Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Michael Jordan: Sobre el Compromiso

Publicado en Interés General | 21 de octubre, 2011

Michale JordanNo hay caminos fáciles

Al salir de la preparatoria tenía un fuerte sentido del compromiso. De no ser así, si mi deseo de triunfo hubiera sido menos intenso, habría tomado el camino fácil de asistir a otra escuela. Pero fui a North Carolina porque me di cuenta de que muchos jugadores de Dean Smith eran seleccionados por equipos de la NBA. La gente me decía que era mejor evitar el camino difícil, pero yo estaba dispuesto a hacerlo. El compromiso con mis metas determinaba cada acto. Quería descubrir las cosas por mí mismo. Deseaba conocer el terreno en el que me encontraba.

Siempre he creído que si uno se pone a trabajar, los resultados llegarán tarde o temprano.

No hago las cosas creyendo a medias. Sé que al hacerlo así solo puedo esperar resultados mediocres. Por eso me concentro en los entrenamientos tanto como en los juegos. Es una actitud que se pueda abrir y cerrar como si fuera un grifo. Sería imposible hacerme el tonto en los entrenamientos y después al necesitar más empuje en el final de un juego, pretender que el esfuerzo se refleje.

Pero así es como mucha gente aborda sus asuntos. Y por eso muchos fallan. Hablan como si en verdad estuvieran comprometidos para dar lo máximo de que son capaces. Dicen lo correcto y, aparentemente, hacen su mejor esfuerzo manteniendo las apariencias. Pero cuando llega el momento de la verdad buscan razones y no respuestas.

No es raro encontrarse con casos como estos en el deporte profesional. Incluso le sucede a amigos y socios comerciales.

Existen un millón de excusas para no pagar el precio. “Si tan solo me diera la oportunidad” o “si le agradara más al entrenador, al maestro o al jefe podría haber logrado esto o aquello.” Puras excusas.

El aceptar responsabilidades es parte del compromiso al que me refiero. Por supuesto que encontrará usted obstáculos o distracciones. Si trata de lograr algo, siempre habrá problemas en el camino. Yo me he topado con ellos; a todos nos ha sucedido. Pero los obstáculos no tienen por qué detenerte. Al toparte con un muro, no des la espalda considerándote derrotado. Arréglatelas para escalarlo, para romperlo o caminar alrededor para superarlo.

Yo recibí una gran lección con respecto a las distracciones durante el primer año que pase en North Carolina. Resultó que ese periodo fue el mejor de mi vida estudiantil en la universidad.

En razón de ello, nacieron toda clase de esperanzas. Yo traté de basar mi vida en dichas esperanzas.

Trataba de vivir de acuerdo con las esperanzas que los demás tenían en mí en lugar de seguir mi propio camino. Me descubrí buscando el momento de la jugada espectacular para impresionar; hacia trampa en los aspectos defensivos para lograr situaciones de rompimiento.

El entrenador Smith me llamo un día y me enseño dos filmes, uno del principio de mi año como novato y otro del comienzo de la segunda temporada. Era totalmente opuesto. Estaba buscando caminos fáciles, atajos y la verdad es que ese no fue el camino que me condujo hasta allí. Conservaba la garra y el deseo, pero había perdido la concentración.

Tienes que ajustarte a tu proyecto. Muchas personas tratarán de hundirte hasta su propio nivel de bajo desempeño cuando noten que no pueden hacer ciertas cosas. Pero la verdad es que muy pocos logran algo de valor tomando el camino fácil. Son pocos los que hacen fortuna jugando a la lotería. Sucede, pero las posibilidades no están de tu parte. La mayoría logran sus sueños por medios honestos, planteándose metas y comprometiéndose a alcanzarlas.

Sea como sea, ese es el camino que a mi me gusta recorrer.

Fragmento de “Mi filosofía del triunfo” de Michael Jordan

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB