Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Nacer Emprendedor III

Publicado en Interés General | 18 de octubre, 2010

Nacer EmprendedorCuriosidad para Aprender y Ganar con lo Aprendido

En las empresas grandes y experimentadas cuando necesitan cruzar un río, simplemente, planifican y construyen un puente por el que directamente marchan a la otra orilla. Pero en un pequeño e inexperto emprendimiento hay que tener habilidad para ir saltando entre las piedras.

Cuando comenzamos con un nuevo emprendimiento podemos saber dónde están las piedras, las podemos ver con bastante nitidez si agudizamos nuestra atención, pero podemos estar saltando sobre ellas sin conocer la dirección en la que nos estamos moviendo. Si cometemos un error: nos mojamos.

Si nos equivocamos en los cálculos, seguramente que deberemos movernos hacia atrás, buscando un terreno o punto de apoyo más estable, para volver a avanzar por una ruta diferente. Es muy probable que frecuentemente saltemos sobre piedras resbaladizas… se aprende de los resbalones, pero hay que aprender, también, a tolerar el sentimiento que provoca resbalarse.

El frecuente cuestionamiento, sobre todo de los jóvenes graduados universitarios, es identificar el momento para fundar un emprendimiento propio; ¿durante el curso o ni bien se finalizan los estudios? ¿Luego de acreditar algún tiempo de experiencia en un empleo? Aún cuando la mayoría de los emprendedores logran identificar una oportunidad para crear su propia empresa mientras que trabajan como empleados en relación de dependencia, no podemos negar que se trata de un dato meramente estadístico que, desde mi perspectiva, no tiene ninguna significación.

Considero que es necesaria la consolidación de algunas habilidades muy básicas que necesariamente no necesitan ser obtenidas en el desempeño de una función laboral. Por ejemplo, mi experiencia lúdica como actor primero y director de teatro después, en mi adolescencia, forjó mis mejores habilidades para desempeñarme públicamente para brindar mis conferencias y realizar mis talleres.

“Responder a cuál es el mejor momento para emprender una aventura empresarial propia depende, naturalmente, de varios factores personales, ambientales, comerciales, tecnológicos y financieros, pero la primera cuestión que el novel emprendedor tiene que resolver es si está dispuesto al sacrificio de sobrellevar algunas cicatrices en sus rostros”, expresa Dan Bricklin.

Es una Cuestión de Fe

Perteneciente a una familia religiosa, Bricklin ha recibido una instrucción primaria orientada en tradición judaica.

“Aprendí, como se aprende a pelar una cebolla -explica- la disciplina de estudiar la Biblia, procurando develar muchos significados para cada palabra. En mi infancia, jugó un papel ciertamente crítico en mi posterior trabajo técnico, porque reforzó la importancia de examinar un problema desde todos los ángulos, ordenando a través de las posibilidades, probando diferentes modelos, aprendiendo de ellos en el proceso y reconociendo las contribuciones de los grandes filósofos”.

Un relato de la tradición litúrgica judía (notable desde la perspectiva emprendedora) menciona que cuando Dios creó al mundo dejó algunos «pedazos incompletos». En lugar de proveernos el pan, la naturaleza nos prodiga trigo; en cambio de ladrillos para construir nuestras casas, la tierra nos brinda la arcilla, y nosotros tenemos que construir y cocer nuestros ladrillos para, luego, construir nuestras casas.

¿Por qué esto funciona de esta manera?, los estudiosos concluyen que nosotros somos los compañeros de Dios que estamos completando el acto de la Creación para que tomemos en cuenta la importancia de nuestro tiempo que vivimos en la tierra.

Nosotros no podemos permanecer como observadores pasivos de lo que pasa en nuestro entorno; sí somos activos participantes para hacer del mundo: un buen lugar.

Nacer emprendedor, es una cuestión de Fe (en sí mismo).

Autor  Mario Dehter

Fuente: www.jcvalda.wordpress.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB