Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Un minimalista explica cómo desarrollar una mente más flexible, y por qué deberías hacerlo

Por Leo Babauta | Publicado en Interés General | 27 de julio, 2017

Vivir MejorEs mi creencia que una mente flexible nos ayuda a lidiar con el caos, las pérdidas, los grandes cambios de la vida, las pequeñas frustraciones, y todo lo que la vida nos lanza en nuestros caminos.

Una mente flexible conduce a más paz. No estás tan atascado como crees, y puedes adaptarte al cambio. No siempre piensas que tienes razón, pero sienes curiosidad por las otras personas. Puedes asumir nuevos retos con una sonrisa.

Yo no siempre tengo una mente tan flexible, para ser honesto. Estoy trabajando en ello.

Cuando no soy flexible, puedo sentirlo: Mi mente empieza a sentirse rígida, siento frustración, irritación, ira, decepción.

Hay una sensación de no querer que las cosas sean como son, una sensación de ser agraviado, atacado. Es el resultado de quedar atrapado en cualquier historia que te estás contando.

Así que esto es lo que hago para desarrollar una mente más flexible:

1. Ve la tirantez

Si me noto frustrado, endureciendo, sintiendo una tirantez… este es el signo que debo practicar.

Y la buena noticia es que la práctica me ayuda a mejorar, por lo que debería celebrar! Esta es una lección que la vida me ha dado, y trato de decir gracias.

2. No actúes

El mayor daño viene cuando actúo desde mi frustración; acciones que podrían incluir cerrarme y no hablar con nadie. Así que cuando noto la tirantez, trato de no tomar ninguna acción dañina. En su lugar, trato de ver en mi interior para hacerle frente a cualquier cosa que esté surgiendo.

3. Quédate con la sensación

Dirígete hacia el sentimiento, y simplemente obsérvalo. Velo como algo que está surgiendo, pero que no soy necesariamente yo.

Es un sentimiento, una nube que pasa a través del cielo, no es un gran problema. ¿Cómo se siente físicamente en mi cuerpo? Explóralo con curiosidad.

4. Dale un poco de espacio, y compasión

Si la sensación de tirantez que está surgiendo es una nube, entonces intenta darle un cielo azul grande y expansivo en la cual flotar.

En vez de estar inmerso en la nube, intento ensanchar, abrir una expansión. Y entonces le doy a la sensación algo de compasión. ¡Está bien sentir esto! Y es bueno darle un poco de amor.

5. Relájate y aflójate

La tirantez proviene de querer que algo o alguien sea de cierta manera. Lo estoy agarrando fuerte, y realmente quiero eso.

En vez de eso, trato de aflojar mi control no importa que sea. Realmente no importa mucho, puedo fluir alrededor de eso. En su lugar, trato de relajarme, y estar con lo que está pasando. Noto el mundo que me rodea, en este momento, en lugar de estar atrapado en mi historia. Me relajo, y soy agradecido por lo que está a mi alrededor.

6. Di “no sé”

Aquí está la clave de todo. Una vez que me relajé un poco, ahora puedo decirme: “No sé cómo deberían ser las cosas, ni siquiera sé cómo son ahora”. Eso me da espacio para no saber, e investigar.

¿Cuál es la verdad sobre este momento? ¿Cómo sería permitir que el futuro se desarrolle sin saber como lo hará? ¿Cómo es no saber cómo deben actuar las demás personas, pero tener curiosidad sobre por qué actúan de esa manera? ¿Y teniéndoles algo de compasión también?

No saber. Una mente flexible es una que realmente no sabe lo que debería pasar, y que ni siquiera está seguro de lo que se presentará en este momento. Es curiosa, como un bebé que explora un mundo nuevo. Cuando nos sentamos en meditación, o tomamos cada momento como viene, nos permitimos no saber, y estar interesados en lo que sea que surja.

Eso es en lo que estoy trabajando, con imperfección y olvido, y lo encuentro muy útil.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB