Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Los 4 miedos financieros más grandes y cómo puedes conquistarlos

Publicado en Negocios | 18 de abril, 2013

Miedos financierosPor Gina Roberts-GreyLearnVest

¿Asustado por fantasmas y demonios? No tienes nada de Crematofobia, o temor al dinero.

De hecho, si dejas que los asuntos de dinero, como preparar un presupuesto o mirar tu resumen de crédito, te asusten, puede que tomes algunas decisiones financieras verdaderamente temibles.

Eso es porque, aunque ya no nos enfrentemos con los tigres dientes de sable en nuestra vida diaria, nuestros cerebros todavía reaccionan de la misma manera contra todo lo que considere riesgoso; incluyendo las amenazas financieras. “En cuanto al cerebro se refiere, una amenaza es una amenaza. Y por instinto, nos empuja a evitar estas amenazas, como si fueran amenazas a nuestras vidas”, dice Simon Rego, doctor en Psicología, director de capacitación en psicología en el Montefiore Medical Center/Albert Einstein College of Medicine.

John Sharp, MD, psiquiatra de Harvard y autor de “El Calendario Emocional”, dice que uno de los temores más difíciles de discutir es la preocupación alrededor del dinero. Por lo general, esto se debe al miedo a la incompetencia, a la falta de planificación o la falta de confianza.

Con la esperanza de que puedas conquistar este miedo, Sharp y Rego sopesaron sobre cómo evitar ser víctima de los cuatro temores financieros más comunes, los cuales nos afectan a la mayoría de nosotros en un momento u otro.

1. El temor a los Presupuestos

El presupuesto es muy aterrador para muchas personas – de todas las edades, y de todos los ámbitos de la vida, dice Kevin Gallegos, vicepresidente de Phoenix Operations for Freedom Financial Network, quienes ayudan a sus clientes a evaluar las opciones de pago de la deuda. “La gente cree que preparar un presupuesto es más complicado de lo que debe ser, o que los restringirá demasiado y ‘frenará su estilo de vida'”, dice. De hecho, un presupuesto te dice exactamente lo que tienes, lo que puedes gastar (y ahorrar) con confianza. Pero no sirve de nada si sentarte a equilibrar tus cuentas te hace sudar en frío.

Afrontar el miedo: “La mejor estrategia para este temor es algo que se llama exposición gradual”, dice Rego. “Esto significa que poco a poco, sistemáticamente y repetidamente enfrentes tu miedo.” Hazlo rompiendo la tarea en pedacitos no tan atemorizantes, aconseja. En lugar de tratar de preparar un presupuesto anual o incluso mensual, empieza por preparar un presupuesto para mañana. Hazlo por una semana o dos, y luego pasar a preparar un presupuesto semanal. (The Money Center puede ayudarte a hacer todo esto de forma automática.) Con el tiempo, te desharás de tu miedo y ya no te temblarán las rodillas. Honestamente.

2. El temor a ser honesto

¿Tentado a “ocultar” una compra a tu cónyuge o mentir sobre la nueva tarjeta de crédito que abriste para conseguir los descuentos de las fiestas? Esto es conocido como infidelidad financiera y es una costumbre muy común en las relaciones. “Confesarle a tu cónyuge o pareja sobre tus derroches, gasto u otros asuntos financieros es un miedo común”, dice Tim Brinkmann, Consejero Certificado en ClearPoint Credit Counseling Solutions en St. Louis, MO. “He tenido algunos clientes que explícitamente me dijeron que no incluya a sus cónyuges como co-solicitantes (para asesoramiento de deuda) por temor a una ‘discusión’ sobre los cargos por sobregiro, cargos en las tarjetas de crédito, etc.”

Afrontar el miedo: Tanto los hombres como las mujeres pueden tener miedo de ser sinceros, dice Rego, pero la verdadera honestidad es la mejor política. El camino a la honestidad empieza en terreno neutral. Enfrenta este miedo pidiéndole a tu pareja tomar un café; Rego explica que hay menos posibilidades de que alguien se desborde frente el barman. A continuación, empieza estableciendo reglas de juego que aseguren que no se juzgarán mutuamente, sino que trabajarán para lograr una mejor comunicación, para evitar la necesidad de decir mentirijillas sobre sus finanzas en el futuro. Una forma de evitar estas mentiritas blancas es asegurándote de que manejas tu dinero de manera que funcione para ambos: Aquí tienes seis maneras diferentes de combinar sus finanzas como pareja.

3. El temor a usar crédito

Mientras que muchas personas van por la borda y adquieren demasiada deuda en sus tarjetas de crédito, otras tienen miedo de obtener una o de usar crédito en absoluto. Pero las agencias de crédito confían en el historial de pagos para medir si los deudores cumplirán en el futuro, dice Brinkman. Si no pides prestado, no tendrán información en la que confiar, y, en el futuro, podrías encontrarte con grandes obstáculos, como no ser capaz de comprar una casa. Pagar el préstamo para un auto, u otras cosas con el tiempo te ayudará a construir un historial de crédito, y un mejor puntaje”, dijo Brinkman.

Afrontar el miedo: Rego sugiere analizar lo que predices que sucederá si obtienes o usas una tarjeta de crédito. ¿Te preocupa que te endeudes demasiado, o que si solicitas una tarjeta y te rechazan, te sentirás mal?

Si no confías en ti mismo para administrar tus gastos, necesitas enfrentar ese miedo directamente, poniéndote tú mismo en una situación de miedo. “Obtén una tarjeta de crédito con límite bajo y sólo llévala en ciertas situaciones (por ejemplo, al supermercado o a una estación de servicio) para probar tu disciplina y superar tu miedo”, dice Rego. Al abordar este miedo en etapas, con el tiempo serás capaz de confiar en ti mismo con el crédito y utilizarla sabiamente; lo cual te beneficiará en el largo plazo.

4. El miedo a revisar tus facturas / Estados Financieros

Evitar (en la forma de permitir que las facturas se acumulen), o hacer la vista gorda a los resúmenes de cuentas bancarias o tu reporte de crédito, puede ser devastador para tus Estados Financieros. No mirar tus estados de cuenta bancarios puede llevarte a pagar precios exorbitantes por sobregiros, no tener suficiente dinero para pagar las cuentas a tiempo, o no darte cuenta de posibles errores críticos en tu informe de crédito, lo cual sucede. Además, evadir tus finanzas no hace que desaparezcan, sólo acumula ansiedad, en lugar de acumular algo que pueda ser de tu interés para tu cuenta de ahorros.

Afrontar el miedo: Dite a ti mismo que no saber es peor, dice Sharp. “Entonces valientemente obtén el apoyo de un asesor financiero, contador, banquero, un abogado o un amigo de confianza para que te ayude a revisar e interpretar tus documentos financieros.” No importa lo que encuentres, Sharp dice que sólo conociendo cuál es la situación, puedes tratar con ella y trabajar para obtener una posición financiera más fuerte.

Este artículo fue publicado originalmente por LearnVest.

Fuente: http://www.businessinsider.com/the-4-biggest-financial-fears-2012-10

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Comentarios

  1. 1 18/04/2013 - yoxe:

    esta muy bueno esto (excelente)

Subir »
FB