Ser libre y ser rico es posible y está, como nunca, al alcance de nuestra mano.
Bienvenido al éxito y al futuro. Ambos comienzan hoy.
- Robert T. Kiyosaki "Lo mejor de padre rico"

Haciendo lo mejor de la realidad que estás viviendo

Por Marc Chernoff | Publicado en Desarrollo Personal | 19 de noviembre, 2017

haciendo lo mejorCuando Angel y yo guiamos a nuestros estudiantes a través del proceso de dejar ir sus fantasías de “vida perfecta” o “yo perfecto,” cubrimos una práctica de cuatro pasos para hacerlo.

Es una simple serie de pasos que pueden hacer maravillas en cualquier momento dado, pero requiere cierta diligencia (no es necesariamente conveniente o fácil):

1. Cuando sientas que tu “vida no es lo suficientemente buena” y la ansiedad aumente, haz una pausa, cierra los ojos y entiende que estás en el proceso de preocuparte por lo que no estás haciendo o por lo que todavía no has logrado.Nota los sentimientos de esa decepción que tienes contigo y tu vida en el presente.

2. Acepta estos sentimientos de decepción como parte de ti, enfócate en ellos y simplemente permítete sentirlos. A medida que te enfocas, observa las sensaciones emocionales de ese sentimiento en todo tu cuerpo.

3. Abre los ojos, vuelve tu atención al presente: ¿Qué estás haciendo ahora mismo? Pon toda tu conciencia en este momento; está 100% presente con las sensaciones físicas y emocionales de lo que estés haciendo.

4. Nota que el presente es suficiente; suficiente para ahora mismo. No tiene que ser mejor. No necesita ser nada más. Es bastante bueno ya, en su propia y única manera. Y tú también.

Una vez más, esta es una práctica (un ritual diario que cambiará tu vida) y no es algo en lo que cualquiera de nosotros podrá ser “perfecto”. Sólo lo recordaremos a menudo, y cuando nos olvidamos nos lo recordaremos de nuevo, y comenzaremos de nuevo con nuestra práctica. Un día a la vez.

Ah, y este breve artículo, por cierto, es tanto un recordatorio para Angel y para mí como una guía para ti o para cualquier otra persona que pueda encontrar valor en ella.

Estamos todos juntos en esto.

Que este momento, este ahora mismo, sea tan bueno como colectivamente elijamos hacerlo.

Este momento: Nuestro recurso más preciado

Mientras termino aquí, recuerdo algo que Angel y yo aprendimos de la manera más difícil de los momentos más desgarradores de nuestras vidas: perder amados temprana e inesperadamente:

La muerte es una imprevisibilidad inevitable.

Abrazar este hecho proporciona un renovado sentido de conciencia, para darse cuenta de que hemos vivido un cierto número de días, y los días por delante de nosotros no están tan garantizados como el que estamos viviendo ahora mismo.

Cuando pienso en esto recuerdo que cada día es una oportunidad para estar agradecidos, no de una manera cliché, sino para apreciar honestamente lo que tenemos aquí, y admitir que somos los únicos responsables de la calidad de nuestras presentes vidas. Esto hace que nuestro respeto por nosotros mismos y nuestro enfoque positivo sean más que nunca importantes, justo aquí, ahora mismo. No deja tiempo para revolcarse en la autocompasión y en las dudas de ti mismo.

Lo último que cualquiera de nosotros quiere hacer es morir con arrepentimientos, de ahí que respetar la realidad de la muerte pone la vida en perspectiva. Nos humilla y también nos debe motivar profundamente a hacer avanzar nuestra vida y sacar lo mejor de ella…

Menos criticar y quejarse.

Más presencia y enfoque positivo.

Todo el día, todos los días.

Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

Compartir

 

« Anterior:

Siguiente »

Deja tu comentario


Subir »
FB