Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Merezco Ser Feliz

Publicado en Desarrollo Personal | 27 de abril, 2012

Merezco Ser FelizPor María Jesús

Ya he hablado más veces en este blog de la felicidad. Hasta una vez hice una encuesta y mucha gente respondió que no merecía ser feliz. Esto no es más que un sentimiento. Los sentimientos son engañosos. Si nuestra vida se guía sólo por los sentimientos iremos a la deriva y seremos unos desgraciados. Debemos analizar racionalmente por qué no merecemos ser felices. Más bien es al contrario. El hombre ha sido creado para ser feliz. Ese es nuestro anhelo más profundo.

Se ha escrito mucho sobre la felicidad, pero en realidad al final la felicidad también es una elección qué hacemos. Seguro que alguno piensa que vaya burrada que estoy diciendo ¿Cómo puedo ser feliz con dificultades económicas, de salud, familiares? ¿Cómo puedo ser feliz yo mientras los demás son tan desgraciados?

Esto no es más que el enmascaramiento de una realidad más profunda, porque la felicidad sin duda viene del interior del hombre. En circunstancias idénticas hay gente que es feliz y otra que es la más amargada del mundo. Esto es una demostración de que podemos ser felices a pesar de las circunstancias.

Pero para ello necesitamos una serie de recursos que debemos adquirir. Y adquirir estos recursos, esta capacidad de adaptación y unos hábitos saludables para nuestra vida física y espiritual requiere mucho esfuerzo personal.

Por eso afirmo que la felicidad es una elección, porque tenemos que pagar un precio para conseguirla, pero el mismo esfuerzo invertido se convierte en recompensa por lo que en realidad podemos decir que al final no hay precio alguno, que todo es gratuidad.

Aunque debemos ser realistas. Si llevamos muchos años de nuestra vida alimentando pensamientos negativos y eligiendo el camino de la amargura, el cambio a la felicidad nos costará. Pero desde el primer segundo que empecemos a cambiar ya nos sentiremos mucho mejor que antes. Y el dolor es compatible con la felicidad, pero esto también debe ser descubierto.

Vía: http://www.tesoroespiritual.blogspot.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB