Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Michael Jordan: Sobre el trabajo en equipo

Publicado en Negocios | 17 de noviembre, 2011

Michale JordanEl talento gana juegos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos

Parece que nuestra sociedad tiende a convertir los niveles individuales de éxito en cuestión glamorosa, sin considerar el proceso en su totalidad. El fútbol americano es un buen ejemplo.

Pienso que el fútbol americano es un deporte de segunda.

Ahí tiene usted a la estrella, el mariscal de campo, quien es muy inteligente y que, probablemente, sea capaz de conducir al equipo. Pero no puede hacerlo sin contar con el apoyo de los guardias y tackles que están frente a él.

Sin embargo, los defensas ganan centavos de cobre mientras que el mariscal de campo gana dólares de plata sólida. No tiene sentido. Si no se tiene a ese grupo de apoyo, el dólar vale menos que un centavo.

Pasa exactamente lo mismo en una empresa. ¿De qué sirve un gran ejecutivo con ideales brillantes si no cuenta con las personas que han de convertirlas en realidad? Si usted no pone a cada pieza en su lugar, particularmente en las bases, de nada sirve la idea. Puede tener los mejores vendedores del mundo, pero si los obreros que manufacturan el producto no son buenos, nadie lo comprará.

En los Bulls, teníamos a dos tipos con diferentes habilidades, Cartwrighr y John Paxson. Encontramos la manera de usar su talento en el marco de equipo. Lo mismo sucede con los trabajadores en la parte baja de la escalera en relación a los dirigentes de la empresa.

Los gerentes, al igual que los entrenadores de básquetbol, deben encontrar la manera de utilizar el talento individual para lograr los objetivos de la empresa.

Cuando empezamos a ganar campeonatos, existía un acuerdo entre los doce jugadores. Todos sabíamos cuales eran los roles que había que desempeñar. Conocíamos nuestras responsabilidades y capacidades.

Por ejemplo, sabíamos que era importante meter a Bill en el juego desde el principio. Sabíamos que si John acertaba el primer tiro debía abrir paso a Scottie Pippen, B.J., Armstrong y a mí. Ese era el tipo de cuestiones que debían comprender y aceptar para ganar campeonatos. Nos tomo cierto tiempo comprenderlo. Se trata de un proceso en que debe desaparecer el egoísmo. A nuestra sociedad le cuesta trabajo entenderlo. A veces la gente no sabe desempeñar roles que requieren olvidarse de ser superestrellas. Por lo general, domina una tendencia a ignorar o faltar el respeto a las partes que permiten el funcionamiento del todo.

Es natural que se presenten altas y bajas, particularmente si los encargados de lograr un alto nivel de eficiencia son individuos. Pero cuando lo meditamos bien, supimos que podíamos hacerlo. Cuando se presentaba una situación tensa nos compenetrábamos como una unidad. Por ello fuimos capaces de recuperar terreno tantas veces, ganando partidos cerrados y por ello le ganábamos a equipos más talentosos. En todo deporte hay equipos con grandes jugadores que jamás ganan un título.

Es común que esos jugadores no estén dispuestos a sacrificarse por el bien del equipo. Lo curioso es que, a fin de cuentas, su poca disposición para el sacrificio hace que las metas individuales sean más difíciles de alcanzar.

En North Carolina me enseñaron algo en lo que creo fervientemente: si los objetivos se conciben y logran como equipo, las carreras individuales destacaran por si mismas.

¿Quieren mi opinión? Prefiero contar con cinco tipos menos talentosos que deseen formar un equipo a disponer de 5 tipos que se consideran estrellas y no quieren sacrificarse.

“El talento gana juegos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos”.

Fragmento de “Mi filosofía del triunfo” de Michael Jordan

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 17/11/2011 - gabriel velez restrepo:

    Esto forma parte del paquete de sabiduría de la que habla tanto robert. A la gran mayoría le cuesta mucho practicarlo y por eso sólo el 3% de las personas lo hace.

  2. 2 5/09/2012 - Octavio vázquez:

    Por tu forma de pensar en equipo Michael eres y serás el mas grande de todos los tiempos, crecí contigo y ahora que ya soy adulto trato de llevar tu filosofia de vida, gracias por todos los momentos extraordinarios que pase en cada final, que finales señores!!!

Subir »
FB