Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Los Cuentos Que Nos Contamos

Publicado en Desarrollo Personal | 2 de agosto, 2012

CuentosPor Rita Tonelli

Seguramente, recordarás el cuento de Cenicienta.

Cenicienta es maltratada por su madrastra y hermanastras quienes la obligan a vivir como una sirvienta y con lo mínimo indispensable. No obstante, cuando el Príncipe la busca teniendo como guía el zapato que ella perdió, va detrás de una princesa puesto que esa es la imagen que ella presentó en la fiesta donde se conocieron. Y Cenicienta termina siendo una princesa.

Los seres humanos somos los cuentos que nos contamos.

Cuando tenemos que responder por los motivos por los cuales hacemos o no hacemos algo, nos comportamos de una u otra forma o sostenemos mayormente un estado de ánimo determinado, recurrimos a la narrativa de las Explicaciones.

Esto no está a merced de los juicios “malo”, “bueno”, “mal” o “bien”, sino que sencillamente, así es.

Esta creación de nuestras historias se debe a la interpretación que tenemos de lo que hemos vivido o estamos viviendo ya que no nos limitamos a enumerar los hechos sino que los teñimos con nuestra subjetividad y emocionalidad.

Volviendo a Cenicienta… si le hubiéramos preguntado por su estilo de vida antes de la fiesta, una hubiera sido su historia. Ahora bien, llegó el hada madrina, operó el “milagro”, la transformó en princesa y ella se sintió Princesa.

La buena noticia es que no necesitamos hada madrina, sino que podemos construirnos la historia que más potencie nuestras posibilidades.

Recordá que todo en la vida es una Interpretación.

Tú eres todo lo que es, tus pensamientos, tu vida, tus sueños hechos realidad. Tu eres todo lo que escojas ser. Tan ilimitado eres como el Universo sin fin. Shad Helmstetter

Cuando hablo de este tema, siempre tengo presente a un Coachee (“maestro” de las Explicaciones) que cuando conversábamos acerca del estado de abundancia que genera ser optimista, me contestaba: -Sí, me parece fantástico pero prefiero ser pesimista. –Por qué –decía yo. –Porque siendo pesimista o pensando en lo peor que puede pasar, si no es así, tendré una alegría y si es así, estaré preparado.

¿Cuánto tiempo nos lleva crear una construcción tan “elocuente”?

El mismo que lleva crear una que nos de poder y nos abra espacios de crecimiento.

“Cuando hacés desde tu Ser más auténtico, no sentís la necesidad de dar Explicaciones. Tus actos hablan por vos.”

Este proceso, absolutamente humano y del que no podemos escapar está relacionado con la construcción de Creencias sobre nosotros mismos y lo podemos diseñar teniendo en cuenta que los elementos que se encuentren en ese diseño, nos impulsen y motiven y no que nos limiten.

“Todas las personas de éxito tienen un conjunto de creencias poderosas, empezando por la de que las cosas son posibles, y poniendo hasta la última fibra de su cuerpo en buscar cómo se pueden hacer” Richard Bandler

Si no estás siendo quien querés ser… ¡Cambiá tu historia! ¡Cambiá el discurso que justifica por qué no podés, por qué no te lo merecés, por qué abandonás!

¿Cuál es el cuento que te estás contando para no hacer?

¿De qué forma podrías re-interpretar la situación para que resulte que sí podés?

¿Cuántas cosas considerás ya, imposibles y sin posibilidad de cambio? ¿Estás seguro de que es así?

¡Cuidado! La autodefensa más saboteadora que existe es: -¡Pero…estaré diciendo una mentira!

¿Qué mentira?

¿La que desarticula tu limitación?

¿Qué es “lo cierto” de tu historia?

¿Podrías probar a relatar los hechos, desnudos, sin apreciaciones de juicios, de opiniones? ¡Te animo a que lo intentes! Sé cuidadoso porque el enjuiciar es un proceso automático.

Explicá y justificá tus limitaciones y te acompañarán siempre. Richard Bach

¿Me ayudás completando lo que sigue?

Jamás podría…………….

No puedo aprender……No soy bueno en….

Mi forma de ser no me permite……

Hago mías las palabras de Eduardo Martí en una capacitación al respecto:

“Y mientras te lo sigas diciendo, así seguirá siendo.”

Enciende tu propia luz y no habrá sombra que te detenga.

No sólo te pararás en un espacio de acciones y logros ilimitados sino que mejorarás tus relaciones y tu entorno.

Los demás te ven como vos te ves.

Los demás te tratan de acuerdo a lo que ven. (Cenicienta y el Príncipe).

Los demás te tratan como vos te tratás.

Te comparto algunas claves para contarte un cuento poderoso acerca de quién sos, qué podés, cuánto valés.

1) Escribí las historias que te contás respecto de esos puntos. Puede haber de las que te sirven y de las que no.

2) Eliminá y cambiá las que no te sirven.

3) Accioná de acuerdo a las nuevas historias. Una o dos acciones para que puedas comprobar qué sucede.

“El ser humano puede realizar una mirada sobre su emocionar, puede reflexionar porque tiene el lenguaje. Todo vivir humano ocurre en conversaciones y es en ese espacio donde se crea la realidad en que vivimos.”
Humberto Maturana (Biólogo)

Contame… ¿Qué emoción te genera conectarte con este tema? ¿Te identificaste en alguno de tus dominios con estos cuentos? ¿En qué tenés tu cuento más poderoso? ¿En qué, tu cuento más limitante?

¿Alguna pregunta que te haya surgido?

También podés usar el formulario de contacto por razones de confidencialidad.

(Te prometo que mi próximo post te develará un elemento poderoso con el que trabajar ya que él vive trabajando en vos y dirigiendo tu vida pero…podrás dominarlo.)

Por el placer de compartir.

Vía: http://ritatonellicoach.com.ar

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB