Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Nunca es tarde para volver a empezar

Por Maytte | Publicado en Interés General | 12 de octubre, 2016

volver a empezarCada vez que se cierra un ciclo o se termina una etapa en nuestra vida, podemos volver a empezar y, lo más importante, hacerlo de una manera diferente y positiva.

Antes de conseguirlo, debemos atravesar por un proceso de duelo por lo que perdimos, se terminó y ya no está de la misma manera. Tomar la decisión de pasar la página, que implica dejar atrás el recuerdo de todo lo negativo o difícil que vivimos, para soltarnos y habiendo extraído algún aprendizaje podamos comenzar una nueva etapa en nuestras vidas. Sin resentimientos, frustraciones o tristezas que nos mantengan atados a lo sucedido.

Nunca es tarde para hacerlo como quisiéramos; es decir, con entusiasmo, ilusión y confianza, pensando en nosotros mismos y en las cosas que queremos sentir, lograr y vivir.

Podemos conseguirlo si pensamos en que la experiencia que hemos acumulado nos da la posibilidad de definir lo que no queremos, y lo que deseamos, en lugar de continuar haciendo las mismas elecciones que nos llevaron a la situación de la cual deseamos levantarnos.

Volver a comenzar nos da la oportunidad de corregir los errores y cambiar actitudes y comportamientos que tuvimos en el pasado para ganar madurez, flexibilidad y optimismo.

Empezar una nueva etapa también implica afrontar lo desconocido con una actitud optimista, abiertos a buscar y a resaltar todos lo elementos positivos que también trae la nueva situación que enfrentamos, de manera que podamos apoyarnos en ellos para aceptar los cambios con más facilidad, y evitando a toda costa enfocarnos en los elementos que inicialmente nos parecen desconocidos y, por lo tanto, negativos. Miremos el cambio como un medio para renovar y mejorar nuestra vida.

Es importante dejar de sentirnos víctimas para recuperar el valor, la confianza y la determinación que nos permitan tomar el control de nuestra vida. Una desgracia puede convertirse en una oportunidad de aprender, madurar y transformarse.

Con una actitud positiva, llenos de confianza y optimismo, podremos afrontar los cambios de una mejor manera.

Fuente: estampas

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB