Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

“Los ricos no deberían malgastar su dinero pagando impuestos”

Publicado en Interés General | 25 de abril, 2013

T. Harv EverT. Harv Ever, autor del best seller «Los secretos de la mente millonaria», asegura que el «90% de los que tienen mucho dinero lo tienen porque lo merecen»

J.TAHIRI / MADRID

« ¿Cuánto pesan sus vidas?». Con esta pregunta Ryan Bingham, interpretado por George Clooney, iniciaba en «Up in the air» (2009) su discurso motivacional ante cientos de empresarios congregados en los auditorios de unos Estados Unidos que atravesaban su crisis más grave desde 1929.

T. Harv Eker (Toronto, 1954) no es Clooney, pero sus seminarios por todo el mundo explicando cómo adquirir las aptitudes necesarias para ser millonario han tenido más éxito que los de Bingham. Su libro «Los secretos de la mente millonaria» ha sido número 1 en la lista de best-seller que elabora el diario «The New York Times». En un momento de dificultades económicas, Harv Eker apunta que la mayoría de los adinerados se lo merecen. Que no deberían pagar impuestos hasta que el Estado no sea eficiente. Y enseña a ser rico en solo «tres o cuatro años».

—Presume de que su libro ha cambiado la vida a un millón de personas. ¿Cuántos de ellos se han vuelto ricos?

— ¡No lo sé! Pero los que vienen a mis seminarios, cuando repiten, lo hacen mucho mejor que al principio. No se vuelven ricos, pero aumentan sus posibilidades de conseguirlo.

—En su libro alienta a no culpar a los demás de la mala situación económica sino tomar las riendas y cambiar de actitud. ¿Vivimos una crisis de mentalidad?

—Sí. En todas partes, aunque obviamente en los países más responsables económicamente, la gente es más responsable y les va bien. Y viceversa, es como cualquier familia: aquellas que saben gestionar su dinero les va mejor.

— ¿Cuáles son los países más responsables?

—Aquellos que crecen son los más responsables y los que no, no lo son. No soy ningún académico, soy un economista personal. ¿Y quién es la economía? ¡Somos nosotros! Cuando la gente habla de que toda la economía va mal… ¿quién va mal? Nosotros.

—En su libro afirma que el dinero no es el fin, sino el medio. ¿Por qué el objetivo es ser millonario y no el medio para hacer lo que te gusta?

—Puedes tener ambas cosas. Puedes ser feliz, disfrutar y ser rico. Hay varias razones para serlo. Ayudarte a ti, a tu familia y a la sociedad. Pero también para cambiar tu carácter y tu actitud. Ser rico es un resultado. Es sinónimo de éxito, de ser bueno en lo tuyo. Ser rico es ganar el Mundial del dinero. El objetivo de ser rico es tu evolución, tu crecimiento personal. Muchos europeos piensan que los ricos tienen mal carácter. Yo digo todo lo contrario: muy pocos tienen mal carácter. La mayor parte son buenas personas. Trabajan muy duro, invierten bien y saben dónde poner su dinero.

—Supongo que le habrán hecho la pregunta cientos de veces pero, ¿cómo se hace uno rico?

—Si mucha gente no hace dinero es porque no entiende el dinero. Para mi la definición de un emprendedor, de un hombre de negocios o incluso de un trabajador es la de alguien que resuelve problemas a gente que le paga a cambio. Pero nadie te va a pagar dinero si no resuelves problemas. En un puesto de trabajo te pagan por tu tiempo, pero el emprendedor o el hombre de negocios no reciben dinero por su tiempo, sino por otra cosa. Si a una persona le pagan por su tiempo, su riqueza será limitada, porque un día tiene 24 horas. Y si tienes un límite de ingresos, no puedes ser millonario. Para serlo debes renunciar a muchas cosas, a tu familia, a tu tiempo…pero tienes que elegir porque cuesta mucho tiempo ser bueno en algo. Yo enseño a hacerlo en un corto período de tiempo: en tres o cuatro años. Y luego sistematizas la forma en que tu negocio funciona y recuperas la libertad que pierdes.

—Según ese razonamiento, si eres muy rico es porque has resuelto muchos problemas. ¿Cree que la riqueza es siempre tan meritocrática?

—Cuanto mejor seas en lo que haces, más recibirás. Messi es el jugador del mundo que más dinero gana. Y es el mejor. En general no pasa que un mal jugador sea el que más gana. Es muy simple, ser millonario es matemática pura. Si resuelves el problema para una persona, ganas dinero. Si lo haces para un millón, te vuelves millonario.

—Si la mayor parte de los ricos se lo merecen, ¿qué hay de la redistribución de la riqueza? ¿Para qué sirve el Estado?

—Creo que el 90% de los ricos lo merecen. Según Barack Obama, los que tienen más dinero deben pagar más impuestos. Pero la mayor parte de los fondos que el Estado acumula para repartir se despilfarran. Este es el problema. Los impuestos alimentan la corrupción. Los ricos no deberían pagar impuestos. Tendrían que distribuir la riqueza a las clases bajas sin intermediarios y no malgastárselo dándoselo al Gobierno. O el Estado debe ser más eficiente y tapar los agujeros donde despilfarran el dinero. La gente debe entender que el dinero no llega del cielo: es una mentalidad de derechos adquiridos. ¡Emprende y haz algo!

—Ahora en Europa tenemos la crisis de crédito que restringe la financiación de los bancos a familias y empresas…

—No creo que esa sea una excusa. No necesitas a un banco para crear una empresa. Es mejor empezar algo muy pequeño, que no necesites mucho dinero. Algo que resuelva problemas. Y que poco a poco vayas hacia algo grande. Me gustan iniciativas como el «crowdfunding» a empresas, en la que muchos inversores a través de internet financian las ideas empresariales que más valoran. Lo incorrecto es pensar que alguien debe prestarme porque sí. Que alguien debe darme un trabajo. ¡Si todo el mundo pensase eso no habría trabajos suficientes para todos! Hay que emprender. Ahora parece que no hay trabajo, pero lo hay. Si la gente no encuentra empleo es por dos razones. La primera es que no quieren rebajarse el sueldo: ¡Coge el trabajo y mientras tanto, sigue buscando, pero no te quedes esperando por el trabajo perfecto! La otra razón es que los trabajos piden requisitos de los que no se disponen. En ese caso, ¡consíguelos! ¡Estudia por la noche mientras tienes un trabajo de segunda! ¡Así ganarás mucho más! Pero la gente prefiere quejarse, decir que no hay trabajo, beber una cerveza con sus colegas y echarse una siesta. ¡Esto es España! ¡Esto no es Sudán, es un país democrático donde todo el mundo tiene una oportunidad!

— ¿El dinero corrompe?

—Es la gente la que corrompe al dinero. El dinero solo es una representación de valor. El dinero es como un martillo, o lo usas para construir cosas o para destruir. La cuestión es quién maneja el martillo.

— ¿El dinero da la libertad?

—Es una paradoja. El dinero compra la libertad. Si te gusta lo que haces, funcionará.

Fuente: http://www.abc.es/20120828/economia/abci-entrevista-harv-eker-201208271832.html

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB