Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Cómo maximizar los dólares de tu inversión

Por Robert Kiyosaki | Publicado en Educación Financiera | 24 de febrero, 2017

Robert KiyosakiCuando era un niño en la escuela primaria, mi padre rico ya estaba poniendo ideas en mi cabeza sobre las diferencias entre los ricos, los pobres y la clase media.

“Si quieres seguridad laboral, sigue los consejos de tu papá,” me dijo. “Si quieres ser rico, necesitas seguir mis consejos.”

Entonces, Padre rico pasó a mostrarme la diferencia entre su plan de inversiones y el plan de inversión de mi padre.

“Mi empresa compra activos con dólares antes-de-impuestos,” decía padre rico mientras hacía el siguiente diagrama.

01

“Tu papá intenta comprar activos con dólares después-de-impuestos. Sus estados financieros se parece a esto,” dijo padre rico.

02

Para resumir, de forma bella, mi padre rico combinó los dos diagramas para poner en relieve la diferencia entre mi padre y él.

03

Jugando con diferentes reglas

El punto que mi padre rico estaba queriendo marcar era que, a pesar de que vivíamos en un país libre, no todo el mundo jugaba con las mismas reglas. Los ricos tienen sus propias leyes, las cuales les permiten hacerse más ricos.

Padre rico continuó enseñándome que, debido a que mi padre era un empleado, él tenía que pagar sus impuestos primero y sólo entonces podía invertir. Eso significaba que le sacaban hasta un 50 por ciento o más de sus ingresos antes de que pudiera comenzar a invertir.

Como dueño de negocios, padre rico era capaz de comprar activos a través de su negocio, y entonces pagar impuestos por los ingresos que le quedaban. Él compraba sus activos primero, y pagaba sus impuestos después.

“Yo pago impuestos sobre mis ingresos netos,” dijo. “Tu papá paga impuestos sobre sus ingresos brutos, y luego trata de comprar activos. Debido a esto, es muy, muy difícil para él poder lograr cualquier tipo de riqueza.”

Si tuviéramos que mostrarlo en un mapa en el cuadrante del flujo del dinero, los puntos de mi padre rico se verían así:

Como invirtió mi padre pobre

04

Como invirtió mi padre rico

05

“Siempre recuerda,” dijo padre rico, “que las reglas son diferentes para los diferentes cuadrantes. Toma las decisiones sobre tu futuro con prudencia. Decide con qué reglas quieres jugar.”

¿Puedes hacer esto tú también?

Intento transmitir la sabiduría que aprendí de mi padre rico. Hoy en día, como mi padre rico me enseñó, invierto a través de mis negocios, y enseño a otros a hacer lo mismo.

Cuando hablo sobre esto, invariablemente las personas levantan sus manos y dicen cosas como:

• “Pero yo soy un empleado, y no tengo un negocio.”
• “No todos podemos ser dueños de un negocio.”
• “Empezar un negocio es arriesgado.”
• “No tengo dinero para iniciar un negocio, y mucho menos para invertir.”

Para este tipo de declaraciones, le recuerdo a las personas que hace menos de 100 años, aproximadamente el 85 por ciento de las personas en los EE.UU. eran dueños de sus propios negocios, ya sea como productores independientes o pequeños comerciantes. Sólo un pequeño porcentaje de la población era empleada. Sé que mis abuelos fueron dueños de pequeñas empresas.

Actualmente, en tan sólo un par de generaciones, parece que la era industrial (con su promesa de empleos bien remunerados, seguridad laboral y pensiones) ha hecho desaparecer esa independencia de nosotros.

¿Qué quieres hacer?

Lo más probable es que tengas el potencial para ser un gran dueño de negocios, si tienes la voluntad para desarrollar las habilidades necesarias. Nuestros antepasados desarrollaron y dependían de sus habilidades empresariales, y tú también puedes.

Si no tienes un negocio hoy, la pregunta es: ¿Quieres pasar por el proceso de aprender cómo construir un negocio?

Eres el único que puede responder esa pregunta.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB