local en Baltimore, Oprah Winfrey, de 22 años de edad, fue sacada abruptamente del aire y degradada tan sólo unos meses después.

El gerente de la estación televisiva le dijo a Oprah que ella no era la adecuada para la transmisión de noticias en el horario estelar, ya que parecía demasiado emocionalmente involucrada y unida a las historias sobre las que informaba.

Oprah estaba conmocionada y devastada, obviamente, y su sueño de ser una destacada presentadora de televisión parecía haber terminado antes de siquiera comenzar.

Mientras pensaba  en sus pensamientos y emociones, Oprah se dio cuenta de que de alguna manera el gerente de la estación estaba en lo cierto. Tenía un buen punto al decir que ella era emocional, porque sinceramente se preocupaba por la gente y sus historias, y eso hizo que a veces afectara sus decisiones de transmisiones.

Sólo un par de semanas antes de ser sacada del aire, a Oprah le habían pedido que hiciera una transmisión en vivo desde el funeral de un niño. Cuando decidió transmitir desde una distancia como para darle a la familia del niño fallecido poco de intimidad en lugar de poner una cámara y un micrófono en sus caras, fue regañada por no cumplir adecuadamente con sus responsabilidades de trabajo.

1976

Oprah en última instancia aceptó la responsabilidad por sí misma y sus decisiones. Decidió hacer lo mejor que pudo con la mano que habían acordado, y continuó poniendo su corazón en el nuevo y más pequeño roll que le habían dado tras su descenso de categoría. Y es algo bueno que hizo, porque poco después se produjo una importante sacudida en la administración de la estación de noticias que lo cambió todo.

Un nuevo gerente para la estación llamado Bill Baker, que tenía una trayectoria muy exitosa, fue contratado por la estación padre principal para arreglar los hundidos niveles de audiencia de la estación.

Poco después de que Bill se hiciera cargo, él y su esposa, Jeannemarie, conocieron a Oprah en una fiesta de cóctel de la industria. Bill ya tenía planes sueltos para comenzar un nuevo programa de entrevistas, y en la fiesta, Jeannemarie no podía dejar de hablar de Oprah y el maravilloso programa de entrevistas que ella haría. «Hay algo mágico en ella», le dijo a Bill. «Lleva su corazón en la mano, y no es nada pretenciosa.«

Bill estuvo de acuerdo con que Oprah tenía rasgos de carácter muy inspiradores, y fue contratada para co-conducir el nuevo programa de entrevistas. Ahora, en lugar de tener que mantener una compostura perfecta y seguir un libreto sin emociones para los informes, era libre de llorar, reír y ser personal con sus invitados y sus historias. Y la audiencia diurna de la estación se enamoró rápidamente del nuevo formato de Oprah talk show, y con su toque emocional, su honesta, y sincera personalidad.

Un par de años después, su programa de entrevistas era el programa más visto de la estación, y por mucho.

Oprah Winfrey (que una vez había sido expulsada del centro de atención por sus reportes de estilo sinceros, compasivos y emocionalmente cargados) utilizó más tarde esas mismas exactas habilidades y rasgos de carácter para convertirse en una de las personalidades más exitosas en la historia de la televisión.

Y hay una gran lección en la historia de Oprah que es relevante para todos nosotros…

A menudo, exactamente quienes somos (con nuestros defectos y todo) es nuestro activo más valioso.

Simplemente puede que no nos hayamos dado cuenta todavía.

Sinceramente,
Marc y Angel

quererse a si mismoDe la parte I

Para mí, cambiar de odiarme a quererme fue profundamente sanador. Ahora veo a las personas exitosas y felices, y sonrío, sabiendo que sus vidas son producto de una serie de decisiones que apoyan su bienestar.

A decir verdad, cada segundo que pasas dudando de tu valor, y cada momento que utilizas para criticarte a ti mismo, es una trágica pérdida; un dulce momento de tu vida tirado a la basura. Y tampoco es que tienes todo el que quieras, así que no desperdicies ni uno más de tus segundos; no tires a la basura ni uno más de tus momentos. Hoy es el mejor día para comenzar a quererte a ti mismo.

Parte II y final:

6. Enseñan a las personas cómo tratarlos bien.

No todo el mundo va a apreciar lo que haces por ellos. Tienes que descubrir quién es digno de tu atención y quien está simplemente aprovechándose de ti. Si tu tiempo y energía se está malgastando en relaciones equivocadas, puedes terminar en un ciclo tedioso de amistades fugaces, romances superficiales que son tan emocionantes como insignificantes, y una sensación general de preguntarte por qué siempre pareces estar corriendo en el mismo lugar persiguiendo afecto. … Seguir leyendo »

Kim KiyosakiPor Kim Kiyosaki

¿Por qué el viaje hacia la libertad financiera comienza contigo?

Todos tenemos un sueño. Esto también es cierto cuando se trata de dinero. La pregunta es, ¿qué nos impide alcanzar nuestros sueños financieros? La respuesta está más cerca de lo que crees.

Salir fuera e ir tras tus sueños financieros requiere agallas. Requiere audacia, descaro, fuerza de carácter y, sobre todo, la capacidad de reír. Llámalo como quieras, pero el juego de dinero no es para llorones, mariquitas, o las mascotas (alumno consentido) de la maestra.

Vimos anuncios de televisión prometiendo la «libertad financiera» por sólo cinco pagos de $ 29.99. ¿En serio? Parece que hay algo que no encaja.

Eso me recuerda esta caricatura … Seguir leyendo »

Los 10 principios de la RiquezaLa Riqueza tiene algunos principios, aquí aprenderás 10 de ellos aunque estoy seguro que existen otros estos serán excelentes para comenzar.

Tod R. Tressider es un reconocido Coach Financiero y también un planificador financiero, es el creador del portal Financial Mentor, una página que es toda una autoridad en el Coaching Financiero, en la misma página expone sus 10 principios para generar riqueza, los cuales son como 10 mandamientos que no sólo nos permitirán obtener riqueza material sino riqueza de vida ya que nos permitirán obtener mayor realización y felicidad en nuestra vida.

1.- Tener una motivación Profunda.- El dinero no es motivación suficiente para superar todas las dificultades que aparezcan en el camino, es por ello que muchos expertos recomiendan que nos centremos en nuestras fortalezas y en trabajos o proyectos que nos apasionen y nos gusten. … Seguir leyendo »

financieros personasLas personas por lo general, se proponen metas y para eso piensan en un plan, los más juiciosos lo escriben y le ponen plazos.

Generalmente, para alcanzar la estabilidad económica se necesitan de unos recursos y para eso aparece el dinero. Y es cuando se miran las alternativas para conseguirlo: a través de un mejor salario, trabajando como independiente para tener varias fuentes, con unos tips de ahorro, obtener un crédito y otros más aprenden a invertir.

Estudios sobre el tema de educación financiera revelan algunos hechos relevantes.

De acuerdo con Kantar Worldpanel, los hogares colombianos están preocupados por generar un dinero extra en caso de emergencias y cerca del 45% de ese ahorro lo quieren tener de reserva para el futuro o para comprar casa. Otro 37% opina que ese dinero lo guardarán para diversión, viajes, educación o todavía no saben qué uso le darán. En la cola de estas necesidades está el gasto que destinarán a fiestas o vestuario.

El BBVA presentó un balance de los últimos 5 años de su programa de educación financiera donde destacó que más de 9,5 millones de adultos han accedido a productos financieros. Sin embargo, el efectivo sigue dominando las operaciones con un 98% de uso de este medio de pago.

“La educación financiera debe apalancarse en los desarrollos en materia digital para mejorar los hábitos de los consumidores financieros. Actualmente, en Colombia el 96% de los hogares tiene un teléfono móvil, 36 millones de personas tienen al menos un celular, de los cuales entre el 60% y 70% lo usa para acceder a redes sociales, mientras que tan solo el 10% lo utiliza para realizar transacciones financieras”, afirmó el presidente de BBVA Colombia, Óscar Cabrera.

Para él, el énfasis de la educación financiera debe apuntar a cambiar los hábitos de los consumidores en Colombia, que son ineficientes y con alto uso de efectivo. El estudio concluye que en la población con baja educación financiera, la tenencia de cuentas de ahorro es de 48%, solo un 18% tiene tarjetas de crédito y un 37% tiene tarjetas débito. Mientras que en los de alta educación financiera el 71% maneja cuentas de ahorro, el 43% posee tarjetas de crédito y 58% tiene acceso a una tarjeta débito.

Pero no basta con el acceso, también se necesita aprender a manejarlos y para eso, la página GoBakingRates indagó por los 10 hábitos financieros que tienen los grandes inversionistas, como Mark Cuban, Warren Buffet o Michael Bloomberg. Si bien, la mayoría de las personas del común no llegan a ser millonarios como ellos sí sirve saber cómo se llevan las cuentas y se toman decisiones económicas.

Tip 1: Escriba un presupuesto

La mayoría de personas sabe más o menos su presupuesto y se lo saben como de memoria.

Conocen la cantidad que gastan al día y cuántos pagos deben hacer al mes. Sin embargo, no acostumbran anotar nada. Cuando usted comienza a anotar en un papel o una hoja de cálculo las cantidades que gasta, sabe exactamente en qué se va su dinero. Lo mejor, usted lleva la cuenta de cuánto dinero se va y la destinación específica.

Es por eso que puede decidir en qué va ahorrar y cuánto va a gastar, por ejemplo, en mercados. GoBankingRates explica que el presupuesto es su hoja de ruta al éxito, así que debe estar seguro de incluir cada gasto que tiene, así sea el café, la galleta que se come o la salida a cine de los fines de semana.

Tip 2: Pague sus deudas a tiempo

Los pagos en mora son uno de los mayores problemas de los egresos. Por fortuna, existen formas de asegurarse que las facturas se paguen a tiempo. Tener débitos automáticos es una de las formas más utilizadas y recomendadas por los planeadores financieros.

También puede ser de ayuda poner recordatorios en el celular o si es de los que no maneja mucho la tecnología, puede poner notas en su casa o la oficina. Cuando es juicioso con los pagos se evita las sanciones por mora y los intereses que implica adeudar la factura pendiente.

Tip 3: Evite la gratificación instantánea

La pregunta clave de cualquier compra debe ser ‘¿Lo quiero o lo necesito?’ Si la respuesta es la primera, mejor dése una vuelta y verá que se le calman las ganas. ¿Cuando compra mucho le vuelve la felicidad? ¿Por qué siente que quiere hacer esa compra?

Son dudas que ayudan a evitar el peligro de la gratificación instantánea que nos lleva a un estado de falsa felicidad y a tener más deudas por pagar. Cuando quiera hacer alguna compra, lo más efectivo es esperar 24 horas, ir a casa, pensar si realmente tiene que adquirir ese producto o servicio y si el dinero le alcanza, ir convencido de lo que va a comprar.

Tip 4: No lleve sus tarjetas todo el tiempo

Llevar efectivo para las compras más pequeñas es una manera de hacer economía.

Por ejemplo, si carga una tarjeta de crédito para un mercado de $100.000, seguramente se irá antojando de cosas y terminará gastando $20.000 o $50.000 más. En cambio, si solo lleva el efectivo, usted ajustará el presupuesto. Es una recomendación general pero si ya vio algo que le pareció necesario comprar y tiene el cupo y la capacidad de pago libres, pues la tarjeta de crédito servirá para este propósito.

Tip 5: Mantenga abierta la comunicación

Tracie Fobes, experta en planeación financiera, dice que le ha servido mantener reuniones mensuales con su pareja donde hablan sobre sus finanzas. Eso les permite llevar un registro de lo que ganan, en qué invierten y cuánto pueden ahorrar. Y les ayuda a tener certeza de cómo está en todo momento su situación económica.

Las personas necesitan comunicación en todas las áreas de la relación, donde lo financiero no se puede dejar de lado. De hecho, uno de los grandes problemas de las parejas que se separan tienen que ver con que uno gana más que otro, o la pareja está gastando mucho más de lo que puede soportar.

Y para mejores resultados, la experta aconseja que la reunión se debe anotar en un calendario para poder recordarla. Si usted va a un trabajo todos los días porque no quiere perderlo, tampoco puede perder esta reunión con alguien que es más importante que su trabajo: la persona que está compartiendo cobijas con usted.

Tip 6: Pague sus créditos

Tómese los pasos necesarios para poder pagar sus deudas con el banco. Eso implica hacer un plan paso a paso de cómo lograr que pase.

Empiece por encontrar asesoría para conocer los tipos de deuda que tiene porque no es lo mismo el crédito de vehículo que el interés de sus tarjetas de crédito. Aproveche que en Colombia se pueden conseguir préstamos a tasas del 0,85% efectivo anual para algunas compras de cartera, ya que el gobierno nacional pidió a los bancos acelerar el descenso de los intereses de algunos créditos.

Tip 7: Ahorre

Con tantas deudas y tan pocos ingresos, a lo mejor usted creerá que este es el consejo que menos le ayuda, pero es lo más importante. Empiece mes a mes por tratar de destinar así sea $10.000 o $50.000 de ahorro. Verá que poco a poco podrá incrementar ese monto y así tendrá un dinero para otros gastos ocasionales, iniciar un estudio, comprar vivienda, incluso para la pensión.

El mejor truco es hacer del ahorro una cuenta más que se debita de su nómina. Así puede estar seguro que no se gastará ese dinero. Olvídese de que esa plata está ahí y reclámela luego de un año. Si quiere que se invierta ese dinero, en Finanzas Personales le hemos hablado de acciones, FIC, pensiones voluntarias que le pueden hacer rentar esos recursos.

Kim KiyosakiMontar las olas de esta economía requiere práctica, conocimiento y la voluntad para aguantar caerse de la tabla un par de veces.

Por Kim Kiyosaki

Tengo la fortuna de estar visitando Honolulu por un par de semanas. Mientras estoy sentada aquí en la terraza de mi casa viendo las hermosas aguas de Diamond Head, Hawai, creo que esa descripción es más cierta hoy de lo que lo fue en el pasado. Hoy en día las olas económicas siguen viniendo, una tras otra. Cómo las personas responden a estas olas financieras en constante cambio no es diferente a cómo los que van a la playa frente de mí responden a las olas del mar.

Yo distingo tres comportamientos diferentes:

1. Los turistas que nunca han nadado en el océano antes. Ellos ven las olas, se emocionan y, sin comprender la fuerza de las olas, corren directamente hacia el agua – y entonces son castigados. Luego de ser empujados al fondo del mar por la fuerza de la ola, sacudido por todas partes como una pelota de playa, y aparecer en la superficie, respirando con dificultad, tosiendo agua con la mirada en su cara de «¿Qué diablos fue eso?»

Ellos arrastran sus cuerpos a la seguridad de la playa, descansan y dicen: «¡No volveré a hacer eso otra vez!»

¿Cuántas personas, sin conocimientos, se golpearon contra los mercados financieros, sólo porque no sabía en qué se estaban metiendo? Y debido a las pérdidas, ahora se dicen, «Nunca lo volveré a hacer otra vez». … Seguir leyendo »

millonarioEn finanzas varias veces lo hemos aconsejado sobre la forma en que debe administrar su dinero, construir un hábito, pensar en mejorar sus ingresos y desde ya acumular el dinero suficiente para tener una vejez libre y sostenible financieramente.

Es tarea nuestra ayudarle a que sea consciente con sus finanzas, que se eduque y que enseñe a las personas de su alrededor a contribuir con buenas prácticas económicas.

Finalmente, si queremos progresar, tenemos que estar al lado de quienes tienen objetivos claros, si queremos aprender, debemos estar rodeados de personas brillantes e inteligentes, y si queremos ser exitosos y tener mucho dinero debemos seguir los pasos de quienes han llegado a la cima, quienes son un ejemplo de superación y profesionalismo.

Antes de darle la estrategia, le recordamos que gran parte de la tarea en este ejercicio es tener una mente fuerte, entender que conseguir un propósito no es un misterio y que el cambio puede ser tan sencillo como modificar ciertos aspectos en el estilo de vida y en la forma de pensar. Comenzando porque no debe creer que “si nació pobre, así se va a quedar”.

La estrategia

#1 Incremente sus ingresos

No crea que siempre tendrá que buscar un mejor puesto donde le paguen más, pues aunque esto suceda el cambio suele ser paulatino mientras que aumenta sus habilidades y gana experiencia.

Si usted de verdad quiere aumentar su patrimonio y su fortuna debe pensar en conseguir dinero extra por otros lados. Aproveche sus conocimientos para dar clases, vender piezas de arte o conseguir trabajos de medio tiempo los fines de semana.

Ahorrar está bien, pero con solo guardar dinero usted no va a incrementar sus ingresos, más bien si logró ahorrar $1 millón, piense en cómo convertirlos en $2 millones.

#2 Entienda qué es ser millonario

Normalmente cuando las personas sueñan con tener una montaña llena de billetes en su casa, aseguran que con dicho dinero tendrían para hacer todo lo que quisieran, en otras palabras mejorarían su estilo de vida, con más lujos.

Lo que no saben es que así recibieran $20 millones mensuales de sueldo, el problema seguiría persistiendo, porque los gastos simplemente aumentarían para mantener la apariencia de una vida placentera. Entonces lo que sucede es que el dinero que entra, sale en la misma proporción y jamás se invierte.

Ya lo dijo Thomas Stanley en su libro El Millonario de la puerta de al lado y citado por Emprendiendo Historias: “La mayoría de la gente tiene una idea errónea de cómo ser millonario. Los auténticos millonarios rechazan llevar el estilo de vida de gran consumo que la mayoría asociamos a la gente rica”.

#3 ¿Qué tanto quiere ser millonario?

Usted debería tener una lista de prioridades a mano, si no la tiene en el papel pero sí en la cabeza, verifique si en la posición número uno está la de ser rico, si es así, debe enfocar todos sus esfuerzos para lograrlo.

Cada día pregúntese: ¿Qué puede hacer para acercarse a su meta? Llénese de mensajes positivos acerca de cómo ser millonario, asista a conferencias y a cursos, lea y rodéese de personas que lo hayan logrado.

#4 La mejor manera de ayudar a los pobres es no ser uno de ellos

Las personas que no tienen dinero y no han logrado nada en su vida, suelen asegurar que es mejor “ser pobre y humilde, que ser un rico avariento”.

Sin embargo, muchas de estas afirmaciones a menudo van cargadas de odio y rencores por la envidia, si bien es cierto hay personas con mucho dinero que son pedantes, no se puede generalizar. Pues, hay cientos de millonarios que generan oportunidades, apoyan distintas causas y ayudan a personas que necesitan de un ‘empujón’.

#5 Debe tener como mínimo tres fuentes de ingresos

De su empleo no va a vivir toda la vida, si usted se aferra a un salario fijo mensual va a entrar en caos cuando se quede sin empleo, porque no va a tener para sobrevivir y cubrir sus gastos por lo menos por un buen tiempo.

Lo primero es que tenga un fondo de emergencia con un monto igual a su salario que cubra por lo menos lo de tres meses. Después le aconsejamos que busque invertir en un negocio, en la bolsa o en finca raíz, si puede monetice un hobby, compre y venda productos u ofrezca sus servicios según sus habilidades y conocimientos.

#6 Enfóquese en una sola cosa y hágala bien

Para parecer una persona interesante no es necesario saber superficialmente sobre todo, pues aunque pueda sorprender con datos interesantes en una cena, no va poder llevar más lejos ese conocimiento.

Pero si usted se especializa en una área en específico y la domina ‘al derecho y al revés’ podrá ‘darse el lujo’ de cobrar muy bien por lo que sabe, ya que las personas son concientes de que es difícil encontrar a alguien así.

#7 Agradezca lo que ha construido

Crea en sí mismo, mire hacia atrás y esté orgulloso de lo que ha logrado hasta el momento, sin importar si ha pasado o no por diferentes dificultades, porque si reconoce sus logros sabrá que esos obstáculos hicieron parte de su aprendizaje y su superación.

Cuando alguien es agradecido con su trabajo y con las personas que han hecho posible cumplir su meta, es más positivo con los objetivos venideros. Incluso cuando las personas notan ese agradecimiento lo ayudan a surgir más.

#8 Invierta en libros

Los textos son un gran aliado en el progreso de una persona, ya que enseñan, inspiran y capacitan en diferentes temas.

Los libros son una fuente de conocimientos, ideas y emociones muy importantes para aprovechar. Las personas millonarias saben que gracias a ellos han evolucionado profesionalmente y han logrado generar las ideas que les permitió llegar al éxito. La gran ventaja de los libros es que son muy accesibles, hasta por internet usted puede encontrar pdf gratuitos y descargarlos.

#9 Póngale una cifra a sus sueños

Es fácil decir: “Quiero ser millonario”, pero ¿Qué dinero quiere tener para soportar esta afirmación? Algunos dirían que lo suficiente para no tener preocupaciones financieras y para tener un estilo de vida envidiable lleno de lujos.

Sin embargo, para cumplir su sueño debe por lo menos comenzar con un ideal de lo que quiere reunir este año o los próximos tres, no le tenga miedo a establecer una cifra. Después de ello divídala en meses y en días para saber si es posible cumplirla.

Por ejemplo, su meta puede ser conseguir en el nuevo año $20 milllones, elabore una estrategia que le permita conseguirlos y establezca un fin, es decir, para qué es dicho dinero.

#10 Comience ya

No se quede en el “cómo sería si yo tuviera…” La clave está en actuar, si no está conforme con su presente emplee conductas diferentes para que su futuro cambie.

No viva de los sueños, pues muchas personas se preguntan constantemente ¿cómo hacerse millonario? pero se quedan ahí y no hacen nada más. Recuerde que la vida es de decisiones, cuando las cosas no funcionan hay que tomarlas, sin importar que el riesgo implique un fracaso o un gran éxito.

Super ExitososHacer las preguntas correctas puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Por desgracia, hacer las preguntas también puede hacerte sentir incómodo.

«Puede ser embarazoso admitir que no entendiste lo que alguien dijo» dice Heidi Grant Halvorson, directora asociada de Columbia Business School’s Motivation Science Center y autora de No One Understands You and What to Do About It.

«Puede que tengas miedo de parecer incompetente, pero eso no es cierto. Las investigaciones descubrieron que las personas que son inquisitivas generalmente son juzgadas como más inteligentes y comprometidas

No hay preguntas tontas, dice Dian Griesel, autora de FUNDaMentals: The Corporate Guide to Cultivating Mindshare. «Cuando estás aprendiendo una nueva tarea que es completamente ajena a ti, cuando la seguridad de una persona está en riesgo, cuando inviertes tu dinero, o cuando se trata de tu salud, haz todas las preguntas posibles,» dice ella.

La clave es hacer las preguntas con la mentalidad de que ellas te darán la información que te ayudará a mejorar tu rendimiento en el trabajo, dice Jon Acuff, autor de Do Over: Rescue Monday, Reinvent Your Work, and Never Get Stuck. Él sugiere ir a las reuniones preparado para hacer buenas preguntas. «Hacer preguntas no sólo te mantiene comprometido, te permite contribuir a la conversación y aprender algo nuevo,» dice.

Preguntas para aprender Vs Preguntas para juzgar

Algunas preguntas tienen el potencial de catalizar avances e inspirar transformaciones, mientras que otras llevan al estancamiento y la desmoralización. La diferencia radica en si haces preguntas «preguntas para aprender» o «preguntas para juzgar,» dice Marilee Adams, presidente y fundadora del Inquiry Institute y autora de Change Your Questions, Change Your Life: 10 Powerful Tools for Life and Work.

«Las preguntas para aprender son de mente abierta, curiosas y creativas,» dice. «Ellas promueven el progreso y las posibilidades, y por lo general conducen a descubrimientos, entendimiento y soluciones».

Una pregunta para aprender, por ejemplo, podría ser: «¿Cuáles son mis metas?» «¿De qué soy responsable?» «¿Cómo puedo ayudar?» y «¿Qué es lo que quieren nuestros clientes?»

Por el contrario, las preguntas juzgadoras son de mente cerrada, certeras y críticas, dice Adams. «Se enfocan en los problemas en lugar de las soluciones y a menudo conducen a reacciones defensivas, negatividad e inercia», dice. Por ejemplo, «¿Quién tiene la culpa?» o «¿Por qué no estamos ganando?»

Las preguntas para aprender facilitan el progreso al expandir las opciones, mientras que las preguntas para juzgar impiden el progreso al limitar las perspectivas.

«Es natural que los individuos y los equipos hagan ambos tipos de preguntas, pero sin las preguntas para aprender, los resultados sufren», dice Adams.

Termina todas las reuniones con una pregunta

Las preguntas también pueden aclarar las expectativas y asegúrese de que todos estén en la misma página. Incluso si crees que entendiste a tu colega o supervisor, hay grandes probabilidades de que no lo hayas hecho, dice Grant Halvorson; el problema surge de algo que los psicólogos llaman «ilusión de la transparencia».

«Debido a que sabemos lo que estamos pensando y sintiendo, y cuáles son nuestras intenciones, asumimos que es obvio para los demás también,» dice ella. «Las personas creen que dijeron más de lo que lo hicieron, así que hay grandes probabilidades de que te hayas perdido algo que puede que no te hayan dicho.»

Resuelve este problema repitiendo de nuevo lo que crees que la persona dijo, sugiere Grant Halvorson. «Algo como, ‘Bueno, sólo para estar seguro de que tengo los detalles importantes…» Esto borra cualquier malentendido que pueda haber surgido,» dice ella.

Practica lluvia de preguntas

La mayoría de las empresas tienen sesiones de lluvia de ideas para identificar soluciones, pero Hal Gregersen, director ejecutivo del Centro de Liderazgo del MIT y co-autor de The Innovator’s DNA: Mastering the Five Skills of Disruptive Innovators, sugiere realizar sesiones de «lluvia de preguntas» que no hagan más que hacer preguntas sobre un problema por un período de tiempo determinado.

«Cuando las personas se preocupan por el tema, cuando pensaron mucho sobre el tema pero se quedaron atascados, ese es el punto perfecto para dar un paso atrás y decir: ‘Está bien, hora de una lluvia de preguntas’«, dice.

Haz que tu equipo genere al menos 50 preguntas sobre el problema. Alrededor de la pregunta 25, Gregersen dice que se estancarán. «He visto esto cientos de veces en todo el mundo», dice. «La gente dice: ‘No tengo ninguna pregunta más, estoy atascado’. Sigue adelante, porque es ese paso adelante lo que a veces puede darte las más grandes preguntas.»

Una larga serie de lluvia de preguntas te acerca a las preguntas correctas que te darán la respuesta correcta, dice Gregersen. «Y ahí es donde la lluvia de preguntas se complementa con las lluvias de ideas tradicionales,» dice.

Un hábito se genera con el tiempo y la voluntad para cambiar conductas. Si sientes que estás ahogado con tus ingresos y tu dinero no alcanza para cubrir tus gastos, quizás sea tiempo de replantear algunas cosas y ordenar las cuentas.

Las personas que han llegado a acumular mucha riqueza suelen adoptar ciertos hábitos financieros para preservar su dinero y multiplicarlo.

Estas son algunas de las conductas que caracterizan a aquellos que triunfan en sus finanzas personales:

Hacer presupuestos

Una forma básica de ordenarte con los gastos será haciendo un presupuesto. Calcula tus ingresos y enlista todo lo que tienes pensado gastar. Acostúmbrate a organizar tus finanzas de esta manera e intenta ahorrar. Esto evitará gastos sorpresa y frustraciones.

Por ejemplo, según el portal estadounidense Inc, el magnate del rubro petrolero Boone Pickens hace compras solo llevando el dinero justo que tiene estimado gastar. Es estricto consigo mismo y no se permite comprar lo que no ha planeado antes.

Evitar compras compulsivas

«La gente adinerada no es impulsiva, tienen tendencia a pensar sus compras un poco más. Preservar es importante (para la riqueza)», refiere Susan Bradley, fundadora del Instituto Sudden Money de Palm Beach Gardens.

Comprar compulsivamente y sin razones no solo generará un desbalance en tus finanzas, sino que podría convertirse en una inversión muerta. Si no meditas bien tus gastos e inversiones, tu dinero perderá valor y se convertirá en objetos acumulados en tu garaje.

Hacer conexiones y redes de trabajo

Una de las rutinas típicas de millonarios es dedicar parte de su día a reuniones y actividades en las que pueden generar buenos contactos. Conocer gente afín a uno siempre será una inversión que puede traducirse en oportunidades financieras a posteriori.

En esta sana costumbre, es importante aplicar el marketing personal y mostrarse como una persona que infunde confianza para cualquier propuesta.

Autoaprendizaje

Según el especialista Tom Corley, autor del libro «Los hábitos de los ricos», las personas con fortuna tienen hábitos de auto-cultivación, como la lectura o el estudio constante de nuevas materias. Pero ¿cómo hago más dinero aprendiendo cosas nuevas o estudiando? Simple: explorar nuevos rubros afines a nuestro trabajo abre puertas a posibles inversiones.

Las personas con altos ingresos leen dos o más libros por mes, y abarcan temáticas diversas como salud, psicología, liderazgo, entre otros que incrementen sus conocimientos y sumen a sus habilidades ya adquiridas.

Jim RohnAlguien dijo que «tienes que amar lo que haces», pero eso no necesariamente es verdad.

Lo que si es verdad es que tienes que amar la oportunidad. La oportunidad de construir vida, futuro, salud, éxito y fortuna. Llamar a una puerta o hacer esa llamada extra puede no ser algo que ames hacer, pero amas la oportunidad de lo que podría haber detrás de esa puerta o llamada.

Por ejemplo un hombre dice «Estoy cavando zanjas. ¿Debería amar el cavar zanjas?». La respuesta es: No, no tienes por qué amar cavar zanjas, pero si es tu primer peldaño en la escalera del éxito, dices «Me alegra que alguien me haya dado la oportunidad de cavar zanjas, y voy a hacerlo tan bien que no estaré aquí mucho tiempo.» … Seguir leyendo »

diferenciasHe sido rico y he sido pobre. Conozco bien ambos lados de la moneda.

Cuando crecía sin dinero, soñaba con ser millonario. A los 24 años gané mi primer millón de dólares y entendí que si no vives en prosperidad, vives en pobreza.

La riqueza es una elección que todos debemos hacer. Bill Gates una vez dijo: “No es tu culpa si naciste pobre, pero es tu responsabilidad si mueres así”. No hay una buena razón por la que debas vivir en pobreza. La plenitud te está esperando, pero debes ser valiente y decidir qué quieres hacer con tu vida.

Durante mucho tiempo batallé para creer que podría llegar a tener dinero. Un día observé las diferencias de pensamiento entre quienes tienen riqueza como fruto de su esfuerzo y entre quienes, por una extraña elección propia, deciden no luchar por generar riqueza.

Esto es lo que observé (refiriéndome como “no ricos” a aquellos individuos que no luchan por cambiar sus circunstancias):

1a. Los “no ricos” son escépticos

Recuerdo a un compañero de trabajo que decía que los mecánicos le cobraban de más y que en la tienda trucaban las balanzas para alterar los precios. Creía que todo el mundo quería quitarle su dinero.

1b. Los ricos son más confiados

Sorprendentemente, muchos ricos tienen la tendencia de creer en las personas que conocen (dentro del sentido común) y le dan la oportunidad de probarse a sí mismas.

2a. Los “no ricos” buscan problemas

Las personas que no tienen recursos por voluntad propia no buscan soluciones. Le echan la culpa al ambiente, a sus familias, a las circunstancias, etcétera, y crean una lista de excusas por las que no tienen éxito.

2b. Los ricos buscan triunfar

Estas personas entienden que todo pasa por una razón. Suelen tomar el control de sus vidas (sin importar sus circunstancias) y hacen que pasen grandes cosas. Dejan de lado las excusas y toman responsabilidad por sus propias victorias.

3a. Los “no ricos” asumen

Las personas que no buscan la riqueza creen saber la verdad de todo. Cuando tratan de acercarse a un mentor piensan: “Seguramente no tendrá tiempo de verme”. En lugar de revisar los hechos o hacer las preguntas correctas, nunca intentan hacer algo nuevo.

3b. Los ricos hacen preguntas

Muchas personas exitosas se preguntan “¿Qué pasaría si..?”. Por ejemplo, “¿Qué pasaría si le escribo un correo a este empresario y me responde?”. El poder está en las manos de quienes hacen los cuestionamientos correctos.

4a. Los “no ricos” dicen “ellos”

Una vez en una tienda de autoservicio la cajera me dijo “No tienen suficientes cajas registradoras. No sé qué les pasa”. Evidentemente, esta mujer no se sentía parte de su trabajo.

4b. Los ricos dicen “nosotros”

En uno de mis restaurantes favoritos, el mesero me dijo una vez “Nos gusta cocinar nuestras carnes en hornos de leña”. Su sentido de orgullo me inspiró a darle una muy buena propina. La riqueza llega cuando inviertes en aquello en lo que crees.

5a. Los “no ricos” buscan el camino sencillo

Una vez fui de compras con un amigo que solo quería comprar la ropa más barata que pudiera encontrar. Fue a un anaquel y recogió siete camisas iguales porque tenían descuento. Naturalmente jamás las usó porque solo las compró por el precio.

5b. Los ricos buscan el mejor camino

Las personas que alcanzan la riqueza están dispuestas a pagar más por calidad. No solo buscan el menor precio, sino que los productos sirvan y jamás se conforman con cosas que sean inútiles.

6a. Los “no ricos” piensan que el dinero es más importante que el tiempo

Millones de personas en todo el mundo cambian tiempo por dinero sin pensar que siempre puedes ganar 500 pesos otra vez, pero nunca recuperarás 500 horas.

6b. Los ricos saben que el tiempo importa más que el dinero

Estos individuos jamás cambian sus minutos por centavos. Buscan experiencias que los llenen y que alteren dramáticamente sus vidas. Sus carreras se enfocan en hacer lo que les gusta y en ayudar en otros, en lugar de sacrificarlo todo por un cheque quincenal.

7a. Los “no ricos” solo imitan

Cuando una persona que es pobre por voluntad propia ve una oportunidad, observan lo que otros están haciendo y los imitan. Muchas veces ni siquiera consideran otras maneras de hacer las cosas.

7b. Los ricos crean

Estos individuos observan oportunidades y se atreven a pensar fuera de los convencionalismos. Y saben exigirse y a los demás para ser innovadores.

8a. Los “no ricos” se quejan, condenan y critican

Muchas personas aprenden a ser pobres por sus predecesores. Sus familias los han condicionado a creer que “todo está mal” y que nada va bien.

8b. Los ricos son agradecidos por lo que tienen

Estos individuos saben reconocer que tienen privilegios y no los dan por hecho. Debido a su apreciación por lo que tienen, son capaces de generar más riqueza.

9a. Los “no ricos” buscan consejos “amateur”

Estos individuos quieren la aprobación de sus conocidos. Creen en todo lo que oyen sin cuestionar a las figuras de autoridad. Aceptan opiniones como hechos y no investigan más allá una vez que tienen una respuesta “cómoda”.

9b. Los ricos buscan consejos de expertos

Las personas que se han hecho ricas con su trabajo han aprendido a pensar por sí mismos. Si no pueden resolver una cuestión, buscan el apoyo de expertos. Sin embargo, saben que estos conocedores solo pueden dar sugerencias y que la decisión final es suya.

10a. Los “no ricos” tienen «televisiones grandes”

Estas personas pasan el tiempo viendo imágenes sobre las que no tienen control. Evitan usar su tiempo libre para pensar y prefieren evadir la realidad.

10b. Los ricos “tienen bibliotecas grandes”

Las personas que alcanzan la riqueza se educan constantemente. Usan su conocimiento para beneficiarse y a los demás. En lugar de perderse en actividades triviales, pasan el tiempo tratándose de conocer a sí mismos y al mundo en el que habitan.

vivirTú eres único. Al igual que todos los demás. Cada uno de nosotros es la suma de muchas cosas que nos hacen irrepetibles.

Nuestros genes, nuestras experiencias (buenas o malas), los amigos que hemos tenido, el lugar donde crecimos… Todo esto combinado ha influido de forma poderosa en la formación de nuestra personalidad.

Dado que es imposible que ese cúmulo de cosas se repita idéntico en otra persona, eso significa que no hay nadie más como tú. Tus gustos, tus valores, tu forma de pensar se han desarrollado gracias la vida que has vivido, y son una combinación única que solo vive en ti.

Así que lo más apropiado sería que tu forma de vivir se encontrara en armonía con tu identidad. Sin embargo, la mayoría no somos conscientes de esto e insistimos en vivir una vida desconectada de quienes somos.

Quizá en ningún otro ámbito esta desconexión es más evidente que en nuestro trabajo. La mayoría de trabajadores (casi el 90%) no sienten afecto por él. Es como si alguien dijera: «si quieres vivir, si quieres hacer lo que te apetezca, primero debes ingerir este espantoso plato». Plato que no es otra cosa que una inacabable jornada de ocho horas haciendo algo que no significa nada para nosotros.

¿Por qué ocurre esto? Porque en muchas ocasiones no somos nosotros los que decidimos a qué dedicar nuestra vida, sino que permitimos que sean las circunstancias, otras personas o falsos dioses los que decidan.

Lo se por experiencia. Cuando terminé el bachillerato no tenía ni idea que carrera escoger. Como estaba muy mal visto no empezar la universidad inmediatamente después de terminar el bachillerato, tomarme unos meses sabáticos para encontrar mi verdadera vocación no era una posibilidad.

Así que terminé estudiando economía, empujado por las circunstancias y por mi incapacidad de identificar mi verdadero llamado. ¿El resultado? El plan de estudios que debería realizar en seis años terminé cumpliéndolo casi en diez.

En otras ocasiones permitimos que sean los encantos de falsos dioses los que determinen nuestro camino. El dinero, el poder y el prestigio quizás sean los más seductores de todos.

No es que estas tres cosas sean malas de en sí mismas, nada tengo en contra de ellos. Lo que ocurre es que su atractivo es tan poderoso que terminan influyendo de forma desproporcionada en nuestras decisiones, en detrimento de otros aspectos que pueden ser más importantes y satisfactorios.

Contra esta piedra también tropecé. El empleo que consideraba como el de mis sueños no era tal. Con el tiempo descubrí que eran el prestigio y el dinero, no mi verdadera vocación, lo que había determinado mi decisión.

Para encontrar nuestro camino, el camino que transcurre en armonía con quienes somos, debemos dejar que hable nuestra vida. Debemos escuchar atentos lo que nos dice el corazón y seguir el camino que nos señala.

El poder del Mito es un maravilloso libro que recoge una conversación entre el periodista Bill Moyers y el experto en mitos Joseph Campbell. En una parte de la conversación Moyers y Campbell hablan sobre lo que ocurre cuando uno sigue su propio camino:

MOYERS: ¿Alguna vez, cuando sigues el camino de tu corazón, tienes la sensación, como la tengo yo por momentos, de que te ayudan manos invisibles?

CAMPBELL: Siempre. Es milagroso. Yo tengo incluso una superstición que ha crecido en mí como resultado de la acción constante de las manos invisibles: que si sigues el camino de tu corazón te colocas en una especie de sendero que ha estado allí todo el tiempo, esperándote, y la vida que deberías estar viviendo es la que estás viviendo. Cuando puedes ver eso, empiezas a encontrar gente que está en el camino de tu corazón, y que te abre las puertas. Yo digo: «Persigue tu felicidad y no tengas miedo, y las puertas se abrirán donde menos lo sospeches».

Cuando seguimos nuestro camino nace la armonía, y vivir se convierte en una expresión de belleza. Es como una partida de Tetris donde las piezas han sido acomodadas de manera perfecta, todo está en su sitio.

¿Existe la seguridad de que si sigues tu pasión podrás vivir de ello? No, pero yo estoy convencido, al igual que Campbell, de que las posibilidades juegan a tu favor. Si haces lo que te apasiona tu motivación se disparará, esto hará que seas más perseverante, recursivo y creativo. Multiplicando así tus posibilidades de éxito.

Casi el 90% de las personas no se identifica con su trabajo, pero la prueba de que es posible seguir el camino que señala el corazón se halla en el 10% restante. Si ellos lo consiguieron ¿por qué no lo puedo conseguir yo? ¿Por qué no tú?

DineroCuraMe impresiona ver cómo tanta gente “sueña” con ganarse la lotería o recibir un aumento “sorpresa” (que obviamente jamás llega) o incluso como dice Chava Flores en su canción “A qué le tiras cuando sueñas Mexicano”: “… o sueñas que un millonariazo te va a regalar un auto, sólo porque le caes rete bien”.

Señores, es un hecho comprobado que no por el hecho de tener muchísimo dinero eres rico o si quiera te acercas a ello.SER RICO es un hábito, un “modus vivendi”. SER RICO conlleva muchas más cosas que simplemente tener dinero y lo escribimos por este medio.

La riqueza es una forma de SER y “SER” es algo que se hace siempre!! Los Ricos no esperan a que les regalen algo o a que suceda algo para conseguir dinero o a que alguien les de la aprobación para alcanzar ciertas cosas. Los ricos viven del lado de CAUSANTE y no culpan a terceros por sus acciones.

Los ricos son responsables, es decir, saben responder a sus acciones y están concientes que todo lo que tienen, ha dependido de lo que han venido SIENDO. Los ricos saben que sólo ellos y nadie más que ellos son los arquitectos de su destino, negocios, estilo de vida. Los ricos hacen que las cosas sucedan y son responsables de aquello que crean (sea bueno o sea malo) … Seguir leyendo »

No me canso de repetirlo: un plan financiero no es más que una parte de nuestro plan de vida. Es sólo una herramienta que nos sirve para lograr esas cosas que más nos importan.

Desde luego, todos tenemos muchos sueños que queremos cumplir. Comprarnos un automóvil nuevo, garantizar la mejor educación para nuestros hijos, cambiarnos a una casa más grande, hacer un viaje por Europa o tener, dentro de muchos años, un retiro cómodo.

Sin embargo, también sabemos que no todas estas metas se pueden lograr al mismo tiempo.

Por esta razón, tenemos que concentrar nuestros esfuerzos en los objetivos que realmente son más importantes para nosotros. Enfocarnos en las tres o cinco primeras prioridades de nuestra lista, pero no más.

De esta manera, tendremos mejores posibilidades de lograr lo que más nos importa.

El que mucho abarca…

Es importante mencionar que, como en todo, si tratamos de abarcar demasiado, más de lo que podemos, probablemente terminaríamos sin lograr alcanzar ninguna de nuestras metas.

Esto no es fácil para muchas personas, ya que en ocasiones nuestros objetivos pueden causar conflicto con otros.

Es decir, puede ser que deseemos —o, más bien, nos convenzamos de que necesitamos— tener un automóvil, una nueva pantalla de alta definición o quizá el nuevo celular de moda, y todo ello en el corto plazo.

Sin embargo, también están otras cosas, que son de más largo plazo, como retirarnos cómodamente, que nuestros hijos vayan a una buena universidad, o quizá la compra de una casa dentro de algunos años.

Puede ser que no sepamos o no podamos determinar cuál de estas metas es más importante para nosotros. Si nos enfrentamos a un conflicto de metas, generalmente lo mejor será aplicar un criterio como: ¿Cuál de estas metas nos beneficiará más que la otra? ¿Cuál nos hará menos daño si la diferimos?

Desde luego, si somos parte de una familia debemos efectuar este ejercicio junto con todos sus miembros. Recordemos que la clave del matrimonio es compartir nuestras metas personales y alinearlas hacia un objetivo común, superior. Y si tenemos hijos, probablemente ellos tengan algo que decir también sobre las metas que les afectan.

Objetivos alineados al valor

En fin, mientras dibujamos nuestra lista de metas, debemos enfocarnos en cosas que nos pueden ayudar a sentirnos financieramente seguros, felices o llenos; en aquellas que estén relacionadas y alineadas con nuestros valores más profundos: seguridad, felicidad, amor, salud, bienestar, etcétera.

Recordemos que si un objetivo no contribuye a acercarnos hacia uno de nuestros valores, entonces sólo es un capricho. Y si posponemos objetivos verdaderos y nos enfocamos hacia nuestros caprichos, nos alejaremos cada día más de nuestros valores y, por ello, de lo que más nos importa en la vida.

En este sentido, muchos de nosotros tendremos al principio de la lista cosas como: contar con un retiro cómodo y no ser una carga para nuestros hijos, o establecer un fondo para emergencias que nos haga sentir seguros, ahorrar para el enganche de una casa, pagar nuestras deudas, ahorrar o asegurar la educación de nuestros pequeños, etcétera.

Mientras más cerca estén nuestros objetivos de nuestros valores, más comprometidos estaremos con ellos. Y es precisamente este compromiso el que nos ayudará a controlar nuestro gasto en cosas importantes y costosas.

Siempre que tengamos la tentación de comprar algo de precio alto, debemos preguntarnos: ¿esto me lleva más cerca de mis metas, y por ende de mis valores? ¿O me aleja de ellas?

Si la respuesta es negativa, entonces alejémonos o programemos el gasto para el futuro.

¿Cómo pasar de la meta a la acción?

Una vez que tengamos nuestras metas listadas y las hayamos priorizado, debemos enfocarnos en dos cosas importantes: traducirlas a un monto (es decir, hacerlas específicas, medibles) y decidir en cuánto tiempo las queremos —o podemos— alcanzar.

Recordemos que el tiempo puede jugar a nuestro favor o en nuestra contra, por el efecto del interés compuesto. Por eso es tan importante no posponer aquellas que llevan más tiempo, como el ahorro para el retiro.

Vivir MejorAl final del día, tu simpatía a menudo se puede reducir a tu inteligencia emocional.

Puedes ser naturalmente agradable, o puedes estar trabajando en ello.

Si estás en el último grupo, aquí tienes los consejos destacados de un hilo Quora particularmente útil: What are useful social skills that can be picked up quickly?«

De las 83 respuestas enviadas, seleccionamos 18 maneras simples para llegar a ser más agradables en un instante:

1. Haz contacto visual

«Es algo estúpidamente simple, pero sigue siendo uno de los trucos de vida más impactantes de todos», escribe Brad Porter.

«La cualidad más atractiva en una persona es la confianza. Pero ‘tener confianza’ no es un consejo muy bueno. En lugar de ello, encuentra el mejor indicador de confianza, en términos de comportamiento interactivo. Y ese es el contacto visual.»

Comienza con este hábito de inmediato, dice Porter. No requiere ninguna práctica ni habilidad especial; sólo el compromiso de hacer contacto visual con alguien y mirarlo a los ojos durante la conversación.

2. Guarda el teléfono en tu bolsillo

Y mantenlo ahí hasta que la conversación o reunión haya terminado. Albahaca Chiasson lo pone simple: «Presta atención. Míralos. Deja lo que estás haciendo. Sin interrupciones.»

Este es otro hábito simple, pero eficaz, que puedes ejecutar de inmediato y no requiere ningún esfuerzo o habilidad.

3. Llama a las personas por su nombre

La próxima vez que alguien te salude por tu nombre, o use tu nombre en medio de la conversación, recuerda lo genial que se siente.

Si tiene problemas para ponerle nombres a las caras, prueba diferentes estrategias, como escribirlos o usar imágenes o rimas asociadas con el nombre. Howard Lee sugiere repetir los nombres verbalmente cuando te los digan por primera vez y luego dos veces más en tu cabeza.

4. Sonríe

No hay que subestimar el poder de la sonrisa.

Además, ríe y cuenta chistes, recomienda Craig Fraser. La gente inconscientemente refleja el lenguaje corporal de la persona con la que está hablando. Si quieres ser agradable, usa un lenguaje corporal positivo y la gente, naturalmente, te devolverá el favor.

5. Da un apretón de manos firme

«No es demasiado difícil, ciertamente no fofo y suave, y sin jugar a ver quien domina,» escribe, Tony Vicente.

Las investigaciones muestra que las personas deciden si les agradas o no en cuestión de pocos segundos de conocerte. Un apretón de manos firme contribuye en gran medida a esa primera impresión, al igual que una fuerte postura y lenguaje corporal positivo.

6. Escucha

Escucha más de lo que hablas, dice Marcos Bridgeman: «Tienes dos orejas, y una sola boca. Esa es la proporción con la que deberías usarlas.»

7. No sólo escuches; escucha activamente

Escuchar simplemente las palabras no es suficiente. Las personas realmente agradables escuchan a la persona con la que están hablando.

Escuchar activamente requiere cuatro pasos, escribe Chiasson: escuchar, interpretar, evaluar y responder.

El primer paso requiere dejar de hacer lo que estás haciendo y prestar atención. A continuación, «parafrasear lo que escuchaste y haz preguntas aclaratorias,» sugiere. Evaluar significa sacar un juicio rápido y saltar a las conclusiones: «Asegúrate de tener toda la información pertinente antes de formar o expresar una opinión.» Por último, «da un feedback para dejar que el otro sapa que lo estás escuchando,» escribe.

8. Adula a las personas

«Esto acaricia directamente el ego de las personas y por lo tanto es muy eficaz,» escribe Julian Reisinger.

Él sugiere abrir conversaciones que hagan que la otra persona se sienta experta, como «Tú sabes mucho sobre marketing social, ¿verdad?» o «¿Sabes por qué siempre me sale este mensaje de error?»

De esta manera, aprendes algo nuevo y la otra persona llega a sentirse necesitada. «Es tan fácil como eso, es un ganar-ganar, y funciona el 100% de las veces,» dice Reisinger.

9. Aprende cómo aceptar un cumplido

Aceptar un cumplido puede ser complicado, ya que no quieres parecer egoísta.

Pero tampoco quieres murmurar un «Gracias, tú también» porque eso te hace parecer un inepto socialmente.

Así que en lugar de dar frases como «Tú te ves 10 veces mejor que yo» o «Fue todo gracias a ti,» Reisinger sugiere aceptar el cumplido con confianza usando frases como «Gracias! Oír eso se siente muy bien» o «Gracias! Fue una experiencia increíble.»

Reibox Blog«Perdón por molestarte.»

«Hola, perdón por llegar tarde.»

«¡¡¡Perdón!!!»

No es de extrañar que la gente siempre se disculpe. «Perdón» es una de las primeras palabras que aprendemos cuando somos niños, y sigue estando martillado en nosotros como adultos.

En estos días, los líderes están siendo entrenados para ser sensibles, empáticos y preocuparse por los sentimientos de los demás, todos atributos valiosos e importantes que un gran jefe (o cualquier persona con una pizca de inteligencia emocional) debe poseer. Así que con la mejor de las intenciones nos desviamos de nuestro camino para ser amables y colegiales, y terminar exagerando los mea culpas.

El riesgo de decir «perdón» demasiado es que las disculpas pueden socavar la confianza en ti de los demás. A menudo es el equivalente verbal a la cara de un perrito callejero, ojos abatidos o hombros encorvados. ¿Por qué desanimarte?

Aquí tienes cuatro ocasiones en las que puedes asumir la responsabilidad y tomar medidas sin tener que estar tan arrepentido.

1. Cuando estás por decir algo

Algunas personas se disculpan antes de hablar. Quizás es cuando estás interponiendo un punto en una conversación – «¿Perdón, si pudiera agregar algo?» – o respondiéndole a alguien en alguna reunión: «Disculpe, me gustaría hablar sobre el punto de Eric». Pero, ¿Por qué exactamente lo sientes, o necesitas ser disculpado?

Otras veces puedes encontrarte disculpándote incluso cuando eres el que acaba de ser interrumpido: “Lo siento, pero no había terminado.” Hacer oir tu palabra en el trabajo puede ser un desafío, pero pedir disculpas solo hará que suenes menos tentativo y merecedor del tiempo de la reunión. Así que olvídate de las disculpas y ve a tu punto.

Algo similar sucede incluso en los saludos de los mensajes de voz: «Lo siento, no estoy aquí. Por favor, deje un mensaje» es una frase común. ¿Por qué deberías lamentarse por no estar allí? Tienes mejores cosas que hacer que sentarte y esperar llamadas telefónicas.

2. Cuando te sientes inseguro de ti mismo

Ya sea que seas consciente de ello o no, este tipo de disculpas instintivas transmite la sensación de que no estás cumpliendo con las expectativas de los demás o que has fallado de alguna manera. La persona que llega tarde a una reunión y sin aliento dice «siento llegar tarde» puede ser bien intencionada, pero compartir ese pensamiento genera un mensaje negativo y de distracción.

Claro, quieres reconocer que puedes haber incomodado a tus compañeros de trabajo haciéndolos esperar por ti, pero ¿cuál es el daño en (respetuosamente) posicionarte como alguien que tiene una gran demanda? Tal vez tuviste una cita competitiva. Por qué no decir simplemente, «Gracias por esperar, no nos mantendremos más tiempo de lo que habíamos planeado originalmente, así que vamos a hacerlo bien».

Del mismo modo, cuando tu propia presentación está tardando un poco más allá del límite tiempo, no digas, «Lo siento, solo quedan tres diapositivas más». Si sientes que has agotado todo tu tiempo, solo recorta tu presentación brevemente (algo que deberías siempre estar preparado a hacer, por cierto) a menudo es un mejor movimiento que disculparte por hacer que todos se queden demasiado tiempo. Y si casi te encuentras con alguien cuando doblas la esquina, no te desanimes con «lo siento», solo sonríe y haz que se sientan bien con el encuentro: «¡Ah, no te vi! ¿¡Cómo te va!?»

Siempre hay momentos que te harán sentir vulnerable y querer pedir perdón. Me encontré teniendo problemas con una nueva rutina en el gimnasio recientemente y le dije «lo siento» a mi entrenador personal cuando no pude hacerlo de inmediato. Su generosa respuesta fue: «Está bien. Pero, ¿dónde nos deja eso?» En ninguna parte, excepto que me sentí inadecuado por más tiempo del que probablemente tenía que estar.

3. Cuando estás por dar una mala noticia

Podrías tener la tentación de disculparte antes dar malas noticias, pero eso solo intensificará la negatividad y, lo que es peor, no se tragará las notas de empatía con las que intentas moderarlo.

Por ejemplo, en una declaración como «Lamento decirte que al cliente no le gustó la idea que lanzamos», la noticia de que todo ese trabajo terminó siendo rechazado dominará por completo el prefacio de sonido más suave. A veces, decir «lo siento» en estas situaciones difíciles puede incluso ser contraproducente: cuando dices: «Lamento decirte que reduciremos nuestro grupo», lo que a ti te suena compasivo podría incluso sonar falso para los miembros de tu equipo.

Ninguna disculpa podrá jamás realmente contrarrestar las malas noticias. En lugar de eso, ve al grano y ofrece apoyo en forma de orientación sobre los siguientes pasos que deberá dar. La información procesable, la transparencia y el liderazgo son más importantes, y genuinamente empáticos, que las expresiones verbales de lo mal que te sientes.

4. Cuando es tu culpa

Algunas veces realmente hiciste algo mal que claramente justifica una disculpa. Y en esas situaciones, ¡Por todos los medios, asume la responsabilidad! Pero decir «lo siento» podría no ser siempre la mejor manera de hacerlo.

Supongamos que sabes que no podrás cumplir un plazo que inicialmente estableciste: un proyecto tarda más de lo que esperabas. ¿Deberías decirle a tu jefe: «Lo siento, no tendré esa presentación lista para el martes como prometí»? Tal vez no.

Ciertamente es tu responsabilidad explicar que no podrás cumplir con tu compromiso, pero no pierdas la oportunidad de transmitir esas noticias de la manera más positiva posible: «Sé que discutimos tener la presentación preparada para el martes, pero hay información crítica que no estará disponible hasta el lunes, y realmente me gustaría incluirlo. Entonces mi objetivo es tener la presentación para usted para el final de la semana, ¿qué le parece?» Esta respuesta es progresista y proactiva.

En todas estas situaciones, a menudo hay mejores formas de comunicarse que decir que lo sientes. No te arrastres hacia abajo. Demuestra tu empatía e inteligencia emocional encontrando soluciones, no pidiendo disculpas.

nuncaLo que eres no se mide por lo que pesas ni por lo que tienes, ni por llegar a mil lugares al mismo tiempo si para hacerlo no puedes ni respirar.

Eres lo que imaginas y lo que sueñas. Y sobre todo, eres lo que tú quieres ser y no lo que otros deciden que seas, no les des ese poder sobre ti. Eres maravilloso, aunque hoy nadie te lo diga o tú no lo percibas en las miradas y los gestos, aunque necesites palabras que te lo confirmen… Aunque parezca que nunca llegan esas palabras.

Mereces lo mejor, no regatees cariño ni bajes el listón por nadie. Mereces un amor entero, no un amor a medias. No te conformes con una simple caricia si necesitas un abrazo. No pidas un minuto si deseas una vida entera

Si no te quieres, déjalo todo ya porque nada saldrá bien. La autoestima es la base sobre la que se edifica el resto de tu vida. Si te quieres, puedes querer a otros… Si te quieres, te quieren. Las personas que se respetan infunden respeto y son capaces de valorar a los demás. El amor a uno mismo borra el rencor y el resentimiento, te da aliento para continuar, te hace saber que puedes y te da fuerza para aspirar cada día a ser mejor.

Perdónate por no ser perfecto, nadie lo es, ni siquiera los que te miran por encima del hombro y te secuestran la sonrisa, esos menos aún porque si se respetaran no lo harían.

Pide lo que quieres porque no tienes nada vetado por ser tú. Di en voz alta lo que sueñas e imagina que es posible. No te limites, no te recortes, no te borres ni chantajees a ti mismo dándote migajas ni menguando tus esperanzas para que quepan en unas expectativas reducidas. Agiganta tus esperanzas para que tus sueños quepan en ellas… Puedes conseguir lo que quieres, decide qué quieres y ponte en marcha, nada llega solo.

No eres imprescindible, tal vez, pero sí útil y necesario. Importas, sobre todo a ti mismo. Lo que piensas, lo que quieres decir y callas, lo que haces y lo que no haces por temor al ridículo es importante. No calles, no te quedes quieto, no te cierres a nada. No dejes pasar ningún tren en el que desearías ir.

Busca objetivos y encontrarás los caminos para llegar a ellos y, sobre todo, disfrútalos y mucho… Piensa qué y surgirá cómo. Sigue tu intuición para guiarte y planifica tu trabajo, esfuérzate mientras vives, mientras te entusiasmas con cada detalle que llega a ti… Mira cada paso que das en tu camino pero alza también la vista para ver las caras y lo todo lo que te rodea. En algún momento, sabrás que haces magia, pero pasará tan rápido que creerás que lo has imaginado.

Lo llaman suerte y puede ser tuya, aunque en realidad no es más que la certeza de saber que pase lo que pase sabrás cómo afrontarlo y tendrás ganas de hacerlo. Es confianza en tus posibilidades y tu resistencia ante la adversidad… No es suerte, es esfuerzo y aplomo, entereza para dar cada día un paso hacia donde quieres encaminarte y valor para saber que serás capaz de plantar cara a lo que surja…

Lo llaman suerte, pero en realidad es intuición para acercarse a lo bueno, es esa capacidad de encontrar el lado positivo en todo y no caer en la auto-compasión… Saber que le darás la vuelta a la situación y le sacarás partido.

Puedes cambiar. Puedes empezar ahora de cero y en diez minutos sacar de dentro esa persona que llevas oculta y que se lo pasa bien, que se ríe de sí misma y encuentra su espacio. La que no se preocupa de si desafina o tropieza, la que cree en sí misma y acierta… Está ahí, sólo espera a que la rescates y le des una escena en tu obra. No importa el pasado, cada día el marcador se pone a cero para que puedas dejar el equipaje que más pesa y empezar una nueva vida.

Da miedo, pero pasa. Cada miedo que superes dará paso a uno nuevo, pero al mismo tiempo te permitirá bromear con todos los anteriores. Cada miedo que te sacas de encima es una sombra que se disipa, un escalón que subes hacia tu destino, un soplo de aire con el que tomar impulso… Los miedos se acaban, se achican cuando los miras de cerca… Escoge el que más te perturbe y ve a por él primero.

Piensas que te queda tiempo. Que es una gran idea que pondrás en práctica mañana… Aunque no es cierto. El tiempo es finito y las ganas cuando no encuentran estímulos que les den coba se quedan diminutas… No des opción para que la pereza entre en tu vida. No hay más demora, el tiempo es ahora, mañana puede ser tarde.

La mayoría de ideas que contradicen lo que acabo de escribir y que ahora te vienen a la cabeza son excusas. Las fabrica el miedo, la desidia, la pereza, la tristeza, la rabia, el resentimiento… y ninguno de estos términos te beneficia. Ninguno de ellos es tú, ni tiene por qué decidir tu vida. Las distinguirás porque se esconden bajo formas distintas pero todas llevan al mismo sitio…

La nada, la rutina, el tedio, el sofá… Todas llevan a ese tú que no quieres y te alejan de la imagen de ti que sueñas y de lo que podrías conseguir si no las escucharas. Los llamamos razones, motivos, explicaciones pero son excusas… En realidad son muros que construimos cada día nosotros mismos para no tener que dar el paso… La reconocerás porque en cuanto te ilusionas por algo, desaparecen todas. Las excusas nunca resisten ante la pasión, se desvanecen.

No cierres la puerta. No te des por vencido. Faltan cinco minutos para que la oportunidad que buscas pase por tu lado, si andas con la cabeza baja y miras al suelo no podrás verla…

Nelson Mandela 1. La fortaleza del líder no reside sólo en valentía o coraje, ya que no es la ausencia de temor, sino la capacidad para sostenerse. Es decir, aún en medio de las circunstancias adversas, recordar su posición e inspirar a otros a ir más allá, alcanzando objetivos juntos.

2. EL líder tiene que tener capacidad de entender los momentos y oportunidades, ser táctico. Las tácticas para lograr un acuerdo son importantes en la medida son oportunas. Implican riesgo y ruptura de paradigmas, mas un líder tiene que ser capaz de entender estos momentos y saber explicarlos a su grupo. No es ceder principios sino ver que los hechos se materialicen para el bien de todos, lo que suele depender de la realidad, el líder pragmático es más oportuno que sólo el que es idealista. … Seguir leyendo »

ser felizOctave Parango es un arrogante y afamado publicista francés que rodeado de lujos, mujeres y “amigos”, ya no espera nada de la vida salvo el momento de esnifar cocaína para seguir con su rutina.

Octave es víctima de sí mismo y de todo lo que critica, “Soy publicista: eso es, contamino el universo. Soy el tío que les vende mierda. Que les hace soñar con esas cosas que nunca tendrán. Cielo eternamente azul, mujeres que nunca son feas, una felicidad perfecta, retocada con Photoshop.”

Este personaje literario está inspirado en la vida de su propio autor. Además de plasmar el desarrollo de la industria publicitaria, este libro nos muestra que el éxito y la felicidad están más allá de un gran departamento, un auto último modelo y vacaciones a playas exóticas. El escritor Frédérich Beigbeder nos habla en 13,99 euros, a través de un personaje que lo posee todo, pero que no se siente exitoso y mucho menos feliz.

Cada ser humano se forma un concepto distinto de lo que significa el éxito, pero muchas veces está forzado por la presión social. Si buscamos encajar en lo que el mundo nos dice que debemos obtener y vivir, lo único que realmente lograremos será sentirnos frustrados.

Sin importar lo que quieres hacer de tu vida, lo que buscas alcanzar. Estos hábitos que tienen las personas exitosas, te ayudarán a cumplir con tus objetivos pronto y a eliminar lo que no te deja avanzar.

50. Evita la cafeína

49. Intenta leer un libro por semana

48. Reduce tu consumo de azúcar

47. Toma por lo menos un momento de meditación, lo ideal serían tres (mañana, tarde y noche)

46. Ayuna un día a la semana

45. Enfrenta un miedo todos los días

44. Ten al menos 7 horas de sueño

43. Duerme y despierta temprano

42. Báñate con agua fría

41. Aprende a decir “no”

40. Haz algo bueno por alguien todos los días

39. Ten un diario y disciplínate para escribir todos los días

38. Desconéctate de Internet 24 horas por semana

37. Siempre da las gracias

36. Di “te amo” mínimo tres veces al día a las personas que amas

35. Que tu pareja se convierta en tu mejor amigo(a)

34. Consume 30 gramos de proteína en los primeros 30 minutos de tu día

33. Ten una meta a cinco años, pero cúmplela en dos

32. Consume una cucharada de aceite de coco o de semilla de uva al día

31. Ten una lista de las cosas que quieres hacer y comienza ya

30. Toma un jugo de frutas naturales varias veces por semana

29. No te obsesiones con los resultados, sino en tu rendimiento

28. Ten una hora al día de relajación sin sentirte culpable

27. Lee las noticias y el periódico

26. Pide disculpas cuando tu comportamiento lo amerite

25. Ahorra siempre el 10% o más de tus ingresos

24. Dona el 10% de tu salario a la causa que elijas

23. Escucha un podcast o un audiolibro aumentando su velocidad de reproducción.

22. Toma agua, mucho agua

21. En lugar de rentar por siempre, compra un lugar pequeño para vivir

20. Mira tus mails y redes sociales una hora después de despertar

19. Vive únicamente con lo esencial

18. Cambia algo de tu vida cada año

17. Define lo que la riqueza y el éxito significan para ti

16. Cambia tu forma de pensar sobre el dinero.

15. Ten fe en algo más grande que tú

14. Crea una fuente de ingresos automatizada y segura

13. Ten fuentes de ingresos múltiples

12. No inviertas si desconoces el negocio

11. Que tus amigos sean siempre personas que te inspiran

10. Haz tu cama a la primera hora

9. Que tu lista de tareas diaria no rebase tres puntos

8. Evalúa tu rendimiento con la finalidad de mejorarlo

7. Pregunta y solicita sin miedo a las respuestas, te sorprenderá la cantidad de cosas que puedes obtener de esta forma

6. Sé generoso de forma espontánea al menos una vez al mes

5. Escribe una nota reflexiva cada día, y déjala en un sitio en donde alguien pueda encontrarla

4. Que tus padres se conviertan en tus amigos

3. Utiliza hilo dental

2. Come con tu familia al menos una vez al día

1. Aprende a conocerte

Muchas cosas pueden resultar difíciles, modificar nuestros hábitos lleva tiempo pero no es imposible.

Probablemente al principio no puedas realizar todas las actividades de la lista, inténtalo paulatinamente y te darás cuenta de cómo mejora tu productividad, tu salud e incluso tu estado de ánimo.

No es importante que los demás crean que eres exitoso, lo que de verdad cuenta es que tú te sientas bien con lo que haces y con las cosas que tienes. No tengas miedo de comenzar a trabajar por lo que quieres, hay miles de formas en que puedes hacerlas realidad, así que arriésgate, emprende, trabaja, esfuérzate sin que te interese si te alejas de lo que los demás piensen que es una vida perfecta.

Kim Kiyosaki¿Está tu vaso medio lleno?

Por Kim Kiyosaki

Una actitud positiva sobre tu futuro financiero puede ser de mucha ayuda.

¿Cómo te sientes acerca de tu futuro financiero en este momento? ¿Estás haciendo cambios para obtener la libertad financiera o estás atrapada en un lugar de preocupación y miedo? Tal vez te has dado por vencida y estás dejando que otros controlen tu destino financiero.

Si te sientes estresada, no estás sola. De acuerdo con un nuevo estudio basado en tres encuestas de 1983 a 2009 de Carnegie Mellon University (publicado en Journal of Applied Social Psychology), «las mujeres con bajos ingresos y aquellas con menor educación reportaron más estrés en las tres encuestas.»

Pero sólo porque estés estresada como todas los demás, no es razón para aceptar el status quo y tenerle miedo al futuro. … Seguir leyendo »

Robert KiyosakiHace siete años, durante el corazón de la última crisis financiera global, escribí un libro que se llamó “La conspiración de los ricos.”

El libro fue un análisis de los acontecimientos que nos condujeron a la gran recesión y una exposición de cómo los ultra-ricos manipulan los mercados globales para obtener grandes riquezas mientras hacen estragos en los mercados mundiales y acaban con gran parte de los ahorros de la clase media.

En el momento en que escribí ese libro, muchas personas lo descartaron como una teoría conspirativa; las divagaciones de un provocador financiero famoso. Tengo que admitir que siempre fui un contrariador cuando se trataba de dinero. Pero nunca fui uno por su propio bien. Más bien, siempre compartí lo que realmente creía sobre el mundo del dinero.

Para mí, fue enloquecedor y terrible que los banqueros, comerciantes y políticos más ricos del mundo se quedaran con tanto. Y fue una tragedia que tantas vidas se arruinaran en el proceso. Es por eso que escribí La conspiración de los ricos, para ayudar a las personas a evitar ser víctimas de este tipo de corrupción de nuevo, al ayudarles a ver el mundo como realmente es.

A partir de lo que pasó hace unos meses, los que arremetieron contra el libro hace siete años podrían estar cantando una canción diferente hoy en día.

¿Por qué? Debido a los Panamá Papers

¿Qué son los Panamá Papers?

Según el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación:

Los Panamá Papers son una investigación global de la expansiva y secreta industria de las offshores que los ricos y poderoso del mundo usan para ocultar activos y esquivar normas mediante la creación de empresas de fachada en jurisdicciones lejanas.

Basado en un tesoro de más de 11 millones de archivos filtrados, la investigación expone un elenco de personajes que utilizan las compañías offshore para facilitar el soborno, el tráfico de armas, la evasión de impuestos, el fraude financiero y el tráfico de drogas.

Se trata de la mayor filtración de documentos confidenciales en la historia del mundo, con más de 2,6 terabytes de información sobre los manejos secretos de muchos ultra-ricos vinculados con los gobiernos y las empresas más grandes de todo el mundo.

En el centro de los Panamá Papers está una firma de abogados llamada Mossack Fonseca, la cual se informa que ha ayudado a los ultra ricos a ocultar su dinero en estas empresas offshore con el fin de evitar los impuestos y “engrasar engranajes”.

Como informa Vox:

Como puedes imaginar, hay mucho en los 2,6 terabytes. Aquí están algunos de los más destacados que el equipo encontró:

– El círculo íntimo de Putin parece controlar cerca de $2 mil millones de dólares en activos offshore.

– El primer ministro de Islandia poseía secretamente deuda de bancos islandeses en problemas mientras estaba involucrado en las negociaciones políticas sobre sus destinos.

– La familia del primer ministro de Pakistán posee millones de dólares en bienes raíces a través de cuentas offshore.

– El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko se comprometió a vender sus negocios ucranianos durante su campaña, pero parece que más bien las transfirió a una compañía offshore que él controla.

¿Por qué esto importa?

Que los ultra-ricos utilicen paraísos fiscales para protegerse a sí mismos en realidad no es noticia. De hecho, como la mayoría de las agencias de noticias señalan, ser dueño de una empresa offshore en sí no es ilegal. Pero los Panamá Papers son el primer vistazo del gran alcance que esta práctica alcanzó, los abusos de las reglas, y lo que está pasando en los más altos niveles de nuestros gobiernos y corporaciones.

Y la cantidad de dinero es masivo; alrededor de $7.6 billones (millones de millones), según Vox.

Por primera vez, el mundo está tomando conciencia de lo que prediqué en La conspiración de los ricos. El juego del dinero está manipulado, y vivir con las viejas reglas del dinero (ir a una buena escuela, conseguir un buen trabajo, comprar una casa, ahorrar dinero e invertir en una cartera diversificada de acciones, bonos y fondos mutuos) ya no es una opción si quieres tener éxito en el mundo financiero actual.

Todo está manipulado

No revise personalmente los documentos de los Panamá Papers (hay millones de ellos) pero un equipo de más de 370 periodistas de 76 países sí lo hicieron. Y puedes estar seguro de que más historias de corrupción y estiramientos de las reglas aparecerán a partir de esta filtración.

Más que nada, esto debería abrir tus ojos al hecho de que todos los mercados están manipulados por los ultra-ricos y poderosos políticos. Siempre fue así, y siempre lo será. Debido a esto, debes continuamente educarte sobre lo que está ocurriendo en los mercados financieros. En un mundo de creciente corrupción financiera, es imprescindible aumentar continuamente tu inteligencia financiera.

Para algunos, los Panamá Papers serán una llamada de atención. Los sabios entenderán que deben tomar el control de su futuro financiero, y no depender de que los gobiernos y líderes corruptos lo hagan por ellos. Por desgracia, no todo el mundo lo hará. Muchos ignorarán las noticias o se resignarán al hecho de que no hay nada que puedan hacer.

La pregunta es, ¿cuál de estas personas vas a ser? Hoy es el día para empezar a ser dueño de tu futuro financiero.

Vivir MejorEl humano promedio pierde su capacidad de concentración luego de ocho segundos, así que tenemos que trabajar para lograr ser memorable.

A continuación, cinco maneras de lograrlo en 30 segundos o menos:

1. Usa una «historia de conexión»

Cuando alguien te pregunte a qué te dedicas, no digas: «Mi nombre es X, y soy [inserta el título de tu trabajo].» En vez de eso usa una historia de conexión, el cual «le da a alguien una verdadera visión de quién eres», explica Amanda Marko, asesora de comunicaciones estratégicas, en Entrepreneur.

¿Cortaste pasto o vendiste limonada cuando eras niño? Vincula eso con cómo supiste desde muy chico que querías ser emprendedor.

2. Olvida las jergas

Se trata de conocer a tu público. A no ser que la persona con la que estás hablando trabaje también en tu industria y conozca tu trabajo por completo, deja de lado los términos super-técnicos y específicos de tu industria. Eso hará lo que dices más claro y que se quede en sus mentes más fácilmente.

3. Agrega una anécdota

Un estudio de Stanford publicado por Forbes mostró que las estadísticas solo tienen una tasa de retención del 5% al 10%, pero cuando se combinan con anécdotas, la tasa de retención se eleva al 65% o 70%.

4. Comparte algo que tengan en común

Piensa en lo que recuerdas después de tener una conversación con alguien. («Fuimos a la misma universidad!» o «Resulta que vivimos en el mismo barrio!») Esto se debe a que los factores comunes nos unen, por lo que se queda en nuestra memoria más fácilmente.

Si te topas con algo que tengan en común o sabes por las redes sociales (sin ser demasiado espeluznante) que a ambos les gusta una serie, por ejemplo, habla sobre ello.

5. Elógialos

Así de simple, las personas recordarán cómo las hiciste sentir. Garantiza que sea un recuerdo cálido ofreciéndoles un verdadero y auténtico cumplido. (Así que si eres famoso por tus trajes bohemios, no trates de felicitar a alguien por sus aros de perlas o chaqueta, probablemente no te crean.)

Trata de realizar cumplidos relacionados con el trabajo; buen trabajo con esa presentación, qué comentario perspicaz en la reunión; entiendes el punto.

 

 

 

Subir »
FB