Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Michael Jordan: Sobre el Liderazgo

Publicado en Negocios | 9 de febrero, 2012

Michale JordanSi sus palabras no están respaldadas por un buen rendimiento y trabajo duro, no sirven para nada.

Siempre he tratado de ser líder con el ejemplo. Así es mi personalidad. Nunca uso las palabras para fundamentar mi liderazgo. No trato de motivar a los demás hablando porque no creo que las palabras signifiquen tanto como la acción.

Se dice que una imagen vale más que mil palabras. Así que trato de integrar una imagen de duro trabajo y disciplina. Y jamás me he detenido. En el instante que mi esfuerzo disminuye, particularmente si el resto del equipo o compañía me tiene como líder, les ofrezco un pretexto para aflojar también la marcha. ¿Por qué no? Si la persona que está al frente de todo se toma un día de descanso o no se esfuerza, ¿Por qué han de esforzarse los demás?

Un líder tiene que ganarse ese título. Usted no será el líder si solamente es el mejor jugador, el más inteligente de la clase o el más popular. Tampoco existe una persona que le otorgue ese título. Usted tiene que ganarse el respeto de quienes lo rodean predicando con el ejemplo. Debe ser consistente en su actividad, sin importar si hablamos de un entrenamiento de básquetbol, de una reunion de negocios o de las relaciones con su familia.

Quienes le rodean necesitan saber que pueden esperar de usted. Tienen que estar seguros de su presencia, de que su desempeño será casi siempre el mismo en cada juego, particularmente cuando las cosas se ponen difíciles.

En última instancia, los entrenadores o los jugadores pueden decidir lo que quieran, pero si sus palabras no están respaldadas con desempeño y trabajo duro, la palabrería no sirve para nada. Por eso trato de dominar los pormenores; anotar un punto, ser ejemplo de rendimiento. Si me consideraban el mejor jugador o si era el que más dinero ganaba, me propuse que todos estuvieran conscientes de que todos esos privilegios eran resultado del trabajo duro. Quise que mis compañeros comprendieran que mi éxito no era resultado de un accidente o de la fortuna. Y también debían estar conscientes de que yo les observaba.

Un líder no puede inventar excusas, no olvide que debe existir calidad en todo lo que se hace. En los negocios, fuera de los negocios, en el salón de clases, en el patio de recreo, en la sala de juntas, y también fuera del trabajo. Usted debe transmitir sus habilidades, su fuerza, sin importar el ambiente en el cual se desempeñe.

Debe estar dispuesto a sacrificar ciertas metas individuales en el caso de ser necesario por el bien del equipo. Pienso que un líder es también una persona que ha tenido éxito en el pasado y que no teme llevar a los demás por el camino del triunfo en el futuro; alguien que tiene una visión a futuro, que pueda anticipar lo que sucederá.

A lo largo del camino, usted debe tomarse el tiempo para determinar en que se cree y tiene que aferrarse a sus convicciones. Todas las personas que admiro hacen eso. Mis padres eran así. Nunca me decepcionaron. Yo sabía que estarían presentes cuando la presión aumentara. Yo confiaba en ellos. El entrenador Smith era así. Pienso que personas como Julius Erving, Denzel Washington, Spike Lee, Martin Luther King – gente que admiro – crearon su propia visión. No permitieron que nada ni nadie les distrajeran o derrotaran. Pusieron el ejemplo y fueron líderes.

Pero usted, lector, no tiene que salir en televisión, entrenar en un equipo de la NBA o dedicarse al deporte profesional para ser un líder en toda la extensión de la palabra. Cada hogar, negocio, barrio y familia necesita un líder real. Sobran personas que hablen pero falta quien predique con el ejemplo.

Fragmento de “Mi filosofía del triunfo” de Michael Jordan

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB