Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Los trucos de productividad poco ortodoxos de Elon Musk, Bill Gates, y Mark Zuckerberg

Por John Rampton | Publicado en Negocios | 9 de mayo, 2016

Super ExitososLos líderes de las más grandes empresas del planeta siempre están tratando de averiguar qué hacer con su tiempo, y parece que todos ellos han llegado a una conclusión: trabajar.

Abordando sus ambiciones con una intensidad enfocada, ninguno trabaja menos de 70 horas a la semana, incluyendo fines de semana, incluso a expensas de aspectos de la vida que otra gente valora.

Sin embargo, estar armado con una idea fuerte, determinado a ser el mejor, y con el apoyo de una ética de trabajo sobrehumana vale la pena: Mark Zuckerberg, Bill Gates, y Elon Musk se encuentran entre las personas más ricas del mundo, y, más allá de eso, cada uno de ellos lideran tecnologías que han (o tienen la capacidad) cambiado la sociedad de manera irreversible.

Cada uno de los tres, para dar sentido a su propio ajetreo, desarrolló sus propios mecanismos para hacerle frente a ello.

Desde usar la misma remera gris todos los días, a escapar al bosque una vez al año, hasta analizar volúmenes de papel, aquí tienes algunos trucos de eficiencia poco ortodoxos de estos tres hombres de la cima.

La búsqueda de Mark Zuckerberg por la simplicidad

Mucho se escribió sobre el uniforme de Zuckerberg, idénticas remeras grises que se cambia a través de su semana laboral (esto lo ayuda a mantenerse enfocado y gastar la menor cantidad de energía posible en decidir qué ponerse cada día) pero lo que no se nota tanto es que esta manera sencilla de vivir se extiende a casi todos los aspectos de su vida diaria.

El niño prodigio de 31 años convertido en un multimillonario CEO de Facebook va a las oficinas de Facebook no en un Audi, marca favorita de sus contrapartes de otras empresas, sino en un bastante modesto Acura negro.

Si bien adquirió recientemente las tres propiedades que rodean su casa en Palo Alto, mantuvo su famosa morada (ubicada a pocas cuadras de las oficinas, donde supuestamente trabaja hasta 15 horas al día) bastante dispersa. Al eliminar gran cantidad de la extravagancia a su disposición, la meta en la que más se enfoca sigue siendo el trabajo que hace.

En un Q&A (preguntas y respuestas) en Facebook el año pasado, fue citado diciendo, “Siento como si no estuviera haciendo mi trabajo si gasto algo de mi energía en cosas que son tontas o frívolas en mi vida, y así le puedo dedicar toda mi energía a construir los mejores productos y servicios.”

Cómo Bill Gates mantiene su correo electrónico, su vida, y su lista de lecturas pendientes en jaque

En un artículo del 2006, Bill Gates, entonces presidente, CEO y jefe de los arquitectos de software de Microsoft, compartió cómo hackea su correo electrónico con una solución simple; un área de visualización más grande de tres monitores.

En aquel entonces, estaba lidiando con más de 100 correos electrónicos al día. Con todo su trabajo filantrópico como copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates, activismo social y su continuo papel como asesor técnico de Microsoft, uno sólo puede especular cuánto creció ese número.

Con un monitor mostrando correos electrónicos entrantes, uno fijado en algún correo con el que esté trabajando, y una pantalla para su escritorio normal, puede realizar varias tareas sin descuidar ninguna. Al concentrarse en su trabajo, con un email en su propio monitor a la vez, Gates le da a cada correspondencia el tiempo y la atención que se merece. Esto es algo que todos los emprendedores jóvenes pueden poner en práctica en sus vidas.

Gates pasa una Semana-Para-Pensar anual en una cabaña en el bosque para desconectarse por completo de los documentos y libros. Al secuestrarse a sí mismo de toda clase de distracciones, consigue el trabajo y la lectura de un año en una semana. Ahí planea estrategias, examina cuidadosamente las empresas y organizaciones en las que colabora, y reflexiona sobre su último año. La Semana-Para-Pensar lo pone en un modo de máxima productividad.

Elon Musk lleva la multitarea al extremo

Con tres títulos ejecutivos (como CEO de SpaceX, CEO de Tesla Motors, y presidente de SolarCity), cinco niños y una visión salvajemente ambiciosa (de hecho, fuera de este mundo) del futuro de la tecnología,  es difícil ver cuando Elon Musk, de 44 años de edad, obtiene las seis horas y media de sueño que dice que tiene en promedio por noche.

El escritor Max Chafkin, en un perfil sobre Musk en 2007, señaló: “Para pasar el día, Musk confía en dos estimulantes: cafeína y el deseo de ayudar a la humanidad a colonizar Marte.”

Musk, que divide su semana entre SpaceX y Tesla Motors, también ha perfeccionado el arte de la multitarea: Envía emails mientras revisa facturas, lleva a cabo reuniones y se ocupa de los negocios con su teléfono al mismo tiempo, e incluso manda mensajes de texto con sus hijos en su regazo (una admisión que no tuvo pocas criticas por parte del público).

Si bien oficialmente no pasa más de 15 horas en la oficina, él dice que jamás deja de trabajar. Con estas responsabilidades las 24 horas, parece comprensible que la forma más efectiva para ahorrar tiempo es haciendo todo al mismo tiempo.

Pocos de nosotros tenemos el deseo de trabajar 15 horas al día, o dirigir empresas multimillonarias. Pero, hacer más cosas en menos tiempo te dará más tiempo para enfocarte en lo que sea que realmente te importe.

Publicado originalmente en blog.reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB