Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"
Estás en Negocios:

Los secretos de los negocios exitosos y cómo convertirte en un gran líder

erroresLos negocios emergentes o startups son formas muy difundidas de emprendimiento en el mundo empresarial de esta época.

Son ideas que están en proceso de construcción, y de esa forma salen al mercado. Se lanza un prototipo y lo esperado es que, de frente a los clientes, el producto madure, evolucione y llegue a su mejor versión sobre la base de lo que los consumidores van demandando. Es decir, se escucha al usuario final y se le deja a él la prerrogativa de culminar el proceso creativo.

La gran aceptación que ha tenido este modelo se basa en la promesa de abaratar muchos costos y gastos, además de acortar los tiempos de espera para ver florecer el proyecto. El modelo resulta muy atractivo y gratificante para estos espíritus inquietos que llevan prisa por ver su idea puesta en marcha, pero en el camino hay que tener cuidado. Muchas startups ven frenado su éxito por llevar el modelo a extremos de frugalidad que rayan en la tacañería.

He visto muchos proyectos maravillosos fracasar por salir al mercado en forma apresurada, sin haberse planteado cuestionamientos esenciales. Por el contrario, he atestiguado el éxito de ideas que a simple vista no son tan brillantes pero que han tenido la prudencia de definir conceptos fundamentales y la cordura de cuidar los detalles principales antes de ir a ofrecer su producto o servicio.

Aquí mi propuesta de los detalles que se deben cuidar para evitar errores al emprender en un negocio emergente:

1. Propuesta de valor

Como cualquier empresa, un negocio emergente debe cuidar la propuesta de valor con la que sale a buscar clientes, es decir, no basta con tener una buena idea, hay que convencer al mercado.

Para ello, lo principal es tener claridad al comunicar qué es aquello que estamos ofreciendo. En este sentido, debemos alejarnos de las ambigüedades, de los clichés, del eterno lugar común. Si a mí me ofrecen el mejor servicio, con la mejor calidad, al mejor precio, y, además, me lo entregan en la casa, pero no me saben explicar con precisión qué es y para qué me va a servir, lo más probable es que nunca lo vaya a comprar.

Por lo tanto, si no podemos definir rápido y bien qué estamos proponiendo al mercado, qué necesidad estamos resolviendo y cómo nos diferenciamos de los demás, lo mejor será tomar un poco de tiempo para reflexionar y precisar.

2. Montos y tiempos

Es preciso conocer con exactitud cuánto vamos a necesitar para arrancar el negocio y en qué momento lo vamos a requerir. Es decir, es imprescindible conocer los flujos de efectivo del negocio: cuándo va a entrar el dinero, cuándo va a salir y en qué cantidades.

3. Distribución

La complicidad de los distribuidores es vital para asentar el producto o servicio en la preferencia de los clientes.

La forma en la que vamos a hacer llegar nuestra oferta a los consumidores es la garantía para que el negocio se repita o para que jamás se vuelvan a acercar. La distribución debe cumplir varias promesas: entregar en la fecha compromiso y en forma óptima. El producto no puede llegar tarde ni roto ni echado a perder.

4. Promoción

Éste es el factor crítico que muchos emprendedores pasan por alto.

Los operadores de negocios emergentes deben estar dispuestos a dedicar esfuerzos, tiempo y recursos para llegar al éxito. No, las campañas en redes sociales ya no son suficientes para dar a conocer su producto o servicio; es necesario ir más allá. Los tiempos en los que a través de anuncios en internet se despertaba el interés de los consumidores ya pasaron a la historia. Hoy, muchos negocios alternativos están cayendo en el error de circunscribirse únicamente a promocionarse por medios electrónicos y cosechan resultados pobres.

Es necesario tener en cuenta mayores puntos de contacto con sus clientes objetivo, ir a exposiciones, publicitarse en revistas especializadas, salir a la calle, sensibilizar el mercado: elevar la mano en forma física y decir ¡aquí estoy!

5. Exceso de parquedad

Es verdad, uno de los pilares que sustenta el modelo de startup es la frugalidad, es decir, se basa en un uso moderado de los recursos con el fin de optimizarlos. Se trata de operar estructuras sencillas con costos mínimos para perseguir ganancias que crezcan en forma exponencial.

Sí, el error de muchos emprendedores es que entienden mínimos como sinónimo de nulos. No, no existen proyectos costo cero, que no generen gastos y que además den utilidades. Ser conscientes y cuidadosos con los egresos significa estar pendientes de poner el dinero en lo que de verdad va a redituar. Cuando se cierra la bolsa por completo, le cortamos la fuente de oxígeno al negocio y ahogamos el proyecto.

6. No buscar ayuda

Muchos emprendedores evitan buscar consejo, prescinden de las asesorías y se rehúsan a pagar expertos. Cuando el emprendedor no entiende que es imposible ser experto en todo y se niega a pedir apoyo, se cierra la posibilidad de llevar su negocio a mejor puerto.

Ojos experimentados pueden evitar ciertos riesgos, alertar sobre las debilidades del negocio, saben distinguir oportunidades y cimentar fortalezas que, tal vez, quien emprende no ha logrado vislumbrar.

7. Creer que la ayuda debe ser gratuita

Un error común es pensar que la ayuda, capacitación, consejo debe ser pro bono. Lo que se detenta como gratis, generalmente tiene costos ocultos que de todas formas hay que pagar. Se paga la falta de oportunidad, de precisión, de calidad; se queda a deber un favor, se genera molestia, se bloquea la continuidad.

En cambio, pactando una tarifa adecuada, el emprendedor tiene derecho a exigir y obtener lo que realmente necesita. Los servicios profesionales, el consejo experto, deben ser facturados y pagados con gusto.

Lo entiendo, todos los proyectos de emprendimiento causan mucha ilusión y también desatan muchos temores. Al decidir salir al mercado, no sólo se está hablando de dinero; también está en juego la ejecución de una idea que se quiere ver crecer. Últimamente se ha difundido la idea de que las empresas emergentes nada más necesitan una buena idea para salir adelante. No es así.

Para que las ideas florezcan necesitan claridad, buena distribución, promoción, un monto de inversión bien definido y ayuda experta para salir adelante. No se trata de saltar al mercado con la billetera por delante; se trata de entender cómo y en dónde tenemos que situar los recursos, se trata de enaltecer las miras y de ser generosos con el propio proyecto.

“No debemos de quedarnos a esperar los ecos de los pasos que nunca vendrán”, dice Mr. Lorry en El cuento de dos ciudades de Charles Dickens. Antes, bien, debemos asegurarnos que la multitud de clientes que esperamos, efectivamente lleguen.

costumbresHay muchos empresarios conocidos que han sido grandes líderes: Steve Jobs, Bill Gates, Sam Walton, Richard Branson. Todos ellos han emprendido grandes negocios, ha vivido grandes fracasos y también grandes éxitos.

Hoy vamos a mostraros 10 frases de liderazgo que os ayudarán a recuperar la ilusión y la motivación:

“Los líderes sobresalientes salen de su camino para potenciar la autoestima de su personal. Si las personas creen en sí mismas, es increíble lo que pueden lograr”.

– Sam Walton

Efectivamente una de las principales funciones y habilidades de un líder es motivar a su equipo y formar nuevos líderes. Si se potencian las habilidades, la autoestima y la ilusión de otras personas, éstas pueden llegar a realizar cosas increíbles.

“El gran líder no es necesariamente el que hace grandes cosas. Es el que hace que la gente haga grandes cosas”.

– Ronald Reagan

Un gran líder consigue hacer grandes cosas en equipo porque transmite motivación y pasión a las personas que trabajan con él y son esas personas las que aprenden a traspasar límites y a superarse.

“Los líderes piensan y hablan sobre la solución. Los seguidores piensan y hablan sobre el problema”.

– Brian Tracy

Un líder nunca busca culpables ni pierde el tiempo dando vueltas a un problema, sino que actúa y busca soluciones. Es proactivo y no espera a que las cosas sucedan, sino que las provoca y va a por ellas.

“Para manejar, se necesita usar la cabeza, para manejar a otros, se necesita tu corazón”.

– Eleanor Roosevelt

La empatía y la capacidad de conectar con las personas son habilidades esenciales de un líder que no debe olvidar nunca que trata con personas y que, por lo tanto, debe actuar con toda su sensibilidad.

“El liderazgo efectivo es poner primero lo primero. La dirección efectiva es la disciplina llevada a cabo”.

– Stephen Covey

Para un líder es esencial saber priorizar y distinguir lo que es urgente y lo que es importante. Hacer primero lo primero y tener una disciplina son las claves esenciales de un líder efectivo.

“Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, otras hacen que suceda”.

– Michael Jordan

No nos podemos pasar la vida esperando a que sucedan las cosas, es necesario salir ahí fuera y hacer que sucedan. Los sueños no se materializan por arte de magia, sino que hay que luchar por ellos y esforzarse mucho.

“Las personas no deben sentirse obligadas. Deben ser capaces de elegir a su propio líder”

– Albert Einstein

Hay personas que son líderes por naturaleza y otras personas los siguen porque confían en ellas y se identifican. Un líder suele ser elegido de forma natural por sus habilidades y por la ilusión que genera en la gente.

Reibox BlogSi tuviera que darle a mi yo más joven algún consejo de carrera, sería este: trabaja más inteligentemente y no más tiempo.

El mundo (tus jefes y gerentes de recursos humanos y clientes) conspirará para que te pruebes poniéndote en largas horas de trabajo, pero trabajar largas horas a menudo tiene un impacto contraproducente, a menos que seas un trabajador en la línea de una fábrica. Eventualmente, terminas cansado, en una rutina, y repitiendo los mismos patrones casi lógicos.

“Yo”, me diría a mí mismo, “Vende tu talento, no tu tiempo.”

Un caso del punto: mis mejores artículos generalmente toman menos tiempo para escribir. Mis piezas más inspiradas y populares caen de mi cerebro tan rápidamente que mis dedos apenas pueden mantener el ritmo. Lo contrario es a menudo cierto; mis peores y menos inspiradas obras tardan una eternidad en producirse. Cuando algo es difícil de escribir, muy probablemente también será difícil de leer.

Esto fue cierto a lo largo de las diversas fases de mi carrera. Cuando me alejo de un proyecto desafiante, a menudo descubro una solución elegante. Cuando estoy demasiado en el tema, normalmente termino el trabajo tarde en la noche con una solución mediocre.

Claro, algunos problemas requieren mucho trabajo. Pero igual quieres que te paguen por los resultados, no solo por el tiempo.

Cuando te pagan por el tiempo, estableces una dinámica en la que tu cliente o jefe tiene un incentivo para supervisar todo el tiempo. Pero cuando te pagan por los resultados, la dinámica cambia a: vuelve cuando tengas algo que mostrarme.

Para el talento inspirado (por esto me refiero a ti), vender resultados es la mejor opción. Elimina las antiguas limitaciones en tus ingresos y producción. Esto se debe a que los demás se enfocan en el valor que les entregas, en lugar de cuánto tiempo te tomó hacer esto. Una solución de $10,000 puede tomarte sólo dos horas para crearla, especialmente a medida que tu experiencia crece.

Del mismo modo, vender resultados te motiva a elevar constantemente el calibre de tu trabajo. Es un incentivo natural para adoptar una mentalidad de crecimiento y empujarte constantemente a ti mismo para apuntar más alto.

Un punto importante: Dije apuntar más alto, no trabajar más duro. A lo largo de los años, he notado que las personas que ganan más dinero (directores generales, consultores superiores, fundadores de startups) no son las que trabajan más horas. Sí, trabajan duro, pero su trabajo por lo general implica varios proyectos y la cantidad de tiempo que le dedican a cualquier esfuerzo generalmente es muy pequeña.

Ellos confían en el talento y la experiencia, en lugar de en la fuerza bruta.

Por ejemplo, echa un vistazo a la foto de este artículo. Me hizo pensar en lo que hacen los principales consultores. Ellos averiguan cómo resolver un problema, entonces contratan a un grupo de consultores más jóvenes para entregar esa solución y una y otra vez y otra vez. En efecto, duplican sus yo más jóvenes.

Muy inteligente, muy rentable.

Vende tu talento, no tu tiempo.

manualLos emprendedores luchamos todos los días contra nuestros demonios empresariales.

Somos seres que vivimos diariamente de la auto-motivación y de la auto-determinación. Es muy común que la cuesta hacia arriba se dura y se prolongue por largos periodos de tiempo y por ese motivo muchas veces los emprendedores pierden la fe en su proyecto y en ellos mismos.

Es por ello, que he desarrollado las siete leyes que los emprendedores deben traer consigo y recordárselas todos los días:

1. ¿Te caíste? ¡Levántate!

Ya sabías que no iba a ser fácil ser emprendedor. Recuerda hoy por qué lo eres.

Siempre te has sabido un luchador. No importa cuántas veces te caigas; siempre te levantarás, hasta el día que mueras. No importa cuántos fracasos colecciones. Todos ellos son cicatrices que te están ayudando a aprender y muchas veces pueden ser más valiosos, inclusive que un mismo logro. Al final, todo esto valdrá la pena. Te lo aseguro.

2. ¿No es por ahí? Inténtalo por otro camino

Si ya comprobaste por todos los medios posibles que la estrategia utilizada para llegar a tu objetivo no es la adecuada y no te está dando resultados, detenla. Haz un alto en el camino. Hay una frase que dice: “A veces es necesario reducir la velocidad para acelerar”. Es momento de hacerlo.

Aparta un día completo en tu agenda y en una hoja en blanco escribe todo lo que creas que ha funcionado y todo lo que creas que no. Este simple análisis te hará pensar cuales son los elementos de tu estrategia que no están funcionado y replantea los que puedas mejorar; si es necesario empieza todo de cero. Pero lo más importante es que no dejes de intentarlo. Muchos emprendedores logran el éxito gracias a su perseverancia, intentándolo una y otra vez, pero no siempre es por el mismo camino.

3. Recuerda: estás haciendo lo que más te gusta

Lo que es seguro es que estás en el lugar correcto: Haciendo lo que más te gusta. Eso, de entrada, ya es una gran ventaja. Si de verdad quieres seguir dedicándote a lo que más te gusta el resto de tu vida laboral, es necesario que sigas intentando. Eventualmente lo lograrás.

Ahora, siempre está la opción de trabajar para alguien más, pero ¿después de ser emprendedor, te gustaría? Mejor inténtalo una y mil veces más y dedícate a hacer lo que más te gusta, por el resto de tu vida.

4. No estás solo: aprovecha tu red de contactos (Networking)

Por alguna razón, los emprendedores de repente nos sentimos aislados. Como si nuestro trabajo dependiera 100% de nosotros mismos.

Es necesario que utilices a tu red de contactos, empezando por tus amigos cercanos y no tan cercanos. No me refiero solamente para obtener recursos; la gente cercana a ti te puede aportar en muchas cosas: opiniones, consejos, ideas o información que pueden contribuir de manera muy valiosa a tu negocio. Sal, visítalos, platica con ellos y ábrete sinceramente. Te sorprenderás del valor de tu red.

5. Si no sabes, aprende o asesórate

Los emprendedores somos autodidactas por naturaleza. Si no sabes cómo se hace algo, afortunadamente vivimos en la era digital donde podemos aprender a hacer prácticamente cualquier cosa en la red. Esto te ahorrará mucho dinero, aunque implicará horas de extras de trabajo.

La otra opción es buscar a alguien con quien puedas hacer un intercambio de conocimiento o también aprovecha si tienes algún amigo que se dedique a eso y te dé asesoría gratis. Habrá casos específicos donde requieras de algo que sea muy especializado y esencial para tu negocio; ahí será el momento de invertir.

6. Siempre sé positivo y feliz

Desde mi punto de vista, uno de los requerimientos esenciales del emprendedor es mantenerse en un estado mental positivo. ¿Cómo se logra esto? Primero es estar consciente de que tienes que estarlo; después, buscar en todo momento ver el lado positivo de las cosas. Además de una auto-programación mental, existen varias formas que ayudarán:

Haz ejercicio, medita, escucha música, dedica tiempo a actividades que disfrutes. El secreto es no dar espacio a que la negatividad entre en tu mente, por más preocupaciones o problemas que tengas en tu negocio. Ocúpate y no te preocupes. Sé positivo, y, por lo tanto, feliz en tu trabajo.

7. Celebra los éxitos

Muchos humanos (incluyendo los que emprenden) tendemos inconscientemente a darle más peso a las cosas negativas que nos pasan, que a las cosas positivas con las que contamos. Por ello, es muy importante que cuando tengamos un éxito en nuestro proyecto, lo celebremos y disfrutemos el logro. Esto nos traerá más éxitos, ya que nos pondremos en una situación mental positiva y “lo positivo llama a lo positivo”. ¡Celebra hasta el más mínimo logro!

Ojalá alguna o varias de estas siete leyes puedan cambiar o fortalecer el estado de ánimo, la perspectiva o la fe de muchos emprendedores, y contribuyan a su éxito.

Bill GatesAquí compartimos las mejores lecciones de Bill Gates, co-fundador de Microsoft, venerado por unos y odiados por otros, que ha conseguido coronarse varias veces como el hombre más rico del mundo:

1. Ama lo que haces

Desde su primera interacción con una computadora, la cual ocurrió en la escuela privada de Seattle donde estudió, Bill Gates se sorprendió del funcionamiento de esta máquina y se convirtió en un aficionado de la informática. Desde joven se hizo programador y, de hecho, no terminó sus estudios en la Universidad de Harvard para dedicarse de lleno a su empresa de software.

Además, a Bill Gates le apasiona tanto la tecnología y las posibilidades de ésta que a la par de Microsoft ha trabajado en otras iniciativas que buscan desde alternativas energéticas confiables hasta diseños de condones que brinden mejor experiencia y seguridad.

2. Encuentra mercados poco aprovechados

Gates (por suerte o intuición) supo advertir que en la informática de consumo existía un mercado igual de valioso en la fabricación de hardware como en la de software. Así que mientras que sus competidores luchaban por crear las mejores computadoras, Bill se enfocó en desarrollar sistemas operativos que le permitieron crecer y expandirse con muy poca competencia.

3. No inventes el hilo negro

A Bill Gates se le ha acusado muchas veces de falta de creatividad e innovación. Apple incluso demandó a Microsoft por considerar que Windows era un plagio de la interfaz gráfica de su Macintosh.

Por otro lado, desde la creación del MS-DOS, que vendió a IBM y que después se convertiría en Windows, el modelo de negocio se mantendría durante los siguientes años: crearía sistemas operativos que pudieran funcionar en diferentes equipos y que incluyeran programas que sólo pudieran usarse con ese software. Asimismo, no es secreto que las actualizaciones de Windows no significan grandes cambios, sino pequeñas mejoras al anterior. Pero una cosa es clara: este método le ha funcionado… muy bien.

4. Aprende de los fracasos

Una de las mejores frases de Bill Gates es “Está bien celebrar el éxito, pero es más importante prestar atención a las lecciones del fracaso”. Y es que el co-fundador de Microsoft, como todos, ha enfrentado varias caídas. Entre ellos productos fallidos como Windows Me millenium, Microsoft Bob (una app que ayudaba al quehacer diario) y Windows Vista.

Además, su introducción al hardware no ha sido del todo exitosa (con la línea de ordenadores Surface y la adquisición de Nokia), por lo que hace unos meses tuvo que despedir a 18,000 empleados.

5. Rodéate de los mejores

Desde sus inicios como emprendedor, Bill Gates supo que la clave del éxito está en rodearse de gente inteligente y contratar a los mejores empleados. Esto lo supo desde que inició la compañía junto a su amigo Paul Allen, quien también era un aficionado de la informática.

Gates ha señalado que además del talento y la inteligencia, la política de su área de Recursos Humanos es contratar gente apasionada, que comparta la cultura corporativa y desee enfrentar nuevos retos. En una entrevista, el empresario dijo “cuando tienes a personas inteligentes trabajando contigo, quieres mantenerlas estimuladas”.

6. Obtén las mejores lecciones… de donde sea

Bill Gates siempre ha aceptado ser fanático del bridge y que este juego constituye la actividad más preciada de su tiempo de ocio. Aunque se considera un jugador promedio, dice que jugarlo le permite estudiar a las personas y entender sus estrategias para convertirse en grandes jugadores. Este juego (que involucra alianzas, desarrollo de estrategias, anticipación de la actuación de los demás y responder a lo inesperado) es parte importante de su desarrollo como hombre de negocios.

7. Entiende tus etapas como emprendedor

En los inicios de la empresa, Gates trabajaba prácticamente todo el día e incluso en repetidas ocasiones se quedó a dormir en su oficina. Sin embargo, conforme el negocio fue creciendo, cambió su mentalidad hacia el trabajo y su papel en la empresa.

En 2008 (a los 52 años) dejó sus labores diarias en Microsoft para dedicarse principalmente a sus fundaciones y mantener únicamente el enfoque en el área del producto.

Todo emprendedor debe aprender este ciclo: en un comienzo, el negocio requerirá sacrificios y mucho trabajo, pero con el tiempo debes aprender a delegar y dejar una cultura empresarial que continúe aun cuando no estés.

8. Ser un nerd vale la pena

Bill Gates dijo “Sé bueno con los nerds, las probabilidades indican que termines trabajando para uno de ellos”.

No hace falta conocer su historia o tener una reunión cara a cara con él para darse cuenta que él mismo es un “nerd”; a simple vista es: sus lentes, sus suéteres de cuello cerrado y su peinado lo delatan. Pero también es un buen ejemplo de que para triunfar debes ser auténtico y fiel a ti mismo, y que algunas cualidades de los geeks (como la pasión, la obsesión por el trabajo y el conocimiento) son esenciales de la gente exitosa.

9. Sé generoso con tu sociedad

Bill Gates es tan conocido por lado empresarial como por el filantrópico. Junto a su esposa Melinda dirige la Fundación Bill y Melinda Gates, dedicada a reequilibrar oportunidades en salud y educación a nivel local, especialmente en las regiones menos favorecidas. Hoy en día su fundación es la más grande del mundo por lo que respecta a la cuantía de sus aportaciones económicas a toda clase de programas de ayuda, investigación y desarrollo.

10. Ten una buena vida personal

Además de tener un matrimonio sólido y una activa vida familiar, Bill Gates reconoce la importancia de conservar hobbies. En su caso, es un amante del bridge y una de sus mayores satisfacciones es ver a su hija montar a caballo. Además, en un chat en Reddit el empresario admitió que lava los platos en su casa todas las noches y que es una actividad que realmente disfruta.

negociacionesHay mujeres que ya empezaron a crear su propio negocio, se han atrevido a ser freelance o incluso pretenden realizar su startup.

Tienen un gran mérito porque están acostumbradas a trabajar duro y a entrarle con todo a las diversas áreas del negocio, sin embargo a muchas les falta algo… cuando deben negociar se congelan, se asustan y no saben cómo hacerlo.

Les resulta difícil acercarse a los inversionistas, aumentar sus tarifas o hablar de dinero y contratos de cualquier tipo.

Las mujeres tienen una falsa idea sobre su insuficiencia cuando se trata de la negociación, señala el sitio psychcentral.com

Entonces ¿Cómo sentirse cómodo cuando pedimos lo que deseamos y merecemos?

Hay que empezar cambiando algunas creencias fundamentales que tienes sobre ti misma y tu capacidad para negociar. Sólo a partir de ahí puedes desprenderte de eso que te ha estado bloqueando para conseguir los precios, los contratos y las ofertas que deseas y las necesidades que tu negocio requiere.

¿Cuál de estas creencias auto-limitantes te está deteniendo para realizar transacciones y además limita tus posibilidades de éxito?

Primera creencia auto limitante: ‘Yo no soy del tipo de personas que saben negociar’

Las mujeres a menudo atribuyen su éxito a la suerte o la ayuda alguien más, en lugar apropiarse de la idea que ha triunfado debido a su propio esfuerzo en el trabajo y sus fortalezas. Pero si quieres tener éxito, tienes que dejar de lado la falsa idea de que la habilidad de negociación es lo tuyo o no lo vas a lograr. La negociación es una habilidad que sí tienes y que además puedes aprender.

Es como un músculo, hay que practicar para fortalecerlo, en este caso fortalece el ‘pedir’, pide de una forma y de otra para lograr tu objetivo, negocia y negocia y vuelve a negociar, eso te dará el poder que necesitas y más.

Otra creencia auto limitante: ‘No me gusta hablar de dinero y números’

Muchas mujeres se sienten incómodas con la confrontación. Les preocupa la idea de lo que la gente pueda pensar de ellas, de que las puedan tachar de agresivas, tienen miedo de lo que dirán las personas, pero esos pensamientos que te causan ansiedad debes enfocarlos a una pregunta ¿Qué es lo que realmente hay detrás de esas molestias de las otras personas?

Una creencia más que es auto limitante: ‘No voy a conseguir lo que quiero, así que ¿para qué me molesto en hacerlo?’

Muchas mujeres tienden a operar a partir de un modo de ‘pensar en pequeño’, mientras que los hombres piensan sobre sus empresas en términos de verdaderas empresas. Muchas mujeres viven con la idea del poder ‘suficiente’ y cruzan los dedos para que otra persona ‘nos haga el favor’ al aceptar trabajar con nosotros. Esta mentalidad de escasez se debe cambiar, ya que es perjudicial y poco realista.

erroresEn 1995 fundé mi primera empresa.

Comencé tal como decían los manuales de administración de la época: hice mi plan de negocios, fui con él a solicitar un préstamo, renté oficinas, contraté diez personas y pagué publicidad. En poco tiempo tenía clientes y me sentía indestructible, pero fueron pocos meses de éxito.

Los gastos rebasaron las ganancias y mi falta de experiencia se hizo presente. Está de más decir que mi empresa se fue a la quiebra.

En ese momento no lo sabía, pero cometí muchos errores, entre ellos:

• Comencé operaciones suponiendo lo que querían mis clientes, nunca evaluando si de verdad eso es lo que necesitaban.

• Solicité un préstamo. Si iniciara de nuevo, no lo solicitaría para ese giro de negocio, pues ya conozco muchas formas de conseguir recursos o administrar los que ya tengo.

• Creé un sistema de recursos humanos, que dependiera enteramente de estos.

Aunque los primeros puntos son importantes, voy a centrarme en el último: el sistema de recursos humanos.

Mi empresa era una agencia de colocación de personal que dependía enteramente de éstos y eso me generó muchos problemas.

Como te comenté anteriormente tenía diez empleados incluyendo una persona de limpieza. Después comprendí que una agencia de servicios podría encargarse de ella y así no tendría un empleado en nómina.

Tenía otro trabajador que llevaba documentos a los clientes, es decir, un mensajero. Sí, tampoco sabía que podía contratar un servicio que se encargara de esto.

El resto del equipo hacía un trabajo más técnico, pero realmente con una sola persona se podía cubrir la demanda existente.

Primer error dentro del sistema de recursos humanos: tenía exceso de personal. Era lógico que mi empresa se fuera a la quiebra, pero no sólo tuve ese error, hubo muchos más.

¿Qué haría diferente ahora? Lo primero que haría, sería no construir un sistema de recursos humanos.

Hay cinco sistemas para ganar dinero y el de recursos humanos es el que menos dinero nos proporciona:

1. Sistema de rentas
2. Sistema de infoproductos y software
3. Sistema de contenidos
4. Sistema de distribución
5. Sistema de recursos humanos

Si ahora montara esa empresa, lo haría de la siguiente forma, de acuerdo a los sistemas anteriores:

• Crearía una plataforma en internet, donde los que buscan empleo, encontraran a los que lo proporcionan.

• Insertaría publicidad a esa plataforma para generar ingresos.

• Vendería un curso para descarga sobre cómo buscar empleo.

• Escribiría un libro sobre el mismo tópico.

Crearía una plataforma en específico para búsqueda de empleo otra para cursos y una distinta para los libros. Pagaría sólo una comisión por cada venta, pero ellos se encargarían de la administración.

Se trata de aprovechar al máximo lo que ya existe para no gastar tiempo, dinero y esfuerzo.

Comienza con lo que tienes y ve adquiriendo más recursos conforme vayas avanzando, así funcionan los negocios en la actualidad.

Richard BransonSer y volverte un emprendedor no es una tarea fácil. Y para muchos, dejar el trabajo de 9am a 6pm para perseguir sus sueño emprendedor tiempo completo no es la opción y se entiende pues un trabajo así te brinda estabilidad y claro, dinero para poder mantenerte.

De acuerdo con Branson, ésta es la manera idónea de generar los recursos suficientes para lanzar tu propia empresa.

“Trabajar en un empleo que te gusta tiene muchas ventajas a la hora de planear tu propia empresa” escribió el fundador de Virgin Group en el blog de su compañía. Ya que independientemente de la estabilidad y el apoyo financiero que este empleo te brinde, “también te otorgará la facilidad de hacer contactos importantes para el futuro”.

Aunque esto tampoco significa que trabajes en un lugar solamente para pagar deudas. Para encaminarte al éxito como emprendedor tienes que trabajar dentro de una empresa que te beneficie en el futuro, afirma Branson.

Se trata de aprovechar esas 40 horas a la semana para crecer, aprender y expandirte en una red que te interese para así generar habilidades importantes. “Asegúrate de escoger una industria que te interese y te ofrezca libertad y responsabilidad” escribe.

Aunque encontrar la industria indicada no es cosa fácil. Si no sabes por donde empezar “pregúntate a ti mismo: ¿es esta la industria a la que te gustaría entrar en el futuro? ¿Tu puesto hace que te retes a ti mismo? ¿Tu trabajo te ofrece la libertad y responsabilidad necesaria para no sentirte frustrado? Ésta última es súper importante. Trabajar para alguien puede representar lo mejor para ti o lo peor” aconseja Branson

En cuanto al emprendimiento, Richard Branson es una fuente bastante confiable, al igual que su empresa ya que Virgin Group “ama” inspirar a los emprendedores, aunque eso a veces signifique perderlos dentro de la empresa.

“Hemos perdido a mucha gente exitosa en Virgin Group por ‘culpa’ del emprendimiento, y siempre los he apoyado para llevarlo a cabo”. 

“Nosotros intentamos empoderar gente que sienta que son sus propios jefes” platica. “Esta estrategia los alienta a pensar de manera más emprendedora y previene a los equipos de estancarse. Al final de cuentas los emprendedores son solucionadores de problemas, y bueno, ¿quién no querría un equipo de pura gente que sepa cómo resolver problemas?

decisionesLas multinacionales saben que tomar las decisiones más importantes hace parte de un largo proceso en donde se analizan gran cantidad de variables. Desde las que tiene que ver con el flujo de caja, hasta las que se relacionan con los principios de filosofía entre las compañías.

Frecuentemente, cuando se dan las grandes fusiones y adquisiciones se ponen a de manifiesto los motivos que llevaron a las empresas a aunar sus esfuerzos.

Es común entre los líderes encontrar argumentos como “Hallamos en esta firma el socio para…” o “encontramos en los trabajadores unos ideales en común que buscamos en todas nuestras líneas de negocio”. Pero este es tan solo un ejemplo de qué hacen las corporaciones más grandes, especialmente en lo relacionado con tomar alguna determinación. Y es importante aprender de estas firmas el paso a paso de ese complejo proceso.

Una mala decisión puede llevar a la ruina. Una buena decisión, en el momento menos oportuno, puede salir más costosa. Una decisión acertada puede evitar una tercera guerra mundial.

Nos tomaremos una pequeña licencia editorial en este punto. Un hombre ruso, en 1983, cuando la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética estaba en pleno apogeo, se dio cuenta de un fallo en su radar.

Hablamos de Stanislav Petrov, coronel del ‘ejército rojo’ quien detectó en su sistema de vigilancia la aproximación de un misil, después aparecieron cuatro más. En vez de seguir los protocolos y avisar a sus superiores, tomó la decisión de esperar y al final, no ocurrió nada. Este acto le representó el repudio de sus propios superiores y un reconocimiento tardío en la cultura occidental. Cuando se le llamó a descargos de por qué actuó de esa manera, respondió: “La gente no empieza una guerra nuclear con tan solo cinco misiles”. Por no hacer nada, fue dado de baja y vivió en el ostracismo. Sin embargo, esa decisión de no oprimir el botón evitó una catástrofe.

Mucha ‘cháchara‘, ahora sí las lecciones

Ahora sí, volviendo al tema, la revista Alto Nivel habló con el consultor en toma de decisiones Ernesto Weissmann, quien ha asesorado estos procesos en empresas como Coca Cola, BBVA, Pfizer y otras. Para él, una de las lecciones de éxito que se deben aprender las nuevas generaciones, en particular con las empresas del mundo digital, es que se han vuelto más eficientes en el proceso de toma de decisión.

“Las compañías digitales tienen una cultura que fomenta que la gente se anime más a participar: su forma de trabajo, más segmentada que los modelos piramidales, permite mayor rapidez en el proceso”, dice. Ejemplos por el mundo los hay en Uber, Uber, Waze, Facebook y Google. Todas ellas lanzan sus productos con mayor rapidez y dan la impresión de moverse más velozmente que las grandes firmas.

Para el asesor, cuyas opiniones fueron replicadas por el portal del World Economic Forum, estas son las lecciones que se pueden aprender de las corporaciones más grandes para que la toma de una decisión sea exitosa:

Entender el objetivo de la decisión

Quien decide debe tener claro el propósito de lo que busca con su decisión, pues los objetivos son muchos. Todas las decisiones deben tener un fin, si no hay tal, tampoco hay una alternativa posible.

Los caminos posibles

¿Cuáles son las opciones para llegar a ese fin? Las empresas típicamente tienen ahí un gran desafío, pues normalmente hacen lo que les ha acostumbrado su zona de confort, pero esa es la constante a repetir las mismas acciones y complicar el camino a la innovación.

Los riesgos

Se trata de la incertidumbre que cada alternativa conlleva. Entender bien los riesgos y analizar sus implicaciones es el tercer punto en importancia.

Generar planes de contingencia

Se trata de una o varias estrategias en caso de que la decisión culmine en un mal escenario, de forma que el daño sea controlable.

Elige

Momento de decantarse por la mejor alternativa. Aquí se conjugan elementos como la información, las herramientas, la implementación, el recurso humano y la anticipación a los problemas.

Reibox BlogAmber Venz Box siempre tuvo un espíritu emprendedor.

La reciente integrante de la lista Forbes 30 debajo de los 30s para el comercio al por menor y comercio electrónico le dijo a Business Insider que ella comenzó su propio negocio en la escuela vendiendo faldas del jean.

“Eso fue cuando las faldas de jean estaban de moda,” dijo Box. “Me di cuenta de cómo hacer lucir el jean usando; jeans viejos, lejía y maquinillas de afeitar.”

Estaba en sexto grado.

El negocio no duró mucho tiempo. Box aún no había aprendido una de las lecciones más fundamentales de los negocios: el precio de mercado de los bienes de una empresa debe exceder el costo de producción.

“Además, mis maestros no lo tomaron muy bien mandando mis mercancías a la última fila de las clases,” añadió Box.

Para el momento en que Box era una estudiante universitaria ya era una emprendedora experimentada. Estaba haciendo $ 100,000 al año con un negocio de joyería que comenzó cuando estaba en su último año en la escuela secundaria.

“Las estaba haciendo en mi dormitorio y luego las vendía a los grandes almacenes locales de Dallas,” dijo Box.

El amor de Box por la moda y el comercio minorista creció a medida que pasaban los años. En 2011, cuando tenía 23 años y trabajaba como personal shopper, lanzó un blog para atraer potenciales clientes. Ese proyecto llevó a la creación de RewardStyle, una plataforma que permite a los llamados influyentes “ganar dinero con sus contenidos sociales.”

En 2014, en respuesta a la explosiva popularidad de Instagram, Box lanzó LIKEtoKNOW.it. El servicio hace posible que los usuarios compren los artículos que sus influenciadores favoritos de Instagram publican. Cuando un comprador le gusta una foto en Instagram, recibe un correo electrónico con información sobre dónde pueden comprar el artículo que les gusta. Desde 2014, los compradores han comprado por más de $ 250 millones en mercancías a través del servicio.

El 6 de marzo, LIKEtoKNOW.it lanzó una aplicación que les permitirá a los consumidores comprar productos a los que hacen captura de pantalla.

Según un comunicado de prensa, “Al descargar la aplicación, los consumidores obtienen una notificación con información sobre el producto lista para compran cuando le hacen una captura de pantalla a la imagen de algún influenciador habilitado desde el móvil, incluyendo el contenido que descubren dentro de las plataformas sociales móviles cerradas como Instagram y Snapchat.

Box le dijo a Business Insider que ser una joven emprendedora vino con numerosos desafíos. Uno de los obstáculos más difíciles fue lograr el equilibrio perfecto entre su vida personal y su vida profesional. El hecho de que su marido fuera su socio comercial hizo que esa tarea sea una tarea especialmente desalentadora.

“En los primeros días, mi esposo Baxter y yo compartimos un teléfono y un escritorio,” dijo, “con el tiempo se hizo difícil tener una relación saludable.”

Box dijo que ella y su marido superaron esto fijando límites alrededor de su día de trabajo y vida personal.

“Incluyen cosas sencillas como designar tiempos cuando nos permitimos hablar del trabajo, cuando empezamos nuestro día de trabajo y cuando lo terminamos, y reduciendo el número de eventos nocturnos a los que nos comprometemos,” dijo Box.

Le pedimos a Box que compartiera su mejor consejo para los jóvenes aspirantes a emprendedores sobre comenzar su propia empresa. Ella dijo que deberían considerar lo siguiente:

Aprende todo lo que puedas sobre tu industria.

Aprende qué motiva a la gente de tu industria y aprovecha todas las oportunidades que se crucen en tu camino.

Cuando estaba en la universidad aproveché las pasantías en diferentes ciudades y diferentes sectores de la industria de la moda con el fin de exponerme a todo.

Sé tu propio cliente.

Creamos RewardStyle para crear algo que yo realmente necesitaba. Busca problemas en tu propia vida, un problema real que tú y otras personas tengan, e intenta solucionarlo. Y si sigues siendo tu propio cliente, entonces serás capaz de criticar adecuadamente y mejorar tu producto.

Construye el equipo adecuado.

El equipo fundador es vital para el futuro éxito de una empresa.

Si eres una empresa de tecnología (y la mayoría de las startups en estos días se ocupan de algún tipo de tecnología) entonces tienes que encontrar ingenieros con experiencia. Van a ser más caros, pero valen la pena. Contratar ingenieros más baratos resultará en un montón de cuellos de botella y te causará una tonelada de dolores de cabeza.

La segunda cosa es encontrar personas con experiencia operacional tan pronto como sea posible. Tú puedes tener la visión, pero necesitas la gestión. Y no subestimes la importancia del marketing. Puedes tener una gran idea, pero si no tienes un equipo sólido o recursos para comercializarlo, entonces esa idea no irá a ninguna parte.

sistemaSiempre se ha dicho que eres tan fuerte como la mayor de tus debilidades. Pues tu empresa es tan fuerte como el más débil de tus procesos.

Si dibujas los procesos de tu empresa, verás que no los puedes dibujar de forma independiente y si lo puedes hacer es que no los estás dibujando bien. El dibujo que te saldrá será un Mapa de Procesos interconectados en los cuales las entradas de un proceso serán las salidas de otros procesos.

Si a esto le unimos los factores externos de la empresa, que no lo son tanto y que la unidad mínima de trabajo de una organización no es el trabajo individual sino el proceso de trabajo, la cosa se complica un poco, aunque no es bien cierto, sería más correcto decir que la “cosa” se vuelve más compleja.

De forma que da igual lo fuertes que sean tus procesos ya que estarán determinados por el proceso más débil. Esto es debido a que tu empresa es un sistema. Por lo tanto, si quiero mejorar mis procesos y ser más “fuerte”, el punto de partida será entender qué es un sistema y como funciona.

En resumen, ¿por qué hablar de sistemas en la empresa? Así que vamos allá.

¿Qué es un sistema?

Un sistema es una “entidad” cuya existencia y funciones se mantienen como un todo por la interacción de sus partes en busca de un propósito común.

Todo sistema se fundamenta en la interacción de las partes que lo forman, en consecuencia, las relaciones entre las partes y su influencia mutua son más importantes que la cantidad de partes o el tamaño de las mismas. Es fundamental entender y tener en cuenta que el sistema tiene características que no se encuentran en ninguna de sus partes y que sólo aparecen cuando estas interactúan.

Te pongo un ejemplo. Observa un piano, desmóntalo y búscame en qué parte se encuentra el sonido. No lo vas a encontrar, el sonido sólo aparece cuando interactúan las partes del sistema. Son lo que se llaman “propiedades emergentes del sistema”.

01

Por lo tanto, podríamos decir que:

• Los sistemas tienen propiedades emergentes que no se encuentran en las partes que los componen.

• No se pueden predecir las propiedades de un sistema dividiéndolo y analizando sus partes.

• Si descomponemos las partes de un sistema, perdemos sus propiedades emergentes.

• Cada parte del sistema, por pequeña que sea, influye en el comportamiento del sistema.

• El modo en que se relacionan unas partes dan capacidad para influir en todo el sistema.

• Modificar una parte significa modificar todo el sistema. Cuando modificamos una parte, la influencia se propaga por todo el sistema (efectos secundarios).

• Las partes mostrarán resistencia al cambio porque implicará que ellas también deberán cambiar.

• Si conocemos el sistema podremos predecir y modificar los efectos secundarios, de forma que podremos reducir los negativos y potenciar los positivos.

Un error muy frecuente que se comete es aislar una de las partes (por ejemplo, un proceso) e intentar optimizarlo. Cometemos un doble error:

1.- Por una parte, al aislarlo, estamos dejando de tener en cuenta características del sistema que no están en la parte pero la condicionan.

2.- Y por otra parte, estamos dejando de contemplar las interacciones entre las partes.

02

Tipos de sistemas

Existen dos tipos de sistemas fundamentalmente, los simples y los complejos. Me voy a centrar en los sistemas complejos, dentro de los cuales tenemos,

Complejidad de detalle

03

Complejidad dinámica

04

La primera acción, por lo tanto, es determinar qué tipo de sistema tenemos, pero no te preocupes, ya te lo adelanto, las empresas son sistemas de complejidad dinámica.

Cuando se observan los patrones que conectan las partes, y no sólo las partes, se descubre un hecho muy singular. Sistemas formados por partes muy distintas y con funciones completamente diferentes pueden estar organizados en torno a las mismas reglas generales.

Su comportamiento dependerá de cómo se conectan las partes, más que de cuales sean esas partes. Será posible hacer predicciones acerca de su comportamiento sin tener un conocimiento detallado de las partes. Es posible comprender sistemas muy diferentes e influir sobre ellos utilizando los mismos principios.

Los pilares de los sistemas

Existen tres pilares sobre los que se sustentan los sistemas:

1.- Procesos de retroalimentación reforzadora

• Motores de crecimiento –> Efecto espiral

• Pequeños actos provocan grandes consecuencias

05

2.- Procesos de retroalimentación compensadora

• El sistema busca la estabilidad a través de la auto-corrección para mantener la meta u objetivo.

• Estos procesos son más difíciles de ver porque a menudo parece que no está pasando nada.

06

3.- La demora

07

Las leyes que rigen los sistemas

“Los problemas de hoy derivan de las soluciones de ayer”

A menudo nos desconcierta la causa de nuestros problemas, cuando sólo necesitamos examinar nuestras propias soluciones a los problemas del pasado. Las soluciones que simplemente desplazan los problemas a otra parte del sistema a menudo pasan inadvertidas porque quienes resolvieron el primer problema no son los mismos que quienes heredan el nuevo.

“Cuanto más se presiona, más presiona el sistema”

• Intervenciones bien intencionadas provocan respuestas del sistema que compensan los frutos de la intervención.

• Dejo de fumar – Engordo – Pierdo autoestima – Vuelvo a fumar para combatir el estrés.

• Pierdo mercado – Marketing más agresivo – Mayor coste de publicidad – Aumento temporalmente clientes – Incremento costes – Reduzco gastos – Disminuye la calidad del servicio – Pierdo clientes

“La conducta mejora antes de empeorar”

• Las decisiones basadas exclusivamente en el corto plazo tienen consecuencias en el medio / largo plazo.

• Siempre hay maneras de lograr que las cosas luzcan bien en el corto plazo. Los efectos de la retroalimentación compensatoria llegan inevitablemente, pero más tarde.

• Eliminar un problema no elimina las causas que lo originaron. Este volverá a presentarse amplificado tarde o temprano.

“El camino fácil lleva al mismo lugar”

• La insistencia en soluciones conocidas mientras los problemas fundamentales persisten o se empeoran es un buen indicador de pensamiento asistémico.

¿Dónde se le cayeron las llaves?

Junto a la puerta

¿Entonces por qué busca aquí?

Porque junto a la puerta no hay luz

“La cura puede ser peor que la enfermedad”

• A veces la solución fácil o familiar no sólo es ineficaz, sino adictiva y peligrosa.

• Mejoras de corto plazo que conducen a una dependencia de largo plazo.

“Lo más rápido es lo más lento”

• Para la mayoría de los empresarios la mejor tasa de crecimiento es “rápida” o “muy rápida”, sin embargo, el crecimiento tiene una tasa “óptima”.

• Cuando el crecimiento se vuelve excesivo, el sistema procura compensarlo aminorando la marcha y en ocasiones poniendo en jaque la supervivencia de la organización.

“La tortuga es más lenta, pero gana la carrera”

“Causa y Efecto no están próximos en el tiempo y el espacio”

• Efecto: Síntomas obvios que indican la existencia de un problema.

• Causa: Interacción del sistema generadora de los síntomas y la cual, una vez identificada y modificada, puede conducir a mejoras duraderas.

• La mayoría pensamos que causa y efecto están próximos en el espacio y en el tiempo. Si hay un descenso de las ventas, buscamos la causa en el Dpto. de ventas.

• Hay una disparidad entre nuestros modelos mentales y la realidad de los sistemas complejos.

• El primer paso para corregir esta disparidad consiste en abandonar la noción de que causa y efecto están próximos en el espacio y el tiempo.

“Cambios pequeños pueden producir resultados grandes. Pero las zonas de mayor apalancamiento a menudo son las menos obvias”

Las soluciones obvias no funcionan, a lo sumo introducen mejoras a corto plazo que luego empeoran la situación.

• El pensamiento sistémico enseña que los actos pequeños y bien focalizados a veces producen mejoras significativas y duraderas si se realizan en el sitio adecuado.

• Afrontar un problema dificultoso requiere ver donde se encuentra el punto de apalancamiento, un cambio que con un mínimo esfuerzo llevaría a una mejora duradera y significativa.

“Se pueden alcanzar dos metas aparentemente contradictorias”

• Ejemplo: Elegir entre BAJO COSTE y ALTA CALIDAD

• Ciertas mejoras básicas en los procesos pueden evitar repetición de tareas, eliminar inspecciones, reducir quejas de los clientes, disminuir costes de ineficiencia, aumentar la lealtad de los clientes, etc…

• Se pueden alcanzar ambas metas si se está dispuesto a esperar una mientras se concentra en la otra.

• Muchos dilemas aparentes son producto del pensamiento estático.

• Se presentan como opciones rígidas entre esto y lo otro porque pensamos en lo que es posible en un punto fijo del tiempo

“Dividir un elefante por la mitad no genera dos elefantes pequeños”

• La comprensión de la mayoría de los problemas requiere ver la totalidad del sistema que genera dichos problemas.

• A veces las personas decidimos dividir un elefante en dos. En tal caso no se obtienen dos elefantes pequeños, sino un desquicio donde no hay apalancamiento posible, porque el punto de apalancamiento se haya en interacciones que no se pueden ver examinando sólo un fragmento.

• Por ejemplo, cuando hay fricciones entre marketing, manufacturación e investigación, las cuales tienen rígidas divisiones internas que impiden las preguntas a través de los límites.

“No hay culpa”

• Solemos culpar a las circunstancias externas por nuestros problemas.

• Alguien, competencia, crisis, gobierno, nuestro jefe, etc…, nos perjudicó.

• No hay nada externo, nosotros y las causas de nuestros problemas formamos parte de un solo sistema.

• La cura radica en la relación con nuestro “enemigo”.

Y hasta aquí esta breve introducción a los sistemas aplicados a la empresa.

Pero déjame terminar con una reflexión:

Para hallar los puntos de mejora en la mayoría de las situaciones organizacionales hay que comprender la complejidad dinámica, no la complejidad de los detalles. La esencia del pensamiento sistémico aplicado a la empresa es:

• Ver las interrelaciones en vez de concatenaciones lineales de causa efecto.

• Ver procesos de cambio en vez de instantáneas.

En un próximo artículo completaremos el aprendizaje de los sistemas estudiando los 11 patrones de comportamiento, llamados “arquetipos sistémicos”, que se presentan en las organizaciones y que nos ayudarán a poner en práctica todo esto.

mark zuckerbergMark Zuckerberg, el director general y co-fundador de Facebook, es uno de los empresarios más jóvenes e influyentes del mundo.

El creador de Facebook, la red social más importante del planeta, con 1.65 mil millones de usuarios, también es un gran líder a pesar de su corta edad. Su estilo de liderazgo y el éxito incuestionable de su plataforma representan lecciones importantes para cualquier ejecutivo o empresario, especialmente aquellos que aún piensan que liderazgo es igual a ejercer autoridad y empresa es igual a hacer dinero.

No es que Facebook y Mark Zuckerberg no tengan autoridad o dinero. De hecho, Mark asume el control cuando necesita hacerlo y tanto Facebook como él tienen dinero a montones (aproximadamente y de manera respectiva, 328 y 51.8 miles de millones de dólares), sino que el propósito de la empresa y de Mark nunca fue ni es principalmente hacer dinero, sino conectar a la gente, hacer del mundo un lugar más abierto y transparente e innovar constantemente mediante una colaboración efectiva.

Zuckerberg lidera esta gran empresa y a su equipo de trabajo fomentando el diálogo y la discusión, siendo sumamente agresivo en cuanto a la búsqueda de metas y objetivos, pero ante todo consciente de que no lo sabe todo. Su estilo es democrático en el sentido que constantemente busca las opiniones y retroalimentación de sus colaboradores, preocupándose por su bienestar y por su satisfacción tanto personal como laboral.

En Facebook, la estructura jerárquica es sumamente plana, todos los empleados tienen acceso a Mark Zuckerberg durante juntas semanales, los horarios son flexibles, las personas pueden trabajar desde casa un día a la semana, la comida y el transporte son gratuitos y de altísima calidad, los días pagados de vacaciones son más de los que marca la ley, los empleados pueden pasar tiempo trabajando en el proyecto que más les interese, entre MUCHOS otros beneficios. Esto hace que los empleados de Facebook estén realmente fascinados con su ambiente de trabajo y se comprometan significativamente más de lo que harían si no estuvieran tan contentos.

El liderazgo social de Mark Zuckerberg, entonces, tiene mucho más que ver con su dominio de la red social más grande del mundo. Éste tiene que ver con la manera en la que lidera, trata y motiva a su gente.

A continuación, enlistamos 6 aspectos clave de su estilo de liderazgo:

1. Pasión

Una de las cosas que más destacan en cualquier líder altamente efectivo es la pasión. Como mencioné al inicio de este artículo, ser líder no es igual a ejercer autoridad y empresa no es igual a hacer dinero. Un gran líder sabe que el motor más grande del éxito es la pasión: por la empresa, por el producto, por la gente y por la diferencia que ello hace posible en el mundo.

2. Propósito

Toda gran empresa y líder tienen un propósito claro, del cual hacen participe a sus empleados, proveedores, clientes e inversionistas. Cualquier persona relacionada con la empresa sabe perfectamente qué y para qué es la empresa.

3. Misión

Esto se traduce en la misión de la empresa, la declaración principal del porqué hacemos el trabajo que hacemos. En el caso de Facebook, la misión es: Darles a las personas el poder para compartir y hacer del mundo un lugar más abierto y conectado. ¿Cuál es tu misión?

4. Personas

Todo gran líder sabe que solo no podrá lograr la misión. Para ello se necesita del compromiso, la creatividad y el esfuerzo de las personas, algo que se gana únicamente si ellos creen en ti, además de estar realmente contentos y convencidos de trabajar en el propósito y la misión de la empresa.

5. Producto

No cabe duda que hacer una gran empresa tiene un tangible innegable: un producto o servicio extraordinario. El liderazgo social no está peleado con el rigor y la disciplina operativa, los cuales exigen a las personas su grandeza y son intolerantes de las ineficiencias (no de los errores).

6. Colaboración

Por último, para tener éxito en cualquier gran proyecto, es necesaria la colaboración, la cual está basada en el respeto, la confianza, la responsabilidad y el diálogo.

exitoExisten muchas pautas a cuidar cuando diriges un negocio, desde el tratamiento de la ciber-seguridad al implemento constante de mejoras, el mantenimiento de una buena estrategia de blogging, la renovación del diseño de la web o la optimización para el posicionamiento en buscadores.

Si alguna vez te has preguntado si existen pequeñas fórmulas o mantras para prolongar la vida de tu negocio, hoy queremos echarte una mano y contarte qué claves te ayudarán a durar más y mejor. ¡Presta mucha atención!

5 puntos para que tu negocio triunfe con el paso del tiempo:

Apuesta por proporcionar servicio al cliente excepcional

Esto debe ser una de las prioridades con mayúsculas, por lo que debes tener una infraestructura puntera, métodos de contacto y personal específico destinados a garantizar la satisfacción de los consumidores, la reparación de quejas o problemas y la consulta de dudas.

Si defraudas a tus clientes, los estarás mandando directamente a tu competencia.

Personalización a la hora de comercializar productos

No solo mandan los precios competitivos, sino que el elevado grado de personalización y focalización en los rasgos y exigencias del target es cada vez más importante, tanto para el envío y recepción de productos como para la prestación de servicios o el diseño de campañas de marketing. Piensa constantemente en nombre de tu target, buscando todo lo que puedes mejorar aunque no implique a corto plazo un beneficio económico directo.

Los detalles importan más de lo que piensas

Cada publicación en redes sociales, cada cambio en la página web, cada estudio de la analítica o cada evento promocional influyen a la hora de posicionarte como el mejor de tu sector y cumplir las exigencias de tu público objetivo. No debes perder perspectiva a lo largo de los años en perfeccionar cada pequeño aspecto.

La consistencia es la clave para durar en el tiempo

La puntualidad en la prestación de los servicios, ajustarse a las normativas vigentes, trabajar duro a diario y reparar los errores o las quejas con solvencia y rapidez es fundamental para superar las crisis y mantenerte en la cresta de la ola a lo largo de los años. Roma no se hizo en un día y necesitarás meses o años en muchos casos para visualizar los frutos de tu esfuerzo.

Aprovecha el feedback de tus clientes

En la era digital, existen múltiples vías para conocer, mediante la retroalimentación cuál es la opinión y evaluación de los consumidores en torno a tus productos y servicios. Las redes sociales, las encuestas online o el correo electrónico te ayudarán a conocer tus debilidades y fortalezas, a humanizar tu marca en el trato directo con el público y a generar vínculos férreos y emocionales con tu audiencia.

oprah winfreyOprah Winfrey no sólo es una mujer-espectáculo, que ha sabido atraer a millones de espectadores, en sus programas en Estados Unidos. También es una mujer de negocios que ha sabido entender el secreto del éxito para lograr que todo lo que toque se convierta en oro:

1. El éxito necesita tiempo.

Muchos empresarios piensan que para tener éxito, sólo hace falta dinero para abrir una empresa, y una idea. Pues no. Oprah emplea entre dos y tres años para asegurar cada uno de sus negocios (y estamos hablando de una celebrity, con capital, seguidores y una imagen implantada).

2. Volcarte en lo que te apasione.

Si tienes un proyecto que te guste, seguro que le vas a dedicar más tiempo y mucho más esfuerzo.

Y, estos son dos elementos básicos para lograr que un Negocio, realmente, tenga éxito.

3. Autopromocionarse.

Oprah es la imagen de cada una de sus campañas. Ha sabido construir una gran marca alrededor de ella, que le facilita mucho el paso de vender y que salgan las cuentas.

4. Apostar por el talento.

Oprah siempre estar rodeada de grandes profesionales para formar parte de su empresa. Como trabaja con profesionales de distintas categorías, ha logrado aumentar la calidad y el número de contenidos y productos, que ofrece a sus clientes.

5. No hay secretos ni magia.

Si estás dispuesto a sacrificarte a la hora de trabajar, lograrás todo aquello que tengas en mente.

6. Saber negociar.

Es sabido que más que empresaria, Oprah siempre ha sabido negociar, lo que le ha permitido llegar a ser una de las mujeres más influyentes del mundo, y una de las fortunas más relevantes de Estados Unidos.

7. Primero dar, luego recibir.

Oprah es conocida por los regalos, que ofrecía en sus programas de televisión. Ella sabe perfectamente que siempre es positivo ofrecer una consulta gratuita o una muestra de productos, para poder atraer a nuevos clientes.

8. Ser fiel a tus ideas.

Ella se define como “auténtica”. Gracias a su carisma, logra impulsar cualquier proyecto y se aleja de las típicas figuras de negocio. Además, es coherente con todo lo que hace.

9. No tener miedo a equivocarse.

Oprah siempre ha reivindicado que fallar es el primer paso para conseguir alcanzar un objetivo alto.

10. Ante los perjuicios, demuestra lo que eres capaz de hacer.

¿Una presentadora de raza negra, en un mundo de hombres blancos? Oprah sólo necesito un tiempo para demostrar que su trabajo era de calidad y lograr la fama que se merecía.

liderarCada vez son más las organizaciones que han comprendido que su supervivencia depende de su capacidad para gobernar de forma inteligente (y con rapidez…) un proceso de cambio y transformación cultural. Nadie se cuestiona ya la necesidad de adecuar la organización a un nuevo tiempo.

Por lo tanto, el debate (si es que alguna vez debió existir…) sobre si se debe llevar o no a cabo una transformación cultural está agotado, sencillamente resulta estéril. La cuestión esencial es ahora como ejecutar y liderar el proceso de cambio.

Lamentablemente no existen pócimas mágicas ni bálsamos de fierabrás que puedan administrarse a todas las empresas por igual. Cada organización posee una señas de identidad específicas, una idiosincrasia particular que la hace única e irrepetible, un código genético exclusivo… elementos todos que deben ser tenidos en cuenta a la hora de activar e impulsar el incuestionable proceso de cambio que les permita sobrevivir a este entorno ya bautizado como VUCA (volatility uncertainty complexity ambiguity).

Pero que la alquimia no pueda resolver el problema sobre como abordar el proceso de transformación cultural necesario no es excusa para reflexionar en profundidad sobre una serie de principios que bien entendidos pueden ser claves para liderar la transformación…

1.- El cambio no se produce por pensar en innovar, sino por innovar en nuestra forma de pensar…

Pensar en innovar es una obviedad. La velocidad de transformación será directamente proporcional a la capacidad de la organización para pensar de forma diferente.

2.- El líder de la empresa del S.XXI no debe predecir el futuro, sino asumir que liderará una realidad impredecible…

El liderazgo visionario es un modelo insuficiente para liderar el cambio ante la complejidad. Lo razonable no es tratar de predecir el futuro, sino preparar a la organización para navegar en un contexto empresarial impredecible, inestable e incierto…siempre.

3.- Una organización inicia su proceso de transformación cuando la cultura de la colaboración supera al paradigma del control y conexión se convierte en sinónimo de gestión…

El control y la fiscalización son mecanismos que ralentizan profundamente la transformación. En un entorno empresarial global y conectado, la cultura de la colaboración es el principal acelerador de cualquier proceso de transformación.

4.- Nos han educado pensando que al equivocarnos estamos perdidos, cuando perderse es la mejor forma de encontrar nuevos caminos…

La penalización del error es un freno para liderar el cambio. Desterrar la creencia de que el error es perjudicial resulta crucial para impulsar una transformación cultural. Equivocarse no es perderse, sino más bien encontrar nuevos caminos

5.- En la empresa del S.XXI un profesional no debe preocuparse por adaptarse al cambio… debe ocuparse de crearlo…

La competencia “adaptación al cambio” es una reliquia del pasado. La competencia más valiosa que cualquier empresa debe fomentar en sus profesionales será la de crear, impulsar y dinamizar el cambio…

6. Un líder es genuinamente transformador cuando lo primero que pone en cuestión es… a él mismo…

El ejercicio más importante para poder impulsar el cambio en la organización es la autocrítica constante. El líder que mejor puede impulsar un proceso de cambio es el que tiene la capacidad de cuestionarse su propio estilo de liderazgo.

7.- En tiempos de transformación el talento más valioso es el de poder identificar, saber reconocer y querer liberar el talento de los demás…

Liderar un cambio no es una tarea individual sino colectiva. El éxito de un proceso de transformación reside en la capacidad de conectar el talento de toda la organización; por ello, el talento más valioso para liderar el cambio es identificar y liberar el talento de los demás…

8.- El aprendizaje más importante en un proceso de transformación es aprender a aprender de otra manera…

Una de las claves para liderar el cambio no será aprender nuevos conceptos, procesos y metodologías, sino comprender que la forma de aprenderlos será diferente. En la empresa del S.XXI liderar el cambio pasa por aprender a aprender de otra manera.

9.- En la empresa del S.XXI la digitalización de la conversación es una condición imprescindible para la transformación…

En un mercado digitalmente conectado, liderar el cambio implica fomentar y multiplicar conversaciones. Para ello, los entornos 2.0 en forma de tecnología social son vehículos esenciales para transportar las ideas y los comportamientos que aceleran la transformación.

10.- Si lo único que no cambia es el cambio no hay nada más “seguro” que estar en constante transformación…

La seguridad es la utopía del profesional del S.XXI. Cuanta más estática es la cultura de la organización más inestable se muestra ante un mercado que cambia a mayor velocidad. La seguridad es un falso llano que solo se puede ascender… cambiando… 

Vivimos tiempos en los que lo nuevo reemplaza y sustituye cada vez con mayor rapidez a lo viejo. Tiempos en los que aparecen nuevas reglas de mercado, nuevos procesos de negocio, nuevos consumidores y lógicamente nuevos competidores.

Nuevos consumidores y competidores que invitan a pensar que el éxito o simplemente la supervivencia implican desarrollar nuevas competencias, comportamientos y, obviamente, un nuevo liderazgo acorde a estos tiempos…

Tiempos convulsos para aquellas empresas y profesionales que permanezcan estáticos e impasibles… Tiempos, sin embargo, de oportunidad para aquellas organizaciones que revisen los principios necesarios para liderar el cambio…

la costeñaMuy pocas personas imaginaron que la tienda en un barrio de la Ciudad de México pudiera convertirse en una empresa global y subsistir por casi un siglo. Mucho menos advirtieron que estaría presente en más de 50 países en los 5 continentes. Ésta es la historia de La Costeña.

En 1926, un letrero que tenía inscrito el nombre de ‘La Costeña’ daba la bienvenida a una tiendita en donde atendía a la clientela Vicente López Resines, dueño del local.

Entre anaqueles llenos de productos, López Resines descubrió una máxima de la economía: cualquier producto de temporada, sean frutas o verduras, aumentan o disminuyen su precio debido a factores de temporalidad y clima. El vinagre y las conservas desafiaban este principio, así que Vicente utilizó dicho recurso para vender sus productos a un mejor precio. Los chiles en vinagre fueron su primer éxito

Todo lo que siguió a este primer capítulo es historia. La empresa factura más de 6,000 millones de pesos (mdp) anuales y suma plantas en México, Estados Unidos y Sudamérica.

Rafael Celorio Otero, director general de La Costeña, ha sido uno de los hombres que por 27 años ha ayudado a la firma de alimentos a competir con Herdez y los grandes corporativos que navegan por el mundo. El legado del fundador de La Costeña ha sido una de sus principales inspiraciones al frente del corporativo.

El papel de Rafael ha sido decisivo para llevar los productos de la empresa a Australia y los Emiratos Árabes.

Sin embargo, Osorio Otero no pierde el suelo y sabe que empresas mexicanas, como La Costeña, tienen experiencias que compartir con los emprendedores.

Entrepreneur conversó con el directivo mexicano, quien reveló las lecciones que han hecho de una pequeña empresa un jugador global.

1. Trabaja muy duro

No basta con tener el mejor proyecto de negocio. Todos los días hay que levantarse temprano para trabajar en los objetivos de tu empresa.

“Yo creo que hay que tener suerte para sacar adelante un negocio, pero la suerte se busca a las 7 de la mañana”, asegura Rafael Celorio, quien no se toma a la ligera su afirmación.

Rafael inicia sus labores de forma puntual a las 7 de la mañana y recuerda que en el pasado también se trasladaba a un edificio al que llegaba a las 10 am, en donde Don Vicente López lo esperaba sonriente con una pregunta:

“¿No se te hace muy tarde para llegar?”

No hay tiempo que perder cuando se emprende.

2. Haz equipo

La pasión infantil de Rafael fue el fútbol soccer. A pesar de que nunca cumplió el sueño de pisar las canchas profesionales, aprendió una valiosa lección: el éxito de cualquier partido no depende de un hombre, sino de todo un equipo. Así es el fútbol y así sucede en los negocios.

“Siempre hay que trabajar en equipo”, confiesa el egresado de la carrera de Administración de Empresas de la Universidad La Salle.

3. Busca rodearte del mejor talento

Un buen equipo funciona con el mejor talento. Rafael siempre ha buscado aprender de sus compañeros de trabajo porque tiene la certeza de que son los mejores en lo que hacen.

“Siempre digo que hay que desarrollar a la gente y contratar a las personas adecuadas. Debemos de buscar siempre que quien esté debajo de ti, en la jerarquía de la empresa, sea mejor que tú. No debes temer a que alguien te vaya a quitar el puesto”, dice el ejecutivo.

4. Solicita ayuda

Roma no se hizo en un día y mucho menos lo hizo una sola persona. Es importante que te apoyes en tu equipo de trabajo, círculo de amigos y familia.

La tercera generación de la familia fundadora de La Costeña decidió que necesitaban ayuda profesional, así que decidió designar, en enero de 2014, a Rafael Celorio como director la empresa.

“No trates de creer que tú puedes con todo, sino que es mejor que busques ayuda”, explica el directivo, quien participó en la adquisición de Frituras Totis.

5. Escucha a la gente

Las empresas deben estar abiertas a las voces de los consumidores y de los propios colaboradores de un emprendimiento.

“Siempre es importante escuchar a toda la gente porque las mejores ideas vienen de las personas a nuestro alrededor. Hay que estar abiertos en este sentido”, asegura Celorio Otero.

6. No hagas promesas que no puedas cumplir

Cuando La Costeña decidió la internacionalización de su operación fue necesario considerar un plan que garantizara la apuesta. Exportaciones y adquisiciones fueron parte de la respuesta para garantizar el éxito.

“Siempre hay que ver en dónde estamos parados y asegurarnos que tenemos los pies sobre la tierra. Hay que buscar retos, pero debemos saber que se pueden conseguir”, comenta el directivo.

7. Hay que buscar el éxito humildemente

No importa quién seas ni el tamaño que pueda adquirir una empresa. Lo importante es que el éxito no nuble las metas y el trato humilde que enseña la historia de cada emprendimiento.

“No debemos ser soberbios al buscar el éxito, siempre hay que ser humildes para estar abiertos a la opinión”, asegura el ejecutivo que inició en el área de ventas.

8. Busca personas a las que admires

Rafael Celorio siempre ha buscado admirar a personas que le marquen un camino a seguir. Vicente López Resines fue una de esas personas que le enseñaron el camino para emprender dentro y fuera de una empresa.

“Yo siempre le he tenido mucha admiración a los jefes que he tenido”, confiesa.

zara¿Cómo logran Zara y H&M actualizar constantemente la ropa de sus tiendas y mantener los precios bajos?

La respuesta es el modelo de pronto moda o moda rápida, basado en un sistema de producción de respuesta rápida y la planificación dinámica de inventarios, que reduce el tiempo entre la fase de diseño y la de distribución (y viceversa).

Felipe Caro y el profesor del IESE Víctor Martínez de Albéniz ofrecen una mirada esclarecedora sobre este modelo de negocio desde un punto de vista operativo. En el capítulo que han escrito para un libro sobre gestión de la cadena de suministro al por menor explican los entresijos del modelo y especifican áreas que se podrían abordar en futuras investigaciones.

¿Por qué el modelo pronto moda es digno de un estudio en profundidad?

Para empezar, las empresas que lo utilizan están creciendo más rápidamente que las de la moda tradicional. Basta con darse cuenta de que las dos mayores empresas mundiales de ropa al por menor, la española Inditex (propietaria de Zara) y la sueca Hennes & Mauritz (propietaria de H&M), se basan en este modelo de negocio. Juntos, estos dos fabricantes son responsables de alrededor de 10.800 tiendas en 87 mercados y emplean a más de 273.000 personas.

Además, el modelo pronto moda podría dar el salto a otros sectores, como la alimentación, la música y otras áreas en las que las tendencias y la fatiga del consumidor son relevantes.

¿Qué es pronto moda?

En primer lugar, los profesores han dedicado algunas líneas a la definición de los términos que emplean.

El concepto de pronto moda no engloba a Chanel, Prada u otras marcas de lujo y elevados precios que se exhiben en pasarelas. Es, por definición, un tipo de moda mucho más asequible y pensada para compradores frecuentes. La moda rápida tampoco es Gap, Uniqlo o proveedores similares de artículos de primera necesidad asequibles. Los mismos pantalones tejanos y camisetas monocromas pueden permanecer temporada tras temporada en sus estantes, mientras que la oferta de pronto moda está siempre en línea con las últimas tendencias.

Por tanto, el modelo pronto moda ofrece diseños actuales a precios asequibles. Su propuesta de valor se basa tanto en la novedad del producto como en su precio. En un escenario competitivo, optimizar las operaciones para renovar el surtido con frecuencia y mantener precios bajos es clave. A tal fin, la moda rápida se apoya en dos pilares operativos: el sistema de producción de respuesta rápida (QR por sus siglas en inglés) y la planificación dinámica de surtidos.

Respuesta rápida

El sistema de producción de respuesta rápida se desarrolló originalmente en la industria textil como un conjunto de estándares de intercambio de información y gestión de la cadena de suministro que acortaban los plazos de producción y permitían una mayor eficiencia en la cadena.

El uso del término “respuesta rápida” ha evolucionado con el tiempo. Ahora responde a una interpretación más amplia y conceptualmente muy sencilla: aplazar todas las decisiones arriesgadas referentes a la producción, como los compromisos de compra que podrían ser innecesarios si las ventas son bajas, hasta que existan pruebas suficientes de que hay demanda en el mercado. Por tanto, este sistema permite reducir el exceso de inventario, aunque pueden aumentar los costes de fabricación y envío por unidad.

La información es un factor clave en estas decisiones. Como la previsión de la demanda es más precisa cuando se basa en los primeros datos de ventas, los nuevos diseños se producen rápidamente en pequeños lotes para así recoger datos pronto y con frecuencia.

También son fundamentales los factores relacionados con la producción. Evitar las colecciones de temporada y trabajar producto por producto permite a las empresas de moda rápida acelerar los plazos de entrega en todos los ámbitos. Así se evitan los cuellos de botella estacionales de los procesos de producción tradicionales.

Utilizar proveedores cercanos al principal mercado de destino permite acelerar el proceso. Para las empresas de Estados Unidos, los proveedores cercanos pueden estar ubicados en México y varios países de Centroamérica. Para las europeas, las fábricas pueden estar en Bulgaria, Marruecos, Portugal, Rumania, o Turquía. Las empresas de pronto moda tratan de anticipar “cuánto de qué va adónde” en el último minuto para enviar el inventario donde más se necesite.

Inventarios dinámicos

El segundo pilar operativo del modelo pronto moda es la renovación frecuente de surtido a lo largo de la temporada. La oferta de las tiendas puede llegar a actualizarse incluso a diario, no solo un par de veces al año como en el modelo tradicional. Estos cambios constantes han demostrado aumentar el tráfico de las tiendas.

Para optimizar la frecuencia de introducción de nuevos productos, es fundamental la planificación de inventarios dinámicos. Los coautores señalan que normalmente la demanda de un producto tiende a disminuir con el tiempo, a medida que otras novedades copan los escaparates y le roban protagonismo, y siguen trabajando en una fórmula para calcular el momento óptimo para lanzar un producto y el siguiente, normalmente tan pronto como se detecte una bajada de la demanda.

Los cambios frecuentes de inventario funcionan cuando los fabricantes de ropa controlan sus propias tiendas, no así con un modelo de negocio mayorista, ya que se basa en pedidos realizados con antelación.

En suma, la planificación de inventarios dinámicos parece funcionar mejor cuando se combina con el sistema de producción de respuesta rápida, ya que se controla el inventario y se mantienen márgenes saludables. Cuando se apoya en ambos pilares, la moda rápida se convierte en un modelo de negocio prácticamente imbatible.

Cimientos sostenibles

¿Es el modelo pronto moda sostenible a largo plazo? ¿Cuál podría ser su impacto global? Los críticos de la moda rápida suelen apuntar tres retos fundamentales: el nivel de desperdicios, las condiciones de trabajo y las consecuencias locales de una industria global.

En su capítulo, Caro y Martínez de Albéniz señalan que las empresas están empezando a responder a estos desafíos.

Nivel de desperdicio.

En respuesta a las protestas sobre los residuos, H&M, por ejemplo, ofrece un programa de recogida de ropa para elaborar nuevos diseños a partir de las prendas viejas que entregan sus clientes.

Condiciones laborales.

La decisión de producir una prenda en un lugar u otro normalmente depende de aspectos económicos, con lo que se corre el riesgo de ignorar aspectos éticos como la seguridad y los salarios dignos.

Acuerdos y códigos de conducta están apareciendo para ayudar a la regulación de la industria y la protección de los trabajadores vulnerables. Por ejemplo, desde la muerte de más de mil personas en 2013 en la fábrica Rana Plaza, más de 170 marcas y distribuidores han firmado un acuerdo sobre prevención de incendios y seguridad en la construcción para mejorar las condiciones de las fábricas textiles en Bangladesh. Pero se necesitan más normas de seguridad y regulaciones para proteger a los trabajadores.

Consecuencias locales de una industria global.

Ante la demanda global, las empresas de moda rápida deben ser conscientes de que sus estrategias de abastecimiento y producción pueden alterar las capacidades de una región. Con este fin, el programa “Trabajo en clústeres” de Inditex está empezando a reunir a sindicatos locales, organizaciones no gubernamentales, asociaciones de comercio, gobiernos, compradores internacionales y miembros de la sociedad civil para promover un “entorno productivo sostenible”, como explica la compañía.

Inditex cuenta actualmente con este tipo de plataformas en Argentina, Bangladesh, Brasil, China, España, India, Marruecos, Portugal, Turquía y Vietnam, lo que representa más del 91% de la producción total de la compañía.

¿Qué será lo próximo?

Los coautores apuntan la conveniencia de investigar la aplicación de este modelo en otras industrias donde los productos rotan con frecuencia y los consumidores buscan la novedad.

La alimentación, la electrónica de consumo, los libros, la música y el cine son algunas de las áreas mencionadas. Por ejemplo, la planificación dinámica de inventarios puede ayudar a los ejecutivos de la música a decidir cuándo lanzar nuevas canciones en la radio. Al detectar de inmediato cuando la demanda comienza a menguar, los nuevos lanzamientos se podrían hacer en el momento óptimo para captar nuevos clientes. ¿Es posible que las estrategias operativas “rápidas” acaben cambiando su industria?

creatividad“Da una buena idea a un equipo mediocre y la estropeará. Da una idea mediocre a un gran equipo y, o bien la mejorará o encontrará una mejor. Si cuentas con un equipo adecuado es probable que utilice bien las ideas”

Es la primera gran lección que comparte Ed Catmull, presidente de Pixar Animation y Disney Animation en su libro “Creatividad, S.A. Cómo llevar la inspiración hasta el infinito y más allá”.

Catmull hurga en su propia historia para compartir con el lector las lecciones de liderazgo que aprendió de dos titanes de la industria del cine y de la informática: George Lucas y Steve Jobs. El libro es también una oportunidad de conocer un capítulo de la industria cinematográfica: la animación digital que, en el caso del autor, vio la luz en noviembre de 1995 con Toy Story.

No obstante, el objetivo principal de Catmull con este libro es aún mayor: su misión es compartir con el lector cómo hacer para que el éxito no mate la creatividad en un grupo de gran talento, como estaba sucediendo en Pixar, una vez que Buzz Lightyear y Woody les concedieron una buena salud financiera.

Catmull, cuyos ídolos de la infancia eran Walt Disney y Albert Einstein se graduó de la Universidad de Utah con dos carreras: Física e Informática. En 1969, poco tiempo después de matricularse conoció a Ivan Sutherland, un pionero de los gráficos por ordenador y éste lo atrajo hacia el mundo de la animación. En 1973, Catmull estrenó su primero cortometraje, Hand, hecho con un programa en 3D, elaborado por él.

El 25 de mayo de 1977 se estrenó La Guerra de las Galaxias, lo que cambió a la industria del cine y lo que llevó a Catmull a trabajar con George Lucas. Fue también donde nació Pixar. Ahí aprendió que no basta con que los directivos tengan buenas ideas, deben ser capaces de generar un sentimiento de aceptación de esas ideas entre las personas que se encargarán de utilizarlas.

Lucas, cuenta el autor, pensaba en el largo plazo, idealizaba no el destino, sino el proceso de llegar a él. “Creía en el futuro y en su capacidad de moldearlo”. Pero el divorcio de éste dio un duro golpe a Lucasfilm y a Pixar, que luego de un primer encuentro desafortunado, quedó en manos de Steve Jobs.

“Cuando firmamos, Steve nos llevó a Alvy (Ray Smith) y a mí a un lado, nos rodeó con sus brazos y dijo: ‘Pase lo que pase debemos ser leales entre nosotros’”. Al menos tres veces Steve Jobs trató de vender Pixar a la que había inyectado 54 millones de dólares de su bolsillo y ni así parecía despegar. El éxito de Toy Story y la visión de negocios de Jobs, dio sostenibilidad financiera a la empresa que, por primera vez desde su creación, tenía segura la nómina de sus empleados.

Habían pasado 20 años desde la creación de Pixar en Lucasfilms, en ese tiempo Catmull creó herramientas tecnológicas, ayudó a fundar una empresa y trabajó duro para mantenerla a flote. Una vez cumplido ese propósito, el CEO estaba desmotivado.

Pronto, Catmull descubrió algo que podría destruir a Pixar. Durante cinco años se había trabajado duro para hacer historia con Toy Story, pero lo bueno ocultaba algo malo: el miedo a hablar. “Comprendí que ese tipo de cosas que se dejan sin resolver, podrían enconarse y destruir Pixar”.

Ese fue el siguiente gran objetivo del fundador y CEO de Pixar. Cómo lo logró y qué errores cometió en el camino, es lo que nos comparte en su libro.

Cinco ideas para gestionar la cultura creativa, según Catmull

1. Si se dice más la verdad en los pasillos que en las reuniones, tienes un problema.

2. Transmitir el mensaje de que minimizas los problemas te hace ver como un mentiroso. Compartirlos hace sentir a los empleados parte de la empresa.

3. La tarea del jefe no es impedir los riesgos, sino hacer que la gente se atreva a asumirlos.

4. La estructura de comunicación de la empresa no debe reflejar la estructura organizativa. Todo el mundo debe poder hablar con todo el mundo.

5. No haga que la estabilidad sea una meta. El equilibrio es más importante que la estabilidad.

emprendedorDe acuerdo con el sitio Web Get 2 Grow, en el mundo existen 472 millones de emprendedores y surgen alrededor de 100 millones de startups al año.

Hoy en día, ya no es suficiente una idea innovadora ni el valor y esfuerzo para concretarla, tampoco se trata de los mejores contactos ni de estar en el lugar exacto en el momento preciso. Ser un emprendedor exitoso es un estilo de vida (por más cliché que suene); es lo que se requiere para adoptar ciertos hábitos que, a la larga, harán la diferencia.

El portal de noticias británico The Telegraph se dio a la tarea de realizar una investigación sobre los hábitos del emprendedor que, según expertos, son básicos para construir el camino al éxito.

A continuación, te presentamos los mejores hábitos para convertirte en un gran emprendedor.

1. Gasta dinero para ganar dinero

“El dinero es un medio para hacer más dinero”, afirma Oliver Emberton, fundador de la firma de software Silktide. “Durante su niñez, Warren Buffett y un amigo compraron una máquina de juegos por 25 dólares; en pocos meses, su negocio de maquinitas se había expandido de manera tal que comenzó a generarles ingresos regulares”. Los emprendedores usan el dinero para adquirir bienes que generan dinero, que generan bienes que genera dinero, etcétera.

2. Identifica soluciones, no problemas

De acuerdo con Andrei Kolodovski, autodenominado emprendedor serial y ampliamente reconocido en Silicon Valley, “los verdaderos emprendedores siempre están buscando hacer que sus ideas funcionen, mientras que el resto se enfoca en identificar todas las razones por las que su idea no va a funcionar. Si un emprendedor se encuentra con un obstáculo, se moviliza y busca maneras de superarlo. El resto lo ve como una excusa para rendirse”.

3. Desayuna incertidumbre

Los emprendedores no entran en conflicto con las preguntas sin respuesta, según William Franceschine, emprendedor californiano: “¿Qué clase de seguro de gastos médicos tendré? ¿Qué pasará si la competencia copia mi idea? ¿Cómo voy a juntar el dinero? ¿Qué tal si alguien ya tiene la patente para esto? Este tipo de preguntas sin respuesta podrían causar que la mayoría de las personas no crearan Facebook aunque se les diera una máquina del tiempo para regresar al 2003.

Estas preguntas no molestan a los emprendedores exitosos, ellos tienen la confianza de que van a encontrar las mejores respuestas y están en paz con el hecho de recorrer un territorio inherentemente riesgoso”.

4. Ten un sentido de urgencia

“Los emprendedores exitosos nunca tienen tiempo,” dice Kolodovski. “Cuando se les encarga una tarea, buscan el camino más eficiente y rápido para completarla y seguir adelante, teniendo siempre en mente el panorama general. La gente promedio tiende a enfocarse en detalles menores y estancarse en el proceso”.

5. Sé un realista positivo

“Apuestan inteligentemente – eso es lo que implica hacerse rico – una apreciación honesta de las probabilidades, habilidad que pocos poseen,” asegura Emberton. “Muchas de las verdades de la vida son incómodas, complicadas o contraintuitivas, y se requiere de un verdadero esfuerzo para distinguir unas de otras; sin embargo, la ausencia de información perfecta ayuda a ver el mundo bajo una mirada positiva. Los pesimistas no son buenos emprendedores”.

Optimismo, instinto y visión. Capacidad no sólo de ver más allá, sino de contemplar el futuro con buenos ojos y saber cuándo y cuánto arriesgar: siempre con nuevos objetivos en la mira, siempre estratega y claro, confiando firmemente y todo el tiempo en la idea que te inspiró a formar tu negocio.

negociasEn mi experiencia, en el mundo de la empresa y los negocios, hay tres habilidades a desarrollar que son las más importantes:

1. Habilidades de venta: porque todo es una venta.

2. Habilidades de networking: porque los negocios son relaciones.

3. Habilidades de negociación: porque la vida es un conflicto continuo.

Hoy me detendré en la última de ellas, las habilidades de negociación. En el último artículo que escribí, decíamos que la vida es un conflicto continuo, y la negociación surge precisamente porque existe un conflicto (diferencia) y, por tanto, hay que negociar. No hay conflicto cuando las dos partes están de acuerdo en algo o cuando una de las partes tiene poder para imponer su voluntad a la otra.

Si el conflicto es lo normal, la conclusión es que saber negociar es una necesidad imperante para avanzar con éxito. Y es que como dice el empresario Donald Trump, uno de los autores incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 5ª edición): «En la vida no obtienes lo que quieres, obtienes lo que negocias».

La vida es una negociación continua, en lo profesional y en lo personal. Nos pasamos el día negociando. Todos los días hay negociaciones formales (de despacho), pero también otras informales (de calle). Muchas veces estamos negociando sin ni siquiera darnos cuenta de que estamos negociando. No saberlo puede ser contraproducente y volverse en nuestra contra.

Apuntamos sólo algunos tips que te pueden ser gran ayuda para negociar con éxito:

1. Cuanto mejor es la preparación, mejor es la negociación

Si lo sabes casi todo (nunca se sabe todo) sobre la otra parte, es más fácil contra-argumentar y llevar las negociaciones a nuestro terreno. Hay que ʻganarʼ por anticipado. Hacer los deberes, prepararse y estar mentalizado no sólo para argumentar, sino para anticipar los argumentos de la otra parte y rebatirlos. Se trata ir de un paso por delante.

2. Lo primero de todo: saber lo que se quiere

La mayoría de la gente no lo sabe. El objetivo de una negociación es ser capaz de terminar con anticipación. Antes de negociar es fundamental determinar dónde se quiere llegar. Parece obvio, pero no lo es. Cuando no se sabe lo que se quiere, uno queda demasiado expuesto a la otra parte que dirigirá la negociación a su antojo sin darnos margen de maniobra.

3. Excluye las emociones del proceso

Nunca hay que demostrar enfado, nunca hay que perder los estribos, es dar poder a la otra parte. Las salidas de tono nos ponen en desventaja, ya que para compensar esas reacciones habrá que ceder cosas. El autocontrol es esencial. No hay que olvidar que cada persona ve las cosas según sus paradigmas y creencias, y que las diferencias son lo normal en la vida, por eso se negocia precisamente.

4. Demuestre, no hable

A la hora de argumentar, no hay que opinar sino demostrar. Los hechos, los datos, los estudios que avalan las afirmaciones son la credibilidad en nuestra negociación. Las opiniones son todas debatibles y es entrar en una espiral que no conduce a ningún lado; los hechos no se discuten. Tener capacidad de análisis es una ventaja para negociar con inteligencia.

5. A mejores relaciones, más fácil negociar

Las negociaciones se rompen muchas veces por la tensión de la sala, debido a que las emociones dominan la reunión. La cordialidad y la calidez en las relaciones son esenciales para que las negociaciones marchen adelante. No hagas quedar mal nadie ni quedes por encima de alguien. Es dañar su orgullo y se volverá en contra. Cuanto más tensa es una negociación, más esfuerzos hay que poner en que más relajado sea el entorno.

6. Para negociar bien, creatividad

Porque casi en cualquier negociación aparecen escollos que dificultan avanzar, y esos escollos se diluyen con creatividad; y la creatividad no es otra cosa que la habilidad para encontrar alternativas. Siempre pregúntate: ¿Cómo puedo conseguir lo que quiero conseguir? Siempre hay un camino, es cuestión de encontrarlo. Cuanto más desarrolles tu creatividad, más fácil será encontrar soluciones y negociar mejor.

7. Escuche, escuche, escuche

Y escuchar no es oír lo que el otro dice sino descifrar lo que realmente quiere. Hay que saber leer a la gente. Es una cuestión de sensibilidad que da ventaja. Cuanto mejor conozcas a quién tienes enfrente, mejor podrás satisfacer sus aspiraciones y negociar mejor. Como dice Donald Dell, ex representante de Michael Jordan y otras caras conocidas del depore: «It´s not about making deals; it´s about human nature» (Esto no va de cerrar acuerdos sino de conocer al ser humano).

8. Si sólo una parte gana a corto plazo, las dos pierden a largo

Hay ciertas personas que con su agresividad y manipulación hace un abuso de la otra parte, generalmente de personas más débiles. Pero eso es herir el orgullo, quedar por encima y se alimentan resentimientos y rencores que brotan con el tiempo. Un acuerdo que no sea win/win siempre acaba saltando por los aires.

9. El exceso de relajación penaliza

Por mucha experiencia y conocimiento que se tenga, siempre hay alguien que sabe más o se ha preparado mejor. La autocomplacencia y el exceso de relajación siempre acaban jugando malas pasadas. Toda negociación exige una cierta tensión para cerrarla de manera solvente.

10. Tu capacidad de negociar depende de tus alternativas

Tu poder para negociar depende de tu capacidad para tener alternativas, para crearlas o aparentarlas. Si no tienes alternativas no queda más que aceptar lo que la otra parte sugiera. Y en ello hay, entre otros, un factor esencial: el factor tiempo. Para negociar bien, la paciencia es nuestra aliada y las prisas uno de los mayores enemigos de cualquier negociación.

 

 

 

Subir »
FB