Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Soy un millonario hecho a sí mismo, y aquí tienes 8 citas que creo que cambiarán tu perspectiva sobre el dinero

Por Steve Siebold | Publicado en Educación Financiera | 18 de octubre, 2016

Reibox BlogContrariamente a la creencia popular, no es la inteligencia ni la educación lo que frena a la persona promedio para hacerse rico.

Son las creencias que la clase media tiene sobre el dinero lo que los mantienen luchando por sobrevivir en un mundo de abundancia. Es por eso que los ricos conscientemente construyen creencias sobre el dinero que sirven a sus intereses y los ayudan a desarrollar importantes sumas.

Si realmente quieres las riquezas de las clases altas, copia las creencias de los ricos, sabiendo que con el tiempo comenzarás a comportarte en base a ellas.

Mientras que la mayoría de las personas están buscando las respuestas en el exterior, los grandes saben que crear riqueza comienza en el interior. Primero adopta las creencias de las clases altas en torno al dinero, y entonces toma acciones basadas en esas creencias. Tus resultados seguirán a tus acciones.

Aquí tienes ocho citas que cambiarán tu perspectiva sobre el dinero, y te pondrán en camino a ganar más.

“La independencia es el único camino a la verdadera libertad, y ser tú mismo es su máxima recompensa.”

– Patricia Sampson

Tienes dos opciones cuando se trata de dinero: creer que es responsabilidad de otros cuidar de ti, o creer que todos los ciudadanos en una economía de libre mercado tiene la oportunidad de hacerse rico.

Los millonarios hechos a sí mismos creen en la independencia como principio en sus vidas. Cuando dejas la mentalidad de víctima y asumes la responsabilidad, eres libre de hacer tanto dinero como desees.

 “La riqueza fluye de la energía y las ideas.”

– William Feather

En sentido figurado, el dinero crece en los árboles; y los árboles son ideas. Mientras el hombre camine sobre la tierra, tendrá problemas que necesite resolver con ideas creativas. Y entre más problemas alguien resuelva, más rico se hará.

Así, mientras que la persona promedio opera con la creencia errónea de que el dinero es escaso y difícil de ganar, los ricos opera con la creencia de que el dinero es abundante y ganarlo es tan fácil como solucionar un problema pensando en el persistente y creativamente.

“Corre por tu vida lejos de cualquier hombre que te diga que el dinero es malo. Esa frase es la campana del leproso sobre un saqueador acercándose.”

– Ayn Rand

A la persona promedio le lavaron el cerebro para que crea que los ricos tienen suerte o son deshonestos. El pasaje bíblico que indica que el amor al dinero es la raíz de todo el mal ha sido mal citada diciendo que el dinero en sí es la raíz de todo el mal.

Como resultado de una pobre programación e ignorancia, la mayoría de las personas se enfocan en la carencia y limitación con respecto al dinero y no tienen una educación sobre lo que significa ser rico. Decide estar orgulloso de tu ambición, e ignora a las personas que te digan que querer ser rico es malo.

 “He concluido que la riqueza es un estado mental, y que cualquiera puede adquirir la mentalidad de los ricos con sólo pensar como ellos.”

– Andrew Young

Cuando comparas los pensamientos, creencias y filosofías sobre el dinero entre los ricos hechos a sí mismos y todos los demás, las diferencias son tan extremas como numerosas.

Pensar como los ricos significa dejar de tenerle miedo al dinero, y empezar a verlo como libertad y oportunidades. Deja de creer que la única manera de hacer más dinero es trabajando más horas. Deja de creer que no eres lo suficientemente bueno o lo suficientemente inteligente como para ser rico, y entiende que tienes todo lo que necesitas dentro de ti para ser tan rico como quieras.

“Un hombre sólo aprende de dos formas: una es por la lectura, y la otra por asociarte con personas más inteligentes.”

– Will Rogers

Nos convertimos en las personas con las que nos asociamos. Los millonarios piensan de forma diferente sobre el dinero que la clase media, y tienes mucho que ganar con estar en su presencia.

Las personas exitosas están de acuerdo en general de que la conciencia es contagiosa, y que exponerte a personas más exitosas tiene el potencial de ampliar tus pensamientos y catapultar tus ingresos. Rodéate de personas ricas y ve que sucede con tu perspectiva sobre el dinero.

 “Tanto la fortuna como el amor son amigos de lo atrevido.”

– Ovidio

A la persona promedio le dicen desde la infancia que se quede callada, que no se meta en problemas, y que no haga olas.

Nos enseñaron a fijar expectativas “realistas” para nuestras vidas. La visión del mundo que la mayoría de las personas adoptan es que la vida es peligrosa y aterradora, y que para sobrevivir con la menor cantidad de dolor posible, lo mejor es jugar a lo seguro y no correr riesgos.

Olvida ese consejo. Si quieres ser rico, tienes que aprender a ser atrevido, agresivo, y no tener miedo de  buscar la riqueza. No tengas miedo de cometer errores. Nunca te conformes con la mediocridad financiera. Se atrevido en tu manera de hacerte rico.

“Los viejos siempre están aconsejando a los jóvenes que ahorren dinero. Ese es un mal consejo. No ahorres cada centavo. Invierte en ti mismo.”

– Henry Ford

En vez de enfocarte en los gasto y en el ahorro, enfócate en ganar más.

La mejor manera de hacer esto: Invierte en ti mismo. Los campeones están siempre buscando mejorar sus habilidades. Hacen todo lo posible para poder lograr una ligera ventaja por sobre sus competidores.

Algunas maneras de mejorar: lee, encuentra un coach, escucha audios sobre desarrollo personal, o asiste a seminarios. La escuela nunca termina para los grandes.

“El hombre ha nacido para ser rico, o inevitablemente enriquecerse, a través del uso de sus facultades.”

– Ralph Waldo Emerson

Existe la creencia generalizada entre las masas que les dice que no tienen derecho, ni son lo suficientemente buenos como seres humanos para pedir, esperar, o rogar por prosperidad más allá de sus necesidades básicas. ¿Quién soy yo, se preguntan, para convertirme en millonario?

Los millonarios hechos a sí mismos se preguntan, ¿Por qué no yo? Soy tan bueno como cualquiera y merezco ser rico. Si puedes elegir ser rico, ¿Por qué conformarte con la mediocridad? Por supuesto que no es tan fácil como suena, pero comienza con tomar la decisión.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB