Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

¡Naciste para ser extraordinario!

Publicado en Interés General | 31 de julio, 2013

Ser extraordinarioPor Oliver

“Las personas extraordinarias sobreviven en las circunstancias más terribles y se vuelven más extraordinarias debido a ello.” – Robertson Davies

“Los héroes son personas comunes que se hacen a sí mismos extraordinarios”. – Gerard Way

¿Te has preguntado cómo sería vivir una vida extraordinaria? ¿Alguna vez has deseado ser un poco más extraordinario?

Incluso si no estás a la altura de tu potencial en este momento (y ser extraordinario no requiere perfección), es importante saber que tú no eres simplemente la suma de tus pensamientos, creencias y hábitos.

Tú también eres eso que hay debajo de la superficie, lo que descansa latente dentro de tú interior. En otras palabras, tú eres una persona con potencial. Este extraordinario potencial que Dios te ha dado es parte de lo que eres. Esto es lo que puedes llegar a ser. Es lo que hace que todo sea posible, aunque te parezca que todavía está a años luz de distancia.

¡Y esto es extraordinario!

Extraordinario es hacer lo extraordinario

Pero, ¿Qué significa ser extraordinario de todos modos?

Bueno, es una palabra que significa exceder a lo ordinario. Y si ordinario significa hacer, pensar y creer en lo que la mayoría de las personas hacen, piensan y creen, entonces ser extraordinario significa ser diferente a la mayoría.

La mayoría de las personas no leen blogs de superación personal ni buscan inspiración o motivación para mejorar sus días. La mayoría de la gente en realidad no lee en absoluto ni hace el esfuerzo.

¡Pero ese no eres tú!

La mayoría de las personas no pasan mucho tiempo pensando en la calidad de los amigos que atraen, o la calidad de sus pensamientos o la calidad de su carácter. Y no hacen nada al respecto.

¡Pero ese no eres tú!

La mayoría de las personas desperdician su valioso tiempo, nunca establecen objetivos o trabajan para mejorarse de manera sustancial o desafiando sus propias zonas de confort.

¡Pero ese tampoco eres tú!

Tú apuntas más alto y vives con más pasión y propósito que la mayoría o por lo menos estás aprendiendo cómo hacerlo. Tú creas oportunidades, creces y te desafías a ti mismo o estás tomando los primeros pasos para conseguirlo.

¡Y eso es bastante extraordinario!

La razón por la que yo sé esto de ti es porque la gente que no es extraordinaria tiende a estancarse ellas mismas, esperando y deseando que pasen las cosas sin hacer nunca nada.

Pero no a tú.

Tú buscas entendimiento e inspiración y el siguiente paso que hagas te llevará al siguiente nivel. Yo sospecho que estás aquí, haciendo eso ahora.

Y eso es también bastante extraordinario

Potencia lo extraordinario en ti

Así que si lo extraordinario es hacer lo extraordinario, al intentar realizar más cosas o al hacer grandes acciones, tu propia vida se convertirá en extraordinaria… por supuesto, si tú estás dispuesto a hacer el trabajo necesario para llegar allí.

El compromiso y la pasión carecen de la potencia suficiente para elevarte al nivel de lo extraordinario. Después de todo, extraordinario es extra-ordinario. Tú simplemente no puedes llegar a ella en virtud de un esfuerzo ordinario. El “extra” es obligatorio.

Así que empieza a impulsar tu potencial en las siguientes áreas para producir un impacto extraordinario de proporciones legendarias dentro tu vida.

Valor extraordinario

Tú estás destinado a hacerle frente a tus miedos y a superarlos con un firme coraje, como un individuo con valor y carácter. Naciste para ser diferente, para representar algo, para estar dispuesto a luchar por los principios fundamentales de la libertad y la dignidad humana.

El carácter extraordinario de tu valor es evidente en tu voluntad de soportar el escarnio público por querer hacer lo que es correcto. Se nota en tu renuencia a no comprometer tus valores por un dinero rápido y fácil o por una solución superficial.

Tu vida está marcada por la dignidad y la decencia, la verdad y el honor. Este tipo de cosas nos cala profundamente en nuestro ser. Ese tipo de valentía da forma a nuestras experiencias y hace que la vida sea mucho más extraordinaria.

Servicio extraordinario

Hay personas que se despiertan cada mañana sabiendo lo que les importa, sabiendo que ellos hacen del mundo un lugar mejor, sabiendo que ellos son necesitados por los demás, sabiendo que aportan alegría y felicidad a más corazones en el planeta.

Hay personas que al estilo de Gandhi, dan todo de sí para hacer una diferencia extraordinaria. Otros dan más modestamente pero también más profundamente. Ellos dan desde sus corazones llenos de compasión y de un profundo deseo de marcar la diferencia.

Cabe señalar que dar de forma obligatoria no es realmente servir. Así que dar de forma extraordinaria es mucho más que simplemente pagar tus impuestos para que el gobierno pueda hacerse cargo de algún grupo de ayuda humanitaria sin rostro.

Más bien, es compartir libremente tu tiempo, tus talentos y energía. Es salir afuera para ayudar y servir. Es detenerte para ayudar a empujar un coche o ser voluntario en una organización de caridad o trabajar por una causa noble o consolar a los que llorar y alimentar a los hambrientos y por ultimo buscar oportunidades para hacer el bien continuamente.

Tú puedes hacer una diferencia extraordinaria al ser consciente del efecto que tiene tu ejemplo sobre los demás, desarrollando una convincente sensación de compasión, haciendo actos de bondad al azar, al acercar tu visión miope del mundo a un universo más amplio y así lograr cambiar realmente la vida de las personas que tienen necesidad de mejorar.

Felicidad extraordinaria

La felicidad extraordinaria es el resultado sinérgico de tener un pensamiento solidario, combinando con hacer las cosas de forma correcta y combinado con vivir con una integridad basada en los principios universales.

En otras palabras, una felicidad extraordinaria es el resultado natural de ser positivo, optimista, de tener oportunidades, de creer en lo que realmente te importa de la vida, es la respuesta a los desafíos más difíciles de la vida, mientras que activamente creas un sentido del propósito y una búsqueda del crecimiento, además de vivir una vida honesta y agradecida.

El punto es que la felicidad no es el resultado de una sola cosa. Es una combinación de rasgos y características, cada uno de las cuales pueden añadir profundidad y longevidad a nuestra felicidad pero se necesita a gran escala para llegar a lo extraordinario.

Carácter extraordinario

El carácter es el corazón y la sangre del organismo, su vitalidad y su autoridad moral. Es lo que fundamentalmente refleja nuestro corazón y nos define. El carácter es la sustancia de la reputación, la base de la confianza, la semilla y el fruto de la conducta.

Un carácter extraordinario dice la verdad porque es la verdad, no por temor a ser atrapado en una mentira. Es amable cuando la amabilidad no es merecida y no hay nadie alrededor para verlo. Es la fuerza interior que corre el riesgo de ostracismo por hacer lo correcto cuando lo correcto no es popular.

No existen un carácter extraordinario sin una autodisciplina y un autodominio extraordinario. La raíz del carácter excepcional es un compromiso permanente y una integridad consistente. La parte más difícil de dominar es la consistencia. Y es por eso que hay que honrar a aquellos con un carácter extraordinario.

Amor extraordinario

Vamos a admitirlo. Amar a los demás requiere trabajo. Es muy fácil amar a aquellos que hacen que sea fácil amarlos. Pero requiere una tonelada de trabajo amar a aquellos que nos hacen trabajar para conseguirlo. Sólo cuando podemos amar a los que son difíciles de amar, a esos que no devuelven el amor, los que son irritables y desagradables, entonces podemos afirmar que tenemos un amor extraordinario.

Pero esa es la clase de amor que cambia vidas… empezando por la nuestra. Esa clase de amor que podría llamarse caridad Bíblica, es un reflejo de lo que somos y no el resultado de la calidad o de la naturaleza de una relación particular que nos gusta.

Tal vez la única manera de experimentar el amor a este nivel es practicar el perdón espontáneo. Cuando alguien te ofende, perdónalos instantáneamente. Cuando puedas hacer esto, el amor extraordinario estará a tu alcance.

El amor extraordinario también exige ver a través del miedo y la inseguridad, de los defectos de carácter y de los trastornos de la personalidad, estas son las personas que más necesitan amor mientras que esto lo hace más difícil de dar. Pero cuando hemos alcanzado la capacidad de amar lo imposible de amar, experimentaremos su fruto en forma de compasión, bondad, paz y alegría en un grado extraordinario.

Relaciones extraordinarias

Nos pusieron en la tierra para formar familias y amistades, para construir y nutrir esas relaciones y convertirlas en nada menos que celestiales. Pero mucha gente soportar relaciones que están lejos de lo ideal.

Ellos han aprendido a lidiar con relaciones que simplemente no son satisfactorias o son dolorosas o destructivas. Y sin embargo, estamos destinados a tener amistades extraordinarias y matrimonios extraordinarios y experimentar una extraordinaria cercanía a nuestros hijos.

Entonces, ¿Por qué no tenemos este tipo de relaciones extraordinarias?

Mayormente porque no lo permitimos.

Nos volvemos codiciosos, egoístas, orgullosos, avaros e inseguros. Nos ofendemos por todo y tomamos las cosas personalmente además de interpretar las cosas de forma precipitada, además decimos cosas que no debemos decir y hacemos cosas que socavan esas mismas relaciones y luego lamentamos no estar más unidos.

Así que la mejor manera de desarrollar relaciones extraordinarias es trabajar en los engranajes bajo el capó de nuestras propias vidas. Aprende a mejorar todo lo que está asociado con la superación personal, lo que incluye también nuestras relaciones.

Advertencia: Trabaja en mejorarte a ti mismo y no intentes que tu pareja se mejore a sí misma. Tu obra está bajo tu propia capucha y no en la de otra persona. Incluso con nuestros hijos, el trabajo más productivo que vamos a hacer en virtud de ellos es gastar tiempo en nosotros mismos. Después de todo, mejores personas tienden a ser mejores padres. Y mejores padres hacen mejores hijos.

Éxito extraordinario

Ésta es un área que es difícil identificar con claridad porque el éxito puede ser definido de muchas maneras diferentes. La definición más limitante (simplemente porque dejan a otras fuera que son infinitamente más importantes) es el tradicional éxito profesional.

Pero no importa el tipo de éxito que elijas seguir, tú puedes tener éxito de manera extraordinaria si vas a por ello, te preparas para ello, invierte en ello y trabajas de forma ardua en ello. Pero lo que planificas, preparas, inviertes y trabajas específicamente depende de lo que estés dispuesto a hacer para triunfar.

Mi mejor consejo es que aprendes de los líderes en el campo dentro de cualquier área de la vida en la cual quieras tener éxito. Domina lo que ellos hacen. Entonces hazlo a tu manera. Resiste la tentación de simplemente duplicar su éxito. El éxito extraordinario rara vez se logra de esa manera.

Espiritualidad extraordinaria

Los dos somos seres espirituales y físicos. Y sin embargo prestamos demasiada atención a nuestro lado físico. Creo que todos nosotros hacemos esto en detrimento propio. Si trabajamos más en ponernos a tono con lo divino, nuestra vida puede ser profundamente cambiada en forma dramática.

He conocido a adictos y a personas con pasados horribles y con espantosos pensamientos acerca de sí mismos y de la vida que luego se conectan con su lado espiritual, ellos llegaron a alimentar esa relación y ahora viven vidas muy significativas con verdadero propósito y alegría.

Las recompensas de una vida espiritual son reales e incluyen una puesta a punto de la conciencia. Incluye la consecución de un mayor conocimiento y sabiduría además de vivir la vida de una forma más alegre. La vida se vuelve más dulce. Más feliz. Mejor. Ganamos una especie de humildad que sólo se puede sentir, no hay forma de describirlo. Nuestro exterior refleja mejor nuestro interior y en nuestro interior experimentamos una extraordinaria paz.

Sabiduría extraordinaria

Muchos de nosotros simplemente dejamos de aprender una vez que nos hemos graduado de la universidad y después de haber colgado el diploma en la pared como un trofeo para demostrar nuestra competencia. Nosotros cruzamos la línea de la meta y nos detenemos. Dejamos de aprender, dejamos de investigar y dejamos de pensar, por supuesto a menos que nuestro trabajo requiera que nos formemos de vez en cuando a través de un curso en particular.

Pero las personas extraordinarias pasan toda su vida aprendiendo. Son lo suficientemente humilde como para admitir las deficiencias de sus conocimientos y tienen pasión por aprender lo suficiente para tratar de llenar esos agujeros.

Ellos ven la vida desde puntos de vista diferentes y están abiertos a aprender de los expertos y de los novatos por igual. Les encanta descubrir nuevas verdades y descubrir nuevas capas de conocimiento. Son apasionados acerca del crecimiento y el desarrollo personal. Y así pasan mucho tiempo en su búsqueda.

En conclusión

La vida es una experiencia extraordinaria. Podemos hacer que nuestras vidas sean aún más extraordinarias haciendo cosas extraordinarias. Te invito a que elijas una área que creas que pueda beneficiarse de lo extraordinario que eres y luego ve a por ella. Aprende lo que puedas aprender. Haz lo que tengas que hacer.

Y mira lo que le puede pasar a una vida normal.

Por último

Por favor comparte este artículo con otras personas para recordarles que todos nosotros hemos nacido para ser extraordinarios.

Fuente: http://www.exitoysuperacionpersonal.com/tu-naciste-para-ser-extraordinario/

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB