Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Lo que Jim Cramer y otras celebridades aprendieron de sus padres sobre el dinero. Parte I

Publicado en Educación Financiera | 7 de Junio, 2012

Jim CramerDan Kadlec, CBS MoneyWatch

Cuando se trata de dinero, el Rock Star Alec Baldwin le dijo a MoneyWatch a través de Twitter que su padre le aconsejó: “Cásate con una mujer rica.” La comediante Chelsea Handler le dijo a Playboy que cuando se trata de finanzas, su papá “era el modelo perfecto de lo que no se debe hacer como padre.”

Vea lo que Cramer y otras celebridades aprendieron de sus padres

Supongo que me hizo afortunado. Cuando mi papá falleció hace unos años el tema de mi discurso fue el valor de todo lo que había aprendido de él. Siendo este un blog de finanzas personales, dejaré lo que mi papá me enseñó para poder llegar a fin de mes:

• Cuando das, recibes: Como pre-adolescentes que asistía a los servicios dominicales con la familia, una vez observé a mi padre dando $ 20 para caridad. Esos serían como $ 140 dólares de hoy. “Wow”, dije. “¿Por qué estás regalando tanto dinero?” Él respondió: “Dan, todo vuelve a mí multiplicado por 20.” Yo no entendí lo que quiso decir hasta muchos años más tarde. Pero un día tuvo sentido. Tú recibes tanto como das. Empecé a escribir A New Purpose (Un nuevo propósito), un libro acerca de dar. Una de mis citas favoritas era de Jimmy Carter: “En todos los casos en los que pensé que le estaba haciendo un favor a alguien al construirle una casa o algo así, me di cuenta de que recibía mucho más de lo que había dado.”

• El dinero es un recurso renovable: El dinero puede ser difícil de conseguir y, desde luego, no quieres perderlo. Pero tu cuenta bancaria no es la cosa más importante en tu vida, me dijo mi padre. Yo recibí un duro golpe al vender mi primera casa en 1990 (después de una brutal caída de los precios de las propiedades). Con el fin de cerrar la venta y seguir adelante con mi vida, lo que incluía una reubicación por el trabajo, tuve que escribir un cheque para el banco por $ 25.000. Como $ 41.000 dólares de hoy. Me sentí muy mal. Vender mi “mayor activo” me va a costar cada centavo que había ahorrado. “Sólo es dinero”, dijo mi papá. “Eres joven. Harás mucho más.”

• Paga lo que debes: Una de mis historias favoritas sobre mi papá, que era un banquero de la comunidad, viene de mi gran amigo de la secundaria Dave, quien a los 17 años compró su primer coche con un préstamo del banco donde trabajaba mi padre. Dave conocía a mi padre y fue directamente a él para pedirle el préstamo, sin duda esperando una manito. Mi padre preparó los papeles y le explicó el fondo del asunto a Dave. “Dave, esta es la cantidad que le tendrás que pagar al banco cada mes. ¿Puedes hacerlo?”, Dave Respondió: “Creo que puedo.” Esto provocó una respuesta severa. “Dave, no te pregunté lo que crees que puedes hacer. No tendrás tu coche nunca a menos que sepas que puedes hacer los pagos. “

• Los niños necesitan ser expulsados del nido Esto nunca fue un problema para mí. No podía esperar para ser autosuficiente. Pero en caso de que hubiera pensado en tener una vida universitaria muy larga, mi padre, camino hacia mí en mi primer año de universidad, y me dijo: “Estoy pagando por cuatro años. Ni un minuto más”.

• Las personas que parecen ricas, a menudo no lo son: Tal vez sea porque mi padre era un banquero que entendió cuan a menudo las personas pedían dinero prestado para conducir buenos carros y vivir en casas grandes y esto los dejaban incapaces de crear riqueza real. Ciertamente, muchas personas con dos Bimmers y una McMansion tienen dinero. Pero muchos no. Él siempre me decía que había más millonarios en los barrios normales que en los de lujo. Ellos no hacían alarde de su dinero. Pero se jubilaban antes.

• Compara precios: Mucho después de que me convirtiera en un comprador de gangas consciente, aprendí a nunca presumirle a mi padre de lo bueno que era el trato que había conseguido. Ya que él sólo se lanzaría a contar cuentos épicos sobre cómo había llegado a conseguir cosas similares pero mucho más baratas. Para papá, conseguir un buen precio no era sólo algo presupuestario, era un deporte. Le gustaba la caza, haciendo compras tanto inteligentes como lucrativas.

Papá estaba lejos de ser perfecto. Su portafolio se concentraba en una sola acción. Se retiró antes de tiempo. Sin embargo, su visión del mundo y su relación con el dinero era una cosa de belleza. Feliz Día de Padre, Papá.

Este post fue publicado originalmente en CBS MoneyWatch.

Fuente: http://www.businessinsider.com/what-jim-cramers-father-taught-him-about-money-2011-6

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB