Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

¿No tienes título universitario? No importa, aquí tienes diez empresarios multi-millonarios que hicieron su fortuna tras abandonar sus estudios universitarios

Publicado en Negocios | 18 de septiembre, 2014

DesertoresCuáles son los casos más emblemáticos de empresarios exitosos que hicieron su fortuna tras abandonar los estudios universitarios

Así como el título universitario ya no es garantía de una carrera laboral exitosa, la falta de diploma tampoco resulta una condena a la precariedad laboral.

Por lo menos así lo demuestran algunos de los casos más emblemáticos de empresarios millonarios que hicieron su fortuna tras abandonar los estudios universitarios.

Cuánto peso tuvo en estas historias la suerte y cuánto se debió a talento es un tema de debate. A continuación exponemos diez casos de éxito -relevados por el portal Emprendedores News- de líderes de distintas industrias que marcaron el camino aún sin tener un título de grado.

Steve Jobs: El fundador de Apple se inscribió en el Colegio Reed y desistió tras seis meses de cursada. Aunque no abandonó los estudios; simplemente se dedicó a asistir a las clases que le parecían más interesantes.

Junto con Steve Wozniak desarrolló un equipo que permitía hacer llamadas gratuitas a través de la red telefónica, trabajó en Atari, donde se le encargó diseñar una tarjeta de circuitos para uno de sus juegos, ofreciéndole 100 dólares por cada chip que se ahorrara en el diseño. Jobs, poco conocedor del diseño de circuitos, le pidió a su amigo Wozniak que lo ayudara, prometiendo repartir el pago entre los dos. El pago hecho a Steve Jobs fue de 5.000 dólares de los cuales sólo le dio 350 a Wozniak.

En 1976, Wozniak diseñó y construyó la computadora Apple I, fundando junto con Jobs y Ronald Wayne la empresa del mismo nombre para comercializarla. Ese mismo año recibieron financiamiento de Mike Makkula, lo que les permitió continuar con el desarrollo de computadoras más sofisticadas. Tras su salida de Apple en 1985, Steve fundó la tecnológica NeXT, compró la división de animación de Lucasfilm que se convertiría en Pixar y finalmente en 1996 regresó a Apple para dirigirla hasta el día anterior a su muerte.

Bill Gates: El fundador de Microsoft ingresó a Harvard en 1973 donde continuó en contacto con el mundo de la computación. Dos años después, previo a una conversación con sus padres, dejó la escuela para dedicarse junto con Paul Allen a iniciar su propia compañía.

Lo que los impulsó a dar este paso fue la presentación de la computadora Altair 8800, en la que vieron potencial para la implementación del lenguaje de programación BASIC. Tras una demostración hecha a los fabricantes de la computadora, estos accedieron a distribuir la aplicación del lenguaje. De esta manera, en su primer año, Microsoft tuvo ingresos por un millón de dólares.

Mark Zuckerberg: El fundador de Facebook, abandonó sus estudios en Harvard para dedicarse por completo al desarrollo de su proyecto. A pesar de que el sitio fue lanzado cuando era estudiante, el rápido crecimiento y la oportunidad de hacerlo rentable lo empujaron a que en el otoño del 2004 decidiera no regresar a las aulas.

Durante el verano de ese mismo año, la empresa recibió la primera inversión por medio millón de dólares, seguida de otros 40 millones el año siguiente. A pesar de esto, en el 2005, su primer año fiscal, la naciente empresa tuvo pérdidas por más de 3,6 millones de dólares.

A pesar de las adversidades para la joven empresa en el 2011 se reportó que los ingresos sumaron 3711 millones de dólares, mientras que los ingresos netos alcanzaron los 1.000 millones de dólares.

Michael Dell: El director ejecutivo de la compañía que lleva su nombre comenzó vendiendo kits para computadoras personales cuando se preparaba para ser estudiante de Medicina en la Universidad de Texas.

Convencido de que se podrían reducir costos si un fabricante vendía directamente sus computadoras, fundó PC’s Limited, que más tarde se convertiría en Dell Computers. A la edad de 27 años se convirtió en el CEO más joven en la lista de Forbes 500.

James Cameron: El aclamado director que ha creado las dos películas más taquilleras en la historia del cine, se inscribió en Fullerton College para estudiar física, después cambió su decisión por inglés, para finalmente desertar un año después.

Comenzó su aventura en el mundo cinematográfico elaborando modelos miniatura en Roger Corman Studios, involucrándose cada vez más en los equipos de producción de las películas.

Su primera oportunidad como director llegó con Piraña II, pero fue Terminator la cinta que lo catapultó a la fama. Sus más famosas producciones incluyen las primeras dos entregas de Terminator, Aliens, Titanic y Avatar.

Richard Branson: El dueño del Grupo Virgin es el ejemplo perfecto de que alumnos con bajo desempeño académico puede ser exitosos. Comenzó su carrera empresarial vendiendo anuncios publicitarios en la revista The Student, posteriormente empezó a comercializar discos por correo bajo la marca Virgin que lo haría famoso. Su éxito se basó en el descuento que hacía a los precios de los álbumes.

Posteriormente obtuvo un local donde vender los discos y lanzó el sello Virgin Records; incursionó en la aviación con Virgin Atlantic Airways, y en la telefonía con Virgin Mobile. Reconocido por su excentricidad, bajo la misma marca se adentró en la producción de gaseosas, vodka, turismo espacial, televisión, comics e incluso hospitales.

Ralph Lauren: Hijo de inmigrantes judíos y nacido en el Bronx, creó uno de los imperios de moda más grandes de los últimos tiempos. Asistió a Baruch College para estudiar una carrera en negocios, pero la abandonó tras dos años.

Después de haber servido en el ejército dos años, comenzó a trabajar como vendedor en Brooks Brothers. Años después con el apoyo de la diseñadora Norman Hilton, abrió una tienda de corbatas donde algunas eran de su propio diseño.

En la actualidad su empresa, Polo Ralph Lauren, cuenta alrededor del mundo con 179 tiendas departamentales, 171 locales propios y 281 concesionados.

Sheldon Adelson: Este magnate de 78 años es dueño de Las Vegas Sands Corporation, una de las desarrolladoras de destinos turísticos más grande del mundo. En su juventud asistió durante unos meses al City College de Nueva York, pero desertó.

Comenzó su vida empresarial desde los 12 años. Vendió artículos de tocador, trabajó como agente hipotecario, asesor de inversiones, consultor financiero, y su primera empresa fue en el sector turístico.

Al comenzar a gestar una pequeña fortuna creó COMDEX, una exposición de computación que se celebró anualmente entre 1979 y 2003. En 1988 compró el imperio de casinos Las Vegas Sands.

Después de la crisis hipotecaria su patrimonio cayó de 26.500 millones de dólares a poco más de 3.000 millones; sin embargo, se recuperó y ahora su fortuna se valúa en unos 25.000 millones de dólares.

Roman Abramovich: Aunque no sé sabe a ciencia cierta a que Universidad asistió el dueño del equipo de futbol británico Chelsea, los rumores de su abandono a los estudios universitarios son constantes.

Durante la Perestroika -el sistema económico creado por la Unión Soviética- vendió patitos de hule importados en su departamento de Moscú. Usaba el dinero que sus suegros le regalaron al casarse para comprar productos en el mercado negro y venderlos.

Cuando la Perestroika abrió oportunidades para empresarios, aprovechó la situación para fundar una compañía que fabricaba muñecas, la cual tuvo un éxito casi instantáneo. Y continuó invirtiendo en empresas hasta que en 1995 obtuvo participación en la petrolera rusa Sibneft, la compañía que lo llevó a ser el magnate que es en la actualidad.

Larry Ellison: El fundador de la empresa Oracle comenzó sus estudios universitarios en la Universidad de Illinois pero debió interrumpirlos debido a la muerte de su madre adoptiva. Posteriormente ingresó a la Universidad de Chicago donde por primera vez se encontró con el mundo de la computación. Pero abandonó después de solo un semestre.

Después de trabajar en Ampex Corporation elaborando una base de datos para la CIA, a la cual llamó “Oracle”, fundó Software Developement Laboratories ofreciendo soluciones a negocios que incluían el manejo de bases de datos. Con el tiempo esta compañía se convirtió en Oracle.

Fuente: http://www.iprofesional.com/notas/183827-Diez-mentes-brillantes-para-los-negocios-sin-ttulo-universitario

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB