Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Negocios:

Los secretos de los negocios exitosos y cómo convertirte en un gran líder

decisionesDueño de negocio, ¿Pasas la mayor parte del tiempo lidiando con la ira y la frustración porque no encuentras la manera correcta para duplicar tus utilidades y consolidar tu negocio?

Esto se debe a que posiblemente dentro de tu mente existan viejos paradigmas que no te permiten crecer con el enfoque apropiado para lograr tus metas y propósitos como empresario.

Si en realidad deseas construir una empresa rentable que crezca consistentemente y que produzca utilidades predecibles, entonces debes considerar como una prioridad enfocarte en las 5 decisiones que te permitirán crecer de manera acelerada y con certidumbre en tu camino para convertirte en empresario exitoso.

1. Control

Posiblemente eres muy bueno con las finanzas o en las ventas, tal vez en el marketing, pero a lo mejor no tengas una idea de lo que significa ser la cabeza.

Tomar el mando requiere reconocer que puedes generar valor, que tu negocio es rentable y productivo. En otras palabras: eres altamente operativo pero careces de una estrategia efectiva.

No lo dejes pasar por alto, los negocios que sí funcionan tiene un plan, una estrategia clara, una visión definida y una fórmula para multiplicar resultados con certidumbre. ¡Toma el control ya!

2. Marketing

Para lograr un marketing eficiente es importante que encuentres aquella característica que le da valor único a tu producto o servicio. Esto te permitirá crear una máquina de marketing y ventas con una precisión láser.

Necesitas identificar tu mercado meta, conocer a quién va dirigido tu producto y cuál es el perfil de tus consumidores. Así como definir claramente cómo vas a convertir prospectos en clientes y cómo vas a generar relaciones de largo plazo con tu cartera para asegurar un crecimiento sostenido de las ventas en tu negocio.

3. Sistemas

Sería ingenuo pensar que aquello que te funcionó una vez no volverá a suceder. Por ello es importante que una vez que has tomado el control de tu negocio definas los sistemas operativos del mismo. Contar con los procesos clave documentados te ayudará a convertir tus ganancias en utilidades de manera más rápida.

También, podrás medir el desempeño, afinar y estabilizar el funcionamiento de tu empresa. Como empresario es importante lograr más con menos, es decir, ser 100% eficiente.

4. Consolidación

Tu negocio no puede funcionar correctamente si algún componente presenta un fallo. Para construir una empresa sólida, es importante que integres el talento adecuado que te ayude a multiplicar y a la vez que te ofrezca la posibilidad de enfocarte en la estrategia de crecimiento de tu negocio.

Se trata de hacer que tu equipo de trabajo juegue del mismo lado de la cancha. Cada uno de ellos tiene un papel específico y debes estimular su máximo potencial para crecer continuamente. Una empresa debe responder a sus dueños por medio de la generación de utilidades. Construir un equipo competente es la manera más certera de lograr resultados consistentes y altamente predecibles.

5. Independencia

Este es uno de los sueños recurrentes en la mente de los dueños de negocio, pero déjame decirte una cosa, la libertad financiera no se logra porque lo añoraste y no significa dejar de trabajar, recibir dinero y permitir que los demás se encarguen de tu negocio.

La verdadera libertad financiera significa que consigas libertad para crecer, duplicar tus utilidades, invertir, crecer a tu equipo y crear más negocios.

Esto te permite tener verdadera libertad para concretar tus pasiones más personales. Pero insisto, ésta sólo se alcanza cuando cambias de manera irreversible tus viejos paradigmas y asumes tu posición como verdadero empresario.

Sin duda empresario, esta es una llamada de alerta para que en este momento dejes de cruzar los brazos y te des la oportunidad de aprovechar al máximo tu capacidad para crecer, la cuál se verá fortalecida con las disciplinas, el entrenamiento y las estrategias que el día de hoy te comparto.

Cuando existen los recursos y la estrategia el crecimiento, es probable. Cuando existe la decisión para hacer cambios el crecimiento, es posible.

invertirEl grupo Los Grobo es una empresa familiar que pertenece a los cuatro hermanos Grobocopatel.

El 78% del holding está en manos de la familia, mientras que el 22% pertenece a un grupo brasileño. Actualmente, ningún familiar trabaja en la compañía. Andrea Grobocopatel cuenta por qué es fundamental empezar a pensar temprano en la sucesión y en poner reglas claras de gestión.

La experiencia de una empresa que nació pyme y hoy es un holding que produce sobre 250.000 hectáreas, comercializa más de 2,5 millones de toneladas de granos, emplea unas 10.000 personas y tiene una facturación cercana a los u$s 1.100 millones.

¿Cómo conciliar familia y negocios, dos ámbitos tan diferentes?

Todo se puede conciliar, depende la actitud de cada uno de los familiares que van formando la empresa. Hay muchas herramientas sobre las que hay que trabajar, porque en todas las familias y las empresas pasan más o menos las mismas cosas.

¿Por dónde empezar?

Hay que tener reglas claras, eso implica escribir un protocolo, para ponerse de acuerdo con la visión, los valores, las cosas que queremos sostener independientemente del paso del tiempo y de las personas. Y, además, porque todos somos mortales, entonces es bueno que el resto de la familia sepa qué es lo que querían los fundadores.

En Los Grobo tuvimos varios protocolos. El primero lo escribimos en 2002 y, a medida que crecía la empresa, lo fuimos modificando. Hoy tenemos socios no familiares, entonces el estatuto es la ley. De todos modos, en la familia tenemos reglas con las que trabajamos.

¿Qué otro tema es conflictivo en las empresas familiares?

Otra cosa que creemos deben tratar las familias empresarias es la sucesión. Es importante empezar a trabajar enseguida en el tema de quién me va a suceder, cómo quiero que sea la persona que lidere la organización.

A las empresas, les decimos: háganlo rápido. No esperen perpetrarse en el poder; hay que pensar de manera temprana si los sucesores son o no de la familia. Hay que elegir a los mejores para que cuiden el patrimonio, hay que pensar como un dueño. Si es de la familia, mejor. Pero si no puede ser, que sea el más capacitado.

Esta no suele ser una decisión fácil para los fundadores

Valoro mucho a mi padre, porque no hay muchos fundadores tan abiertos como él. Hay que dar espacios y luego acompañar durante un tiempo, ya que hay una experiencia que no se debe perder. A su vez, los hijos también tenemos que trabajar duro.

Mi padre nos provocaba el crecimiento, pero siempre quiso que fuéramos socios. Con el tiempo le fuimos explicando por qué queríamos tener libertad. Aún hoy nos preguntamos si queremos continuar siendo socios. Esa libertad permite seguir construyendo y seguir siendo buenos hermanos.

Los familiares no siempre aceptan que alguien de afuera sea el elegido.

Hay que preparar a los sucesores para ser buenos accionistas. Ellos deben saber qué es ser dueño de algo y qué derechos y obligaciones eso genera. Los fundadores siempre quieren que los suceda un hijo, eso pasa siempre en la primera generación. Para la segunda no cuesta tanto. Es un camino que hay que hacer.

¿Estos planteos son para empresas más profesionales?

No necesariamente. En Los Grobo, por ejemplo, fue un proceso que nos llevó tiempo.

Tras esa experiencia, estoy preocupada y ocupada en decir: háganlo cuanto antes, porque si fallece alguien, surge un problema, o hay una separación, es peor.

¿Cómo fue en el caso de Los Grobo?

La empresa nació en 1984 y hasta 2002 crecimos naturalmente, sin planificar demasiado. Por suerte pudimos hacer el proceso sanamente. Pero crecimos más rápido desde que nos profesionalizamos. Cuando éramos mayoría familiares los que trabajábamos en la empresa, limitábamos el crecimiento.

¿Cómo se deben instruir y acompañar a los sucesores?

Es fundamental desarrollar habilidades comunicativas, armar espacios en los que cada uno pueda expresar lo que siente, dudas o temores. En la medida que los accionistas o futuros accionistas lo hagan, se pueden ir definiendo visiones, estrategias y el futuro de la empresa. Si no, el rumbo lo termina definiendo una sola persona.

Los Grobo es muy profesional y tenemos desarrolladas muchas estrategias comunicativas. Puede ser una reunión formal o mail, pero lo importante es no guardarse nada. Y eso es gracias a mi madre, que siempre provocó que todo se hable.

¿Cómo transmiten a la tercera generación ese amor por la empresa familiar?

Hacemos asambleas anuales con los miembros de la familia, los familiares políticos y los nietos. Allí se explica la gestión de la compañía y el futuro. Y hasta los más chiquitos van. Es una forma de que entiendan qué es una asamblea, qué es ser accionista y entre ellos se van generando discusiones interesantes.

Hay que formalizar e institucionalizar las relaciones. El deber como gerente es tener informados a los accionistas o futuros accionistas de lo que está sucediendo y lo que se está planeando. Si no, aparecen en el peor momento.

¿Cree que éste es momento favorable para las inversiones?

Cuando hay crisis, hay oportunidad.

Nunca hay que dejar de invertir, porque si no, dejás de crecer. Hay que fomentar la inversión para que haya más crecimiento, riqueza y empleo, para el desarrollo de una sociedad.

agradecido¿Hay un creciente déficit de gratitud en el lugar de trabajo?

¿Cuándo fue la última vez que envió a un empleado, colega o cliente una nota de agradecimiento sincero o un regalo personalizado para mostrar su aprecio genuino por lo que hacen?

Si ha pasado tanto tiempo que no lo puede recordar, usted está en la mayoría.

Una encuesta reciente de 2,000 estadounidenses encontró que mientras que casi todos estaban de acuerdo con que jefes agradecidos tienen más éxito, sólo el 10% reportó expresar ese agradecimiento.

A menudo damos por sentado el trabajo y la colaboración de otras personas (”sólo están haciendo su trabajo”). O asumimos que los programas de reconocimiento de los empleados son suficientes para reconocer el esfuerzo extra. Pero, ¿es que otra taza con el logo de la empresa realmente va decirle a alguien que es valorado?

El escritor estadounidense William Arthur Ward señaló que “la gratitud puede transformar los días comunes en días de acción de gracias, transformar los trabajos rutinarios en tareas alegres y convertir las oportunidades comunes en bendiciones”.

La investigación científica está empezando a apoyar la sabiduría popular.

En 2003, un estudio realizado por los psicólogos Robert A. Emmons y Michael E. McCullough comparó tres grupos: un grupo mantuvo un diario semanal señalando las cosas que estaban agradecidos; otro mantuvo un diario semanal centrándose en las cosas que los irritaban o desagradaban; y un tercer grupo se limitó a señalar todos los acontecimientos que los afectaban.

Después de 10 semanas, el primer grupo no sólo es mucho más optimista y orientado a sus metas, sino que también tuvo menos visitas al médico y se ejercitó más.

Estudios posteriores han vinculado los niveles más altos de gratitud con una mayor felicidad, así como una mejor toma de decisiones financieras y habilidades de resolución de problemas.

Un documento de trabajo económico de 2014 mostró que las personas felices son más productivas. Y Google comenzó recientemente un estudio de 4.000 empleados seleccionados al azar (el “estudio gDNA”) para obtener información sobre cómo la felicidad de los empleados impulsa su compromiso con la empresa.

Mejorar la moral del lugar de trabajo no es la única razón para practicar la gratitud. Muchos estudios muestran que practicar la gratitud no sólo genera una mejor calidad de sueño, ánimo y capacidad de reacción, sino que también pueden mejorar la salud en general y destacar indicadores de riesgo de enfermedades futuras.

Así que, si quiere ser un líder eficaz y ayudar a sus equipos a que prosperen, usted debe mostrar regularmente su aprecio a los demás y cultivar el agradecimiento, por las cosas buenas en su propia vida.

Escribir una sentida nota a un empleado puede ser importante, pero no es la única manera.

La celebración de “pequeñas victorias”, unas pocas palabras sinceras en el pasillo, invitar un empleado a almorzar o expresar su gratitud a un grupo antes de una reunión del equipo también puede ser actitudes significativas.

mercadoLa paradoja de los negocios es que la competencia es un “enorme activo”, es decir, un bien que la empresa posee y que puede convertirse en dinero u otros medios líquidos equivalentes.

Esto significa que tus competidores pueden ser una fuente de ingresos para ti.

Por otro lado, considera que un mercado existente opera con base en el principio de que los clientes están dispuestos a gastar y, cuando hay competencia, cuentas con un público cautivo listo para recibir tus mensajes sobre el valor agregado que ofreces.

Sin embargo, los innovadores más exitosos no se benefician de un mercado existente: sus soluciones son tan revolucionarias que no pueden seguir el camino marcado por otros.

Al analizar los retos que enfrentaron esas compañías y las estrategias que utilizaron para superarlos, podemos aprender un poco más sobre los aspectos de liderazgo que permiten a las ideas revolucionarias llegar a ser empresas bien consolidadas.

Aprovecha la escasez

Al principio, Tesla Motors sabía que no disponía de los medios para fabricar toda una flotilla de autos eléctricos, así que decidió enfocarse en un segmento pequeño de clientes de élite. Su primer auto, con un precio de US$109,000 y capaz de acelerar de 0 a 60 km/h en cuatro segundos, atrajo a una clientela reducida y muy sofisticada. Así, la empresa apostó por ganarse el apelativo de cool antes de tener los recursos para crecer y ser una de las grandes firmas.

Con sus más de 15 millones de usuarios de pago, Spotify es el mejor ejemplo del uso del modelo de música por suscripción. Pese a que Rhapsody tuvo un buen comienzo con más de 2.5 millones de suscriptores, hoy se encuentra muy por detrás del líder. Al vender exclusividad, Spotify abrió el camino a la aceptación mundial de una renta mensual para escuchar música. Para ello, construyó su base de usuarios mediante una versión beta (limitada). De este modo, la gente sólo podía tener acceso al servicio por medio de invitación, y el número de invitaciones otorgadas a los usuarios existentes estaba muy restringido.

La escasez de invitaciones hizo que el servicio se volviera codiciado, a la par que permitió que Spotify creciera en sincronía con su capacidad de respuesta e infraestructura. Para mantener alto su nivel de deseabilidad, la empresa se aseguró de que en la lista de los primeros invitados en Estados Unidos estuvieran luminarias influyentes, como Trent Reznor –músico norteamericano de rock alternativo–.

Lograr que tu servicio sea exclusivo genera expectativas al mismo tiempo que te permite probar –en un ambiente controlado– tu capacidad de proporcionar soluciones, algo que al final te ayudará a atraer la atención de los inversionistas. Cambiar el mundo requiere de una infraestructura logística costosa, por lo que las compañías que tienen grandes ambiciones hallarán favorable empezar siendo pequeñas y medir el impacto de sus esfuerzos.

Reconoce cuando cambiar

En definitiva, cuando una empresa que experimenta en un nuevo mercado se estanca, es aterrador. El riesgo de resolver un nuevo problema es que el nicho de usuarios potenciales sea demasiado pequeño para justificar los gastos e inversiones que hay que hacer. Si tu negocio empieza a estancarse, es tiempo de examinar la experiencia del usuario para identificar qué detiene tu crecimiento.

Si bien hoy Airbnb tiene presencia en más de 190 países y ha atendido a 60 millones de huéspedes a través de su plataforma Web, cuando arrancó operaciones en la ciudad de Nueva York, su aceptación se estancó. Logró llamar la atención de un pequeño grupo de personas, pero no estaba creciendo.

Después de investigar, sus fundadores encontraron que las imágenes de los lugares que ofrecían para renta se veían mediocres. Al invertir en fotografías de buena calidad, permitieron que el interés en su oferta creciera rápidamente.

Un éxito inicial que tuvo Airbnb ocurrió cuando el baterista de Barry Manilow arrendó una casa completa mientras estaba de gira. Sin embargo, antes de esto Airbnb requería la presencia de un anfitrión que proporcionara el desayuno a los huéspedes, de manera que el usuario nunca podía rentar una casa completa: el anfitrión necesitaba algún lugar para alojarse. Esa restricción que se auto-impuso Airbnb limitaba el servicio que podía llegar a ofrecer.

Al escuchar las necesidades de sus clientes, expandió su público meta. En la actualidad, dos terceras partes de las opciones que ofrece en la ciudad de Nueva York pertenecen a la categoría de “casa entera”.

Tener una pequeña base de clientes significa que tu compañía va en la dirección correcta, aunque también quiere decir que tu trabajo apenas ha comenzado. Asegúrate de comprobar cada uno de los pasos que el consumidor debe seguir cuando usa tu servicio, intenta identificar restricciones y escucha toda opinión y sugerencia. Existe la posibilidad de que estés limitando tu propio alcance y que hacer pequeños cambios te permita aumentar en gran medida tu popularidad.

Steve JobsSteve Jobs, Michael Jordan y Eleanor Roosvelt. Tres figuras admiradas por distintos triunfos.

Cada una de estas celebridades ha sido citada por millones de personas y sus filosofías nos han brindado lecciones para todo.

Mucho podemos ganar de nuestros miedos

“Tu ganas fuerza, coraje y confianza por cada experiencia que te ha aterrado. Sólo así te puedes decir a ti mismo: ‘si he pasado por esto, puedo con todo lo que venga después.’”

Esa cita de Roosevelt es particularmente poderosa porque rompe con el típico tabú de un líder hablando de no tener miedo; ya sabes de “aquellos que en lugar de sangre, tienen líquido helado pasando por sus venas. Mismos que se encuentran salvando el día, dejando atrás a todos los que quisiéramos tener un poco de esa valentía”.

La manera en la que reaccionamos ante situaciones difíciles es la verdadera clave, y la forma en la que ésta se da es gracias a nuestras experiencias. En otras palabras, estas reacciones pueden ser enseñadas, aprendidas y mejoradas, y fue la primera dama quien puso en perspectiva este tema, no sólo al decir que el miedo era real, sino al demostrar que uno puede crecer a partir de él.

Piensa qué sería lo peor que puede pasar

¿Realmente tengo tanto qué perder? En el famoso speech que Jobs dio en la Universidad de Stanford en 2005, no utilizó directamente la palabra “miedo”, pero sí habló de la herramienta contra el miedo a fallar.

“El acordarme que moriré pronto es la herramienta más importante que he encontrado para tomar grandes decisiones en mi vida. Las expectativas, el orgullo y el miedo al rechazo se deshacen ante la muerte dejando ver lo único importante. Recordar que morirás es la mejor manera de no caer en la trampa de tener algo que perder. Ya estás desnudo, no hay razón para no seguir tu corazón.”

El cofundador de Apple uso este “pensamiento macabro” en vida para nunca olvidar que la ésta es muy corta para preocuparse. Fue este truco mental el que lo hizo enfocarse en el progreso en lugar de quedarse paralizado.

El miedo es sólo una ilusión

“Tal vez un día me vean jugar a los 50” dijo Michael Jordan sonriendo. “No te rías. Nunca digas nunca, los miedos son límites y éstos son a veces una ilusión.”

Piensa en un niño que tiene miedo de hacer algo nuevo. Mamá y papá incentivarán a que su hijo se aviente el clavado o pedalee la bicicleta. Una vez que el pequeño lo hace, sonríe. Es ahí cuando los padres le preguntan “no estuvo tan mal, ¿o sí? ¿No estás orgulloso de siquiera haberlo intentado?”

Como niño necesitamos un constante “recordatorio” de que lo podemos hacer para que este miedo no se quede clavado en nuestra mente. Los papás saben que sacar al niño de su zona de confort es una parte crucial para su desarrollo, para que así entiendan qué es lo que el miedo conlleva.

Como Jordan dijo, como hay miedos que son críticos para la supervivencia del ser humano, existen otros que solamente son una ilusión.

Cuando te detienes a reacomodar esos miedos, como lo hace un niño al pensar “no estuvo tan mal intentarlo” ganarás el coraje para decidir que es lo que está bien, aunque esto te asuste momentáneamente.

El héroe, villano, ganador, perdedor, líder o seguidor se enfrentan a miedos idénticos. La única diferencia es la manera en la que éstos son procesados y mostrados.

Al momento de encarar nuestros miedos, tenemos que recordarnos a nosotros mismos que la gente que vemos hacia arriba también ha tenido inseguridades, pero que ha aprendido a conquistarlas.

equipoCuando hablamos de temáticas relacionadas con el ámbito laboral casi siempre tendemos a hacerlo desde la perspectiva del trabajador y no del jefe o de un cargo superior.

¿Por qué?

Seguramente porque todos hemos ocupado un puesto de trabajador en algún momento de nuestra vida mientras que no todo el mundo llega a ascender posiciones en su lugar de trabajo.

Sin embargo, no podemos obviar el hecho de que encargados, coordinadores, supervisores y managers también tienen quebraderos de cabeza que les llevan a situaciones de estrés y fatiga.

Esto es lo que ocurre cuando tienen que enfrentarse a una situación en la que el rendimiento o la productividad no están siendo los suficientes para los buenos resultados de la empresa. En ocasiones el motivo de esto tiene relación con la desmotivación de los trabajadores y, como esos empleados no ofrecen los resultados esperados, se convierten en fuente de preocupación para sus superiores. ¿Cómo afrontar esta situación?

A continuación exponemos los 7 puntos que todo responsable con personal a su cargo debe seguir para poder manejar casos como los citados. Poniendo en práctica estos consejos, publicados en la revista Forbes, las personas que dirigen equipos podrán realizar sus tareas con una carga menos estresante.

1. Escuchar.

Suele ocurrir que cuando un empleado no ofrece el 100% de sus capacidades para el funcionamiento de la empresa dejamos de prestarle atención, algo que constituye un error.

Muchas veces, con el simple hecho de escuchar, podemos descubrir qué es lo que le ocurre y hasta solucionar el problema que hace que su labor no sea la óptima en su posición.

El enfado o disgusto con esa persona no deben anteponerse a la necesidad de atender las necesidades de nuestro trabajador. Al fin y al cabo, somos personas.

2. Establecer feed back.

Una vez detectados puntos de un trabajador que no son los óptimos, ¿por qué no hacérselo saber?

El feed back entre un responsable y sus empleados es necesario, y si hay algo que no se está haciendo de la forma correcta o si se percibe un ápice de desmotivación, lo mejor es hacérselo saber al interesado. La clave está en cómo hacerlo, una tarea que todo buen jefe debe aprender para que su equipo funcione a la perfección.

3. Documentar.

No se trata de espiar a los trabajadores ni mucho menos, pero si se detectan ciertos comportamientos o acciones inadecuadas en uno de ellos, es necesario reportarlo y dejar constancia de ello.

De esta manera, cuando haya que abordar el problema con el empleado, se pueden trabajar los puntos en los que se está fallando de forma concreta y, así, mejorarlos de forma conjunta.

4. Ser consecuente.

Si se establecen unas pautas de trabajo y estas no se siguen, la actitud de reproche ante esa situación debe ser constante. Lo que un jefe de equipo no puede hacer es reaccionar mal ante situaciones de incumplimiento de tareas en algunas ocasiones, y en otras no. Esto hace perder credibilidad.

Hay que ser consecuente y si se establece un timing que no se cumple, la reacción de disconformidad debe ser siempre la misma. Los empleados necesitan saber cuál es la dinámica de equipo que se sigue y qué acciones son prioritarias en su trabajo. El responsable es el encargado de hacérselo saber.

5. No malmeter.

No hay nada peor que hablar mal de alguien a sus espaldas, y más en el trabajo. Si además quien vierte las críticas es un superior, la situación puede hacerse realmente desagradable.

El afectado no debe enterarse del descontento de sus jefes por su trabajo a través de compañeros, sino que éstos deben ser quienes se lo hagan saber. Además, ¿qué imagen ofrece un responsable que critica a sus empleados? Nefasta, evidentemente.

Antes de crear una situación así, lo lógico y más razonable es que el superior hable en privado con su empleado e intenten llegar a un entendimiento que haga que todo fluya mejor por ambas partes.

6. Controlar los pensamientos.

De nada sirve pensar en negativo sobre un empleado y darle vueltas siempre a lo mismo desde esa perspectiva. Hay que intentar pensar en positivo y creer que las posibilidades de esa persona son buenas.

Con ayuda o consejo ese trabajador puede mejorar en su labor, no hay que darle por desahuciado desde el principio. Un buen responsable debe creer en las aptitudes de sus empleados hasta el último punto.

7. Tener valor.

Como bien reza el dicho: “El toro, por los cuernos”. Así que ante la falta de comunicación con un empleado o con un equipo lo mejor es atajar el problema de raíz y unir a ambas partes para hablar de ello. Solo de esta manera se conocerán ambos puntos de vista y se podrá trabajar en equipo para solventar el punto de desencuentro.

Hablando se entiende la gente y aunando esfuerzos, el trabajo siempre sale mejor.

marketingLos emprendedores saben que aplicar técnicas de marketing de manera eficaz no es nada sencillo ya que requiere aprendizaje, formación y distintas pruebas hasta que se lleguen a disfrutar los mejores resultados.

Es necesario confiar en una serie de palabras mágicas que se atribuyen a la mercadotecnia y que se permitan avanzar con paso firme hacia donde otros negocios no han llegado.

La referencia al número 32 no es solo porque sea un número bonito, sino porque le rodea la magia por distintos motivos, como haber sido el número de camiseta del legendario Magic Johnson. A él el número le ayudo y le dio suerte y seguro que a nosotros esta guía también nos permitirá triunfar con nuestro negocio.

1. Tú. Trata al cliente de manera cercana, como si lo tuvieras delante en un comercio físico. Pero tampoco te excedas de familiaridad, el beso y saludo de colegas con tu cliente puede ser para otro momento.

2. Por qué. Si sabes responder a la pregunta de por qué te deberían comprar los productos que vendes es bueno que sigas adelante con fuerza. Si no sabes responderla… ve retirándote.

3. Gratis. Que algo sea gratis siempre gusta, aunque no sea nada espectacular. Para el cliente es un valor añadido que le hace sentir más interés. Piensa en regalos promocionales, en descuentos o en cupones, mientras puedas usar esta palabra cualquier cosa vale.

4. Valor. Aporta valor a tus productos y servicios. Utiliza las descripciones de forma adecuada y no dejes en el tintero aquellas cosas que de verdad necesita conocer el cliente.

5. Garantizado. Para captar ventas necesitaremos darles a los clientes una importante dosis de confianza y seguridad. Por eso esta palabra se suele incluir mucho en los productos disponibles a la venta, para que el consumidor sepa que no hay nada de que preocuparse.

6. Increíble.Así vas a llamar la atención, eso no lo dudes ni un minuto. Nunca falla.

7. Fácil.Si lo gratis gusta a la gente, lo fácil gusta el doble. Vas a convencer al público para que compre contigo por cosas como esta que acabarán convenciéndole.

8. Descubre.Utiliza esta palabra para crear interés y generar un factor de misterio que pueda darle más popularidad al servicio.

9. Ahora.Crea un impacto en un cliente y dile que la oferta solo está disponible durante un tiempo muy limitado. Si te funciona tendrás la venta segura.

10. Justo lo que necesitas o Todo incluido. Con estas palabras vas a triunfar, porque el cliente se mentaliza de que realmente es lo que está buscando y lo bueno de la propuesta encontrada.

11. No, Nunca. Aunque suene extraño, algo negativo acaba siendo positivo para un negocio. Lo negativo causa interés, aunque solo sea como herramienta que despierte el morbo de los clientes. Utiliza este concepto a tu favor para resaltar valores positivos de tu producto.

12. Nuevo. Acostúmbrate a resaltar en tus artículos a la venta que son nuevos, porque lo nuevo es lo que busca la gente. En ocasiones no importa cómo sea el producto con tal de que sea nuevo, porque lo nuevo siempre tiene que ser mejor que lo antiguo.

13. Ahorra. El uso del término ahorro o ahorra te ayudará a derribar los muros de quienes no quieren gastarse dinero si no creen que están ahorrando mucho en el proceso.

14. Probado. Los clientes quieren confiar en las tiendas y en los productos que compran, así que si saben que hay alguien que los ha probado se sentirán mucho más tranquilos.

15. Eficaz. Si ya se ha probado… ¿cómo ha sido la experiencia? Tienes que complementar el texto promocional con adjetivos que garanticen que la prueba ha sido un éxito.

16. Seguro. Lo mismo que antes, da confianza y ya verás cómo aumentan las ventas.

17. Secreto. A todo el mundo le gusta conocer los secretos de los demás aunque eso signifique tener que pagar por ello.

18. El. Ponlo con un adjetivo y sorpréndete con lo bien que funciona cuando promociones un producto.

19. Cómo. ¿Por qué no buscas una solución a los problemas de tus clientes y la promocionas con una pregunta? A todo el mundo le gusta solucionar problemas

20. Selección o Mejores. Si utilizas estas palabras representarás que ya has hecho una diferenciación y que lo que ofreces es lo mejor de lo mejor.

21. Premium. Algo premium se sabe que es de primera calidad y solo para unos pocos. La tentación es grande.

22. Made in. Aprovéchate de la fama del país donde esté fabricado tu producto en el caso de que sea beneficioso para su imagen.

23. Más. Llama la atención al mostrar que te diferencias de los demás dando algo más.

24. Oferta. Una de las palabras estrella, porque nadie deja nunca de buscar ofertas.

25. Sin compromiso. Especifica el nivel de compromiso entre cliente y vendedor para presentarlo de una manera que te beneficie en cuanto a tu imagen.

26. Garantía de devolución. Asegura al cliente que podrá confiar plenamente y que no tendrá ningún tipo de problema con su compra.

27. Gran. Exagera de vez en cuando, nadie te culpará.

28. Ocasión. Crea sentimiento de urgencia en el cliente para que compre cuanto antes.

29. Oportunidad. Lo mismo que antes.

30. Testimonios. Todo el mundo quiere saber qué opinan los demás clientes, así que no te olvides de alojar testimonios en tu propia web.

31. 100%. El porcentaje máximo siempre da buena imagen si puedes utilizarlo.

32. Causa social. Colabora con entidades benéficas y demuéstrale al mundo lo bien que te portas con la sociedad. Eso mejorará tu karma.

Aplica estos términos en tu negocio y lograrás comenzar a vender mucho más, al mismo tiempo que mejorarás de forma considerable la imagen pública de tu empresa.

David KarpEste joven es la definición clásica de un geek pero tiene una cuenta de banco de más de 200 millones de dólares.

Se llama David Karp y fue el creador de la red social de mayor crecimiento entre los jóvenes en la actualidad: Tumblr.

Nacido el 6 de julio de 1986 en Nueva York, este joven emprendedor de Manhattan empezó a aprender programación HTML a los 11 años de edad y pronto ya estaba diseñando páginas web para negocios pequeños. Pese a esta impresionante habilidad, Karp se salió de la escuela secundaria a los 15 años para intentar una educación en casa. Pretendía impresionar a las universidades con sus proyectos profesionales, pero nunca obtuvo su diploma de preparatoria.

Aunque su curriculum carece de las calificaciones de una educación superior, Karp tenía una gran experiencia laboral. A los 14 años comenzó a trabajar en el estudio de animación digital de Fred Seibert, Federator Studios. El joven estaba fascinado con el trabajo de los diseñadores y frecuentemente les pedía pequeñas clases sobre su trabajo.

Luego de dejar la escuela, Karp comenzó a tomar clases de japonés en un centro local donde conoció a un tutor de matemáticas que le ayudó a desarrollar un programa de cómputo para ganar en el blackjack y póquer.

Tiempo después el entrepreneur John Maloney buscó ayuda para darle mantenimiento a su sitio para padres de familia, UrbanBaby, y Seibert le recomendó a Karp para el trabajo. El proyecto requería unos cuantos días de ardua labor en programación, pero Karp terminó el pendiente en sólo cuatro horas. Maloney quedó tan impresionado con el joven que le dio una pequeña participación en su empresa.

Uno pensaría que ser parte de un negocio próspero a los 17 años sería un gran éxito para cualquiera, pero Karp decidió que no era suficiente. Se mudó en secreto a Tokio con sólo una mochila de viaje. Su decisión fue tan intempestiva y secreta que UrbanBaby notó su ausencia tres meses después de su partida.

CNET compró a esta empresa en 2006 y con el dinero que le correspondía, Karp creó la compañía Davidville donde hacía software de consultoría para negocios. Era tan joven que tenía que fingir la voz para hacerla parecer de un hombre mayor por teléfono cuando buscaba clientes.

Fue entonces que, de la mano de su primer empleado Marco Arment, se interesó en los tumbleblogs, plataformas para escribir de manera rápida en internet. Karp y Arment tenían contratos que cumplir para Davidville, pero durante dos semanas de vacaciones en 2006 empezaron a desarrollar su propia red de tumbleblogs, Tumblr. Su sorpresa sería muy grande cuando sólo dos semanas después del lanzamiento oficial, la plataforma alcanzaría los 75 mil usuarios.

En octubre de ese año, Karp cerró su empresa de consultoría y consiguió un pequeño grupo de inversionistas que compraran el 25 por ciento de la compañía. Desde entonces, Tumblr es una red cada vez más aceptada por los anunciantes debido a su enorme poder de interacción con los clientes.

El mayor éxito de Karp vino cuando el 20 de mayo de 2013, Yahoo! logró convencerlo de vender Tumblr por 1,100 millones de dólares.

precioCuando una compañía (sin importar su tamaño) desea vender su producto, puede implementar diversas técnicas de marketing (y sus variables) con el fin de captar más clientes.

Una de las más utilizadas y peligrosas es la de competir por precio o hacer descuentos en los productos ofrecidos.

El problema con esto es que se tienen diversos factores de riesgo en contra, como la mala percepción del producto por parte de los consumidores, la pérdida de capital y, por supuesto, la reacción de la competencia ante la oferta, ya que podrían contraatacar bajando sus precios aún más, generando una espiral a la baja que ocasionaría pérdidas importantes.

Cantidad vs Calidad

Vender a precios bajos significa realizar algún sacrificio, como desmejorar la calidad del producto o de los servicios con el fin de poder obtener alguna ganancia.

En el caso del producto (incluso si se trata de productos digitales), nadie desea vender a pérdidas, y en el caso de los servicios estos restan tiempo y el tiempo es dinero. Por estas razones, a la larga se podría terminar desmejorando la calidad del producto y, por consecuencia, la experiencia del consumidor.

Aunque las personas puedan interesarse por los precios bajos, esta estrategia resulta particularmente efectiva con empresas que vendan a altos volúmenes, ya que sirven para capturar clientes y abrirse a nuevos mercados. Sin embargo, es riesgoso si no se toman las precauciones pertinentes.

Una de las razones principales es que al competir por precio se deja todo el peso del marketing en un elemento fácilmente imitable por la competencia, en vez de estudiar directamente que es lo que desea el consumidor y mejorar el producto en base a sus necesidades, con el fin de ganar la fidelidad de los clientes.

¿Vender más o Vender mejor?

Si se analizan detenidamente a diferentes compañías, se podrá encontrar que muchas prefieren mantener un precio elevado dando la sensación de que su producto no sólo es mejor, sino que es de mayor calidad, y terminan por convertirse en referencia universal. Esto es, deciden no competir por precio sino valiéndose de otros diferenciales.

Por ejemplo, Apple vende sus productos a precios elevados ya que, al encontrarse posicionados en la mente de los consumidores, estos perciben sus productos como productos de alta calidad que brindan status y desean pagar no solo para recibir un equipo de calidad sino para obtener los beneficios de la marca. Este es un claro ejemplo de diferenciación que no se limita a una estrategia de precio sencillamente imitable.

Otro es el caso de los audífonos Beats by Dr. Dre. Se trata de un producto que no es, desde el punto de vista técnico, las mejores opciones del mercado, pero su estrategia de marketing consiste en posicionarse de esta forma ante el consumidor y por ello sus ventas son elevadas.

En conclusión, vender a bajos precios puede ser útil cuando se desea dar a conocer un producto o capturar clientes, pero al largo plazo resulta altamente perjudicial porque podría ser percibido como un producto de baja calidad. Además la competencia puede reaccionar de la misma manera y entrarían en una guerra de precios que no sería beneficiosa para ninguna de las partes.

No sólo se perdería el margen de ganancias, sino los prospectos que podrían estar interesados en adquirir el producto. No obstante, estudiando el mercado y adaptando el producto a las necesidades de los clientes para entregarles la mejor opción y posicionando su diferencial garantiza las ventas de dicho producto y un amplio margen de ganancias.

leccionesEl trabajo de los directores generales se ve simple cuando está escrita en un papel, sin embargo, es cualquier cosa menos fácil.

No hay manuales para manejar las crisis y cuando hay tantas personas a quien debe responder (miembros de la junta, clientes, inversores y empleados), es sencillo perder el camino, es por eso que muchas empresas no prosperan.

Mientras que vemos que algunos empresarios realizan su primera gran idea y tienen éxito (como Mark Zuckerberg), la realidad es que la mayoría de los líderes fallan una y otra vez hasta alcanzar el éxito.

Si usted quiere realizar su propio negocio, o ser parte de una startup, estos son 20 consejos que debería seguir:

1. El propósito de una empresa tiene que ser mayor que el producto o servicio que está vendiendo.

2. Las conexiones significativas son todo en los negocios.

3. La pérdida de un gran cliente no es el fin del mundo y, a veces es necesario.

4. Aprender a encontrar el valor en fracaso.

5. No obsesionarse con el precio de las acciones.

6. La complacencia es una enfermedad. Incluso cuando las cosas son buenas, hay que motivarse para evolucionar y cambiar constantemente.

7. El crecimiento y la innovación ocurre cuando se toman riesgos.

8. Nunca copiar a otra empresa, hay que inventar una categoría propia.

9. Fijarse en la oferta del competidor, y crear algo mejor.

10. Si hay algún problema, olvídelo por un día para tener una nueva perspectiva.

11. Nunca dejar que nada se interponga en el camino de una buena noche de sueño.

12. Un buen líder crea otros líderes.

13. Una cultura fuerte es lo que va a sostener una empresa.

14. La cultura de la empresa es más que grandes ventajas y una oficina fría, es el cómo y el por qué se hace lo que se hace.

15. Una oficina de formato abierto mejorará la cultura de trabajo y dinámica de forma espectacular.

16. Mantener buenas ideas en la empresa invirtiendo en los empleados, empresarios y propietarios

17. Encontrar el empleado correcto no es distinto del matrimonio. Necesita compartir los mismos valores para hacer que funcione.

18. Si usted se encuentra hablando sobre el carácter de alguien más de la calidad de su trabajo, entonces es el momento de evaluar si son un sistema más adecuado para la empresa.

19. No contratar a personas a quien se pueda controlar, sino a quienes se confía para ayudar a construir una compañía excepcional.

20. Los empleados más valiosos son los que tienen más que habilidades adecuadas para el trabajo. Ellos tienen la voluntad de hacer el trabajo con pasión.

empresaSeguramente te has preguntado: “¿Qué necesito hacer cuando tengo la perspectiva de hacer crecer mi negocio?”

Vamos al grano: ¡Si no inviertes en talento, no puedes construir una empresa exitosa!

Puedes hacer negocio sin gente, sin desarrollar personas, pero bajo ninguna circunstancia puedes construir una empresa de un millón, que tenga un crecimiento sostenido, sin revolucionar las capacidades de tu capital humano.

¿Quieres obtener grandes resultados en corto tiempo de la mano de tu equipo de trabajo? Considera las siguientes preguntas.

1. ¿Las personas con las que trabajo son las indicadas para el negocio?

Probablemente estás gastando más de lo necesario, es decir, no estás invirtiendo.

Evalúa si el trabajo que realizan tres o cuatro personas de manera más o menos efectiva, no podría hacerlo una sola que se encuentre motivada por tu visión y tus metas. Invierte en calidad, no integres a tu equipo a una persona sin las características necesarias del puesto.

2. ¿Buscas un empleado o talento?

El viejo paradigma de los negocios hace creer a miles de empresarios que deben contar con empleados y no con capital humano capaz de generar un retorno de inversión e incremento de utilidades.

Sólo necesitas transmitir de manera adecuada los procesos, motivaciones y herramientas para operar. Y, por supuesto, capacitar constantemente a las personas incitándolas a incrementar su productividad enfocada al crecimiento.

3. Cuando contratas capital humano, ¿Buscas un perfil específico?

Ante los dolores empresariales, los dueños de negocio muchas veces contratan personal al momento porque consideran que así saldrán de apuros. Procura encontrar gente calificada para el puesto que necesitas cubrir. No olvides que no puedes hacerlo todo, operar también significa aprender a delegar tareas.

4. ¿Cuentas con una visión altamente efectiva respecto al talento que contratas?

Tal como le hemos dicho a muchos empresarios: cuando contratas a alguien debes hacerlo no sólo para ver cómo resuelve un problema inmediatamente, sino como en 20 o en 5 años va a estar construyendo valor progresivo para el negocio.

5. ¿Tu forma de contratar depende 100% de las capacidades de los solicitantes y tu objetividad?

Lamento decirte que la mayoría de las contrataciones en México y Latinoamérica ocurren de manera emocional. Ya sea porque estás bajo mucho estrés o te pidieron “un favor”.

Construir una empresa manejándote bajo este esquema te representará mayores pérdidas. Revisa cuidadosamente el currículum de las personas y ponlas a prueba frente a situaciones límite que representen un grado de complejidad alto, si lo resuelven, ¡esa persona es un pilar para el crecimiento del negocio!

Si logras transmitir tu know how a los tuyos, sentirán que no están trabajando ni un solo día de sus vidas. No permitas que las mermas se filtren a través de tu negocio, crea talento y construye una empresa sólida que te lleve al crecimiento sostenido, obteniendo resultados predecibles y consolídate como un empresario del millón.

david y goliatExisten anécdotas susceptibles de emplearse en el ámbito académico y empresarial.

Jorge Manrique, rector del Colegio Jurista, eligió uno de los pasajes bíblicos para decretar que “querer es poder” y esto lo estableció en cinco lecciones.

1. Los retos generan grandes oportunidades

Si las pequeñas y medianas empresas, como las universidades “boutique”, optan por ver a las compañías grandes como fuerzas motivadoras y no como amenazas, mejoran las habilidades para tomar decisiones en ambientes de incertidumbre.

Por el contrario, si sólo se observan como enormes enemigos a vencer se bloquean soluciones y paralizan acciones de sobrevivencia y triunfo.

El miedo bloquea nuestros mecanismos de defensa y respuesta a las expectativas de mercado. Observar la competencia como oportunidades de crear o mejorar nuestras habilidades permite improvisar y echar mano de todos los recursos posibles”, comenta el rector.

2. Establecer metas altas, más allá de la luna

Vencer a un gigante implica la determinación de traspasar fronteras físicas y preconcebidas como reales. Si se opta por traspasar lo convencional los resultados pueden resultar asombrosos.

“No pensar en darle en la cabeza al gigante sino hallar cómo treparnos a la luna puede generar una visión de negocio más sólida y creativa”, asegura el jurista.

3. Multiplicar recursos

¿Con qué recursos cuentas ahora? A diferencia de las empresas de antaño, de antes de 1985 concretamente, una organización se construye con ideas e ingenio, no con activos materiales.

La “piedra” con la que David derribó a Goliat simboliza el ingenio para capitalizar el crecimiento, a veces de medios no convencionales. No se restringen a emplear armas recomendadas para el ataque como lanzas…a veces una simple piedra y una honda bastan.

4. Sumar simpatizantes

La motivación para triunfar en los negocios y la vida no procede de una sola fuente sino de amigos, asesores familiares, clientes, proveedores e incluso competidores. Estas redes diversas proveen revisiones y balances para que los emprendedores ajusten su enfoque personal, modelo de negocios o ambos.

“La sociedad nos provee de retroalimentación sobre nuestra mística y acciones pero también es la motivación más fuerte”, comenta Manrique. Para el rector, la cercanía con la gente infunde fuerza, sentido y compromiso.

David triunfa por un ánimo propio, pero es factible que también obtenga la motivación del ambiente, como esos luchadores legendarios que se acercan al ring llenos de vítores de sus seguidores.

5. Planear

Las mejores decisiones de negocios y vida se toman cuando se investigan y analizan los entornos en los cuales actuaremos, cuando se tienen conocimientos previos de los competidores que enfrentaremos o los problemas que tendremos que resolver.

David analizó los puntos débiles de Goliat y le apuntó a la cabeza para derribarlo. El plan de acción marca la diferencia entre la suerte y la certeza de lograr nuestras metas.

Para Manrique, “es imposible participar en un mercado o certamen si no se tiene un amplio estudio previo. La planeación antecede al éxito”, dice el rector del Colegio que obtuvo el primer lugar en el certamen nacional de Juicios Orales organizado por INACIPE.

innovacionLes comparto una reflexión de Nicholas Negroponte respecto a la Innovación y cómo generarla.

Yo creo que es un factor fundamental en el desarrollo de las Empresas. Antes hablábamos de lograr Calidad y Productividad. Hoy esto no alcanza para ser competitivos.

Y aquí debo resaltar a unos personajes que son protagonistas de la Innovación: LOS EMPRENDEDORES CORPORATIVOS. Debemos valorizar y desarrollar EC en las Empresas.

Nicholas Negroponte, él es fundador y director desde 1985 del MIT Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts, el laboratorio más importante de estudios e investigación de formas de comunicación. Su libro Ser digital se tradujo a doce idiomas y fue un best seller en Estados Unidos y Europa.

“… La innovación es ineficiente. Muy a menudo es indisciplinada, contrariante e iconoclasta, se nutre de confusión y contradicción.” En síntesis, ser innovador se opone a lo que casi todos los padres quieren para sus hijos, lo que los CEO pretenden para sus empresas y los presidentes para sus países. Los innovadores son un dolor de cabeza.

Sin embargo, sin innovación estamos condenados –por aburrimiento y monotonía– a la decadencia.

¿Qué hace que la innovación surja y de dónde vienen las nuevas ideas?

Las respuestas básicas –brindar un buen sistema de educación, alentar diferentes puntos de vista y promover la colaboración– pueden no ser sorprendentes.

Más aún, la habilidad para llevar adelante estos criterios le ha sido muy útil a Estados Unidos. Sin embargo, ciertas cosas –la naturaleza de la educación superior, entre ellas– tendrán que cambiar para asegurarse una fuente perpetua de ideas nuevas.

Uno de los principios de un buen sistema de innovación es la diversidad. En cierta forma, cuanto más fuerte es la cultura (nacional, institucional o generacional, entre otras), menos probable es que albergue el pensamiento innovador.

Las creencias comunes y profundamente arraigadas, las normas generales, los estándares de comportamiento y performance son enemigos de las nuevas ideas. Es muy poco probable que cualquier sociedad que se enorgullezca de ser armoniosa y homogénea catalice el pensamiento idiosincrásico. La represión de la innovación no necesita ser abierta. Puede ser simplemente un acuerdo tácito entre la gente y un confort pleno con el statu quo.

En contraste, una cultura heterogénea cultiva la innovación por propia virtud de la gente, que ve las cosas desde diferentes puntos de vista.

Estados Unidos (conocido como crisol de culturas) es visto por muchos como un país sin cultura (con “c” mayúscula o minúscula). En los rankings de estudiantes de países industrializados, los de las escuelas secundarias de Estados Unidos aparecen, en el mejor de los casos, como alumnos promedio en lectura, matemáticas y ciencias. Y, lamentablemente, la nación no tiene rivales en crímenes con armas entre la gente joven.

Sin embargo, Estados Unidos ha obtenido casi un tercio de todos los premios Nobel y producido una cantidad inigualable de innovaciones –desde la automatización industrial hasta circuitos integrados y encadenamiento de genes– que son la columna vertebral del crecimiento económico mundial.

Encuentro dos razones para esto. Una, es que no estigmatizamos a aquellos que han intentando algo y no han tenido éxito. De hecho, es más probable que muchos capitalistas de riesgo inviertan en alguien que ha fallado con una startup previa, que en alguien que está lanzando su primera compañía. La desilusión real ocurre cuando la gente no aprende de sus errores.

La otra razón es que estamos particularmente dispuestos a escuchar a los jóvenes. En muchas culturas la edad tiene mucho peso. La experiencia es premiada por sobre la imaginación y el respeto puede ser demasiado deferente. En algunas culturas, la gente obtiene sus puestos de trabajo sobre la base de su edad, creando un ambiente sedentario y sofocante para los jóvenes.

¿Recuerda el dicho: “Los chicos deben ser vistos pero no escuchados”?. Bien, observe el crecimiento económico creado por “chicos” como Bill Gates y Michael Dell, por nombrar sólo a dos.

Esa es la buena noticia. Pero cuando se trata de educar a nuestra juventud tenemos que hacerlo mejor. Me preocupa especialmente la educación temprana, que puede tener –y a menudo lo tiene– un efecto profundamente negativo en la creatividad.

En la carrera por comprender qué es lo que los chicos aprenden somos muy entusiastas para celebrar sus éxitos, pero lo que es más fascinante es lo que hacen mal. Incluso debería prestársele más atención al concepto de “mal”.

Aunque el viento no esté hecho de hojas que se agitan, como creen algunos chicos, la teoría es lo suficientemente profunda y no debería ser descartada. De hecho, desmontar conceptos erróneos es una de las mejores formas de encontrar ideas nuevas. El proceso es semejante a la corrección de un programa de computación y no tiene casi nada que ver con la ejercitación repetitiva y la práctica (que se está convirtiendo una vez más en la piedra fundamental de la educación).

Nuestro mayor desafío en la estimulación de una cultura creativa es encontrar la forma de alentar distintos puntos de vista. Por ejemplo, en ingeniería muchos callejones sin salida han sido resueltos por personas que no eran ingenieros. Esto ocurre simplemente porque la perspectiva es más importante que el coeficiente intelectual. La ironía es que la perspectiva no hará ingresar a los chicos en la universidad ni tampoco los ayudará a que tengan éxito allí. La academia recompensa la profundidad.

El conocimiento es desarrollado por expertos que trabajan con sus pares. Los departamentos y laboratorios se concentran en campos y subcampos, agregando o quitando dominios cada tanto. Los títulos de grado, sin mencionar el tiempo de ejercicio en un cargo, dependen del descubrimiento de verdades e ideas brillantes en áreas limitadas.

El antídoto para tal canalización y compartimentación está en ser interdisciplinario. Los laboratorios y proyectos interdisciplinarios surgieron en los años ‘60 para tratar grandes problemas que abarcaban las fronteras de las ciencias físicas y sociales, la ingeniería y las artes.

La idea era unificar cuerpos de conocimiento complementarios para tratar temas que trasciendan cualquier conjunto de habilidades. Recientemente, sin embargo, la gente se ha dado cuenta de que los enfoques interdisciplinarios pueden ser de enorme valor para problemas muy pequeños y que también estimulan la creatividad. Al maximizar las diferencias de antecedentes, cultura y edad, entre otras, aumentamos las posibilidades de que los resultados no sean los que habíamos imaginado.

Para cultivar nuevas ideas se necesitan dos ingredientes adicionales. Ambos están relacionados con maximizar la “serendipity”, o suerte para hallar cosas valiosas por casualidad.

Primero, necesitamos fomentar el riesgo. Esto es particularmente difícil en la mitad de la carrera profesional y, a menudo, se opone a la revisión de los pares y a los mecanismos para avances en la corporación. Esto ocurre porque el riesgo en sí puede verse bastante estúpido. Las personas que lo hacen están expuestas al fracaso y al ridículo y, por lo tanto, deben encontrar confianza y apoyo dentro de su propio ambiente.

El segundo ingrediente es fomentar la apertura y el compartir ideas –una banalidad casi imposible de lograr–. En la cúspide de la “burbuja digital”, ser abierto en cuanto a las ideas era especialmente difícil para los científicos en computación, porque se veía que los ricos obtenían sus fortunas precisamente por no compartir sus ideas. Los estudiantes las escondían hasta después de graduarse. Mientras una persona guardaba sus cartas en la manga, otra hacía lo mismo; como resultado, muchos laboratorios de investigación declinaban su valor y efectividad. En este aspecto, gracias a Dios, la burbuja ha reventado.

Hoy más que antes, en la nueva “nueva economía” la innovación y la investigación necesitarán ser albergadas en esos lugares donde hay agendas paralelas y múltiples medios de apoyo.

Las universidades, apropiadamente reinventadas para ser interdisciplinarias, pueden ajustarse a este perfil porque su otra “línea de producto”, además de la investigación, es la gente.

Cuando se combinan la investigación y el aprendizaje, se pueden tomar riesgos más grandes y la generación de ideas puede ser menos eficiente. En este momento, sólo unas pocas universidades de Estados Unidos constituyen estas “universidades de investigación”. Es necesario que más de ellas se conviertan en instituciones de este tipo, y las del resto del mundo deberán hacer lo mismo.

La industria puede tercerizar la investigación básica, como lo hace con muchas otras operaciones. Eso significa que la innovación tiene que convertirse en un fenómeno precompetitivo.

Aunque este enfoque no siempre funciona, puede ser más efectivo que lo que supone la mayoría de las compañías. Los costos son compartidos, se fomentan diferentes puntos de vista y la innovación tiene una oportunidad de supervivencia, incluso en los peores momentos económicos.

La habilidad para dar grandes saltos de pensamiento es un denominador común entre los generadores de ideas innovadoras.

Generalmente, esta habilidad reside en la gente con backgrounds muy amplios, mentes multidisciplinarias y un vasto espectro de experiencias. La influencia familiar, los modelos a seguir, los viajes y vivir en diversos lugares son contribuyentes obvios, como también lo son los sistemas de educación, las formas en las que las culturas valoran la juventud y las perspectivas. Como sociedad, podemos moldear algunos de estos factores y otros no.

La clave para asegurar un flujo de grandes ideas es aceptar estas verdades complicadas sobre el origen de las ideas, continuar recompensando la innovación y celebrar las tecnologías emergentes…”

negocioLa respuesta es simple.

El negocio más rentable del mundo es el que te funciona. El que te hace generar ingresos y tener una rentabilidad constante durante un largo período de tiempo.

Los negocios tienen una sola razón de ser: generar dinero para sus dueños. Todo lo demás son gastos.

¿Pero cómo hacemos para iniciar un buen negocio?

Muchas personas se preguntan cómo pueden iniciar un negocio rentable. Quizá no tienen mucho dinero, tampoco gran experiencia o no tienen idea sobre qué negocio iniciar. Y es que, al preguntar en la calle “si les gustaría emprender algo”, la mayoría responden que estarían encantados de hacerlo. Pero… ¿Cuál es la razón que le impide a la mayoría iniciarse? Y después de iniciarse, ¿Cómo aseguramos el éxito?

Las razones no podrían ser más variadas; sin embargo, te vamos a compartir algunos de los lineamientos más importantes para que puedas tener éxito en tu idea de negocios.

1. Mercado (un problema que solucionar)

El primer error que comete la mayoría de emprendedores es pensar en una idea de negocio en donde no hay una gran afluencia de personas con problemas que solucionar.

Piensa ahora mismo si tu idea de negocio tiene un problema claro que solucionar y si hay millones de personas que tengan este problema. A esto se le llama mercado o audiencia, y las grandes empresas millonarias tienen eso en común: “Solucionan un problema muy grande que afecta a millones de personas”.

2. Mensaje (que estén dispuestos a pagar)

Después que te das cuenta si tu producto tiene un mercado potencial, el siguiente paso es conocer si todas esas personas estarían dispuestas a pagar dinero y comprar tu producto.

El secreto mejor guardado del marketing y la publicidad es responder esta pregunta: ¿Cómo hacemos para que quieran darnos su dinero? Cuando sabes que hay un problema que solucionar, y que hay millones de personas deseando solucionarlo, eso también te dice que están dispuestas a pagar dinero para arreglar esa situación. Lo único que necesitas encontrar es “cómo presentar tu producto para que estén dispuestos a pagar por él”.

En pocas palabras: “Todo se puede vender, solo tienes que descubrir como ofrecerlo”.

3. Asegura tu rentabilidad

Cuando estas iniciando un negocio, probablemente no tengas millones de quetzales para hacer ‘focus group’, investigaciones antropológicas de mercado ni mucho menos una campaña de ventas en televisión. Por lo tanto, es más importante que nunca enfocarte en obtener ganancias y rentabilidad rápidamente.

Si tienes un mercado de millones de personas desesperadas por solucionar un problema y una oferta tentadora que todas estas personas quisieran comprar, ha llegado el momento de encontrar ‘el modelo de negocios’ para vender tu producto.

El siguiente gran error que cometen los emprendedores al iniciar es “No hacer sus números” y no saber cuánto dinero están ganando, ni cuánto dinero son capaces de ganar con el modelo de venta que tienen. Si estas invirtiendo 10 dólares para ganar un cliente que vale 5 dólares para tu empresa. Estas perdiendo 5 dólares cada vez que haces una venta y si no encuentras la manera de obtener una ganancia sobre eso, ¡estarás tirando tu dinero!

En pocas palabras: “No hacer tus números es como meter una moneda en un bolsillo roto”.

4. Ten un plan de acción

Muchas personas dicen “vamos a iniciar un negocio para ganar dinero” y lo dicen con mucho entusiasmo, pero no tienen pasos claros para llegar al objetivo.

El siguiente paso es definir todos los pasos necesarios para iniciar: los recursos y herramientas que vas a necesitar, las habilidades que debes desarrollar y las acciones específicas que vas a realizar; de tal manera que tengas muy claro todo lo que vas a hacer para que tu negocio sea muy exitoso.

Quienes no establecen claramente las actividades para lograr un objetivo, se pierden en el camino. Así de sencillo. Hasta este punto ya tienes un plan bastante claro para alcanzar el éxito en tu negocio, pero…

5. Que te apasione

El último elemento de la lista es tan importante como cada uno de los anteriores e incluso debe ser determinante al definir qué tipo de negocio vas a iniciar porque como puedes darte cuenta, iniciar un negocio no es tan simple, y mucho menos lo es tener éxito y crecer un emprendimiento.

Es por eso que el negocio debe apasionarte, porque vas a trabajar interminables horas, te vas a topar con problemas, con personas negativas y con contrincantes que quieren sacarte del juego y necesitarás el valor para continuar, luchar y salir victorioso y créeme, solo vas a mantener esa determinación si el negocio realmente te apasiona.

En conclusión

Hacer negocios no es para todo el mundo. Quienes triunfan en los negocios son los aguerridos, los arriesgados. Aquellos que tienen el valor y la perseverancia suficientes para actuar a pesar de las tribulaciones y problemas que surgen en el camino. Pero quienes triunfan en los negocios también son aquellos que piensan, meditan, analizan y planean las cosas para que sus esfuerzos rindan frutos en el menor plazo de tiempo posible y con la mayor expansión posible.

La combinación de estos dos elementos, te dará grandes potencialidades para ese gran negocio que quieres iniciar. Así que ve e ¡inícialo ahora!

pepe cerezoEn Expansión Economía Digital hemos invitado a expertos del sector a compartir su visión acerca de la transformación digital que afrontan todas las empresas.

Sobre Pepe Cerezo Especialista en estrategia y desarrollo de negocios digitales, ha estado vinculado durante más de 15 años al sector de los medios online y a la transformación digital de las organizaciones.

Es director del “Informe sobre la Sociedad de la Información en España: eEspaña” y coordinador de estudios y libros como “La blogosfera hispana” o “La Web 2.0”. Actualmente es el director de Evoca Media.

A estas alturas parece retórico hablar de transformación digital. Es evidente que lo digital lo abarca todo, incidiendo de manera directa en el proceso global de cambio que afecta a la político, lo social y, por supuesto, a la economía y a los negocios.

En vías de la superación de la crisis económica es tiempo de construir empresas y organizaciones que sean aptas para afrontar el nuevo modelo económico y social.

Aunque todo proceso de transformación tiene sus propias peculiaridades existen algunos ejes que podrían generalizarse. De este modo se pueden establecer algunas recomendaciones extensibles para la gran mayoría de organizaciones a la hora de acometer el proceso de cambio que podría resumirse en los siguientes puntos:

Primero

La transformación es un proceso continuo y constante que requiere una mirada estratégica; es decir, desvincularse de la cuenta de resultados inmediata e invertir en tecnología, innovación, formación y talento mirando al futuro.

Segundo

Cada organización o negocio requiere ritmos diferentes según vayan avanzando y cumpliéndose objetivos. Pretender acometerlos de una sola vez no es aconsejable ni por costes ni por resultados.

Tercero

Es recomendable que el liderazgo del cambio recaiga en alguien que conozca bien la organización, que equilibre las diferentes áreas de la compañía. Para que el responsable de la trasformación tenga éxito tiene que tener responsabilidad directa y capacidad de actuación sobre el negocio y la tecnología. Si no las tiene, antes o después es probable que fracase.

Cuarto

Hay que encontrar la combinación adecuada entre el talento interno y los fichajes. Confiar la transformación sólo a los “gurús” puede resultar muy cara y en muchos casos contraproducente.

Cosa distinta es la búsqueda de equipos especializados o el reclutamiento de talento que no hay en la organización. Si se acomete correctamente -en fases, con objetivos claros, buscando los perfiles que se integren en la cultura de la casa, etc.- además de cumplir con la función para la que se les ha contratado, suelen ser un factor dinamizador y un incentivo para el resto de los equipos.

A modo de resumen podríamos establecer las claves de la trasformación:

1. La transformación empieza en la parte alta de la organización
2. Hay que establecer un plan estratégico del cambio con fases y objetivos concretos y asumibles
3. Liderazgo claro, con alguien reconocido y valorado dentro de la organización, con responsabilidad sobre el negocio y la tecnología.
4. Que la tecnología esté supeditada al negocio y no al contrario
5. Diseñar estructuras dinámicas y flexibles que faciliten la toma de decisiones
6. Identificar y potenciar el talento interno
7. Atraer e incorporar talento externo que sirva de dinamizador e incentivo del cambio para los equipos
8. Orientar la organización al dato: es decir al conocimiento del cliente Impulsar una cultura de participación e innovación
9. Avanzar “sin prisa pero sin pausa”

socioSi tienes una idea de negocios, el socio adecuado, puede ayudarte a alcanzar tus objetivos más rápida y eficientemente. Por ejemplo, podrías hacer el doble de ventas de lo que habías proyectado trabajando solo.

Por el contrario, si trabajas con un socio inadecuado, lo más probable es que no vas a lograr tus objetivos o vas a retrasarlos enormemente. ¡De aquí la importancia vital de escoger bien el socio con el que quieres trabajar!

Entonces, ¿Qué cualidades debes buscar para escoger el socio adecuado?

A continuación algunas cualidades básicas. No es fácil encontrar el socio ideal, pero ¡vale la pena invertir el tiempo y la energía en buscarlo!

El socio adecuado será alguien que tiene motivación por los negocios y por tu idea

La motivaciónes clave para el éxito de una empresa, y por ello, tu socio tiene que estar tan motivado como tú.

Si hay un problema, los dos juntan fuerzas para resolverlo. Si tú estás desmoralizado, el otro socio te da la motivación necesaria, y viceversa. Al contrario, si tu socio no cree en la idea, va a ser la persona que te va a inducir a dejar de lado el proyecto argumentando que “ya vimos que el proyecto no es factible” o “la competencia esta muy fuerte”.

El socio adecuado debe tener las cualidades o/y las competencias que tú no tienes

Por ejemplo si quieres lanzar un sitio web, y eres un profesional de marketing o has aprendido un poco de marketing por Internet, busca una persona experta en informática que pueda desarrollar la parte técnica del sitio web.

Si eres un excelente vendedor, no necesitas asociarte con otros vendedores, busca una persona que tenga otras habilidades importantes para ti, como las finanzas (para pedir préstamos bancarios) o la logística (si quieres vender miles de productos).

Si tienes la idea pero no tienes capital, busca una persona que tenga la capacidad económica de invertir en el proyecto. Si tú eres la persona que tiene el capital, ¡busca una persona con ideas y ganas de hacer las cosas!

El socio adecuado debe tener ética profesional

Un socio responsable. De nada te sirve un socio con el que coordinas una cita y no se da tiempo para ella.

Si tu socio tiene un puesto gerencial en la empresa (no siempre es el caso, a veces un financista puede simplemente aportar el capital y no trabajar en la empresa), de nada te sirve un socio que trabaja 5 horas por día cuando tu trabajas 10.

Un socio leal. De nada sirve tener un socio que después de algunos meses o años va a lanzar una empresa que va a competir directamente contigo.

Un socio con ética profesional. Un empresario de éxito trabaja para la sociedad. De nada te sirve un socio que va a proponerte hacer cosas que no son éticas y que van en contra de ella (por ejemplo, que te proponga pagar sueldos por debajo del mercado teniendo buenas utilidades).

El socio adecuado debe ser una persona con quien puedas tener una comunicación eficiente y constructiva

Tener una buena capacidad de comunicación es una de las cualidades más importantes en los negocios. Con una buena comunicación, los socios pueden definir los objetivos más importantes para el negocio, así como coordinar las acciones para lograrlos, de la manera más eficiente.

El socio adecuado debe tener cualidades de empresario

Un socio que se involucre con la empresa, que sea creativo, que sea capaz de ver las oportunidades en el mercado, que sea perseverante.

En conclusión… tómate tu tiempo para escoger el socio adecuado

Una parte estratégica (con beneficios en el mediano y largo plazo) para alcanzar el éxito en los negocios, es elegir los socios adecuados. Por esta razón, esta etapa exige mucha reflexión y tiempo. Pero dado que es una decisión muy importante, dedícale el tiempo y la reflexión necesaria. ¡Vale la pena!

miedoEl caso empresarial

En las empresas maduras, los administradores se enfrentan a muchos desafíos desde el cumplimiento de leyes y regulaciones, la implementación de controles de riesgo, hasta hacer que los accionistas estén contentos con la rentabilidad entregada.

No obstante, esas son, a mi gusto, actividades del día a día, más no de una visión de mediano y de largo plazo.

Para no caer en este mal endémico del cortoplacismo, es necesario que se logre adoptar una cultura de innovación y de emprendimiento corporativo, para que con ello se puedan minimizar las posibilidades de pérdidas de clientes en el futuro como consecuencia de haberse quedado con un producto o servicio obsoleto.

Es claro que ningún administrador quiere hacer quebrar a la empresa que dirige; sin embargo, las posibilidades de una quiebra en empresas que no son creativas o innovadoras aumentan; están destinadas, tarde que temprano, a una posibilidad de pérdida progresiva de clientes y con ello a su desaparición en el mercado.

El caso de los emprendedores

Muchos de los emprendedores exitosos de la actualidad iniciaron persiguiendo sus sueños. Pero, cuando iniciaron el camino fueron muchos los obstáculos a los que se tuvieron que enfrentar.

Increíblemente las barreras para la puesta en marcha de sus ideas de emprendimiento tenían que ver con los consejos que recibían, en gran parte de sus familiares. Si bien es cierto que hay que hacerle caso a los más sabios, hay que saber retar y generar las discusiones para salvar las ideas. En esa construcción conjunta puede estar la clave para salir adelante con la idea de negocio y que al final no se quede en el intento.

Cuando se tiene una idea de negocio lo mejor que se puede hacer es anotarla en un papel y empezar por elaborarla técnicamente. Para ello, es necesario que el emprendedor o el administrador, en el caso de las empresas, no “suelte” las ideas sin que antes hayan sido estudiadas a fondo y se analice su factibilidad.

El riesgo que se corre al mencionar una idea en una junta directiva, en el caso de las empresas, o con sus familiares o amigos cercanos, en el caso de los emprendedores, es que más que apoyo, se reciban muchas críticas y que reciban el típico consejo de: “es mejor que sigamos con el negocio como va pues así nos ha ido bien”, en el caso de las empresas, y en el de los emprendedores: “es mejor que con tu preparación y diplomas de universidad, seguro te contratan “rapidito”.

En la zona confort

Mantener el nivel de ingresos, seguir siendo rentables y maximizar la utilidad de los accionistas son muchas de las actividades rutinarias que debe tener en la agenda un administrador. Este día a día; aunado al cumplimiento de temas legales, tributarios y administrativos; hace que los administradores se enfoquen en cumplir con el corto plazo, pero ¿qué pasa con el mediano y largo plazo?

Si bien los administradores deben cubrir el corto plazo, que sigue siendo un mal endémico, su función debe tener una visión holística del negocio y se debe preguntar cómo hacer que sea sostenible, no sólo económicamente sino con su ecosistema (no sólo el medio ambiente sino con sus interesados claves o comunidad vinculada).

Para llegar a esta verdad es necesario conocer las causas del porqué no se atreven a apoyar la innovación y el emprendimiento corporativo dentro de sus organizaciones.

Algunas de las causas raíces del porqué no se avanza hacia una cultura de innovación en las compañías es el miedo. Acceder a pensamientos disruptivos como “pensar fuera de la caja”, pues si bien el administrador se da cuenta que debe adoptar una cultura innovadora en la empresa para llevarla a otro nivel, cuando revisa su gestión ese impulso se apaga, debido a que los resultados financieros no sólo se han cumplido a lo largo de su gestión sino que se han superado.

Entender el miedo al fracaso y las causas del mismo, podrían ayudar a los administradores a tomar decisiones tendientes a adoptar una cultura innovadora en las empresas, acá algunos tips:

1. Aparte tiempo de su agenda diariamente para pensar. Con sólo 30 minutos dedicados y sin interrupciones (ojalá en la mañana y a primera hora) a analizar qué querrán los clientes, le ayudará a definir un plan de acción de caras a mantener satisfechos los clientes actuales.

2. Establecer un equipo de trabajo. Con este equipo se podría iniciar por discusiones acerca de qué producto o servicio podría desarrollarse o mejorarse de cara a cautivar a los clientes nuevos y ganar mercado. Al principio, este equipo no necesariamente tendrá que estar dedico 100% a esta actividad, por lo menos en esta etapa. Si son más de dos personas asegúrese que sea un equipo multidisciplinario.

3. Establezca prioridades. Se sorprenderá cuando cumpla con el paso 1 y/o 2. La lista podrá ser innumerable, por esto es necesario establecer prioridades basado en factibilidad financiera y de tiempos.

4. No divulgue sus ideas antes de empezar a desarrollarlas. Uno de los principales obstáculos de los administradores es que en la empresa siempre habrán detractores o intensivistas de riesgos, es por eso que debe ser cauto y ser precavido con comentarios que hagan ventilar la idea antes de empezar a desarrollarla

5. Utilice métodos cualitativos y cuantitativos para toma de decisiones. Si bien en la primera etapa de toma de decisiones la mayoría son del orden cualitativo, asegúrese de usar técnicas cuantitativas que le ayuden a soportar una decisión cualitativa, en este aspecto las soluciones pueden ser del orden estadístico, las que en realidad no son nada complicadas.

Adoptar una cultura de innovación en las empresas será vital para su sostenibilidad económica en el largo plazo. Dejar de pensar en indicadores de gestión de corto plazo es uno de los primeros pasos que deben tomar los administradores.

En el caso de los emprendedores, pensar en ideas diferentes y no comentarlas hasta cuando tengan seguridad razonable que su idea se ajusta a las necesidades de su mercado objetivo es fundamental para el éxito de su negocio.

jeff bezosJeff Bezos, el “rey del retail online”, es uno de los emprendedores e inversionistas más influyentes de nuestros tiempos.

El fundador de Amazon también es dueño de The Washington Post, uno de los principales inversores de Uber, colocándolo en el puesto número 15 de los hombres más ricos del orbe, con una fortuna calculada en US$38,500 millones.

Te presentamos 10 aspectos clave en su éxito:

1. Renuncia a la seguridad y atrévete.

Hacia 1994, Jeff Bezos –antes de cumplir 30 años- podía considerarse exitoso al ser el vicepresidente más joven de una importante firma de inversiones en Wall Street.

Bezos recibía un sueldo de seis cifras en dólares, pero estaba decidido a seguir su sueño de crear una empresa en el entonces novedoso mundo del comercio electrónico. Fue una decisión arriesgada, pero al poco tiempo generaba US$610 millones en ventas anuales y tenía 13 millones de clientes en el mundo.

2. Identifica oportunidades.

Buena parte de lo que hace a un emprendedor sobresaliente es su capacidad de identificar oportunidades en el mercado, pero sobre todo de aprovecharlas.

Mientras trabajaba para D.E. Shaw & Co. investigaba sobre el crecimiento de internet, notando que éste era de 2,300 por ciento al mes. Para Bezos fue claro: internet sería el medio del futuro y a través de él podría vender productos a un costo mucho menor.

3. Prueba, lanza rápido y expándete.

Cuando Bezos decidió vender en internet, tenía una selección de 20 productos posibles, entre CDs, libros y software.

Al final optó por los libros debido a que existían millones de títulos y tendría una gran ventaja competitiva frente a las librerías fijas donde, cuando mucho, podían almacenar un par de cientos. Así, en 1995 abrió “la librería más grande del mundo” (Cadabra.com, que después rebautizó como Amazon) que lo hizo famoso.

A partir de 1998, después de comprobar el éxito en la venta de libros, empezó a vender otros productos (primero regalos de Navidad). Al poco tiempo se diversificó y hoy Amazon prácticamente vende de todo desde libros hasta ropa, juguetes y electrónica, y sus propias series de televisión online.

4. Primero el cliente.

La base de la filosofía de Amazon se encuentra en este argumento.

Bezos dice: “nuestra visión es ser la empresa más centrada en el consumidor del mundo, donde éste puede encontrar todo lo que quiera online”.

Esta ideología se muestra en su sitio Web fácil de navegar y alimentado con los comentarios y calificaciones de los usuarios; al igual que en la política de envíos que es sumamente eficiente (aun cuando la compra se realice fuera de Estados Unidos).

5. Siempre innova.

Para cuando surgió Amazon, el retailer online era prácticamente una innovación. Muy pocas empresas vendían en internet y ninguna con esa capacidad.

La innovación ha sido siempre parte de su carrera empresarial; desde el desarrollo del sitio, la venta de toda clase de productos en un mismo sitio y el excelente servicio que ofrece al usuario al comprar en Amazon. Es esta cultura la que le ha permitido adelantarse a su competencia, a tal grado de prácticamente eliminarla (el sitio de Barnes & Noble es su ‘mayor competidor’, aunque concentra menos del 10 por ciento del mercado).

6. Sé paciente.

Es otro de los ‘mantras’ empresariales de Bezos.

Como emprendedor trabajador, sabe que los grandes resultados se ven con el tiempo, no son inmediatos. Nada surge de la noche a la mañana. De hecho, en las primeras etapas de Amazon, Bezos tuvo que pedir un préstamo a su familia y amigos para mudarse a Seattle e inició la compañía desde su garaje.

7. Trabaja en equipo.

Bezos ha afirmado en varias ocasiones que parte del éxito de Amazon se lo debe al esfuerzo, trabajo y la colaboración en equipo.

Para el empresario, no existe cosa tal como “un genio solitario que sabe todo y tiene la fórmula mágica”, sino que es con un equipo capaz de personas que se estudia, debate, se generan ideas y soluciones para resolver las necesidades de los clientes.

8. Diversifícate.

Aunque al mundo entero llamó la atención la compra de Bezos del emblemático The Washington Post por US$250 millones en 2013, el emprendedor aseguró desde entonces que se conservaría el espíritu informativo del diario, pero con la filosofía de Amazon: centrándose en el cliente (en este caso, en los lectores).

Además, Bezos es inversionista de varias empresas y startups, como Uber y Business Insider, ha invertido en tecnología aeroespacial, robótica y en la ciencia (con su empresa Bezos Expeditions).

9. Ten pensamiento positivo.

Bezos vive con la idea de que “cada reto es una oportunidad”.

A pesar de que Amazon nació como una pequeña startup de garaje, pronto se convirtió en la librería más grande del mundo. Cuando explotó la burbuja puntocom, y las acciones de Amazon pasaron de $100 a $6 dólares (mientras que su competidor el sitio de Barnes & Noble se alzaba) Bezos no se escondió sino que salió a la batalla con confianza y optimismo, destacando los aspectos positivos de su empresa.

La esposa de Bezos dice “Si Jeff no está infeliz, sólo espera tres minutos”.

10. Sigue tu pasión.

Sin duda lo que hace a un emprendedor grande es la pasión por su trabajo. Y Bezos ha sido apasionado de todo lo que Amazon significa: de los libros (su título favorito es The Remains of the Day de Kazuo Ishiguro), del e-commerce y del liderazgo que conlleva dirigir una empresa. Además tiene un buen nivel de confianza en sí mismo y es un orador poderoso y convincente.

querer“Un jefe mandón quiere que su gente haga lo que él quiere, un líder consciente o inspirador quiere que su gente quiera hacer lo que el equipo necesita para ganar”

Así lo plantea Fred Kofman, director de Desarrollo Ejecutivo de LinkedIn, un autor reconocido en el mundo empresarial sobre el liderazgo consciente.

Señala que LinkedIn es una plataforma que propone un esquema más transparente en el mercado laboral, lo cual reta a las compañías a competir por atraer y conservar personal que aporte a sus organizaciones.

A su vez, los profesionales tienen en esta herramienta una manera de acceder a oportunidades laborales nuevas.

A juicio de Fred Kofman, las organizaciones de hoy también hacen esfuerzos por desarrollar su marca en el mercado del talento, asunto tan relevante como la promoción de la misma marca con un producto.

En este nuevo escenario, dice Kofman, “la compensación económica solo por salario ha perdido vigencia” y a la gente ese factor no le importa como antes.

Desde su perspectiva, la mejor herramienta competitiva es el bienestar de la gente para que diga ‘aquí me quiero quedar’, señala en sus presentaciones.

El experto considera que en liderazgo consciente está el camino para la prosperidad de una organización.

Y agrega que “la autoridad, el “mandonear” ofreciendo premios y amenazando con castigos solo genera “cumplimiento”, o como me gusta descomponer la palabra “cumpli”-“miento””.

Fred Kofman explicó a Portafolio su visión de lo que deben hacer las compañías en materia de talento humano para lograr el éxito.

¿Cuál considera que es la mayor dificultad que enfrentan las organizaciones hoy?

El mismo que enfrentaron siempre: la des-organización.

Dado que los seres humanos tenemos un ego y perseguimos el interés propio, es necesario armar un esquema de incentivos que hagan que esa persecución del interés propio se oriente hacia un interés colectivo, es decir, el objetivo organizacional.

Esto es imposible de hacer con los incentivos económicos tradicionales.

¿Cómo cree que la pueden solucionar?

Con el liderazgo consciente. Este liderazgo está informado por la economía, la antropología y la filosofía (principalmente ética). Es al mismo tiempo lógico y psicológico.

El líder consciente evoca el compromiso interno de los miembros de su organización ofreciéndoles una oportunidad de trascendencia, una posibilidad de participar en una empresa extraordinaria que les da “alimento”, tanto material como espiritual.

¿Qué caracteriza a quienes no ejercen el liderazgo consciente?

Los líderes inconscientes son los que creen que la autoridad les alcanza para generar compromiso.

La autoridad, el “mandonear”, ofreciendo premios y amenazando con castigos solo genera “cumplimiento”, o como me gusta descomponer la palabra “cumpli”-“miento”.

Es una farsa, ya que las personas no dan realmente lo mejor de sí cuando son mandadas. Un jefe mandón (es decir, un líder inconsciente) quiere que su gente haga lo que él quiere.

Y considero que un líder consciente (es decir, inspirador), quiere que su gente quiera hacer lo que el equipo necesita para ganar. El objetivo no es “hacer” sino ganar el juego. Eso es el espíritu de equipo que permite hazañas increíbles, tanto en los deportes como en los negocios.

¿Qué caracteriza y qué no caracteriza a una empresa consciente?

Una empresa consciente es un equipo que hace lo necesario para ganar, cuidando las relaciones entre los miembros del equipo, y asegurándose que todos los integrantes sientan la satisfacción, el bienestar y el crecimiento personal por pertenecer al equipo.

¿Cuáles son las empresas que usted citaría como modelo de práctica de estos conceptos y por qué?

LinkedIn, donde trabajo con Jeff Weiner, es un gran ejemplo. También Facebook, liderada por mi vieja cliente y amiga Sheryl Sandberg, es otro. Tanto Jeff como Sheryl son líderes conscientes que inspiran a su gente de manera excelente.

En este mundo de redes sociales, y por su experiencia en LinkedIn, ¿Cómo se pueden materializar estos conceptos?

Los conceptos son fáciles de entender, pero difíciles de mantener en la práctica. Son sentido común, pero no comportamiento común. Es igual a una dieta. Todos entendemos el libro, pero la verdadera dieta es cuando uno se sienta a la mesa. Igual con estas ideas. Es simple captarlas, pero luego hay que mantener la disciplina para implementarlas.

Mi experiencia es que la mejor combinación es una experiencia presencial, luego un trabajo de profundización conceptual usando técnicas virtuales y redes sociales para la discusión, y todo eso complementado por el apoyo de un coach o facilitador.

Esa es justamente la metodología que usamos en LinkedIn, que usa Facebook, y muchas otras empresas internacionales como Shell, Axa, Microsoft, Google, etc.

¿Cuál será el eje de su conversación con los empresarios en bogotá?

La importancia del liderazgo inspirador para mantener a una organización alineada y motivada para producir resultados extraordinarios de manera sostenible.

millonarioTucker Hughes tiene solo 22 años y ya es el director de Hughes Marino, una empresa con sede en California dedicada a la compraventa y alquiler de espacios comerciales.

“En los ultimos doce meses he generado un millón de dólares en comisiones en una de las industrias más competitivas del planeta, donde la edad media de mis rivales ronda los 40 años y tiene 10 veces más experiencia en el mundo de los negocios”, asegura el joven emprendedor, que ha querido comunicar al resto del mundo su ‘receta’ del éxito.

Según ha contado al portal Entrepreneur, Hughes tiene un máster “en una prestigiosa universidad”, ha viajado a más de 50 países, ha finalizado 13 triatlones y ha tenido una vida “extremadamente feliz”. Pero no todo lo que brilla es oro, dice.

“Cuando me gradué, me mudé a California para poner en marcha una nueva oficina del negocio de mi familia. Los primeros meses fueron brutales y rápidamente llegué a la conclusión de que el éxito, si existía, iba a ser más complicado de conseguir de lo que jamás había podido imaginar. A pesar de haber tenido una buena vida durante toda mi vida, me preguntaba cómo sobresalir verdaderamente en el mundo real“, desvela en su artículo.

Después de darle muchas vueltas en la cabeza, el joven emprendedor llegó a la conclusión de que el éxito es una combinación de diferentes factores, que enumera de la siguiente manera:

1. La edad es solo un número.

“Cuando empieza a poner excusas por las que no está alcanzando el éxito es cuando todo su trabajo se va al traste. Si de verdad cree que lo puede hacer, lo hará. Además, no hay nada que le guste más a la gente que ver a un joven trabajador, inteligente y dedicado. Así creará una bola de nieve de éxito que sumará a un montón de gente que quiera ser parte de su vida”, dice.

2. Invierta en sí mismo.

Hughes asegura que la mejor inversión que ha hecho ha sido en su propio futuro. “Leer al menos durante 30 minutos cada día, escuchar programas de radio interesantes mientras conduce… No necesita ser ‘un maestro’ en su campo, pero sí que tiene que ser un ‘genio’ bien rodeado, capaz de hablar de cualquier tema (financiero, político, deportivo…). Consuma el conocimiento como si se tratase de aire y ponga su conocimiento en la cima de todas sus prioridades“.

En este punto, el joven millonario asegura que también es importante dedicarse tiempo a uno mismo para cuidarse o mimarse. Él, dice, se da un regalo cada semana en forma de masaje corporal.

3. No se fatigue mentalmente.

La atención es un recurso finito a lo largo del día, por lo que no la malgaste toda. Conserve su energía mental utilizando decisiones fácilmente reversibles lo antes posible y mantenga rutinas que pueda realizar casi de manera automática (ropa del mismo color, desayunos iguales… son algunos ejemplos).

4. Construya una mente resistente.

La gran diferencia entre la mediocridad y el éxito es la capacidad de trabajar de un modo productivo durante varias horas seguidas.

“Trabajar por largos periodos supone haber terminado casi por completo todo el trabajo. Sin esta mentalidad es difícil hacerse un hueco en un mercado altamente competitivo”, explica el joven.

5. Piense en grande.

“Si no tiene escrito en un papel qué quiere conseguir de aquí a un año, cinco o diez, hágalo ahora mismo”, dice el empresario en el artículo escrito para Entrepreneur.

“Yo leo mis metas escritas cada mañana que me levanto. Ahora pregúntese a sí mismo, ¿qué tiene que pasar en un solo año para que logre sus metas establecidas dentro de 10 años?”

Estar en contacto con sus metas a largo plazo, conocerlas, le ayudará a enfocarse en ellas y acercarse cada día un poco más.

6. Crea en sí mismo.

Si no cree usted en sí mismo, ¿quién lo va a hacer? “Alguien tiene que hacerlo y nadie puede impedir que cumpla sus sueños” Por último, advierte que “el éxito un es un derecho” y que si de verdad de quiere obtener “hay que luchar cada día durante el resto de su vida.”

 

 

 

Subir »
FB