Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Los 12 secretos mejores guardados de las personas exitosas. Parte I

Por Quora | Publicado en Negocios | 1 de noviembre, 2016

Reibox BlogSeguir una rutina mañanera y mantener tu orgullo a raya puede ayudarte a avanzar en el mundo de los negocios.

Respondido por Vivek Raj en Quora.

Tienen rutinas mañaneras tranquilas y consistentes.

Muchos libros y cursos sobre éxito personal actúan como si fuéramos robots, y pasan por alto por completo el enorme poder de nuestras emociones. Entre menos emociones frenéticas tengamos al comienzo del día, menos tendremos de ellas durante todo el día. Porque cuando empezamos el día en un estado de calma, es más fácil enfocarnos y lograr terminar las cosas correctas.

Pero cuando nos despertamos y el estrés ya está sobre nosotros (teléfonos sonando, emails y mensajes de texto llegando, alarmas de incendios chillando) pasas todo el día reaccionando, en lugar de siendo proactivos. Esto significa que no estás en el asiento del conductor trabajando en tus prioridades (las cosas que impulsan tu éxito) estás simplemente respondiendo a lo que te tiran, ya sea importante o no.

Intenta que la primera hora de tus días varíen lo menos posible. Una rutina en la que confíes puede ser muy eficaz para ayudarte a sentirte en control y no reactivo, lo que reducirá tu ansiedad y estrés, y te hará más consciente y competente. El punto es que la forma en que empiezas el día tiene un efecto enorme en tu eficacia en general.

Eliminan todo el trabajo innecesario.

En algún momento todos nos preguntamos, “¿Por qué es tan imposible poder terminarlo todo?” Pero la respuesta es sorprendentemente simple: Estamos haciendo demasiadas cosas equivocadas.

Varios estudios demostraron que las personas nunca logran terminar más cosas por sólo trabajar ciegamente más horas en todo lo que les aparece. Más bien, logran terminar más cosas cuando siguen cuidadosamente planes que miden y controlan prioridades e hitos claves. Así que si quieres tener más éxito y estar menos estresado, no te preguntes cómo hacer algo más eficientemente hasta que primero te preguntes, “¿Necesito hacer esto en realidad?”

Ser capaz de hacer algo bien no significa que sea lo que debes hacer. Creo que este es uno de los problemas más comunes que muchos consejos sobre administración del tiempo tienen; muy seguido los gurús de productividad se enfocan en cómo hacer las cosas más rápidamente, pero la gran mayoría de las cosas que la gente hace de forma rápida no deberían hacerse en absoluto.

Si piensas en ello, en realidad es un poco irónico que nos quejemos de que tenemos tan poco tiempo, y entonces prioricemos como si el tiempo fuera infinito. Así que enfócate en lo que sea realmente importante para ti, y no mucho en lo demás.

Hacen lo que deben hacer, hoy!

Mientras que todos los demás están hablando de ello, las personas exitosas están haciéndolo en silencio.

Lo dije antes y lo diré otra vez: No importa si tienes el coeficiente intelectual de un genio y un doctorado en física cuántica, no puedes cambiar nada ni lograr ningún tipo de progreso en el mundo real si no tomas acción. Hay una gran diferencia entre saber cómo hacer algo y hacerlo realmente. El conocimiento y la inteligencia son inútiles sin acción. Es tan simple como eso.

Las personas exitosas saben que un buen plan ejecutado hoy es mejor que un plan perfecto ejecutado “algún día”. Ellos no esperan por el “momento adecuado” o el “día correcto” o las “(imposibles) circunstancias adecuadas,” porque saben que estas reacciones están basadas en el miedo y nada más. Ellos toman acción aquí y ahora, hoy; porque ahí es donde el progreso real ocurre.

Gradualmente le dan vuelta a los obstáculos de la vida.

Muchas de las más representativas novelas, canciones e invenciones de todos los tiempos fueron inspirados por el dolor y una angustia desgarradora. Por lo tanto, el lado positivo de estos grandes desafíos es que fueron el catalizador para la creación de obras maestras épicas.

Una emergente rama de la psicología llamada Crecimiento Postraumático sugiere que muchas personas son capaces de utilizar sus dificultades y traumas para lograr un sustancial desarrollo creativo e intelectual. En concreto, los investigadores descubrieron que el trauma puede ayudar a las personas a crecer en áreas como relaciones interpersonales, alegría, gratitud, fortaleza personal, e ingenio.

Cuando nuestra visión del mundo como un lugar seguro fue hecho añicos, nos vemos obligados a reiniciar nuestras perspectivas de las cosas. De repente tenemos la oportunidad de mirar la periferia y ver las cosas con ojos completamente nuevos de principiantes, lo que es muy propicio para el crecimiento personal y el éxito a largo plazo.

Aprenden al estirar sus límites.

Aprendes mejor cuando te empujas más allá de tu anterior nivel de confort.

Claro, entrar en una rutina está bien. “Fluir” está bien también. Pero ninguna es la mejor manera de aprender. Tú quieres ir más allá del borde de tu capacidad de vez en cuando. Necesitas que sea difícil e incómodo. Así es como tu cerebro crece. Aprendemos cuando estamos en nuestra zona de incomodidad.

Cuando tienes problemas, ahí es cuando creces más fuerte y más inteligente. Cuanto más tiempo pasas ahí, más rápido aprendes. Es mejor pasar diez minutos de extremada calidad aprendiendo, que pasar una hora mediocre corriendo en el mismo lugar. Tú quieres practicar en el punto donde te encuentras en el límite de tu capacidad, estirarte una y otra vez, cometer errores, tropezar, aprender de esos errores y estirarte aún más lejos.

Le hacen caso a su intuición cuando toman decisiones difíciles.

La intuición es muy real y algo que nunca es aconsejable ignorar, ya que proviene de lo profundo de tu subconsciente y deriva de tus experiencias de vida anteriores. Si todos los demás te dicen que “sí”, pero tu instinto te dice lo contrario, usualmente es por una buena razón. Cuando te enfrentes a decisiones difíciles, busca toda la información que puedas encontrar, conoce los detalles tanto como te sea posible, y entonces escucha a tu intuición.

Las personas exitosas saben que confiar en su intuición es equivalente a confiar en su verdadero yo; y cuanto más confías en tu verdadero ser, más control tienes para hacer tus sueños y metas realidad.

Publicado originalmente en Blog.Reibox.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB